Page 1

“Bullying” Integrantes: Cyndi Gatica Romina Requena Yolanda Riquelme V Fernanda Rivera Sección: 2 Fecha entrega: 27-05-2011 1


INTRODUCCION

En el trabajo presente trataremos un tema que está muy latente, el bullying. Desde que uno nace se ve expuesto a modelos de socialización que influyen en nuestra vida, de los cuales es muy importante tener un vínculo de seguridad, ya que situaciones violentas y pocas seguras marcan nuestra conducta y forma de vida, la violencia infantil junto con el fracaso escolar está asociada a una serie de déficit o factores de riesgo relacionado con el retraso en el desarrollo socio cognitivo El objetivo del trabajo es presentar lo que es el bullying, quienes participan en él, sus consecuencias y otros puntos relacionados con este tema tan importante en la vida de los seres humanos.

¿QUE ES EL BULLYING? 2


El bullying, es un comportamiento aprendido. Es cuando una persona o grupo trata de herir o controlar a una persona perjudicándola. Hay 3 aspectos sobre este comportamiento donde la mayoría de los expertos están de acuerdo: en el bullying hay una diferencia de poder entre los que están siendo heridos y los que hacen daño. El bullying incluye comportamientos hirientes que son en forma repetitiva e intencional. El bullying no se trata de un conflicto que debe resolver. En el bullying, el poder está todo en una sola persona o en "grupos" de control. La gente que le hace bullying a otras muestran odio y desprecio por los que están tratando de hacer daño. Hay muchos tipos de bullying, y todos son hirientes. A veces el bullying significa a alguien golpear, patear, empujar, u obligarlo a hacer algo que no quieren hacer. A veces el bullying se muestra usando malas palabras o amenazas, insultar a alguien, o decir cosas malas a sus espaldas. El bullying incluso significa que se logra hacer sentir inseguro o asustado a alguien, dejándolo fuera de los juegos, o haciendo que ellos se sientas poco importante. El bullying puede ser verbal, físico, social (rechazo, ignorar o dejar a alguien fuera a propósito), e incluso incluye el Ciberbullying.

EL BULLYING EN EL JARDIN INFANTIL

En niños más pequeños (sala de 3-4 años) generalmente la agresión es física y por motivos concretos. Hay menos estrategia, y si la hay, no siempre se puede sostener en el tiempo. Un niño a esa edad puede tener una conducta de hostigamiento por un motivo un día y al siguiente olvidarse que eso ocurrió si no aparece el mismo estímulo. Sin embargo, podría considerarse a estas conductas “probullying”, que cuando son reforzadas por el entorno no son interrumpidas por la maestra, se consolidan como modelo de éxito. Esto es lo que aplicará más adelante cuando pueda organizar su conducta hasta llegar a una situación real de bullying En edades tempranas el bullying más frecuente es el físico directo (pegar, empujar) y el social directo (no dejarlo jugar). Las formas indirectas (hacer que los demás no jueguen con él) necesitan mas planeamiento y ya empiezan a observarse en el Preescolar. El 75 % de los niños, víctimas del conjunto de agresiones reiteradas conocidas como 'bullying' en Preescolar, termina por recurrir a la violencia, al menos una vez por semana, según refleja el libro 'Agresividad injustificada, bullying y violencia escolar', que compila estudios de expertos, de los que se desprende que este fenómeno se produce “con la misma intensidad” en el 3


