Issuu on Google+


CONTEMPLEMOS AL NIÑO JESÚS, Y CON ÉL A LOS NIÑOS Y NIÑAS MANUAL PARA EL COORDINADOR MONAIN 2011 La Delegación de Infancia y Juventud de la Diócesis de Sonsón Rionegro, en el marco de acciones del proceso estratégico territorial de infancia, adolescencia, juventud y el entorno familiar, ha establecido alianzas con instituciones como La Unión Europea, CEAM, Gobernación de Antioquia, CORNARE, Instituto Colombiano de Bienestar Familiar ICBF, Asociación para el Desarrollo Ciudadano AJUDEC; de manera particular, para el año 2011 propone una navidad que promueva el desarrollo familiar, el buen trato, la tolerancia, y sobre todo el respeto y reconocimiento de los derechos de los niños, niñas y adolescentes. Este año, te invitamos a vivir una maravillosa aventura de navidad, donde contemplaremos al niño Jesús, y con Él a los niños y niñas; es un llamado para que veamos a través del Niño de Belén, la dignidad de los niños y niñas de nuestra región. Abramos nuestro corazón para que en esta navidad nazca el Niño en nuestras vidas, nos llene de su sencillez, amor, humildad y dignidad. Invitemos a nuestras familias para que compartan con nosotros este espacio de oración y meditación, buscando construir así, hogares de paz. Con el fin de facilitar la intervención y la reflexión grupal para el MONAIN 2011, invitamos a los coordinadores, catequistas y demás personas encargadas de dinamizar este trabajo de pastoral infantil, a leer detenidamente este manual, siendo necesario indicar que se debe realizar con tiempo suficiente, que permita el análisis y preparación del contenido y de las actividades aquí propuestas. Este manual contiene la novena y el contenido para desarrollar cada día bajo un esquema único, que permite facilidad en su comprensión y aplicación, así: Brújula: Nos señala el norte, es el inicio de nuestro recorrido, nos permite ponernos en sintonía con lo que vamos a hacer. Caminemos: Es la consideración de cada día. A la sombra del árbol: Es la reflexión de todo lo que se ha realizado hasta el momento y cómo se relaciona con la cotidianidad, acompañado por una iluminación (bíblica, catequética, en derechos, etc) que nos permite profundizar en el tema.


Reto para el regreso: Nos permite aplicar lo aprendido y construido en la cotidianidad, en la familia, en la escuela, etc. Celebremos esta Navidad como discípulos misioneros del Señor. No nos quedemos solamente en lo externo. Dejemos que estos acontecimientos que reavivan en nosotros la fe, y que integran las familias, sean la oportunidad para llenar nuestros corazones de amor y esperanza. Por eso la mejor manera de celebrar la Navidad es que volvamos a ser como niños.

Bienvenidos y a disfrutar!!!

LO QUE NO DEBEMOS OLVIDAR… Celebrar el MONAIN (Movimiento Navideño Infantil) requiere de acciones previas, que nos ayuden a tener éxito con nuestros propósitos: Prepararnos y celebrar el nacimiento del Salvador en nuestros corazones y en nuestras vidas; es así como te invitamos a unir esfuerzos y acciones con aquellas personas que también quieren trabajar por y con los niños y niñas de tu comunidad, ya que ésta es una buena oportunidad para convocar y reunir esta población tan especial. Es por esto que se recomienda: Coordinar con el sacerdote o persona encargada en tu parroquia del MONAIN, para hacer previas inscripciones y así poder distribuir los grupos por edades. Realizar reunión previa con aquellas personas que acompañarán y coordinarán el MONAIN, para realizar ajustes a la metodología del trabajo y programar actividades masivas. Aprovechar que se tienen niños y niñas convocados, para hacer extensiva la invitación, a que sean parte de la pastoral de infancia de tu parroquia; bien sea, en infancia misionera, sembradores de paz, acólitos, entre otros. Al finalizar los días de la novena realizar una reunión de evaluación, donde se analizarán los aspectos positivos y a mejorar del MONAIN.


ORACIÓN PARA TODOS LOS DÍAS Benignísimo Dios de infinita caridad, que nos has amado tanto y que nos diste, en tu Hijo, la mejor muestra de tu amor, para que, hecho hombre en las entrañas de la Virgen, naciera en un pesebre para nuestra salud y remedio; todos los niños y niñas te damos gracias por tan inmenso beneficio. En retorno de él, te ofrecemos, Señor, el propósito sincero para hacer de nuestras familias un espacio de amor, comprensión y paz; pidiendo que prepares nuestros corazones con humildad profunda, con amor encendido, con total desprecio de todo lo terreno, para que Jesús recién nacido tenga en ellos su cuna y more eternamente. Amén. Se reza tres veces el Gloria al Padre. Consideraciones para cada día… ORACIÓN A LA SANTÍSIMA VIRGEN Soberana María, que por tus grandes virtudes y entrega total a Dios, mereciste que Dios te escogiera por madre. Prepara nuestra alma y nuestros corazones para el nacimiento de tu adorado hijo. ¡Oh dulcísima madre! Te pedimos por todas nuestras familias; haz que cada hogar sea fuente de amor, comprensión, ternura, respeto, comunicación y verdadera vida familiar. Que esta fiesta de navidad, que nos reúne alrededor del pesebre donde nació tu Hijo, nos una también en el amor, nos haga olvidar las ofensas, nos convierta en los promotores del buen trato y nos dé la sencillez para reconocer en todos los niños y las niñas la presencia de tu Hijo amado. Amén. Se reza el Avemaría. ORACIÓN A SAN JOSÉ Santísimo José, esposo de María y padre espiritual de Jesús. Todos los niños y niñas agradecemos a nuestro padre Dios por haberte elegido para tan hermosa tarea. Ayuda a nuestros padres a seguir tu ejemplo; a cumplir cabalmente la gran responsabilidad de educarnos y formarnos, entregándonos, con un esfuerzo continuo, lo mejor de sí mismo. Ayúdanos también, a los niños y niñas, a entender y apreciar el esfuerzo de nuestros padres, respetándolos, escuchándolos y amándolos profundamente. Amén. Se reza el Padre Nuestro.


GOZOS PARA TODOS LOS DÍAS Dulce Jesús mío mi niño adorado; ¡Ven a nuestras almas! ¡Ven no tardes tanto! ¡Oh sapiencia suma del Dios Soberano  que al nivel de un niño te hayas rebajado!  ¡Oh divino infante ven para enseñarnos  la prudencia que hace verdaderos sabios! ¡Oh Adonai potente  que, a Moisés hablando,  de Israel al pueblo disteis los mandatos!  ¡Ah! ven prontamente para rescatarnos.  Y que un niño débil muestre fuerte brazo! ¡Oh raíz sagrada de Jesé, que en lo alto  presentas al orbe tu fragante nardo!  ¡Dulcísimo niño que has sido llamado  Lirio de los Valles, bella flor del Campo! ¡Llave de David que abre al desterrado  las cerradas puertas del regio palacio!  ¡Sácanos, Oh Niño, con tu blanca mano,  de la cárcel triste que labró el pecado! ¡Oh lumbre de Oriente, Sol de eternos rayos,  que entre las tinieblas tu esplendor veamos!  ¡Niño tan preciado, dicha del cristiano, luzca la sonrisa de tus dulces labios! Espejo sin mancha Santo de los santos,  sin igual imagen del Dios soberano! ¡Borra nuestras culpas, salva al desterrado y en forma de niño da al mísero amparo! ¡Rey de las naciones Emmanuel preclaro,  de Israel anhelo, pastor del rebaño! ¡Niño que apacientas con suave cayado, ya la oveja arisca, ya el cordero manso!


