Page 151

abrir nuevos mercados matemáticos a través de los Sex-Shops. ESPECIALISTAS EN CÓPULAS Dicho de esta forma «la especialidad en cópulas» puede parecer propia de personas viciosas o profesionales del segundo oficio más viejo del mundo (el primero se dice que fue la política, pues antes de crearse el planeta Tierra ya existía el caos y las tinieblas). ¡Falso! A finales de los años cincuenta Abe Sklar, eminente profesor de matemáticas de Chicago, eligió la palabra «cópula» para ciertas funciones de gran interés en probabilidad. Abe lo tenía claro «la cópula» junta dos cosas para dar otra. Hoy casi cincuenta años después la «teoría de cópulas» vive gran expansión en aplicaciones a la economía y en estudios estadísticos. Los muchos especialistas del tema (¿copuladores?) ya se han acostumbrado a buscar cópulas, pero los que desconocen el asunto siguen sonriendo cuando oyen hablar de las cópulas y sus aplicaciones. MATRIMONIOS MATEMÁTICOS A partir del siglo XX se va normalizando el acceso tanto de hombres como de mujeres a los estudios universitarios y, por tanto, empieza el fenómeno epidémico de los matrimonios entre matemáticos. Algunos de estos enlaces nacen de un conocimiento mutuo durante los años de formación matemática, otros surgen al trabajar en un mismo centro docente, otros por azar social. Pero hay razones empíricas para asegurar que el caso de matrimonios matemáticos supera en mucho lo que acontece en otras disciplinas científicas. Corre en el mundo científico la famosa pregunta: «¿a quién preferiría para casarse, a alguien de matemáticas o a un/a jugador/a de ajedrez?» Una disyuntiva muy selectiva. PROBABILIDAD CERO: ¡PRESENTE! Andrei Nikoláyevich Kolmogórov (1903-1987) fue un eminente y prolífico matemático ruso al que C. Sánchez y C. Valdés han bautizado en su

Profile for Sergio Rubio Pizzorno

El club de la hipotenusa - Claudi Alsina  

El club de la hipotenusa - Claudi Alsina  

Advertisement