Issuu on Google+

FOTO: DANTE ZEGARRA

LAS CIFRAS DEL CRECIMIENTO El Perú avanza para el pueblo

Alan García Pérez


LAS CIFRAS DEL CRECIMIENTO El Perú avanza para el pueblo Partido Aprista Peruano Comité Ejecutivo Nacional Mauricio Mulder Bedoya Secretario General Luciano Ponce Lancho Secretario Nacional de Organización y Movilización Editado por: Julio Sepúlveda Delgado Buró Nacional de Organización y Movilización Noviembre 2009

E-mail: lplequipo@gmail.com


¡AVISA A LOS COMPAÑEROS! La Secretaría Nacional de Organización y Movilización, considera necesario difundir las obras de nuestro actual gobierno, a fin que los dirigentes y militantes mantengan permanentemente la defensa de los logros que tienen impacto social y económico. El artículo de nuestro presidente Alan García Pérez “Las Cifras del Crecimiento El Perú avanza para el pueblo” es uno de ellos. Recordando a los dirigentes recientemente elegidos y a los que próximamente asumirán responsabilidades políticas –partidarias la vigencia de nuestro pensamiento y propuestas no sólo ejecutivas sino también legislativas que propenden a la justicia social con marcada preferencia por los más pobres. En esta tarea común no podemos olvidar las rectoras frases de nuestro Maestro, Jefe y Guía VICTOR RAUL HAYA DE LA TORRE en el V tomo de las Obras Completas: “El mejor fundamento de nuestro Partido es, consecuentemente, nuestro deseo de incorporarnos como fuerza moral del país que señala el camino de una nueva política dignificada y humana. Ha llegado el momento de demostrar que en el Perú las masas nacionales pueden construir sus bases democráticas sin recurrir al soborno y sin recurrir a la política de los viejos métodos. Y queremos demostrar también que si el aprismo es una concepción económica, es igualmente una tesis política y una ideología. Pero el aprismo es, sobre todas las cosas, una fuerza moral de inteligencia y de cultura en el país”.


Las acciones de gobierno en educación, salud, transportes y comunicaciones, vivienda y construcción, los programas sociales, la profundización del proceso de descentralización y regionalización, la promoción del empleo y de las inversiones deben ser resaltadas en todo espacio y tiempo; más aún ad portas de procesos electorales regionales y municipales, que deben ser asumidos con la generación de esperanza en las capacidades apristas, de ejercer efectivamente tales gobiernos sub-nacionales, con la misma coherencia de gestión pública moderna en base a resultados. Y prosigue nuestro Maestro Víctor Raúl: “Comprendo perfectamente que nuestra empresa es pesada, que nuestra tarea es difícil. Que no sólo es necesario enunciar los males nacionales con la claridad que los enuncia nuestro programa, sino que también es necesario tener fe, optimismo y fortaleza frente al plan gigantesco para solucionarlos. Comprendo perfectamente que nuestra tarea es difícil en un pueblo donde las pasiones políticas conducen a los mayores extremos; donde todas las energías parecían muertas; difícil en un pueblo donde la violencia y la inquina no respetan nada y dan ejemplos verdaderamente denigrantes a las generaciones jóvenes; difícil en un pueblo donde es necesario comenzar por constituir las bases mismas de la organización estatal”. No deben existir dudas que los indicadores sociales y económicos y los de desempeño y resultados en nuestro gobierno, nos otorgan ventajas comparativas y competitivas que sumados al esfuerzo unitario y perseverante de todos los militantes activos y una adecuada planificación de las actividades partidarias colocan al partido en posiciones favorables de obtener victorias contundentes en muchas regiones del país. La Secretaría Nacional de Organización y Movilización actual, en estrecha coordinación con la Secretaría General y los lineamientos y dirección de la Comisión Política, continúa sus recorridos a nivel nacional, consolidando una estructura partidaria cada vez más vigorosa y unida que refuerza el trabajo interno, pero sobre todo el externo retomando los liderazgos apristas en organizaciones laborales, gremiales, profesionales, sociales, populares y juveniles. Reconocemos el esfuerzo de todos los que difunden las obras del gobierno, sean oficiales como “la Tribuna” o iniciativas personales y/o de grupos como las redes en internet y publicaciones periódicas semanales o mensuales que informan y generan análisis separando “la paja del trigo” y suplen las reducidas intensidades de los responsables en los sectores públicos de diseñar estrategias comunicacionales de docencia cívico-política permanentes.


