Issuu on Google+

M o d a & tre n d s

Ostwald Helgason Carmen Freudenthal

The girlfriend experience San Francisco

Erykah Badu Proyecto Meteoro

Claudia Fernandez Christo & Jeanne Claude en NuevaYork Sienna & Sabanna Miller


In di ce


Ostwald Helgason 12 Ă“rganico 14 Contemporaneo 16 Tendencia 18 Cool 20 denim 22 nasomato 24 Rike Feurstein 26 Estilo 28 Dos de tres Lugares 42 La mejor cultura de la moda 44 Foil presenta 58 Noches de azul 60 Fama 68 Christo &Jeanne Claude en NuevaYork 78 Proyecto Meteoro 82 Claudia Fernandez 84 Carmen Freudenthal 86 San Francisco 100 Lady Gaga 108 Sienna & Sabanna Miller 114 Erykah Badu 126 The girlfriend experience 128 Forta-leza 132 Ostwald Helgason 134 Conceptual 138 Cine 140 Jump/Start 142 Zapatos 144 Planes 146 Libros 148 Blogs 150 Gourmet 152 BiografĂ­a 154 Preguntale a Jane 156 158 Coma 160 Colaboradores 162


Cool

E

s un ejercicio deductivo convencional puedes decir demasiado de alguien observando su calzado; sin embargo hay solo un numero limitado de formas en que un caballero se puede expresar a través de sus zapatos. Los zapatos de hombre simplemente no entran en las corrientes expansivas del diseño. Pero, sentimos un cambio de ambiente al respecto, como evidencia estos snappy striders, pertenecen a la colección de primavera de Christian Louboutin.

Los Freddy Flats de agujetas están hechos de un cuero patentado e inteligentemente complementados con una colección de estoperoles. Gritan “me atrevo a todo”. No es sorpresa que Pharell Williams ya se haya parado dentro de un par de estos. Manteniendo esta corriente bling, Michael Kors nos presenta estos Capote Flats. Hechos de cuero curado y presentan ornamentación metálica sobre su punta. Son un ejemplo de la excentricidad inglesa.


H

acer un perfume puede ser un negocio muy lucrativo si eres un nombre establecido en el mundo de la moda o la farándula. Puede ser difícil encontrar una fragancia que sea autentica, contemporánea y creada para aquellos que aprecian la buena calidad y el aroma.Así que teniendo esto en mente es que recientemente descubrimos al único Proyecto Nasomatto creado por Alessandro Gualtieri (Creador de esencias para Valentino, Versace y Helmut Lang, por nombrar algunas). “Este proyecto está dedicado a aquellas personas quienes poseen un interés profundo en elegir una fragancia distinguida” Dice Alessandro. El cree que los sentidos son los principales instrumentos que guían nuestras reacciones y este proyecto tiene que ver con compartir su pasión personal con los perfumes. A través del proyecto Nasomatto, Alessandro integra fragancias únicas que expresan argumentos muy fuertes, tanto que cada uno fue nombrado así.

L

os hermanos Beckerman junto con Sean Belochini y el equipo de Pig magazine junto a amigos en la escena de la moda y la música (Ed Banger, People etc.) y un sitio web muy inspirado han creado esta marca de lentes llamada Retrosuperfuture. La demanda de estos es tal que ¡correrías con suerte si encuentras unos para ti! El estilo esta inspirado en el clásico wayfare, y¡ le da al portador ese fashionista, o nerdy nu-ravelook! De calidad superior al ser elaborados a mano en Italia en una de las mejores fábricas. Zeiss Optics. Cada vez hay más diseños y colores disponibles para conseguirlos visita SuperFlyDeluxe.com

Duro para enfatizar la fuerza masculina, Narcotic Venus para la adictiva intensidad de la sexualidad femenina, Absinth para estimular el comportamiento irresponsable, Silver Musk que evoca un magnetismo extra natural, Hindu Grass tan solo la paz y el amor universal, China White revela un sentimiento de aventura y Black Afgano es bendición temporal. Sus descripciones están reforzadas por la limpia línea orgánica del diseño de sus botellas. Predecimos que tu también te volverás adicto.


