Page 47

mis no juró acatamiento al nuevo monarca y se trasladó a Sevilla, siguiendo a la Junta Central, que le ordenó que regresase a México para continuar la vacunación por aquellos territorios, ya que habían llegado noticias de que el fluido se estaba extinguiendo a causa del abandono de los facultativos del programa de vacunación de aquella zona. A mediados de 1810 Balmis partió de Cádiz rumbo a Veracruz, desde donde regresó tiempo después con “un cajón de plantas exóticas vivas”. En cuanto a los niños, su destino al regresar a España es incierto y se desconoce si el Erario Público cumplió su parte del trato. Actualmente en la calle Parrote, en el puerto de A Coruña, hay una escultura homenaje a los niños huérfanos que partieron con la expedición (“los galleguitos)”. Se ha acusado a los españoles de haber acabado con la vida de miles de indígenas a causa de las enfermedades

SE HA ACUSADO A LOS ESPAÑOLES DE HABER ACABADO con la vida de miles de indígenas a causa de las enfermedades que llevaron a América, pero se ignora que esta Real Expedición sirvió para salvar la vida de miles de personas.

que llevamos a América, pero se ignora que esta Real Expedición sirvió para salvar la vida de miles de personas. Se calcula que unas 250.000 personas, en su gran mayoría niños, fueron vacunadas directamente por la Real Expedición y otro cuarto de millón de habitantes de Lationoamérica y Filipinas lo fueron en los años que siguieron a la misma. Desgraciadamente la odisea de los “niños vacuníferos” ha quedado diluida en la Historia. Por todo ello, nos quedamos con una cita de Edward Jenner, el descubridor de la vacuna, tras enterarse del éxito de la Expedición: “No me imagino que en los anales de la Historia haya un ejemplo de filantropía tan noble y tan extenso como este”. Más datos en: – La salud del Imperio. La Real Expedición Filantrópica de la Vacuna. Ramírez Martín. Doce Calles/Fundación Jorge Juan, 2002. – La Real Expedición Filantrópica de la Vacuna (1803-1806). Balaguer Perigüell y Ballester Añón. Monagrafías Asociación Española Pediatría, 2006.

CLÍO

47

Clio historia octubre 2016