Page 1

La perfecta imperfecci贸n

*N潞02路Enero 2015路Yoguiola.com


Editorial

MARTA

Mi esterilla mágica.

Acabo de comprarme una nueva esterilla, es de color verde, corporativa con el logo de la revista. Me gusta, y me gusta que me guste. Para mí la esterilla o mat de yoga es un lugar absolutamente sagrado, es el único espacio de mi vida donde soy yo misma. Sí, el único. Siempre que me siento sobre el mat tengo la sensación de que estoy en una “alfombra mágica”, tengo la certeza de que comienzo un viaje que no sé adónde me lleva, en ocasiones a un lugar donde ya he estado y, en cambio, otras a visitar parajes completamente desconocidos, a veces placenteros y otras no pero, sin duda, siempre tremendamente enriquecedores. Para un yogui su práctica diaria es sagrada, yo no sé si soy o no una yogui, lo que sí sé es que soy alguien que practica yoga, mejor o peor pero eso no es ahora lo importante. Tampoco puedo decir que sea una fiel, estricta y disciplinada practicante. En ocasiones, las sábanas, la pereza o el cansancio ficticio me ganan la partida, pero no puedo castigarme por ello, eso también es un aprendizaje. Lo que sí sé es lo que experimento cada vez que soy fiel a mi práctica, o más bien, cada vez que me soy fiel a mí misma, esto es lo que me impulsa a vencer las resistencias de mi mente y subirme cada día a mi mat, ahora de color verde. Aunque pueda parecer increíble, sobre un mat de yoga he experimentado algunas de las situaciones más bellas de mi vida, he sentido plenitud y contemplado profunda belleza pero también algunas de las más duras, me he encontrado con todos mis fantasmas y no siempre he sabido hacerles frente, pero aun así, no me he cansado de intentarlo, no hasta ahora. La práctica de yoga es una aventura diaria que te lleva a conocer estadios de ti mismo que nunca imaginaste que pudieran existir, o sí, pero no habías querido reconocer hasta ese momento… verlos, sentirlos y abrazarlos, esa es la práctica más bella que puedes regalarte a ti mismo cada día… ¿y tú, ya te has subido hoy a tu “esterilla mágica”?

p02

Fotografías: Cecilia Cristolovean


Mi esterilla mágica.

ARA

Yo, como Aladino, también tengo mi esterilla mágica. Después de probar un millón de esterillas, colores, materiales y texturas, me di cuenta de que todas mis resistencias se encuentran en mi interior. La que patinaba era mi incredulidad, la que resbalaba mi consciencia, la inestabilidad mental se reflejaba en mis tobillos y en el gusto o disgusto por el color, la mirada que tenía ante la vida. Así que cada día y sólo por hoy, cuido de mi presente, desnuda de creencias, libre de dogmas vuelvo a sumergirme en las oscuras aguas de mi ser. Acepto el pulso del ego y mano a mano me enfrento con él. Dejo que mi cuerpo arda como una llama quemando mis apegos. La cínica cancioncilla del ego resuena cada día en mi interior: mi dulce cama, mi caliente edredón, mi apasionante libro, lo tarde que me acosté, lo poco que dormí, el novio nuevo, la ruptura inesperada, el resfriado que aflora, el trabajo que arrastro… “mi, mi, mi, mi, yo, yo, yo, yo”, como dice Sogyal Rimponché muriéndose de la risa ante nuestras flojas excusas por evitar la disciplina. En mi math (templo o santuario personal), me desnudo de los pares opuestos. Junto a las gotas de sudor se caen los gustos y los disgustos, aquí no hay nadie delante en quien volcar mi insatisfacción, rabia o decepción. Desnuda sobre la esterilla dejo de ser ejemplo, guía o madre, asumo la responsabilidad de mi práctica y dedico un tiempo sagrado a citarme con mi Ser. El aforismo griego, conócete a ti mismo, cada día se convierte en una premisa del juego, sorpréndete a ti misma, en esta experiencia orgánica, intima y personal, la verdad directa de la fuente. Desnuda de intelecto, no mente, el samadhi inherente a la práctica.

Ilustraciones: Evelyn Lynn

p03


¿Quiénes somos en esta edición?

La perfecta imperfección

• Ara Vercher

• Marta García

• Arnau Benlloch

• Cristina Parga

• Luís Fuertes

• Ignacio M de Lejarza

• Daniel Mayor

• Pablo García Lmbreras

p04


• Olga Lava

• Fedora Fonseca

• Satyarti

• Dokushô Villalba

• Guiomar Burgos

• Helena Barquilla

• Victor M. Flores

• Estela Mejía Linares

• Leticia Martínez

• Pepín Zurriaga

• Evelyn Lynn

• Cecilia Cristolovean

Linares

p05


I N D I CE yoguiInsipiración 08. Dokushô Villalba, primer maestro budista zen en España 12. (E)Con(omía)[s]ciencia, Ignacio M de Lejarza 15. La meditación, Cristina Parga 16. El director general de ti mismo, Arnau Benlloch 18. Integración de vida, Satyarthi 20. El secreto de la kinesiología, Olga Lava

yoguiOpinión

08

12

22. Yoga y futbol, Luis Fuertes 26. El Contrapunto, Pablo García Lumbreras

Perspectiva del Practicante

30

28. Yo cabaretera, yo profesora de yoga, Estela Mejía Linares

28

yoguiEntrevistas 30. Helena Barquilla y los 5 Ritmos

yoguiRutina 34. Meditación en movimiento: Om Mani Padme Hum, Fedora Fonseca 36. Ananda vinyasa, Guiomar Burgos

yoguiAlimentación 39. El azúcar, Daniel Mayor 41. ¿Cómo llegue hasta la cocina vegana? Pepín Zurriaga

39

yoguiPeques 42. Kundalini yoga y autismo, Leticia Martínez Linares

yoguiOcio 44. Alquimia y esoterismo en el yoga, Victor M. Flores

yoguiDirectorio 46.

te recomienda... p06


La perfecta imperfecci贸n

路yoguiola.com 路facebook.com/yoguiola 路twitter.com/YoguiOla

p07


yoguiInspiración

Dokushô Villalba

Dokushô Villalba, Primer mestro budista zen en España

Z

en en la plaza del mercado es el título de uno de los más de veinte libros escritos por el maestro budista Zen Dokushô Villalba. Para una persona que desconozca el significado de la palabra Zen, se reduce a una mera moda estética un tanto snob, nos dice Dokushô Villalba, con una pincelada de humor libre de sarcasmo. El Budismo Zen es una tradición de despertar espiritual, que ha sido fielmente transmitida de maestro a discípulo, generación tras generación. Tiene su origen en el Buda histórico Shakyamuni y ha crecido a lo largo del tiempo desarrollando diversos linajes. En el siglo XIII se introduce en Japón, y es en el siglo XX, en el año 1967, cuando el maestro Taisen Deshimaru Roshi lo trae a Europa, a Francia. En París, Dokushô Villalba recibió las enseñanzas del maestro, y en 1978 la ordenación de monje zen. Después de la muerte de su primer maestro, Dokushô Villalba viaja a Japón para continuar recibiendo las enseñanzas.

El budismo Zen viene desnudo de todo envoltorio que pueda recubrir a la esencia. Busca quedarse con la perla de la enseñanza, nada tiene que ver con el budismo étnico, cultural o antropológico que corresponde a determinadas culturas. Religión, en el sentido primordial del término, viene de “religare”: volver a unir algo que antes estaba unido pero que se ha separado. “La religión es toda práctica que vuelve a unir al ser humano con la totalidad de la vida”. Es el mismo sentido que Yoga: yoga es unión, lo que une al ser humano con la totalidad. En ese sentido el Zen es religioso y espiritual, pero no espiritualista. No es una respuesta espiritualista a un mundo materialista, sino una dimensión integral del ser humano y de la vida que incluye y trasciende lo espiritual y lo material.

Tras diez años de estudio con su segundo maestro, Shuyu Narita Roshi, recibió la transmisión de Dharma. Dokushô Villalba es el primer maestro zen español de la historia del Zen y el monasterio Zen Luz Serena el primero en la historia española. El Zen se caracteriza por la devoción a la práctica de la meditación, ése es el rasgo distintivo. No se basa en el estudio intelectual de los textos sagrados, sino en la transmisión de la experiencia de persona a persona, de corazón a corazón.

p08


Dokushô Villalba

El budismo está basado en el no apego. Éste es uno de los preceptos que reciben los budistas laicos y monjes. El ser humano come, bebe, se protege de la intemperie, y viviendo en el mundo en el que vivimos, en el que el dinero es la moneda de cambio, no puedes estar fuera del circuito, lo usamos sin apego. Actualmente el maestro Dokushô Villalba tiene establecida su residencia en el monasterio budista Zen Luz Serena, fundado por él mismo, el primer monasterio budista zen de la historia de España que el pasado mes de mayo cumplió 25 años. Éste se constituyó y se mantiene gracias al trabajo, la entrega y la devoción, no sólo de sus residentes, sino de muchas otras personas que creen en la necesidad que cubre y deciden aportar capital para el sostén de la comunidad de manera completamente altruista, no habiéndolo muchos de ellos conocido.

“Ha sido un gran ejercicio de paciencia, hemos estado muchas veces a punto de tirar la toalla, porque no podíamos seguir adelante, pero había un punto en el que las circunstancias se volvían favorables, llegaban donaciones. Por aquí han pasado miles de personas a lo largo de estos 25 años. El entusiasmo y el trabajo de todos ellos nos ha ayudado a seguir adelante” afirma el maestro Dokushô. La comunidad está formada por monjes y monjas budistas que ya han completado la formación y están plenamente ordenados, por novicios y novicias en formación, y por laicos, que son la mayor parte. Hay distintas maneras de estar aquí. Algunos lo han tenido muy claro: han vendido todo lo que tenían, se han construido aquí una casa y viven siguiendo un estilo de vida laico. También existe el voluntariado, personas que vienen a pasar seis meses o ciclos de semanas, participan completamente en la práctica de la meditación, de las enseñanzas y ayudan a mantener el monasterio.

“El Zen se caracteriza por la devoción a la práctica de la meditación”

“El Budismo Zen es una tradición de despertar espiritual...” p09


yoguiInspiración Por otro lado están los novicios, ellos cumplen un periodo especial de tres años de formación, hacen voto de celibato y pobreza. Es necesario vender todas las posesiones, deshacerse de todo para hacerse monje o monja. Están completando el proceso y tienen su propio régimen de práctica. Es como una permacultura, donde conviven distintas especies de plantas creando un ecosistema. La comunidad se subvenciona con donaciones, con las aportaciones que hacen las personas que vienen a pasar el fin de semana y con el alquiler de espacios para la realización de talleres y cursos.

