Issuu on Google+

UNIVERSIDAD DE SAN CARLOS DE GUATEMALA C.A.

ENSAYO JUAN JACOBO ROUSSEAU

ELABORADO POR

ZANDER ARAEL LOPEZ MORALES 201146405 31 DE OCTUBRE DE 2,012.


INTRODUCCIÓN

Rousseau fue un filosofo que con sus ideas innovadoras de política y educación marco de manera trascendental el desarrollo social y político de la época en que desarrollo su filosofía con un pensamiento radical estableció las bases de la interacción del ser humano en la sociedad y su método de aprendizaje fundado en el desarrollo del conocimiento de manera natural por el propio ser humano es importante conocer los aspectos de su vida y sus aportes con sus dos grandes obras conocidas como lo es el contrato social y el Emilio; en el presente ensayo fundamento mi crítica del desarrollo estatal de Guatemala y su influencia de las teorías fundadas por Rousseau en su obra el contrato social, así mismo hago un énfasis en el desarrollo de aprendizaje de Rousseau interpretando su modelo de enseñanza a través de su obra el Emilio; el propósito es presentar al lector una breve crítica a las obras de este gran pensador filosófico.


Jean-Jacques Rousseau nació en (Ginebra, Suiza, el 28 de junio de 1712 y murió en Ermenonville, Francia, el 2 de julio de 1778) fue un escritor, filósofo y músico franco-helvético definido como un ilustrado; a pesar de las profundas contradicciones que lo separaron de los principales representantes de la Ilustración.

Uno de los aspectos más importantes de Rousseau converge en sus ideas políticas que influyeron en gran medida en la Revolución francesa, el desarrollo de las teorías republicanas y el crecimiento del nacionalismo, teorías que estableció en su obra el contrato social que fue una de sus principales obras junto con El Emilio. Entre sus frases más significativas puedo mencionar «El hombre nace libre, pero en todos lados está encadenado» que era muy controversial y daba fundamento en su obra el contrato social; la otra, contenida en su Emilio, o De la educación: «El hombre es bueno por naturaleza», de ahí su idea de la posibilidad de una educación.

Debido a motivos religiosos, la familia Rousseau se exilió a Ginebra cuando era una ciudad-estado independiente. Allí, Suzanne Bernard (1673, Ginebra ibídem, 1712) e Isaac Rousseau (1672, Ginebra - 1747, Nyon) tuvieron a su hijo Jean-Jacques (en español, Juan Jacobo) Rousseau. Nueve días después de dar a luz, falleció Suzanne, hija del calvinista Jacques Bernard. El pequeño Rousseau consideró a sus tíos paternos como sus segundos padres, debido a que desde muy pequeño pasó mucho tiempo con ellos y fueron los que lo cuidaron.


Cuando Rousseau tenía 10 años (1722), su padre se exilió por una acusación infundada y él quedó al cuidado de su tío Samuel. Con esta familia disfrutó de una educación que él consideraría ideal, calificando esta época como la más feliz de su vida. Junto con su primo, Rousseau fue enviado como pupilo a la casa del calvinista Lambercier durante dos años (1722-1724). A su regreso en 1725, trabajó como aprendiz de relojero y, posteriormente, con un maestro grabador (aunque sin terminar su aprendizaje), con quienes desarrolló la suficiente experiencia para vivir de estos oficios toda su vida.

Es por eso que a los 16 años (1728) abandona su ciudad natal. Tras un tiempo peregrinando, llegó y se estableció en Annecy, siendo tutelado por Madame de Warens, una dama ilustrada, trece años mayor que él, que le ayudó en su educación y en su afición por la música. A ojos de Rousseau, esta Madame sería una madre y una amante. Residió seis semanas en Montpellier por una enfermedad grave y a su regreso fue preceptor en Lyon y tuvo contacto con Fontenelle, Diderot o Marivaux. Forjando un carácter de "paseante solitario" mientras recorría kilómetros y kilómetros por los Alpes, Rousseau ejerció de periodista.

En 1745, con 33 años vuelve a París, donde convive con Thérèse Levasseur, una modista analfabeta con quien tiene cinco hijos y a quien convence para entregarlos al hospicio conforme van naciendo. Al principio dijo que carecía de medios para mantener una familia,1 pero más tarde, en el volumen IX de sus Confesiones, sostuvo haberlo hecho para apartarlos de la nefasta influencia de su familia política: Pensar en encomendarlos a una familia sin educación, para que


los educara aún peor, me hacía temblar. La educación del hospicio no podía ser peor que eso.