GOZOS PARA TODOS LOS DÍAS Dulce Jesús mío mi niño adorado; ¡Ven a nuestras almas! ¡Ven no tardes tanto! ¡Oh sapiencia suma del Dios Soberano  que al nivel de un niño te hayas rebajado!  ¡Oh divino infante ven para enseñarnos  la prudencia que hace verdaderos sabios! ¡Oh Adonai potente que, a Moisés hablando,  de Israel al pueblo disteis los mandatos!  ¡Ah! ven prontamente para rescatarnos.  Y que un niño débil muestre fuerte brazo! ¡Oh raíz sagrada de Jesé, que en lo alto  presentas al orbe tu fragante nardo!  ¡Dulcísimo niño que has sido llamado  Lirio de los Valles, bella flor del Campo! ¡Llave de David que abre al desterrado  las cerradas puertas del regio palacio!  ¡Sácanos, Oh Niño, con tu blanca mano,  de la cárcel triste que labró el pecado! ¡Oh lumbre de Oriente, Sol de eternos rayos,  que entre las tinieblas tu esplendor veamos!  ¡Niño tan preciado, dicha del cristiano, luzca la sonrisa de tus dulces labios! Espejo sin mancha Santo de los santos,  sin igual imagen del Dios soberano! ¡Borra nuestras culpas, salva al desterrado y en forma de niño da al mísero amparo! ¡Rey de las naciones Emmanuel preclaro,  de Israel anhelo, pastor del rebaño! ¡Niño que apacientas con suave cayado, ya la oveja arisca, ya el cordero manso!


¡Ábranse los cielos y llueva de lo alto bienhechor rocío como riego santo!  ¡Ven hermoso niño, ven Dios humanado, luce hermosa estrella, brota flor del campo! ¡Ven que ya María previene sus brazos do su niño vean, en tiempo cercano! ¡Ven, que ya José, con anhelo sacro,  se dispone a hacerse de tu amor sagrario! ¡Del débil auxilio del doliente amparo,  consuelo del triste, luz del desterrado! ¡Vida de mi vida, mi dueño adorado,  mi constante amigo, mi divino hermano! ¡Véante mis ojos, de ti enamorados  bese ya tus plantas, bese ya tus manos!  Prosternado en tierra te tiendo los brazos,  y aún más que mis frases te dice mi llanto! ORACIÓN AL NIÑO JESÚS Niño Jesús, la navidad es el recuerdo de tu nacimiento entre nosotros, es la presencia de tu amor en nuestras familias y en nuestra comunidad. Navidad es la certeza de que el Dios del cielo y de la tierra es nuestro Padre, porque tú, divino niño, eres nuestro hermano. Que esta reunión junto a tu pesebre nos aumente la fe en tu bondad, nos comprometa a vivir verdaderamente como hermanos, respetando a los demás y reconociendo sus virtudes, nos dé valor para acabar con el odio y sembrar la paz en nuestros corazones y en el de todos los niños y niñas que realizamos esta novena. ¡Oh Niño Jesús!, enséñanos a comprender la importancia del buen trato entre nosotros mismos y con los demás, especialmente con nuestra familia, muéstranos la mejor forma de hacer saber a los adultos que merecemos que respeten nuestros derechos, nos cuiden y nos brinden mucho afecto para así estar bien y crecer en un ambiente seguro que nos permita ser mejores cada día; acompáñanos, protégenos, ayúdanos y haznos sentir tu amor al interior de nuestras familias, y así sentir que donde hay amor y justicia, allí estás Tú, que donde hay niños y niñas felices, también estás. Amén. Se reza el Gloria al Padre.


DÍA 1. ANUNCIO DE UN SALVADOR Brújula: Anunciar la venida del Salvador, es una tarea que nos compete a todos, no es tarea exclusiva del ángel Gabriel, que vino a la tierra a anunciar a María que sería la madre de nuestro señor Jesucristo. Somos discípulos misioneros, con la tarea encomendada de anunciar la venida del Salvador, de anunciar el Reino de los cielos y de anunciar el amor y la misericordia de Dios. Hoy, en el primer día de la novena para la preparación del nacimiento de Jesús en nuestros corazones y nuestras vidas, debemos encomendar a los niños y niñas, la tarea fundamental que tienen de ser discípulos misioneros que anuncian el amor de Jesús y que compartan con sus familias y amigos el amor de Dios. Caminemos: Consideración Día 1. Lucas 1, 30-31 “El ángel le dijo: «No temas, María, porque has hallado gracia delante de Dios; vas a concebir en el seno y vas a dar a luz un hijo” En este primer día de la novena de preparación para el nacimiento de Jesús en nuestras vidas y en nuestros corazones, les contaremos como sucedió el “Anuncio de el Salvador”. Anunciar, es dar noticia o aviso de alguna cosa, pues bien, así le sucedió a María. María nació en Nazaret, su familia era de modestas condiciones económicas, pero muy rica en santidad y virtudes, mujer humilde, sencilla, piadosa, caritativa, obediente, generosa, consagrada a la oración, paciente y amorosa. Esta mujer, se encontraba comprometida con José, quien había nacido en Belén, era carpintero, además de ser responsable, humilde y devoto. Sin embargo, ocurre algo inesperado; cierto día, María estaba orando y escuchó una voz que le dijo: «Alégrate, llena de gracia, el Señor está contigo.»;


ella se asustó, y nuevamente escuchó la voz que le dijo: «No temas, María, porque has hallado gracia delante de Dios; vas a concebir en el seno y vas a dar a luz un hijo, a quien pondrás por nombre Jesús.» «El Espíritu Santo vendrá» sobre ti y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra; por eso el que ha de nacer será santo y será llamado Hijo de Dios.» Cuando María escuchó esto, respondió: «He aquí la esclava del Señor; hágase en mí según tu palabra.» Y el ángel se fue. Era el Arcángel Gabriel, quien le anunciaba la venida del salvador. Constantemente en nuestras vidas llegan personas que nos anuncian la presencia del Señor, por ejemplo, en la familia nuestros papás nos enseñan a orar, en la escuela nos enseñan sobre la vida de Jesús y en la Iglesia nos anuncian la esperanza del reino de Dios. Nosotros como niños y niñas ¿cómo recibimos estos anuncios? ¿Actuamos como María al aceptar la voluntad del Señor? A la sombra del árbol: Lucas 1, 30-31 “El ángel le dijo: «No temas, María, porque has hallado gracia delante de Dios; vas a concebir en el seno y vas a dar a luz un hijo” Te invitamos a crear un espacio de reflexión con los niños y niñas, donde puedan abordar lo siguiente: Desde la creación, Dios deseaba estar más cerca de todas las personas, Él consideró oportuno venir al mundo como todos nosotros, escogió una mujer para que fuese su mamá, pero todo dependía de que Ella dijera si aceptaba o no; por eso le pidió al Arcangel Gabriel que la visitará y le contara lo que Dios quería. Todos los niños y niñas vienen al mundo por el milagro maravilloso de la unión entre un hombre y una mujer; es por esto, que todos los niños y niñas tenemos mamá y papá, algunos niños por circunstancias y situaciones de los adultos, no viven o no conocen a alguno de sus padres. Invitamos a los niños y niñas a orar por los niños que sufren porque no tienen cerca a alguno de sus papás. A continuación, realizamos las siguientes preguntas a los niños y niñas, motivando a que se expresen: ¿Dios te ha hablado alguna vez? ¿Cómo? ¿Qué te ha dicho? ¿Quisieras que Dios te hablara? ¿Quién tiene Biblia en la casa? ¿De ustedes quienes lee la Biblia?


