Page 1


Yo soy la ley es un Boletín de periodicidad mensual que pretende dar a conocer la colección de audiovisuales de la Mediateca del C.U. Villanueva. Si te quieres poner en contacto con nosotros escríbenos a: digesto.villanueva@gmail.com


A PROPÓSITO DE HENRY

Nueva York (Estados Unidos). Los Turner son una familia que vive condicionada por la entrega de Henry (Harrison Ford) hacia su trabajo; es un reputado abogado, insensible y capaz de cualquier cosa por conseguir el triunfo profesional. Su ambición juega en contra de su esposa Sarah (Annette Bening), y su hija Rachel (Mikki Allen), a las que deja en segundo lugar en sus prioridades. Pero un día, este estilo de vida se rompe para siempre; coincidiendo con la presencia de Henry en un establecimiento de venta de alimentos, recibe el imprevisto disparo de un delincuente. Aunque consigue sobrevivir, el impacto le produce una fuerte amnesia que le provoca el olvido de toda su vida anterior. Henry se convierte en un hombre nuevo, especialmente delicado y sensible. Incapaz de valerse por si mismo, debe aprender a hablar, leer o expresarse, eludiendo su antigua personalidad, de la que no se distingue ni rastro. Autorizada para todos los públicos -- Actores: Annette Benning, Harrison Ford, Mary Gilbert, Mikki Allen, Bill Nunn, Ralph Byers, Julie Follansbhee, Suzann O'Neill...[et al.] -- Idiomas: español, alemán, francés, italiano e inglés subtítulos: inglés, francés, español. Producción : 1991, Estados Unidos R.9802 CRÍTICAS Nunca dejes de ver el aspecto positivo a las cosas... incluso a un disparo en tu cabeza. Un abogado implacable y de mal carácter (estupendo Harrison Ford) sufre un atraco y le disparan. A partir de ese momento, amnésico de todo su pasado, deberá reconstruir su vida y sus recuerdos con la ayuda de su familia, descubriendo que no le gustaba mucho su forma de ser pretérita (por dios, ¡si era abogado!). Bromas aparte (no vaya a recibir demandas) se trata de un entretenido, blando y taquillero melodrama de segundas oportunidades con demasiada "moralina". (Pablo Kurt: FILMAFFINI)


ACUSADOS

Acusados = The accused [Vídeo] / directed by Jonathan Kaplan ; produced by Stanley R. Jaffe and Sherry Lansing ; written by Tom Topor ; director of photography, Ralf Bode ; music by Brad Fiedel. -- [Madrid] : Paramount Home Entertaiment, D.L. 2002. -- 1 videodisco (DVD) (106 min.) : son., col. ; 12,5 cm. -- (Widescreen Collection). Kelly McGillis, Jodie Foster – No autorizada para menores de 18 años. -- Versiones en español, inglés, francés, alemán, húngaro e italiano, con subtítulos opcionales en 23 idiomas – Sarah Tobias es una joven solitaria. Cada vez que fracasa en su intento de estabilizar su vida con un hombre, vuelve a sus cervezas y a su vida vagabunda. Unos chicos a quienes ha conocido en un garito jugando al billar la asaltan y la violan repetidamente. Desesperada, ultrajada, acude a pedir justicia, pero nadie cree en su relato; piensan que ha sido ella quien ha provocado la violación. Una abogada, Katheryn Murphy, cree en Sarah e intenta con todas sus fuerzas ayudarla a probar su inocencia y demostrar la culpabilidad, no sólo de los autores de la violación, sino también de los testigos que presenciaron los hechos sin prestar ayuda. Producción : 1988, Estados Unidos 1. Drama (cine). 2. Derecho y cine - Películas cinematográficas. 3. Proceso judicial - Películas cinematográficas. 4. Violación - Películas cinematográficas. I. Kaplan, Jonathan. II. McGillis, Kelly. III. Título. IV. Serie. R. 9800

CRÍTICA Buen telefilm Jodie Foster, En el otro Entretenida.

de Jonathan Kaplan que se sustenta en las magníficas actuaciones de sus dos protagonistas. pequeña pero matona, ganó su primer Oscar por esta interpretación dolorida, llena de fuerza y convicción. lado una estupenda Kelly McGillis, que está muy bien en la escena de las conclusiones del juicio.


ANATOMÍA DE UN ASESINATO Anatomía de un asesinato = Anatomy of a murder. [Vídeo] / produced and directed by Otto Premingere. -- [Madrid] : Sony Picture, cc. 1987. -- 1 videodisco (DVD) (153 min.) : son., bl. y n. ; 12,5 cm. James Stewart, Lee Remick, Ben Gazzara -- No autorizada para menores de 13 años. -- Versión en español, inglés, francés, alemán e italiano. -1. Drama (cine). 2. Derecho y cine - Películas cinematográficas. 3. Proceso judicial - Películas cinematográficas. 4. Asesinato - Películas cinematográficas. I. Preminger, Otto. II. Stewart, James. III. Remick, Lee. IV. Título. R. 9796 "Como abogado he aprendido que la gente no es buena ni mala sino ambas cosas", con esta afirmación James Stewart, el protagonista, nos presenta su visión particular del ser humano. En ella se nos muestra el relato completo de un crimen, con todos los detalles posibles pero sin llegar a mostrar los hechos. De modo que lo único que se obtiene es la visión que implicados y testigos tuvieron del crimen. El guión, de Wendell Mayes, basado en la novela homónima de John D. Voelker, nos muestra a Laura Manion (Lee Remick) que dice a su marido Frederick Manion (Ben Gazzara) que ha sido violada por un camarero. Su marido, un teniente del ejército, en un momento de cólera, lo asesina en su propio bar y delante de numerosos testigos. El abogado Paul Biegler (James Stewart) se hace cargo de la defensa, contando para ello con la ayuda de Parnell Emmett McCarthy y de su secretaria Maida Rutledge. A partir de este momento se inicia un proceso judicial por asesinato narrado con todo lujo de detalles, en el que los diálogos entre el juez (Joseph N. Welch), la fiscalía, personificada por Claude Dancer (George C. Scott) y Mitch Lodwick (Brooks West), y la defensa juegan un papel fundamental. Este debate está marcado por las continuas protestas de ambas partes que provocan que, constantemente, se conmine al jurado para que no tenga en cuenta ciertos testimonios de los testigos. A pesar de lo cual ¿puede un jurado no tener en consideración el testimonio de un testigo?

