Page 111

Antoni Gaudí (1852-1926) estudió todas las matemáticas propias de cualquier estudiante de ingeniería o ciencia y las aprobó como pudo, desarrollando una fobia obsesiva por el álgebra. La experimentación con formas le llevó a autoproclamarse «geómetra, que quiere decir sintético», pero a proclamar sin piedad que «las expresiones algebraicas lo único que hacen es complicar». Cuando admire las figuras gaudinianas mírelas como geométricas, nunca piense en ecuaciones. LA PELEA UNAMUNO-GAUDÍ En una ocasión don Miguel de Unamuno acompañado del poeta Joan Maragall fue a visitar la Sagrada Familia siendo atendido personalmente por Gaudí. Como ni a Gaudí le gustaban las ideas del visitante ni a éste lo que estaba viendo la visita fue tensa. Pero la pelea culminante nada tiene que ver ni con la filosofía ni con la arquitectura. Fue un reto entre ambos para dilucidar quién hacía las mejores figuras de papiroflexia. Totalmente inesperado. CUADRO BUSCA PAISAJE El eminente Jacques Hadamard (1865-1963), matemático que hizo interesantes reflexiones sobre la creatividad, cita una conversación que le impresionó: Sucedió en el curso de las largas y fecundas conversaciones que mantuve con Pierre Duhem. Después de haber obtenido un teorema sobre la composición de las singularidades de las funciones cuadráticas, le confesé que confiaba al futuro el trabajo de encontrar aplicaciones a este teorema, Pierre Duhem, en su calidad de físico y artista, me comparó a un pintor que comenzase por esbozar un paisaje encerrado en una habitación, y que luego, con el cuadro a la espalda, saliese en busca del paisaje que pudiera parecérsele. Una situación realmente incómoda. Lo que queda claro es que Pierre Duhem

Profile for Sergio Rubio Pizzorno

El club de la hipotenusa - Claudi Alsina  

El club de la hipotenusa - Claudi Alsina  

Advertisement