Meteoro

Proyecto


D i s e ña d o r e s d e m o da m e x i c a na pa rt i c i pa n e n m e t e o ro / e s c u e l a s d e o f i c i o Considerado como una iniciativa civil donde el trabajo de artistas plásticos, arquitectos, diseñadores, sociólogos y psicólogos se transforma en una alternativa viable para atender la problemática de niños y jóvenes en situación de calle, el Proyecto Meteoro/Escuelas de Oficio mostró mediante un desfile de modas la labor creativa que un grupo de entre 25 y 35 jóvenes han realizado durante los últimos seis meses. Acogido por el Museo Tamayo Arte Contemporáneo, dicho desfile se llevó a cabo el martes 21 de febrero de 2010 a las 20:00 horas en este recinto del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), ubicado en Reforma y Gandhi s/n, en el Bosque de Chapultepec. Claudia Fernández, artista plástica y directora de este proyecto, comentó que esta iniciativa tiene aproximadamente tres años y surgió con el fin de promover el desarrollo integral a través de diversos talleres de oficios, que a la vez fungen como una especie de bolsa de trabajo, o bien, como un módulo ambulante dedicado a ofrecer orientación en temas de salud física y mental. Desde 2002 hemos trabajado con más de 120 jóvenes y niños que viven en la plaza Francisco Zarco, ubicada en el Centro Histórico de la Ciudad de México. A través del proyecto, se ha proporcionado atención médica, apoyo económico en la compra de medicamentos y accesorios ortopédicos, algunos jóvenes se reintegraron a su ámbito familiar o a sus lugares de origen, otros se han integrado al campo laboral. El Proyecto Meteoro/Escuelas de Oficio, agrega Fernández está programado en dos fases. En la primera, se impartieron talleres de orfebrería, peluquería y artes plásticas; como

resultado de éstos se realizaron actividades de exhibición y venta en las instalaciones de la Galería Mexicana del Diseño y en la Galería OMR. En paralelo se realizaron visitas guiadas a museos, funciones de teatro, conferencias, proyección de películas y actividades recreativas en la calle. Para una segunda fase, se ha tenido el apoyo del Laboratorio Arte Alameda que proporcionó un aula donde se desarrolló el último taller de intervención de ropa, bajo la coordinación de cuatro prestigiados diseñadores de moda mexicana: Malena de la Riva, Carla Fernández, Keko Demichelis y Ximena Fernández. Este equipo de diseñadores, que se han sumado al trabajo del Proyecto Meteoro, ha obtenido una respuesta bastante favorable por parte del grupo de niños de la calle, al convocarlos a realizar una serie de actividades no habituales para ellos y las cuales han resultado por demás interesantes, novedosas y agradables para alguien quien no ha tenido la oportunidad de tener contacto con materiales didácticos y/o educativos. Por otro lado, la joven directora señaló que entre las cosas que le interesan es crear puentes entre las distintas diferencias que hay en la sociedad, por lo que el Proyecto Meteoro/Escuelas de Oficio cree en el poder transformador de la atención y la educación para mejorar las condiciones de nuestro país. “Buscamos crecer y multiplicar nuestro campo de acción, por lo que este proyecto puede ser adoptado por instituciones públicas y la sociedad civil.” El concepto y los programas están a disposición de quien los quiera aplicar o promover de manera gratuita.


El arte como forma de marcar nuevas direcciones. Entrevista con la artista Claudia Fernández ¿Cuál es el origen del proyecto? Claudia Fernández: Surgió al tratar de hacer, a través de la educación, un eslabón que faltaba entre las ganas de los chavos de querer mejorar y aprender a hacer algo para lograrlo. Los muchachos quieren salir adelante pero no tienen ninguna herramienta, no saben cómo. A la fecha, hemos logrado comprobar que es un modelo para atender a esta población. No comenzó como un proyecto de arte, pero a final de cuentas soy artista y la parte creativa me llamaba mucho la atención. Así, poco a poco se fue volviendo más un proyecto de arte, y estas actividades los alejaban de la “mona”, y sabemos que es una disciplina que te tranquiliza, utiliza ambos hemisferios del cerebro, puedes expresar tus problemas a través del arte, entre otras cualidades. Entonces se me hizo interesante involucrar a los artistas y también las galerías y los museos, y de repente todo el contexto del mundo del arte participó de manera activa en un problema social.

