Issuu on Google+

OBSERVAD R SEMANAL PALABRAS DE CERTEZA Y ESPERANZA RESPONSABLE: Guillermo Lesmes - COORDINACION: Natalia Lemir - www.sanrafael.org.py - mail: observador_semanal@yahoo.com

AÑO V - Nº 248 - JUEVES 8 DE ABRIL DE 2010

¿Quién eres Tú, oh Cristo…? “El anuncio cristiano responde positivamente a la sed de justicia del hombre. ¿Cuál es, pues, la justicia de Cristo? Es, ante todo, la justicia que viene de la gracia, en ella no es el hombre el que repara, se cura a sí mismo y a los demás. Convertirse a Cristo significa precisamente esto: salir de la ilusión de la autosuficiencia para descubrir y aceptar la propia indigencia, nuestra exigencia de su perdón y amistad” Benedicto XVI ¡Qué conmoción suscitan en nuestro corazón de pecadores estas palabras de Benedicto XVI y de monseñor Luigi Giussani, en esta semana de Pascua. Una conmoción que se traduce en una secuencia de preguntas que son también suplicas de acción de gracias y de perdón. ¿Quién eres Tú, oh Cristo, que por amor a mi persona, a cada persona, te dignaste asumir la carne humana en el vientre de una chica de dieciséis años, para mostrarme, para mostrar a cada hombre, la infinita misericordia del Padre? ¿Quién eres Tú, oh Cristo, que al nacer en Belén evidenciaste la conmoción de Dios por nuestra nada? ¿Quién eres Tú, oh Cristo, que obligaste al Padre a enviarte a este mundo apiadándote “conmovido por nuestra traición, por nuestra tosca pobreza, olvidadiza y traidora, por nuestra mezquindad”?

“Esta es la cuestión: Dios se ha conmovido por nuestra nada. No sólo esto: Dios se ha conmovido por nuestra traición, por nuestra tosca pobreza, olvidadiza y traidora, por nuestra mezquindad… como un padre y una madre que lloran de conmoción, con un llanto totalmente determinado por el deseo del bien para su hijo, por el destino de su hijo. Es una compasión, una pasión. Ha tenido piedad de mí”. Luigi Giussani

rientado, los culpables somos nosotros los pastores porque ¿cómo podría nuestro pueblo tener claro el camino si nosotros pastores no vivimos con la conciencia clara de ser “Alter Christus”? Pero dentro de este inmenso dolor que te damos a cada momento y motivo de nuestros escándalos, como documentan tantas blasfemias contra el Santo Padre en estas semanas, por culpa de la mala conducta de algunos de nosotros, tenemos la certeza que la mayoría de nosotros queremos ser solamente tuyos, queremos ser una sola cosa contigo, acompañándote cada día, viviendo Tu pasión, Tu muerte, Tu resurrección.

Tú, oh Cristo, compartiendo nuestro camino humano con Tu muerte y resurrección nos abriste el camino de la verdad y de la vida. Delante de tanto amor, no nos quedan lágrimas en los ojos para agradecerte y para pedirte perdón si tantos hermanos sacerdotes y obispos viven como si Tú no existieras o hablan de Tu presencia como una ausencia, como una moral, como un compromiso social, vaciando totalmente la belleza de Tu Persona, de Tu dulce nombre que sigue vivo en Tu Iglesia, Tu Cuerpo Místico, guiado por Benedicto XVI al cual, durante estos días queremos ofrecer no sólo nuestras oraciones sino nuestra misma vida, para que la infidelidad y desobediencia de muchos de nosotros pastores, no perturbe su corazón de Padre.

¿Quién eres Tú, oh Cristo, que tuviste compasión, piedad de mí, sacerdote, y de mis hermanos sacerdotes, eligiéndonos para formar parte de tu misión salvadora? ¿Quién eres Tú, oh Cristo, que seguís apiadándote de nosotros pastores tibios, infieles, con el rebaño que nos has entregado? ¿Quién eres Tú, oh Cristo, para que permitas que nosotros, sacerdotes y pastores, sigamos como Judas traicionándote, vendiéndote al poder de turno?

Es como si ni siquiera percibiéramos la gracia de haber sido elegidos para ser parte de Tu vida, para compartir contigo la belleza de Tu misión salvadora. Es como si, para muchos, el ser sacerdote coincida con un rol social, político y religiosos. Es como, si para muchos, vivir en la tibieza del burócrata de una institución llamada Iglesia, se haya vuelto normal. Esto para no hablar de cuantos le han dado la espalda a Tu llamado divino, prefiriendo las migajas que caen de la mesa del poder. Si nuestro pueblo, oh Cristo, vive perdido, deso-

Juan Pablo II: Ministro de la sangre de Cristo

3

Te hiciste carne despojándote de Tu divinidad para devolver al hombre su divinidad original. Te encarnaste en el vientre de una chica, asumiendo nuestra humanidad, para exaltar nuestra humanidad, mostrándonos que ella es el único camino para encontrarte a Ti y, encontrándote a Ti, encontrar el rostro del Padre, que cada hombre anhela ver. Oh Jesús, muerto en la cruz como afirma el símbolo apostólico que rezamos cada domingo: “propter nos homines et propter nostram salutem”. Es decir, muerto en la cruz por nosotros los hombres para que recobráramos la salvación, para que cada uno pudiera decir: Yo, porque sólo cuando el ser humano descubre su identidad, su relación con el Infinito es plenamente hombre. De lo contrario es un ser desesperado, un condenado a la nada, a la muerte.

¿Quién eres Tú, oh Cristo, que nos revelaste la infinitud del amor divino, infinitamente más grande que el amor de “un padre y una madre que lloran de conmoción, con un llanto totalmente determinado por el deseo del bien para su hijo, por el destino de su hijo”?

Son preguntas, Oh Jesús, que brotaban en de mi corazón durante el Triduo Pascual, mientras contemplaba los misterios de Tu pasión, muerte y resurrección. Son las mismas preguntas del año pasado, pero aún más intensas, más doloridas, porque veo cuán lejos estamos nosotros sacerdotes y pastores de Tu corazón, de Tu infinita misericordia.

miseria. Para eso no era necesario que Dios se encarnara hasta el punto de asumir nuestra pobre carne mortal. Tú viniste al mundo, sufriste, padeciste, moriste en la cruz y resucitaste, para devolver al hombre la plenitud de ser Hijos de Dios.