jardín de infancia que en el resto de etapas académicas. La obra, coordinada por la catedrática de Psicología de la Universidad de Córdoba, Rosario Ortega, asegura que esta clase de ataques tienen lugar desde edades tempranas, incluso en la escuela elemental. En estos casos se relacionan con el juego y con la existencia de líderes agresivos, frente a víctimas retraídas y poco sociables, a pesar de su corta edad. Para los investigadores, este tipo de 'bullying temprano' aporta nuevas oportunidades para comprender los primeros procesos en los caminos hacia la victimización y detectar sus factores iniciales de riesgo, sociales e individuales. También sirve de ayuda a los profesores que, generalmente, "tienen dificultades para discernir entre el bullying reiterado y el resto de interacciones violentas". Según explican, las vías para prevenir estas conductas pasan por la observación de los niños en su entorno natural, para fijarse en las relaciones de equilibro o desequilibrio que se establecen entre ellos; basarse en los informes de los maestros y en las anotaciones sobre su actitud y entrevistar a los propios preescolares para sacar conclusiones. Los niveles de agresividad de los niños perjudicados indican que el 30 % de ellos recurren a la represalia física después de ser agredidos, pues “presentan grados más elevados de hiperactividad e impulsividad que el resto de los niños”. Sin embargo, en el 50 % de los casos sólo actúan como víctimas pasivas que tratan de defenderse. De hecho, los estudios indican que los preescolares que sufren abusos destruyen las pertenencias de sus compañeros “con mucha más frecuencia” que aquellos que sólo agreden. Por su parte, el 54% de los pequeños decide no involucrarse en esta clase de episodios. Son los que los expertos llaman 'espectadores del bullying', una conducta “peligrosa” porque, si la mayoría del aula adopta una posición pasiva o cercana al agresor. El agredido entra en un estado de indefensión y tristeza, al percibir que su situación no importa a ninguno de sus compañeros. Es “fundamental” tomar medidas con estos niños por el importante efecto que tienen sobre los agredidos. Es clave que los docentes se tomen en serio la naturaleza del fenómeno y la apliquen en el trabajo de intervención con el resto del aula como estrategia eficaz para prevenir las agresiones. En conclusión, el 'bullying escolar' es un fenómeno social capaz de afectar a todos los niños y cuyas consecuencias psicológicas pueden ser “tremendas”. En edad preescolar, el fenómeno amenaza a aquellos niños que no resultan “muy atractivos” como amigos y que, por lo tanto, tienen menos probabilidades de recibir ayuda de sus compañeros cuando son agredidos.

¿QUIENES INTERVIENEN EN EL BULLYING?

4


En el bullying no solo interviene el agresor y la víctima, sino que también intervienen los padres, los educadores y todos los observadores, ya sean compañeros, un familiar o un miembro de la comunidad. Estas personas poseen características propias, con las cuales se crea un perfil de sujeto.

PERFIL DEL AGRESOR El rasgo que más los identifica es su natural agresividad, la cual la ven como algo normal y no como un acto “malo”, la manifiestan frente a todas las personas, tanto profesores, familiares, compañeros e incluso con sus amigos, pero sus “ataques” no lo hacen en frente de personas que tengan mayor poder como lo es un profesor, el director de la escuela o los padres de alguien. Características: •

Impulsivo

Ofensivos, jactanciosos

Ausencia de empatía

Se exhibe como victima

Autosuficiente

Capacidad exculpatoria

Rebeldes

Rechazados

Bajo interés por la escuela y bajo rendimiento académico.

Capacidad de ser populares y de manejar grupos

Dificultad para socializar

Por lo general el agresor es hombre, aunque en la actualidad hemos visto muchos casos de niñas agresoras, estas son personas con fuerza o con un cuerpo grande en comparación al de sus víctimas.