La película genera dudas sobre la veracidad de la violación de Laura Marion o la del impulso irrefrenable que llevó al teniente a asesinar a su violador. Finalmente, el desenlace judicial está marcado por un precedente de jurisprudencia de 1886. INFORMACIÓN: http://canalderechoycine.blogspot.com/


CADENA PERPETUA

Cadena perpetua = The shawshank redemption. [Vídeo] / music by Thomas Newman ; director of photography Roger Deakins ; screenplay by Frank Darabont ; produced by Niki Marvin ; directed by Frank Darabont. -- [Madrid] : Producciones JBC, D.L. 2002. -- 1 videodisco (DVD) (ca. 160 min.) : son., col. ; 12,5 cm. Tim Robbins, Morgan Freeman – No autorizada para menores de 13 años. -- Versión en español e inglés con subtítulos en español e inglés -- Andy Dufresne es un banquero condenado a cadena perpetua por el asesinato de su mujer y el amante de ésta. Poco a poco se gana el respeto de los demás reclusos y la amistad de Red y adquiere ciertos privilegios por resolver problemas fiscales a los guardias y al Alcaide. Andy se entera por otro recluso que el verdadero asesino de su mujer está encerrado en otro penal, por lo que pide que se reabra su caso, sin embargo, el Alcaide ordena asesinar a este nuevo recluso para evitar la marcha de Andy. A partir de ese momento, Andy pierde sus privilegios y decide jugarse todo y aprovecha los servicios que le presta a el Alcaide para recuperar su honor y libertad – Basada en la obra de Stephen King : Rita Hayworth y shawshank redemption – Producción : Estados Unidos, 1994 R. 9798 CRÍTICA

Primera realización cinematográfica de un director que había conseguido cierto prestigio en la televisión, en la que adaptó un atípico relato de Stephen King. A través de la tradicional estructura del melodrama carcelario, propone una fábula entre fantasiosa y voluntarista, con imaginativos recovecos. Sin llegar a la excelencia, supuso una agradable sorpresa. (Fotogramas). En las nominaciones a los Oscars de 1994 apareció una "desconocida" película con 7 nominaciones, dirigida por un novato y con un reparto sin estrellas. Pero ese año "Forrest Gump" arrasó con todo y este drama carcelario se fue de vacío. Desde entonces ha habido una constante reivindicación de la calidad y del conjunto de valores que encierra esta entrañable y entretenidísima historia sobre la amistad. El guión (basado en el relato de Stephen King "Rita Hayworth and Shawshank Redemption") te atrapa poco a poco en un crescendo magistral, regalando uno de los finales más bellos de las últimas décadas. Robbins nunca ha estado mejor, provocando con su contenida interpretación una empatía que me recuerda a Gregory Peck en "Matar a un ruiseñor". Y por último está Morgan Freeman, con una mirada tierna y sincera que te sentencia a quererlo a perpetuidad, sin necesidad de cadenas. Todavía cumplo condena. (Pablo Kurt: FILMAFFINITY)


LA COSTILLA DE ADAN

La costilla de Adán = Adam's Rib. [Vídeo] / screenply by Ruth Gordon and Garson Kanin ; directed by George Cukor ; produced by Lawrence Weingarten. -- [Madrid] : Warner Home Video, cc. 2003. -- 1 videodisco (DVD) (98 min.) : son., bl. y n. ; 12,5 cm. -- (Grandes Clásicos). Spencer Tracy, Katharine Hepburn, Judy Holliday. Apta para todos los públicos -- Versión en español, alemán e inglés con subtítulos en español, inglés, alemán, sueco, danés y otros idiomas, codificado para sordos en inglés y alemán – Producción : Estados Unidos, 1949 R. 9799 El argumento es muy simple pero rompedor para la época. Spencer Tracy y Katherine Hepburn interpretaron a una pareja de abogados, él, el ayudante del fiscal del distrito Adam Bonner, y ella, la abogada defensora y feminista Amanda. Ambos, un día en la cama leyendo los periódicos (cada uno el suyo) comentan la noticia en la que Doris Attinger (Judy Holliday) disparaba a su marido Warren (Tom Ewell) tras seguirlo hasta el apartamento de su amante Beryl (Jean Hagen). Él dice que se debe cumplir la ley y que Doris debe ser condenada, y ella que si Doris fuese un hombre no sería juzgada con los mismos ojos.

A Adam le encargan el caso como fiscal y cuando Amanda se entera hace todo lo posible para conseguir el caso para defender a la acusada. Todo ello derivará en una comedia divertidísima que tiene como fondo la lucha entre sexos. El matrimonio entre Adam y Amanda irá entrando de mal en peor tras las discusiones en el juzgado, que acaban derivando en discusiones en la propia casa del matrimonio. Las fiestas divertidas que daban Amanda y Adam con sus amigos, y con el vecino pianista que se apunta a todas (trasunto del director de la banda sonora de la película), se van terminando, y los arrumacos y caricias se van transformando en discusiones todos los días. La personalidad de Spencer Tracy se muestra de forma impresionante, además, hay que decir que no le gustaba ensayar ni repetir escenas, así que todas las escenas en las que sale Spencer Tracy se hicieron en la primera toma, algo impresionante ya que hay planos larguísimos en los que sale la pareja protagonista. Katherine Hepburn, borda el papel de una feminista, aunque ahora la veríamos como una mujer normal, ya que no vemos raro que conduzca, que fume, que ponga los pies encima de la mesa, que sea abogada y que lleve pantalones. Recordemos que la película se estrenó en 1949 y que todo aquello era visto como “masculino”. Al contrario que Spencer Tracy, Hepburn era una perfeccionista, como George Cukor, capaz de repetir cuarenta veces una escena hasta que quedase perfecta. Judy Holliday interpreta de forma impresionante a la acusada. Fue el debut cinematográfico en un papel importante de esta actriz curtida en teatro, que interpretó en teatro durante muchísimos años Nacida ayer. En resumen, La costilla de Adán quizás haya perdido mucho de la ruptura que supuso con el cine de la época, pero sigue siendo una comedia divertidísima con personajes carismáticos, con diálogos de lo más ocurrente tanto en el juicio como en la casa matrimonial. INFORMACIÓN: www.blogdaddy.com/clasica/costilla-adan-adams.php