La campaña de los medios de comunicación social contra la Iglesia aprovechando de la debilidad MARC MARC CHAGALL CHAGALL de algunos de sus pastores nos ofende profundamente Elretorno retornodel delhijo hijoprodigo prodigo(fragmento) (fragmento) porque diabólica como la masonería que la sostiene El pero no logrará manchar el rostro humano de nuestra Iglesia -. El diario “La Nación” el basurero cultural de ¿Quién eres Tú, oh Cristo? he repetido muchas la masonería de nuestro país, acostumbrado a instruveces en este dialogo mío contigo. Tú eres aquel acontecimiento excepcional que corresponde no sólo a mi mentalizar noticias, es parte integrante de esta campacorazón, a mi espera, a mis deseos de felicidad, de ña masónica y diabólica contra nuestra Iglesia… pero belleza, de amor, de verdad, de justicia, sino a los no será ciertamente ese papel sucio el que logre manchar la belleza de Cristo, de la Iglesia, la perla del celideseos de todos los hombres. bato católico y la fidelidad del pueblo a su Iglesia. La Tú, oh Cristo, no viniste al mundo para traernos encuesta de “La Nación” de estos días son dignos de la una moral. Ya para eso era suficiente el Antiguo radio So'o y no de ciencia llamada Estadística. Testamento. Tampoco viniste al mundo para predicar ¡Existe toda está maldad pero CRISTO HA una fraternidad universal. Para eso han vivido muchos hombres, grandes hombres. No viniste al mundo para RESUCITADO! eliminar la pobreza, la enfermedad, la injusticia, la P. Aldo

Testimonios de la Casa Hogar San Joaquín

4/5

La pasión de la Iglesia

7

Una humanidad conmovida por el encuentro con una amistad

8


2

Jueves 8 de abril de 2010

OBSERVADOR SEMANAL

ACTUALIDAD

“Por el Paraguay ya hice y estoy dispuesto a hacer cualquier cosa” Hoy están más de moda los héroes que los santos, por este motivo nuestras autoridades parecen mirar con particular admiración a los Próceres de Mayo y al Mariscal López, en lugar de nuestros Santos mártires paraguayos, la Chiquitunga o al Padre Ortellado. “Por el Paraguay ya hice y estoy dispuesto a hacer cualquier cosa”. También hace 200 años otros “héroes” y más tarde el Mariscal López tuvieron el mismo pensamiento. ¿Cuáles fueron las consecuencias? No cabe duda que cualquier hombre necesita de un ideal para vivir y por el cual luchar. Pero ¿puede ser el país un ideal correspondiente a lo que el corazón de cada uno desea y por el cual dar la vida? Y ¿puede ser una ideología el motivo por el cual morir? Ciertamente en la historia hubieron muchos hombres que dieron su vida por una ideología, pero ¿de qué ha servido? ¿valió la pena? Pensemos en los padres de la Revolución Francesa que movidos por ideales nobles como la libertad, fraternidad e igualdad

acabaron matándose y dejando un tendal, a lo largo de su camino, de miles de víctimas. Para no hablar de la ideología marxista, a la cual muchísimas personas entregaron su vida por tal ideal si bien llenaron las calles de millares de muertos. No, la vida no puede tirarse nunca en ningún basurero ideológico, ni por lo que llamamos pueblo o país, o simplemente una mujer o un hombre o la propia carrera. La vida o el compromiso adquiere sentido si son entregadas hasta con el martirio, cuando se pone en juego la libertad, entendida ésta como la posibilidad del desarrollo integral del Yo. Por eso Dante Alighieri aprecia el gesto de Catón de Utica a quien pone en el infierno entre los suicidas porque prefirió matarse antes que caer en las manos de sus enemigos: “Libertad fui buscando, que es tan querida como aquel que por ella está dispuesto a sacrificar la vida”. Pero la libertad coincide con la verdad y la verdad es sólo una: Jesús de Nazareth. “Dios ama más la libertad del hombre que su salvación” solía

repetir don Giussani. Y es verdad porque el hombre existe en cuanto que es libre. Pero no existe libertad sin el encuentro con la verdad, lo dijo Jesús: “La verdad os hará libres”. Y cuando Pilato preguntó a Jesús ¿qué es la verdad? No le respondió porque la verdad estaba delante de él. El problema consistía simplemente en reconocerlo. Hoy la manera de dar la vida por nuestro pueblo es dar la vida por Cristo, porque sólo Cristo corresponde a lo que nuestro pueblo desea. Basta con los mesianismos políticos o con los héroes de papel. El hombre se salva solamente si encuentra a Cristo y lo encuentra si existen hombres como los santos mencionados anteriormente, hombres que entregaron toda su vida por el evangelio. El Paraguay no saldrá de su miseria, de su pobreza, de la injusticia que padece si no encuentra a Jesús. La política sin Cristo es una diabólica utopía. Me sorprendió las cifras de en millones de dólares que la USAID utilizaría para combatir la corrupción. ¿Es posible que no comprendan que con la

plata no se pude combatir la corrupción sino que se la favorece?

tos, lo diesen a quienes aman a Cristo el Paraguay sería totalmente diferente.

La corrupción se supera evangelizando, amando la belleza de Cristo, con hombre que tengan como único ideal la santidad. Bastaría mirar la realidad de la Parroquia San Rafael para entender esta verdad. Si todo el dinero que las ONG's y la Comunidad Europea entregan a estos proyec-

Los necios se burlarán de esta provocación, justamente por eso son necios y los hechos lo documentan. Combaten la corrupción creando más corrupción y al nepotismo y el prebendarismo dándole cargos públicos, con jugosos sueldos, a sus familiares y amigos. (GL)

Del islam y algo más

GRAN PEREGRINACIÓN MARIANA SALIDA: 10 de Julio REGRESO: 31 de Julio ORGANIZA: Parroquia San Rafael Tel.( 021) 623 496/ (0971) 954. 480 / (0981)

je musulmán: por vuestras leyes democráticas, os invadiremos; por vuestras leyes religiosas, os dominaremos; por los petrodólares, construiremos mezquitas y centros culturales en países cristianos, incluida Roma. Recuerdo haber oído a un musulmán decir esto: la islamización de España vendrá sola, caerá por su propio peso, cuestión de tiempo, a lo más, de cuatro o cinco generaciones. La verdad es que no puedo dejar de pensar lo que gusta a todos, bueno, a casi todos, eso de vivir momentos últimos considerados con fuertes calenturas escatológicas. Siempre agua al cuello. Siempre a punto de reventar y de ser invadidos, finalmente, por extraterrestres, moros y cristianos. Siempre a punto de que, por fin, el capitalismo muera de muerte violenta. Ya veis, ese pensamiento viene por la extrema derecha y también, cuidado, por la extrema izquierda. ¿Sobre todo por la gente guapa? Clara exacerbación del nacionalismo. Creo que, a más de ser algo que nos puede, busca impedirnos pensar. Nada había que hacer con el poder del otro lado del telón de acero ante el inminente uso de la bomba atómica que dejaría el mundo despe- luncado. Sólo cabía echarse al suelo y sumiEs una Obra de la Fundación Centro San Rafael De ayada a la vida

Se calcula fuera de tino, bueno, algunos irredentos calculan, que en 2025 el 40% de los habitantes de Europa serán musulmanes. Vi no hace mucho que en algunas capitales europeas como Bruselas o Marsella casi una cuarta parte de sus habitantes son musulmanes. El alcalde de Rotterdam es musulmán, hijo de inmigrantes marroquíes. No se sabe cuántos musulmanes hay en Europa porque en las encuestas, al menos de Francia y Alemania, no se pregunta por la religión. La natalidad, al menos de primera y segunda generación de inmigrantes, es sobrecogedora en comparación con la natalidad de los del lugar. Hay problemas, como sabéis. En Holanda el partido antiislámico obtuvo el 17% de los votos. En el Parlamento británico hay dos diputados de un nuevo partido cuyo fin es denunciar la progresiva islamización de la sociedad británica. En España, la opinión negativa con respecto a los musulmanes parece que ha crecido un 15% desde el año 2004. Por la crisis, aunque quizá no sólo por ella, hay fuertes restricciones a la inmigración en todos los países europeos. Lo sabéis, Al-Qaeda preconiza que debe recuperarse Al-Andalus y desinfectarla de españoles y galos, recuperando la Península, salvo la franja norte. Leo en algún sitio de internet que en un encuentro oficial sobre el diálogo islámico-cristiano, el arzobispo Giuseppe Bernardini citó las declaraciones de un autorizado persona-

Cruz del Chaco 1762 c/ Alfredo Seiferheld Atención de Lunes a Viernes de 8 a 18 Hs. Sábados de 8 a 12 Hs.