5


El agresor posee carencias del tipo familiar y de afecto, sus padres son despreocupados y liberales, muchas veces se encuentran en un ambiente de violencia, drogas, alcohol o delincuencia, por lo que sienten que no son amados y que no son importantes, al sentirse así, buscan una manera de ser importantes y respetados ante los demás. Al ser agresivos con los demás adquieren un status entre los del grupo, lo que los ayuda a elevar su ego, hacen amistades que actúan de la misma manera o que lo alaban por actual de algún modo en particular, aunque también tienen amigos por miedo a enfrentarse a las situaciones que él o ella les hace a sus víctimas. Muchas veces suelen sentir el mismo dolor que el de la víctima, y para ocultar su propio dolor se escudan en un caparazón de agresividad y de burlas para hacer sentir mal al otro. Ocurre en algunas ocasiones que el agresor cuando se encuentra solo con la víctima no le hace daño alguno, se muestra tolerante, pero cuando se junta con los amigos que abalan y aplauden su comportamiento, se inicia el acoso nuevamente. Algunos autores aseguran que los agresores muchas veces no son conscientes de los actos que comenten, no tienen conciencia del daño que están haciendo, piensan que se están divirtiendo. Son muy inseguros, pero quieren demostrar que son superiores a los demás, para así poder afianzar su reputación y para hacerse más popular. Los niños actúan en la mayoría de los casos por imitación (Bandura). También existen agresores que sienten el deseo de hacer daño, por diversión o por el simple hecho de sobresalir del resto de sus compañeros, quieren ejercer el control y dominio de los demás y tienen una personalidad rutinaria y antisocial. Hay que tener en consideración que el agresor sabe escoger su víctima y la ve como alguien que merece o provoca la violencia, justificando sus actos violentos

PERFIL DE LA VICTIMA Existen diferentes tipos de víctimas, pero la mayoría es del tipo pasivo, son sujetos tranquilos, que no responden a los ataques, son personas inseguras, ansiosas, dependientes y con muy baja autoestima, están en contra de la violencia. Son muy sensibles, retraídos, miedosos. Cuando son atacados reaccionan con pánico y cuando son más pequeños reaccionan con llanto.

6


Su aspecto físico es más bien menudo y suelen ser personas con algún problema físico (sobre peso, cortos de vista, cojos), pueden ser morenos o también pueden ser niños o niñas muy bonitas lo que causa envidia.

Características: •

Inseguros

Débiles

Problemas para socializar

Sensibles

Maduros para su edad

Se relacionan mejor con adultos

Se sienten obligados a obedecer

Sumisos

Su entorno familiar suele ser, generalmente muy bueno, un ambiente de sana convivencia, no existen problemas de drogadicción o violencia, pero los padres suelen ser muy aprensivos de sus hijos, por lo cual no los dejan ser independientes y sus padres están vigilando todo lo que hacen por temor a que les pase algo. No saben desenvolverse por sí solos, son muy apegados a la familia y no tienen amigos ni una red que los contenga, cuando logran hacer amigos se vuelven dependientes a ellos y obedecen a lo que el amigo quiere hacer aunque él no quiera (por temor a perderlo). Cumplen con todas sus responsabilidades (escuela), tienen altas calificaciones. Presentan cambios inesperados de ánimo, no quieren asistir a clases, cada vez se vuelven más retraídos y no comparten con sus pares. Cuando tienen agresiones físicas las esconden y si se las descubren dicen no recordar cómo se hicieron ese moretón o rasguño.

7


A pesar que las victimas de bullying están en contra de la violencia, muchas veces actúan de manera agresiva e impulsiva para conseguir algo y no son capases de controlar su fuerza.

Como dijimos anteriormente en el bullying interactúan otros agentes como lo son los observadores, en el escenario escolar ellos tienen mucha importancia, de ellos dependerá la evolución del problema o su solución. Su actitud es la que nos dará cuenta sobre lo que está sucediendo y lo que a veces los adultos no somos capaces de ver. Hoy en día vemos que los observadores actúan como tal, simples observadores que pasan a ser cómplices de los agresores, al callar u ocultar estos hechos. Si las personas tuvieran la capacidad de contar estos hechos se podrían tomar medidas a tiempo y se evitarían traumas posteriores o los suicidios en adolescentes. Los docentes, los educadores, el centro institucional, también tiene mucha responsabilidad ante los hechos que suceden ante sus propios ojos y que no son capaces de ver o que simplemente lo ocultan. La relación, el contacto que tenga el profesor con los alumnos influye mucho, un profesor debe estar siempre atento a lo que sucede con sus alumnos y lo que pasa fuera del aula. Algunas características de un profesor para que se propicie un clima de bullying: •