Dios le habló a María por medio del Arcangel Gabriel. Hoy Dios nos busca porque quiere hablarnos, Dios te ama, Dios quiere encontrarse contigo, cuando tú haces oración Dios te escucha y te responde. Pero ¿Yo cómo sé con claridad, qué me está diciendo? Pues debo buscar en la Biblia; ahí están sus palabras y acciones; si aun no sabes leer, puedes pedirle el favor a tus papás que te la lean; si la leíste pero no entendiste, puedes buscar al sacerdote en tu parroquia para que te explique, el estará muy contento y disponible para ayudarte. Taller: Posterior a esta reflexión, realizaremos una actividad con la que pretendemos mostrar el anuncio y la pronta llegada del niño, donde se vea reflejada la alegría del Don de la vida y la anhelada espera del ser que va a llenar de felicidad el hogar. Esta actividad busca recordar a los niños y las niñas la historia de la venida de el Salvador, haciendo que ellos sean los protagonistas. El coordinador debe poner los nombres de los personajes de navidad en un sobre o bolsa (María, José, el dueño de la posada, pastores, reyes magos, el arcángel San Gabriel, el burro y el buey) y decirles a los niños que saquen un nombre sin mirar. Este será su personaje. Deben preparar antes un escenario (no tiene que ser complicado) con algunos artículos como una muñeca envuelta en una mantita, paja, algunos animales de peluche, una estrella grande colgando encima del escenario etc. Mientras el coordinador cuenta la historia de navidad, los niños actúan sus personajes. Reto para el regreso: Los niños y niñas les preguntarán a sus papás como fue el momento del anuncio de su nacimiento, es decir, el momento en el que ellos se enteraron que esperaban un bebé. Luego los niños y niñas contarán la historia del anuncio del Salvador, así como la recrearon en la dramatización. Para tener en cuenta: Se pide a los niños y niñas que para el día siguiente de la novena traigan alguna revista o periódico que tenga imágenes para recortar. Además deben traer un huevo que previamente se ha extraído su contenido por un pequeño orificio (es decir, solo la cascara, el huevo vacío, puedes darle a los niños y niñas la siguiente instrucción: golpea levemente una parte del huevo preferiblemente la punta, cuando sea un hoyo pequeño pero no tanto, quítale algo de la cáscara y agítalo de arriba para abajo)


Reflexi贸n d铆a 1


DÍA 2. ANUNCIACIÓN: NACERÁ UN NIÑO Brújula: En voz alta leemos la siguiente oración para que los niños y niñas conozcan el tema que se trabajará en este día del MONAIN, invitando a que luego comenten qué les dice esta oración. ORACIÓN POR LOS NIÑOS Y NIÑAS Señor Jesús, que nuestros niños y niñas sean como Tú lo deseas. Que nuestra FE nos ayude a buscar más dignidad y calidad de vida para todos los niños y niñas de nuestra comunidad, ciudad, de nuestro País y del mundo. Señor, muchas cosas del mundo amenazan nuestra paz. Nuestro planeta está cada vez más contaminado, y los niños son los primeros en sufrir cuando el egoísmo se apodera del corazón de la personas. Danos valentía para cambiar esta historia!  Ayúdanos a luchar contra la pobreza, la injusticia y la opresión de los niños y sus familias. Dadnos fuerza para impedir que hoy niñas y niños sean explotados, forzados a trabajar y envolverse en drogas, dormir y acordarse con hambre y sed, sin tener escuela para estudiar y sin espacio seguro para jugar. Queremos el bienestar de los niños y las niñas y el respeto a sus derechos. Vamos a protegerlos durante toda su vida que es sagrada. Que Tu espíritu nos ilumine para cuidar los niños y niñas desde el vientre de su madre, y garantizar sus derechos de ciudadanía. Señor Jesús, junto con nuestros niños y niñas, en una sola voz, agradecemos todo el bien hecho por tantas personas de buena voluntad. Caminemos: Consideración Día 2. Lucas 1, 31 “concebirás y darás a luz un hijo, al que pondrás por nombre Jesús” Todos los que realizamos esta novena de preparación para el nacimiento de Jesús en nuestro corazón y en nuestra vida, nos maravillamos ante el gran mensaje que el ángel Gabriel anuncia a María: será la Madre del salvador.


Es así como profundizamos en esta noticia; el ángel no sólo anuncia que será madre, sino que será la madre del Salvador, como lo dicen las Escrituras: Él será grande y será llamado Hijo del Altísimo, y el Señor Dios le dará el trono de David, su padre. El que ha de nacer será santo y será llamado Hijo de Dios. El Evangelio narra que este anuncio extraordinario, le indica a la Madre del altísimo, que será un niño y le pondrán por nombre Jesús; nombre y hombre que transformará nuestras vidas. Abramos pues nuestros corazones, para comprender esta noticia, para que Jesús entre en nuestros corazones y nos llene de amor, esperanza y alegría; amor para ver en los demás al niño que vino al mundo como nuestro semejante; esperanza para creer en un mundo mejor que sólo nosotros podemos construir brindando paz; y alegría para que nuestra vida sea reflejo de tu presencia en nuestras acciones y en nuestra familia. A la sombra del árbol: Hoy enfocaremos el MONAIN al cuidado del medio ambiente, como forma de que los niños, niñas, adolescentes, jóvenes y adultos garanticen un ambiente sano y limpio. La naturaleza es también una creación de Dios y como tal promovemos la formación en una ética ecológica (que cuida, que protege), más que una ética utilitarista de la naturaleza para su explotación por el hombre. Debemos anunciarles a las nuevas generaciones el gran amor de Dios manifestado a través de las maravillosas obras realizadas en los inicios de nuestra historia. “Evangelizar a nuestros pueblos para descubrir el don de la creación, sabiéndola contemplar y cuidar como casa de todos los seres vivos y matriz de la vida del planeta, a fin de ejercitar responsablemente el señorío humano sobre la tierra y los recursos, para que pueda rendir todos sus frutos en su destinación universal, educando para un estilo de vida de sobriedad y austeridad solidarias.”DA #474-a El mundo ha sido creado para gloria de Dios, por tanto, debemos ver en él su presencia y vivir en armonía con todo el universo. Es nuestra casa común y el lugar de la alianza de Dios con los seres humanos y con toda la creación. Desatender las mutuas relaciones y el equilibrio que Dios mismo estableció entre las realidades creadas, es una ofensa al Creador, un atentado contra la biodiversidad y, en definitiva, contra la vida.


