Issuu on Google+

A  los  medios  de  comunicación,   A  los  colectivos  en  resistencia,   A  la  sociedad  en  general,     En  el  marco  de  las  protestas  realizadas  el  sábado  1  de  diciembre  de  2012  en  la  Ciudad   de  México  con  motivo  de  la  inconformidad  de  un  amplio  sector  de  la  población  tras  la   imposición  de  Enrique  Peña  Nieto  como  presidente  de  la  nación,  que  derivó  en  actos   de  provocación  por  sectores  identificados  como  grupos  de  choque,  la  posterior   represión  de  parte  de  las  fuerzas  policiacas  federales  y  locales  y  la  detención   arbitraria  de  ciudadanos  que  ejercían  su  libre  derecho  a  la  manifestación  de  las  ideas   la  asamblea  YOSOY132  de  Chihuahua  condena  la  actuación  de  los  distintos  actores   implicados  en  estos  hechos.     Puntualizamos  los  siguientes  hechos:     1. La  presencia  de  fuerzas  del  estado  y  personas  no  identificadas  vestidas  de  civil   y  armadas  del  lado  donde  se  ubicaban  las  fuerzas  del  estado  en  el  cerco  al   Palacio  de  San  Lázaro.  Estás  practicas  lesivas  ante  cualquier  nación  que  se   autodenomina  garante  del  estado  de  Derecho  resultan  retrógradas  cuando   menos.  Históricamente  el  estado  mexicano  se  ha  valido  del  uso  de   provocadores  para  justificar  la  represión  de  parte  del  estado  y  la  consecuente   criminalización  de  la  protesta.  Citamos  entre  otros  casos  el  movimiento   vasconcelista  en  1929,  el  movimiento  henriquista  en  1952,  las  movilizaciones   estudiantiles  de  1968-­‐1971  notando  un  comportamiento  similar  en  los  hechos   acontecidos  el  1  de  diciembre  de  2012.     2. El  uso  inadecuado  de  armas  no  letales  de  parte  de  las  fuerzas  del  estado  que   pusieron  en  riesgo  la  integridad  de  los  manifestantes.  En  particular   denunciamos  las  agresiones  realizadas  a  2  de  ellos;  lesión  en  el  cráneo   producida  por  impacto  de  bala  de  goma  a  Juan  Francisco  Quinquedal  de  65   años  actualmente  en  estado  de  coma  inducido  y  clasificado  como  grave  de   acuerdo  al  parte  médico,  pérdida  del  globo  ocular  derecho  producida  por   impacto  de  bala  de  goma  a  Julián  Uriel  Sandoval  Díaz  de  21  años  de  edad.  El   uso  de  balas  de  gomas  esta  prohibido  por  distintas  organizaciones   internacionales,  entre  ellas  la  Unión  Europea  y  Amnistía  Internacional  debido  a   la  capacidad  de  infligir  sufrimiento  cruel  e  inhumano  a  las  personas.       3. El  uso  sistemático  de  la  fuerza  y  la  existencia  de  un  perfil  de  búsqueda  en  las   personas  durante  las  detenciones,  basados  en  su  aspecto  físico  más  que  en  la   evidencia,  deteniéndose  arbitrariamente  a  más  de  100  personas  de  las  cuales   aún  quedan  14  presos.  Esto  exacerba  el  escenario  de  polarización  social   existente  en  nuestro  país.  Observamos  una  clara  criminalización  hacia  la   protesta  social  que  violenta  los  derechos  civiles  y  políticos  de  cualquier  ser   humano.    


4. La  violación  documentada  al  debido  proceso  durante  estas  detenciones   arbitrarias.  Se  documentó  de  parte  de  las  autoridades  las  siguientes  violaciones   a  los  derechos  de  toda  persona  imputada:     a. b. c. d. e.  

Incomunicación  de  los  imputados.   Intimidación  hacia  los  imputados  y  sus  familiares.   Tortura  ejercida  a  los  imputados.   Falsificación  en  las  declaraciones  de  los  imputados.   Negación  en  la  admisión  de  pruebas  de  la  inocencia  de  imputados  por   parte  del  juez  de  garantías  tanto  testimoniales  como  audiovisuales.  

5. El  manejo  sesgado  de  la  información  por  parte  de  los  medios  de  información,   particularmente  de  Organización  Editorial  Mexicana,  Televisa,  TV  Azteca  y   Milenio  que  contribuyó  en  gran  medida  a  la  justificación  de  la  violencia  por   parte  del  Estado.     Por  todo  esto  exigimos  el  esclarecimiento  de  los  hechos,  la  cobertura  imparcial  de   estos,  el  seguimiento  del  debido  proceso,  la  liberación  de  los  presuntos  implicados  a   los  que  no  se  les  haya  comprobado  su  participación  en  los  hechos,  la  detención  de  los   autores  tanto  materiales  como  intelectuales  de  esta  provocación  que  busca   criminalizar  la  protesta  social.     Nuestra  sociedad  esta  sedienta  de  estabilidad,  justicia  y  unidad.  No  de  una  unidad   producto  de  un  proceso  político  a  todas  luces  ilegal  e  ilegítimo,  sino  del  ejercicio  de  la   sociedad  civil  organizada  a  través  de  su  libre  expresión.     Podrán  criminalizar  la  protesta  social,  intentarán  coartar  la  libre  manifestación  de  las   ideas,  pero  somos  más,  nos  estamos  organizando,  México  está  cambiando,  por  una   democracia  auténtica  Yo  soy  132.     Asamblea  #YOSOY132  Chihuahua   Chihuahua,  México  a  17  de  diciembre  de  2012  


posicionamiento-1dmx