Page 51

A LA DERECHA, POCAHONTAS durante sus años en Inglaterra. Junto a estas líneas, representación del bautizo de la princesa india.

EMILE CHÂTELET mantuvo una relación con Voltaire, tal y como muestra la alegoría de la izquierda, en la otra página.

espectaculares de la época equiparable solo a los centros universitarios del momento, y la publicación de una obra en tres volúmenes sobre Leibniz, las Instituciones de física y un tratado sobre Newton firmado conjuntamente con Voltaire conocido como Principios matemáticos de la filosofía natural, entre otras. Al que se sumaron las traducciones al francés que hizo la marquesa de distintas obras como La Fábula de las abejas, en cuya introducción hizo un alegato en favor del desarrollo del talento femenino.

ALEGATO

FEMENINO

Émilie du Châtelet consiguió un amplio reconocimiento de la

comunidad científica del siglo XVIII en toda Europa. Atrás quedaban sus entradas en el café Gradot de París, centro de encuentro de científicos, matemáticos y filósofos, vestida de hombre para que no le vetaran el acceso. Émilie du Châtelet tampoco desatendió el cuidado de su casa ni su apariencia física, convirtiéndose en una de las marquesas más elegantes de la Francia del final del Antiguo Régimen. Su salón parisino se convirtió en uno de los muchos frecuentados por hombres eruditos. La vida de la gran científica terminó dramáticamente tras un embarazo inesperado fruto de una fugaz relación con Jean François de Saint-Lambert, un joven poeta y oficial de la guardia

del duque Estanislao de Lunéville. El parto fue fatal para una mujer que estaba a punto de cumplir los cuarenta y tres años de edad. Trabajadora incansable, en los últimos días de su vida estaba traduciendo la obra de Newton Philosophiae naturalis principia mathematica. Terminó su trabajo el mismo día de su muerte, el 10 de septiembre de 1749, después de dar a luz a una niña que moriría también pocos días después. No solo sus obras recuerdan a esta mujer excepcional, que no se resignó a seguir los dictados de una sociedad que relegaba a las mujeres a un mundo ajeno a la intelectualidad. Un asteroide y un cráter de Venus llevan su nombre.

Clio historia octubre 2016