Page 1

DE PRENSA, ORGANIZACIONES Y UN POCO MÁS

YVEEN MORALES

UNIVERSIDAD DEL QUINDÍO FACULTAD DE CIENCIAS HUMANAS Y BELLAS ARTES COMUNICACIÓN SOCIAL - PERIODISMO ADMINISTRACIÓN NOVIEMBRE 14 DE 2012 ARMENIA - QUINDÍO


DE PRENSA, ORGANIZACIONES Y UN POCO MÁS

La prensa es un gran revuelo por si sola. Aparece por la necesidad intrínseca del ser humano por comunicar algo, por trascender y no morir en el olvido, por informar sobre su vida y los sucesos ocurridos en la misma. Los inicios datan de miles de siglos atrás, como “precursores” se puede llamar a juicio a los egipcios con sus jeroglíficos y a los babilonios con sus pergaminos. Para hablar de registros fuertes sobre escritura en el mundo no podemos olvidar mencionar el siglo tercero antes de cristo donde en el imperio Romano le da gran importancia a la escritura, es especial para transmitir mitología. En la edad media la escritura y el conocimiento escrito estaban íntimamente ligados a los monjes y sus producciones con contenidos básicamente religiosos y divinos. La información y la necesidad de transmitirla estuvo latente siempre, solo que la osadía de escribir un libro, un pergamino o un papiro no la tenían muchos, así que surge como contraparte la tradición oral. Pero esas informaciones no eran fidedignas lo que complicaba la valoración de verdad de los contenidos. Con la revolución industrial aparece la imprenta, aquel invento tan mágico y cotidiano que revolucionó al ser humano, algo suplía por fin su necesidad de comunicar y hacer perenne su historia. En 1615 nace el primer periódico del mundo que cumplía con todas las condiciones de periódico oficialmente, nace en Alemania y llevaba por nombre “Frankfurt the journal”. Francia tuvo muchos panfletos, que cuentan en la historia de la prensa escrita, pero no fue quien auspicio el nacimiento oficial del periódico. En una visión más cercana, dirigiéndonos a América el primer ejercicio de prensa lo vive México y Lima en el siglo XVII. Siendo La Gaceta de México el más antiguo nacido en 1722, hacia 1729 Guatemala muestra su interés en las comunicaciones y reporta su Gaceta de Guatemala. En Colombia el primer ejercicio de periodismo nace en 1785 con El aviso del terremoto y La gaceta de Santa Fe, dos hojas sueltas fundadas por el cubano Manuel del Socorro Rodríguez, padre de nuestro periodismo. Es él mismo quien en 1791 seis años después de los experimentos con aquellas hojas sueltas funda el primer periódico de Colombia: Papel periódico de la ciudad de Santa fe.


Si queremos vislumbrar el nacimiento de los medios de prensa escrita que conocemos actualmente entonces vemos como El espectador es el primero en fundarse en cabeza de Fidel Cano el 22 de Marzo de 1887, lo sigue El tiempo el 30 de Enero de 1911 en cabeza de Luis Alfonso Villegas. Y en el ámbito local La Crónica del Quindío nace un 03 de Octubre de 1991. El impacto de las letras transformadas en palabras, a su vez en frases y estas en ideas genera un revuelo incontrolable en la humanidad. Las voces quieren ser escuchadas, o lo que sería más correcto de decir: Leídas. Las aristocracias, burguesías y la religión quisieron siempre manipular el gran poder de comunicar. Eran los únicos, en un principio, con los recursos y el estudio suficiente para afrontar esta nueva ola de vida. Por ello el contenido de todos los periódicos en un principio fue político, de guerra y por supuesto religioso. Bien dice Paul Lazarsfeld “Los medios de comunicación representan un nuevo tipo de control social”, estas clases supremas lo sabían muy bien, y por ende no querían perderlo. La prensa nace como la solución para esa necesidad de comunicar, pero pronto es controlada, manipulada y llevada al lado de las organizaciones. Los poderosos sabían que el poder supremo de la vida está en la comunicación, en el saber. En la transmisión de ideas y la manipulación de las mismas. Cuando Émile Durkheim nos habla de hecho social nos dice muy puntualmente que son "modos de actuar, de pensar y de sentir exteriores al individuo, y que poseen un poder de coerción en virtud del cual se imponen". La comunicación entra a ser ese poder. El poder siempre ha sido un mito. Pocos autores o personas del común se atreven hablar de él como tal, sin generar lecturas entre líneas. Dominar siempre ha sido la idea de la sociedad, una sociedad de mandatos y obediencia. Una sociedad organizada para ser mandada, para estar siempre bajo la influencia explícita o implícita de un poder. Si le ponemos un sentido administrativo a lo dicho anteriormente, mencionaré: las organizaciones no pueden manejarse con “padres nuestros” ni buenas intenciones, en ellas nace la necesidad de controlar ese proceso de trabajo de sus obreros en los diversos talleres o áreas. Ejercer el poder sobre ellos para minimizar sus pérdidas y problemáticas pero maximizar sus ganancias. La organización científica del trabajo (OCT) nos propone que en las organizaciones ese poder, que se ve es necesario, debe imponerse, el control debe despojar de los saberes y sentires a sus obreros, debe proponerles un


