Page 30

Cuenta la tradición oriental que hacia el año 2200 a.C. el emperador Yu se hallaba de pie a la orilla del Río Amarillo cuando una tortuga se le apareció. Y en la concha de la tortuga estaba grabado el símbolo del lo-shu, que era el cuadrado mágico anterior donde en lugar de números había en cada sitio puntitos indicando estas cantidades. Queda claro que la tortuga no pudo grabar en su espalda el cuadrado mágico ni lo hizo Yu. No queda explícito si Yu aprovechó el animal para hacer sopa de tortuga. La leyenda otorga además al emperador la sensibilidad de ponerse a calcular y descubrir por él mismo el cuadrado mágico (una actitud poco frecuente en las monarquías). Quizás la tortuga empezó el sudoku. LA FAMILIA TSU CH’UNG-CHIH Tsu Ch’ung-chih y su hijo escribieron, hacia el año 480, un libro en el que dieron a conocer entre otras cosas una fracción muy buena para calcular el número pi: 355/113, la cual da los seis primeros decimales correctamente. También demostraron que pi debía ser un valor entre 3,1415926 y 3,1415927 lo cual ya es afinar mucho. Curiosamente no fue hasta 1585 que Adrián Anthoniszoon redescubrió la fracción china por accidente. Él había demostrado que pi debía estar entre las fracciones 333/106 y 377/120, y tomando las medias de los numeradores y de los denominadores obtuvo 355/113. LA SELECTIVIDAD CHINA ¿Cuándo empezaron a evaluarse los conocimientos de matemáticas como medio para seleccionar personas? La historia de la evaluación empezó ya en

Profile for Sergio Rubio Pizzorno

El club de la hipotenusa - Claudi Alsina  

El club de la hipotenusa - Claudi Alsina  

Advertisement