¿Cuáles son las metas de Meteoro y con qué estrategia se pretenden lograr? CF: Mejorar las condiciones de vida de un grupo de la población muy vulnerable y muy olvidado. Por sus mismas características es muy difícil de atender. Son adolescentes, son adictos, han sido víctimas, han sido maltratados, entonces tienen como un coctel de condiciones y características que dificulta aproximarse a ellos. Si ya de por sí es complicado trabajar de cerca con adolescentes, bajo estas condiciones lo es más. La estrategia se dio a partir de un “módulo de atención simultánea”, compuesto por un grupo interdisciplinario de profesionistas que se instalaba en una zona y durante este tiempo buscaban atender a los jóvenes por distintos flancos. Había un sociólogo, un psicólogo, un equipo de producción para conducir las actividades de los artistas y artesanos invitados, entre otros. Es un trabajo muy de equipo. Se parece un poco a lo que hace el cine: a una hora llegas, con un equipo y una estructura, y cada quién hace la parte que les toca. ¿Qué tipo de objetos creaban? CF: De todo tipo. Algunos con diseñadores y artistas trabajaban con materiales de reúso y de muy bajo costo. En ocasiones eran cosas que se encontraban en la plaza, como latas. Había que trabajar con todo esto para llevarlos a un nivel de excelencia en objetos que pudieran estar en una casa. Se hicieron sillas, lámparas, muebles, diseños de ropa, collares, textiles impresos, sábanas, entre otros. ¿Cómo van adquiriendo el valor de arte los jóvenes? CF: Es algo muy paulatino. El primer acercamiento es encontrar objetos, colores y formas bellas que los seducen y que los hacen acercarse a ellos. Después, cuando ven que estos objetos se van haciendo con las manos, con método o una disciplina que estaba a su alcance, se sentaban a trabajar en las mesas. Más adelante, cuando se trabaja con una meta clara como una exposición para la que se van guardando los objetos y nombrándolos, empezaban a trabajar de forma más disciplinada asistiendo a los talleres todos los días a las 11 de la mañana para ese fin. Otra cosa muy importante es el simple hecho de entrar a una habitación y tener un baño, como cuando se les abrieron las puertas del Laboratorio Arte Alameda. Finalmente, Meteoro se convirtió en una fábrica de objetos como ropa, joyería o cosas de casa, que fue el nombre que llevó su exposición: Cosas de casa por gente sin casa.

¿Cuál sería un modelo sustentable para un proyecto de esta naturaleza? CF: El proyecto creció a partir del apoyo de Fundación BBVA Bancomer, Banorte, Fundación/Colección Jumex, Sedesol, entre otros, pero las iniciativas privadas no otorga un apoyo continuo para poder sacar adelante a una generación de jóvenes. En un momento importante Francis Alÿs, artista, donó a Meteoro un premio que había ganado y luego hizo otra nueva donación, pero me parece que sería ideal que lo adoptara el gobierno del DF, por la importancia de atender a esta comunidad durante un periodo largo. ¿Cómo funciona la forma de trabajar de Meteoro? CF: Es un grupo de personas que se interesan en otro grupo de la sociedad que es vulnerable. Es una forma de unir actividades creativas con educación, salud física y mental, disfrazada de escuela en un sentido amplio. A través de un trabajo social y de hacerte sus amigos y de los proyectos creativos; el arte fue un pretexto o medio seductor para que se sentaran ante una mesa y dejaran de consumir drogas. A lo largo de una atención, de un tiempo, mejoran su autoestima. Que ellos se den cuenta que sirven para algo… porque se sienten como basura. Cuando llegamos era un ejército de color gris y harapos y a los dos meses comenzaron a cuidarse más, cambiar su vestimenta, ponerse un arete… Quizás entraron a una sociedad de consumo de relaciones muy tontas. Muchos nos odiaban porque sentían que les decíamos qué hacer, hubo agresiones físicas, tuvimos miedo y notamos el cambio cuando comenzaban a acercarse a las mesas a participar, porque el modo de trabajo era llegar, poner una mesa con unas sillas, poner el material y esperarlos. Los límites del “salón”, digamos, era la misma calle, eran las reglas de que si querían participar no se podían monear o no podían molestar a los otros. ¿Qué sucede con los participantes de Meteoro? CF:Muchos son niños o jóvenes que vienen de fuera y por alguna razón terminan en la calle y sin muchas oportunidades; se unen a otros y comienzan a drogarse. Hubo varios casos en que pudimos apoyarlos para regresar con sus familias, les pagamos el boleto, les sacamos un mail y mantenemos contacto. Esto es alrededor de un 30%, que en trabajo social con gente de la calle es muy alto. Del restante 70%, alrededor de un 20% se murieron, 12 de nuestros alumnos, porque no aguantan esa vida, y fue bastante duro para nosotros. Otros siguen en las calles. Es muy triste porque es una población que esta destinada a morir a muy temprana edad. Cada caso es una historia diferente. Unos nacieron en la calle, otros son hijos de familias que se perdieron, a algunos son las drogas las que les ganan. Tienen muchas enfermedades de transmisión sexual como SIDA o infecciones serias. A algunos los matan, o los atropellan porque están drogados. A los que más fácil es salvar es a quienes tuvieron amor en algún momento de sus vidas. Sin embargo, el otro día que estaban entrevistando en la tele a rescatistas mexicanos en el temblor de Haití, vimos a dos de los alumnos de Meteoro que eran como los jefes y los dealers del grupo. Otro de ellos, muy inteligente, comenzó a trabajar en la Colección Jumex y conocía todas las carpetas de artistas exhibidos, pero un día le entró una crisis cuando mataron a unas abejas de la exposición de La Colmena, y desapareció. Más adelante volvió a aparecer, pero ya estaba muy dañado, porque el activo, que es un desincrustante de PVC, causa daños muy fuertes.