Es en esta época cuando contacta con Voltaire, D'Alembert, Rameau y, de nuevo, con Diderot y escribe sus obras más reconocidas. Cuando la [[Academia Francesa] propuso en 1750 el siguiente dilema: ¿Contribuyen las artes y las ciencias a corromper al individuo?, Rousseau ganó respondiendo que sí, siendo para él las artes y las ciencias una decadencia cultural. A partir de aquí, la fama llama a su puerta. Empieza a asistir a salones parisinos, critica la música francesa en la Querelle des Buffons con el apoyo de los enciclopedistas y su, por aquel entonces, íntimo amigo Frédéric-Melchior Grimm.

Las exigencias de sus amigos y sus opiniones lo distancian de ellos, Rousseau se siente traicionado y atacado y abandona Ermitage, casa rural que le amuebló Mme. d'Epinay en 1756.

La publicación de Emilio, o De la educación y de El contrato social lo hacen tremendamente impopular, hasta el punto de que lo destierran de Francia; marcha a Suiza, donde es acogido como protegido de Lord Keith, pero su casa en Môtiers es apedreada por una turba furiosa en 1765.

Su amigo Hume lo acogió junto con Thérèse en Inglaterra, viviendo retirados en el campo durante dos años (1765-1767) debido a la opinión que la mayoría de los ingleses tenía de él: un loco, malo y peligroso hombre que vive en pecado con Thérèse. En 1767, con 55 años, volvió a Francia con un nombre falso. Allí se casó


con su amada Thérèse un año más tarde. En 1770 se le permitió regresar oficialmente con la condición de que no publicase nada más.

Escribió sus memorias, las Confesiones, y se dedicó a vivir de sus patrones y de lecturas públicas de sus memorias. En 1772 Mme. d'Epinay, escritora amante de él y Grimm al tiempo (lo que provocará su enemistad), escandalizada por lo que Rousseau relata de su relación con ella, pide a la policía que prohíban tales lecturas. Con un estado anímico sombrío, se aleja definitivamente del mundo. Aunque siguió escribiendo, el daño que le habían causado los ataques de Voltaire (quien dijo de él que se valía de la sensiblería y la hipocresía) y otros personajes de la época terminó apartándolo finalmente de la vida pública sin poder aprovechar la fama y el reconocimiento de su obra, que inspiraría al romanticismo.

Retirado en Ermenonville, falleció de un paro cardíaco en 1778 a los 66 años. Sus restos descansan en el Panteón de París a pocos metros de Voltaire y el sitio exacto está marcado claramente por un busto conmemorativo.

El contrato social de Rousseau es una obra de mucha apreciación política y social que marco su tendencia radical de pensamiento política y contribuya a la formación de grandes Estados, siendo esta una obra de amplio enriquecimiento intelectual aplico mi crítica de su obra relacionándola con la concepción política y social de Guatemala.

El hombre desde su concepción según lo interpretado en la legislación guatemalteca en la parte dogmática de la constitución política de la república de


Guatemala, goza de los derechos (Rousseau, 2,008) “el hombre ha nacido libre y vive en todas partes entre cadenas”. El hombre en su estado natural es libre de sus acciones, sin embargo por sí mismo no es capaz de logar la supervivencia y la reproducción natural, por esa razón el ser humano se ve obligado a asociarse con otros seres humanos para lograr la búsqueda de un bien común que permitirá el desarrollo de grandes sociedades que darán origen al Estado. El ser humano frente al Estado es como una familia donde el padre de familia representa al estado y los hijos a los habitantes que son tutelados por el Estado, sin embargo el padre de familia tiene un gran amor hacia los hijos lo que hace que este siga aportando lo esencial para la supervivencia de sus hijos, como alimentos, educación, salud. Etc. Sin embargo el Estado no tiene este amor frente a sus habitantes y el se ve obligado a proporcionar lo anterior a los habitantes ya que su desarrollo y existencia se debe a cada uno de los aportes que realiza cada individuo que forma parte del estado. Mientras que el hijo frente al padre de familia solo tiene la obligación moral de ayudar y servir a su padre en agradecimiento a lo que el padre le ha otorgado, sin embargo; en la relación con el estado se ejerce de manera coercitiva y se interpone la obligación del ciudadano de contribuir al sostenimiento del estado, proporcionándole insumos para que este pueda asegurar y contribuir al desarrollo de los hermanos, al entender esta analogía se comprende la relación del estado con los individuos que lo conforman, de aquí se da el primer indició de cómo se forman las primeras sociedades.


