Page 1

Pasillo de acceso a apartamentos: En el corredor de acceso a los respectivos apartamentos que conforman la propiedad horizontal se pueden ver la seria presencia de humedades, más que nada en el último tramo del mismo donde se ve incluso musgo. En las claraboyas que funcionan como entradas de luz aparecen vegetaciones. Sin duda eso es falta de mantenimiento en el pasillo por parte de los vecinos, ya que no cuesta nada pasar una escoba en los rincones más alto o subirse con una pequeña escalera para hacer una limpieza superficial. Esas vegetaciones crecen debido a la presencia de agua, entonces fuimos a la azotea para ver si también por falta de mantenimiento había agua empozada que provoque humedades que a su vez provoque la aparición de dichas plantas.


Claraboyas


Fondo del corredor.


Para llegar a la azotea tuvimos que salir de la propiedad y pedir a una amable vecina acceso a su casa para poder saltar a la azotea de las viviendas. Cabe destacar que el único apartamento que hoy día tiene acceso a las azoteas es el número 4. Una vez allí pude observar la azotea en impecable estado, más allá de restos de vidrios y maderas de alguna obra que allí se hizo mucho tiempo atrás. Yendo a lo que nos incumbe, no había indicios de humedades en la azotea, y tampoco desagües tapados. Un poco si de tierra como hay en toda azotea pero nada más que eso. Nada que provoque empozamiento de agua. Las plantas que se veían de abajo solo aparecían cerca de las claraboyas, creciendo como parásitos chupando agua de adentro de las paredes. La azotea estaba limpia, no pude ver falta de mantenimiento por más que los vecinos no tienen acceso a la misma. Lo que si me llamó la atención fue la membrana de la azotea con ampollas como se puede ver en una de las fotos. Yo creo, sin saber mucho del tema, claro está, que durante precipitaciones el agua que se junta en las azoteas (son escalonadas) corre normalmente a los pluviales que no están tapados pero parte de dicha agua seguramente se filtre por alguna grieta mínima y quede atrapada por debajo de la membrana esparciéndose por el techo e infiltrándose luego en los muros provocando lo que se ve a simple vista. Si tenemos en cuenta la cantidad de lluvias en Montevideo durante un año esa cantidad de agua puede ser respetable, provocando así el surgimiento de las humedades.


Ampollas

Piedras de Afilar  

Inspección