Page 1

El contrato de aparcería. Mtro. Yeudiel Almaraz Domínguez

La Aparcería Rural está estipulado en el Código Civil Federal en su Capítulo Séptimo que le otorga ese mismo nombre perteneciente al Título Décimo Primero denominado de las Asociaciones y de las Sociedades, por lo que podemos esclarecer de esta manera que no se trata de ningún símil de asociación o sociedad civil reguladas en los dos capítulos que anteceden al tema en opinión. Es por ello, que para efectos del Derecho Civil, considera como persona moral: Artículo 25.- Son personas morales: La Nación, los Estados y los Municipios; Las demás corporaciones de carácter público reconocidas por la ley; Las sociedades civiles o mercantiles; Los sindicatos, las asociaciones profesionales y las demás a que se refiere la fracción XVI del artículo 123 de la Constitución Federal; V. Las sociedades cooperativas y mutualistas; VI. Las asociaciones distintas de las enumeradas que se propongan fines políticos, científicos, artísticos, de recreo o cualquiera otro fin lícito, siempre que no fueren desconocidas por la ley. VII. Las personas morales extranjeras de naturaleza privada, en los términos del artículo 2736. I. II. III. IV.

Como nos podemos percatar del artículo 25 del Código Civil Federal, la Aparcería Rural no tiene el carácter de persona moral, llegando a una sola conclusión: la de un contrato asociativo de carácter civil. Con lo anterior podemos definirlo de la forma siguiente: Aquel contrato asociativo que se da cuando una persona da a otra un predio rústico para que lo cultive, a fin de repartirse los frutos en la forma que convengan, o a falta de convenio, conforme a las costumbres del lugar; en el concepto de que al aparcero nunca podrá corresponderle por sólo su trabajo menos del 40% de la cosecha. Con lo anterior, el contrato deberá otorgarse por escrito con dos ejemplares, uno para cada contratante. Si durante el término del contrato falleciere el dueño del predio dado en aparcería, o éste fuere enajenado, la aparcería subsistirá. La aparcería rural, consta de las siguientes características o actividades; cuestión que puede realizarse de forma mixta y con variantes a lo aquí estipulado: • •

La aparcería agrícola y La aparcería de ganados.

La aparecería agrícola En caso que el aparcero (aquél que trabaja) es el que falleciera, el contrato puede darse por terminado, salvo pacto en contrario. Cuando a la muerte del aparcero ya se hubieren hecho algunos trabajos, tales como: el barbecho del terreno, la poda de los árboles, o cualquiera otra obra


necesaria para el cultivo, si el propietario da por terminado el contrato, tiene la obligación de pagar a los herederos del aparcero el importe de esos trabajos, en cuanto se aproveche de ellos. Si el propietario o su representante no se encuentran en el lugar, ni dentro de la municipalidad, podrá el aparcero hacer la cosecha, midiendo, contando o pesando los frutos a presencia de dos testigos mayores de toda excepción. El propietario del terreno no podrá levantar la cosecha sino cuando el aparcero abandone la siembra. En este caso, medirá, contará o pesará los frutos a presencia de dos testigos y si no lo hace, tendrá obligación de entregar al propietario la cantidad de frutos que, de acuerdo con el contrato, fijen peritos nombrados uno por cada parte contratante. El propietario del terreno no tiene derecho de retener todos o parte de los frutos que correspondan al aparcero, para garantizar lo que éste le deba por razón del contrato de aparcería. Si la cosecha se pierde por completo, el aparcero no tiene obligación de pagar las semillas que le haya proporcionado para la siembra el dueño del terreno; si la pérdida de la cosecha es parcial, en proporción a esa pérdida, quedará libre el aparcero de pagar las semillas de que se trata. Cuando el aparcero establezca su habitación en el campo que va a cultivar, tiene obligación el propietario de permitirle que construya su casa y de que tome el agua potable y la leña que necesite para satisfacer sus necesidades y las de su familia, así como que consuma el pasto indispensable para alimentar los animales que emplee en el cultivo. Al concluir el contrato de aparcería, el aparcero que hubiere cumplido fielmente sus compromisos, goza del derecho del tanto, si la tierra que estuvo cultivando va a ser dada en nueva aparcería. La aparcería de ganado Tiene lugar la aparcería de ganado cuando una persona da a otra cierto número de animales a fin de que los cuide y alimente, con el objeto de repartirse los frutos en la proporción que convenga. Constituyen el objeto de esta aparcería las crías de los animales y sus productos, como pieles, crines, lanas, leche, etc. Las condiciones de este contrato se regularán por la voluntad de los interesados; pero a falta de convenio se observará la costumbre general del lugar, salvo las siguientes: •