(Rousseau, 2,008)”. La más antigua de todas las sociedades y la única natural es la familia”. El desarrollo social se ha llevado a cabo para el aseguramiento del desarrollo del ser humano al agruparse obtenían mejor producción de alimentos, se encontraban más seguros, comienza a surgir la ciencia y más importante la ciencia política, el estado de derecho y la más importante la propiedad privada. Al desarrollar la propiedad privada se definen el tipo de estado, la observancia de la norma jurídica proteccionista a la propiedad privada regida por el sistema de producción que desarrollaba la sociedad. (Rousseau, 2,008) “El más fuerte no lo es jamás bastante para ser siempre el amo o señor, si no transforma su fuerza en derecho y la obediencia en deber” de manera primitiva el ser humano ejercía de manera coercitiva la ley del mas fuerte, con la observancia del estado de derecho social, la persona que era reconocida como líder de la sociedad debía mantener su estatus de líder basado en normas jurídicas que le dieran la potestad y atribución de presentarse como líder a través de la creación de la legislación del mandato representativo que en la actualidad es la forma de delegar nuestra soberanía a nuestros representantes estatales, la obediencia se norma a través de las norma jurídicas donde los habitantes deben de ser sometidos a las normas jurídicas establecidas para regular el estado, en el ámbito guatemalteco, se cuenta con normas constitucionales, normas ordinarias, reglamentarias, especiales, etc. Que se encargan de establecer las relaciones jurídicas entre los habitantes de la república y los soberanos elegidos de manera democrática y representativa por todos los ciudadanos guatemaltecos.


De esta manera surge el pacto social entre el soberano y los súbditos, el hombre es soberano de todo lo que posee, para vivir en sociedad debe de realizar un pacto social donde por medio de un mandato representativo atribuye a un ente soberano y titular la facultar de ejecutar su soberanía, tal como lo establece nuestra constitución política de la república de Guatemala en su parte dogmática en lo relacionado con el estado. En este pacto social se establecen las formas de gobiernos y las relaciones sociales y jurídicas que se desarrollan entre los habitantes y el estado. Como se establece el estado será una persona jurídica al igual que una persona individual, capaz de ejercer derechos y obligaciones, por lo tanto es capaz de desarrollar pactos o contratos con las personas que lo componen. Regulando la interacción social, donde un ser natural pasa a ser un ser civil, estableciendo los aspectos civiles de la vida de la persona dentro del marco jurídico positivo y vigente en la república de Guatemala en el código civil guatemalteco.

En su segundo libro Rousseau habla con respecto a la soberanía, para comprender como un ser natural pasa a ser un ser civil es necesario comprender la soberanía. (Rousseau, El contrato social., 2,008.) “La soberanía es inalienable, indivisible, se debe de mantener la voluntad general pero esta puede errar, los límites del poder soberano radica en el pueblo normados por la ley.” La soberanía no puede ser quitada a ninguna persona es un derecho con el que nace como ente natural, sin embargo para la transformación a un ente civil se puede delegar esta soberanía, considerando que no puede ser dividida solo


multiplicada, con la finalidad de la obtención de un beneficio común, transformándola en una soberanía mutua, en bienestar de todos los que en ella intervienes y la delegan al estado, considerando mantener siempre la voluntad general, para lo cual es necesario pensar si la mayoría se puede equivocar, por lo que es necesario la intervención del estado para regular las actividades de todos los ciudadanos por medio de la ley se deben de establecer los límites del poder soberano que se le ha otorgado al estado. En Guatemala existe un ente encargado de crear las leyes que se conoce como órgano legislativo, que es el Congreso de la república de Guatemala, quien emite las leyes que regularan todas las actividades de los habitantes de la república de Guatemala, considerando que la única forma de mantener los límites soberanos es por medio de una buena legislación, a través de la ley. En Guatemala se cuenta con un estado de derecho, el cual es aceptado por todos sus habitantes de manera voluntaria y coercitiva, con la finalidad de mantener una convivencia social, con la finalidad de la obtención del bienestar común, que sobrepasa al bienestar particular. Es estado es un ente tutelar que establece la garantía mínimas que tiene derecho un habitantes

de

la

república,

dichas

garantías

son

llamadas

garantías

constitucionales establecidas en la parte dogmática de la constitución, específicamente en los derechos individuales, como supremacía de ley la constitución representa las garantía mínimas de las cuales un habitante tiene derecho a exigir su cumplimiento al Estado guatemalteco, el cual ejerce esta legislación y el poder de normar las conductas sociales siguiendo los principios establecidos por Rousseau en su libro II relacionado a la soberanía.


