Issuu on Google+


12 hombres sin piedad 12 hombres sin piedad = Twelve angry men. [DVD] / historia y guión de Reginal Rose ; dirigida por Sidney Lumet ; producida por Henry Fonda y Reginald Rose. -- Madrid : Twentieth Century Fox Home Entertaiment., c. 2006. -- 1 videodisco (DVD) (ca. 92 min.) : sib., bl. y n. ; 12 cm. -- (Studio Classics.). Henry Fonda, Lee j. Cobb, Ed Begley, Jack Klugman. -- Autorizada para todos los públicos Resúmen: En un juicio, y tras escuchar todas las pruebas y testimonios, un jurado popular compuesto por una docena de personas tiene que decidir, por unanimidad, si absuelve o condena a muerte a un acusado . La vida de un hombre está en juego, en manos de 12 personas que también tienen su historia. En un principio once de ellos se inclinan por la condena, pero uno discrepa ... R. 10140

Crítica: Doce hombres sin piedad de Sidney Lumet es una cinta atípica donde salvo unas pocas escenas todo el rodaje transcurre casi teatralmente en una habitación. La película además de una crítica a la institución del jurado, es un análisis de su importancia y de la responsabilidad social de sus miembros. También, es una reflexión sobre la sociedad democrática en sí misma a partir del microcosmos que constituye ese grupo de doce hombres diferentes y enfrentados. Fuente: http://cineyderecho.wordpress.com/


La trama se desarrolla a partir de la deliberación de doce anónimos miembros de un jurado (no sabremos el nombre de once de ellos) en un juicio contra un joven inmigrante puertorriqueño de 18 años acusado de matar a su padre a navajazos. Las evidencias parecen tan contundentes que luego de una muy breve deliberación once de los doce jurados encuentran culpable al supuesto parr parricida. Sólo uno de los miembros del jurado, un arquitecto caracterizado por Henry Fonda duda respecto de la culpabilidad del muchacho. Un tecnicismo del sistema, la necesidad de que el veredicto se alcance por unanimidad, obliga a los demás miembros del jurado a escucharle. Es el reflejo de la sabiduría de la minoría. Estamos ante un estereotipo del cine jurídico norteamericano, un hombre sólo contra el sistema, en este caso nuestro héroe además es anónimo, tendremos que esperar hasta el final de la película para conocer su nombre: Davis. Es el premio a su tenacidad y responsabilidad. La cinta nos dirá cómo el individuo, no importa quien sea o su estatus, es una pieza básica del sistema democrático y su concurso es fundamental para que éste funcione correctamente. Henry Fonda se encarga brillantemente de desarmar una a una. Cuando todos los miembros del jurado están convencidos de la singularidad del arma con la que se cometió el asesinato, Fonda demuestra su vulgaridad al blandir un arma idéntica que ha comprado en una tienda de barrio. Fuente: http://cineyderecho.wordpress.com/


Fracture Fracture. [Video] / dirigida por Gregory Hoblit ; guión Pyne y Glen Getrs ; productor Charles Wenstock ; director de fotografía Kramer Morgenthau ; música Mychael Danna and Jeff Danna. -- Madrid : Tripictures, 2008. -- 1 videodisco (DVD) (109 min.) : son., col. ; 12.5 cm. Anthony Hopkins, Ryan Gosling, David Strathairn. -- No recomendada a menores de 13 años. R. 10141 Crítica Un ingeniero llamado Thomas Crawford (Anthony Hopkins) es acusasdo de intentar asesinar a su esposa infiel (Embeth Davitz). En el juicio, Crawford se enfrentará a la acusación de Willy Beachum (Ryan Gosling), un ambicioso fiscal que está a punto de dar el salto a una importante firma de abogados. Se trata de un thriller que enfrenta a dos actores con talento en un juego psicológico (a ver quién es el más listillo de los dos) desarrollado en un entorno judicial. La película no deja de tener alguna resonancia de “El silencio de los corderos” en el hecho de que su esencia es buscar la confrontación “inteligente” entre dos personajes de distinta generación y con mente más o menos ágiles dentro de un trasfondo de investigación criminal, como así lo había hecho previamente Hopkins con la agente del FBI Jodie Fostrer (aquí es un fiscal) en la citada película. En paralelo a la pesquisa del crimen y los avatares del proceso judicial, con significación probatoria para un arma que no aparece, somos testigos de las ansias de progreso profesional del fiscal con deseos de forrarse en el ámbito privado, y derivado de tal ansia, el previsivo coqueteo con Rosamund Pike. Fuente: http://www.alohacriticon.com/elcriticon/article3477.html