Santa María de Fe Imprenta Digital “Ora et labora” Inauguramos nuestro local el día 4 de febrero del corriente año. Diseño Gráfico / Logotipos / Imagen Corporativa / Folletos / Afiches / Fotografía Digital / Editorial / Libros / Revistas / Catálogos / Papelería / Cartelería / Plotter de Corte / Calcomanías / Diseño Web / Serigrafía

so levantar la patatita, como el perro vencido. Luego está ahí eso de que ya cualquier día moriremos soliviantados e invadidos por el CO2, el calentamiento climático y las energías no sostenibles. Me pregunto si ahora no es lo mismo, con una salvedad, quizá, que emprendamos alguna guerra santa contra el islamismo. Cuidado, todo ello es un conjunto de problemas graves que tenemos ante nosotros. Pero me pregunto también si es bueno eso de exagerar. Hay políticas más racionales. Creo que la francesa en muchos aspectos lo es. Por ejemplo, es decisiva la integración de los hijos de los inmigrantes musulmanes, y las de todos, claro, en una muy buena red de educación primaria y secundaria. ¿No ocurre que el acento delata el origen étnico en Gran Bretaña? Pues bien, en Francia no. Los grupos de amistad no tienen que ser étnicos y religiosos. Creo que en Francia no lo son. ¿También en otros lugares? Es verdad, parece, que los turcos de todas partes restan en sus grupos étnicos. La natalidad de tercera y cuarta generación de los musulmanes europeos parece igualarse por entero a la media. ¿Sólo en Francia? La problemática es sutil y no de verborreas escatológicas. APL desde Madrid


Jueves 8 de abril de 2010

3

OBSERVADOR SEMANAL

AÑO SACERDOTAL - QUINTO ANIVERSARIO DE LA MUERTE DE JUAN PABLO II

Juan Pablo II, "ministro de la Sangre de Cristo” El que quiera llegar a ser grande entre vosotros, será vuestro servidor y el que quiera ser el primero será vuestro esclavo. El sacerdote es por definición un ministro, un servidor. El pasado 2 de abril de 2010 (Viernes Santo) se conmemoró el 5º aniversario de la muerte de un enorme servidor de la Iglesia. Un Papa que dio un maravilloso testimonio sacerdotal al mundo entero. Juan Pablo II fue, en palabras de santa Catalina de Siena, un “ministro de la Sangre de Cristo”. Karol Wojtyla fue “ministro de la Sangre de Cristo” mediante la celebración de la Eucaristía. Todo sacerdote es un testimonio privilegiado de la Sangre del Señor. La puede ver, oler, tocar y distribuir a las almas necesitadas. Durante toda su vida vivió impregnado en la celebración de este misterio.

solemne mea culpa por los pecados pasados de los hijos de la Iglesia. En ese momento, la Iglesia universal experimentaba la Sangre de Cristo que se derramaba sobre ella y la purificaba. Se convirtió en “ministro de la Sangre de Cristo” predicando la misericordia de Dios. Esta fue una constante en su pontificado. Así lo demuestra su segunda encíclica de 1980 titulada Dives in Misericordia (Rico en Misericordia).

Él era consciente de que Cristo había dejado en sus manos su preciosísima Sangre no para él solo, sino para entregarla a los cristianos. Su ejemplo de recogimiento y fervor ante este don, hizo que muchas personas se beneficiaran de tan saludable Bebida de salvación.

Él había vivido en carne propia las palabras que Cristo había transmitido a santa Faustina Kowalska: “Di a mis sacerdotes que los pecadores endurecidos se enternecerán con sus palabras cuando ellos hablen de mi infinita misericordia y de la compasión que tengo por ellos en mi corazón. A los sacerdotes que proclamen y exalten mi Misericordia, yo les daré una fuerza maravillosa, les daré unción a sus palabras y conmoveré los corazones a los que hablen”

Juan Pablo II fue “ministro de la Sangre de Cristo” promoviendo la confesión y el perdón. Las palabras del 17 de mayo de 1981 desde el policlínico Gemelli: “rezo por el hermano que me agredió, a quien he perdonado sinceramente” se unían al encuentro con Alí Agcá en 1983 cuando repetía: “nos encontramos como hombres y como hermanos”. Experiencia inolvidable de reconciliación.

El testimonio sacerdotal de Juan Pablo II nos debe impulsar a imitar sus virtudes. Todos los cristianos, participando del sacerdocio común de Cristo, estamos llamados a ser servidores de la Sangre de Cristo. Los fieles estamos invitados a participar más activamente en la santa Misa, a promover el perdón y la reconciliación, y a transmitir en este año sacerdotal a un Dios infinitamente misericordioso.

Sin embargo, habría un gesto todavía más elocuente. En el jubileo del año 2000, arrodillado ante la cruz, pronunciaba un

El Siervo de Dios, Juan Pablo II, partió a la Casa del Padre en la tarde de aquel 2 de abril de 2005. Dios Padre llamó a su presen-

cia, la víspera de la Fiesta de la Divina Misericordia, al Siervo fiel, que algunos años antes había instituido oficialmente

esta fiesta como patrimonio de toda la Iglesia. Laureano López

Afirmación radical de la propia fe B a s t e re c o rd a r a q u e l episodio en el que, a un simpatizante de los cátaros que ponía en duda la validez del sacerdocio de un párroco de vida poco edificante, Francisco le respondió con el gesto de besar las manos del sacerdote, por ser manos que, a pesar de sus pecados, tenían el poder de consagrar y administrar el Cuerpo de Nuestro Señor Jesucristo. Diálogo respetuoso, pero afirmación sin rodeos de la propia fe.

Esteban de Borbón, dominico (1261), cuenta que Francisco llegó una vez a una parroquia de Lombardía en la que el párroco daba escándalo y vivía con una mujer. Un patarino o maniqueo acudió a Francisco y le preguntó: “Dime: si un sacerdote mantiene a una concubina y si se mancha así las manos, ¿es necesario conceder fe a su sacramento y m a n i f e s t a r re s p e t o a l o s sacramentos que él administra?”. En presencia de los

parroquianos, Francisco se dirigió a casa de este sacerdote, se arrodilló ante él y le dijo: “No sé si tus manos son lo que él dice, pero aunque así fuera, estoy seguro de que no pueden manchar la virtud y la eficacia de los sacramentos divinos. Más bien, como a través de estas manos descienden muchos beneficios y gracias del Señor al pueblo de Dios, las beso por reverencia de aquellas cosas que ellas administran y de Aquel con cuya autoridad las administran”. Y se prosternaba ante el

