Page 13

M arruecos , un

país

de

MARRAKECH

ESSAOUIRA

Catalogada como uno de los centros culturales más importantes de Marruecos, Marrakech es una activa ciudad famosa por sus mercados y festivales. En su trepidante núcleo urbano se encuentra la plaza Djemaa el Fna. Declarado patrimonio oral de la humanidad por la Unesco en mayo de 2001, este inmenso espacio abierto en el barrio antiguo acoge a malabaristas, narradores de cuentos, encantadores de serpientes, magos, acróbatas y toda una gama de lunáticos inofensivos. Sus zocos (mercados) se caracterizan por estar entre los mejores del país. Marrakech cuenta con una amplia oferta de hoteles asequibles que facilitan la exploración de la parte antigua de la ciudad. Entre los muchos atractivos del barrio antiguo destaca el anexo de la mezquita Koubba Ba’adiyn, de un peculiar estilo almorávide, la magnífica mezquita Koutoubia y el palacio Dar Si Said(donde se encuentra el Museo de las Artes Marroquíes). Los servicios de trenes y autobuses ofrecen.

Es el destino costero más popular entre los viajeros independientes y, hasta la fecha, raramente se acercan los grupos organizados. Su playa, de gran belleza, se extiende varios kilómetros hacia el sur. Los que prefieran una localidad tranquila al regateo y a los empujones propios de las grandes urbes, se decantarán por Essaouira. Los fuertes de la ciudad vieja son una mezcla de arquitectura militar portuguesa, francesa y bereber, y su solidez le confiere un poderoso misticismo. LaSkala du Port cuenta con buenas vistas; y aquí Orson Welles rodó parte de su versión de Othello.

v iajeros

Moneda Dirham (Dr) Viajar con comodidad supondrá un gasto de entre 60 y 120 dólares diarios. Aquéllos que planeen hacerlo con poco dinero, dispuestos a acampar o a alojarse en pensiones, podrán sobrevivir sin problemas con 35-40 dólares al día. Desplazarse es relativamente barato y se ofrecen muchas alternativas; el ciclismo es una de las más baratas y gratificantes. Existen numerosos bancos en los que canjear divisas y cheques de viaje, así como utilizar tarjetas de crédito. En general es una operación rápida y sencilla, y las tasas de cambio varían poco de una entidad a otra. Una de las mejores entidades es probablemente la Banque Marocaine du Commerce Extérieur (BMCE). Los anticipos con tarjetas de crédito y en cajeros automáticos comportan un cargo de aproximadamente un 1,5 por ciento. En los restaurantes más exclusivos se espera que los clientes dejen propina, siendo lo habitual entre el 10 y el 15 por ciento de la cuenta. En los establecimientos más modestos, bastará con dejar uno o dos dirhams. Existe un amplio abanico de servicios, algunos de los cuales pueden resultar poco apetecibles, sobre todo aquéllos que han sido ideados para arrancar unas cuantas monedas al cliente. Hay que tenerlo en cuenta cuando se esté ante la presencia de porteadores, guías, así como unos individuos agostados en las paradas de autobús tangerinas particularmente curiosos.

revistazoom.es · 13

Revista Zoom Sevilla 4  

Número 4 de la revista Zoom Sevilla. Ocio, cultura y tendencias.

Advertisement