Dokushô Villalba

Un día a día en el monasterio se basa en mañanas de meditación y mantenimiento de las instalaciones, bosque, jardinería, cocina… Enseñanza formal según el día, círculo de corazones un día a la semana y sesión de costura otro día (los monjes budistas zen cosen parte de sus hábitos con un método muy concreto, un ejercicio de meditación, se realiza en pleno silencio siguiendo una metodología muy exacta, un pachtwork, el manto que usan los budistas está confeccionado con pequeñas piezas cosidas principalmente a mano y también a maquina).

Una vida muy sencilla, como dice el proverbio Zen: “sacar agua del pozo, meditar, cortar leña, meditar”.

También están los miembros benefactores, que a veces,ni siquiera practican ni vienen por aquí, pero que consideran que es un proyecto al cual hay que apoyar. Y las campañas especiales puestas en marcha cuando surge alguna necesidad, como por ejemplo la más reciente, una campaña de crowdfunding para financiar el proceso de legalización urbanística.

Dokushô Villalba Maestro fundador de la comunidad budista zen “Luz Serena” info@sotozen.es

p10


p11


yoguiInspiración

(E)Con(omía)[s]ciencia

(E)Con(omía)[s]ciencia

Fotografía: Cecilia Cristolovean

L

a economía no deja de ser una faceta más de la interacción de unas personas con otras, y no tenemos por qué actuar de una manera distinta en nuestras interacciones económicas (compras, ventas, trabajo, contratación, alquileres, ahorro, inversión, domiciliaciones, préstamos y todas estas cosas que todos de una u otra forma hacemos) a como lo hacemos en otros órdenes de nuestra vida social o individual de los que nos sentimos tan orgullosos, tan íntegros, tan conscientes, tan humanos, tan integrados (tan yoguis y yoguinis). Sin embargo, no siempre es así. A menudo las empresas pretenden incentivar económicamente a sus ejecutivos y empleados de alto rango, elevando y elevando sus primas, consiguiendo como perversa consecuencia una minusvaloración del trabajo, del valor de las cosas bien hechas, de la aprobación de los compañeros.

Muchas compañías se jactan de eliminar un 10% o más de sus directivos para seguir creando un ambiente competitivo y más productivo. Los consumidores, azuzados por la publicidad o dejados llevar por el cansancio, nos entregamos a un consumo acrítico de inmediata y, por lo general, efímera recompensa. Nos desmadejamos en el sofá viendo una televisión a menudo nociva y deformadora, o nos atontamos pasando distraídamente pantalla tras pantalla en el móvil o el ordenador, en lugar de realizar otras actividades lúdicas más profundamente gratificantes, como charlar con amigos o correr a abrazarlos, hacer ejercicio, leer o asistir a eventos sociales.

p12


(E)Con(omía)[s]ciencia

Compramos masivamente en grandes superficies productos que quizá no necesitamos, o no en esas cantidades o con esas “cualidades”( muchas veces contraproducentes), simplemente porque, de nuevo, resulta cómodo dejarse llevar por una rutina de “acción” económica que no nos pertenece, que no hemos decidido conscientemente. Caemos en la trampa de pensar que la actuación de cada uno de nosotros es “lógica” cuando preferimos lo barato a lo caro, lo prestigioso a lo no conocido, lo masivo a lo comedido, lo exótico a lo cercano; en definitiva, más utilidad (como dice la jerga económica) a menos utilidad.

En un mundo desbocado hacia la sobre-explotación del planeta, hacia el desprecio a la justicia social, a la empatía y a la solidaridad, empieza a ser necesario que la conciencia tome el control, también en la vida económica. Todo ello hace imprescindible que los hombres y mujeres conscientes actuemos como ciudadanos para ir decantando a la sociedad hacia políticas económicas más igualitarias, más solidarias, menos sesgadas hacia los poderosos, más comprometidas con el auténtico progreso del ser humano y más sostenibles en un mundo que, a diferencia de ese ficticio invento que es el dinero, tiene un límite intraspasable.

El “homo economicus” es un ser (quizá ideal y ficticio) pero desde luego soberano en y de nuestro mundo. Es un tipo, siempre racional y egoistón que consigue en su interacción que una mágica “mano invisible” nos lleve a todos a más y más felicidad (??) Esta es una falacia de partida. Pues sólo en cierta medida, los humanos somos “económicamente racionales”. Más bien somos seres complejos. Conformados de valores, sentimientos y anhelos no siempre materiales ni cortoplacistas. Pero caemos en la trampa, y nos olvidamos.

¿Es ello posible? Sí. Sí lo es. En primer lugar se puede actuar en la acción ciudadana/política convencional por los cauces políticos de participación, crítica, etc. Pero, sobre todo podemos cambiar nosotros mismos, siendo “el cambio que queremos ver en mundo”.

Es cierto que el sistema social nos empuja a muchas cosas pero siempre es posible decir «no».

p13


yoguiInspiración

(E)Con(omía)[s]ciencia

Fotografías: Cecilia Cristolovean

Hasta en el frío e insondable mundo financiero, surge la llamada “Banca ética”.

Por ello, distintas apuestas por una manera de concebir las relaciones de naturaleza económica están empezando a ponerse encima de la mesa. Afloraron, primero, la economía social y el cooperativismo; después algunas iniciativas de ponderar otros valores diferentes de los puramente económicos, el comercio justo, los bancos de tiempo, monedas sociales alternativas. Más tarde, iniciativas empresariales que ponían el acento en cierto sentido ético de su actividad.

Con el tiempo la evolución natural de estas iniciativas se está abriendo a planteamientos más globales, como el movimiento de la “Economía de bien común”, de Christian Felber, o la Economía consciente, de Martín Traverso.

Ignacio M. de Lejarza Profesor de Economía Aplicada (Métodos cuantitativos) Universidad de Valencia mlejarza@uv.es

p14


La meditación

La meditación MEDITACIÓN, SÍMBOLO Y SENTIDO

E

n este momento de nuestro presente como

humanidad seguimos caminando, quizá en muchas ocasiones carentes de sentido, pero sabiendo que en esta rueda mayor hay un propósito. Son y han sido infinitas las preguntas lanzadas desde los diferentes puntos del mundo queriendo comprender. Pero también sabemos que han sido muchos los humanos de todas las épocas y culturas, que sin encontrar respuesta externa, en algún momento de su vida dieron un giro hacia una mirada convergente e interna. Se han encontrado direcciones certeras, regiones nobles donde una razón mayor, una sabiduría y una naturaleza Divina, se despliegan ante los ojos del que mira, para dar a eso mismo un reconocimiento profundo. Posiblemente esto ya es una forma de meditación, un evocar del encuentro con lo primigenio que lleva al centro del individuo, al núcleo del Ser, a ese espacio sagrado donde la conciliación de los opuestos se da por una unidad abrazadora de un centro cósmico y una multiplicidad facetada personal. Este centro también debe de considerarse como punto de confluencia y reunión, donde reconocerse aquí desvela la posibilidad de renovación e inmortalidad.

Necesariamente entonces hay que pararse a meditar, porque parece ser, que en el interior está el símbolo con su significado oculto, pero dispuesto a revelar el sentido íntimo de la existencia. Observa las diferentes épocas, las antiguas civilizaciones, las modernas culturas, los diferentes credos. Todos ellos llenos de símbolos, verdaderos marchamos divinos como marcas de reconocimiento. Desde la cruz Swástica hindú, el mandala Dharma Chakra tibetano, el Yin Yang taoísta, la cruz Ansata egipcia, la Estrella de los Cuatro rayos asiria, las cruces célticas, cristianas, amerindias, maoríes... La lista se hace interminable, el ser humano siempre necesitó un apoyo visible, un sostenerse en algo tangible. La meditación entonces es un pasaje que lleva al hombre de la mano mostrándole el símbolo, en un descubrir del arquetipo, dándose así un fusionar la mente finita con lo infinito, en un regreso a ese centro que nos evoca y revela el simbolismo de la reconquista del Paraíso perdido. La meditación es la experiencia de un vislumbrar la perfección original y reconocerse parte de ella. Sentémonos pues a meditar...

Ya Sócrates nos invitaba desde esa inscripción délfica en ese “CONOCETE A TI MISMO”; desde luego, es un buen gesto de partida que te lleva a la autocontemplación; él mismo citaba que “EL ALMA QUIERE CONOCERSE ASÍ MISMA”. Es evidente que el hilo dorado de la vida ata al hombre a su destino, pero también es evidente que el hilandero Creador no puede separarse de su creación, ni de su criatura creada. En la trama laberíntica de la vida queda representada la unión entre el cielo y tierra, entre el Dios Uno y el hombre.

Cristina Parga Román Profesora de kundalini y hatha yoga, terapias biológicas. crispargaroman@gmail.com

p15

Ilustraciones: Evelyn Lynn


yoguiInspiración

El director de ti mismo

El director de ti mismo

Q

ué maravilla si lograras convertirte en tu mejor jefe, si te diera por reflexionar y caminaras siempre enfocado en mejorar tu conducta y tu vida. Lograrías convertirte en un buen director general de ti mismo.

La energía del líder Como sabes, la energía que en origen te conforma es energía amorosa, es esa divinidad que hay en ti y en todo. Nuestro verdadero Ser, cuando logramos atisbarlo, se nos revela como la energía que emana de un gran líder.

Es posible Sólo has de reconciliarte con tu esencia y recordar quién verdaderamente eres. Tendrás que aprender a liberar al personaje que has ido esculpiendo a golpe de miedos, máscaras y roles.

Un líder contagia pasión, se adapta al cambio y se supera cada día. El líder inspira confianza, aporta serenidad y trata de mantener una actitud positiva. Hace crecer a las personas que le rodean, transmite sus conocimientos y motiva a la acción. Un líder se muestra cercano y siempre al servicio de los demás.

¿Cuál es tu preferido? ¿El de madre abnegada, esposo trabajador, hija rebelde, empleado obediente, jefa autoritaria, exnovia enfurecida, payaso, seductor, víctima, enfadica…?

Ilustraciones: Arnau Benlloch

Tú no eres eso y lo sabes, pero da miedo soltar Born to be leader esos rasgos de personalidad, porque ¿en qué Todos y cada uno de nosotros hemos nacido te convertirás cuando dejes de identificarte con para ser líderes. esas etiquetas? Si haces autobalance, sabrás qué aspectos has de trabajarte para liderar esta obra de arte que Ser cada día modelas, decidiendo quién quieres ser.