bienestar económico y una falsa felicidad para garantizar su accionar acorde a los intereses de los administrativos. Lo que busca es “eficiencia productiva” haciéndoles creer a sus obreros que no tienen un poder sobre ellos, que trabajen en pro de su beneficio de felicidad y lucro, pero el trasfondo de la realidad es que su fin último es legitimar un poder formal. “Los medios de comunicación son los causantes del conformismo de las masas”, (Paul Lazarsfeld) podríamos asociar este concepto con “el consumo en masa está íntimamente ligado a la producción en serie” dicho por Eduardo Ibarra y Luis Montaño en su libro Mito y poder en las organizaciones. Ideas aparentemente tan dispersas y alejadas. Lazarsfeld es un teórico de la comunicación preocupado por el impacto de los medios en las masas, en este caso en particular miraremos la prensa escrita. Ibarra y Montaño desde una óptica muy administrativa nos muestran como todo se liga. Consumimos cada vez más prensa escrita, más medios de comunicación, aunque nos lleven a un conformismo severo y una negligencia mental de análisis frente a las situaciones. A mayor consumo de conformismo comunicativo, mayor producción en serie de periódicos. En Colombia la prensa tiene un impacto muy relativo, las clases sociales nos muestran esa situación. Los buenos periódicos están en manos de clases altas, aquellos promotores de amarillismo en clases bajas, y las clases medias se conforman con lo que les brinda la televisión. En los contenidos de la prensa escrita en Colombia, a veces tan imparcial, poco neutral y mal fundamentada. Se ve el reflejo de ese modelo administrativo que yo considero “medieval” y un poco retrógrado; se trabaja no por la convicción de ser fiel a la realidad y al placer de informar, sino por el beneficio que trae consigo hacer una nota: Lucro personal. Ahora bien las relaciones – humanas (RH) presentan un modelo distinto. Elton Mayo (1880 -1949) hace un descubrimiento sobre los fenómenos psicosociales en las organizaciones. Busca humanizar ese mito de poder. Hugo Münsterberg (1863 – 1916) por su parte es un psicólogo que llega a introducir en el campo de las organizaciones el estudio del comportamiento humano. Ambos quieren revolucionar un poco esa idea que creo yo estaba basada en: no pienso-hago-no pregunto porque-termino-cobro. Su búsqueda iba dirigida a desarrollar habilidades psicológicas como la concentración. Ya tratan de vincular la emotividad y el trato correcto a los sentimientos. Su poder es informal. Weber a su vez es un teórico de la sociología, que se vincula a la comunicación y la administración, en este caso su concepto a manejar será aquel que menciona


que: el poder es un atributo natural, inmanente al individuo, que le permitirá imponer su voluntad a la de los demás de acuerdo con el sentido subjetivo que otorgue a la acción. Así lo plasman Ibarra y Montaño en su libro. Las organizaciones se regulan en las mediciones del poder, quien manda a quien. La prensa escrita no está fuera de este encuadre. Los jefes de redacción van por encima de los reporteros de campo y así como estas se ven muchas más relaciones de poder, de manejo y control. Lazarsfeld nos habla de líderes de opinión, esos mismos a los que Weber dice tienen ese innatismo de superponer su opinión a la de los demás. Lazarsfeld los clasifica en:  Aquellos que ocupan posiciones en la comunidad consideradas adecuadas.  Los que están bajo influencia de los medios apropiados.  Y quienes tienen contacto con la información proveniente del exterior