El discípulo misionero, a quien Dios le encargó la creación, debe contemplarla, cuidarla y utilizarla, respetando siempre el orden que le dio el Creador. “DA #125 Cuando Dios creó el Universo, nos hizo a los hombres y mujeres parte de esta creación y al dotarnos de Inteligencia, nos dio también la capacidad de administrar todo el entorno para beneficio y conservación de ambos (ser humano y medio ambiente), durante miles de años, vivimos en armonía con la naturaleza, por eso “debemos equilibrar nuestra relación con el medio que nos rodea, pues si no lo hacemos corremos el riesgo de generar un daño irreversible.” Taller: Con esta actividad se pretende que los niños y niñas entiendan desde un ejercicio ecológico la importancia de tener un ambiente sano, permitiéndoles comprender el sentido de ésta. Por pequeños grupos, los niños y niñas deben identificar cómo estamos contaminando el medio ambiente, recortar imágenes que den cuenta de esto y en papel periódico hacer collage de este fenómeno con frases que promuevan el cuidado del entorno. Estos collages serán expuestos en lugares públicos, para que las demás personas vean que los niños y las niñas tienen derecho a vivir en un ambiente sano, y esto es una responsabilidad de todos y todas. Al terminar, el coordinador indica a los niños que ahora utilizarán el huevo (el coordinador debe llevar el algodón previamente separado para los niños, y algunas cáscaras para quienes no las lleven, igual que unas semillas de alverja o frijol). Los niños deben coger su cáscara y rellenarlas con el algodón húmedo de agua y poner la semilla en mitad de los algodones. Decorar las cáscaras con ojos y bocas de manera que queden divertidas. El coordinador debe hacer énfasis en que no boten esto que sembraron, ya que es vida, que cuiden éstas para ver el proceso de crecimiento de la mata explicándoles a medida que elaboran la planta el proceso de la vida y la relación con el día de la novena. Se termina el encuentro con la siguiente oración: Padre Bueno, que creaste todas las cosas y nos diste un mundo tan hermoso. Te pedimos para que los hombres sepamos cuidar tu creación. Que respetemos la vida de los animales, de los bosques. Que no abusemos de la naturaleza ni la ensuciemos con contaminación. Te pedimos por quienes defienden las bellezas naturales, las especies en extinción, por quienes trabajan por un mundo más limpio. Te pedimos también para que todas las personas puedan gozar de la naturaleza y los bienes que ella nos provee. Padre Bueno ayúdanos a conservar el planeta Reto para el regreso: Pegar en lugares visibles los collage que elaboraron.


Los niños y las niñas tenemos derecho a la vida; y a una vida digna. Una vida donde podamos gozar de un ambiente sano, de un espacio limpio y de un entorno agradable. ¡Oh Virgen María, Madre de Dios y Madre nuestra! Tú, que nos amas y nos escuchas, concede a nuestros hogares la gracia de amar y de respetar la vida que comienza, con el mismo amor con el que concebiste en tu seno la vida del Hijo de Dios. Protege a nuestras familias, para que estén siempre muy unidas, y bendice a todos los niños y niñas que realizamos esta novena de preparación para el nacimiento tu hijo en nuestros corazones. Amén Reflexión día 2


DÍA 3. LA MISIÓN DE JOSÉ Brújula: Como forma de realizar un abrebocas a los niños y niñas en el tema de la misión de José, cuando en el sueño el ángel le indica el nombre que le pondrá a su hijo adoptivo, se realizará la siguiente actividad: La mitad del grupo imita a los jamacuak, una especie de pájaro australiano que camina de espaldas y con los ojos cerrados. Mientras, los demás niños y niñas forman una cerca dándose las manos y deciden en secreto que pareja hace de puerta de la valla. Esta pareja se suelta de las manos cuando intenta pasar un jamacuak. Los jamacuak, con los ojos cerrados y gritando <cuac cuac cuac> inspeccionan la valla en busca de la puerta de salida. El jamacuak que descubre la puerta avisa mediante gritos al resto de jamacuak para que salgan lo más rápido posible. A realizar esta actividad, se hace énfasis en la importancia que tiene el lenguaje en los procesos de comunicación, resaltando de manera especial, lo relevante que es tener un nombre que nos dé identidad personal y social. Caminemos: Consideración Día 3. Mateo 1, 21 “Dará a luz un hijo, y le pondrás por nombre Jesús, porque salvará a su pueblo de los pecados” Este anuncio que les hemos contado en días anteriores, no fue sólo una noticia que el ángel Gabriel le da a María; el ángel tiene la tarea de contar a José todo lo que está sucediendo para que el Salvador pueda venir al mundo. María, ya le había contado a José que había concebido por obra y gracia del Espíritu Santo, pero José no creyó esto. Así que se propuso dejarla secretamente. Mientras dormía se le apareció en sueño un ángel y le dijo: “José, hijo de David, no temas recibir a María tu mujer, porque lo que ha sido engendrado por obra y gracia del Espíritu Santo. Ella dará a luz un hijo; y llamarás su nombre Jesús, porque él salvará a su pueblo de sus pecados”. Cuando José despertó del sueño, hizo como el ángel del Señor le había mandado. José acepta ser el padre adoptivo de Jesús, el padre de aquel que nos salvó a todos. Fiel al plan de Dios, inicia la dulce espera del que vino al mundo en forma de niño, que así como todos los niños y niñas del mundo, necesitaría de una familia que brindara un nombre, amor, protección, cuidado y compañía.


Recordemos que el nombre de Jesús, responde a la misión que le es encomendada: salvar al pueblo de sus pecados. Nuestro nombre nos identifica como seres diferenciados de los demás, pero ¿cuál es nuestra misión cristiana con la familia, con los amigos, con los vecinos? Jesús nos invita a abrir nuestro corazón al amor, no temamos entregar nuestra vida a Él. A la sombra del árbol: Mateo 1, 21 “Dará a luz un hijo, y le pondrás por nombre Jesús, porque salvará a su pueblo de los pecados” Si queremos hablar hoy del Nombre de Jesús, empezamos por una pregunta muy simple: ¿Qué es eso del “nombre”? Nombre es la palabra que damos a una persona o cosa para distinguirla de las demás. Si decimos María, no pensamos en Catalina. Cada persona tiene el nombre que la individualiza. Veremos cuánta importancia va a tener esto en el Nombre del Hijo de Dios que se hace hombre. Ha de llamarse de tal manera, que se distinga de todos, que su nombre indique lo que Él es, que el nombre manifieste claramente su misión. Por eso se adelanta Dios y le indica a María, y después a José, el nombre que han de poner al niño que viene. Tanto a María como a José, el arcangel, les dice que se llamará Jesús, porque él va a salvar de sus pecados al pueblo. De otro lado, todas las personas tenemos derecho a tener un nombre, así, el nombre es el signo que distinguirá de por vida a cada una de  las personas, permitiendo su identificación e individualización. Este derecho se hace efectivo a través de la inscripción del nacimiento en la Oficina de Registro de Estado Civil, este hecho es un requisito indispensable para que el Estado reconozca a la persona como ciudadano. Taller: Luego de esta reflexión, se realiza la actividad “EL REGALO DEL NOMBRE”, se pretende con esta que los niños y niñas se apropien de sus nombres y les encuentren un verdadero sentido al tener una identificación. El coordinador debe armar un “Paquete chileno” que contenga en cada capa una pregunta junto a un dulce. Deben jugar a tingo-tingo-tango, para que quien quede con el paquete responda la pregunta. Al finalizar el coordinador debe hacer una reflexión acerca de la importancia de que cada persona tenga un nombre y que con éste sea identificado.


