Issuu on Google+

Agustín Hernández Navarro Uno de los mejores arquitectos contemporáneas que ha desafiado lo stablecido en la misma arquitectura

Yiov

Edictorial Yiov Master


Yiov´s

Yiov´s Yiov´s tiene el honor de presentar a Agustín Hernández Navarro uno de los mejores arquitectos contemporáneos que ha desafiado la arquitectura y lo establecido por esta, inspirándose en la arquitectura maya, estableciéndose en el pos modernismo con una visión futura en la arquitectura, más que un arquitecto también considerado como uno de los artistas creador de verdaderas obras de arte. Una de sus grandes obras arquitectónicas y considerada una de las mejores en México es la casa en el aire ubicado en la zona del Polanco. Convirtiéndose un ejemplo arquitectónico para nuevos y viejos arquitectos.


Yiov´s

Agustín Hernández Navarro Biografía Agustín Hernández Navarro , realizó sus estudios en la Universidad Nacional Autónoma de México, obteniendo su título profesional en 1954. Su tesis de fin de carrera, atrevida, innovadora y original, marca lo que será su vida como arquitecto. Encasillada por algunos autores como arquitectura emocional pero su obra se centra en la valoración de elementos de la cultura local en una práctica absolutamente moderna de la disciplina debido a su forma de pensar. Su placer por adentrarse en las raíces del pasado mexicano lo ha llevado a crear edificios como el del Colegio Militar, inspirado en las zonas arqueológicas de Monte Albán y Teotihuacan. En la arquitectura de Agustín Hernández se percibe una inspiración en el pasado a través de construcciones modernas en las que el simbolismo desempeña un papel primordial, en ocasiones hace uso de glifos e imágenes prehispánicas para desarrollar elaboradas conceptualizaciones en un vaivén de asociaciones culturales y técnicas que dan como resultado construcciones cargadas con un profundo sentimiento espiritual y espectaculares ardides tecnológicos.

Agustín Hernández Navarro con una maqueta a escala de uno de sus proyectos

Entre los premios que ha obtenido se encuentran la Presea III Bienal de arquitectura 1987, Sofía, Bulgaria; Presea Bienal 89, Buenos Aires, Argentina; 1er Premio Medalla de Oro II Bienal de Arquitectura Mexicana 1992; 1er Premio Primer Concurso Nacional del Acero AHMSA 1996; Premio Nacional IMEI al Edificio Inteligente por el Corporativo Calakmul 1996; Premio Nacional de Ciencias y Artes en el área de Bellas Artes, 2003; Medalla de Oro XI Trienal InterArch 2006, Sofía, Bulgaria.

La Casa Volada En este proyecto, cada uno de los elementos geométricos que lo conforman responden a conceptos que engloban tres aspectos principales: la originalidad de las formas y su valor expresivo, la solución interior, y la reinterpretación de la arquitectura precolombina. (Jue Jun 07 2007). La propia casa es uno de los mayores retos que puede enfrentar un arquitecto durante su carrera y cuyo resultado siempre resulta interesante ver. Principalmente porque en estas obras el arquitecto puede resolver con toda libertad el espacio habitable manifestando sus gustos personales, y por supuesto hacer gala de sus habilidades arquitectónicas. Este es el caso de la Casa Volada del arquitecto mexicano Agustín Hernández, en donde volcó toda su creatividad y aplicó muchos de los conceptos que le han dado origen a sus más notables obras. La calidad estética de los edificios que ha proyectado el arquitecto Agustín Hernández es evidente, pero indudablemente, la Casa Volada es la que mejor refleja la singular voluntad formal del arquitecto. Prospectiva de la casa del aire en Polanco

En este proyecto, cada uno de los elementos geométricos que lo conforman responden a conceptos que engloban tres aspectos principales: la originalidad de las formas y su valor expresivo, la solución interior, y la reinterpretación de la arquitectura precolombina.