(Rousseau, El contrato social, 2,008) “en un órgano estatal existen dos elementos que le dan movilidad unos de ellos es la fuerza y el otro la voluntad” En este contexto Guatemala tiene estos elementos ya que su forma de gobierno es una república democrática y representativa, los elementos que ejercen la fuerza son los organismos legislativos y judicial, ya que ellos se encargan de mantener un estado de derecho y de emitir las normas necesarias para garantizar la convivencia estatal de la mejor manera para la consecución del bienestar común, mientras que el elemento de voluntad se establece en el organismo ejecutivos, que le da acción al ente estatal a través de la acción de todas las actividades necesarias para que funcione la maquinaria del estado en conjunto con los habitantes se encarga de velar porque los habitantes de la república cuenten con los elementos necesarios para desarrollar sus actividades para lograr el bienestar común, por ejemplo, el organismo ejecutivo debe velar porque las carreteras estén en buen estado para que todos los habitantes puedan transitar, los empresarios puedan trasladar sus productos y pueda existir el comercio, debe proporcionar la salud gratuita para que las personas se encuentren saludables y puedan trabajar y contribuir al desarrollo económico del país, debe de brindar educación para que las personas sean idóneas para desarrollar actividades laborales y otras personas las puedan contratar y pagar por sus servicios, ese es el motor estatal o lo que debería ser el estado. (Rousseau, El contrato Social, 2,008) “existen tres formas de gobierno la aristocracia, la democracia y la monarquía”.


La aristocracia es mantener el poder en solo un segmento de la población, la democracia les da participación a todos los ciudadanos, la monarquía el poder radica en una sola persona por legado, en Guatemala se establece el sistema democrático ya que todos los ciudadanos tienen la capacidad de participar, emitir sus opiniones y juicios. Por lo que deben de ser tomados en cuenta, su mandato representativo por el cual delegan a los burócratas la capacidad de manejar su soberanía lo emiten por medio del sufragio o voto, lo que les permite elegir con representatividad a la persona que ejercerá el poder dentro de un periodo determinado, esto se logra por medio de un mandato representativo que por medio de un voto es firmado por el ciudadano y la persona que eligió para que lo represente, en Guatemala el ciudadano tiene capacidad de elegir y ser electo lo que le permite participar activamente en todos los organismos del estado, sin embargo no hay una democracia social, ya que para Rousseau para que exista una democracia total se deben de someter a consideración de todos cada una de las actividades que realizara cada organismo, lo cual no sería viable, por ejemplo para aprobar cada artículo de cada ley que se presente como iniciativa debería de ser aprobado por la mayoría, aquí es donde radica la importancia del mandato representativa que delega la soberanía de manera representativa para que un organismo determinada decida por el bienestar común, en representación de todos los ciudadanos que depositaron en él la potestad de ejercer su poder soberano. (Rousseau, El contrato social, 2,008.) “se debe de mantener la voluntad general, por medio del sufragio en unas elecciones justas.”


En Guatemala se establecen elecciones para elegir a las personas que serán nuestros representantes en el organismo ejecutivo y en el organismo legislativo, con el fin de facultarlos para que tomen decisiones en beneficio de la mayoría que los eligió en un proceso democrático y justo, con representatividad legal, la manera legar de hacerlo es por medio del sufragio, al cual tienen derecho los ciudadanos de la república de Guatemala según lo establecido en la carta magna. Donde se establece el derecho de elegir y ser electo. Por lo tanto los ciudadanos tienen el derecho de elegir a las personas que los representaran en esos organismos.

Otro aspecto que es importante conocer de la vida de Rousseau es su aporte en la educación. Por medio de su novela Emilio, o De la educación promueve pensamientos filosóficos sobre la educación, siendo este uno de sus principales aportes en el campo de la pedagogía.

En su obra exalta la bondad del hombre y de la naturaleza Rousseau concibe su paradigma del hombre encadenado en Emilio, o De la educación. Partiendo de esta frase «los hombres, diseminados entre ellos, observan, imitan su industria, y se elevan de esta manera hasta el instinto de las bestias; se alimentan igualmente de la mayoría». Rousseau crea un sistema de educación que deja al hombre, o en este caso al niño, que viva y se desarrolle en una sociedad corrupta y oprimida. Como dice el estudio preliminar de Emilio, o De la educación: «asignad a los niños más libertad y menos imperio, dejadles hacer más por sí mismos y exigir menos de los demás».