El jurado El jurado = Runaway jury. [video.] / dirigida por Gary Fleder ; producida por Amon Milchan, Gary Fleder, Christopher Mankiewicz ; guión Brian Noppelman ... [et al.] ; director de fotografía Robert Elswit ; música Christopher Young. -- Madrid : Twentieth Century Fox Home Entertainment, c. 2004. -- 1 videodisco (DVD) (ca. 123 min.) : son., col. ; 12.5 cm. John Cusack, Gene Hackman, Rachel Weisz. -- No recomendada a menores de 13 años. R. 10142 Crítica: Cuando una joven viuda interpone en Nueva Orleans una demanda contra un poderoso consorcio al que hace responsable de la muerte de su marido, pone en marcha un caso en el que se decide el destino de millones de dólares. Pero es un litigio que quizás esté ganado incluso antes de que empiece, sobre la base de la mera selección, manipulación y la posterior tentativa de “comprar” al jurado. Representando los intereses de la viuda figura Wendall Rohr (Dustin Hoffman), un elegante abogado sureño de grandes principios y un sincero interés por el caso que está defendiendo.

Su oponente es en apariencia el abogado que representa a la empresa. Pero en realidad, es el hombre de paja de Rankin Fitch (Gene Hackman), un brillante y despiadado especialista en jurados. En un sofisticado centro de mando sito en un viejo almacén del barrio francés, Fitch y su equipo trabajan en el seguimiento y valoración de los potenciales miembros del jurado. Él va a conocer todo sobre sus vidas y va a manipular estratégica-mente esta información en el proceso de selección del jurado. El único resultado aceptable es conseguir el jurado perfecto para que vote en favor de su defendido. Fitch y Rohr van a descubrir muy pronto que no son los únicos interesados en ganarse el favor del jurado.


Uno de sus integrantes, Nick Easter (John Cusack), parece tener sus propios planes para influir en el grupo. Y una misteriosa mujer, de la que sólo sabemos que se llama Marlee (Rachel Weisz), contacta tanto con Rohr como con Fitch para decirles que el jurado está en venta al mejor postor y que el veredicto final no les va a salir barato. La recta moral de Rohr se pone a prueba, y Fitch se ve tentado a cruzar la línea entre elegir un jurado y comprarlo, sin importar quién puede resultar dañado con todo eso. Fuente: http://labutaca.net

Otras críticas: Francis Ford Coppola y Legítima defensa al margen, las adaptaciones de los superventas de Grisham han tenido la poca fortuna de manejarse, en pantalla, con un estilo demasiado años 90. El jurado, con toda probabilidad el mejor Grisham fílmico comercial, renuncia a la aparatosidad del best-seller reconvertido en la gran superproducción made in USA, para ofrecer un film de intriga, pero, sobre todo, de actores. La (novedosa) idea de un equipo de selección de los doce hombres sin piedad, más cercano a una misión imposible que a un episodio de Perry Mason, queda eclipsada por una sabia vuelta al estilo de películas de secuestros (aquí el jurado en pleno, claro), robos y chantajes perfectos. Si hay que poner un referente de sobriedad de esa que engancha hablaríamos de aquella maja Pelham, 1, 2, 3 (Joseph Sargent, 1974). Aguda concisión que, supongo gracias a Matthew Chapman (¡esa escena con el juramento a la bandera!), convierte un original literario facha en toda una declaración liberal. Para defensores del entretenimiento judicial. Lo mejor: el duelo Hackman-Hoffman en el lavabo .Lo peor: un inicio mareante. Fuente: http://www.fotogramas.es