como

Si los adaptamos a la teoría weberiana todos responden a ese poder, a esa cualidad de estar por encima de las opiniones de los demás, sea por naturalidad, posición social o nivel educativo. La prensa escrita es un instrumento de poder, da la posibilidad de manipular el hecho social en sí mismo. Unido al don natural o en ocasiones aprendido de un líder es un arma letal, tal vez considerada, no erróneamente de doble filo. Durkheim habla de una religión presente en la sociedad para entenderse y apoyarse; sus inicios datan desde siempre y seguirá hasta el confín de la eternidad, no en vano se ve como es esa misma religión la que en un principio manipulo la escritura. Y si bien hoy día aparentemente se ve esquiva en cada letra consignada en un texto en prensa escrita trae inmerso algo de ella. El hombre necesita de dominaciones, de control, de un poder sobre sí para existir y coexistir. Ibarra y Montaño lo ejemplifican muy claramente en su libro, además tienen el coraje de contrastarnos esas dos posiciones aparentemente tan opuestas y en trasfondo tan idénticas como lo son la posición y conceptos de RH y los de OCT. Estos dos autores dedican sus carreras y conocimientos a transversalizar esta situación tan particular que evidencian todas las organizaciones. Anteriormente mencione como el campo de las organizaciones consumió lo que nació tal vez puro: La prensa escrita. Ningún poder tan significativo como este puede darse el lujo (como bien dirían las grandes mentes) de quedarse fuera de


un contexto tan grande y poderoso como lo son las organizaciones, es una alianza de poder. Un poder que tiene por propósito hoy día, más que informar, tergiversas los hechos y producir sensaciones manipuladas: Que el lector crea, lo que el periodista, escritor o redactor, quiere que crea. En sí, la prensa escrita en Colombia y en el mundo en general es un arma de doble filo como bien lo he expuesto. Por un lado tiene el don de informar, y por su naturaleza más pasiva y reflexiva informar mejor y más a fondo; pero por ser un poder tan inmenso y profundo el de manejar las ideas y los imaginarios se ha convertido en una organización más. Inmersa en modelos jerárquicos y a mi parecer retrógrados, donde está pensado más el hacer por el beneficio lucrativo, que el hacer por el placer del hacer. No solo dentro de sí misma lleva impreso los niveles de poder y control, sino que ella genera eso en el entorno. Tiene el poder de escoger que decir, que mostrar, que callar, que ocultar, que llevar a primera plana o que dejar en el olvidado cuadrante D de la página impar. Controla las ideas e imaginarios sobre temas en particular, como por ejemplo la simpatía o discordia frente a un futuro candidato presidencial. El poder no es malo por sí solo, es malo cuando lleva impregnado el deseo de manipulación dañina, esa misma que lleva a la quiebra a muchas empresas o que deja en la muerte a muchas personas. El mito del poder, no es un mito es una realidad. Lo tenemos enfrente cada día, vivimos y convivimos con él a diario. La prensa escrita no es más que un ejemplo de esta teoría que llevada a la práctica nos muestra todo ese negro telón que pasamos desapercibido al mirar a primera vista nada más.


BIBLIOGRAFÍA

 Academia de Ciencias Luventicus, 2011, Émile Durkheim [en línea] Publicado por: Luventicus, http://www.luventicus.org/articulos/03U011/durkheim.html. Consultado: 17 de Noviembre de 2012.

 Ibarra, Eduardo. Montaño, Luis. 1987, Mito y poder en las organizaciones: un análisis crítico de la teoría de la organización, Ed. Trillas, México.

 Jiménez Fortuny, Iván, 2010, Paul Lazarsfeld [en línea] Publicado por: Monografías, http://www.monografias.com/trabajos10/fite/fite.shtml. Consultado: 21 de Noviembre de 2012.

 Justiparan, Alejandro, 2010, Émile Durkheim y el hecho social [en línea] Publicado por: Siempre historia, http://www.siemprehistoria.com.ar/?p=827. Consultado: 19 de Noviembre de 2012.

DE PRENSA, ORGANIZACIONES Y UN POCO MÁS  

Un ensayo crítico, sobre la comercialización de los medios de comunicación, en especial la prensa. Un medio que ha perdido fuerza y relevanc...