El Emilio es una novela filosófica educativa, en la cual Rousseau propone una perspectiva diferente de la educación. Rousseau, parte de su idea de que la naturaleza es buena y que el niño debe aprender por sí mismo en ella, quiere que el niño aprenda a hacer las cosas, que tenga motivos para hacerlas por sí mismo. En esta parte hago una critica a Rousseau en el punto que el niño tiene la capacidad natural de adquirir conocimiento sin embargo es necesario que sea guiado en la sendera del saber, para que puedan ser transmitidos los conocimientos ya adquiridos y se pueda nutrir el conocimiento, en lo que comparto con el su opinión es en la manera que se comprenda el conocimiento, para mi solo hay una cosa más importante que el conocimiento y el razonamiento, esto es el entendimiento.

Rousseau cree que todo hombre y niño es bueno. Sobre todo, especula que la humanidad que plantea una educación a base de un transcurso natural sería una sociedad más libre. En este planteamiento el hombre y niños son buenos pero la naturaleza los obliga a sobrevivir e interactuar en la sociedad y las leyes de la sociedad entran en conflicto con la naturaleza del ser humano de sobrevivir, basado en la desigualdades sociales, el ser humano opta a su instinto para satisfacer sus necesidades como lo establece Abraham Maslow en su teoría de las necesidades. Rousseau coloca la base para una educación capaz de formar a un hombre verdadero, porque ante todo hay que formar al hombre. Formar al hombre es la primera tarea, la segunda es formar al ciudadano, porque no se puede

formar

a

ambos

al

mismo

tiempo


En su primer capítulo habla que desde el vientre de la madre se puede decir que uno está vivo. Así pues, mientras el niño va creciendo, según Rousseau, debe por su propia voluntad ir adquiriendo conocimiento. Él dice: «Nacemos capacitados para aprender, pero no sabiendo ni conociendo nada», al igual que dice que la educación del hombre empieza al nacer, a base de experiencias propias y adquisiciones generales. Sin darnos cuenta, desde que nacemos somos libres y por nuestra propia voluntad conocemos lo que es placer, dolor y rechazo.

En su segundo capítulo Rousseau dice: «La naturaleza formó a los niños para que fuesen amados y asistidos». También dice que si los niños escuchasen a la razón, no necesitarían que los educaran. A los niños se les debe tratar con suavidad y paciencia; explica que al niño no se le debe obligar a pedir perdón, ni imponer un castigo. La norma de hacer bien es la única virtud moral que debe imponerse.

Al estudiar su tercer capítulo Rousseau sigue refiriéndose a la niñez, entre los doce y trece años. El cuerpo sigue desarrollándose y la curiosidad natural también. Rousseau dice: «El niño no sabe algo porque se lo hayas dicho, sino porque lo ha comprendido él mismo», sugiriendo que el niño se inspire por su voluntad, que sólo se le den métodos para despertar su interés y no su aburrimiento. Entonces es cuando Rousseau empieza a enseñarle a conservar, de modo que tenga más derecho moral.

En la sección cuarta comienza la adolescencia. Rousseau afirma que «el niño no puede ponerse en el lugar de otros, pero una vez se alcanza la adolescencia,


puede y hace así: Emilio por fin puede ser introducido en la sociedad». Ya en la adolescencia, Emilio tiene un mejor entendimiento de los sentimientos, pero también se exaltan las pasiones. Rousseau dice que «Nuestras pasiones son los principales instrumentos de nuestra conservación», pues para él, el sexo, la pasión y el amor son producto de un movimiento natural.

En el último capítulo Finaliza la adolescencia a los veinte años y se alcanza la madurez hasta llegar a la vida matrimonial.


CONCLUSIÓN. Rousseau fue un pensador radical para su época presento sus ideas de ciencia política que le costaron ir al exilio por lo que estas ideas de democracia y republica representaron, además su relación con la iglesia que tenía un poder estatal no era muy buena incluso atribuía que la iglesia era el opio de las naciones ya que servía únicamente para segar a los ciudadanos para poder ser oprimidos por el estado, en su aporte educativo a pesar de no ser un pedagogo se enfoco al entendimiento no al conocimiento la única forma de construir conocimiento es por medio del razonamiento que lleva al entendimiento conclusión a la cual llego luego de estudiar sus aportes en su novela Emilio.


Ensayo Rousseau