The visitor The visitor. [video.] / dirigida por Tom McCarthy ; producida por Mary Jane Skalski y Michael London ; música Jan A.P. Kaczmareck. -- Madrid : Karma Films, c. 2007. -- 1 videodisco (DVD) (ca. 104 min.) : son., col. ; 12.5 cm. Richard Jenkins, Hiam Abbass, Haaz Sleiman, Danai Gurira, Maggie Moore, Richard Kind. -- No recomendada a menores de 7 años. Resúmen: Walter Vale camina como sonámbulo por su propia vida. Abandonada su pasión por enseñar y escribir, llena su vacío tratando de aprender a tocar el piano. Un día, tras una conferencia en Manhattan, descubre que una pareja de inmigrantes se ha instalado en su apartamento. Víctimas de engaño, Tarek y su novia Zainab no tienen adónde ir y a Walter no le queda otro remedio que permitir que se queden un tiempo. -- Producción : Estados Unidos, 2007 R. 10143 Crítica:

Walter Vale (Richard Jenkins) es profesor en la universidad de Connecticut. Pasa por la vida como un fantasma desde que su mujer falleció. Él mismo confiesa aparentar que le gusta su profesión, que sigue trabajando intensamente en su cuarto libro, pero la realidad es bien distinta. Se ha vuelto un autómata que ha perdido toda pasión por aquello que fue antaño su vocación. La rutina le mantiene en un estado de sonambulismo consciente y aceptado que no requiere esfuerzos, ni representa ningún riesgo que pueda venir a perturbar el débil equilibrio que ha encontrado para seguir el proyecto de vida que se trazó muchos años atrás.

En su soledad parece que se ha propuesto, aunque sin demasiada convicción, aprender a tocar el piano. Movido más bien por la necesidad de mantener un amarre con la persona desaparecida, que era pianista, es su manera de revivirla, de seguir admirándola, de recordar su talento. Pero un día, su aséptica rutina se trastoca. Debe acudir a una conferencia en Manhattan, un imprevisto que intentará esquivar sin éxito. Él y su mujer poseían en Nueva York un apartamento que Walter lleva años sin pisar, un piso lleno de recuerdos que se ve abocado a rehavivar. Al llegar, con el objetivo de terminar cuanto antes su labor y volver a recluirse en su aislamiento voluntario, descubrirá que alguien ha alquilado el lugar a una pareja de inmigrantes sin papeles.


Tarek (Haaz Sleiman) es músico percusionista, toca el djembe en una banda de jazz en un bar nocturno, mientras Zainab (Danai Gurira) vende bisutería hecha a mano en un mercadillo. El director y guionista Tom McCarthy (cuya primera película fue la muy premiada The Station Agent en el festival de Sundance 2003) desgrana en esta segunda película la transición paulatina hacia la eclosión a la vida de Walter, un Richard Jenkins brillante que protagoniza junto a Haaz Sleiman, en el papel de Tarek, y a Hiam Abbas, Mouna, la madre del anterior, esta historia humana y de exquisita sensibilidad. Con la música como hilo precursor y reparador de la vida - la de Fela Kuti, por ejemplo, ídolo de Tarek-, la tragedia de Tarek, Zainab y Mouna (que vimos brillar en Los limoneros en 2008) hará que Walter, ahogado por un dolor contenido, vuelva a encontrarle sentido a la vida. Pero The Visitor nos ofrece también una instantánea oscura y terrible de la situación que se vive en Estados Unidos hacia toda persona sin papeles, brindando un reencuentro realista y respetuoso con esos inmigrantes que poblaron y siguen poblando el país, que forman sus pilares. The Visitor ha ganado, entre otros, el Premio Especial en el Festival de Deauville 2008, y Richard Jenkins, más acostumbrado hasta ahora a roles secundarios, ha recibido merecidamente varios galardones por su actuación. Fuente: http://www.ojosdepapel.com/Index.aspx?article=3114


Yosoylaley3