Issuu on Google+

El artístico mundo de la fotografía La fotografía, como profesión, se convierte en una excelente opción, tanto para aquellos que desean ganar algo de dinero, como para los que quieren desarrollar sus talentos creativos; aunque es un campo en el que la edad y los títulos universitarios no son tan importantes como tener un “buen ojo”. Es que cuando combinas estos dos: “un buen ojo” y tu creatividad, puedes exteriorizar esa pasión que llevamos dentro y que pocas veces mostramos, por miedo a fracasar en el campo de trabajo que nos puede llegar a brindar esta profesión. Eso sin contar la gran cantidad de eventos a los que podrías llegar a participar, disfrutar mientras te ganas unos centavitos y conocer famosos tanto modelos como cantantes. Algo muy importante al momento de adentrarse en el fascinante mundo de la fotografía, deberías saber, es tener un buen equipo; y cuando a esto me refiero, quiero decir, tu buena cámara. Que te permita desenvolverte en diferentes ambientes, resistente y duradera. De marca conocida, para que a la hora de elegir los lentes de tu equipo, puedas tener una gran variedad tanto en costo como en calidad. Los lentes u ópticas hoy y siempre, han sido la parte más importante de una cámara, porque a través de este recibimos la luz que ingresa a nuestro sensor para procesar la imagen e inmortalizarla. Dentro de los tipos de lentes que podríamos encontrar en el mercado tenemos: •

Lentes cortas, normales que van de 40 a 55 mm, las cuales te ofrecen un campo visual similar al del ojo humano genera fotos de aspecto “natural” o en perspectiva, sin distorsión.

Los gran angulares, de 28 a 35 mm que abarcan un campo que va desde los 60 a los 180 grados, y son muy utilizados en fotografía de gran campo.

Los teleobjetivos, de 135 a 500 mm, nos ofrecen un campo visual de Hasta 31 grados, por lo que se usan para fotografiar objetos más definidos.

Lentes de zoom, estos van de 28 a 200 mm, y aunque su calidad óptica es inferior al teleobjetivo no dejan de ser muy usados por el fotógrafo.

Otros accesorios no menos importantes, son la batería y el SD, algo tan pequeño que pareciera insignificante, pero que al final sin estos dos no podrías tomar una fotografía. Otro muy interesante en este campo y que a la vez se hace muy divertido, son los viajes que se hacen para realizar con el trabajo, sería como popularmente dice el refrán “trabajas en lo que te gusta y de paso te pagan por esto”; conoces gente, lugares y culturas diferentes. Pienso que es una de las cosas, que más se disfrutan en esto. La naturaleza nunca deja de sorprenderte, cada lugar tiene algo en particular, algo diferente a los demás que lo hace especial; si no son sus paisajes, es su gente o su cultura.


En fin es toda una aventura de la cual adquieres un conocimiento que ni en una universidad podrías encontrar, y es que el compartir con la gente de otras nacionalidades, es una experiencia hermosa que solo tú podrás contar.

ÍNDICE El artístico mundo de la fotografía Introducción En estas breves líneas nos adentraremos en el fascinante mundo de la fotografía, conoceremos como hacer la mejor elección en cuanto a las ópticas o lentes para lo que será tu herramienta de vida, y conoceremos lo interesante que puede llegar a ser este mundo y sus aventuras. I. la fotografía como profesión 1.1. Fotógrafo como profesión 1.2. La pasión por la fotografía 1.3. Los campos de trabajo 1.4. Los eventos en el ámbito de la fotografía 1.5. Modelos o musas II. los artículos necesarios en el mundo de la fotografía 2.1. La cámara como herramienta 2.2. Los lentes u ópticas, como elegirlos 2.3. La energía de tu cámara… “la batería” 2.4. La importancia del SD en fotografía 2.5. El flash 2.6. El trípode como mejor apoyo III. la ventura sin precedentes 3.1. El viaje y su importancia 3.2. La naturaleza y sus sorpresas 3.3. Un viaje con la magia de la fotografía 3.4. El comienzo de una aventura inolvidable Conclusiones Bibliografía Anexos


El artístico mundo de la fotografía