Distante de sus alumnos

No pone atención a quienes bajan sus calificaciones

No propicia un clima de tranquilidad ni confianza para el aprendizaje

No pone reglas a sus alumnos

“Hay que señalar que una de las funciones de la escuela es la custodia de sus alumnos, así como conducirlos al sistema social vigente. No solamente tiene una función educativa en la que desarrollar sus habilidades e incrementar sus conocimiento, sino que también debe prepararlos para un contacto social amplio, respetuoso y flexible, siendo responsable de la educación en valores, consiente del importante papel que juega en la formación se su conducta.” ¿TIPOS DE AGRECION? 8


Los niños y niñas de los 0 a los 4 años aproximadamente son muy egocéntricos, por lo cual no interactúan con otros niños y si lo hace es en forma mínima. Hasta los 4 años no tienen conciencia que a los demás también les duelen las agresiones, no saben controlar sus emociones, por lo que al dar una demostración de cariño pueden terminar rasguñando o mordiendo a su compañero, es importante que seamos capaces de captar un “daño de afecto” a otro “daño de agresión”, ya que muchas veces los padres o las educadoras no discriminan las situaciones y los niños son los perjudicados, ya que los adultos responsables los retan o castigan sin tener plena conciencia de lo que sucedió y los niños (as) sienten y se quedan con la idea de que no pueden demostrar sus emociones o que es algo negativo abrazar al otro. Sin embargo al sentirse atacados, (esto puede ser desde el simple hecho que otro niño tome un juguete de ellos hasta que otro niño los ataque), generalmente actúan muy impulsivamente. Los niños y niñas de 2 años: muerden, rasguñan, aprietan. Los niños y niñas de 3 años: tiran el pelo, empujan, lanzan cosas. Los niños y niñas de 4 años: empujan, pegan patadas, combos. Estas son algunas características básicas del tipo de agresiones que realizan los niños y niñas, generalmente son las mismas en todas las edades hasta los 4 años, entre los 4 y los 5 empiezan a defenderse de manera verbal, comienzan agredir a sus compañeros por sus defectos físicos o por las cosas que tienen (mochilas, estuches, cuadernos). La violencia o el bullying pueden tomar diferentes formas: Físico: Es toda agresión en contra de la integración física de otra persona, esta agresión se manifiesta a simple vista. En ella encontramos las matadas, puñetazos, e incluso las agresiones con armas. Psicológico: La violencia psicológica no es una forma de conducta, sino un conjunto heterogéneo de comportamientos, en todos los cuales se producen una forma de agresión psicológica. Existen algunas características notables en sujetos que han sufrido violencia psicológica, las cuales son la baja autoestima Verbal: Es el más habitual, es aquel en que el agresor lastima a sus víctimas verbalmente a través de gritos, burlas, sobrenombres, comentarios sarcásticos, recuerdan sus errores en público, entre otras. Social: Es un bullying indirecto, se desarrolla en el contexto donde se desenvuelve el individuo, el objetivo de este es que el individuo no tenga amigos, no se 9


relacione con nadie. Cuando ellos llegan los demás se van, no le hablan. Finalmente el individuo es víctima de su propia inseguridad generada indirectamente por los otros.

