Page 164

mates son las copas especiales para ir preparando la infusión de hierba mate. Pero además son masculinos («los mates»). En Argentina son «matemáticas» y no hay abreviación posible. FUMAR ES UN PLACER... Hace años Paul Erdös definió «un matemático» como «una máquina a la cual si se tiran cafés y cigarrillos produce teoremas». La definición podía inducir a creer que el tabaco ha sido una droga de uso muy frecuente en el mundo de los números. No es así. Pero sí que ha habido grandes fumadores cuyo vicio ha trascendido de forma legendaria. Alberto Calderón en Chicago, fumaba permanentemente en clase haciendo líos con cigarrillos y tizas; Alfred Tarsky en Berkeley impuso la práctica de fumar dos puros a la vez (uno en cada mano) en sus clases. En una ocasión conocí al profesor Angelo, un maduro matemático brasileño, activo en problemas olímpicos y problemas aritméticos con cuadrados mágicos. Estábamos en Argentina y el hombre había tenido problemas en la aduana al traer consigo siete cartones de tabaco. Al cuestionar los funcionarios tal cantidad, él tuvo que convencerles de que era para uso estrictamente personal. Los aduaneros preguntaron: pero ¿cuánto tiempo piensa estar en Argentina? Y la respuesta fue definitiva: Ya lo pueden deducir: Siete días... y por eso llevo los siete cartones». Una breve cuenta da 200 cigarrillos diarios. No contamos si se los fumaba. Pero nunca le pudimos pillar sin tener un cigarrillo encendido (incluso comiendo). UN COMPÁS EN EL AEROPUERTO En una ocasión (cuando aún era posible llevar de todo en el equipaje de mano al ir a tomar un avión) me dirigía a dar un curso de geometría a Montilla y al pasar, en el aeropuerto de Barcelona, la bolsa de mano por el escáner que controlaba la Guardia Civil el agente paró la cinta, indicó con su

Profile for Sergio Rubio Pizzorno

El club de la hipotenusa - Claudi Alsina  

El club de la hipotenusa - Claudi Alsina  

Advertisement