Page 122

problema: ni del Van der Waerden, ni siquiera del clásico Rouché. ¿Por qué magia podrían formar «matemáticos», es decir, hombres capaces de plantear y resolver problemas matemáticos? Eruditos por la incompetencia mental, atiborrados de neologismos y nombres de autores extranjeros aprendidos en un solo libro, ni siquiera pueden cumplir la obligación primera del profesor medieval: leer el texto oficial y contarlo, pues saltarían a la vista los párrafos no entendidos. Es más cómodo saltar esas lagunas haciendo unos «apuntes» mechados con intención de párrafos de otro libro «que están más claros»; y de esa ensalada mixta, que los alumnos no llegan a ver y el profesor recitar, pues tomada al oído toda la sabiduría emanada de éste, en forma de nuevos «apuntes», aceite de 2a presión, fatalmente indigesto, cuando no tóxico. Esto ratifica que siempre es mejor tener amigos que hablen que enemigos que escriban. RECENSIONES SIN PIEDAD Cuando don Julio Rey Pastor fundó en 1918 la Revista Matemática HispanoAmericana involucraba en su publicación a sus discípulos. A veces se publicaban recensiones de trabajos publicados en otras revistas y dichas referencias eran normalmente asépticas y precisas. Pero en alguna ocasión cuando don Julio conocía al autor y no lo tenía bien considerado matemáticamente, entonces incluía en la recensión del trabajo alguna flor del estilo «resolución trivial de un problema muy simple, en una investigación del nivel de bachillerato...». ¡Touché!

Profile for Sergio Rubio Pizzorno

El club de la hipotenusa - Claudi Alsina  

El club de la hipotenusa - Claudi Alsina  

Advertisement