Preguntas para el “Paquete chileno”: ¿Cuál es tu nombre? ¿Sabes por qué te llamas así? ¿Te gustaría cambiar tu nombre? ¿Por cuál? ¿Por qué? ¿A quién del grupo le prestarías tu nombre? ¿Por qué? ¿Cómo te dicen en tu casa? ¿Tienes algún apodo? ¿Cómo te gustaría que te dijeran? ¿Sabes que significa tu nombre? Reto para el regreso: Los niños y las niñas les preguntarán a sus papás, por qué y cómo eligieron su nombre. Además deberán contarle a su familia lo aprendido en la jornada.


Los niños y las niñas tenemos derecho a tener un nombre que nos identifique de los demás y que nos dé identidad. En esta preparación para el nacimiento de Jesús en nuestros corazones, haremos el propósito de eliminar de nuestras vidas los apodos, cada amiguito y amiguita tiene un nombre que debemos respetar.

Reflexión día 3


DÍA 4. LA VISITA DE MARÍA A SU PRIMA ISABEL Brújula: Hoy, en la preparación para el nacimiento de Jesús, explicaremos a los niños y niñas el significado de la Visita de María a su prima Isabel, desde el siguiente enfoque: Visitar a alguien es acudir al lugar donde ésta se encuentra; existen visitas que se realizan por cortesía, por amistad, por compromiso, por gusto, etc. Pues bien, cuando María se entera que su prima Isabel está esperando un bebé, María inmediatamente siente el Espíritu Santo que la envía a ayudarla; pues no debemos olvidar que Isabel era una mujer mayor, que por su edad y su estado necesitaba ayuda. Así, María emprende este viaje, y lo hace por amor, por fe, por seguir cumpliendo la voluntad de Dios en su existencia. Caminemos: Consideración Día 4. Lucas 1, 43 “Pero ¿cómo es posible que la Madre de mi Señor venga a visitarme?” María inicia en esos días un viaje a la ciudad de Judá, a visitar a su prima Isabel, quien también se encuentra en gestación. Cuando Isabel oyó el saludo de María, saltó de gozo el niño en su vientre y exclamando con gran voz, dijo: Bendita tú entre las mujeres y bendito el fruto de tu vientre, pero ¿cómo es posible que la Madre de mi Señor venga a visitarme? María había ido a acompañar a su prima, permaneció con ella unos tres meses, y se volvió a su casa. Es así como María e Isabel nos enseñan que desde el vientre materno somos dignos del milagro de la vida. El cuidado y amor recibido desde el vientre materno nos fortalece y enriquece nuestra existencia, reafirmando nuestro valor como personas, ya que somos hechos a imagen y semejanza de Dios. Los niños y las niñas queremos manifestar nuestra opción por la vida; aún el ser más pequeño, el que apenas se encuentra en la pancita de mamita merece vivir, merece recibir amor y cuidado.


A la sombra del árbol: Lucas 1, 43 “Pero ¿cómo es posible que la Madre de mi Señor venga a visitarme?” La visita que María realiza a su prima Isabel, nos lleva a diversas reflexiones: María reconoce que su prima, quien también se encuentra embarazada, necesita ayuda, es decir, reconoce que el bebé que lleva en su vientre requiere ser cuidado, protegido y amado; es por esto que acude donde su prima desinteresadamente. Narra el Evangelio, que cuando Isabel oyó el saludo de María, saltó de gozo el niño en su vientre y exclamando con gran voz, dijo: “Bendita tú entre las mujeres y bendito el fruto de tu vientre, pero ¿cómo es posible que la Madre de mi Señor venga a visitarme?” Nuevamente, pero es en esta ocasión, Isabel, quien reconoce la dignidad del niño que María espera. El derecho a la vida, se funda desde el momento de la concepción; los niños y las niñas tienen derecho a ser cuidados, protegidos, amados, aún desde antes de nacer. Es por esto que las mamás y los papás, desde el momento en que se enteran que serán padres, tienen la tarea fundamental de velar por el bienestar de ese niño o niña por nacer. Hoy, realizaremos la invitación a los niños y las niñas, para que defendamos la vida, para que así como nos preparamos para que el niño Jesús nazca en nuestros corazones, y lo esperamos con alegría y felicidad; todos los que van a ser padres, también esperen a sus hijos con esperanza e ilusión y no atenten contra esas vidas. Taller: El animador debe tener preparado imágenes de embarazo, estimulación materna, niños recién nacidos, etc. Con la intención de mostrarles que no apoyen el aborto; de aquí deben salir unos carteles que se pegaran por todo el municipio; se debe desplegar esta campaña por todo el municipio, con frases como: Los niños y las niñas de (pueden escribir el nombre del municipio) defendemos la vida, decimos NO al aborto. Los niños y las niñas tenemos derecho a la vida. Aún antes de nacer. No al aborto.


Desde el embarazo, los niños deben recibir amor, cariño y sentir que sus padres lo esperan con alegría. El animador con la imágenes previamente mencionadas y en pedazos de cartulina o papel bond deben armar carteleras con estas imágenes y letreros alusivos en contra del aborto. Reto para el regreso: Los niños y las niñas, acompañados por el coordinador, recorren su municipio pegando en lugares visibles las carteleras, recuerden, es importante realizar el mayor número posible de éstas, a fin de que la comunidad entienda el mensaje en pro de la vida. Luego, los niños y las niñas irán a sus hogares y contarán lo aprendido, indicando que están a favor de la vida, desde el vientre materno; que así como María e Isabel reconocen la dignidad de los niños y niñas que están por nacer.


Los niños y las niñas que realizamos esta novena reconocemos el don de la vida desde el vientre materno, queremos que los adultos respeten la vida del que está por nacer. Desde que estamos en la barriguita de mamá, sentimos, amamos, nos alegramos, lloramos. ¿Conoces a alguien que espera un bebé? Dile a esa mamá que debe cuidar su hijo que está por nacer. Reflexión día 4


DÍA 5. LA PREPARACION PARA EL NACIMIENTO Brújula: Cuando un familiar o amigo, nos anuncia una visita a nuestro hogar, arreglamos la casa, guardamos lo que esté haciendo desorden, limpiamos la mugre y nos disponemos para recibirlos y atenderlos de la mejor manera posible; nuestra mamá prepara alimentos para brindarles, y durante el tiempo que éstas personas estén en nuestros hogares, nos comportamos muy bien, para que ellos se sientan felices. Es necesario tener en cuenta que Jesús anuncia su visita a nuestras vidas y a nuestros corazones; y pese a que durante estos días de novena, nos estamos preparando para su venida; ¿realmente estamos organizando nuestras vidas, perdonando a quienes nos han ofendido, respetando a nuestros padres y siendo honestos con todos quienes nos rodean? Preparemos nuestros corazones, llenémonos de felicidad, porque tendremos una gran visita en nuestras vidas: el nacimiento de el Salvador, que se quedará para siempre con nosotros. Caminemos: Consideración Día 5. Lucas 2, 6 “Mientras estaban en Belén le llegó a María el tiempo del parto” Cuando María vuelve a su ciudad, luego de visitar a su prima Isabel; se entera que el emperador César Augusto ordena que todas las familias debían registrarse en su ciudad de origen. Es así como emprende su viaje con José a su ciudad de origen: Belén. A pesar de que María estaba en embarazo tuvieron que salir; y así se acerca la hora del nacimiento de Jesús. Al llegar la noche, José empieza a buscar un lugar donde quedarse; sin embargo, al no encontrar y ver que en ninguna posada hay espacio para ellos, se presenta la angustia de dos padres, José y María, que no tienen un sitio digno para su hijo que está a punto de nacer. Sólo encuentran una pesebrera, donde podrán pasar la noche y descansar; con la dulce espera de su hijo. Aún en medio de la carencia y el frío, sus corazones están llenos de alegría y de ilusión porque serán padres del salvador.


