Page 1

NIF C3 – CUENTAS POR COBRAR Nombre: Yeudiel Almaraz Domínguez www.cosultingyad.com www.facebook.com/yadconsulting @YeudielADFiscal Doctorante en Ciencias de lo Fiscal por el Instituto de Especialización para Ejecutivos. Maestro en Derecho Fiscal, Licenciado en Contaduría y Licenciado en Derecho con pre especialidad en Derecho Constitucional y Penal. Diplomado en Impuestos, Seguridad Social, Laboral y Defensa Fiscal. Socio Activo del Colegio de Contadores Públicos del Estado de Oaxaca y de la Asociación Nacional de Fiscalista.Net; colaborador de la Revista “Opciones Legales Fiscales”, catedrático a nivel licenciatura y de posgrado; agente capacitador externo avalado por la STPS para impartir cursos de capacitación y adiestramiento.

Definición de términos:

Activo financiero: es un activo monetario que surge de un contrato.

1. Efectivo o equivalentes de efectivo. 2. Instrumentos financieros generados por un contrato (una inversión de deuda) 3. Un derecho contractual de recibir efectivo o cualquier instrumento financiero. 4. Un derecho contractual a intercambiar activos financieros o pasivos financieros •

Contrato: un acuerdo (oral o escrito) entre dos o más partes que crea, modifica o extingue derechos y obligaciones que deben cumplirse.

Bonificación: disminución en el precio otorgada al efectuar la venta por un acuerdo comercial, tal como una rebaja por volumen de compras.

Descuento: es una rebaja que se concede al cliente por pagar en el plazo acordado.

Instrumento financiero: cualquier derecho u obligación que surge de un contrato, que origina un activo financiero en una entidad y un pasivo financiero.

Costo amortizado: es el valor en libros al que un instrumento financiero por cobrar o por pagar queda valuado, a partir de su reconocimiento inicial, restando los pagos de principal, su mando o restando cualquier premio, descuento o costos de transacción por amortizar y agregando, en su caso, los intereses devengados utilizando el método de interés efectivo.

Interés: es la contraprestación por el valor del dinero en el tiempo asociado con el monto principal pendiente de cobro durante un periodo determinado.


Método de interés efectivo: es el utilizado para distribuir el ingreso o gasto por interés en los periodos correspondientes de la vida del instrumento financiero, aplicando la tasa de interés afectiva.

Tasa de interés efectiva: la tasa que descuenta exactamente los flujos de efectivo estimados que se cobrarán o se liquidaran durante el plazo remanente del instrumento financiero.

Cuentas por cobrar comerciales: derechos de cobro a favor de una entidad que se originan por las actividades que representan la principal fuente de ingresos de la entidad. (IFC)

Otras cuentas por cobrar: son las que se originan por transacciones distintas a las actividades primarias (préstamos a empleados, saldos de impuestos a favor, reclamaciones por siniestros) (IFC no son IFC si no están en un contrato, tales como estimaciones, saldos a favor por concepto de impuestos

NORMAS DE VALUACIÓN Reconocimiento inicial de las cuentas por cobrar comerciales. El reconocimiento inicial de las cuentas por cobrar comerciales debe hacerse al considerarse devengada la operación que les dio origen, lo cual ocurre cuando, para cumplir con los términos del contrato, se suministra un bien o proporciona un servicio a la contraparte. Solo deben reconocerse aquellas CC comerciales por las cuales el ingreso puede ser reconocido de acuerdo con la norma de reconocimiento de ingresos. Las bonificaciones, descuentos y devoluciones deben afectar al monto por cobrar, y deben reconocerse cuando surge el derecho de tomar la bonificación, descuento o devolución por el cliente. Esto puede ocurrir el momento de la venta o cuando se dan las circunstancias posteriores. Si se espera que las circunstancias posteriores ocurran, la entidad debe efectuar una estimación o provisión, al respecto. Las CC comerciales deben valuarse en su reconocimiento inicial al valor razonable de la contraprestación a recibir, que generalmente es el valor nominal del contrato que las respalda. El valor razonable debe reconocer el valor del dinero en el tiempo, esto es importante cuando se financia por un periodo que excede de un año, aun cuando no se estipulen intereses. El efecto del interés no estipulado, de haberlo, por valuación inicial de la CC, representa una bonificación sobre ventas. Cuando exista un interés explícito o implícito la cuenta por cobrar pasa a ser un instrumento de financiamiento por cobrar. En los casos de CC a un plazo de un año o menos, la administración debe evaluar, basándose en su juicio profesional, si el valor del dinero en el tiempo es importante. Reconocimiento inicial de otras cuentas por cobrar Se debe reconocer inicialmente cuando surge el derecho generado por una transacción; es decir, cuando se devenguen, como sigue:

a) Los préstamos a empleados o partes relacionadas deben reconocerse al momento de entregar los recursos.


b) Los montos de impuestos por recuperar deben reconocerse cuando se tiene derecho a ellos de acuerdo con la ley correspondiente.

c) El monto por recuperar de una aseguradora por un siniestro debe reconocerse cuando se tienen elementos suficientes para evaluar el monto probable a recuperar.

d) Otros montos a recuperar deben reconocer cuando surge el derecho relativo. Los montos a recuperar deben reconocerse al valor razonable de la contraprestación. Reconocimiento posterior de CC comerciales y otras cuentas Deben valuarse a su costo amortizado que usualmente es el valor nominal del contrato que respalda la venta, excepto por aquellas que constituyen un instrumento financiero por cobrar. Las CC comerciales denominadas en moneda extranjera deben convertirse a la moneda funcional aplicando el tipo de cambio. Las modificaciones en el importe de las cuentas por cobrar comerciales derivadas de las variaciones en el tipo de cambio deben reconocerse en el RIF.