Cuando eso ocurra simplemente SERÁS.

Profundizar en quien verdaderamente eres no consiste tanto en coleccionar nuevos conocimientos y experiencias, como en eliminar creencias sobre tu vida, para poder ir acercándote a tu auténtico Ser.

Qué maravilla si lograras convertirte en tu mejor jefe, en un buen director general de ti mismo. Solo has de reconciliarte con quien verdaderamente eres, algo tan sencillo y tan complicado como simplemente permitirte SER. Arnau Benlloch Director de la Rueda del Hamster y profesor de kundalini yoga arnaubenlloch@gmail.com

p16


p17

Tus eventos, asanas o prácticas diarias de yoga merecen ser captadas en fotografías. Estamos a tu disposición para hacerlas de forma profesional. OMMM

YOGA Y FOTOGRAFIA

Facebook: Yoga y Fotografía Página web: www.cecillephotography.com


INTEGRACIÓN DE VIDA: Constelaciones Familiares y Mindfulness

yoguiInspiración

INTEGRACIÓN DE VIDA: Constelaciones Familiares y Mindfulness

P

ermanentemente sentimos la sensación de que yo estoy aquí y la vida está allí, fuera de mí. Esta sensación de separación con la vida es reforzada cada día por nuestro entorno, por la sociedad, sistemas de educación, instituciones religiosas, etc.

Cabe destacar que cuando somos niños la educación es muy importante para nosotros, nos da la sensación de seguridad y de pertenecer. Dependemos de la familia para nuestra supervivencia. Necesitamos saber quién es el padre y la madre, quién pertenece a la familia y qué lugar ocupamos en el núcleo familiar.

Podemos sentir esto también con la naturaleza, cuando miramos el océano, los árboles, los pájaros, y también podemos sentir muy profundamente la separación de uno mismo en nuestras relaciones con nuestros amados, mujeres, hijos...

Todo ello nos ofrece la sensación de seguridad interna y de paz externa, pudiendo crecer y aprender desde nuestro propio centro y espontaneidad, pudiendo así desarrollar nuestro propio ser sin división.

Esta sensación de dualidad trae consigo la consecuencia de una permanente insatisfacción. Constantemente sentimos que cualquier cosa que hacemos no se siente plenamente ni nos trae contento. Nunca llegamos al clímax. Siempre hay un deseo de más, o de otra cosa, o algo mejor.

En el caso de que el ambiente familiar hubiera sido inseguro, ambivalente, inestable, el niño no pudo establecer enlaces seguros y desarrollar el sentido positivo con la vida. La vida se vuelve insegura y una aventura peligrosa, el sentido de protección y apoyo no ha sido integrado física y emocionalmente. Todo ello le lleva a aprender y a usar toda esta energía para encajar en el mundo, peleando y negándose a sí mismo.

Constantemente trabajamos en nosotros mismos para perfeccionarnos y para encajar. Cuando empezamos a darnos cuenta de que la separación nos enferma mental y físicamente, es el momento de empezar a mirar un poco más profundamente, quizás dejando que surja la pregunta: ¿qué sucede? Con una reciente investigación en la que se utilizaron diferentes métodos, por ejemplo constelaciones familiares y meditación, descubrimos que esta sensación de sentirnos extraños con nosotros mismos, y con el mundo, no ha estado ahí siempre. En nuestra primera infancia no estábamos separados de nuestro cuerpo y sensaciones, nos sentíamos felices y contentos, energéticos, vivos e íntegros. En una constante aventura. La vida era mágica.

Las sensaciones que todo esto trae son la dependencia, la inseguridad, el no ser capaz, el no ser valorado, el colapso interno, la falta de energía, de cansancio. Son sensaciones que, algunas veces, en nuestra vida adulta son sentidas y repetidas, creando viejos patrones, los cuales se expresan en nuestras relaciones, donde muchos de nosotros sentimos que dependemos del otro pareciendo que no podemos sobrevivir sin él. En estas sensaciones y en el sentido de quienes somos realmente, ya que somos adultos que sabemos cómo cuidarnos, cómo amarnos, qué hacer y cómo hacerlo, siendo independientes, las preguntas que pueden surgir son: ¿realmente dependemos del otro? ¿Voy a morir sin el otro? ¿Somos incapaces?

Satyarthi Constelaciones familiares y mindfulness centrosatnamyoga@gmail.com

p18


p19


yoguiInspiración

El secreto de la kinesiología

El secreto de la kinesiología

E

l cuerpo tiene memoria y las células guardan toda la información física, mental, emocional y espiritual que proviene de las experiencias de vida, de la herencia genética y de los registros del alma. Esta información nos condiciona de tal manera que nos predispone a percibir y comportarnos de una determinada forma, afectando al modo en que realizamos nuestras tareas rutinarias, cómo gestionamos el estrés o cómo manejamos los desafíos emocionales en nuestras vidas.

En Kinesiología utilizamos el test muscular para dialogar directamente con el cuerpo y que nos revele dónde hay bloqueos, falta de energía o emociones estancadas. Puesto que en la memoria celular se almacenan todas las improntas conscientes o inconscientes, no hay nadie mejor que el propio cuerpo para contar su historia.

Cualquier estrés, trauma o impacto que la persona sufra, siempre queda grabado. Y aunque estos traumas estén guardados en el subconsciente, el cuerpo lo revelará con precisión cuando se haga el test. Desde los años 70, se ha demostrado que esta técnica es extremadamente práctica, sencilla y eficiente, porque con ella podemos evaluar el estado físico y energético de los músculos, los órganos y todos los sistemas del cuerpo.

Podemos averiguar incluso qué alimentos no nos están sentando bien o qué vitaminas necesita la persona para resolver su problema. Y por supuesto, saber qué emociones hay estancadas por no haberlas podido digerir o expresar. Por ejemplo, después de tener un accidente, hay estrés al recordar el momento vivido, es más, cada vez que la persona repite esa postura concreta, todo el cuerpo se pone en alerta y reacciona como si hubiera una amenaza, puesto que tiene una memoria asociada a tal hecho.

El test muscular además nos proporciona datos de cuándo y cómo ha sucedido un evento traumático con fechas precisas. Es sabido que el cuerpo humano tiene una capacidad innata para sanarse a sí mismo, para regenerarse. Algunas células de nuestro cuerpo son reemplazadas cada 7 años, algunas duran meses y otras sólo viven 36 horas, como las de los intestinos. Cada célula contiene la suficiente información como para construir un cuerpo completo. Lo que sucede es que a menudo el estrés nos supera y se bloquea esta cualidad. La Kinesiología, en estos casos, es una excelente herramienta; nos permite liberar todo el estrés para que el cuerpo pueda recuperar su propia capacidad de sanación.

Olga Lava Experta profesional en kinesiología energética www.olgalava.com

p20


p21


yoguiOpinión

Yoga y fútbol

Yoga y fútbol

“Cambia tú. Cambia radicalmente. Deja de hacer las cosas que has estado haciendo siempre. Empieza a hacer cosas que no hayas hecho nunca. Cambia radicalmente, vuélvete una persona nueva y te sorprenderás”. OSHO

L

a osteopatía de pubis se define como una degeneración o inflamación dolorosa de las inserciones musculares del pubis, con una elevada incidencia en deportistas y futbolistas en particular. Se distinguen dos tipos de pubalgia:

la traumática, resultado de un traumatismo a la sínfisis púbica.

la crónica, que es más habitual entre los deportistas como consecuencia del sobreesfuerzo que realizan.

La Insuficiencia de Qi (energía vital o prana) es el resultado del exceso de ejercicio físico y de las enfermedades crónicas (en mi caso alergia asmática).

En Medicina Tradicional China, la pubalgia se incluye dentro de los síndromes dolorosos de la cadera, que se relacionan con el ataque de Factores Patógenos Externos, el Bloqueo de Qi (energía vital o prana) y sangre, como consecuencia de traumatismos, intervenciones quirúrgicas y sobreesfuerzos.

p22


Yoga y futbol

MI EXPERIENCIA

A partir de ahí empecé a hacer planes para triatlones, medias maratones y maratones (sólo planes). Un gran fisioterapeuta, amigo mío, me indicó una serie de ejercicios para mejorar y me recomendó que tomara clases de yoga. En lo más profundo de mi cerebro retumbaron las palabras: yoga, yoga, yoga, ¿dónde había escuchado esa palabra? Por fin, después de un buen rato en estado catatónico, eureka, ya está ¿a eso es a lo que se dedica mi mujer, sí? Y, casi, casi, estoy seguro, de que eso es lo que ella me había repetido como unas 500.000 veces, ¿puede ser? Lo era, sin duda. Así que, una vez lo tuve claro, comencé un acercamiento al yoga a mi estilo, poco a poco. Decidí acompañar a Ara en una de sus Sadhanas de 40 días entre las 04 y 05 h de la mañana: Kriya (serie de ejercicios) de 60’ y 30’ de meditación más o menos.

A los 21 años empecé a sufrir dolores en la zona del pubis; entonces me dedicaba a jugar al fútbol. Recuerdo lo doloroso que era. No estoy seguro de si mejoré, mi cuerpo se readaptó o, simplemente, me acostumbré a convivir con las molestias. Siempre he sido un loco de practicar deporte, pero nunca hubo espacio para los estiramientos que excedieran los 5 segundos (por supuesto, sin prestar demasiada atención). El tiempo fue pasando, y más o menos a la edad cronológica (que no mental) de 35 años, sin haber parado de hacer todo tipo de práctica deportiva dirigida a la fuerza, resistencia, velocidad o extenuación física sin más, volvieron las molestias. Diagnóstico: Pubalgia crónica. Conclusión: no volver a correr. La verdad es que correr por correr no me ha gustado nunca, pero ya sabemos desde pequeños el efecto que produce en nosotros la palabra “NO”.

El principio terapéutico consistiría, más o menos, y dependiendo de los casos, en mejorar la función de ligamentos y tendones, drenando energética y sanguíneamente los meridianos o Nadis y deteniendo el dolor. •

Relajar y fortalecer aductores mediante el trabajo isométrico.

Estirar isquiotibiales, psoas y el SCA (sistema cruzado anterior: oblicuo interno homolateral, oblicuo externo contralateral y pectoral mayor contralateral).

Reforzar y relajar, rectos mayores del abdomen, la faja abdominal, mediante hipopresivos, lo que en Yoga se denomina Succión abdominal o en su fase más avanzada Uddiyana Bandha.

Relajar y tonificar, desde una premisa amable y respetuosa hacia el organismo o Shtira Sukham, que dicen los yoguis.