EN EL NOMBRE DEL PADRE

En el nombre del padre, que Jim Sheridan, dirigió en 1995 se basa en la novela escrita por el auténtico Gerard Conlon, el personaje al que da vida en el cine Daniel Day-Lewis, y que describe la odisea de éste, su familia y un grupo de amigos en las cárceles británicas acusados de unos hechos que no cometieron, que jamás pudieron haber cometido, y cuya detención y posterior condena se produjo sobre la base de una de esas leyes antiterroristas que permitían la detención y custodia de los detenidos sin ser pasados a disposición judicial durante nada menos que diecinueve días.Más allá de las fantásticas interpretaciones de todo el elenco de actores de la película, lo que sobrecoge es comprender que es una historia real desde el principio al fin, lo cual nos hace profundamente conscientes de la debilidad del sistema de derechos en el que vivimos cuando cae en malas manos. Gerry Conlon-Daniel Day-Lewis es enviado a Inglaterra para huir de un ambiente duro que más tarde o temprano le pasará factura por cualquiera de sus extremos. Poco imagina por aquel entonces que el IRA prepara un atentado con bomba en una taberna de Guildford que causará cinco muertos, y menos aún que, por su origen irlandés mezclado con un asunto de celos, será detenido durante una visita que realiza en Belfast a sus padres, acusado de los atentados de Guildford. La detención se ha producido porque su nombre aparece en las declaraciones de sus amigos, que han sido detenidos previamente en Londres.La culminación de toda la farsa tendrá lugar en un juicio-espectáculo en el que habrá abogados incompetentes, jueces predispuestos y policías perjuros y que terminará con la condena de todos los implicados a penas que van de los catorce años de cárcel a la cadena perpetua para Gerry y sus amigos. Su padre será condenado a 30 años, es decir, prácticamente a morir en prisión. La película se detiene a examinar las relaciones tortuosas entre Gerry y su padre durante la larga estancia en la cárcel, la negación de la realidad, su resignación, y su caída en las drogas. Incluso el auténtico responsable de los atentados coincide en la misma prisión que Gerry y su padre. El odio le genera, unido a la enfermedad de su padre, harán se dedique a buscar una salida a su situación dentro de los cauces legales, ayudado por una abogada que ha visitado la cárcel, interpretada por la fantástica Emma Thompson. Tras largos años de lucha legal lograrán reabrir el caso y revertir la injusta situación en uno de los finales más emotivos, furiosos y redondos de los últimos años. Pero para el padre de Gerry será tarde. La película parece un simple drama carcelario magníficamente interpretado. Pero no es sólo eso; diría que no es ni siquiera eso. Es el retrato de la falsedad de los valores de una sociedad, de la puesta en evidencia de una mentira y de la muerte de la inocencia ante esa mentira. INFORMACIÓN: 39escalones.wordpress.com

En el nombre del padre = In the name of the father. [Vídeo] / producida y dirigida por Jim Sheridan ; guión de Terry George y Jim Sheridan. -- [Madrid] : Universal, 2003. -- 1 videodisco (DVD) (133 min.) : son., col. ; 12,5 cm. Daniel Day-Lewis, Enma Thompson, Peter Postlehwaite -- No autorizada para menores de 13 años. -- Versión en varias lenguas y español, con subtítulos – R. 9815


ERIN BROCKOVICH

Erin Brockovich. [video] / dirigida por Steven Sodergerh ; guión de Susanah Grant. -- [Madrid] : Universal Pictures, 2003. -- [Madrid] : Twentieth Century Fox, D.L. 2008. -- 1 videodisco (DVD) (ca. 124 min.) : son., col. ; 12,5 cm. Julia Roberts, Albert Finney, Aaron Eckhart Autorizada para todos los públicos -- Versiones en español, inglés e italiano Cuenta la historia de Erin Brockovich, una madre soltera que, atravesando dificultades, consigue un puesto de trabajo en un pequeño despacho de abogados . Sin dinero, sin trabajo y sin conseguir una indemnización en un accidente en el que ella no es culpable, Erin Brockovich le pide a su abogado Ed Masry que le contrate en su trabajo para poder pagar las deudas. Allí, Erin tropieza con unos registros médicos colocados en unos archivos inmobiliarios. Preguntándose el por qué, Erin convence a Ed para que le permita investigar el tema, descubriendo una tapadera que revela la existencia de aguas contaminadas en una comunidad local. Juntos se disponen a luchar por la mayor indemnización jamás conseguida en la historia de Estados Unidos, 333 millones de dólares. Produción : Estados Unidos, 2000 R. 9820

