Page 125

doctorado, los muchos trabajos que había publicado, todos los premios que había recibido, los congresos donde había participado, etc. Más que la respuesta a un interrogatorio el joven profesor hizo como un ejercicio de oposiciones alegando méritos con todo detalle. Procedió entonces el comisario a preguntar al otro contendiente quién era, esperando posiblemente de don Julio, mucho más senior que el anterior, otra larguísima respuesta de méritos. Pero no fue así. Don Julio se limitó a decir «Bueno, yo he sido el profesor de él». Y aquí acabó el episodio. SÓLO HAY DOS TIPOS DE TRABAJO Bertrand Russell (1872-1970), intelectual de gran cultura y reconocida sensibilidad lógica, mantenía, no obstante, una drástica visión binaria sobre el mundo del trabajo: De trabajos hay de dos tipos: el primero es alterar la posición de la materia cerca de la superficie terrestre, el segundo es mandar a otras personas que hagan el primero. El primer tipo de trabajo es desagradable y mal pagado, el segundo es agradable y muy bien remunerado. Es posible que para Russell el trabajo no fuese algo atractivo, pues en otra ocasión sentenció en su autobiografía: Si yo fuese médico, prescribiría vacaciones a cualquier paciente que considerase su trabajo importante. ¿Acaso no consideró él su trabajo trascendente? ¿Quería justificar tomarse unas vacaciones? EXCESOS LÓGICOS Alguien enemigo del rigor lógico ya hizo notar que «usar la lógica era una buena forma para obtener resultados equivocados, pero quedándose uno contento consigo mismo». Es curioso constatar que el silogismo

Profile for Sergio Rubio Pizzorno

El club de la hipotenusa - Claudi Alsina  

El club de la hipotenusa - Claudi Alsina  

Advertisement