Page 20

El legado francés / NAPOLEÓN EN ESPAÑA

DE LAS INCLEMENCIAS METEOROLÓGICAS que podía sufrir en la Sierra de Guadarrama estaba advertido el ejército napoleónico, tal y como sugiere la documentación escrita por el general Savary, que relata minuciosamente todos los hechos.

mismo orden y, para dar ejemplo, el Emperador formó el Estado Mayor en varios pelotones, colocándose entre Lannes y Duroc, cerca de los cuales nos situamos enlazando nuestros brazos. Después, a la orden dada por el mismo Napoleón, la columna se puso en movimiento ascendiendo por la montaña, a pesar del viento impetuoso que nos rechazaba, de la nieve que nos azotaba el rostro y del hielo que nos hacía resbalar a cada paso. Durante las cuatro mortales horas que duró la ascensión yo experimenté crueles sufrimientos". 20

CLÍO

El Barón de Marbot prosigue: "A la mitad de la cuesta, los mariscales y los generales que llevaban botas altas no pudieron continuar avanzando. Napoleón se hizo subir a un cañón, en el que montó a horcajadas y los mariscales y generales hicieron lo mismo. Nosotros continuamos a pie siguiendo a este grotesco cortejo, y llegamos por fin al convento situado en la cima de la montaña. El emperador se detuvo para reagrupar su ejército, distribuyéndose a las tropas vino y leña que habíamos conseguido encontrar. El frío era intensísimo y

toda la gente temblaba. A pesar de lo cual, nos pusimos en marcha al cabo de algunas horas. El descenso, aunque muy penoso, no lo fue tanto como la subida. A la caída de la tarde llegamos a una pequeña llanura donde se encuentra el hermoso pueblo de San Rafael y varias aldeas que procuraron al ejército víveres, vino y alojamiento”. De estas inclemencias meteorológicas estaba advertido el ejército napoleónico. Así lo contó el general Savary en otra versión de los hechos: “...El cielo estaba tan oscuro como

Clio historia octubre 2016  
Advertisement