Estimación para incobrabilidad. En el reconocimiento inicial de las cuentas por cobrar, la entidad debe reconocer una estimación por concepto de pérdidas crediticias esperadas de las mismas, afectando a los resultados del periodo en el que se reconocen las cuentas por cobrar. En el reconocimiento posterior deben reconocerse los cambios requeridos en la estimación para incobrabilidad, por las modificaciones en las expectativas de las pérdidas crediticias esperadas que surjan en cada periodo subsiguiente. Para determinar la estimación para incobrabilidad:

1. La administración deberá efectuar, utilizando el juicio profesional. 2. Una evaluación de las perdidas esperadas por deterioro de las cuentas por cobrar, considerando la experiencia histórica de perdidas crediticias, las condiciones actuales y pronósticos razonables y sustentables de los diferentes eventos futuros cuantificables que pudieran afectar el importe de los flujos de efectivo futuros. Por lo tanto, debe utilizarse la información que se tenga disponible, aplicando un criterio prudencial, ese análisis puede hacerse por cada cuenta en lo individual, o bien, por grupos de cuentas por cobrar que tengan características de riesgo similares. Por lo tanto, la estimación debe representar el monto conjunto de pérdida crediticia esperada aplicable a las distintas cuentas por cobrar.


Cuando la administración considere nula la probabilidad de cobro de una cuenta por cobrar, debe dar de baja el valor neto en libros de la misma, aplicando la cuenta por cobrar a la estimación para incobrabilidad. SI la estimación fuera insuficiente, el remanente de la cuenta por cobrar debe afectar de inmediato los resultados del periodo. Liquidación de CC mediante adjudicación o dación en pago de activos. Al momento de la adjudicación o de la dación en pago, los activos obtenidos deben reconocerse:

a) Al menor del valor neto en libros del IDFC (o sea deduciendo la estimación para pérdidas crediticias que se haya reconocido hasta esa fecha) o al valor neto de realización de los activos recibidos, cuando la intención de la entidad es vender dichos activos para recuperar el monto por cobrar.

b) Al menor del valor neto en libros del IDFC o el valor razonable del activo recibido. Descuento de cuentas por cobrar Debe atenderse a lo indicado en la NIF C 14 transferencia y baja de activos financieros. NORMAS DE PRESENTACIÓN Estado de situación financiera. CC comerciales de forma segregada de las otras cuentas por cobrar, ya sea dentro del estado de situación financiera o en las notas. Estos rubros pueden presentarse netos de sus estimaciones, bonificaciones, descuentos y devoluciones, o pueden presentarse las estimaciones por separado, a continuación del monto correspondiente de cuentas por cobrar. Considerando su plazo de recuperación, las cuentas por cobrar deben clasificarse en corto y largo plazo. Si se descuentan cuentas por cobrar con recurso (manteniendo la entidad los riesgos de cobranza) debe presentarse el financiamiento obtenido como un pasivo y no deducirse de las cuentas por cobrar. En los casos en que exista el derecho e intención de compensar una cuenta por cobrar con una cuenta por pagar debe seguirse lo indicado en la NIF B12, compensación de activos financieros y pasivos financieros. En caso de existir saldos acreedores de importancia en las cuentas por cobrar, deben reclasificarse como una cuenta por pagar o como un anticipo de clientes. Estado de resultado integral

a) El importe de las bonificaciones, descuentos y devoluciones. b) El importe de interés efectivo devengado en el periodo. c) El importe de fluctuaciones cambiarias originado por la conversión de las cuentas por cobrar denominadas en moneda extranjera.


d) Las pérdidas crediticias esperadas, la recuperación que pueda existir en el valor de las cuentas por cobrar comerciales, así como cualquier diferencia que surja al cancelarlas contra la pérdida estimada ya reconocida, deben presentarse por separado. Las pérdidas generadas por otras cuentas por cobrar, así como las revisiones de las mismas, deben presentarse en el rubro con el que se relaciona dicha cuenta por cobrar. NORMAS DE REVELACIÓN La entidad debe revelar su política para determinar la estimación para incobrabilidad, así como dar de baja cuentas que sean incobrables. Asimismo, debe revelar un análisis de los cambios entre el saldo inicial y final de dicha estimación por cada periodo presentado. La entidad debe revelar las concentraciones de riesgo que tenga en sus cuentas por cobrar. En el caso de cuentas por cobrar comerciales, se considera que los saldos individuales o de un mismo grupo económico, tal como las partes relacionadas, que representen más de 10% de dichas cuentas por cobrar son una concentración de importancia, lo cual debe revelarse, indicando el tipo de cliente.

NIF C-3. Cuentas por cobrar  

MDF LC y LD Yeudiel Almaraz Domínguez. http://www.consultingyad.com/

Advertisement