Si el gobierno y el Perú avanza y comunicamos adecuadamente generamos una cultura de confianza; el Partido del Pueblo se consolida y afianza; por eso es imprescindible, en el ejercicio de la política partidaria, reforzar la institucionalidad que caracteriza a nuestro Partido, con responsabilidad, fraternidad y solidaridad material y espiritual. Y en la Línea de Haya de la Torre “Lo que sí el aprismo exige de sus miembros es honestidad, sinceridad y firme propósito de sacrificio. Nosotros no somos una fuerza política para repartir puestos públicos. Nosotros no somos una fuerza política que haga falsas promesas; nosotros estamos lejos de la demagogia; nosotros queremos exigirle al pueblo sus deberes de esta hora; queremos decirle que hay que rescatar lo perdido moral y materialmente para la Nación; y que son las fuerzas que hasta hoy han permanecido alejadas de la vida política de la República, lo que hay de más puro, de más fuerte, de mayoritario en la vida nacional, las que deben incorporarse a cumplir esta tarea; pero nosotros somos y seremos fuerzas de izquierda; la derecha ha fracasado”. “Con la conciencia exacta de nuestra misión histórica, queremos dejar al futuro un ejemplo; queremos que las generaciones jóvenes del Perú, que los que vengan detrás de nosotros respeten la ley y nuestros pasos; queremos que no se pierda el rastro luminoso del Partido Aprista Peruano, cuyo ideario puede ser herejía para muchos hoy, pero ha de ser, según el pensamiento del Maestro, credo del mañana”. Si tienes este folleto en tus manos incorpórate al activismo político y, bien en alto el sentido de la responsabilidad como militante o dirigente difúndelo. ¡Avisa a los compañeros! “El aprismo, pues, no sólo es una bandera política, el aprismo, todos lo sentimos, es una fuerza que responde a un anhelo nacional. Es una fuerza que responde a un viejo dolor del Perú”.


LAS CIFRAS DEL CRECIMIENTO El Perú avanza para el pueblo Por: Alan García Pérez Presidente Constitucional de la República del Perú

Después de trabajar por varios meses con 120 profesionales, la organización de las Naciones Unidas ha certificado el avance social del Perú señalando que el país está alcanzando ya las metas sociales que se había fijado para el año 2015 y, además, en los últimos 4 años esa velocidad se ha duplicado. Lo importante es que esas cifras son una sólida respuesta a las tesis de la depresión y el derrotismo según las cuales el Perú está siempre condenado a mayor pobreza, peor miseria, más injusticia y solo los ricos se benefician del avance. El estudio de la ONU demuestra que desde 1990 hasta el 2008 se han producido importantes cambios en la situación social del país y que entre el año 2004 y 2005 esos cambios se han acelerado. Veamos las cifras, teniendo en cuenta que, en esos 17 años, la población subió de 22 millones a 29 millones y a pesar de eso: 1. La pobreza se redujo de 54,4% (1991) a 48% (2005) y a 36% en el 2008 lo que, según Naciones Unidas, significa que 3 millones y medio de peruanos superaron la pobreza en los últimos 4 años. En el mismo lapso la miseria o extrema pobreza pasó de 23% (1991) y 24% (2005) a 12,6% en el 2008.


2. La mortalidad infantil en niños menores de 5 años disminuyó del 57% en 1990 a 18% en el 2008 y la tasa de vacunación contra el sarampión subió de 60% a 90% de la población infantil. Además, la mortalidad materna por 100.000 nacidos vivos bajó de 265 casos (1996) a 70 en el 2008, y ello porque el control prenatal por profesionales de salud pasó de 64% (1990) al 96% en el 2008 y la proporción de partos atendidos en los establecimientos de salud subió del 49% (1991) al 72,6% en el 2008. 3. El analfabetismo descendió de 18,1% (1991) y 12% en el 2004 hasta 6% en el 2008, en tanto que el número de alumnos inscritos en universidades subió de 368.000 (1991) a 654.000 en el 2008. Algo más, la proporción de alumnos que terminan la primaria entre los 12 y 14 años subió del 56% (1994) hasta el 77,7% (2008), pero el número de mujeres ya es mayor que el de hombres en primaria y secundaria. 4. Las viviendas con agua potable aumentaron de 49% (1991) a 69% en el 2007 y las viviendas con desagüe del 35% al 54% en el 2007 sin contar que en ese año comenzó el programa Agua para Todos pudiendo estimarse que hoy el 80% de las viviendas tiene agua potable y el 60% tiene alcantarillado. Además, la proporción de hogares con electricidad pasó de 46% (1991) a 80% en el 2009 y las viviendas construidas con material noble aumentaron del 31% al 49% en la actualidad. En 1991 solo el 8,5% de hogares tenía teléfono fijo pero esa proporción subió a 28,6% en el 2008, en tanto que 45% de los hogares tienen hoy teléfono celular.


5. En 1991 solo existían en el Perú 7.600 kilómetros de carreteras asfaltadas pero en el año 2008 ya se han superado los 15.000 kilómetros.

