Page 38

aún causan admiración. En cambio, escribió una obra sobre algo tan imposible como su «lámina universal» detallando diversas maneras de allanar una esfera. Suerte que Chéber ben Aflah, un matemático sevillano del siglo XII, no confió en lo de allanar la esfera y estudió la trigonometría esférica. PALABRA ÁRABE BUSCA VOCALES ¿Se puede calcular la «bahía» de un ángulo? Pues sí. Lo que en la trigonometría hindú se nombra razonablemente como «media cuerda» (giva) pasó al árabe como «jiba», sin vocales. Y al pasar al latín, Roberto de Chester se confundió y en lugar de jiba pensó que debía ser j-aib, es decir «sinus» o sea ensenada, bahía, entrada, curva del mar... Así el «seno de un ángulo» es un interesante concepto fruto de una mala traducción. Pero ahí está y esto no hay quien lo cambie. EL DE MADRID Y LOS AMIGOS Un ilustre matemático, astrónomo y alquimista que vivió el cambio del primer milenio fue Abũ-l-Qasim Maslama ibn Ahmad al-Majrïtï (cuyo final de nombre quiere decir según J. A. Sánchez Pérez «el de Madrid»). Este ilustre madrileño-árabe desarrolló su carrera en Córdoba donde nació en el 1008, escribiendo una aritmética totalmente práctica para comerciantes y estudiando los números amigos, un tema puramente especulativo de aritmética. FIBONACCI NO SABÍA QUE LO ERA El gran matemático europeo de la Edad Media fue sin duda Leonardo de Pisa (c. 1180 - c. 1250), también referenciado como Leonardo Pisano Bigollo. Acompañó a su padre aduanero a Bugia (Argelia) visitando luego lugares diversos donde el conocimiento matemático le fue entusiasmando.

Profile for Sergio Rubio Pizzorno

El club de la hipotenusa - Claudi Alsina  

El club de la hipotenusa - Claudi Alsina  

Advertisement