El trabajo en la parte interna de las piernas, en especial el Meridiano del Hígado, junto a los masajes y la acupuntura ayudan a mejorar el tratamiento. p23


yoguiOpinión

Yoga y futbol

Estos principios los realicé por medio de asanas y secuencias, en función de la localización de la lesión incidiendo especialmente en los puntos dolorosos y reforzando y flexibilizando la zona lumbar y abdominal. Sin olvidar que el cuerpo no está dividido en departamentos aislados y que el trabajo es integral. Con la práctica del Yoga conseguimos liberar las hipertonías y los acortamientos. Resumiendo, después de haber metido el dedo en la llaga y comprobar por mí mismo sus resultados, empecé a pensar cómo lo podría aplicar al fútbol. De esta forma, creamos una práctica de Yoga los viernes por la tarde, para un grupo reducido de jóvenes futbolistas que, aconsejados por mí, que entonces era su entrenador, y animados por sus padres, decidieron comprobar los beneficios del yoga. Dos de los tres chicos que acudían a clase regularmente llegaron a ser profesionales y a jugar en distintas ligas europeas y españolas. Años después, uno de ellos, cuando estaba en un equipo de primera división, cercano a Valencia, continuaba sin faltar a las clases de yoga, los martes y jueves, a pesar de las competiciones internacionales, siendo muy consciente de que su recuperación física era mucho más elevada cuando realizaba su práctica de yoga de manera sistemática. Un día me dijo: “Luis, vosotros dos me caéis muy bien, pero vengo a clase porque desde que estoy practicando yoga, en dos años, no he pasado ni una sola vez por el fisio”. La práctica regular del yoga, junto a un cambio profundo en la alimentación, le evitó lesiones por un lado, mejoró el rendimiento por otro y también le redujo en un porcentaje altísimo el número de tarjetas amarillas y rojas. Sin perder el carácter competitivo, la práctica sistemática de yoga le ayudó a mantener la capacidad de no “reaccionar” impulsivamente y a mantener el enfoque en el juego. Por otra parte, yo conseguí completar varias medias maratones y una maratón, pero eso es otra historia. Luis Fuertes Sastre Director de la Academia Nacional de Fútbol de Mauritania y seleccionador U17 info@yoguiola.com

p24


p25


yoguiOpinión

El Contrapunto

El Contrapunto

E

l Yoga... seamos claros, mis lagunas acerca de este tema, disciplina o cualquiera que sea su prístina clasificación son, cuanto menos, titánicas. Es cierto que lo tengo muy cerca ahora, pero yo llevo pensando que sé lo que es el Yoga desde que mi madre se apuntó a Pilates, algo que hoy en día aún me cuesta diferenciar, incluso sabiendo las cuatro cosas que sé del mundo yóguico. Empezando por el principio, tengamos en cuenta el cambio de nombre cuando te haces profesor de Yoga ¿Qué problema hay en llamarse Antonio, José o Araceli?, pues sí, por lo visto no se puede uno convertir a la docencia de tan magna disciplina sin tener un nombre que te describa espiritualmente, algo que, además, te parte en dos personas, porque ni los mismos profesores se ponen de acuerdo a la hora de llamar a sus semejantes, no saben si Pepe o Kuljot, por lo tanto, si salimos de fiesta, lo que traducido al yoga sería cantar un mantra entre arboles y naturaleza, es fantástico porque...¡somos el doble de gente! Esto desde luego sí que puede ser bueno. Cierto día se me ocurrió preguntar de dónde salía el nombre espiritual y, cuál fue mi sorpresa, te lo mandan por internet, ¿quién?, nunca lo sabré, aunque intuyo que será un ente superior de gran sabiduría que, por supuesto, se ha puesto al día en las nuevas tecnologías. Siguiente tema, la alimentación; cuanto más conozco a gente que practica Yoga más me preocupa la tendencia que tienen a alimentarse de productos desconocidos. Más bien parece que si todo lo que comes parece normal, estás cometiendo un pecado, no obstante si añades algún condimento, especia, verdura o cereal raro ya estás dentro del grupo, es decir, no es lo mismo comerte un bocadillo de chorizo que comerte una rebanada de pan de cereales con algo de embutido y salsa de soja, nótese que seguimos comiendo chorizo, y si encima el pan es de cultivo ecológico la jugada es redonda.

Pudiera ser, bajo mi experiencia, que todo el campo fuera orégano, mejor libre de pesticidas, pero ¡no!, en realidad el 75% de los “yogueros vegetarianos” se mueren por un buen chuletón a puerta cerrada, “yogueros vegetarianos de palo” en definitiva. Convicciones a parte, sé que muchos de ellos son vegetarianos de verdad y siguen unos hábitos alimenticios muy respetables. Continuando con mi tema, yo siempre había relacionado el yoga con la tranquilidad y creo que es lo que quieren transmitir sus seguidores, pero nada más lejos; como buen crítico he ido y probado una clase de yoga y... he acabado sudando, algo que en mi vida habría pensado. Mi opinión general acerca de la clase fue que aproveché la mitad de la misma, debido a que me perdí en muchos momentos. Primero los cánticos en idiomas desconocidos, en los que aprovechaba para observar a mis compañeros, después con las órdenes que no entendía, tales como “aplicad mulband” o diferentes movimientos como el de “hacer ranas”; el colofón lo di cuando no saludé al Sol, yo creo que el Sol se cabreó por ello e hizo que las “ranas” fueran insufribles. Hay que decir que, aunque los cánticos puedan dar una imagen sectaria, son personas normales, lo son de verdad; yo en esas dos horas vi a los 4 chicos que había, hablando con la que fuese, vi a dos “marujas” pelearse por una esterilla, a mucho “enterao” haciéndose el listo y “liándola” y también vi como él mismo era cotilleo de otras “marujas”. Lo más “raro” fue el momento masajes-besos-abrazos de todos con todos aunque, supongo, cada uno ve diferentes puntos de vista de diferentes situaciones...

Pablo García Lumbreras Restaurador de arte info@yoguiola.com

p26


p27


Perspectiva del Practicante

Yo cabaretera, yo profesora de yoga

Yo cabaretera, yo profesora de yoga

T

odo empezó un verano en Ibiza. Llevaba cuatro años viviendo allí. Teníamos furgonetas y nos movíamos por toda la isla. Un día nos encontramos con una pareja que tenía una sonrisa espléndida y transmitía un bienestar increíble. Decidimos quedarnos con ellos unos días. Todas las mañanas, al levantarnos, nos invitaban a saludar al sol y luego a meditar en silencio escuchando y percibiendo más que nunca la naturaleza. Era la primera vez que sentía una alegría tan profunda y bella. Días después, decidí dejar Ibiza y seguir con mis estudios de teatro y danza. Regresé a Barcelona, mi ciudad natal. Nunca antes había tenido contacto con el yoga y no sabía por cuál linaje de yoga me decantaría. Fue entonces cuando, paseando por una calle, me encontré una escuela preciosa a la que entré para probar una clase… Probé y probé, y cada vez me sentía mejor. Seguí practicando día tras día, hasta que me llamaron de un casting. Hice unas pruebas en Zaragoza para el cabaret “Plata”, de Bigas Luna, y tuve que moverme de ciudad. Nada más llegar busqué de nuevo una escuela de yoga y pasé cuatro años maravillosos de cabaret y práctica ininterrumpida de yoga.

Aunque por cuestiones horarias mantener una rutina de yoga y cabaret pueda resultar cansado, ambas disciplinas son en realidad muy complementarias. Para el mundo de los bailarines es ideal.

Ayuda a la elasticidad, las posturas de espalda, los movimientos fluidos… En el cabaret los movimientos de caderas son muy continuos y, gracias al yoga, podía trabajar mis músculos más internos para no lesionarme. Mientras hacía un movimiento sexy o me agachaba a quitarme un zapato, aplicaba las tres bandhas, el yoga ayudaba a que mi erotismo se expandiera. Así que, aunque somos uno, convivía en armonía con Lulú M (mi yo cabaretera) y Sat Charam Kaur (mi yo espiritual). Cada día, antes de empezar a actuar, me maquillaba, me preparaba el vestuario y bajaba cuarenta minutos antes para escuchar mis mantras y practicar mi kriya (serie de ejercicios). Recitaba mi “Sat Nam” antes de salir a escena y me sentía protegida. Siempre utilicé el yoga en mi trabajo. Uno de mis sueños, al igual que el cabaret, era estudiar la formación de profesora de yoga. Esto lo supe desde el primer día que me senté en postura fácil y cerré los ojos. Pero mi trabajo requería de mucha energía. Cada vez me pedía una mayor entrega y más nocturna, y yo cada vez estaba más y más cansada… Por el momento la formación era imposible. Hace escasas semanas acabé de trabajar en el cabaret y comencé a estudiar mi formación de profesora de yoga. Llegó mi momento y el yoga es lo principal para mí ahora. Estoy feliz por el nuevo camino que comienzo.

Fotografías: Sergio Calancha

p28


Yo cabaretera, yo profesora de yoga

p29

Estela MejĂ­a Linares Actriz y modelo stla1984@hotmail.com


yoguiEntrevista

Helena Barquilla y los 5 Ritmos

Helena Barquilla y los 5 Ritmos

C

on sólo diecisiete años y de la mano de Manuel Piña, uno de los grandes diseñadores españoles, Helena Barquilla comenzó su carrera como modelo. Desfilando año tras año por las pasarelas más exclusivas del mundo, llegó a convertirse en una de las primeras top models españolas, siendo entonces una referencia para todas las que vinieron después.

YO ¿Cómo comenzó tu andadura en el mundo de las pasarelas? H B: Desde pequeña siempre tuve una gran ne-

cesidad de expresarme a través del cuerpo. Mi padre era dj en sus ratos libres, en casa siempre había música. Recuerdo que lo primero que hacía al llegar del cole era soltar la mochila y ponerme a bailar. El baile es para mí un poderoso vehículo de conexión con mi cuerpo y emociones, un medio para desconectar de la mente analítica que enjuicia y una poderosa fuente de creatividad, que además de enraizarme me ayuda a sentirme más expansiva y liviana. De alguna manera, la necesidad de comunicarme con el cuerpo fue uno de los motivos por los que quise ser modelo. La capacidad expresiva que desarrollé gracias al baile me ayudó mucho a la hora de abrirme camino en el mundo de la moda. Para desfilar hay que tener mucha conciencia corporal y estar muy presente en él. En cada movimiento te lo juegas todo, una mala pisada puede hacerte tambalear. Personalmente, cuando me asignaban una prenda intentaba captar el espíritu de la colección, la visión del diseñador y transmitirlos través de mis movimientos y de mi actitud. Me introducía en el personaje, me dejaba inspirar por la música y en muchas ocasiones experimentaba el estado de “flow” (fluidez), que en el zen llaman “estado de no yo”, o ser uno con las circunstancias. Este estado es una especie de trance parecido al que experimentan los actores cuando se funden con un personaje en escena.

