Page 48

melilla

Melilla la Vieja “El Pueblo”, como la conocen la mayor parte de los melillenses, es un recinto amurallado y rodeado de mar, coronado por un faro y por calles estrechas y empedradas por las que transcurrió la vida y la historia de lo que fue aquel primer fuerte. Melilla la Vieja es el barrio más antiguo de la ciudad. Data del siglo XV y en ella se asientan monumentos arquitectónicos de enorme interés cultural como la Plaza de los Algives, la Puerta de la Marina, el Baluarte de la Concepción, la Casa del Reloj, la Iglesia de la Purísima, la Casa del Gobernador, el Foso del hornabeque y de los Carneros, la Puerta de Santiago o las románticas plazas de Pedro de Estopiñán o de Armas. Melilla la Vieja es además la zona de la cultura contemporánea de la ciudad. El Museo de la Pinacoteca, el Museo de las Peñuelas, en el que recorremos la historia de la ciudad, así como el de las culturas amazigh y sefardí, que tanto han aportado al crecimiento y desarrollo de Melilla; el Museo Sacro, los Algives o el Centro de Arte Moderno del Hospital del Rey constituyen las visitas obligadas para ilustrarnos desde un prisma plástico y artístico el paso del tiempo y la proyección de futuro de Melilla en su conjunto. Además Melilla la Vieja acoge acontecimientos musicales como las Jornadas del Jazz a finales de invierno o el ciclo de conciertos en acústico por plazas y rincones de este emblemático barrio, Música a la Luna. En este ciclo de recitales, este verano podemos disfrutar de actuaciones como las de Soledad Giménez, Monica Molina, La Negra, Miket Eretxum o Álex Ubago, entre otros. Melilla la Vieja forma parte también de la ruta gastronómica de la ciudad, con magníficos restaurantes como La Muralla, La Roca o El Rincón de Inma y de terrazas donde no faltan conciertos de grupos de pop Indie o actuaciones de Dj en directo, como en La Chistera o en el 33,3 Beatnik Bar.

Melilla Modernista El centro de Melilla es un homenaje al movimiento arquitectónico Art Decó. Su responsable es el arquitecto catalán Enrique Nieto, quien por amor a una mujer y a esta ciudad, se instaló en Melilla y diseñó los edificios cuyas fachadas son hoy ya el emblema de una ciudad que presume de ser la segunda, en concentración de modernismo en España, tras Barcelona. El Parque Hernández, la Plaza España o la Avenida Juan Carlos I Rey, así como sus calles que se entrecruzan son también un auténtico museo al aire libre, en el que se incluye además la Ruta de los Templos; la Iglesia del Sagrado Corazón, la Sinagoga o la Mezquita Central son parte indisociable del legado cultural 48 · revistazoom.es

de una ciudad que apuesta por un turismo cultural. El centro de Melilla alberga la mayor parte del comercio, con tiendas donde encontraremos las marcas más punteras en moda, tecnología o salud y belleza. Entre las calles modernistas de Melilla, encontramos restaurantes de diseño de vanguardia y con un concepto de gastronomía que ha sabido conjugar tradición, cocina de autor y fusión. Ejemplos de ello son La Traviata, Ithaka, La Cervecería, Entrevinos, La Hita de Thor o ya próximos a su luminoso Paseo Marítimo Asador la Alpujarra, Wasabi, Casa Martín, Casa Juanito, o el mítico Míguel Benítez. El Caracol Moderno es la propuesta para la alta cocina árabe y de fusión, sin olvidar el recientemente inaugurado Almorayma. Otras zonas de la ciudad acogen El Fuerte, en el Parque de Ocio de Rostrogordo, imprescindible para los amantes de la naturaleza y de la gastronomía con mayúsculas o Seven Sins, que desde el Puerto Noray nos propone una cocina de corte imaginativo, con espectaculares vistas al mar, al igual que Punto y Coma lo hace desde el Club Marítimo. La vida nocturna transcurre en el Puerto Noray, en locales como Bribón, Budah, la Compañía o el mismo Seven Sins. Aunque nada mejor que dejarse llevar por un melillense para descubrir lo mejor y más escondido de la ciudad.

Cultura multidisciplinar. Modernista es el Gran Teatro Kursaal, que tras un año de inauguración acoge lo mejor de la cartelera nacional, dejando también un espacio privilegiado a los numerosos grupos de teatro local, como Bombalurina, Arrabal o la Orquesta Sinfónica y Banda de Música Ciudad de Melilla. El Kursaal es junto al Cine Perelló el escenario de la Semana de Cine de Melilla. El Palacio de Exposiciones y Congresos alberga teatro alternativo como el de la compañía de Antonio César Morón, además de numerosos congresos o conferencias de interés social. Y el Neogótico edificio de la UNED, entidad que poco a poco se ha convertido en un referente de exposición cultural multidisciplinar acoge eventos como los conciertos intimistas Canciones en la Uned, Jornadas del Jazz, además de exposiciones fijas e itinerantes o conferencias sobre historia o sociedad. Melilla posee una variadísima cantera de artistas; escritores como Severiano Gil o Pedro Bueno, grupos de Pop Indie como Coto Privado, What the Fuck, Josh Prada o Dique Sur o fotógrafos y artistas plásticos como Guiomar Planes, Jose Abad, Sonia Carretero, Bruno Barranco, Juan José Frías, Ivan Ortega o Manoli- R.

Revista Zoom Sevilla 4  

Número 4 de la revista Zoom Sevilla. Ocio, cultura y tendencias.

Advertisement