Page 58

Antigua Roma / GLADIADORES

"CALÍGULA ORGANIZÓ JUEGOS DE GLADIADORES en el anfiteatro de Estatilio Tauro o en los Saepta. Este emperador, que tenía fama de sanguinario y cruel, y convirtió este evento en una pura y simple masacre".

BIBLIOGRAFÍA

– AUGUET, R. Los juegos romanos, Barcelona, 1972. – CAGIGAL, R. Gladiator. Luchar para vivir en un oficio peligroso, Santander, 2010. – NOSSOV, K. Gladiadores. El espectáculo más sanguinario de Roma, Madrid, 2010.

58

CLÍO

En el año 69, Vitelio celebró su cumpleaños con espectáculos de gladiadores en todos los barrios de Roma, en ese momento había 265 barrios en la ciudad. Vitelio fue un gran amante de este tipo de juegos. Incluso durante el transcurso de la guerra civil usó a sus legiones para construir nuevos anfiteatros. El emperador Tito celebró la inauguración del Coliseo en el año 80 con magníficas fiestas que duraron 100 días, desde junio hasta septiembre, y que incluían, además de los munera, otros espectáculos como venationes y naumaquias. Por desgracia, nada en particular se sabe sobre los combates de gladiadores de estos festejos, se ve que los contemporáneos quedaron más impresionados por las venationes y la naumaquia. Domiciano gustaba de entretener a la gente con magníficos y costosos espectáculos, no solo en el anfiteatro, también en el circo. Fue el único caso del que tenemos constancia de un espectáculo nocturno. Y de los pocos testimonios de mujeres gladiadoras, que en este evento lucharon contra enanos. Este emperador dejaba elegir al público las parejas de gladiadores que debían luchar. Curiosamente este emperador fue asesinado por sus propios gladiadores, puesto que entrenaban en la escuela de su propiedad. En el año 107, el emperador Trajano patrocinó unos magníficos juegos por su victoria sobre los dacios. Deseaba superar a Tito en términos de espectáculo y los alargó a 120 días y participaron 10.000 gladiadores. Trajano organizó combates en tres ocasiones más durante los siguientes cinco años. En ellos participaron 350 hombres en el primero, 202 en el segundo, y el tercero, con una duración de 117 días, entregaron 4.941 pares para luchar en la arena. En total, cerca de 20.500 personas lucharon en la arena romana entre los años 107 y 113. A Marco Aurelio no le gustaba este entretenimiento. Asistió a este tipo de eventos de mala gana e incluso estableció un límite en el dinero que podía gastarse en los juegos. Además, hizo una leva de gladiadores para que sirviesen en el ejército durante las campañas militares, lo que no hizo ninguna gracia a los espectadores. Lucio Vero, en cambio, adoraba verlos. También Heliogábalo, que fue famoso en la historia por su extrema perversión. Al parecer unía sus dos principales entretenimientos en el anfiteatro castrense: las luchas de gladiadores y la gula, y practicaba ambos hobbies al mismo tiempo.

Clio historia octubre 2016  
Advertisement