Page 1

La primera guerra Carlista (1833-1840) ●

Dos opciones enfrentadas: Los insurrectos proclamaron rey al infante Carlos María Isidro. Se iniciaba así una larga guerra civil, donde se enfrentaron los defensores del Antiguo Régimen con los partidarios de iniciar un proceso reformista de carácter liberal:


- El carlismo se presentaban como una ideología tradicionalista y anti

liberal que recogía la herencia de movimientos similares anteriores, como los agraviados y los apostólicos. Don Carlos define la monarquía absoluta, el mantenimiento del Antiguo Régimen u de la conservación de un sistema foral particularista. El clero y un parte de la pequeña nobleza agraria apoyaban el carlismo, también contaban con una amplia base social campesina. -La causa Isabelina conto, con el apoyo de la alta nobleza y de los funcionarios. La regente tuvo que ceder a las demandas de los liberales que exigían el fin del absolutismo y del Antiguo Régimen


El desarrollo del conflicto armado: Los carlistas no pudieron contar con ejercito regular y organizaron grupos armados que actuaban según el método de guerrilla. Las primeras partidas carlistas se levantaron por una amplia zona del territorio español. Desde el punto internacional, don Carlos recibió el apoyo de potencias absolutistas que le enviaron dinero y armas, mientras Isabel II contaban con el apoyo de Gran Bretaña, Francia y Portugal. El conflicto armado pasó por dos fases bien diferenciadas:


-La primera etapa(1873-1835) se caracterizó por la estabilización y los triunfos carlitas, aunque nunca conquistaron una ciudad importante. El general Zumalacárregui, logró organizar un ejercito con el que conquistó Tolosa, Durango, Vergara y Éibar, pero fracasó en Bilbao, donde encontró la muerte quedando los carlistas privados de su mejor estratega. En la zona de Levante, los carlistas estaban desorganizados, operando con escasa conexión entre las diferentes partidas. Las del Norte de Cataluña y las de las tierra del Ebro, conducidas por el general Cabrera que se convirtió en unos de los líderes carlista más destacado.


-En la segunda fase(1836-1840), la guerra se decanto hacia el bando liberal a partir de la victoria del general Espartero. Lo más importante fue la expedición real de 1837, que partió de Navarra, hacia Cataluña y se dirigió a Madrid con la intención de tomar la capital pero las fuerzas carlistas fueron incapaces de ocupar la ciudad. La debilidad del carlismo propició discrepancia entre los transaccioncitas, partidarios de un acuerdo con los liberales, y los intransigentes, defensores de continuar la guerra. Finalmente el general Maroto, acordó la firma del convenio de Vergara con el general liberal Espartero.

Carlismo  

carlismo trabajo de alumnos de 2º de bachillerato A nov. 2010

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you