Page 1

1

EL TRAYECTO DE LA FORMACIร“N Yesica Nataly Dubon Silva El sujeto y su formaciรณn como docente.

Escuela Normal de Educadoras

1-D T/Vespertino


2

La actualidad ha provocado que, cada día, la sociedad esté más involucrada en los procesos de todo tipo de la formación; que exige es que con la continua formación y conocimiento todos estemos involucrados al cien por ciento en nuestras carreras, aprender cómo resolver problemas que con el pasar del tiempo tenemos que resolver sin ayuda de los demás y salir adelante; todo esto a favor de sí mismo y para mejorar su medio y contexto. En la educación la formación docente es muy importante porque el mundo crese a pasos agigantados cada día y no podemos quedarnos con las ideas y conceptos que aprendimos de un inicio sin estar en una constante actualización y siempre estar empapados de lo nuevo que rodea la educación, esto es algo que va de la mano con la formación. La formación absorbe comprende en distintos ámbitos en una persona, como también requiere de un contacto con el entorno. La formación es un proceso individual sin embargo no podemos desarrollarlo individualmente , formarse no puede ser más que un trabajo sobre sí mismo, libremente imaginado, deseado y perseguido, realizado a través de medios que se presentan o que uno mismo se procura. Tal vez la formación para muchos es una oportunidad de desarrollo humana hacia nuevas maneras de ver la educación, y las maneras de su desarrollo y ahora tenemos las herramientas para aterrizar las ideas conforme a las condiciones y el contexto de la vida. La profesión del docente conlleva, tanto en su proceso de preparación como en su actualización, una formación en dos sentidos y/o aspectos, una formación de formadores y una formación profesional, que son base para el ejercicio posterior Una formación profesional: nos habla del maestro solo como un

trasmisor

formador

de

conocimiento

y

no

como

un

formador

un

y que si no se ve de esta manera con la formación


3

no llegaremos a ningún lado. El sistema se ha encardado de ir constru yendo en la educación toda una burocracia y hace que el

docente

se

apegue

al

programa

y

olvide

su

labor

formador y se convierte en un trasmisor solamente,

de

se olvida

de que ni el mismo termina de educarse pues siempre aprende algo

nuevo

y

se

olvida

de

mostrarle

a

sus

alumnos

la

importancia y la influencia que tiene la vida en la formación profesional

porque

cada

vivencia

influ ye

en

la

identidad

profesional. Una formación de formadores. Un formador moldea, es inevitable que un profesor no funja como

modelo

a

seguir

o

imitar

por

su

educando,

pero

la

educación normalista no busca la imitación si no ser la guía de los futuros formadores buscando la “autonomía” para que ellos busquen su propio estilo de enseñanza, un proyecto de su propiedad que esté dotado de sus vivencias y realidades, que busque la armonía de la dinámica y la academia. En resumidas cuentas esta lectura hace un repaso por puntos específicos derivados de la problemática de la formación, nos brinda un panorama de los problemas o errores, pero a su vez nos brinda un panorama de la utopía a alcanzar y las formas de lograrlo y aun más importante nos remarca esos errores que pasamos por alto

pero

que

debemos

identificar

y

corregir

o

al

menos

intentar no ser esclavos del sistema si no buscar la autonomía.

Te n d r í a m o s q u e a d q u i r i r c o n o c i m i e n t o s , m é t o d o s , t é c n i c a s y deberá realizar diversas experiencias; pero aprender a hacer alguna cosa será formativo sólo y cuando sea el medio para c o m p r e n d e r,

la

ocasión

para

la

toma

de

conciencia,

la


4

incitación

a

descifrar

e

interpretar

todos

los

signos.

La

posición bivalente de formador en formación le ayudara. M O D E L O C E N TR AD O E N L AS AD Q U I S I C I O N E S Este primer modelo se caracteriza porque reduce la noción deformación a la de aprendizaje en su acepción más estricta. El

proceso

de

formación

se

organiza

en

función

de

los

resultados constatables y evaluables, cuya obtención pretende garantizar un nivel definido de competencia en términos de conocimientos,

de

comportamientos,

de

sus

actuaciones

o

habilidades. Sus objetivos son predeterminados por el que concibe la información y son más o menos adaptados para el f o r m a d o r. E s t e m o d e l o i m p l i c a u n a c o n c e p c i ó n d e l a r e l a c i ó n teoría-practica,

donde

la

práctica

es

una

aplicación

de

la

teoría. M O D E L O C E N TR AD O E N E L P R O C E S O Las pedagogías centradas en el proceso son diversas. Por su puestos puede pensar en la corriente de los métodos activos, sobre

los

cuales

hay

que

señalar

que

tratándose

de

la

formación de enseñantes, ofrecen más en contenido de un curso de pedagogía que las bases de sustento de las prácticas de formación. A este modelo se debe asociarla concepción tradicional de la formación de profesores de secundaria. Con este modelo, la relación entre las actividades de la formación y la práctica del oficio no es del orden de la aplicación, sino de la transferencia. M O D E L O C E N TR AD O E N E L AN AL I S I S El modelo centrado en el análisis se funda en lo imprevisible y lo no dominable. Postula que aquel que se forma emprende y prosigue a todo lo largo de su carrera un trabajo sobre si mismo, en función de la singularidad de las situaciones por las que

atraviesa

y

que

consiste

en

un

trabajo

de


5

desestructuración-restructuración

del

conocimiento

de

l

la

realidad. Esta pedagogía del análisis puede definirse por su objetivo, que es un objetivo de adquisición.

Relación con la materia: El texto está completamente relacionado con la

materia pues nos abre el

panorama de lo que una formación a grandes rasgos nos tomara estudiarlo.

El trayecto de la formación  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you