sacerdote, besándole las manos, ante la gran confusión de los herejes y de los simpatizantes que asistían a la escena. Lo mismo hay que decir acerca del sacramento de la Penitencia: “ Mis hermanos benditos, tanto clérigos como laicos, confiesen sus pecados a sacerdotes de nuestra Religión. Y si no pueden, confiésenlos a otros sacerdotes discretos y católicos, con la convicción y la advertencia de que quedarán absueltos de verdad sus pecados, cualesquiera sean los sacerdotes

católicos de quienes hayan recibido la penitencia y la absolución, si procuran cumplir humilde y fielmente la penitencia que les haya sido impuesta” (1 R 20,1-3). Las palabras “cualesquiera sean los sacerdotes católicos...” muestran con suficiente claridad que Francisco quería preservar a sus hermanos de los errores heréticos que hacían depender la acción de Dios en los sacramentos de la santidad personal del sacerdote. Para él, es cierto («procul dubio») que cualquier sacerdote católico, sea cual sea su vida, tiene el poder de absolver los pecados. En una época en que la fe de tantos fieles vacila ante la vida poco ejemplar de muchos sacerdotes y por influencia de doctrinas heréticas, la fe sacramental de Francisco era absolutamente clara: sólo por la Palabra todopoderosa de Cristo se realizan los sacramentos. (GL)


4

Jueves 8 de abril de 2010

OBSERVADOR SEMANAL

TESTIMONIOS A UN AÑO DE LA CASA HOGAR SAN JOAQUíN

Una misión de amor y entrega Empecé como voluntaria en el Hogar San Joaquín, y en el día a día descubría cosas diferentes, rescataba los antecedentes y recuerdos de los abuelos y me daba cuenta que nos es necesario tener “un título universitario” para trabajar bien ni para DAR AMOR. Trabajando en el Hogar ni vida se ha complementado, descubrí que debo valorar más lo que tengo, como mi familia, mis amistades. Que algún día llegaré a ser una abuela y querré que alguien me trate con amor y me tenga paciencia. Siempre que miro a cada uno de los abuelos, me pregunto a quién de ellos me voy a parecer cuando llegue a su edad, sólo Dios sabe. También descubrí que puedo dar más de mí, no importando la responsabilidad que me den. Que trabajando por amor a los demás, todo se me hace más fácil, que Papá Dios me ayuda a acomodar mi tiempo en el lugar donde esté. Hay un ángel especial que cuida del Hogar San Joaquín, las urgencias se pueden controlar gracias al equipo de trabajo que tenemos y la Divina Providencia no nos hace faltar alimentos para los abuelos. Otra de las cosas que aprendí es el saber ser agradecida con Dios, por regalarme la gracia de respirar, hablar, caminar; pero más importante aún, la gracia de haber pronunciado mi nombre para enviarme a ésta misión de amor y entrega, cuidando de los abuelitos.

La fuerza del amor en el hogar San Joaquin A un año de empezar esta maravillosa experiencia, me siento profundamente agradecido al Señor por haberme brindado la oportunidad de formar parte del plantel del personal del Hogar “San Joaquín” desde su inicio. Desde ese momento todas las circunstancias que rodearon mi vida, son una ocasión para reconocerle, para sentir su presencia. Dios quiso que esto empiece un Domingo de Ramos, cuando el Padre Aldo ya estaba vestido para ir a la plaza de Los Laureles e iniciar la Procesión de las palmas, y vemos que los caminos del Señor siempre son misteriosos. En ésta ocasión se sirvió de la policía que traía a un abuelito que fue recogido en un raudal. El Padre Aldo al verlo pidió al Padre Paolo que se encargara de la procesión, que él se encargaría del abuelito. Don Hipólito Gauto fue nuestro primer abuelito, si bien era un abuelito muy dulce y tierno, por la edad y falta de cuidado sufría de incontinencia. Resolvimos ponerle pañal para adulto, cosa a lo que él no estaba acostumbrado y tampoco le gustaba mucho, entonces se sacaba el pañal y orinaba abundantemente en la cama o en el piso. En compañía de la Sra. Liduvina y la Sra. Amelia nos pusimos de acuerdo en educarle y resolvimos llevarle al baño si o si cada hora, sea la hora que sea, al

plaza de la calle España y Artigas. En una noche fría los taxistas de la plaza se comunicaron con la Sra. Cristina, mamá de la Casita de Belén, y ella con el Padre Elder fueron a recogerlo. Recuerdo que Don Trinidad mascaba naco y lanzaba escupitajos por el piso, por la pared, hasta por el televisor, y nos daba mucho trabajo. Hoy sigue mascando naco pero comprende que ya no tiene que escupir en ningún lado. Y qué decir de Don Juan Cancio, un abuelito recogido en el más absoluto de los abandonos, que cagaba en cualquier rincón de la casa y se enjabonaba con eso.

Algunas veces me cuesta dar el ejemplo a mis compañeros, porque soy muy frágil, pero con la convicción y la perseverancia, puedo dejarme educar por ellos, aprendiendo de mis errores. Tenemos que dejar de ser orgullosos y dar lo mejor a los abuelos.

Así como los mencionados, todos los otros abuelitos tienen su propia historia, una historia hecha de soledad, pobreza y abandono. Con la presencia constante del Padre Aldo nunca se aplicó un castigo ò sanción disciplinaria a nadie, porque sólo el abrazo amoroso al prójimo produce el cambio en la persona. A un año que la Divina Providencia le indicó al Padre Aldo a reconocer en Hipólito el rostro de Cristo solo, abandonado, necesitado de las cosas más elementales para vivir, han pasado por San Joaquín, muchos abuelitos que con la ayuda de la Divina Providencia tienen ya en la casa su propia Capilla, con el Sagrario y el Santísimo expuesto las veinticuatro horas del día, así pueden asistir a la misa y comulgar.

Gracias también al gran cacique y guía espiritual, Padre Aldo, por su entrega y su vocación de servicio para con los todos. Desde que lo conocí, lo considero mi “maestro”.

No quisiera terminar sin agradecer al Padre Aldo por su apoyo, al Consejo de la Fundación San Joaquín y Santa Ana, a mis compañeros de trabajo, que a pesar de los problemas que surgen a diario, debido a los diferentes caracteres y limites de cada uno, siempre nos apoyamos unos a otros, y a los queridos voluntarios (Venicio, Nidia, Malena, Esperanza, Elenio, Atilio, Emi, Mirta, y a Ricardo y Marta Martinez que con sus jóvenes siempre nos acompañan. Que el Señor llene sus hogares de bendiciones y ¡Muchas gracias!