CRÍTICA Erin Brockovich es un flagrante paso atrás con respecto a lo último que habíamos visto. Por lo menos, por ese cine negro calurosamente interpretado por George Clooney y Jennifer Lopez corría todavía cierto espíritu burlón capaz de trascender sus algo apolilladas premisas. Erin Brockovich, en cambio, es una cruel traición a ese espíritu y al de ese cineasta a quien la gloria le sonrió prematuramente. Es como venderse al enemigo, al star system más ramplón (Julia Roberts es el revés de Clooney o Lopez), al cine mainstream más sobado y fácil, ese que, amparándose en las páginas de sucesos de los diarios y vistiéndose de denuncia, confecciona un traje a la medida de su protagonista sin preocuparse ni del matiz, ni del tono ni de la exploración a fondo de la materia tratada. Un film reciente, Acción civil, también tocaba la llaga social desde la óptica del melo judicial presidido por héroe solitario en lucha contra el sistema. Pero el film de Zaillain tenía un guión de hierro, unos personajes de acero y tripas, muchas tripas, justo lo contrario de este liofilizado producto con aspecto de telefilm de sobremesa que hubiera podido firmar un Les Mayfield sin que los resultados se resintieran un ápice. Lo mejor Finney, pese a la poca cancha que le ofrecen. Lo peor: pensar que su más adecuada franja horaria para televisión es después de Al salir de clase. (Fotogramas) Irresistible, un cuento feminista enormemente satisfactorio.(Kenneth Turan: Los Angeles Times) Escandalosamente -incluso desvergonzadamente- entretenida. (Peter Travers: Rolling Stone). Erin Brockovich: altos ideales, y tacones más altos aún. (...) Cuando una película tan ardiente abraza todos los clichés que se ponen por su camino, ¿qué puede hacer este crítico desventurado? 'Erin Brockovich' te hará reir. Te hará llorar. Te hará levantarte y aplaudir. Es la película para sentirte bien del año." (A. O. Scott: The New York Times


FAHRENHEIT 451

Fahrenheit 451. [Video] / screenplay by François Truffaut and Jean-Louis Richard ; based on the novel by Ray Bradbury ; produced by Lewis M. Allen. -Madrid : Universal Studios International, D.L. 2003. -- 1 videodisco (DVD) [107 min.][ : son. col. ; 12,5 cm. Julie Christie, Oskar Werner Autorizada para todos los públicos. Producción : Reino Unido, 1966. R. 9824 451 grados Fahrenheit es la temperatura en la que el papel empieza a arder. En un futuro en donde está prohibido leer los bomberos no salvan incendios, queman libros, buscan a quienes intentan quebrar las reglas y destruyen lo que encuentran en sus razzias. Así pensó el futuro Ray Bradbury, el maestro de la ciencia ficción, cuando publicó quizás su obra más conocida, en 1953, y que 13 años más tarde llevara al cine François Truffaut, junto a Julie Christie y Oskar Werner, en una versión que para el escritor es "un noventa por ciento" fiel a su texto. "Los libros sólo tienen dos olores: el olor a nuevo, que es bueno, y el olor a libro usado, que es todavía mejor", dijo Bradbury en una entrevista publicada por el diario El Mercurio de Chile, poco antes de cumplir 89 años, en agosto de 2009. A propósito, allí señalaba: "No creo que las bibliotecas estén obsoletas, y no permitiré que acaben con ellas, así me tenga que poner en medio para evitarlo". INFORMACIÓN: http://cineclublarosa.blogspot.com SOBRE LA NOVELA FAHRENHEIT 451 esconde una cruda crítica a la sociedad norteamericana, después de Hirosima y Nagasaki, cuando a toda costa había que conservar la ilusión de que el mundo era maravilloso y feliz, que las opiniones opuestas eran incinerables y la vida agradable era el único y verdadero objetivo a preservar. Como el Bernard Marx de UN MUNDO FELIZ, el protagonista, Montag, es un miembro de esa farsa en precario equilibrio, un equilibrio que se rompe al conocer al salvaje, el inadaptado, el insocial, el que, descubre paradójicamente, posee una vida mucho más satisfactoria. En ese descenso de Montag encuentra que no se halla solo, si no que, clandestinamente, ese distinto orden social subsiste como parias a ojos de la civilización pero como héroes a sus propios ojos.El lenguaje que emplea Bradbury es un desafío en sí, una alteración del orden habitual de las secuencias, de las metáforas, incluso de las normas de uso convencionales. Más que narrar, lo que Bradbury hace es expresar, transmitir las ideas sin los rígidos obstáculos del lenguaje para dotarlas de esa extraordinaria capacidad sensible de FAHRENHEIT 451. Una capacidad necesaria para transmitir su devastador mensaje. Montag no es en realidad el protagonista de esta novela. Él simplemente cae, es empujado, huye, a veces avanzando en bruscos saltos hacia esa rebelión. Los verdaderos protagonistas de FAHRENHEIT 451 son las personas con las que Montag entra en contacto: Clarisse, la salvaje que perturba el equilibrio de Montag; Beatty, un magnífico antagonista que golpea moralmente a Montag a golpes de cita; Mildred, la no-existente mujer de Montag; Fader, el antiguo maestro de literatura... Y, desde luego, el Sabueso: la fuerza mecánica e inhumana que persigue al hombre, que huele al criminal, que se abate sin misericordia y ejecuta su sentencia... en una palabra, la Ley.Y no hay que dejar atrás otros aspectos ineludibles. La televisión, la despreocupación por la juventud, la publicidad, la cultura del ocio en general, aparecen aquí sin sus adornos, sin sus colores y llamativas melodías. Es posible sentir horror al verse cara a cara con ello. INFORMACIÓN: www.elseptimoarte.net/foro/index.php?topic=12...