Muchas veces me preguntan cómo disfruto tanto del trabajo de modelo, siendo la moda un mundo tan frívolo, y mi respuesta siempre es la misma: cualquier acción que realices con amor y entrega te puede producir ese estado de fluidez y conexión profunda con la vida. El entorno de la moda es un medio muy creativo, hay muchos artistas en él. El aspecto superficial y comercial de la moda no me ha interesado nunca, pero sí me ha fascinado siempre formar parte del proceso creativo que requería la puesta en escena de una colección. Cientos de personas participan en ello, desde el diseño hasta la confección de la ropa, el maquillaje, la peluquería, el estilismo, la música, la decoración de la pasarela, la coreografía, la interpretación de las modelos. Todo confluía en una creación artística en la que se plasmaba el trabajo y la dedicación de muchas personas.

p30

Fotografías: Alberto Ribas / www.artofrivas.com


Helena Barquilla y los 5 Ritmos

Sintonizo muy bien con las personas creativas, en mi opinión la creatividad es el motor de cualquier economía y esto en muchos países se tiene muy en cuenta. Es muy importante que la creatividad esté presente en todos los ámbitos de la vida.

YO ¿En qué momento empiezas a sentir que tienes que cambiar tu enfoque vital? ¿Cuándo comienza la búsqueda de un cambio a la hora de expresar tu creatividad? H B: Mi vida de modelo fue una vida apasio-

nante y también muy estresante. Estaba constantemente viajando, sin mucho tiempo libre. A veces el ritmo era frenético. En esas circunstancias me sentía muy sola. Tenía muy buenos amigos, pero precisamente, por cuestiones de tiempo, era muy complicado verlos todo lo que me gustaría. Y me era muy difícil visitar a la familia, ya que trabajaba principalmente fuera de España.

Empecé a darme cuenta de que tenía a mi alrededor mucha gente que se relacionaba conmigo por lo que representaba para ellos, les interesaba más el personaje de “la modelo” que la persona real que era. Todo ello fue creando en mí una sensación de soledad y aislamiento muy grande que me impedía disfrutar de la vida. Eso, junto al estrés que había ido acumulando durante unos años, fueron los motivos por los comencé a buscar espacios para poder descansar y soltar el personaje. Desde niña he sentido la necesidad de explorar la naturaleza, me siento muy plena, libre y auténtica en ella. La mayoría de los países que visitaba por motivos laborales eran destinos exóticos, decidí aprovechar los viajes para quedarme unos días a descansar y conectarme conmigo misma. En algunos de esos viajes tuve momentos  muy trascendentes y de fusión profunda con la naturaleza,  y hasta llegué a conocer a algún sabio chamán. Comencé entonces  a vislumbrar otra cara de la realidad. A partir de esas experiencias decidí que había llegado el momento de hacer un cambio de vida. Necesitaba encontrarme a mí misma, durante mucho tiempo había vivido de cara al exterior, ahora necesitaba volcar la mirada hacia dentro. Además, con la madurez me había dado cuenta de que no compartía algunos de los valores por los que se rige el mundo de la moda y deseaba dedicarme a otras cosas en mi vida. Me fui a Inglaterra a vivir, me pareció un buen lugar para iniciar la transición a una nueva vida. Allí no conocía prácticamente a nadie, era un lugar donde podía trabajar como modelo y a su vez podía hacer formaciones de terapias alternativas por las que siempre había sentido un gran interés, como el Shiatsu,  diferentes tipos de masajes y practicar Yoga.

YO ¿Cuándo fue el primer contacto con el yoga? H B: Fue a los veintiún años. Conocí a unos amigos que eran profesores de Yoga y estaban muy comprometidos con ello. En los fines de semana iba a su casa y hacíamos mini retiros de Meditación y Yoga. p31


yoguiEntrevista Fue entonces cuando quise irme a Bali a formarme como profesora, pero no era mi momento. Mi carrera de modelo estaba en pleno apogeo y no podía retirarme durante el tiempo que requería la formación. Continué haciendo yoga, era algo que necesitaba ya que me centraba y alineaba, me daba calma y serenidad. Sobre todo en el mundo en el que me encontraba sumergida, con tantas idas y venidas. Hubo un momento en el que me desvinculé de él, y fue entonces cuando comencé a tener una fuerte crisis con ataques de ansiedad. Creo que en la vida todo tiene una razón, los momentos de crisis son momentos de gran transformación y yo tenía que llegar a ese punto para hacer un alto en el camino y reinventarme a mí misma. Desde entonces, el yoga está presente en mi vida. En el 2007 hice la formación de profesora de Yoga Integral.

YO ¿Cuál es el nexo de unión de Helena con la danza y con los cinco ritmos?

Helena Barquilla y los 5 Ritmos

“Los 5 Ritmos” es una meditación en movimiento. Es una fantástica herramienta para dar expresión a todo cuanto somos y poder explorarnos fielmente a través del movimiento de nuestro cuerpo, ya que éste nunca miente. Los 5 Ritmos parten de un principio filosófico muy simple, aplicable a cada aspecto de la vida cotidiana: todo es energía en movimiento, todo tiene una función en nuestra vida y hay que darle espacio para que se exprese de una forma sana y creativa. Bailar de esta manera es materializar el lenguaje del alma. Una de las experiencias más bellas que experimento en la vida es contemplar en las sesiones de 5 Ritmos el semblante de los danzantes en pleno momento de liberación. Es un momento de un gozo conmovedor.

YO Eres la primera profesora certificada de “5 Ritmos” ¿No ha debido ser fácil ya que tenías que viajar por diversos países para conseguir realizar todos los cursos no?

H B: Como decía antes siempre he sentido una H B: Sí, no ha sido fácil. He tenido que viajar necesidad tremenda de bailar. El baile me ha acompañado en todas las etapas de mi vida. Nunca había asistido a una clase de baile, me he acostumbrado a bailar libremente, sin pasos a seguir, por ello me resulta difícil ceñirme a una coreografía. Me encanta moverme a mi aire, entrar en ese espacio en el que siento que puedo ser yo misma, libre de juicios y con plena presencia. Esa es la función de los 5 ritmos. Volver a la esencia, volver a nuestra naturaleza espontánea y auténtica, disolviendo los condicionamientos sociales, las autoimágenes y la coraza muscular que ellos generan, para que  la energía vital pueda fluir libremente. En 5 ritmos tenemos esos espacios de movimiento libre en los que nos permitimos danzar fluyendo con lo que sentimos. Las sesiones constan de dos partes, una de ejercicios pautados para entrar en calor y explorar algún tema o aspecto concreto de la vida. Y otra parte dedicada al baile libre, en ella mi función es ser una especie de dj consciente que guía a los danzantes por el mapa energético de los 5 Ritmos, a través de la música.

mucho. En primer lugar me fui a Argentina, ya que en España entonces no había posibilidad de reunir las horas necesarias para acceder a la formación. Luego los talleres pre-formativos (talleres para conocer el propio ego y las emociones, así como las relaciones sistémicas) se hacen en diferentes partes del mundo, no se encuentra todo en un mismo país, es por esto que se necesita viajar tanto… Alemania, Inglaterra, Estados Unidos... En mi caso fueron cinco años los que tardé en reunir los requisitos. Cuando yo me formé aún vivía mi maestra, Gabrielle Roth, y con ella tuve una conexión inmediata. Era una mujer muy sabia, una neoyorkina con una profundidad infinita, una chamana urbana. Ella veía la sacralidad en todo cuanto existe,  era una persona 100% auténtica. Gabrielle quería que las personas que se formaran lo hicieran por vocación y deseaba  asegurarse de que habías integrado corporalmente el lenguaje de los Ritmos para que pudieras transmitirlos fielmente, por ello tenemos una formación tan rigurosa. Fotografía: Dokushô Villalba

p32


Helena Barquilla Facilitadora de talleres “cinco ritmos vitales� info@5ritmosvitales.com

p33


yoguiRutinas

Meditación en movimiento

Meditación en movimiento

C

omunicación celestial, meditación en movimiento con el mantra de la compasión “Om Mani Padme Hum” Este mantra despierta la compasión inherente a los seres vivos, la cual se mantiene intacta y salvaguardada por todos los caminantes de la conciencia. Es un mantra budista, de los más poderosos en esta tradición; su práctica es imprescindible para evolucionar en el camino de la paz interior y exterior. Observando la acción del mantra, vemos que el despertar de la compasión pasa por purificar la mente, deshaciendo obstáculos concretos que impiden el despliegue natural de la compasión innata, y también por potenciar la sabiduría que libera a la mente de la confusión. Cada sílaba actúa como una semilla de transformación. Al recitarlo, se deshacen los patrones egoístas y se produce la apertura de virtudes compasivas. Se da de forma no mental, sino vibracional, sutil, actuando directamente en el inconsciente. Este es el poder de la recitación de mantras. Seguramente ya lo has experimentado. Se dice que la frase completa se traduciría en algo así como:

“Que los pétalos de esta flor se abran, para que aparezca la joya interior” 

OM

Purifica el cuerpo, ayuda en la práctica de la generosidad, deshace el orgullo y despierta la ecuanimidad.

MA

Purifica el habla, ayuda a la práctica de la ética pura, deshace la envidia y despierta la sabiduría de la acción.

NI

Purifica la mente, ayuda en la práctica de la tolerancia y paciencia, deshace el deseo irracional y despierta la sabiduría que surge de sí misma.

PAD

Purifica las emociones conflictivas, ayuda en la perseverancia, deshace los prejuicios y despierta la sabiduría del Dharma.

ME

Purifica el condicionamiento latente, ayuda en la práctica de la concentración, deshace el deseo de posesión y despierta la sabiduría del discernimiento.

HUM

Purifica el velo que cubre el conocimiento, ayuda en la práctica de la sabiduría, deshace el odio y despierta la sabiduría reflejada en todo.

Al sumar los mudras, potenciamos aún más la acción en el cerebro y en la conciencia. Además, los efectos de cada mudra apoyan desde otros niveles el proceso de purificación y equilibrio que viene con la práctica.

p34


Meditación en movimiento

Haikini mudra, sílaba OM

Integra y equilibra los hemisferios cerebrales, coordina lo racional con lo intuitivo, equilibra el funcionamiento pulmonar. Despierta el sexto chakra, aclarando la visión.