María

principio se quejaba mucho o no llegábamos al baño, se hacía todo por el camino, y así con mucha paciencia le fuimos enseñando que tenía que irse al baño para hacer sus necesidades. Hoy día ya no usa pañales y va solo al baño. Un momento durante la entrega del premio en el que se ve a los niños de la Casita de Belén acompañando a Cristina Ruego al Señor que la Divina Providencia nos siga Luego fueron llegando otros abuelitos, Don acompañando en este camino, que servir a los abuelitos es Gerónimo que ya está en la paz del Señor, Don Trinidad, Don Coco y muchos otros. Don Trinidad servir al Señor. era un abuelito abandonado que estaba tirado en la

Carlos Osorio

Cristo llegó a mí para quedarse Hace nueve meses que tengo la bendición de trabajar en la “Casa San Joaquín”. Tengo muchas cosas que agradecerle a Jesús: una familia hermosa, la salud de mis seres queridos, un trabajo, y sobretodo, la gracia de no haber tenido que pasar por una situación grave, como la enfermedad ó la muerte de un familiar, para que Cristo toque mi corazón. Sería una hipócrita si digo que mi vida y mi pensamiento cambiaron 180 grados de la noche a la mañana, porque hay costumbres y malos hábitos que se arraigan en nuestra vida y tienen la raíz tan profunda que no los podemos arrancar de una vez. Pero siento el cambio, hay algo diferente en mí, que me hace mirar a las personas desde otro punto de vista, me

hace tratar de entender y aceptarlas así como son, sin juzgarlas y sin sentirme superior a ellas. Ahora que me acepto así como soy, humana y pecadora, con más defectos que virtudes, y puedo decir que cambié. Sí, cambié, y es para mejor. Soy otra persona, mi corazón es más grande de lo que yo pensaba y tengo mucho amor para dar a los demás. Encontré lo que sabía que me faltaba, yo pensaba que lo tenía todo, pero no era feliz. No me sentía digna de estar frente al Señor, pero el Padre Aldo me hizo entender que el Señor me ama y me acepta sí como soy. Dios me da todo lo que tengo y sólo me pide que se lo dé a los que necesitan. En pocas palabras, Cristo llegó a mi vida, y llegó para quedarse. Gracias. Victoria B.


Jueves 8 de abril de 2010

OBSERVADOR SEMANAL

5

TESTIMONIOS A UN AÑO DE LA CASA HOGAR SAN JOAQUíN

De 22 años como vendedor a limpia-abuelos Hubiese preferido un titulo bastante más fuerte y chocante, porque me han ofendido diciéndome que soy un limpia traseros y daré las razones del por que soy feliz siendo un limpia traseros. Habiendo perdido el trabajo el 7 de agosto del 2009, justo en el día de San Cayetano, lo tome como un signo como algo que el Señor me quería decir, no me puse triste ni me he amargado por perder el empleo, por algo era, el Señor me tenia preparado ya su camino, a pesar que yo tenia ya en ese momento miles de proyectos personales para un nuevo empleo, pero mi destino ya estaba marcado por Él. Esto empezó con el encuentro con Julián Carrón en el colegio Sta. Caterina da Siena, cuando

Recuerdo que por el mes de Octubre del 2009 me encuentro con el Padre Aldo por los pasillos de la iglesia, el estaba por viajar a BsAs., me ve y dice Jorge ¿vienes a trabajar? Yo como siempre extrovertido y bromista le digo que no se aún y se pone un poco nervioso, en ese tiempo estaba con la Sra. Marisa ajustando algunas cosas (era el sueldo) cosa que en este trabajo no tiene importancia, por que podes ganar 5 millones, como también el sueldo mínimo, pero este trabajo pasa por una cuestión humana, no por una cuestión monetaria, para eso hay que tener la conciencia de un camino humano, por un amor a las personas, este trabajo parte de una vocación de servicio y caridad, y la caridad es un servicio sin calculo, sin esperar recompensas.

porque reconozco una presencia, la presencia de Cristo en los abuelos que cuido, baño, afeito, les corto las uñas, ponerles ropas limpias, mimarlos besarlos, abrazarlos, así como yo también necesito ser abrazado… hombre carente... Mi sacrificio al otro hace que me olvide de mi mismo y es cuando me doy cuenta que no soy yo…si no El Misterio que actúa, Si, el Misterio que Actúa en mi persona, por que estando en mis cabales, en mi juicio, no se si tendría el valor, el estomago y corazón para hacer lo que hago con los abuelos. Por cierto, abandonados, abuelos que no les debo ni una fineza ni un favor, ni siquiera me pagan el sueldo ellos, son los abuelos abandonados, malolientes, sucios, desobedientes peores que niños, pero el Señor me puso allí, en la Casa San Joaquín. Y el Misterio actuando en mí. Para que estos abuelos abandonados a su suerte vivan como personas dignas. Tienen que venir a verlos como viven. Rompan el hielo de su corazón y vengan y vean, como decía Jesús a sus discípulos. ¡Ven y Ve!

dijo que teníamos que mirar mas al Padre Aldo como testigo, y de allí creo que empezó toda mi vida a moverse y mirar todo en forma diferente… seguir a un testigo. No sigo al padre Aldo ¡me volvería loco!…sigo al testigo que el Señor hizo brotar en el P.Aldo. Encontré a un amigo por la calle y me pregunta en qué estoy trabajando ahora y le comento donde, ¡ah, limpia culos pío!. Si era un amigo de CL le rompía la cara, era un amigo conocido de los tantos que tenemos todos.

Yo no espero ganar más sueldo por bañar mejor a los abuelos o por mimarlos más, como hacía en mi trabajo anterior, cuanto más me movía o sea más ventas más ingreso monetario; aquí no…, este trabajo humano no pasa por un esfuerzo personal, pasa por una gratuidad por un sacrificio, y que tiene mucha diferencia con el esfuerzo… mi esfuerzo personal. Sin embargo el sacrificio es verdadero, verdadero

E s t a s circunstancias puso el Señor en mi vida, que aún no se por qué, pero sigo

rezando y pidiendo siempre que acontezca su voluntad y no la mía y que si esto será verdaderamente para mí, me lo muestre. Por lo tanto yo sigo este “don” que el Señor me regalo para con los abuelos. Cuidar personas no pasa por una cuestión de títulos o esfuerzo, es algo que el Señor te da, un don, un carisma, el carisma que me da el Espíritu Santo, y el Espíritu Santo se comunica a través de determinadas circunstancias las cuales yo lo sigo y los voy valorando día a día, mirando la REALIDAD que acontece a mi alrededor. Podría seguir hablando dos días de esta linda “Experiencia laboral” de este trabajo humano, de mi relación de trabajo con los compañeros/as, con el entorno, con la limpieza, con el arreglo de camas, de la catequesis obligatoria con el P. Aldo todos los miércoles etc., etc., pero lo dejare para otro testimonio más adelante

con una experiencia mas enriquecida. Hoy les puedo decir después de 6 meses de estar trabajando frente a esto que el Señor me puso, ¡soy sumamente feliz haciendo este trabajo! Y me tome el tiempo para dar mi testimonio, por que tenia que ser algo verdadero, algo que acontece en mi vida, algo que esta cambiando mi vida, una experiencia. No un discurso. Y concluyo con una frase de Peguy: “ Dios necesita de nosotros, Dios necesita de su Criatura. Por así decirlo, se ha condenado de esta manera, le hacemos falta, le hace falta su criatura. El que es todo necesita del que es nada. El que puede todo necesita del que puede nada. Le ha entregado sus plenos poderes. El que es todo no es nada sin el que no es nada. El que puede todo nada puede sin el que nada puede”. Jorge (Dedos)


6

Jueves 8 de abril de 2010

OBSERVADOR SEMANAL

HISTORIA La finalidad de nuestra publicación es acercar la Historia de España (la cual influye de una u otra forma sobre la nuestra) tan maltratadas, una y otra, en las últimas décadas, a la gente de la calle y de manera especial a quienes las desconocen, es decir, a esas generaciones que llevan padeciendo desde hace años, demasiados, una alienación que tanto daño causa a nuestra nación en términos culturales y educativos.

