Page 26

El legado francés / NAPOLEÓN EN ESPAÑA

EL PUERTO O PASO DE SOMOSIERRA ha sido lugar de trasiego importante de personas o mercancías, favorecido por su baja altitud, menos de 1.500 m, y por su situación estratégica, como puerta directa de entrada desde el norte al sur y viceversa. Su importancia como paso estratégico de montaña es similar a la del Alto del León y, como este último, se remonta a la dominación musulmana, cuando era conocido con el nombre de Fayy al Sarrat, que vendría a significar desfiladero o paso de la sierra. El antiguo nombre árabe derivó en el cristianizado Fozarach, según consta en documentos del siglo XII. A comienzos del siglo XIV surge el actual nombre de Somosierra cuando el concejo de Sepúlveda decide eximir del pago de tributos a aquellos que tuvieran la valentía de poblar una naciente aldea en lo alto del paso, o lo que es lo mismo, en el “somo de la sierra”, con el fin de proteger y dar vida a aquel lugar estratégico, pero frío y peligroso. Desde la fundación de la aldea y hasta el siglo XIX, el paso de Somosierra estuvo sujeto al pago de portazgo, es decir, a un impuesto o 26

CLÍO

peaje que había que abonar necesariamente si se quería cruzar por el mismo. No pagarlo suponía atravesar la montaña por zonas menos transitadas expuestas al asalto, incluyendo el que practicaban los mismos portazgueros, si no se seguía el camino correcto o se iba “desencaminado”, tal como entonces se decía. El puerto o paso de Somosierra ha sido lugar de trasiego importante de personas y mercancías, favorecido por su baja altitud, menos de 1.500 m, y por su situación estratégica como puerta directa de entrada desde el norte al sur y viceversa. Por este paso han sido espectaculares los tránsitos de ganado ovino. Los enormes rebaños trashumantes segovianos y los procedentes de las sierras del Sistema Ibérico cruzaban por Somosierra para continuar camino hacia las tierras extremeñas, situación que se repetía de regreso.

Tal era la importancia del paso de Somosierra, muy similar o incluso superior a la del Alto del León, que hasta seis ventas se llegaron a instalar en su entorno. La más famosa de ellas era la conocida como Venta Juanilla. En ella durmió el mismísimo Napoleón o bandoleros como El Tuerto Pirón. Situada en una encrucijada de los caminos de Soria, Segovia y Francia, y de las cañadas soriana occidental y segoviana, la Venta Juanilla, de la que ya hay constancia de su existencia en el siglo XVI, fue una de las más importantes de la sierra de Guadarrama. Resultó prácticamente destruida por los bombardeos de la Guerra Civil que solamente dejaron en pie algunos muros. En la actualidad, en su lugar, y aprovechando su nombre, junto a los muros que resistieron, se ha construido un establecimiento hotelero, que de algún

Clio historia octubre 2016  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you