EL BULLYING DE HOY Desde siempre ha existido el maltrato escolar que hoy se conoce como bullying, pero los tiempos cambian y las formas de agredir o los modelos a imitar también cambian. Hoy tenemos una fuerte influencia de la televisión, los videojuegos, el internet. Estos medios tecnológicos han influido de diferentes maneras, por un lado influye en el actuar de los niños y niñas, en el ver la violencia como algo normal, algo divertido y algo que debe utilizarse día a día. Uno de los mayores portadores de mensajes a nuestros niños es la televisión, lo vemos en los monitos animados como “Tom y Jerry”, “Ben 10”, “Los power rangers”, “Dragón Ball Z” entre otros. Desde los años 50 se investiga su influencia, la mayoría de los informes ha concluido que ver violencia en la pantalla hace a los niños (as) más violentos en la vida real. El informe entregado por el “National Institute of Mental Health” indica dos maneras en las que la televisión fomenta el comportamiento agresivo; los niños imitan lo que ven en la televisión y proyectan los valores transmitidos por ella, llegando a aceptar la agresión como un comportamiento apropiado. "Ha sido demostrado más allá de cualquier disputa que la gente que mira mucha violencia en televisión desarrolla una conducta agresiva", dijo Frank Lindblad, un psiquiatra infantil en el Instituto Karolinska del hospital universitario.

Los videos juegos han venido a agravar la polémica que había entorno a la televisión, ya que también entrega este mensaje de agresividad como algo normal, la mayoría de estos juegos son de enfrentamientos entre “los buenos” y “los malos”, son muy violentos y los niños ensayan guiones de conductas que posiblemente desempeñen en la vida real. Se vuelven muy violentos con sus compañeros de juegos ya que no aceptan perder o equivocarse.

10


"Tienen un riesgo muy elevado de conducta criminal", "La frontera entre la realidad virtual y el mundo real se convierte en difusa y es peligrosa". Dijo Frank Lindblad, un psiquiatra infantil en el Instituto Karolinska del hospital universitario

La internet, un arma de doble filo. Se ha convertido en una necesidad para las personas y se encuentra al alcance de todos, incluso de los más pequeños de la casa. En ella encontramos información de todo y la mayoría de esta información no se encuentra filtrada, por lo tanto nuestros niños (as) pueden encontrar imágenes o videos de sus dibujos animados preferidos de maneras no apropiadas, como diciendo garabatos, peliando, borrachos o ablando de sexo u otras cosas no apropiadas para los niños. Todo esto fomenta la agresividad y la vuelve cada vez más normal y simple para los niños (as) Niños, adolescentes, adultos y personas mayores se encuentran hoy en línea, están en Facebook, twitter (paginas sociales de internet). Por lo tanto los niños y adolescentes tienen un nuevo espacio para desarrollarse, pero no siempre es bueno, gracias a todos estos estímulos y actitudes comentadas anteriormente, reflejan su agresividad. Gracias a estos espacios se creó el Ciberbullying, el cual corresponde al acoso u hostigamiento escolar que se produce en el ciberespacio, con agravante de contar con audiencias masivas. Se está transformando en uno de los fenómenos más comunes en las comunidades escolares y sus consecuencias son muy perjudiciales tanto para las víctimas como para los acosadores y los testigos de las agresiones. Por todas estas causas y por otras no mencionadas es que el gobierno en conjunto de algunas empresas privadas ha lanzado campañas en contra del bullying en las escuelas del país. Para esto VTR ha creado en su página un link llamado “internet segura”, donde aparece información del Ciberbullying, concejos para padres y datos que nos pueden ayudar frente a este tema. En la página de mineduc también encontramos este link de “internet segura” donde salen datos para padres y para niños, como paginas habilitadas para su navegación tranquila. También existen campañas televisivas y propagandas en las calles. 11


CONSECUENCIAS DEL BULLYING

Debido a los maltratos reiterados, los niños y niñas que son víctimas de bullying y los victimarios, quedan con secuelas. Consecuencias que van desde el comienzo del bullying hasta que son adultos. Es muy importante estar atentos a estas acciones, esto recae en los adultos que comparten la mayor parte del tiempo con los agresores y víctimas, ya que una detección a tiempo nos ayudaría a prevenir las importantes consecuencias que trae esto.