400 años del Paraguay libre vs. 200 años de esclavitud

CAPÍTULO LI

El reinado de los Reyes Católicos (VII): la legalidad de la conquista

sin autorización de los reyes de Castilla. La única contrapartida de la donación era la obligación de evangelizar las tierras concedidas. Los Reyes Católicos, por tanto, recibían el título legal de la época para llevar a cabo las tareas de descubrimiento y colonización. ¿Cómo quedaron fijados esos títulos?

En los capítulos anteriores hemos abordado la forma en que se llevó a cabo la gesta americana. En las páginas siguientes vamos a detenernos en la justificación legal que hubo para la empresa.

En las Bulas Alejandrinas (las dos Inter coetera, Eximios devotionis y Dudum siquidemque) emitidas por la Santa Sede en 1493 a petición de los Reyes Católicos.

¿Cuáles fueron los títulos legales para la conquista española deAmérica?

¿Pudo influir en esa decisión que Alejandro VI, el papa Borgia, fuera español?

En primer lugar, hay que tener en cuenta que en aquel entonces se consideraba que el papa era el vicario de Cristo en la Tierra y que esa circunstancia implicaba su competencia para decidir en disputas territoriales ya que el universo es de Dios. Hasta entonces las rutas atlánticas se habían repartido con una división norte-sur siguiendo la frontera un paralelo a tenor de lo expuesto en el Tratado de Alcacovas de 1479. Ahora iba a hacerse lo mismo de este a oeste siguiendo un meridiano que pasaba a cien leguas de las Azores y Cabo Verde. Para evitar conflictos entre España y Portugal, hubo que recurrir al arbitraje papal.

Seguramente, pero también influyó el que fuera este pontífice el que concedió el título de Reyes Católicos a Isabel y Fernando, el que hubiera recibido donaciones como la destinada a construir la capilla de la Academia Española en Roma San Pietro in Montorio en 1502 con el primer oro llegado de América y, sobre todo, la hostilidad de Carlos VIII de Francia hacia el papa.

La resolución papal recibió la forma de bulas que concedieron el dominio sobre tierras descubiertas y por descubrir en las islas y tierra firme del Mar Océano, decretando la excomunión sobre los que viajaran a las Indias por el oeste

¿Qué repercusión política y legal tuvieron las bulas papales? Jurídicamente mucha, porque dieron lugar a la Junta de Valladolid (1550-1551) donde se enfrentaron Juan Ginés de Sepúlveda y el padre Las Casas y se discutieron los derechos de que disfrutaban los indígenas del continente americano.

fiadas y no sólo por la Reforma que rechazaba el poder del papa sobre continentes e islas, sino también por otras naciones católicas. Como señaló Francisco I de Francia, “¿dónde está la cláusula del testamento de Adán que reparte el mundo entre castellanos y portugueses? ”. Aragón Fernando I de Fuente: César Vidal y Federico Jiménez Losantos, Historia de España

Sin embargo, sus consecuencias políticas fueron desa-

La muda elocuencia de los hechos Quien ha tenido un amor “secreto” conocerá de sobra la angustia que se sufre al refrenarse y contener esta simpatía sin expresarla por pena o vergüenza. Sin embargo, el afecto, el deseo de estar junto a la persona amada y de complacerla en todo, sigue presente en el corazón y lo va consumiendo día tras día como el fuego a la cera de una vela. Algún “quijote” quizá envíe un bouquet de rosas a su “dulcinea”. Un “romeo” escribirá cartas amorosas que jamás saldrán del cajón de su escritorio. Otros, como Beethoven, a lo mejor dedicarán una canción a su “media naranja”. Todo ello,

fruto de un sentimiento que como agua en una presa busca un cauce para liberarse. Si esto ocurre con el amor humano entre un hombre y una mujer, un amor que se ve obstaculizado por la muerte del ser querido, ¿qué no ocurrirá con el amor de Dios por el hombre? Un amor que es eterno. “Con amor eterno te he amado” (Jer 31,3). Él está locamente enamorado del hombre. Nos creó para amarnos e incluso nos regaló el don de la libertad para que le pudiésemos corresponder, corriendo el riesgo de verse traicionado y abandonado. Si pudiese emplear el lenguaje de los enamorados, ¿qué palabras escogería para

mostrarnos los sentimientos de su corazón? Pero ellas no le bastan. Su amor es infinitamente mayor que lo que unas cuantas frases pueden contener. Nos habla en el Evangelio, en la Liturgia, en la Iglesia, pero hay un lenguaje mucho más elocuente que las palabras: la muda elocuencia de los hechos. Con su pasión y muerte en la cruz nos ha demostrado su amor. La vida, la salud, el éxito, la familia son muestras de su cariño por nosotros. Otras veces nos declara su amor en medio de las enfermedades, los fracasos y dificultades de la vida, como el hijo que cuando está enfermo se da cuenta de cuánto lo ama su

ISABEL, la católica

mamá por todos los cuidados que ella le brinda. “De dos maneras acostumbro visitar a mis escogidos, esto es, con tentación y con alivio” (Imitación de Cristo I, 3). Sólo falta abrir los ojos y ver que detrás de la vida hay Alguien que me ama. Alguien que murió por mí en la cruz para redimirme del peor mal que existe: el pecado. Alguien que transformó el pan en su Cuerpo para acompañarme en este largo peregrinar por la tierra. Alguien que me declara a diario su amor con una muda elocuencia y espera calladamente que le responda. Juan Disraely


Jueves 8 de abril de 2010

7

OBSERVADOR SEMANAL

EN DEFENSA DE LA IGLESIA Y EL SANTO PADRE

La Pasión de la Iglesia La pasión de la Iglesia, que se está operando en estos días, ha sido profetizada por la Virgen María. Los dos rostros símbolos de la actual pasión de la Iglesia son el Papa y un pobre y humilde cristiano del Pakistán, Arshed Masih, 38 años, que trabajaba como chofer a Rawalpindi.

suciedad hay en la Iglesia”. Con estas pesadas palabras probablemente Ratzinger y Juan Pablo II quisieron implícitamente revelar (para obedecer a la Virgen), los contenidos aún no publicados del “tercer secreto de Fátima”, del mismo contenido de la Salette.

Delante de tres policías y unos jefes religiosos musulmanes ha sido rociado con nafta y quemado vivo, porque rechazaba el renegar a Cristo y convertirse al Islam.

Toda estas serie de apariciones de la Virgen, iguales en los contenidos, tienen la finalidad de advertir que la actual es una época excepcional de la Historia de la Iglesia y que está en acto un especial auxilio desde el cielo. Lo que ha acontecido y acontece comprueba que los advertimientos proféticos eran auténticos y revela también que la Virgen tiene la misión especial de salvar la Iglesia en estas terribles pruebas, larga prueba. Ojalá se la escuche. Porque el daño peor que los eclesiásticos pueden hacer es lo de “despreciar a las profecías” y “apagar el Espíritu”.

