Page 71

SOBRE ESTAS LÍNEAS, una fotografía del conde Almásy, que sirvió para construir el personaje ficticio de El Paciente Inglés (abajo), película galardonada con un Oscar.

Uno de los aventureros que intentó encontrar los restos del ejército de Cambises fue el conde Almásy, conocido por ser el protagonista de la película El Paciente Inglés , interpretada por el actor Ralph Fiennes. Almásy de Zsadány y Törökszentmiklós, nacido en 1895, en una localidad de Hungría, que entonces formaba parte del imperio austrohúngaro. En primer lugar, no era inglés, y no fue paciente –lo de las quemaduras y la desdichada historia de amor es irreal–, aunque sí es cierto que conoció a un piloto británico que sufrió terribles quemaduras. Su vida, la real, estuvo siempre entre la guerra y la exploración. Como austro-húngaro defendió al imperio en la I Guerra Mundial, y en la II, estuvo del lado germano, bajo el mando de Rommel, como asesor del mariscal –por sus conocimientos sobre el desierto–, agente de inteligencia y jefe de patrullas alemanas. De hecho, fue enjuiciado al terminar la II Gran Guerra, acusado

de divulgar propaganda nazi, sin que se hallaran pruebas suficientes para condenarlo. También se especula que pudo librarse por ser agente doble, de hecho, siempre tuvo muy buenos amigos británicos, algunos de ellos exploradores y arqueólogos. Un hombre peculiar y realmente lleno de misterios, como la propia historia del ejército de Cambises. La gran pasión de Almásy, al que los beduinos llamaban Abu Ramla –padre de las arenas–, fue el desierto. Decía en una obra que en 1934 tituló Sahara desconocido: “Amo el desierto. Amo la infinita extensión de los temblorosos espejismos, el viento, los picos escarpados, las cadenas de dunas como rígidas olas de mar. Y amo la simple, la ruda vida de un campamento primitivo en el frío gélido, a la luz de las esCLÍO

71

Clio historia octubre 2016  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you