Page 79

Leonhard Euler (1707-1783), uno de los más grandes matemáticos de todos los tiempos y prolífico esposo con 12 hijos, tuvo un día un sueño. Para la mayoría de personas la aparición de la aritmética durante la noche se limita al intento de conciliar el sueño vía el aburrimiento total, por ejemplo, contando ovejas. Pero para Euler soñar matemáticas era algo normal. En una ocasión llegó a soñar los valores de todas las potencias sextas de los números de 1 hasta 100, es decir, hacía cálculo mental durante el reposo profundo. Esto lo contó él mismo cuando días después, estando en mitad de un problema, necesitó dichas potencias sextas y las pudo recordar. Esto sí que es estar en forma. UNA MISTERIOSA RELACIÓN Euler demostró que en los poliedros convexos, caras más vértices menos aristas, siempre vale 2, es decir C + V - A = 2. Descartes demostró que en los poliedros convexos la suma A de todas las desviaciones angulares en los vértices (diferencia entre 2 radianes y los ángulos del vértice en radianes) vale siempre 4 . Vale además la relación A = 2 (C + V – A) . Siendo los resultados de Euler y Descartes equivalentes cabe preguntarse ¿conocía Euler (nacido en 1707) los resultados de Descartes (muerto en 1650)? Pues rotundamente no. Los de Descartes fueron publicados en 1883, cien años después de la muerte de Euler.

Profile for Sergio Rubio Pizzorno

El club de la hipotenusa - Claudi Alsina  

El club de la hipotenusa - Claudi Alsina  

Advertisement