Y cuando la esposa Martha, destruida por el dolor, se fue a la comisaría para denunciar el asesinado del marido, ha sido torturada y violada por policías frente a los ojos horrorizados de sus hijos de 7, 10, 12 años. El episodio ocurrido en estos últimos días documenta el continuo martirio de cristianos que en el siglo XX ha sido perpetrado bajo todos los regímenes y las ideologías. Un sociólogo de Oxford ha calculado en 45 millones los cristianos que han perdido la vida, de manera directa o indirecta, a raíz de la propia fe. Este océano de sangre había sido profetizado explícitamente en Fátima, por la Virgen. Tal martirio es aún desconocido por las multitudes. Además hay que añadir el martirio moral de la Iglesia acusada y sellada con el timbre de la infamia. En Fátima, la Virgen profetizó la persecución del Papa y en una visión Jacinta (una de los tres pastorcitos beatificados en el 2000), le pareció de vislumbrar un linchamiento moral hacia el Santo Padre. Eso parece coincidir con lo que le ha tocado vivir el Papa en estas últimas semanas. Esta visión se encuentra relatada en la “tercera memoria” de Sor Lucia, con fecha 31 de agosto 1941: “Un día Jacinta tomó asiento sobre el borde de un pozo de sus padres. Después de un rato me llama. ¿No has visto el Santo Padre?” “¡No!” “No sé cómo fue. Yo he visto el Santo Padre en una casa muy grande, de rodilla frente a una mesa, con la cara entre las manos, llorando. Fuera de la casa había mucha gente, unos tiraban piedras, otros imprecaban y decían muchas palabrotas. Pobre Santo Padre tenemos que rezar muchos por él”. Parece la descripción del linchamiento moral al cual está sometido hoy el Papa. De hecho hay una tentativa para quitar confianza hacía la Iglesia, además con el intento explicito de llevar al Santo Padre a un juicio como jefe de una “banda de malhechores”. Hay que añadir que a las persecuciones hacía la Iglesia siguen siempre desgracias para el mundo. De hecho la visión de Jacinta continúa así: “¿No ves tantas calles, tantos senderos y campos llenos de personas que lloran de hambre y no tienen nada que comer? Y ¿El Santo Padre en una Iglesia delante al Corazón Inmaculado de María, en oración? Y ¿Tanta gente en oración junto a él?” Todo este martirio material y moral de la Iglesia del XX siglo parece representar un cambio dramático de su historia milenaria. Como ha sido revelado al Papa León XIII, autor de la “Rerum Novarum” (la primera encíclica social). Un mañana, el 13 de octubre 1884 (el mismo día de la

Escuela Gastronómica Centro Garófalo

El daño continuó con la persecución a curas santos, como el Padre Pío. Y fue repetido, en parte con Fátima, rechazándose por décadas de hacer la Consagración de Rusia al Corazón Inmaculado de María, para exorcizar el comunismo, como pidió la Virgen. De hecho, apareciendo a sor Lucia, Jesús en el 1930 reveló la persecución de los papas a raíz de aquella sordera. última aparición de Fátima: 13 octubre 1917) después de celebrar la santa Misa, mientras el Papa León XIII se encontraba en oración, fue visto alzar la cabeza como si tuviera una visión. Pareció horrorizado: le fue dado de escuchar un dialogo, cerca del tabernáculo. Una voz horrible, perteneciente a Satanás, desafiando a Dios, diciéndose capaz de destruir a la Iglesia si sólo pudiera ponerla a prueba. Parece que se le permitió esta prueba por un siglo. Por ende, el Papa León XIII aquella mañana del 1884 vio en visión la Basílica de San Pedro asaltada por demoños y sacudida hasta en sus cimientos. La revelación del Papa coincide con la de la mística Ana Katharina Emmerich, que escribió: “Si no me equivoco sentí que Lucifer será liberado y se le quitaran las cadenas, cincuenta o sesenta años antes del 2000, por un cierto tiempo. Sentí que otros acontecimientos pasarían en tiempos determinados, pero que he olvidado”. Fue después de aquella visión que el Papa León XIII escribió la oración, para proteger a la Iglesia, a San Miguel Arcángel que se ha rezado al final de la misa hasta el Concilio. Después fue abolida y a raíz de eso, en los primeros años sesenta, Pablo VI anunciará dramáticamente: “El humo de Satanás ha entrado en el Templo de Dios”. Recientemente el famoso exorcista, padre Gabriel Amorth, explicó que aquel “humo de Satanás” en Vaticano se puede entender también en sentido literal: hombres bajo el poder de Satanás que estarían presente en la Iglesia y en el mismo Vaticano. Que este ataque demoníaco tenga que ver con la caída de unos curas en actos perversos como la pedofilia (crimen contra los hijos de Dios más inocentes y indefensos: los niños), ha sido revelado por la Virgen según dijo - a la Salette en 1846, donde la Virgen presagió además los sufrimientos del Papa y los atentados contra su persona.

La aparición está reconocida por la Iglesia, pero sobre este texto no hay un juicio oficial: “La Iglesia subirá una crisis espantosa” habría dicho la DESDE 1951 Virgen, “se verá lo abominable en los lugares santos; en los conventos las floCon reconocimiento del Ministerio de Educación y Cultura res de la Iglesia se marchitaran y el Descubra el sabor del éxito con la profesora Sarita Garófalo demonio se volverá el rey de los corazones… los sacerdotes con sus malas Carrera Gastronómica vidas se volverán cloacas de impureInscripciones abiertas desde el 1 de diciembre de 2009 zas”. Título de Post Grado Internacional Después de 150 años, en el célebre Más informes: 660-425 613-040 Tte. Vera 1678 c/ San Martín Vía Crucis del 25 de marzo 2005, el cardenal Ratzinger destacará: “Cuanta www.escuelagarofalo.com.py - garofalo@rieder.net.py

Ahora el “plan de salvación” de la Virgen vuelve a surgir con sus apariciones en Medjugore (la continuación de Fátima, ha dicho la Virgen). Desde cuando en 1981 empezaron estas extraordinarias apariciones hemos asistido al cumplirse de varias profecías: sobre la guerra en Yugoslavia, al derrumbarse del comunismo, y a una ola infinita de conversiones. En estos últimos meses una comisión vaticana presidida por el Cardenal Ruini, está evaluando las apariciones de Medjugore de las cuales el Papa Juan Pablo II era muy entusiasta. Tendrán que decidir se acoger este extremo, formidable auxilio sobrenatural o rechazarlo, desmintiendo al Papa Wojtylia. Los clérigos, que hoy se encuentran al centro de la tempestad, tendrían que considerar con humildad la inmensidad de los frutos y de los signos de estas apariciones. Y conscientes de los propios límites, entregar la Iglesia a la protección de María, la Inmaculada, la única sin mancha. En caso contrario… Preparado por P.B.

“Padre Santo, está con Usted el Pueblo de Dios, que no se deja impresionar por las 'habladurías' del momento, de las pruebas que a veces vienen a herir a la comunidad de los creyentes” “Padre Santo, nosotros procuraremos atesorar Sus palabras. En esta Solemnidad pascual, nosotros rezaremos por Usted, para que el Señor, Buen Pastor, continúe a sostenerle en su misión al servicio de la Iglesia y del mundo. ¡Feliz Pascua, Padre Santo! ¡Feliz Pascua, dulce Cristo en la tierra! ¡La Iglesia está con Usted!” Palabras por Pascua que dirigió al Santo Padre el Cardenal Angelo Sodano, Decano del Colegio Cardenalicio, y a las cuales nos unimos efectiva y afectivamente.


