Page 1


PRÓLOGO LUIS ALBERTO DE CUENCA por

Hola, soy Luis Alberto de Cuenca. Es decir, que me llamo Luis Alberto Sánchez Morón y vivo en Cuenca. Me han dicho que esto es lo primero que tengo que poner en el prólogo éste, porque es muy gracioso. Yo no le veo la gracia por ninguna parte. Pero bueno, no es la única cosa de todo este tinglado que no entiendo. Porque a ver. Yo tengo 53 años y llevo trabajando de fontanero desde los 16. Y ni en ese tiempo ni antes me ha dado a mí nunca por acercarme a los libros y todo eso. Pero resulta que ahora estoy aquí escribiendo el prólogo de una cosa que parece que habla de poetas y de gente así, y de las cosas que les pasan. No entiendo bien por qué. Resulta que le he echado un vistazo y son como tebeos. Yo tebeos sí que los leía de niño alguna vez, del Jabato y del Guerrero del Antifaz y de Roberto Alcazábar y Pedrín. Pero estos tebeos son muy raros. Son como de animalillos, como del Miky Mous (sic) y todo eso. Lo que más me llama la atención es que están muy mal dibujados. Pero muy mal. De los que yo leía de chavalín me acuerdo muy poco, pero sí me acuerdo que estaban mucho mejor dibujados que éstos. Ahí cuando dibujaban una espada pues era una espada, que tú la veías y parecía una espada de verdad. Bueno, de verdad de verdad no, pero como si estuviera dibujada de verdad. Y lo mismo con la gente que salía. Esto son animalillos e igual es por eso. Pero también me doy cuenta de que yo veo al Miky y al Pato Donal por ahí dibujados en el cine y en las mochilas y la verdad es que yo no sé mucho de dibujar, pero me doy cuenta de que están mucho mejor dibujados que estos. Así que sigo sin entender nada. No me explico yo cuanto puede cobrar alguien por hacer algo así, pero


me imagino que a lo mejor más de lo que cobro yo trabajando en las cañerías y los grifos, porque normalmente esos que van de artistas se suelen dar la gran vida, tal y como vemos en la tele y en las revistas. Así que a lo mejor un día lo dejo y me dedico yo también a dibujar animalillos así, porque en serio que esto lo puedo dibujar yo si me pongo. Y mira que yo no sé dibujar. Me explica mi mujer que igual lo importante es la historia y no los dibujos. Pero me he leído un par de páginas y veo que son chistecillos bastante tontos. Bueno, creo. Porque yo no los entiendo mucho. Pero mucha gracia no tienen, vamos. Eso también lo piensa mi mujer. Por eso lo entiendo menos todavía. Y claro, ya no me explico qué pinto yo aquí escribiendo esto. Lo único que sé es que el otro día llamaron al teléfono de casa y era un tal Leina Zibro (sic) que me dijo que estaba buscando a alguien que se llamase Luis Alberto y fuese de Cuenca para escribir el prólogo de un libro o algo así, y que había visto mi número en las páginas amarillas (“Averias e Instalaciones Luis Alberto”). Y que me iba a dar 50 euros si lo escribía. Y pues mira, que tal como está la cosa 50 euros no es algo que se pueda despreciar. Y además tengo que reconocer que me ha hecho gracia lo de escribir un prólogo de estos. Le he preguntado que dónde se puede comprar el libro, y me ha dicho que no se va a vender, que se va a poder leer por eso de internet. Pues vale. Pues ya está. Pues ya lo he escrito. Y bueno, pues que me hace algo de gracia. Digo yo que ya puedo decir que soy medio artista. Aunque siga sin entender muy bien todo esto, y los dibujos sean malos y los chistes no me hagan gracia. Porque tal como está la cosa 50 euros son 50 euros, coño. LUIS ALBERTO SANCHEZ MORON  AVERÍAS E INSTALACIONES Un 20% más económico, asistencia rápida a domicilio y en el día. Instaladores autorizados, última tecnología, trabajos garantizados. También servicio 24 h. CUENCA.


Todas las tiras de este recopilatorio fueron publicadas en el blog de la asociación cultural “La Vida Rima” (www.lavidarimablog. blogspot.com) entre Octubre de 2009 y Junio de 2010. La serie “Abróchate la Bragueta” sigue publicándose cada domingo en dicho blog. Blog de Leinad Zivro: www.novedadesincreibles. blogspot.com


ABRÓCHATE LA BRAGUETA  

Recopilatorio de las tiras publicadas semanalmente en el Blog de La Vida Rima por Leinad Zivro.