Yiov´s

El soporte de la casa esta conformado por lo que parecen dos sólidos muros, que en realidad son al interior espacios habitables. Dos vigas de acero son el soporte de la estructura. Uno de los lugares más hermosos de la casa es la cava, espacio que está ubicado dentro de uno de esos sólidos muros. A este espacio se accede por una espectacular escalera de caracol que se comunica con la alberca mediante un puente tubular. El estudio de las estructuras prehispánicas ha sido una de las mayores preocupaciones del arquitecto Agustín Hernández, quien en gran parte de su obra ha retomado muchos de los elementos formales de la arquitectura mesoamericana. Uno de los mayores aciertos en su trabajo es que no repite las formas del pasado, sino las reinterpreta para aplicarlas en el contexto de la arquitectura contemporánea, este hecho hace de su arquitectura estructuras innovadoras y de notoria calidad, que nada tienen que ver con el estilo “mexican curious” en el que cayeron muchos de los arquitectos y artistas de la primera mitad del siglo XX, quienes de manera superficial intentaron retomar la estética de la arquitectura mesoamericana. La propuesta formal de la Casa Volada es una de las más interesantes y arriesgadas, no sólo en relación a la propia obra del arquitecto Agustín Hernández, sino a lo largo de la historia de la arquitectura mexicana del siglo XX.

Maqueta de la casa en el aire antes de su creación

Para muchos esta obra es portadora de una estética que parece extraída de una novela de ciencia ficción a lo que el arquitecto Agustín Hernández ha respondido: “Yo más bien diría que la casa esta dentro de la arquitectura de nuestro siglo, dentro de la corriente optimista. Para mi la idea de una casa es un concepto abstracto de espacios interrelacionados para poder vivir en ellos; una estructura de necesidades donde imperen el bienestar y la comodidad del ser humano en su propio microcosmos, dentro de su habitable universo”. La estructura de la Casa Volada actúa como un todo. Su imponente presencia fue el elemento más importante para obtener la forma tanto al exterior como al interior de la casa. El material utilizado fue el concreto armado, que al exterior fue forrado de acero inoxidable y en el interior recubierto con madera. El acceso a la casa se hace desde un pasillo de treinta metros de largo, conformado por vidrios y recubierto en su totalidad por domos. Esta solución permite el contraste entre luces y sombras para lograr la refracción de la luz dentro del espacio, en el que el color predominante es el violeta. El soporte de la casa esta conformado por lo que parecen dos sólidos muros, que en realidad son al interior espacios habitables. Dos vigas de acero son el soporte de la estructura. Uno de los lugares más hermosos de la casa es la cava, espacio que esta ubicado dentro de uno de esos sólidos muros. A este espacio se accede por una espectacular escalera de caracol que se comunica con la alberca mediante un puente tubular.

casa en el aire en vista frontal el cual presenta su mirador

Para la solución de los espacios interiores, el arquitecto Agustín Hernández prescindió de los muros, por lo cual la ambientación de las diferentes áreas divide las secciones que se comunican por el pasillo. La decoración del interior es muy sobria y elegante, y los materiales que predominan son madera, concreto, acero y cristal.


Yiov´s Sin lugar a dudas, la Casa Volada, es una de las obras más espectaculares de la arquitectura mexicana, que por su particular estética se aproxima a las complejas soluciones neovanguardistas de los años noventa. Esto refleja que Agustín Hernández ha sido desde el comienzo de su carrera a la fecha un visionario de la arquitectura contemporánea, a quien su espíritu innovador lo ha llevado a ser uno de los mejores arquitectos latinoamericanos del siglo XX.

Acceso conformado por vidrios y recubierto en su totalidad por domos

El acceso a la casa se hace desde un pasillo de treinta metros de largo, conformado por vidrios y recubierto en su totalidad por domos. Esta solución permite el contraste entre luces y sombras para lograr la refracción de la luz dentro del espacio, en el que el color predominante es el violeta

Esta impresionante obra, que se apuesta desafiante sobre un par de bloques de concreto generando espectaculares vistas, es una de las más reconocidas de Hernández y de la propia arquitectura mexicana.

Presentación de bocete de la casa en el aire tipo plano en vista caballera y laterales


Yiov´s

Agustín Hernández Navarro Para muchos esta obra es portadora de una estética que parece extraída de una novela de ciencia ficción a lo que el arquitecto Agustín Hernández ha respondido: “Yo más bien diría que la casa esta dentro de la arquitectura de nuestro siglo, dentro de la corriente optimista. Para mi la idea de una casa es un concepto abstracto de espacios interrelacionados para poder vivir en ellos; una estructura de necesidades donde imperen el bienestar y la comodidad del ser humano en su propio microcosmos, dentro de su habitable universo”


Agustín Hermande