8

Jueves 8 de abril de 2010

ACTUALIDAD

Una humanidad conmovida por el encuentro con una amistad Participando el pasado jueves santo del retiro por Semana Santa, en la granja Padre Pío en Itá, que se organizó con algunos jóvenes de los Secundarios y Universitarios del Movimiento Comunión y Liberación (CL) de la Parroquia San Rafael, y algunos chicos de la confirmación de la misma parroquia me preguntaba ¿Qué es lo que nos empujaba a todos nosotros, casi 100 jóvenes de 14 a 20 años, a estar un feriado compartiendo con gente que la mayoría no conocía? ¿Por qué no hacíamos como la gran mayoría de la gente de nuestra edad, que estaba durmiendo hasta bien entrada la mañana o viajaba al interior del país? En el transcurso de la mañana me fui encontrando con las respuestas, sin necesitar más que estar atento y con el corazón deseoso de respuestas. Mientras escuchaba la charla del P. Paolino y el testimonio de Marcos, un consagrado (Memores Domini) de CL, al hablar con los chicos de la confirmación que durante el tiempo de silencio se acercaban a nosotros catequistas con tantas preguntas sobre el cuestionamiento que había el P. Paolino para la asamblea que realizaríamos al término de la jornada ¿Hemos vivido nosotros en nuestra vida el aburrimiento, la tristeza? Me di cuenta que lo que nos movía a todos, universitarios, secundarios y chicos de la con-

OBSERVADOR SEMANAL

LA AVENTURA HUMANA DE LOS SANTOS

Bienaventurada Pierina Morosini Antes de pecar contra la castidad, prefiero dejarme matar Durante el Sínodo sobre los laicos, en octubre de 1987, se beatificó a tres laicos mártires: Marcel Callo, de 24 años, muerto en los campos de exterminio nazi en 1944; Antonia Mesina, de 16 años, y Pierina Morosito, mártires por la pureza. Hoy, 6 de abril, se celebra el aniversario de la muerte de esta última, que concilió las aspiraciones de santidad de obrera, de activista en la Acción Católica y de hija solicita en los quehaceres domésticos. Pierina nació el 7 de enero de 1931 en la pequeña aldea de Fiobbio, norte Italia. Primera de nueve hijos, de familia pobre pero dotada de gran fe. Pierina vivió una religiosidad intensa en la humildad y bondad de gestos y actitudes que cautivaron la simpatía de los vecinos.

Durante el tiempo de silencio se ve a unos chicos tomando notas y haciendo preguntas al P. Paolino

firmación era el deseo arduo de respuestas para los deseos de nuestro corazón.

realidad quieren manifestar es el deseo que hiere el corazón de todos los hombres.

Preguntas que se ponían de manifiesto a cada instante de la jornada, leyendo los apuntes, escuchando y cantando las músicas, poemas de Violeta Parra, Víctor Heredia, Silvio Rodríguez, todos cargados con un deseo enorme y que muchas veces intentamos negar tratando de dar otro sentido a sus voces, cuando lo que en

Pasar el día juntos, cantar, permanecer en silencio, estar guiados por una compañía cristiana, ingredientes no muy habituales entre los jóvenes, pero que nos han permitido reconocer lo que nuestro corazón desea, que grite y que muchas veces desespere. En la vida vivimos muchas veces cargados de vació, tristeza y eso agobia, más todavía en la juventud, cuando el corazón se pone en marcha está en constante movimiento y aún no está anestesiado, alienado como lo está en la mayoría de los adultos muchas veces, eso se puso de manifiesto escuchando los testimonios y las preguntas que iban surgiendo en el momento de la asamblea. Es en busca de esa respuesta, de esa incógnita que fuimos todos, intentando conocer el motivo por el cual nuestro corazón late y a veces lastima. Es en busca del Misterio que se mueve, que late, es el deseo de encontrarnos con Él el que hace nos movamos y participando del retiro estuvimos un poco más cerca de su Presencia. Juanki juank_lzkno@hotmail.com

REDONDEE P. Aldo

Farmacia PUNTO FARMA Delivery 24 hs. sin costo 607 500

Supermercado GRAN VIA Usted puede colaborar con las obras de San Rafael redondeando el monto de su ticket o factura

Ayude a los niños, ancianos y enfermos de sida y cáncer abandonados por la sociedad

La Fundación San Rafael

Agradece a Punto Farma por la entrega del Redondeo, a favor de los más necesitados, por la suma de Gs. 31.239.741. Igualmente, los Abuelos de los Hogares San Joaquín y Santa Ana, y las autoridades, agradecen la DONACION de GS. 5.000.000 que entregara Telebingo (TALISMAN S.A., grupo Vierci)

Una vez terminados sus estudios primarios, Pierina estudió corte y confección y comenzó a trabajar a los 15 años en una fábrica de telas, recorriendo dos horas a pie cada día para ir y regresar de su trabajo. Por su notable devoción a María Goretti, escogida como su modelo de virtud, asistió a su beatificación. En aquella ocasión dijo confidencialmente a una amiga suya: “También yo desearía morir como la Goretti. ¡Antes que pecar contra la castidad, prefiero dejarme matar!” alimentó el deseo de consagrarse a Dios en la vida religiosa y misionera, pero la situación de pobreza de la familia la indujo a postergar su decisión. Cada año renovaba su voto de castidad de acuerdo con su director espiritual. Compuso un reglamento espiritual de vida que observaba fielmente. Entre sus propósitos se lee: “Cultivaré en sumo grado la modestia en el vestuario y los modales, nunca permitiré frivolidades en palabras o acciones”. Su jaculatoria preferida era: “OH María, siempre joven porque eres siempre pura, haz rejuvenecer mi corazón con la belleza de la castidad”. Consideraba especial la frase de Santa Teresa: “La virginidad es el profundo silencio de todas las cosas sobre la tierra”. En la parroquia, Pierina era un miembro activo, aunque se mostraba muy discreta y silenciosa. Pertenecía a la Acción Católica, era catequista y cuidaba las obras del seminario y de las misiones. Era asidua participante de las celebraciones religiosas de la parroquia, incluso de misa y comunión diarias, aunque con mucho sacrificio. En el hogar era una segunda madre para sus hermanitos a quienes ayudaba con paciencia, en los deberes religiosos y en las tareas escolares. Su madre nunca necesitó pedirle su colaboración en los quehaceres domésticos, y mucho menos reprenderla. La carretera que recorría para ir a la fábrica era un itinerario de oración y de mortificación. Nadie la escuchó jamás hablar mal del prójimo, ni tampoco quejarse por las circunstancias adversas de la vida. En el contexto de su sencilla espiritualidad, serena pero profunda, vivida en las actividades de la familia y de la fábrica, su muerte no asume un aspecto trágico sino que aparece como la coronación natural de su santidad.Al regresar de la fábrica la tarde del 4 de abril de 1957, subiendo las laderas semidesiertas que la llevaban a su casa, Pierina fue atacada por un joven que pretendía abusar de ella. En el lugar se encontraron indicios de lucha, de resistencia, de sangre. Por la tardanza, un hermano suyo fue a buscarla y encontró su cuerpo ensangrentado y con señales de pedradas en la cabeza. Fue llevada al hospital pero no recobró el sentido y falleció dos días después.


Observador Semanal del 08/04/2010