Hay muchas familias en el mundo, madres que esperan a sus bebés en su vientre con amor y alegría, pero también son muchas que piensan en destruir a esos seres maravillosos que llevan en sus entrañas, y padres que no se hacen cargo de sus hijos; por esto, se hace la invitación para que juntos elevemos una oración desde el corazón al papito Dios por los niños y las niñas que sufren la indiferencia de los adultos. De igual manera demos gracias al Señor por el milagro de la vida, por nuestros padres, por nuestros hermanos, porque tenemos un lugar para vivir, por el alimento de todos los días, y por aquellas cosas que nos hacen felices cada momento de nuestra existencia. A la sombra del árbol: Lucas 2, 6 “Mientras estaban en Belén le llegó a María el tiempo del parto” La preparación para el nacimiento de Jesús implicó en la vida de María y José buscar un lugar seguro y cómodo donde traerlo al mundo; esto no fue fácil, ni fue posible; pero implicaba que estos se responsabilizaran del niño que está a su cuidado. De igual manera sucede ahora, para que llegue al mundo un niño, se requiere que sus padres asuman la responsabilidad que les fue confiada. Los niños y las niñas tienen derecho a tener una familia y a no ser separado de ella, esta familia debe brindarle lo necesario para crecer y desarrollarse en un ambiente sano y protegerlos de todo lo que pueda hacerles daño. Hoy enfatizaremos la reflexión en este derecho, en las responsabilidades que tienen nuestros padres para que seamos personas de bien, en el deber que tienen de protegernos, de amarnos y de buscar lo mejor para nosotros, en la medida de sus posibilidades. Sin embargo, todo derecho implica unas responsabilidades, por eso se complementa la actividad con los deberes que los niños y niñas tienen en relación a su familia; así: a obedecer y respetar a sus padres y a los demás miembros de la familia, a colaborar con las tareas de la casa, a cumplir con los deberes académicos, entre otros. Taller: La idea es que se realice una lluvia de ideas con los niños y las niñas, para que ellos, con la ayuda del coordinador identifiquen los deberes de sus padres con ellos, y los deberes de ellos con sus padres. Con esta lluvia de ideas, se pretende que los niños se sientan parte de sus familias e identifiquen qué les gusta de ellas, reconociendo el valor fundamental de crecer en una familia unida.


El coordinador debe darles a los niños hojas en blanco con colores y lápices para que ellos dibujen a sus familias y rescaten lo que más les guste de cada uno de sus miembros. Al reverso de este dibujo, cada niño escribirá una carta de agradecimiento a sus padres por el don de la vida, por cuidarlos y por amarlos. Reto para el regreso: Los niños y las niñas, llevarán a sus padres la carta y el dibujo que han construido y les contarán lo realizado en la actividad. Además el coordinador entregará a cada niño copia de la siguiente oración, para que sea realizada en familia: Bendito seas Señor, porque en tu Amor nos reuniste para formar nuestra familia. Te damos gracias por vivir juntos. Te pedimos que protejas y conserves nuestro hogar. Que sus puertas estén siempre abiertas para los que quieran entrar en él y compartir nuestra alegría y amistad. Enséñanos a aceptarnos como somos, con nuestras cualidades y defectos; a presentarte nuestros planes y sueños; a pedir tu ayuda; a ofrecerte nuestras alegrías y nuestras penas; a recomenzar después de cada caída. Te pedimos que como miembros de tu Iglesia, sepamos llevar tu mensaje de amor a todos los que nos rodean. Que tu amor nos conserve siempre unidos y en paz. Por Jesucristo, nuestro Señor.

Amén.


Los niños y las niñas tenemos derecho a tener una familia y no ser separados de ella. Además la familia tiene el deber de cuidarnos y protegernos. Faltan pocos días y ya llega la Navidad. El niño Jesús, está pronto a nacer. Ayúdame buen Dios a preparar mi vida para encontrarme contigo. Necesito cambiar, ser más bueno con los demás, aprender a decir siempre la verdad, ayudar a todos en lo que pueda yo hacer, compartir siempre y dar gracias por todo lo que me diste. Quiero recibirte con los brazos abiertos y dispuesto a vivir como nos enseñas haciendo el bien y amando a los demás. ¡Que así sea, Señor! Reflexión día 5


DÍA 6. NACIMIENTO Brújula: La novena de navidad nos prepara para el nacimiento de Jesús, en esta ocasión quisimos profundizar un poco más en la historia de el Salvador, y conocer realmente más sobre sus enseñanzas en nuestras vidas. Hoy celebramos el nacimiento de Jesús, para ahondar en su realidad y en las condiciones de su venida al mundo. Caminemos: Consideración Día 6. Lucas 2, 7 “y dio a luz a su Hijo…” La noche va avanzando y el momento de la llegada del Salvador se acerca. María y José en una humilde pesebrera, se preparan para que su Hijo llegue a alegrar sus vidas y sus corazones. Esta noche de espera llena de humildad, de amor y de esperanza es lo que inunda y da calor a esta pesebrera, que por estos momentos se convertiría en morada de nacimiento del Salvador. El Mesías llega a nuestras vidas en forma de niño, niño que busca ser protegido, amado y cuidado. ¡Gloria a Dios en el las alturas y paz en la tierra a los hombres que aman al Señor! Este canto se oye en toda la tierra y nos invitan a oírlo en nuestros corazones. Niño Jesús, tú has nacido en medio de dificultades, ayúdanos a valorar aquellas cosas que tenemos; nos enseñaste la pobreza, como el desprendimiento de aquellas cosas materiales que nos alejan de ti; de la humildad, que nos permite reconocer en el otro sus necesidades y ayudarlo sin importar las condiciones; el amor, que nos ayuda a sentir tu presencia en el prójimo, en nuestros padres, en nuestros hermanos, en nuestros amigos y vecinos; y la esperanza que es la confianza de que tú estás en medio de nosotros y nos amas como tus hijos. Damos gracias infinitas a Dios porque nos honraste con tu presencia, porque nos hiciste a imagen y semejanza tuya y porque viniste al mundo para salvarnos del pecado.