Consecuencias para la víctima Evidente baja autoestima, actitudes pasivas, pérdida de interés por los estudios lo que puede llevar a una situación de fracaso escolar, trastornos emocionales, problemas psicosomáticos, depresión, ansiedad, pensamientos suicidas, tienen un sentimiento de culpa que lamentablemente a algunos chicos, para no tener que soportar más esa situación los lleva a quitarse la vida. Sienten rrechazo y una actitud de miedo al contexto escolar donde se ha producido el acto de violencia. Pérdida de confianza en sí mismo y en los demás y un sentimiento de inseguridad y baja de autoestima. llegando al sentimiento de culpa. Consecuencias para el agresor La persona se siente frustrada porque se le dificulta la convivencia con los demás niños, cree que ningún esfuerzo que realice vale la pena para crear relaciones positivas con sus compañeros. Posteriormente se convierten en delincuentes, drogadictos, antisociales o por el contrario también en algunos casos desencadenan depresiones que los pueden llevar al suicidio.

Un punto muy importante y a resaltar es el hecho que no solo la victimas sufren consecuencias, los agresores también sufren consecuencias. El hecho de que un niño o adolescente actué de manera agresiva es porque algo en su 12


entorno no anda bien. Por lo que no lo podemos tachar de “malo” y dejarlo al olvido. En casos de bullying ambos, víctima y victimario se deben tratar. LOS PADRES Y PROFESORES FRENTE AL TEMA DEL BULLYING En general estos suelen estar al margen del problema ya que los involucrados se mantienen en la ley del silencio. Pero cuando el problema se hace evidente, se dan cuenta que carecen de medios concretos para afrontarlo y sus ideas son poco claras. Para poder ayudar a un hijo víctima de bully, la mayoría de ellos cree que la única alternativa para frenar el bully es castigarle y a la víctima es sobreprotegerla. Estas ideas son erróneas, lo primordial es ayudarla a salir del círculo vicioso en el que ha caído, enseñándoles a ser más autónomos, responsables y fuertes interiormente. La semilla de violencia no entra en las aulas como figura del bully sino que esta explota en ellas ya que ha sido sembrada previamente en otro lugar ejemplo en el hogar. Una buena solución sería crear una relación más cercana entre el entorno escolar y las familias, la entrega de valores en el caso de los niños más pequeños para que sientan que lo que aprenden les es útil en su vida diaria. Cuando se trata de niños más grandes incluso adolescentes no ser sujeto pasivo en la resolución de conflictos les ayuda a aceptar cada escollo como un nuevo desafío de aprendizaje. En el caso de los padres de la víctima recurren a métodos poco recomendables como hablar con el agresor fuera de las instalaciones del colegio, amenazarle, instigar a su hijo/hija para que se defienda brutalmente. Lo que se debe hacer es estimular a la víctima a tener nuevas amistades, dando pasos certeros contribuyendo a la dirección del comportamiento de sus hijos, a la reparación del daño, a la restauración de las relaciones y del ambiente para asegurar un ciclo de mejora permanente. Se debe enseñar a los hijos a resolver sus conflictos pacíficamente y de esta misma manera deben enfrentarlo los padres siendo un ejemplo para el niño. Se deben buscar como aliados a otros padres o profesores, ya que ningún conflicto se resuelve si los participantes discuten desde posiciones atrincheradas. Si su hijo no quiere ir al colegio porque es acosado por un Bully (agresor) es porque sabe que no puede enfrentar la situación; por lo tanto, no se le debe obligar a ir, se le debe pedir a un mediador para que inste al colegio a tomar medidas respecto al tema, al presentar el problema al colegio lo ideal es prepararse buscando pruebas y si es posible convoque a otras víctimas, en algunas oportunidades estas víctimas son cambiadas de colegios por lo que se debe conversas con sus padres y explicarles la situación. En el caso de los profesores existen tres tipos de respuestas la primera es la del no compromiso por miedo a ser atacado o por perdida de la autoridad, 13


