Page 30

El legado francĂŠs / MUJER Y REVOLUCIĂ“N

EL PAPEL DE LA  EN LA

REVOLUCIĂ“N FRANCESA LA TOMA DE LA BASTILLA EL 14 DE JULIO DE 1789 MARCĂ“ UN ANTES Y UN DESPUÉS EN LA HISTORIA DE EUROPA. CON LA CAĂ?DA DE LA MONARQUĂ?A EN FRANCIA, TERMINABA UN LARGO PERIODO DE DOMINACIĂ“N ARISTOCRĂ TICA EN EL VIEJO CONTINENTE CONOCIDO COMO ANTIGUO RÉGIMEN. LA LLEGADA DE LA REVOLUCIĂ“N SUPUSO LA INTRODUCCIĂ“N DE DERECHOS CIVILES Y MEJORAS EN LAS CONDICIONES DE VIDA DE LOS CIUDADANOS FRANCESES. PERO ESTAS MEJORAS SE REFERĂ?AN SOLAMENTE A LOS HOMBRES. LAS MUJERES CONTINUABAN SIENDO CIUDADANAS DE SEGUNDA, MENORES DE EDAD ANTE LA LEY. AUN QUEDABA UN LARGO CAMINO POR RECORRER PARA CONSEGUIR LA IGUALDAD DE GÉNERO. PERO YA EN AQUELLOS AĂ‘OS TURBULENTOS ALGUNAS VOCES FEMENINAS SE ALZARON EN FAVOR DE SUS DERECHOS SENTANDO LAS BASES DE LO QUE SE CONVERTIRĂ?A EN EL FEMINISMO MODERNO UN SIGLO DESPUÉS. LAS MUJERES FUERON, TAMBIÉN, PROTAGONISTAS INTELECTUALES, LUCHADORAS EN LAS CALLES, VĂ?CTIMAS Y VERDUGOS, DE UNA REVOLUCIĂ“N QUE CAMBIĂ“ POR COMPLETO EL CURSO DE LA HISTORIA. WKZ^EZ&ZZZΈwww.mujeresenlahistoria.comΉ



UANDO EL PUEBLO DE PAR�S, DESESPERADO POR UNA LARGA ÉPOCA DE CRISIS ECONÓMICA, CAREST�A DE TODO Y TENSIÓN POL�TICA Y SOCIAL, SE ALZÓ EN ARMAS CONTRA EL PODER ESTABLECIDO, LAS MUJERES TAMBIÉN LUCHARON JUNTO A ELLOS. En algunos de los hechos mås determinantes de la revolución, tanto en la capital como en el resto del territorio francÊs, estå documentada la presencia de fÊminas dispuestas igual que los hombres a luchar por una sociedad mås igualitaria. Ya en la toma de la Bastilla, un grupo de mujeres anónimas junto a otras que se harían famosas por sus actos revolucionarios como ThÊroigne de MÊricourt, se presentaron ante los muros de la prisión parisina armadas con espadas, palos e incluso armas de fuego. Pero el acto popular mås conocido protagonizado por mujeres fue, sin duda, el que se recordaría como la marcha a Versalles y que tuvo lugar los días 5 y 6 de octubre de 1789. 30

CLĂ?O

Aquellos dĂ­as de otoĂąo, en los primeros meses de la revoluciĂłn, las mujeres despertaron de nuevo con la difĂ­cil tarea de llenar las bocas de sus familias. En los mercados el precio del pan era cada vez mĂĄs exorbitante mientras seguĂ­a resonando en sus mentes una desafortunada frase atribuida a la reina MarĂ­a Antonieta: “Si no tienen pan, que coman pastelesâ€?. Aquella maĂąana la desesperaciĂłn pudo con un grupo de ciudadanas que decidieron marchar hacia Versalles despuĂŠs de intentar asaltar el Ayuntamiento de ParĂ­s. En el palacio de las afueras de la ciudad, donde se escondĂ­a el rey y se reunĂ­a la Asamblea Nacional, las mujeres consiguieron traspasar las rejas y entrar en el recinto donde pudieron hablar con Luis XVI y arrancarle la promesa de liberar las reservas de grano. Los acontecimientos se precipitaron ante la consecuciĂłn de nuevas promesas orales pero pocos hechos constatados. Al dĂ­a siguiente el rey y la reina se vieron obligados por la turba de mujeres, acompaĂąadas por hombres y soldados, a volver a ParĂ­s mien-

Clio historia octubre 2016  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you