JUNO

Juno / producida por Lianne Halfon ... [et al.] ; escrita or Diablo Cody ; dirigida por Jason Reitman. -- [Madrid] : Twentieth Century Fox, D.L. 2008. -- 1 videodisco (DVD) (ca. 92 min.) : son., col. ; 12,5 cm. Ellen Page, Michael Cera, Jennifer Garner No recomendada a menores de 13 años -- Versiones en español, inglés, alemán, con subtítulos opcionales en francés, inglés, alemán e italiano – Galardonada con un Oscar al Mejor Guión original en 2008. – Coprodución : Estados Unidos-Canadá, 2007 R. 9818 Juno Macguff (Ellen Page) tiene 16 años y es, según los adultos que la rodean, más inteligente de lo que le conviene. Y sí, es cierto, es ingeniosa, culta, rápida en las respuestas, observadora y, sobre todo, sarcástica. Ese sarcasmo es su particular trinchera para esconder sus miedos y las dudas. La relación que mantiene con un compañero de clase, Bleeker (Michael Cera), acaba de dejar fruto: está embarazada. A él le interesa poco el asunto, o más bien nada. Juno está sola con su problema pero ya ha tomado una decisión: tendrá el niño y lo dará en adopción. Su padre y su madrastra están de acuerdo. Ahora hay que encontrar padres adoptivos adecuados. Son Mark (Jason Bateman) y Vanessa (Jennifer Garner), y son ideales. Sólo que Mark comparte demasiado con Juno, demasiadas aficiones comunes y un entendimiento a primera vista...

CRÍTICA Juno respecta la idiosincrasia de sus personajes, sin exagerarlos o llevarlos al ridículo. (...) Gran parte del mérito es para la señorita Page. (A. O. Scott: The New York Times) Es un raro placer ver una película cuyos diálogos son tan consistentemente ingeniosos y, al mismo tiempo, tan reconociblemente naturales. (...) Con sus originales interpretaciones, que no pueden reducirse a meras etiquetas, 'Juno' es encantadora, honesta y magníficamente interpretada. (...) (Claudia Puig: USA Today) Hay algo emocionante en descubrir a una nueva estrella. Así que da un paso adelante, Ellen Page, y recibe los aplausos. (...) 'Juno' es más que unas cuantas risas; consigue que sonrías profundamente. Desde el fondo de un corazón magullado. (...) (Peter Travers: Rolling Stone) Comedia agridulce, brillante e inesperada (…) desarrollo cristalino y nada tramposo (…) No hay en 'Juno' una propuesta transgresora, pero sí toda una lección de autenticidad en el discurso. (Jordi Costa: Diario El País) Al estilo de 'Lío embarazoso' pero el humor de 'Juno' es más sutil y cálido. (...) Los diálogos (...) brillan, pulidos y certeros, como los de una comedia clásica. (...) Superlativo trabajo de Page (Antonio Weinrichter: Diario ABC) Un guión que rebosa inteligencia y originalidad, con unos diálogos chispeantes, maliciosos y ocurrentes. Una puesta en escena brillante y precisa (...) absolutamente recomendable (...) (Alberto Luchini: Diario El Mundo).


KRAMER CONTRA KRAMER Kramer contra Kramer = Kramer vs. Kramer. [video] / written for the sreen and directed by Robert Benton ; produced by Stanley R. Jaffe. -- [Madrid] : Columbia Tristar Home Video, 2001. -- 1 videodisco (DVD) (100 min.) : son., col. ; 12,5 cm. Dustin Hoffman, Meryl Streep, Jane Alexander. Autorizada para todos los públicos. Producción : Estados Unidos, 1979 Versiones en español, inglés e italiano, con subtítulos en varios idiomas. Ted Kramer (Dustin Hoffman) es un joven padre y esposo que adora a su familia, pero también su trabajo, ya que es allí donde pasa la mayor parte del tiempo. Una tarde, al volver de trabajar, su mujer Joanna (Meryl Streep) se enfrenta con él y le abandona para que cuide del hijo de ambos, de seis años. Ted deberá aprender a ser padre procurando al mismo tiempo no descuidar su carrera profesional . Pero cuando ya se ha adaptado a su nueva vida y comienza a sentirse realizado como padre, Joanna vuelve. Y quiere recuperar a su hijo. -- Basada en la novela de Avery Corman. R. 9821

“Kramer vs. Kramer”, es una película situada dentro de los ámbitos del melodrama doméstico que se desarrolla a partir de la nada fácil convivencia entre un publicista en alza interpretado por Hoffman quien en busca del éxito descuida su matrimonio y una Streep que decide abandonar su familia de forma inesperada alegando su hartazgo a la rutina casera dejando al hijo de ambos (Justin Henry) con Hoffman. Será a partir del divorcio y cuando Streep reclame la custodia del niño que se avivará el conflicto entre los Kramer. Lo que el filme nos platea es la historia de una mujer abanderando su liberación y un hombre intentando jugar al rol de padre afectivo. Hasta allí parecía que Benton nos mostraría una intenso cuadro de complicaciones culturales; sin embargo, lo que podría haber producido situaciones sombrías y apasionadas en manos de Bergman o Renoir, en manos de Benton se torna demasiado esquemático y racional. Todo está demasiado a la medida, un universo desprovisto de contrastes y aspavientos que nutran a la historia. “Kramer vs. Kramer” no busca romper arquetipos ni esquemas, cada parte del universo fílmico va hacia un punto exacto, a parám etros lógicos ya establecidos. Pero quizá sea ese su mayor logro; y en ello radique las virtudes de complaciente seguridad en medio de una disputa filial que se torna a ratos demasiado complaciente y avisada. De Meryl Streep Benton extrae una muy sutil naturalidad, seria o graciosa cuando necesita serlo, dejando constancia de su talento interpretativo. Todo lo contrario a Hoffman, quien pese a no desentonar, nos entrega una actuación esquemática. El resto del elenco, entre ellos Jane Alexander y el niño Justin Henry construyen personajes que, de una u otra manera, hacen más dinámica la historia. La puesta en escena revela un meticuloso manejo de los espacios interiores que permiten darle un marco perfecto a los encuentros y desencuentros de Hoffman y Streep. El escenario neoyorquino sirve con precisión para los propósitos de Benton al mostrarnos ese matrimonio en picada. La secuencia del juicio perenniza y ratifica ese ambiente llano y distendido que nos transmite su autor a través de la mesura y control de los padres en disputa. “Kramer vs. Kramer” es una obra menor que posee cierto pálido encanto; Benton nos ha presentado una domesticidad profunda en un complaciente melodrama que amaina el conflicto en vez de removerlo. Aun así con sus altibajos es un filme para ver con gusto. INFORMACIÓN: http://butaca7.blogspot.com