A la sombra del árbol: Lucas 2, 7 “y dio a luz a su Hijo…” Nace Jesús y nos invita a reflexionar sobre el significado de su venida al mundo: vino a Salvarnos (podemos realizar esta pregunta a los niños y niñas, para meditar con ellos sobre este acontecimiento ¿Para qué vino Jesús al mundo?) Hoy estamos felices, congregados frente al pesebre uno de los más hermosos símbolos cristianos. Invitamos a los niños y niñas a imaginar el día en que nacimos y en qué circunstancias; pero también pensemos en el niño Jesús, en qué circunstancias nació Él, pues el no nació como cada uno de nosotros, el no nació en las comodidades que cada uno de nosotros tenemos. Conocemos muchos niños y niñas que sufren, porque tienen hambre, frío, no pueden ir a la escuela, son maltratados, descuidados, abusados; hoy queremos pedirle al niño Jesús, que los proteja, pues Él que nació en medio de la pobreza y la humildad, entiende mejor que nosotros el sufrimiento de estas personas. Taller: En un momento de reflexión invitamos a los niños a realizar la siguiente oración: Niño Jesús, te pedimos que cada niño tenga a su lado un adulto que lo proteja y lo ayude a crecer rodeado de verdadero amor espiritual. Que a ningún niño le falte alimento, vivienda y salud. Que puedan estudiar y jugar. Que siempre tengan ayuda en momentos de dificultad y estén acompañados en sus sufrimientos. Padre que no los abandonemos, que no se vean más en la necesidad de realizar tareas que no corresponden a su edad. Te pedimos que nos ilumines para encontrar los caminos que los lleven a conocerte y a seguir tus enseñanzas. Ayúdanos a evitar la agresión, la guerra y la violencia, a ser testimonio de la vida que Tú nos diste. Y, llena los corazones de los niños del valor necesario para construir un mundo donde la justicia, la paz y el amor sean verdad.


Luego se realiza la dinámica de las tarjetitas, donde se compra previamente un Niño Jesús, que puede ser de cualquier tamaño. Esta dinámica consiste en que se coloquen en una canasta unas tarjetitas con la imagen del Niño Jesús y cada niño y niña toma una, ya todas repartidas se van leyendo empezando por la persona que tenga la tarjetita número uno y así sucesivamente, a la persona que le corresponda la tarjetita que dice: “Me quedo contigo". Se lo lleva Tarjeticas (Pueden ser fotocopiadas para entregarlas a cada niño y niña) No. 1 Las pajas eran duras, dame la suavidad de tu ternura. Te regalo mis sufrimientos, Para que seas feliz y des alegría a los demás. Jesús No. 2 La estrella de Belén, brillaba para anunciarte, tú brilla solo para mí. Te regalo mi corazón, Para que ames con él. Jesús No. 3 Mi Padre te ama, por eso me envió, no corras tanto, escúchalo en la oración. Te regalo la quietud de la noche de mi nacimiento, Para que vivas la paz. Jesús   No. 4 En Belén, no hubo lugar para mí, dame el abrigo en tu corazón. Te regalo la piedad de mi Madre, Para que con ella me ames. Jesús    No. 5 Los Reyes me llevaron incienso, dame el perfume de tu oración. Te regalo mi compañía, Para que te acerques a mí cuando te sientas solo. Jesús No. 6 En el pesebre tuve frío, dame el calor de tu caridad. Te regalo la sencillez, Para que puedas llegar al Reino de los cielos. Jesús  


No. 7 No te canses de amar, para darte fuerzas me hiciste hombre. Te regalo mi pesebre, Para que busques en mí tu descanso. Jesús No. 8 Yo vine a traer consuelo, sé tú la alegría de tu hogar. Te regalo mis brazos llenos de amor, Para abrazarte cuando te agobien las penas. Jesús No.9 Mi Padre José me sirvió oculto, ocúltate cuando me sirvas Para que yo aparezca. Te regalo mi amor, Para que sea prenda de tu felicidad. Jesús   No. 10 La gruta era fría, dame el calor de tu entrega apostólica. Te regalo mi corazón, Para que ames con él. Jesús No. 11 En Belén todo se veía oscuro, algunos ven el mundo así, necesitan de tu optimismo. Te regalo mi mirada, Para que descubras los dones que te doy cada día. Jesús   No. 12 Quiero en este año el oro de tu caridad. Te regalo mis primeras palabras, Para que hables siempre bien de los demás. Jesús   No. 13 Fui ignorado por casi todos, se mensajero de mi presencia. Te regalo mis pies, Para que no te canses de anunciar mi mensaje. Jesús No. 14 Vine a buscar almas, ayúdame a encontrarlas. Te regalo mi sonrisa, Para que la encuentren en ti los demás. Jesús


No. 15 Los ángeles cantaron, dame la música de tu vida interior. Te regalo mi sensibilidad, Para que cada día me escuches dentro de ti. Jesús   No. 16 Mi Padre me envió porque te ama, que quien te encuentre lo descubra. Te regalo mi encarnación, Para hacerte hijo de Dios. Jesús   No. 17 Cuando ores ama, no importa si no hablas. Te regalo el arrullo de mi Madre, Para que nunca te sientas solo. Jesús   No.18 Sentí frío y pensé en ti. Dame el calor de tu entrega apostólica. Te regalo el cielo estrellado, Para aumentar tú fe. Jesús No. 19 Mi techo era el cielo, no busques seguridades humanas. Te regalo mi confianza, Para que te abandones en los brazos de mi Padre. Jesús   No. 20 Mi Madre me cuidó con paciencia, vive esta virtud durante el año. Te regalo mi delicadeza, Para que con ella vivas una caridad más perfecta. Jesús No. 21 Yo vine a traer consuelo, se tú la alegría de tu hogar. Te regalo mi paz, Para que la comuniques a los demás. Jesús No.22 Yo no tuve con que abrigarme, se el abrigo de los pobres. Te regalo el oro de los reyes magos, Para que siempre valores lo verdaderamente importante. Jesús


No. 23 La gruta estaba obscura, dame la luz de tu fe. Te regalo mi estrella, Para que te muestre el camino que conduce a mí. Jesús   No.24 Mi Madre me arrulló en sus brazos, toma su sitio, quiero estar en los tuyos. Te regalo las caricias de mi Madre, Para que te consuelen y te alienten. Jesús No. 25 Cuando era pequeño, no podía valerme por Mí mismo, llévame a los demás. “Me quedo contigo”. Consérvame en tu corazón, háblame, ámame, y compárteme. Jesús Reto para el regreso: Los niños y las niñas tienen la tarea de preparar en sus hogares un lugar para el nacimiento del niño Jesús, se sugiere que empleen materiales reciclables, para ayudar con el cuidado de la naturaleza.  


Querido Dios: estamos todos juntos para pedirte por nuestra familia. Ayúdanos a querernos siempre más, a perdonarnos, saber ayudar, escuchar al otro y tratarlo con cariño. También te queremos pedir por todos los niños que no tienen un hogar, por los que andan por la calle, solos y abandonados. Ayúdanos a indiferentes.

preocuparnos

por

ellos,

no

olvidarnos

ni

ser

Junto al pesebre queremos ofrecerte lo mejor de nosotros para construir un mundo mejor. Te damos nuestro corazón para que Jesús nazca en nosotros y lo llevemos a los demás. Reflexión día 6