segunda cierta complicidad silenciosa con el agresor creyendo que con ello no se verá implicado en el problema; tercera y en muy pocos casos la de un compromiso genuino. Los profesores han comenzado a expresar su temor ya que este problema del bullying los ha alcanzado a ellos, en ciertos casos cuando la violencia se ha extendido a los profesores y estos no han sabido resolver con autoridad el problema se debe a menudo porque en el hogar del niño no se da a los decentes la autoridad que les corresponde y el profesor bien sabe que cuando el personal docente está informado del bullying el aceptar las excusas de los acosadores implica minimizar aquello que no debe pasar inadvertido lo que el profesor debe hacer es por ejemplo movilizar a la mayoría silenciosa, explicando la diferencia entre conflictos constructivos y destructivos, dedicando unas horas semanales a capacitar a los alumnos en la resolución de los problemas interpersonales y en el caso de haber una víctima de bullying prestarle la ayuda necesaria tanto a él como al agresor ya que este también necesita de ayuda psicológica porque sus conductas no son normales todo esto se debe hacer en conjunto con la familia en particular los padres porque ellos en el caso de los niños son el principal referente a imitar de los cuales aprenden hábitos buenos y también los malos. Un método empleado en los colegios es el método de tolerancia cero consiste en reprender y/o castigar con la expulsión a quien violente las normas antiviolencia de la escuela o instituto, pero no ha funcionado del todo porque los estudiantes se han dado cuenta de que ese es el modo de no ir al colegio, por lo cual la violencia es mayor. Otro método es en el que se han establecido códigos de conductas bajo los cuales tanto padres como profesores ayudar a que los niños asuman las consecuencias de sus actos disminuyendo muchas conductas de violencias. Este es un trabajo en red desde la familia, el barrio, la escuela y los servicios sociales, pera generar programas efectivos entre los pequeños de cuatro a doce años, antes de que el hábito desfavorable se hubiera consolidado. Porque en esta edad los niños son altamente influenciables, existe la oportunidad de reforzar el desarrollo de la compasión, del interés, de la tolerancia, del sentido de autocrítica y de la empatía de esa capacidad de ponerse en el lugar del otro. Todo esto es a largo plazo pero sus resultados son muy positivos. En fin los profesores y los padres tienen una responsabilidad especial en el cuidado de niños y adolescentes, y eso incluye ayudar a quien es víctima de estas conductas no deseadas en la escuela. Sin embargo, los adultos no pueden hacerse cargo de estas tareas sin la ayuda de los propios niños y adolescentes. La situación tiende a complicarse cuando el "Bully", o sea la persona que ejerce el abuso, amenaza a la víctima para mantenerla callada y evitar que pida ayuda o sufrirá peores consecuencias. Cuando alguien está siendo víctima del fenómeno "bullying" en un centro educativo, el resto de los compañeros que no están implicados directamente sí saben sobre lo que está sucediendo en el aula, en el recreo o en la calle y aunque ellos no estén envueltos, podrían ayudar a quienes sufren estas conductas no deseadas. La educación es un punto muy importante para producir un cambio favorable en este problema una forma de prevenir el matonaje escolar es 14


conversar frecuentemente con los hijos e hijas, generando instancias de diálogo y desarrollar las habilidades sociales de los niños, por ejemplo, a través de la participación en actividades extraescolares; y reforzando su autoestima, mediante el manejo de límites –basado en premios y no en castigos.

COMO DEBE ENFRENTAR EL PROBLEMA LA VICTIMA DE BULLYING Que debe hacer la víctima en el momento en que el agresor arremete. Los niños y adolescentes que han sido víctima de un compañero de colegio, sistemáticamente y durante un periodo de tiempo prolongado, crecen con el autoestima baja y con muchos problemas. Es importante que quienes son colocados en la posición de víctima sepan que hacer en ese momento. Si el niño se encuentra frente al bully el cual comienza a molestar estas son algunas de las actitudes que él debe tener:    

  

