Page 39

empezó a criticar las posturas cada más más violentas y radicales de los jacobinos y que desembocarían en el gobierno del Terror. Fueron otras mujeres del sector más extremista de los jacobinos las que quisieron acabar con ella en plena calle. Fue en el jardín de las Tullerías, en la primavera de 1793, donde Théroigne de Méricourt, acusada de defender a los girondinos, fue despojada de su ropa y apaleada. El líder jacobino Jean Paul Marat evitó su asesinato. Pero la que fuera una de las principales mujeres del partido, alabada por hombres como Robespierre, terminó falleciendo en la hospital mental de la Salpétriére, después de vivir una larga agonía de depresión y demencia.

CONDORCET Y SU DEFENSA DEL FEMINISMO

EL PRIMER PERIÓDICO FEMINISTA EN NOVIEMBRE DE 1789 salía a las calles parisinas el primer número del Étrennes nationales des dames, un periódico considerado como el primer rotativo con contenido feminista de la historia. Firmado por una misteriosa M. de Pussy y “una sociedad de gentes de letras”, el texto, que recordaba los hechos de octubre alabando el papel de las mujeres en su marcha hacia Versalles, es todo un alegato en defensa de los derechos de las mujeres. Escrito por un autor aparentemente femenino, el texto se dirige tanto a hombres como a mujeres y reclama el fin de una sociedad injusta para las mujeres en un momento trascendental de cambio social. A pesar de que el Étrennes nationales des dames salía a la calle el 30 de noviembre del año de la revolución con un número 1 delante del título, en la actualidad solamente se conserva el primer ejemplar.

Es cierto que muchos hombres que participaron en la revolución vieron con desconfianza e incluso rechazo que las mujeres quisieran seguir la estela revolucionaria y conseguir sus mismos derechos civiles. Fueron pocas las voces masculinas que hablaron públicamente en defensa de las mujeres. La más conocida fue sin duda la del filósofo y político Marie Jean Antoine Nicolás de Caritat, conocido como Marqués de Condorcet. Condorcet escribió en 1790 Sobre la admisión de las mujeres al derecho de ciudadanía, todo un alegato en favor de los derechos femeninos. En su texto, Condorcet venía a decir que la inferioridad social y política de las mujeres se había asumido como algo natural por su reiteración a lo largo de los siglos por lo que no existía una conciencia femenina lo suficientemente sólida para cambiar las cosas. Para Condorcet, la declaración de derechos no tenía sentido si privaba a la mitad del género humano a tales derechos. Las mujeres que participaron en la Revolución Francesa no salieron muy bien paradas. Mientras algunas consiguieron por un breve periodo de tiempo hacer oír sus voces y otras consiguieron empuñar las armas, otras fueron víctimas del odio machista. Unas perdieron la cabeza en la guillotina, otras terminaron dementes en sanatorios. Su memoria fue silenciada y vilipendiada durante años hasta que los movimientos feministas de finales del siglo XIX y principios del XX rescataron del olvido sus voces silenciadas e hicieron de sus palabras los cimientos de su lucha en defensa de los derechos de las mujeres. CLÍO

39

Clio historia octubre 2016  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you