Page 55

de las matemáticas abundan «alias» singulares. Entre los más populares destacan estas joyas: Niccolo Fontana, alias Tartaglia (el tartamudo) Leonardo de Pisa, alias Fibonacci (hijo de Bonifacio) Maria Agnesi, alias la Bruja Johann Bernoulli, alias el Pendenciero Nicolaus Bernoulli, alias el Hijo del pintor Daniel Bernoulli, alias el Virtuoso Como se puede comprobar, la historia de la matemática no ha escapado a las mordacidades populares. EL REY DEL AUTOBOMBO La inmensa mayoría de matemáticos han sido siempre parcos en sus escritos. Centrados en comunicar ideas y resultados de su campo, se han limitado a ir siempre al grano y dejarse de fiorituras literarias, renunciando por supuesto a dejar constancia de sus propias emociones, pensamientos... Hubiese sido bonito hoy poder leer resultados matemáticos donde un autor dijera cosas del estilo «finalmente, después de haber perdido seis años en resolver esto solo, he sabido demostrar que...» o «Me encanta este teorema que ahora quiero compartir con ustedes...». Nada. Austeridad monacal. Sin embargo toda regla tiene sus excepciones. Una es Gerolamo Cardano quien después de difundir lo de la ecuación de tercer grado tuvo a bien en su autobiografía De vita propia hacer esta humilde descripción de su persona: He recibido de la Naturaleza un espíritu filosófico e inclinado a la Ciencia. Soy ingenioso, amable, elegante, voluptuoso, alegre, piadoso, amigo de la verdad, apasionado por la meditación, y estoy dotado de talento, inventiva y

Profile for Sergio Rubio Pizzorno

El club de la hipotenusa - Claudi Alsina  

El club de la hipotenusa - Claudi Alsina  

Advertisement