Page 38

El legado francés / MUJER Y REVOLUCIÓN La popularidad de Madame Roland terminó cuando empezó el gobierno del Terror. Su marido huyó a Ruan, pero ella fue arrestada el 1 de junio de 1793. Retenida en la prisión de l'Abbaye, fue liberada pero, finalment,e recluida en la prisión parisina de La Conciergerie. Allí escribió su obra Memorias y llamada a la posteridad imparcial, un texto en el que defendía su inocencia, la injusticia de su condena y plasmaba sus principios ideales de una revolución que la condenó a morir en la guillotina. Madame Roland subió al cadalso el 8 de noviembre de 1793. Antes de ser guillotinada gritó al pueblo de París que se había congregado para verlar morir: “¡Oh, Libertad!, ¡cuántos crímenes se cometen en tu nombre!”. Al conocer el dramático final de su esposa, Jean-Marie Roland se suicidó.

REVOLUCIONARIA ENTRE LOS JACOBINOS Conocida con el sobrenombre de Lambertine, Théroigne de Méricourt fue una de las mujeres que participó en la revolución desde el primer momento. Tras una infancia difícil en su Lieja natal, Théroigne consiguió llegar a París y hacerse un nombre entre el mundo ilustrado de la época previa a la toma de la Bastilla. Su salón de la Rue Boulay fue uno de los centros de reunión más importantes de la revolución. Además de su salón, Théroigne fundó el Club de los Amigos de la Ley que se uniría al club de los Cordeliers. Théroigne de Méricourt defendió los derechos de las mujeres y su participación activa en las calles. No en vano era conocida como “La primera amazona de la Libertad". Su fama fue decayendo cuando

"ESTOY TAN CONVENCIDA DE LA LEGITIMIDAD DE NUESTRA CAUSA, que si os dignáis a secundarla nos dirigiremos a nuestros adversarios, los hombres, para conseguir la capitulación honorable para nuestro sexo" (M. de Pussy. “Étrennes nationales des dames”).

SOBRE ESTAS LÍNEAS, de izquierda a derecha, Madame Roland y su esposo, Jean-Marie Roland de la Plàtiere.

38

CLÍO

Clio historia octubre 2016  
Advertisement