MATAR UN RUISEÑOR

Matar un ruiseñor = To kill a mockingbird. [video] / dirigida por Robert Mullilgan ; guión Horton Foote. -- [Madrid] : Universal Pictures, 2003. -- 1 videodisco (DVD) (ca. 124 min.) : son., col. ; 12,5 cm. Gregory Peck, Mary Badham, Philip Alford. No recomendada a menores de 18 años. Versiones en español, inglés, alemán, francés e italiano. Produción : Estados Unidos, 1962 R. 9819 El protagonista, Atticus, encarnado por Gregory Peck, es un íntegro abogado que se hace cargo del caso de un muchacho de raza negra acusado de abusar sexualmente de una chica de raza blanca. En una sociedad en la que está presente el racismo, la actitud loable de Atticus con su sobriedad y rectitud da una lección de moral ante la visión marginadora contra todos aquellos que no fueran blancos. No es de extrañar que sea uno de los personajes cinematográficos más admirados.

"Atticus Finch no hacía nada que pudiera despertar la admiración de nadie: no cazaba, no jugaba al póker, no pescaba, no bebía, no fumaba... Se sentaba y leía". Así describía Harper Lee -en boca de la hija- al protagonista de su celebrada novela Matar a un ruiseñor (1960), galardonada con el premio Pulitzer. Posteriormente, en 1962, Robert Mulligan dirigió la película homónima y Gregory Peck realizó una caracterización de Atticus tan convincente, que la Academia de Hollywood le concedió el Oscar ese año. Además, obtuvo otras dos estatuillas de otras siete nominaciones más. La acción se sitúa en un pueblecito de Alabama, donde el racismo es moneda corriente; allí, un íntegro abogado blanco, viudo y con dos hijos pequeños, decide defender a un negro de un presunto delito contra una joven blanca. Muchas son las bazas del film: la riqueza del guión, la esmerada puesta en escena, la magnífica banda sonora de Elmer Bernstein, las interpretaciones... ¿Que la historia es moralizante y políticamente correcta? Es lo de menos. Por encima de todo se trata de una película para todas las edades, nostálgica y evocadora, tierna y dura a la vez, que inmortaliza a Atticus Finch como el padre favorito de todos los cinéfilos. INFORMACIÓN:

http://www.filasiete.com


EL MÉTODO

El método. [Vídeo] / una película de Marcelo Piñeyro ; una producción de Francisco Ramos ; fotografía Alfredo Mayo. -- [Madrid] : Divisa Home Video, D.L. 2005. -- 1 videodisco (DVD) (117 min.) : son., col. ; 12,5 cm. -- (Widescreen Collection). Eduardo Noriega, Najwa Nimri, Eduard Fernández, Pablo Echarri, Adriana Ozores, Ernesto Alterio, Carmelo Gómez, Natalia Verbeke -- No autorizada para menores de 13 años. Versión en español y subtítulos 7 aspirantes a un alto puesto ejecutivo se presentan a una prueba de selección de personal para una empresa multinacional en un rascacielos de oficinas de Madrid . Entre ellos, las personalidades más dispares : el triunfador, el agresivo, la mujer insegura, el crítico, el indeciso ... desde ese instante, y en un clima de tensa competitividad, la inseguridad de los participantes se convertirá en miedo y dudas, y estos a su vez en un estado de paranoia general donde los participantes se preguntarán si están siendo observados por cámaras, o incluso si entre ellos podría haber un psicólogo infiltrado que les está ya examinando . En este claustrofóbico clima de máxima desconfianza y absoluta falta de escrúpulos, se crearán alianzas, se producirán disputas, se revelarán secretos, se destaparán pasados ... -- Producción : 2005 R. 9801 He aquí una película extraña. Border line entre lo ridículo y lo novedoso. Se trata de una cinta argentina-española, del director Marcelo Piñeyro, que muestra el proceso de selección para un puesto de trabajo entre siete candidatos. Ese proceso de selección se realiza con el método Gronholm, esto es, una especie de reality show para determinar qué candidato es más apto para el cargo. Así, la película transcurre en una sala donde la empresa los pondrá a prueba, logrará poner a unos contra los otros en un juego de suma cero, en el cual todos muestran su lado más vil. El trabajo del director de Tango Feroz logra entretener haciéndonos partícipes del juego y expectantes del resultado final del mismo, gracias a un guión audaz, de ahí su novedad. Ahora, sucede que a ratos uno no sabe si el director intenta hacernos creer que ese tipo de cosas pasan y que existe realmente gente tan ambiciosa como para hacerse parte en este juego (ahí sus momentos ridículos) o si por el contrario lo que muestra es mera ficción -de hecho la película pareciera estar ambientada en un futuro cercano-, una distopía cercana causada por la globalización y el sistema neoliberal de mercados de capital donde las transnacionales ya lograron hacerse de todo el poder económico del mundo (está lleno de críticas al respecto en el guión). Si eres una persona sensible al respecto, creerás estar frente una película muy crítica de nuestra sociedad actual, si no, sencillamente lo pasarás bien participando del juego. INFORMACIÓN: www.blogdecine.cl