• •

El aparcero de ganados está obligado a emplear en la guarda y tratamiento de los animales, el cuidado que ordinariamente emplee en sus cosas; y si así no lo hiciere, será responsable de los daños y perjuicios. El propietario está obligado a garantizar a su aparcero la posesión y el uso del ganado y a substituir por otros, en caso de evicción, los animales perdidos; de lo contrario, es responsable de los daños y perjuicios a que diere lugar por la falta de cumplimiento del contrato. Será nulo el convenio de que todas las pérdidas que resultaren por caso fortuito, sean de cuenta del aparcero de ganados. El aparcero de ganados no podrá disponer de ninguna cabeza, ni de las crías, sin consentimiento del propietario.


• • •

El aparcero de ganados no podrá hacer el esquileo (cortar el pelo, vellón o lana de los ganados). sin dar aviso al propietario, y si omite darlo tendrá obligación de entregar al propietario la cantidad de frutos que, de acuerdo con el contrato, fijen peritos nombrados uno por cada parte contratante La aparcería de ganados dura el tiempo convenido, y a falta de convenio, el tiempo que fuere costumbre en el lugar. Si el propietario no exige su parte dentro de los sesenta días después de fenecido el tiempo del contrato, se entenderá prorrogado éste por un año. En el caso de venta de los animales, antes de que termine el contrato de aparcería, disfrutarán los contratantes del derecho del tanto.

Tratamiento fiscal Ley del Impuesto Sobre la Renta: Artículo 7. Cuando en esta Ley se haga mención a persona moral, se entienden comprendidas, entre otras (Artículo 25 del CCF), las sociedades mercantiles, los organismos descentralizados que realicen preponderantemente actividades empresariales, las instituciones de crédito, las sociedades y asociaciones civiles y la asociación en participación cuando a través de ella se realicen actividades empresariales en México. Al realizarse un contrato de aparcería, las personas físicas reciben una remuneración bajo el concepto de FRUTOS, mismo que el Código Civil Federal lo define y clasifica de la siguiente manera: La propiedad de los bienes da derecho a todo lo que ellos producen, o se les une o incorpora natural o artificialmente. Este derecho se llama de accesión. En virtud de él pertenecen al propietario: los frutos naturales, los frutos industriales y los frutos civiles. • Son frutos naturales: las producciones espontáneas de la tierra, las crías y demás productos de los animales. • Son frutos industriales: los que producen las heredades o fincas de cualquiera especie, mediante el cultivo o trabajo. Conforme a lo anterior, citaremos el artículo 90, que establece las disposiciones generales para el tratamiento fiscal para personas físicas: Artículo 90. Están obligadas al pago del impuesto establecido en este Título, las personas físicas residentes en México que obtengan ingresos en efectivo, en bienes, devengado cuando en los términos de este Título señale, en crédito, en servicios en los casos que señale esta Ley, o de cualquier otro tipo. También están obligadas al pago del impuesto, las personas físicas residentes en el extranjero que realicen actividades empresariales o presten servicios personales independientes, en el país, a través de un establecimiento permanente, por los ingresos atribuibles a éste. Por lo que valdría la pena plantear si en la constitución de una sociedad civil propietaria del predio rústico se le otorgue a la persona física (aparcero) frutos industriales debido al trabajo realizado por el contrato de aparcería agrícola o de ganado.


¿Y el ingreso que percibe el propietario del predio? Dentro del capítulo de los demás ingresos considerado en el titulo cuarto para personas físicas, establece un enlistado en su artículo 143, mismo que en ninguna fracción se encuentran considerados los frutos naturales o industriales. Por último, cabe mencionar que el propietario no realiza actividad empresarial ya que solo da al aparcero un predio para que lo cultiven o bien, un cierto número de animales a fin de que los cuide y alimente con el fin de obtener frutos naturales.

El contrato de aparcería  

Mtro. Yeudiel Almaraz Domínguez

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you