Jñana y Chin mudra, sílaba MA

NI

Jñana dedos hacia el cielo, Chin dedos hacia la tierra. Armonizan la conciencia y los estadios de la mente. Despiertan el conocimiento innato, la conexión natural con la fuente. Estimulan la concentración y la memoria, alivia el exceso de tensión. Silabas Ma Ni.

Pranam mudra, sílaba PAD

Integran lo racional y lo intuitivo en la neutralidad del corazón. Señala respeto por lo infinito en el espacio interior, sosiega los pensamientos y potencia el recogimiento.

Hasta de limpieza sílaba ME

Un hasta es un mudra/gesto que implica el movimiento de los brazos. Este hasta representa lo limpio, lavado, sanado.

Mudra del mendigo, sílaba HUM

Despierta lo receptivo y la virtud de la entrega. Ayuda a la integración del desapego. Une Anahata, el chakra del corazón con Shashara el chakra de la coronilla. Tiene un efecto relajante. Ilustraciones: Evelyn Lynn www.facebook.com/evelynlynnillustration

p35

Fedora Fonseca Directora de Happy Yoga, Formadora de profesores de yoga PREM y bailarina fedora@happyyoga.com


yoguiRutinas

Ananda vinyasa

Ananda vinyasa

E

ste vinyasa, centra la mente, despierta una respiración más profunda y consciente, y genera sentimientos de vigor y alegría. Te invito a practicar esta serie que encadena diversas asanas. Están combinadas para preparar y compensar el asana principal de la secuencia (camatkarasana) mediante la extensión, flexión y torsión del tronco, la cintura escapular y el centro de control del cuerpo. Tómate un tiempo para practicarla lentamente hasta que la memorices y puedas guiar cada movimiento desde la respiración.

1.Siéntate en siddhasana, el pie derecho por fuera del izquierdo. Coloca las manos en padma mudra (cerradura de loto) y exhala.

2.Inspirando, dirige los brazos hacia atrás apoyando las manos en el suelo y eleva la pelvis efectuando una extensión de la pelvis y la columna.

3. Yoga mudra. Exhalando, vuelve a ardha siddhasana. Inspirando entrelaza las manos en ksepana mudra e inclina el tronco hacia delante mientras exhalas.

4. Utthita dandasana. Inspirando, junta y estira las piernas hacia delante, eleva los brazos por los lados hacia la vertical.

5. Purvottanasana. Exhalando apoya las manos (los dedos miran hacia los pies) en el suelo, de tal manera que el tronco se incline hacia atrás unos 30-45 grados. Inspirando eleva la pelvis y la caja torácica hacia arriba, e inclina suavemente la cabeza hacia atrás.

6. Exhalando, desciende la pelvis de nuevo al suelo, flexiona la pierna izquierda y toma el pie con la mano derecha.

Fotografías: Cecilia Cristolovean www.cecillephotography.com

p36


Ananda vinyasa

7. Utthita parivrtta pascimottanasana. Inspirando estira la pierna izquierda mientras elevas el brazo izquierdo. Exhalando gira el tronco, la cabeza y el brazo hacia la izquierda (paralelo al suelo).

8. Vashistasana. Apoyándote sobre la mano izquierda y el borde externo del pie izquierdo (el pie derecho está sobre el pie izquierdo), eleva la pelvis. Dirige el brazo derecho hacia la vertical girando la cabeza hacia la mano.

9. Camatkarasana. Exhalando flexiona la pierna derecha apoyando el pie en el suelo. Inspirando eleva la pelvis y dirige el brazo derecho hacia atrás. Mantente durante 5 respiraciones.

10. Comienza a exhalar muy lentamente bajando la pelvis. Apóyala en el suelo y desciende el brazo derecho por delante.

11.Pascimottanasana. Sigue exhalando e inclina el tronco hacia las piernas colocando las manos en ksepana mudra.

12. Utthita dandasana. Inspirando eleva el tronco y los brazos hacia la vertical.

13. Navasana. Exhalando traslada el tronco unos grados hacia detrás apoyándote en las manos (los dedos miran hacia los pies) y eleva las piernas unos 45 grados. Mantén la postura inspirando.

14. Ardha siddhasana. Para terminar. Exhalando cruza la pierna izquierda por delante y desciende las piernas al suelo. Inspira profundo y prepárate  para empezar toda la secuencia hacia el otro lado. p37

Tras varias repeticiones (4-10), descansa y medita durante varios minutos en ardha siddhasana, con las manos en jñana mudra sobre las rodillas, con la mirada al entrecejo (shambhavi mudra) y la respiración relajada. ¡Qué todos los seres seamos felices!. Om shanti. Guiomar Burgos Codirectora de la formación de profesores de hatha PREM respira.g@gmail.com


p38


Azúcar: Sabor dulce, vida amarga

Azúcar: Sabor dulce, vida amarga

A

cabamos de dejar atrás los días navideños en los que nos reunimos con la familia y los amigos en torno a la mesa, unos días en los que la dieta habitual cambia para incorporar platos “especiales”, y entre ellos el dulce es un clásico. Es posible que muchos de vosotros sintáis lo que se llama la “resaca navideña” sin haber probado ni una gota de alcohol: por la mañana os sentís más pesados, sin hambre, con dolor de cabeza y con la necesidad de tomar un café para empezar el día con algo de energía. Si esto os ocurre, ya no sólo en navidad, puede que también durante el año, estáis sufriendo los efectos del consumo excesivo de azúcar. ¿Por qué el azúcar nos crea esta condición? ¿Y por qué nos “engancha”? ¿Podemos vivir sin tomar azúcar? Nuestro cuerpo necesita de glucosa para vivir, cada célula se alimenta de ella para obtener la energía necesaria en nuestro día a día. Entre las células que más glucosa consumen tenemos las células del cerebro. Sí, aunque no estemos realizando ninguna actividad física, simplemente estemos pensando, nuestro cuerpo está consumiendo glucosa. Ésta viaja por la sangre en una cantidad determinada que no podemos superar ni descender. Si el nivel de glucosa en sangre aumenta en exceso podríamos tener serios problemas de salud (hongos en sangre, ceguera,…) y si este nivel cae al mínimo nos quedaríamos sin energía y se produciría un coma diabético. Por lo tanto para el organismo es vital mantener unos niveles de glucosa en sangre estables.

Esto es lo que suele pasar cuando una persona se toma por la mañana un café con azúcar y algo de bollería azucarada, a las pocos minutos se siente con mucha energía y vitalidad (síntoma de que la glucosa en sangre ha subido) pero a las pocas horas se siente cansada y con hambre y ganas de comer algo dulce, en este caso el cuerpo ha bajado los niveles como medida de regulación. A este estado se le suele llamar hipoglucemia, y gran parte de la población lo sufre diariamente. En el mejor de los casos, el síntoma es tener hambre y deseo de comer más dulce, pero puede provocar aletargamiento, confusión mental, cambios repentinos de humor, mareos e incluso desmayos.

Cuando consumimos azúcar, miel, harinas refinadas e incluso arroz blanco, que son alimentos muy ricos en glucosa, los niveles de ésta en sangre se disparan, por lo que el organismo debe reaccionar rápidamente para regularlo, y lo que suele hacer es bajar estos niveles al mínimo.

p39


yoguiAlimentación

Azúcar: Sabor dulce, vida amarga

El problema está en que cuando tenemos el estado de hipoglucemia, lo habitual es volver a consumir azúcar o los alimentos mencionados arriba, de ahí viene el “enganche”, y si lo hacemos, en unas pocas horas volveremos al mismo estado inicial, y nuestra vida será energéticamente como estar en una montaña rusa: habrá momentos en los que nos sentiremos felices, vitales, energéticos y con muchas ganas de hacer cosas, y en otros momentos estaremos tristes, deprimidos, aturdidos y sin ganas de hacer nada. Esto a largo plazo puede acarrear problemas de salud más graves, como la obesidad e incluso en algunos casos llegar a la diabetes. ¿Cómo salir de aquí? Pues lo más importante es consumir alimentos que nos proporcionen glucosa, pero que ésta llegue a la sangre de forma moderada. Si basamos nuestra dieta en cereales integrales, legumbres, frutas de temporada, semillas y frutos secos lo podremos conseguir de una forma equilibrada y saludable. Lo primero que notaremos es que tenemos energía durante todo el día, sin “bajones”, y además, al ser tan estable, nuestro estado de ánimo será muy tranquilo. Ésta es la señal de que vamos por buen camino. En este proceso de cambio, puede que todavía sufráis los efectos de las hipoglucemias, puesto que el cuerpo necesita de un período de adaptación. Aquí os dejo una bebida que os ayudará en este momento. Tomadla las veces al día que queráis, sobre todo por la tarde y cuando tengáis la necesidad de comer algo dulce:

BEBIDA DE VERDURAS DULCES 1 parte de zanahoria 1 parte de calabaza

1 parte de col repollo 1 parte de cebolla 4 partes de agua

Picar muy bien la verdura y poner a hervir con agua, sin nada de sal, durante 20 minutos. Colar y beber caliente. Con la verdura que sobra se puede hacer un puré para tomar en la comida o la cena. Y recordad, LA SALUD ESTÁ EN EL EQUILIBRIO.

Daniel Mayor ESMACA- Escola Macrobiòtica de Catalunya dani@esmaca.cat

Fotografía: Cecilia Cristolovean

p40


¿Cómo llegué hasta la cocina vegana?

¿Cómo llegué hasta la cocina vegana?

E

mpecé a tener curiosidad por la cocina desde muy pequeño. Siendo un niño, reproduje a la perfección una receta de galletas de un libro de Barrio Sésamo. De ahí pasé a las cazuelas y me atreví con gazpachos, cocidos y arroces, siguiendo recetas de familia y después de libros. No lo sabía, pero algo se estaba cociendo en mi interior. Crecí sin prestar demasiada atención a mis inquietudes culinarias, pero no fue hasta que, siendo friegaplatos en un restaurante de cocina creativa, mis jefes, que me conocían bien, insistieron en que probara a realizar los platos más sencillos de la carta. Fue entonces cuando experimenté una pasión renovada por el mundo gastronómico. Tanto fue así, que en mis siguientes trabajos ya no me alejé de los fogones, creciendo personal y profesionalmente junto a grandes cocineros y cocineras. Pese a que nunca fui vegetariano estricto, mis experiencias en los restaurantes donde trabajé, así como mi trayectoria personal, me condujeron a desarrollar un gusto particular por el mundo vegetal y la gastronomía de otras regiones del mundo, que se intensificó gracias al trabajo que desempeñé en el restaurante vegetariano “La Tastaolletes” (Valencia). Allí comencé a experimentar la fusión del estilo mediterráneo con ingredientes exóticos, algas, frutos secos, especias, picantes, harinas... Pero siempre conservando el equilibrio y suavidad de nuestra dieta.