LA TAPADERA

La tapadera = The firm. [Vídeo] / una película de Sydney PollacK ; [guión David Rabe, Robert Towne y David Raufiel]. -- [Madrid] : Paramount, D.L. 2000. -- 1 disco compacto (DVD) (148 min.) : son., col. ; 12,5 cm. -- (Widescreen Collection). No recomendada a menores de 13 años. Tom Cruise, Jeanne Tripplehorn, Ed Harris, Gene Hackman. Versiones en español, inglés e italiano. Producción : Estados Unidos, 1993 Al club de escritores de best-sellers que logran que sus novelas sean llevadas al cine se ha apuntado con fuerza John Grisham: aparte de La tapadera ya se preparan films basados en El informe Pelícano y en El cliente. Mitch (Tom Cruise) es un abogado que acaba de licenciarse en Harvard con un expediente envidiable. A poco de casarse, entra en un despacho de abogados en Memphis. Pero pronto descubre que las cosas no son lo que parecen. Su empresa se dedica a blanquear el dinero de la mafia. Y sólo caben dos opciones: aceptar las reglas del juego o quedar fuera de él... para siempre. El veterano Sydney Pollack ha aprovechado bien el material del que partía para fabricar un buen thriller al estilo de Los tres días del cóndor. David Rayfiel –su guionista habitual– y Robert Towne –guionista de Chinatown– han sabido tejer una trama dinámica, en la que pronto se define el dilema del protagonista. ¿Debe olvidar las implicaciones morales de su trabajo o arriesgar su vida y su carrera colaborando con la policía? La situación se complica cuando, en una ocasión, el protagonista es infiel a su mujer. Se plantea entonces la relación entre marido y mujer en nuevos términos: él no puede mirarla a la cara; ella piensa que debe abandonarle aunque su vida corra peligro. La exploración de las dudas que surgen tras el adulterio está lograda; en cambio, no resulta convincente, y sí ridículo, el modo de mostrar las circunstancias eróticas que provocan la infidelidad. Hay un acierto pleno en la elección de los actores. Tom Cruise está magnífico. Jeanne Tripplehorn encarna con solidez a su esposa. Entre los secundarios, destacan sobre todo Gene Hackman, en un papel contenido, donde se adivina al veterano abogado que en un tiempo se enfrentó al mismo dilema que Cruise, y Ed Harris, espléndido en el papel de incansable agente del FBI. Cuando se estrenó la película, Pollack temía que fuera un fracaso. Se equivocó, aunque se entienden sus temores: algún punto flojo, un final no muy bien resuelto... Pero la película funciona en líneas generales y se sigue con interés. Logra además dejar claro que, en la mafia, son igualmente responsables dos tipos de personas: los que ordenan y ejecutan crímenes y los que, sin mancharse las manos, blanquean su dinero INFORMACIÓN: www.bloggermania.com


TESTIGO DE CARGO Testigo de cargo = Witness for the prosecution. [Vídeo] / [guión de] Billy Wilder y Harry Kurnitz. -- Barcelona : MGM, c. 2004. -- 1 videodisco (DVD) (c. 112 min.) : son., bl. y n. ; 12,5 cm. Tyrone Power, Marlene Dietrich, Charles Laughton. Autorizada para todos los públicos. Versión en español, inglés, alemán, francés e italiano. Producción : Estados Unidos, 1957 R. 9823 El prestigioso abogado Sir Wilfred Robards (Charles Laughton) tiene que abandonar el alcohol, el tabaco y los juicios criminales por prescripción médica. Cuando se presenta en su despacho un hombre llamado Leonard Vole (Tyrone Power), acusado de asesinar a una adinerada viuda, Robards pasará por alto las saludables recomendaciones de su médico y asumirá la defensa de Vole. Muchas obras de la prolífica y exitosa novelista británica de suspense Agatha Christie han sido llevadas con mayor o menor habilidad a la pantalla grande, pero nunca tan afortunadamente como en este título, demostrando que Billy Wilder es un maestro abordando cualquier tipo de género cinematográfico. Un armazón argumental imbatible escrito para el teatro por Agatha Christie y una descripción de personajes cálida e ingeniosa a cargo de Billy Wilder alumbraron en 1958 Testigo de cargo (Witness for the prosecution), un clásico del cine de suspense con la genialidad de un maestro de la comedia. Cuando Billy Wilder aceptó el guión de esta película por cien mil dólares de honorarios y un cinco por ciento de los ingresos, tenía una idea clara: "Quiero hacer una película de Alfred Hitchcock". Sin embargo, ya en el preestreno mundial de la película, el 30 de enero de 1958 en Londres -donde se ambienta la trama-, quedó constancia de la profunda personalidad que el realizador vienés había imprimido en la película. Tyrone Power, Charles Laughton, Elsa Lanchester y Marlene Dietrich formaron el reparto. Laughton era, sin duda, el patriarca: esposo de Lanchester, aunque reconocido homosexual que bebía los vientos modestamente por Power y al que cocinaba Dietrich cuando su mujer no estaba en el plató. Según Wilder, además, "el mejor actor que ha existido nunca". Con una dimensión humana y humorística irresistible, el nuevo Sir Robards no puede evitar apasionarse con un insólito caso de asesinato. Acusan a Leonard Vole, un joven encantador, y le atribuyen la intención de heredar la fortuna de una solterona. Al suspense se suma la posibilidad de que su abogado defensor fallezca. Pero Wilder, con su proverbial mano maestra para la dirección de actores, supo extraer lo mejor de sus respectivas épocas doradas y dotarlo de la sabiduría de la madurez. Compuso unos personajes complejos y contradictorios, como la propia trama judicial, que desembocarán en un final absolutamente inesperado, como es tradición en las obras de la escritora de Diez negritos. Esto fue muy explotado en la campaña publicitaria de la película, en la que se afirmaba que los actores rodaron el filme sin las últimas páginas del guión o incluso que la Casa Real británica, que disfrutó de un preestreno privado, había firmado un contrato comprometiéndose a no desvelar el final. La película, en cualquier caso, estuvo a la altura del éxito de su precedente teatral, obtuvo una inmensa popularidad y forjó la amistad entre el equipo, hasta el punto de que Laughton, Power y Wilder viajaron ese verano por París, Viena y los balnearios de Badgastein (Alemania. Fue pocos meses antes de que Power falleciera repentinamente en España durante el rodaje de Salomón y la reina de Saba. Era un viaje sin esposas con la excusa de promocionar el filme, y mientras, Marlene Dietrich defendía un espectáculo en Las Vegas, convencida de que Testigo de cargo le daría el reconocmiento como actriz más allá del mito que buscó a lo largo de toda su carrera. La actriz de El ángel azul (1930), que tenía que recuperar para la película su alemán original y protagonizar un número musical, se centró en su personaje "como si su carrera dependiera de él", explicaba Wilder, pero él la desanimaba diciéndole: "No ganarás el Oscar por esto". pesar de ello, para el citado espectáculo preparó una introdución el día que se anunciaron las candidaturas en el que decía: "Señoras y caballeros. Nos sentimos orgullosos de presentarles a la seleccionada para los premios de la Academia por Testigo de cargo, la señorita Marlene Dietrich". INFORMACIÓN: http://www.alohacriticon.com/ http://elpais.com


