Page 44

Shameless (UK) Introducción... Hay muchas series que pasan totalmente desapercibidas, al menos para muchos, hasta que otra persona decide hacerles caso, hablar de ellas. Algo que puede que ni siquiera supieras que existía empieza a llamarte la atención, e incluso puede que le acabes dando una oportunidad. Puede que no, que simplemente baste con saber que exista, pero es posible que la curiosidad nos pueda y queramos ver cuál era el origen de la idea. Algo así ocurre muchas veces con las adaptaciones made in USA de series que tienen su origen en otros países. No siempre, por supuesto, porque esto no tiene sentido cuando hablamos de una serie que ya en su original era bastante conocida (como podría ser el caso de “Skins“, cuya versión americana, además de no aportar nada por sí sola, era bastante innecesaria como adaptación), pero sí que hay veces en las que una adaptación nos descubre una serie que por el motivo que sea nos había pasado desapercibida hasta ese momento. Puede decirse, por ejemplo, que algo así ocurrió con “The killing“, que aunque gustara más o menos, sí que produzco una cierta curiosidad por “Forbrydelsen“, la original danesa. A veces, de hecho, esta curiosidad que crean hace que nos preguntemos si no hubiera resultado más sencillo simplemente promocionar la original en USA, en vez de simplemente crear una nueva versión de lo mismo. Si una adaptación ha tenido éxito, y la serie de la que parte tiene una base lo suficientemente interesante como para que llamara tanto la atención como para interesarse en adaptarla, ¿por qué no emitir la original simplemente? Respuestas puede haber miles, por supuesto, y probablemente una de las respuestas que siempre hay que tener en cuenta es que si te dan la oportunidad de crear algo que va a tener éxito, puede merecer la pena no dejarla escapar.

“Es una serie que sabe mezclar de forma casi perfecta extremos casi completamente opuestos” Pero tampoco es la única razón, no necesariamente. Por un lado está el tema del idioma, que aunque no sea algo insalvable, sí que puede parecer una excusa aceptable para adaptar una serie. Pero entonces llegamos a las series británicas, y vemos que también de ellas se hacen adaptaciones. Y ahí la respuesta no parece tan obvia como el caso del idioma, pero también tiene bastante sentido. Y es que cualquiera que haya visto tanto series americanas como series británicas se habrá podido dar cuenta de que ya simplemente la filosofía que estas transmiten, su forma de entender el mundo y reaccionar a él, es completamente distinta en muchos casos. Es casi radicalmente opuesta. Y precisamente en esa diferencia, en ese punto de vista y en ese enfoque distinto es donde puede encontrarse el éxito, siempre que todo lo demás se haga bien. En cierto sentido, esto es lo que ha ocurrido con “Shameless”, de la que Showtime empezó a emitir su propia versión la temporada pasada, con bastante éxito. Y, si bien esta adaptación se merece ser tenida en cuenta por sus propios méritos, no hay que olvidar a la original británica, que merece tanto o más la pena que esta nueva versión.

Zapping Magazine #8  

Somos la primera revista online que trata exclusivamente de ese maravilloso medio que es la televisión. Esperemos que Zapping magazine os en...