Page 6

VIENE DE PÁGINA ANTERIOR

Miguel Alejandro DOMINGUEZ Desapareció el 03/02/1978 Nro. legajo: 4666

meter miedo y evitar su continuidad y descendencia», concluye Enrique su mensaje.

Juan Alberto URIARTE Estudiante de Ciencias Económicas en La Plata. Su padre es suboficial mayor de la Prefectura (retirado). Aparece en una cárcel de Azul (provincia de Buenos Aires) «de la nada –cuentan sus familiares–. Así entran en contacto sus padres y lo empiezan a ir a visitar, van los fines de semana, mantienen correspondencia». Pasa a otra cárcel y luego vuelve a Azul, hasta telefonean a su padre para informarle que «lo iban a liberar. Fue una gran alegría, se pusieron a organizar el recibimiento con amigos y parientes. El día que iba a salir en libertad su padre llegó a las 6 de la mañana, estuvo esperando en el auto, pero llegó la hora de la liberación, que era a las 9, y no salía. Esperó un par de horas y nada, entonces entra y pide explicaciones y le contestan que su hijo ya salió en libertad. El padre le dice ‘no puede ser, yo estoy acá desde las 6’, y le muestran el registro en donde estaba la firma y decía que había salido a las dos de la mañana». Desde entonces no supieron más de él. Algún tiempo después, Hugo Domínguez –primo de Miguel, que viajaba seguido a la Capital Federal– fue con la hermana de Miguel a la embajada de España, y el embajador tenía un mapa de la Argentina, de la ubicación de los centros clandestinos de detenidos. «Acá hay 300 y en el otro 150, nos decía –cuenta Hugo– pero el nombre de su hermano no figura... Tenemos que ver, por ahí está con otro nombre». El padre contrató en Buenos Aires una empresa de investigación privada, habló con distintas autoridades militares, pero tampoco tuvo resultados. Hugo recuerda a su primo como «un pibe bárbaro, era verdaderamente un idealista». También cuenta que Miguel era peronista, «era un militante, participaba en el Centro de Estudiantes. Creía en la justicia social, en el bienestar de los trabajadores». Enrique nos aportó,a partir de la publicación de este informe, que Domínguez aparece mencionado en el libro del reconocido periodista Carlos Gabetta, Todos somos subversivos. «Yo lo vi en Rosario un par de veces, militando, bastante lejos de La Plata, lo que me hizo suponer que estaría en algún lugar importante de la organización (Montoneros) para venirse de La Plata a Rosario. La historia de Miguelito es un clásico de la 'solución final' imaginada por la dictadura: los liberaban para sacarse el problema legal de encima, pero los mataban en la calle para

6

/ el miércoles / 24 de marzo de 2010

Desapareció el 21/09/75 No.Conadep: 9475 Tenía 28 años y era albañil. Estaba viviendo en Moreno, provincia de Buenos Aires, pero viajaba seguido a Concepción del Uruguay. El 21 de septiembre de 1975 llegó a su casa personal policial que no se identificó. Lo detuvieron a él y a su pareja, que luego fue liberada. A los tres días su hermana Angelica Uriarte de Olguín, que también vivía en Moreno, trató de localizarlo y se enteró de que estaba en Devoto, donde lo negaron. Presentó un recurso de hábeas corpus, pero sin resultados. Dos años despues y en Concepción del Uruguay, durante una comida familiar en la casa de la madre de Uriarte, personal de la Policía Federal se llevó para tomar testimonios a dos cuñados, al padre y al hermano, para conocer qué sabían acerca de la desaparición de Juan Alberto Uriarte. No se supo más sobre él.

Juan Carlos FULINI Desapareció el 03/03/1977 Nro. de Legajo Conadep 8898 Decl. Nro.: 6275645 Nacido en 1951, Juan Carlos Fulini cursó la secundaria en el Colegio del Uruguay, con excelentes calificaciones, pero además, habitualmente era elegido ‘mejor compañero’. Sus familiares cuentan que solía decir que era ésa ‘su mejor calificación’. Egresó del Colegio en 1969 y trabajó en la conocida tienda “La Quemazón Funcional”. Siempre, desde la adolescencia, estuvieron en su conducta los valores del compromiso y la solidaridad. En 1974 partió hacia la ciudad de Buenos Aires, donde comenzó a trabajar en la sucursal del Banco de Entre Ríos, y también cursaba estudios de Ciencias Económicas en la UBA. En sus cartas a su familia cuenta su actividad cotidiana sin hacer referencia a su militancia política, pero ya desde sus años en su ciudad natal, Juan Carlos estaba vinculado fuertemente a la militancia a través de la Juventud Trabajadora Peronista (JTP). Fue secuestrado en la madrugada del 3 de marzo de 1977, en la Capital, en su departamento de

calle Carlos Pellegrini al 800, junto a Orlando Luis Raffo, quien también trabajaba en la sucursal del Banco, y que permanece desaparecido hasta hoy. Juan Carlos tenía 25 años. La Conadep no posee testimonios de su paso por centros clandestinos de detención. Su mamá, Elena Leonor Brich de Fulini, se presentó ante la justicia, las fuerzas de seguridad y en las distintas organizaciones de derechos humanos, pero nunca pudo tener respuestas acerca del paradero de su hijo.

Alfredo Daniel Valente Desapareció en marzo de 1977 Nro. de Legajo Conadep 5206, Decl.No:3709 El Zorro Valente, como lo llamaban sus amigos y compañeros, nació en 1952 en Lucas González (departamento Nogoyá) pero vivió su infancia en Colón. De familia radical, Valente era estudiante de cuarto año de Medicina en La Plata, donde se sumó como militante a la organización Montoneros. Desapareció cuando había transcurrido un año del golpe de Estado genocida. La última carta que habían recibido sus padres es del 5 de febrero de 1977, y allí menciona dos ‘combates ‘ en los que participó. Para la Conadep, Alfredo desapareció en junio de 1978, siendo secuestrado en el partido de General Madariaga. El Zorro fue “el mejor número cinco que jamás haya conocido Colón», según aseguran quienes lo vieron lucirse en el Club Campito de esa ciudad. En 1966 ingresó a la Escuela Normal de Colón, con excelentes clasificaciones en historia y educación física. Un accidente (lo atropelló un camión) pospuso su ingreso a la Facultad de Medicina hasta 1972, en que se muda a esa ciudad donde ya vivía su hermano Carlos, quien influyó en su definición política: ambos se sumaron al peronismo, en la llamada “Tendencia Revolucionaria”, y en ese carácter el Zorro militó activamente en la Federación Universitaria de la Revolución Nacional (FURN). Luego se integró a la estrategia montonera. Aunque no hay datos precisos sobre el destino que tuvo Valente, distintos testimonios lo ubican como uno de los detenidos ilegalmente en el centro clandestino de detención ‘La Cacha’ (en las inmediaciones de La Plata), donde fue visto entre el 29 de julio y el 1º de agosto de 1978. Su hermano Carlos vive y trabaja en Concepción del Uruguay, y ésa es la razón por la cual Alfredo siempre fue incluido en la lista de desaparecidos de la ciudad.

Memoria, Verdad y Justicia

Desaparecidos uruguayenses  

Historias de vida de los hijos y las hijas de Concepción del Uruguay que fueron víctima del terrorismo de Estado en los años 70. Un trabajo...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you