Ignorarle Hacer como que no lo ha oído No mirarle, en lo posible caminar y pasar a su lado sin mirarle No llorar, ni enojarse, no mostrar que le afecta. El bully desea que reaccione mal no darle lo que busca. Esto no significa que no se pueda sentir verdaderamente herido, pero no dejarlo en evidencia, más tarde cuando no esté frente a él puede desahogarse. Responder al bully con tranquilidad y firmeza, por ejemplo No!, no soy lo que tú piensas. Convertir algunos de sus comentarios en chistes. Por ejemplo el bully dice: que ropa tan ridícula llevas!! responderle: gracias!! me alegra que te hayas dado cuenta. Correr si es necesario. Alejarse de la situación no es de cobardes. El bully es el cobarde, y quienes lo secundan también. Tú no eres el problema, el que tiene el problema es el. Buscar un sitio donde haya un adulto y quedarse allí. Si molesta el bully habla con un adulto. Eso no es acusar. Es pedir ayuda cuando de verdad la necesitas COMO EDUCADORAS

Lo primero que debemos hacer como educadoras es estar atentas a todo lo que les pase a nuestros niños y niñas, conocer sus realidades, saber quiénes son. Si observamos algún indicio de que algo está pasando, NO DUDAR en averiguar lo que está pasando y a que se deben ciertos cambios de conductas. Si nos percatamos que existe bullying debemos conversar con nuestros niños y derivarlos a un psicólogo, quien podrá tratar el tema. 15


Como educadoras podemos realizarles un test a nuestros niños y niñas, y así observar quienes necesitan la atención de un especialista.

1. Grado de satisfacción del alumno(a) en la institución: -

¿Está contento(a) en el instituto, con los profesores, con los compañeros?

-

¿Tiene algún miedo? ¿cuál?

-

¿Se siente aceptado por sus compañeros?

2. Relaciones: -

¿Tiene amigos aquí?

3. Expectativas: -

¿Qué piensa de sí mismo?

-

¿Qué crees que piensan tus compañeros de ti?

CONCLUCION

Este es un tema muy amplio, delicado e importante de tratar. Es uno de los principales conflictos que están hoy en la educación y vale la pena informarse e interiorizarse en el tema. Este trabajo de investigación ha sido muy enriquecedor, ya que leímos mucho de diferentes textos y del internet y consideramos que los puntos tratados son los principales conocimientos que debe tener una educadora de párvulos. 16


Este trabajo nos demuestra una vez más que debemos educar de manera integral a nuestros niños y niñas, ya ellos serán futuros adultos que reproducirán cada uno de los valores que nosotros les entregamos y debemos fomentar su convivencia con los otros, generar un ambiente propicio para la enseñanza aprendizaje, fomentar su autoconfianza, empatía y respeto por ellos y por los demás.

BIBLIOGRAFIA

Libro: Acoso escolar (desarrollo, prevención y herramientas de trabajo). Editorial: Narcea S.A. Autora: Mercedes Blanchard Giménez.

Libro: Acoso y violencia en la escuela (como detectar, prevenir y resolver el bullying). 17


Editorial: Ariel, centro Reina Sofía para el estudio de la violencia. Autora: Ángela Serrano. •

Pagina web www.vtr.cl

Pagina web www.mineduc.cl

Libro: Guerra en las aulas Autor: Nora Rodríguez

INDICE

Portada…………………………………………………………………………….1 Introducción………………………………………………………………………..2 ¿Qué es el bullying? – Bullying en el jardín infantil……………………………3 ¿Quiénes intervienen en el bullying? – perfiles……………………………….4 Tipos de agresión…………………………………………………………………9 El bullying de hoy………………………………………………………………...10 18


Consecuencias…………………………………………………………………...12 Los padres y profesores frente al tema………………………………………..13 Como debe enfrentar el problema la victima de bullying…………………….15 Como educadoras………………………………………………………………..16 Conclusión……………………………………………………………………..…17 Bibliografía…………………………………………………………………….…18 Índice……………………………………………………………………………...19

19

Bullyng, Formacion personal y social del parvulo  

Bullyng, Formacion personal y social del parvulo

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you