Page 21

AIRE LIBRE

OCT. - DIC. 2016 COP 22

¿caminamos en firme?

Si en París (COP 21) se ganó la batalla política y cultural poniendo sobre la mesa la lucha por el clima como un tema de primer orden, este año en Marruecos (COP 22), se ha revalidado, gracias a la sociedad civil, el Acuerdo de París, muy a pesar de los “negacionistas” climáticos. Se esperaba acuerdos de justicia climática, ya que se acordó un Fondo Verde para el Clima de 100.000 millones USD al año, comprometidos por los países industrializados para reequilibrar los fondos entre mitigación (sobre-representados en 80%) y adaptación (infra-representados en 20%). Ello porque los habitantes de los países vulnerables, que más sufrimos los impactos del cambio climático, somos los que más necesitamos de estos fondos para adaptarnos a la nueva realidad climática. Sin embargo, no se fijó ni cómo se aportaría ni para qué o cómo se utilizaría. De este modo los países desarrollados han bloqueado los avances para reconocer la responsabilidad compartida, pero

diferenciada, en el cambio climático. Con razón indica el Informe del Banco Mundial, que ésta es la COP de la adaptación y la resiliencia, pues "ya nadie niega que los pobres del mundo menos desarrollado son los que más sufrirán las consecuencias y, junto con ellos, los pobres de los países de bienestar… pues si vives entre el 20% de la parte más pobre de tu país, tienes dos veces más posibilidades de que tu casa sea arrasada en un desastre natural". La incoherencia entre letra y praxis se dejó sentir. Otro tema crucial es la quema de combustibles fósiles, principal causa de emisiones de CO2 a la atmósfera, que esta cumbre no abordó, aunque el Secretario General de ONU llamara a los Estados a desinvertir el dinero público de esta fuente de energía sucia. Si pensamos en un futuro viable, deberemos dedicar todos los esfuerzos públicos y privados a la transición energética. www.ymcaperu.org

21

YMCA News N° 63  

YMCA News N° 63

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you