Tantoenen mis servicios como chef Tanto mis servicios como chef en en “Se“Secreter, Sala de como Estar”en como en los creter, Sala de Estar” los caterings caterings que heme dirigido, me he preoque he dirigido he preocupado por cupado por una gastronómica experiencia trasmitir unatransmitir experiencia gastronómica plena, de sinconsumir la necesidad plena sin la necesidad ni carne,deniconsumir pescado. ni carne ni pescado. Me gusta explotar al máximo los matices, contrastes, texturas y sabores que ofrecen los ingredientes del mundo vegetal, desde frutas, hortalizas y legumbres, hasta cereales, frutos secos, algas, semillas, etc., empleando técnicas sencillas y presentaciones cuidadas, generando sorpresa en cada bocado y alegría a cada uno de nuestros sentidos.

Fotografías: Cecilia Cristolovean

Pepín Zurriaga tiene un servicio de catering y es especialista en la elaboración de menús veganos y vegetarianos. Contacta con él a través de facebook/pepinzurriagacatering o elcorreodepepin@gmail.com p41


yoguiPeques

Yoga y autismo

Kundalini Yoga y autismo

K

undalini Yoga llegó a mi Vida de una forma natural, sin forzar; de igual manera llegó el “autismo”. Hace unos años empecé a dar clases de yoga para niños/as. En ese primer grupo había hiperactividad, autismo, un niño con mucho miedo. Así empezó mi caminar con Kundalini Yoga y los niños/as con autismo, en un colegio de un pueblo de Valencia. Al año siguiente, ya viviendo en Granada, el director de un colegio me propuso dar una clase semanal al aula específica de autismo. Me quedé sorprendida, en ningún momento hice mención de mi experiencia. Ahí estaba el autismo otra vez en mi vida. Acepté las clases. Ese primer año fue precioso, el grupo era variado en edad, en capacidades y en necesidades.

Experimenté y sigo experimentando en cada clase/sesión que limitamos a estos/as niños/as con nuestra mente. Mentalmente pensamos que no pueden hacer muchas cosas y después lo damos por hecho.

...Quien tiene una mente limitada, ve limitación...

Como profesora de yoga estoy atenta a lo que “necesita trabajar” cada niño/a: confianza, miedos, serenidad, atención, memoria, coordinación, flexibilidad… y a la vez, e igual de importante, buscar la “forma y el momento de hacerlo”. Busco la coherencia de potenciar las capacidades de cada niño/a, partiendo de una realidad objetiva, que es diferente a la realidad creada por la mente. Aceptar que los niños con autismo pueden hacer más de lo que podemos imaginar, sólo depende de la creatividad del profesor. Es verdad que en función del grado pueden estar más abiertos o menos, igualmente tienen un potencial por explotar y en gran medida depende de la creatividad e imaginación de las personas que tratan con ellos. Cada persona es única, en capacidades, virtudes, cualidades… La atención, el equilibrio, la memoria, la coordinación, la flexibilidad, la resistencia, la respiración, se pueden trabajar de muchas formas. Trato de encontrar la forma que necesita cada niño.

p42


Yoga y autismo

Estas clases/sesiones me aportan motivación, ilusión, un gran agradecimiento a la Vida, aceptación, mucha creatividad. Constantemente experimento que los límites de mi mente son irreales, que puede ir un poco más allá y a la vez tener en cuenta la realidad de cada persona. Es acercarme el máximo posible al Equilibrio, o lo que es lo mismo, aceptar la realidad e ir más allá de mis limitaciones mentales. En las sesiones de Yoga, meditamos, nos relajamos mirando un reloj de arena, cantamos mantras y a la vez hacemos mudras, comunicaciones celestiales (movimientos al ritmo de un mantra, característico de Kundalini Yoga). Uso los beneficios de la vibración de los mantras y de los instrumentos como el cuenco tibetano, crótalos, palo de lluvia…

Dar clases a niños/as y a adolescentes con autismo es estar 100% en el presente, conectada a mi intuición. Uno de mis principios es adaptar las asanas, meditaciones, a los alumnos/as, y no al revés. A los niños y a los adolescentes los siento contentos, receptivos. Vienen alegres a las clases, y al acabar están tranquilos, con una sonrisa en sus caras. Mejora su coordinación, su memoria, aumenta su tranquilidad.

Leticia Martínez Linares Profesora de yoga y codirectora de Yoyyoga Leticia@yoyyoga.com

p43


yoguiOcio

Alquimia y esoterismo en el yoga

Alquimia y esoterismo en el yoga

R

ecibo a diario mails al respecto de algunos aspectos esotéricos que encierra el yoga, acerca de los Siddhis (poderes potencialmente mágicos); acerca de los Naths, los señores de la luz, y muchos otros temas que se han convertido en leyendas, cuando no en embaucamientos. El yoga de hoy en día no es, naturalmente, esa herramienta de faquires y magos que en su día lo fue y que buscaban trascender para convertir al ser en el Súper Ser. Aunque tampoco deja de serlo, pues se halla implícito en su filosofía. Simplemente, la mayoría de los practicantes del siglo XXI no tienen como meta ese objetivo, conformándose con sus beneficios inmediatos: paz, bienestar, salud, del mismo modo que el practicante de Ninjitsu no busca convertirse en ninja. La búsqueda espiritual en el yoga comienza y acaba en lo que los Jivan-mukti, los liberados en vida, llaman Perla Azul. Lo que no sea su búsqueda supone no volver a la Casa, el Absoluto. Quien está perdido y quien encuentra siempre es el mismo. Pero quien ha visto a la Perla Azul, ya no. Aparentemente sigue siendo carne, un conjunto de tejidos que cubren vastas redes de circuitos nerviosos, vasos sanguíneos, estructuras óseas de sustentación, sacos viscerales, órganos motores y pensantes, órganos destinados al placer y residencia de un alma inmortal. Como el autista o la persona en coma, su mente es un misterio. Vive en otro plano, no en otra realidad. En otra realidad viven los locos.

Creen que voces misteriosas les hablan, pero el plano es una supra-realidad. Nuestra sociedad suele interpretar a la muerte cerebral con la muerte. El jivan-mukti es un muerto en vida, dado que ha cesado a la mente, según la entienden los países industrializados, pero no ha cedido su cuerpo a la muerte, pues sigue con la función vital que es el procesamiento del prâna (la respiración, la alimentación). Esto indica que cuerpo, mente y espíritu son indistinguibles. En el yoga nos dicen que es su unión, pero esta descripción es simplista puesto que quien está separado de su mente duerme, y el alma separada del cuerpo es un fantasma. La Perla Azul es la manifestación de la muerte cerebral y el nacimiento de la no-mente. Es un agujero negro que permite establecernos en la fuente donde se constela el Uno que supera a la multitud (el binomio tú-yo). Muerta la mente, muerto el ego. Vislumbrar a la Perla Azul en su esplendor es de segundos, pero con repercusiones en la eternidad no sólo del individuo, sino del mismo universo, dado que la muerte de un ego supone una conmoción cósmica. Hay muchos templos donde buscar a la Perla Azul, pero sólo uno es verdadero. Lo llamaba Teresa el Castillo Interior; Buda, las Santas Moradas: el mismo buscador. Kundalini es la energía durmiente que mediante el yoga hay que desanillar para que nos permita acceder a esa perla que se encuentra en perpetua huida. El coito entre Śhivá (la conciencia) y Kundalini (la energía) sólo es posible por la voluntad de querer sumergirnos en el insondable corazón de la eternidad. Víctor M Flores Organizador del Congreso Mediterráneo de Yoga sengedorje2000@hotmail.com

p44


p45


yoguiDirectorio

yoguiOla te recomienda...

ALICANTE

BARCELONA

*Escuelas de Yoga: Prana escuela de yoga C/ Segura 21 c/ Quintana 66 Tfno. 962 517 279 www.pranaescueladeyoga.com Sat Nam Yoga C/ Tibi nº 5 y 2 Sant Vicent del Raspeig Tfno. 655 123 993 www.centrosatnam.es

*Restaurante:

*Escuelas de Yoga:

Amaltea C/ Diputació, 164 -Tfno. 934 548 613

Yoyyoga C/ Recogidas 45 info@yoyyoga.com Tfno. 958264241 / 637891063 *Restaurante:

Happy escuela de yoga y más C/ Campoamornº Santa Pola Tfnos. 658762112 y 665803940 *Herboristería: Herbolario Pepa Garri C/ Marqués de Molins nº16 bajo. Santa Pola Tfno. 965 416 390 www.herbolaripepagarrri.com *Restaurante: Restaurante vegetariano Biomenú C/ de las Navas, 17 Tfno. 965 213 144.

BARCELONA *Escuelas de Yoga: Espai en Blanc C/ Casp nº 46, 4º e Tfno. 626 881 659 www.espaienblanc.es Happy Yoga C/ Bruc, nº 7 Tfno. 933 181 107 www.happyyoga.com Yoga Bindu Plaça de Sant Josep Oriol,nº4,2-4 Tfno. 930 011 550 www.yogabindu.info Sala Aditi C/ Avinyó, Nº 31,3ª, 2º Tfno. 627 330 491 salaaditi@gmail.com ESMACA- Escola Macrobiòtica de Catalunya Rambla de Catalunya 8- 1º- 1ª Tfno. 616 949 697 info@esmaca.cat *Herboristería: Botiga de dietética i productes ecològics, Cooperativa Naturista Vegetariana de Barcelona Gran Vía de les Corts Catalanes, 704 Tfno: 932 450 685 www.coopnaturistavegetarianabarcelona.cat

GRANADA

Cuina macrobiótica y vegetariana C/ Muntaner nº 12 Tfno. 934 546 023 www.macrobioticzen.net Govinda Plaça de la Vila de Madrid nº4 Tfno. 931 768 904 www.govinda.es L’Hortet C/ Pintor Fortuny n º32 Tfno.933 176 189 www.hortet-restaurant.com