Ahora bien, al profundizarse la descentralización, la solidez y la estabilidad de la economía entre el 2004 y el 2008 se ha logrado más inversión nacional y externa y mayor creación de empleo. Basta señalar que en 4 años se han generado más de un millón ochocientos mil empleos y que el número de asegurados por Essalud ha subido de 6 millones a más de 8 millones. Por eso el aumento en el bienestar social se ha hecho más veloz y se ha logrado reducir la pobreza de 48% a 36%, la miseria de 18% a 12,6%, la desnutrición global del 10% a 5%, la desnutrición infantil crónica de 25,4% a 21,9%, y se ha alcanzado la universalidad de la educación primaria aumentando de modo sustantivo el número de alumnos en la secundaria.


Todo esto es producto del aumento en el gasto social y de la mayor inversión del Estado en sus niveles nacional, regional y municipal. Pero también es producto, de la velocidad lograda por la inversión privada que con sus impuestos permite obtener mayores recursos para continuar el avance. Desde enero del 2006 hasta setiembre del 2009 el Gobierno, las regiones y los municipios han ejecutado inversiones públicas por un total de 41.000 millones de nuevo soles, cifra récord respecto a los años anteriores. Si comparamos lo que se invirtió el 2005 en infraestructura de educación, salud, caminos o agricultura en cada departamento con lo que se ha invertido en el 2008 veremos que el salto ha sido significativo. Eso explica la reducción de la pobreza y la miseria pero también el aumento del empleo formal y las mejores condiciones de vida de la inmensa mayoría.


En el 2005, Amazonas recibió del Gobierno Central, del gobierno regional y de sus municipios una inversión de 98 millones. En el 2008 esa inversión fue de 342 millones, es decir, 3 veces y media más. Áncash pasó de 455 millones a 1,222 millones, Ayacucho de 233 millones a 426 millones, Huancavelica de 191 millones a 371 millones, Huánuco de 146 millones a 335 millones, Puno de 301 millones a 601 millones, San Martín de 138 millones a 551 millones. Todo esto es una revolución en electrificación, colegios, caminos, obras de riego, hospitales, postas de salud, etc. sin sumar en esas cifras la inversión privada nacional y extranjera en telefonía, centros comerciales, tiendas, fábricas, concesiones, etc.


Así, el cambio realizado en estos 3 años continúa con más velocidad la tendencia en la reducción de la pobreza que la Organización de Naciones Unidas ha constatado entre los años 1991 y 2008. Pero, todo esto no habría sido posible sin la decisión del pueblo en el 2006. Fue la afirmación del modelo democrático, político y económico lo que ha permitido continuar la descentralización y convocar la inversión y reinversión de más de 100.000 millones de dólares en los últimos cuatro años. Y eso se logró manteniendo la estabilidad económica y financiera del Perú. Pero todo eso hubiera sido imposible si se hubiera adoptado el modelo de bloquear la inversión nacional y extranjera cambiando las reglas de juego, con medidas desordenadas y alarmistas que nos hubieran conducido a la situación de los países que practican el estatismo económico y político, en los que se habla mucho de revolución pero donde la pobreza no ha bajado ni 1%. Afirmando este modelo hasta julio del 2011 los resultados serán mucho mejores y si, por voluntad del pueblo, se garantiza el orden y la estabilidad hasta el año 2021, segundo centenario de nuestra república independiente, puedo asegurar que el Perú habrá ingresado entonces al primer mundo con paso firme y de manera irreversible, por su volumen productivo y por ser una sociedad donde la miseria haya desaparecido, donde la pobreza se haya reducido a niveles mínimos y en la que los ciudadanos tengan mayor bienestar y mayor nivel educativo y cultural.


Todo esto es producto del aumento en el gasto social y de la mayor inversión del Estado en sus niveles nacional, regional y municipal. Pero también es producto, de la velocidad lograda por la inversión privada que con sus impuestos permite obtener mayores recursos para continuar el avance”.


Vemos como el APRA resurge en las regiones, como el partido se moviliza y como el Partido se capacita y fortalece creando más APRISMO” Luciano Ponce Lancho. Aula Magna, Piura 18 Oct. 2009


Es necesario enfatizar mucho más que somos un partido de frente único de trabajadores manuales e intelectuales. Es necesario enfatizar mucho más que somos un partido revolucionario y de izquierda. Es necesario que no se olviden nunca que somos un partido que viene de abajo, de los sectores populares y que defiende a los más humildes, a los desposeídos, a los que están abandonados”. Mauricio Mulder. Aula Magna, Lima 1 nov. 2009


¡Con la valentía de los “Tigres de Laredo”, que las causas sociales y los ideales del aprismo nos exigen, arremetamos con fuerza, decisión y coraje contra el desánimo, la pobreza de espíritu y la corrupción!.

Víctor Raúl Haya de la Torre hablando a los campesinos de la Hacienda Laredo - La Libertad, en 1931.


EL PERU AVANZA