¿Cómo es que crece Meteoro? CF: Desde el principio se hicieron los programas para tener un modelo replicable, como si fuera una franquicia cultural y social integral sin costo, que puede hacerse en distintas ciudades. ¿Por qué el arte? CF: El arte es un medio importantísimo e increíble para generar múltiples resultados positivos. Sería un cliché si te dijera que el arte resuelve cosas, porque no lo creo. Es una actividad que une lo material y lo espiritual y que puede llegar a estratos muy profundos del ser humano. Sin embargo, creo que se ha sobreestimado el arte para encontrar sentido en un mundo en crisis, y habría que fijarse en ese síntoma. Mi modo de ser artista es buscar formas de modificar la realidad y por esto Meteoro se vincula mucho con el arte, ya que a través del arte se pueden seguir fomentando cambios. El arte debe mover las estructuras y crear nuevas direcciones en cada aspecto del momento actual: lo social, lo natural, incluyendo hasta lo estético.


San Francisco


a Decir de San Francisco A la distancia quizá San Francisco pueda confundirse como una ciudad más de los Estados Unidos, comparable con Chicago, Nueva York pero con el clima de Los Angeles o Miami. Nada más fuera de la realidad. Aunque esta ciudad californiana comparte atributos de todas estas grandes urbes, hay algo que se respira en el aire que la convierte en una de las ciudades más especiales del mundo. Ba jo del cliché del Golden Gate hay una larga historia que le da una personalidad sorprendente a cada rincón de la ciudad. Su ubicación en la costa Oeste ha sido terreno fértil para el establecimiento de la comunidad china más grande fuera del país asiático. Ha sido testigo del terremoto más grande que ha azotado la Unión Americana, destruyendo la ciudad por completo hace casi cien años. Ha visto nacer causas importantes que han marcado el rumbo de la humanidad, como el movimiento hippie en los sesentas y una década más tarde, el movimiento gay ba jo el arcoiris que marca la entrada a la comunidad de El Castro. Su bahía, la puerta al Oriente es custodiada por Alcatraz, una de las cárceles más legendarias, que cuenta historias entre sus celdas y ha sido protagonista de un sinfin de novelas e historias convertidas en libros y películas. San Francisco se ubica geográficamente sobre la costa que da al Pacífico, su carretera, la 101 cruza la ciudad y la conecta al Norte con grandes y vastos viñedos, como Nappa, que le han dado a California el status de productos vinícolas de alta calidad y sabor. Al Sur, se yergue la comunidad más importante en cuanto a producción de tecnología en todo el planeta. Si tomamos la carretera hacia San José, podríamos pasar lista a la mayoría de las empresas que cotiza en Nasdaq, pasando por los headquarters de Google, Adobe, HP. Apple, Symantec y miles de empresas disfrazadas en lujosas residencias, desde donde se gestan los adelantos tecnológicos de después pertenecerán al mundo entero. Sus pescados y mariscos, su Clam Chowder, sus puertos, incluyendo en Pier 59 que se han convertido en atracción turística no niegan su ubicación costera. Y por si lo olvidáramos por un instante, cientos de morsas se encargarán de recordártelo con sus inconfundibles ronquidos mientras disfrutan ser fotografiados, descansando sobre balsas de madera que la ciudad les ha provisto para que sientan que aún les pertenece. Sobre un terreno lleno de colinas y pequeños valles sus calles le han otorgado personalidad de caprichosa e interesante. La famosa calle Lombard, cuya pendiente forzó a que el trazado deba ser en forma de culebra abre paso a sus transportes que no se olvidan de los diseños que imperaron hace un siglo, como sus tranvías y el famoso Cable Car, que se mueve por medio de un cable deba jo del riel que lo mantiene en ruta.



revista foil imp