Page 30

zona joven

El perdón entre amigos

Una forma de vivir sin abrazar rencores

Hubo alguna vez dos amigas que en su juventud no supieron perdonarse por errores cometidos. Con los años el dolor se convirtió en rencor. Podría decirse que su felicidad personal siempre estuvo estropeada por este hecho del pasado. Una historia así la encontramos todos los días, en las clásicas novelas de la televisión por ejemplo, pero también en la vida diaria. Expertos incluso afirman que muchas enfermedades se originan por el simple hecho de guardar rencor. ¿No sería el mundo más saludable si todas las personas fuéramos capaces de pedir perdón cuando cometemos una falta, así como darlo cuando alguien nos lo pide? Si fuera fácil hacerlo, las relaciones humanas serían tan armoniosas que conoceríamos poco de pleitos y conflictos. Sin embargo estos son pan de cada día. En estas breves líneas expondré dos argumentos, a mi juicio poderosos, para convencer a cualquier ser humano del valor del perdón.

30

www.ymcaperu.org

Como también, daré cuenta del argumento más común que ponemos como excusa para evitar dar o recibir el perdón. Sea que tengamos que solicitar el perdón o que tengamos que darlo, no hay nada más potente que hacer uso de la libertad de expresión que nuestros derechos humanos garantizan. Cuando usamos las palabras con asertividad, nos convertimos en personas capaces de decir al otro aquello que sentimos en el fondo de nuestro corazón y que nos está haciendo daño. Si nos comunicamos con un tono firme, seguro de nosotros mismos y con actitud dispuesta a resolver aquello que nos distancia, podremos alcanzar el resultado buscado: recibir perdón o bien darlo. En el caso de quienes somos cristianos, esta libertad va acompañada de deber. Porque quien cree en Jesús es capaz de perdonar. Habrá quienes digan que es fácil decirlo, sin embargo, es más fácil hacerlo cuando en verdad estamos en la disposición de cerrar capítulos dolorosos en nuestra vida.

YMCA News N° 63  

YMCA News N° 63

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you