VENCEDORES O VENCIDOS

Vencedores o vencidos = Judgment at Nuremberg [El juicio de Nuremberg] / escrita por Abby Mann ; producida y dirigida por Stanley Kramer. -[Madrid] : MGM Home Entertainment, 2004. -- 1 videodisco (DVD) (139 min.) : son., bl. y n. ; 12,5 cm. Spencer Tracy, Burt Lancaster, Richar Windmark. No recomendada a menores de 13 años. Versiones en español, inglés, francés, alemán e italiano Produción : Estados Unidos, 1961. R. 9816. 1948, ciudad alemana de Nuremberg. Tras la Segunda Guerra Mundial y después de la derrota nazi se lleva a cabo un juicio en un tribunal internacional presidido por el estadounidense Dan Haywood (Spencer Tracy) con el propósito de impartir justicia en base a los actos criminales llevados a cabo por el ejército alemán. Después de ponernos en antecedentes históricos, “Vencedores o vencidos” no solamente es una película donde podemos apreciar grandes actuaciones, ya que dentro de ella se plantea un interesantísimo dilema moral e ideológico de diversas connotaciones, ya que no sólo se juzgan a las personas sino también a todo un país, Alemania y dentro de esta excelente realización hay espléndidos monólogos de una intensidad y credibilidad muy lograda, consiguiendo tener siempre al espectador atento a cualquier aparición e intervención que se realiza en el juicio y Kramer dirige de manera soberbia todos los aspectos, ya que consigue que las casi tres horas de película no resulte en ningún momento pesadas y además nos ofrece unas pausas indirectas que invitan al espectador a reflexionar sobre lo acontecido en ese momento, es decir no nos aturde con solo la filmación del juicio, nos hace plantear preguntas en nuestra mente sobre la veracidad de lo que cuentan lejos de ese espacio reducido. Después de ver la película, cada uno puede sacar las conclusiones que pueda pensar que sean ciertas, eso es un logro en una película, ya que consigue plantearte distintos puntos de vista sobre lo que aconteció durante aquellos difíciles años. Tampoco se defiende una postura concreta, ofrece al espectador esa libertad, dándonos también momentos paradójicos, como una similitud entre las situaciones vividas entre el juez principal y el principal abogado. También vemos las implicaciones políticas que rodearon a esos juicios y los extremismos de los argumentos de todos los participantes en este juicio, todos con un convencimiento que algunos creen justo, otros patriótico y otros, por el contrario, afirman que era su obligación. Toda esta magnífica orquestación de exposiciones argumentales y dilemas, está encabezado por un reparto espectacular, todos rayando a un nivel altísimo, sublime, una lección de interpretación inolvidable, resultando difícil el destacar a alguien. INFORMACIÓN: JAVIER LEIVA EN http://www.alohacriticon.com


YO SOY LA LEY Yo soy la ley = I am the law. [Vídeo] / Dirigida por Alexander Hall. -- [Madrid] : Sony Pictures Home Entertainment, D.L. 2007. -- 1 disco compacto (DVD) (85 min.) : son., col. ; 12,5 cm. -- (New Columbia Classics). Autorizada para todos los públicos Estados Unidos, 1938. Edward G. Robinson, Barbara O’Neil, John Beal. R. 9803 Un abogado, que ha pedido un año sabático en su trabajo como catedrático de Universidad para emprender un viaje en barco junto a su encantadora esposa, acepta en el último momento el trabajo de hombre para la lucha contra la corrupción en la ciudad. Hay muchos extorsionadores que se encargan de que los honrados trabajadores que tengan algún negocio propio deban darle dinero para “protección”. Pero los testigos no dicen nada por miedo. Así, el abogado, junto al mejor exalumno que tuvo, y su esposa en labores de secretaria, emprenden una cruzada contra el crimen, lo que no será nada fácil pues incluso hay asesinatos.

Excelente película, soberbiamente dirigida por el inteligente realizador Alexander Hall e interpretada soberbiamente por Edward G. Robinson, esta vez haciendo de bueno y no de villano, que los bordaba. Sorprende, vista más de setenta años después de su estreno, la vitalidad y frescura que desprenden sus imágenes. Agilidad en la exposición de los elementos, elegante puesta de escena, buena fotografía en blanco y negro… Una película valiente en su historia y positiva en su resolución, que aunque cuenta una historia más que seria, la aborda con no pocas notas de humor. Maravillosos diálogos, agudos como un dolor de muelas. La contraposición, en este caso clara lucha, entre la inteligencia, la sabiduría, el pragmatismo, el rigor procesal, de un hombre universitario con muchos años de experiencia en la docencia, y siempre digno y honesto, pues considera que dicha sabiduría, dicho saber acumulado a lo largo de su vida debe estar siempre a disposición de la Justicia, en eterna pugna contra el mal, la delincuencia, la corrupción. Y en frente, el mal, el mundo del crimen, en este caso superficialmente sutil, ladino, pero siempre dispuesto a llegar a las últimas consecuencias, al asesinato si es preciso, para lograr sus fines. Dos formas antagónicas que tratan de vencer en un mundo oscuro. Una excelente película, muy poco conocida, que merece la pena.

INFORMACIÓN: www.ehu.es

Yo soy la ley  

Boletín de la Mediateca de la Facultad de Derecho y Empresa del C.U. Villanueva.