CASTELLÓN *Escuelas de Yoga: Centro Zen Paseo Morella nº 20 1º Tfno. 630356503 www.centrozen.es Numad Yoga C/ Bernárabe nº 7 entlo. www.numad.es Centro de Kundalini Yoga Amrit C/ Pipa nº10, La Vall d’Uixo blondy7@hotmail.com Tfno 662 353 771 Famiyoguis y Pekeyoguis C/Jesús i Maria,12b, Almassora famiyoguis@gmail.com Tfno. 633 176 505 Nido de Luz.- Centro Materno Infantil C/ Purísima, 22 B Almassora Tfno. 633 176 505 *Restaurante: La Amanida C/ Temprado nº 19 lamanida@hotmail.es Tfno. 964 235 775 Ciudad Real Yoga Sadhana C/Ramón y Cajal 4 Tfno 600 582 381 www.yogasadhana.es

CUENCA *Escuela de Yoga: Ollin Yolotl Yoga Carretera de Villanueva de la Jara s/n ollinyolotl-yoga@hotmail.com Tfnos. 687834258-689320729 *Herboristería: Esencias Herbales C/ de la Concordia, 12 Tfno. 62747984

p46

Restaurante Raíces C/ Pablo Picasso nº 30 Tfno. 958120103 www.restauranteraices.com *Herboristería: Ecotienda El Panadero Loco C/ Calderería Nueva nº 14 Tfno. 958 229 279 www.elpanderoloco.com

MADRID *Escuelas de Yoga: Centro Abtao Calle Abtao,14, entreplanta Tfno. 915 529 893 Aushadhi yoga Paseo de las Delicias nº 47-51 pasaje peatonal Tfno.915391669 www.aushadhiyoga.com City Yoga C/ Artistas nº 43 info@city-yoga.com Tfno. 685 549 906 Clínica VASS Avd. Camino de Santiago 31 Tfno.914 735 536 DUNA Calle Melilla 31 posterior, Tfno. 914 735 536 www.dunaterapias.com Mukande Ubuntu Calle de Vicente Caballero, 10 Tfno. 665 161 829 Samsara Escuela de Yoga C/ Jorge Juan 147, local. 28028 info@samsarayoga.es Tfno. 678 463 689 Silvia Jaén Yoga C/ Doctor Federico Rubio y Galí nº 59 Tfno. 619 244 785 www.silviajaen.com Yoga Aluche Calle Maqueda, 124 Tfno. 639 568 038 *Herboristería: Herboristería Padmini C/ Pardiñas nº22 Tfno. 915 709 732 www.herbolariopadmini.com


yoguiOla te recomienda... MADRID

VALENCIA

*Escuelas de Yoga:

VALENCIA

*Restaurante: Prassad centro de Ocio Saludable: Calle Guzmán el Bueno 14 info@prasad-ociosaludable Tfno.915 447 334

Bikram yoga La Finca Roja C/ Marvá 11 eladio@bikramhotyogavalencia.com Tfno.96041612

Espaiyoga Carlet, Pza.Convent i Vila nº 9- 2 º,Carlet FB: espaiyogacarlet Tfno.665 703 300

MÁLAGA

Espai Blanc C/ Historiador Diago 18 Bajo Tfno. 689 463 763 www.espaiblanc.eu

Namaste centro de yoga y osteopatía Avda. Ronda Bruguieres nº53,Xeraco rosa-ram@hotmail.com Tfno. 635 725 578

Gobinde escuela de vida yóguica C/Pintor Salvador Abril, 31 info@gobinde.com Tfno.963250679-637702152

Escuela de Yoga Guruvir C/ García montes 37, Requena Guruviryoga@gmail.com Tfno. 661 941 111

Living Yoga Valencia C/ Na Jordana, 18 entlo. Tfno.667 815 377 www.yogavlc.com

Comunidad Budista Soto Zen Luz Serena 46356 Casas del Río, Requena Info@sotozen .es Tfno 962 301 055

*Escuelas de Yoga: Amitabha Yoga Alameda de Colón,16,2ºF Tfno. 952 228 648 Sadhaka C/jaén,edificio Galia bajo 2 Centro comerc. Málaga Nostrum Tfno.630 436 702 www.sadhakayoga.com Yoga Sala Málaga C/ Moreno Monroy 5. 3ª yogamalaga@yahoo.es Tfno. 626 088 086 Ashtanga Yoga Málaga C/ Juan de Padilla nº11, 1º Izda. Tfno.646 736 592 www.asthangayoga.com

*Escuelas de Yoga:

Territorio Mandalai C/ Andrés Juliá, 7 bajo Info@territoriomandalay.com Tfno.657 834 632

*Herboristería:

Uranium C Quart nº101, Tfno.676 758 709 www.centrouranium.com

Azahar Málaga Avda San Sebastián nº8 local 2, Tfno. 952 398 675 www.terapiasazahar.com

Yoga Integral Dharma Ananda C/Cuenca 89 entlo yogavalencia@gmail.com Tfno. 617 421 832

Fitovitalia Salud Natural C/ Mármoles,23 Tfno. 951 242 997 *Restaurante: Restaurante Alcazabilla C/Pozo del Rey nº 5 Tfno. 952 214 858 Restaurante Vegetariano Cañadu Pza de la Merced, 21 Tfno. 952 602 719 Vegetariano el Calafate C/ Andrés Pérez 4

TERUEL *Escuelas de Yoga: Centro Dharma Avda. de la Hispanidad nº 30, Vallderrobles - Vientos del Orien C/ Galán Bergua nº4. Alcañiz Tfno. 647 359 752 *Herboristerías: Kurkum Herb Avda. Hispanidad 18 Vallderrobles 4458 Tfno.647 359 752 Herbodietética Aloe Vera plaza Paola Blasco 0 bloque 7 local 16, Alcañiz www.centrolavera.com

*Herboristerías: BioBasic Calle Pintor Salvador Abril 31 Tfno.963 349 327 www.biobasic.com Herbolario Copien C/ Alboraya nº 49 www.herboristeriacopein.com Herboristería Teplantas C/ Pintor Benedito, 3 teplantas@gmail.com Tfno. 963 807 829

Yoga Estudio Ayora Pza Organista Cabo, 2 pta 2 xl_carlos@yahoo.es
 Tfno. 640 518 734

ki Punto Ecotienda C/ Matemático Marzal nº6 bajo Tfno. 618 259 366 www.kipuntoecotienda.com

Yoga Ruzafa Lyengar Maestro Aguilar nº3, pta2 yogaruzafa@gmail.com Tfno.963 416 169

Herbasana C/ Major nº 41 Tfno. 274 11 94 L’Eliana

+Yoga C/ Ruiz de Lihory nº7 pta 3, Tfno. 666 224 760 - www.masyoga.es Asociación Karana Avda. Generalitat nº 6 L’Eliana carmengandi@hotmail.com Tfno. 696 375 491 Asociación la Buena Vida C/ Luis Vives 1, bajo, Xirivella Labuenavidaxirivella@hotmail.com Tfno. 686 334 288 Centro de Yoga Shakti Calle Pintor Valero 10, Alboraya Tfno. 696 542 069 www.centrodeyogashakti.com Espai Mon Sá Av. Sta. del Puig 13, Picanya Tfno. 607 376 461 www.monsavalencia.org

p47

Herboristería Alcaide Navarro C/Poeta Herrero nº 15, Requena irene03_03@hotmail.com Tfno. 669 739 694 *Restaurantes: Les Maduixes C/ de Daoíz y Velarte nº4 Tfno.963 921 862 www.restaurantelesmaduixes.es Restaurante Orgánico Kimpira C/ del Convent de Sant Francesc, 5 Tfno. 963 923 422 www.kimpira.es La Tastaolletes C/Salvador Giner, 6 Tfno. 963 921 862 www.latastaolletes.es


SOBRE MI Las preguntas ¿quién soy? y ¿qué es la vida? siempre estuvieron presentes en mí desde que tengo uso de razón. Comencé a muy temprana edad a descubrir prácticas de relajación y meditación, de sanación, ya que mi padre las realizaba en casa. A los 10 años leí mi primer libro para adultos: “Vida después de la vida”. Con ese tipo de experiencias no es de extrañar que mi camino haya tomado el rumbo que sigo ahora y que haya elegido como vía de autoconocimiento y liberación una práctica de movimiento y baile. Me gusta compartir con los demás mi pasión por la vida y por lo positivo y beneficioso para todos. Amo el pulso del grupo, de “la tribu”, avanzando juntos, conectando con un solo corazón. Descubrir los 5 Ritmos fue como encontrar al amor de mi vida. En cuestión de un instante sentí con una certeza absoluta que había hallado el camino de expresión, de autoconocimiento, de liberación, que sintonizaba perfectamente con mi esencia. Eso fue en 1999. Por aquel entonces estaba a punto de iniciar un largo viaje por el mundo. No fue hasta el 2003 que comencé el estudio de la práctica en profundidad. Un 31 de diciembre en los Andes me hice la pregunta: “si tuvieras poco tiempo de vida, ¿que harías?” y la respuesta fue: “ir a bailar 5 Ritmos”. Así que a la semana siguiente tomaba un avión a San Francisco para iniciar el aprendizaje de la práctica. He sido la primera española formada en 5 Ritmos. Realicé la formación con Gabrielle Roth. La finalicé en el 2008. Facilito cursos y talleres por toda España. He impartido 5 Ritmos a grupos de la tercera edad, a grupos de adolescentes, a grupos de hombres y de mujeres, en programas de salud para personas que padecen reumatismo o Parkinson, en centros de rehabilitación de drogas, en congresos de salud (Bodywisdom), en centros de Coaching (Dream team, Plataforma Aurea), en centros de psicología y desarrollo personal (Institut Gestalt, Centro Abierto Tomillo, Centro de Psicología Humanista de Málaga), en Universidades (Máster de Comunicación de la Universidad Pontificia de Salamanca), en el monasterio budista Zen de Luz Serena, en varios festivales de danza. He combinado los 5 Ritmos con otras disciplinas, tales como Yoga, Mindfulness o Meditación Zen. He trabajado con profesionales del movimiento corporal “Inteligencia corporal”. He sido modelo internacional durante 10 años. Mi especialidad era el movimiento corporal. Fue eso lo que me abrió camino en las pasarelas de París y Nueva York. Por suerte para mí, los efectos secundarios de esa “vida glamourosa” fueron contrarrestados por los cuatro años que viví en la Cordillera de los Andes, donde llevé una vida austera y donde, durante un tiempo, conviví con nativos y pasé mucho tiempo en la naturaleza. Además de los 5 Ritmos, soy licenciada en Antropología. Me he formado en varias técnicas corporales terapéuticas, tales como Shiatsu, Masaje, Californiano y Masaje Sueco. Soy profesora de Yoga Integral. He explorado varias medicinas y técnicas de sanación ancestrales, (china, andina, nativo-americana), así como sus filosofías. HELENA BARQUILLA

2ª Edición Yoguiola Magazine  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you