DÍA 7. LO ENVOLVIERON EN PAÑALES Brújula: Cuando los niños lleguen se les entregará un mensaje relacionado con el tema del nacimiento de Jesús. Luego se les dirá que ya que están en torno al pesebre ellos serán los pastores y vamos a adorar al niño cantando un villancico o haciendo una oración. Caminemos: Consideración Día 7. Lucas 2, 7 “ y dio a luz a su Hijo primogénito, lo envolvió en pañales y lo acostó en un pesebre" La Virgen María, al dar a luz a su Hijo, realiza un gesto que contiene todo el cariño de que es capaz una madre: coge su bebé recién nacido, y lo envuelve en pañales. Envolver en pañales al niño Jesús es una muestra más de la condición humana del Salvador que decide hacerse hombre; así, Él, lo mismo que todos nosotros, asume un modo de existir humano, débil, que necesita cuidado y protección. No es un niño abandonado, sino que sobre Él están sus padres que lo llenan de amor. Cuando un niño nace, las personas que le rodean, buscan protegerlo, amarlo, cuidarlo y admirarlo; cuando nosotros éramos bebitos nuestros padres, abuelos, tíos, primos, vecinos lo hicieron con nosotros. Jesús ha nacido en nuestros corazones, ¿Qué estamos haciendo para demostrarle nuestro amor, admiración y protección? ¿Estamos llevando esta buena noticia a otros niños y niñas, para que amen a Jesús recién nacido, que quiere que nosotros lo envolvamos en pañales y no lo descuidemos? Sigamos pues esta novena al niño Jesús, conscientes de la gran tarea que tenemos de envolver en pañales como signo de amor, protección, cuidado y entrega, no sólo al niño Jesús que acaba de nacer, sino a todos los niños y niñas que necesitan de nuestro amor, a niños y niñas que tienen frío, que sufren y que están tristes; para que esta navidad traiga amor y felicidad a sus vidas por medio de la presencia de Jesús.


A la sombra del árbol: Lucas 2, 7 “ y dio a luz a su Hijo primogénito, lo envolvió en pañales y lo acostó en un pesebre" Envolver al niño en pañales es un claro signo del deseo de protección, su Madre lo protege del frío en esa noche de su nacimiento. El evangelista, hace énfasis en este aspecto, dado que es una muestra del amor de madre, del deseo de cuidarlo. Este es el llamado que en el día de hoy hacemos a la sociedad: Debemos cuidar a los niños y niñas de todo aquello que atenta contra su integridad. Son sus papás, los principales llamados a que simbólicamente “envuelvan en pañales” a sus hijos y así los protejan, no sólo de los daños externos, sino también de los que pueden darse al interior del hogar: insultos, malos tratos, negligencia, abandono, violencia, abuso sexual, trabajo infantil. Cada que nace un niño o una niña, el mundo entero se alegra al ver que llegó una estrella a brillar con luz propia; algo similar sucedió cuando nació el niño Jesús, brillo una estrella en el cielo que vino para iluminar a los que están perdidos y desorientados. Taller: Es así, como todos los niños y niñas del mundo son estrellas que brillan en el firmamento de nuestras vidas; hoy les enseñaremos a realizar en origami su propia estrella (para esto necesitarán una hoja iris, con el color que cada niño o niña desee), el coordinador orientará el trabajo, conforme al siguiente esquema:


Al terminar la estrella, cada niño y niña pondrá su nombre en el centro de la misma. En un lado de la estrella escribirán el nombre de las personas que ellos consideran son quienes los deben cuidar y proteger. Al reverso escribirán con qué acciones se sienten protegidos. Reto para el regreso: Los niños y las niñas llevan la estrella a sus casas, le cuentan a su familia el sentido de la misma y la ponen en el pesebre.


Los niños y las niñas tenemos derecho a ser protegidos por nuestra familia, a ser amados, y cuidados. A que nuestra familia vele por que nadie vulnere nuestros derechos. Quiero vivir esta Navidad con el amor de la virgen María, que te cuidó con cariño y te llevó en la pancita durante nueve meses porque era fiel a lo que Dios le pedía. Quiero vivir esta Navidad con la confianza y la fe de José, que supo estar dispuesto para cumplir con todo lo que el Señor le mandaba, y formó con María y contigo una familia unida y llena de amor. Quiero vivir esta Navidad con muchas ganas de que nazcas en mi corazón para ser cada día más bueno, más generoso y más servicial. Amén Reflexión día 7


DÍA 8. HUIDA A EGIPTO Brújula El niño Jesús, al venir al mundo en forma humana, también se expone a los peligros que pueden encontrar en el mundo los niños y niñas de hoy. María y José, luego del nacimiento de su hijo, tienen que huir a Egipto, pues se enteran que van a atentar contra la vida de su bebé, tan pequeño y tan indefenso. Caminemos: Consideración Día 8. Mateo 2, 13 “Levántate, toma al niño y a su madre, huye a Egipto” Con Jesús en el pesebre, siendo adorado por los pastores, cuidado y admirado por sus padres, la humanidad entera se maravilla de este gran milagro. Este nacimiento que transforma las vidas, transforma el firmamento con la estrella de oriente, lo que motiva a reyes y sabios a buscar al Rey de los judíos. Es así, como tres reyes magos van tras esta señal y llegan a visitar al niño, entraron y vieron al niño con su madre María y lo adoraron postrados en tierra. Abrieron sus cofres y le ofrecieron como regalo oro, incienso y mirra. Cuando se fueron, el ángel del Señor se apareció en sueños a José y le dijo: “Levántate, toma al niño y a su madre, huye a Egipto y quédate allí hasta que yo te avise; porque Herodes va a buscar al niño para matarlo”. José hizo lo que el ángel le dijo y se quedó allí hasta la muerte de Herodes. Herodes, enfurecido manda a matar a todos los niños de Belén y de todos los alrededores que tuvieran menos de dos años; sin saber que el niño Jesús tiene en el cielo y en la tierra quien lo cuide de los males y los peligros que atentan contra su vida. En nuestra sociedad, hay muchos peligros que atentan contra la dignidad y contra los derechos de los niños y las niñas; son los adultos, los papás, los abuelos, los tíos y toda la comunidad los responsables de que esto no siga sucediendo. Existen personas que como José y María tienen que huir a otros pueblos para cuidar y proteger a sus hijos de la pobreza, de la guerra y del maltrato. ¿Qué podemos hacer para que los niños y niñas no sufran más por estas situaciones?


A la sombra del árbol Mateo 2, 13 “Levántate, toma al niño y a su madre, huye a Egipto” Desde que el niño Jesús viene al mundo se ve expuesto a la injusticia humana, Herodes el Emperador, se entera que se ha cumplido la profecía y que ha nacido el Salvador. Razón por la que envía a tres reyes magos a buscar este Mesías y así enterarse donde fue el milagro que salvó la humanidad. Los reyes presencian el milagro de la vida, el milagro de el Salvador; por esto deciden no volver donde Herodes, pues conocían las intenciones de éste. A José le es revelado por un sueño que deben huir; pues Herodes se ha visto burlado por los reyes, y decide acabar con la vida de todos los niños recién nacidos de esa región. Eh aquí, donde se puede iniciar un momento de reflexión con los niños y las niñas, y por medio de una lluvia de ideas, ellos puedes indicar qué peligros, qué riesgos encuentran ellos en el mundo, es decir, qué atenta contra la dignidad y los derechos de ellos. Cientos de millones de niños son víctimas de graves formas de explotación, discriminación y vulneración de sus derechos; se encuentran virtualmente invisibles para el mundo, y "fuera del alcance de todos, nadie se ocupa de estos millones de niños y niñas maltratados y abandonados" Los niños y las niñas, tienen derecho a ser protegidos contra toda forma de maltrato y vulneración; y sus padres, así como lo hizo José, deben hacer todo lo posible para evitar que les hagan daño. Tiene la responsabilidad de cuidarlos para que crezcan en un ambiente sano, sin agresiones ni abusos. Deben garantizar a los niños el acceso a la educación, la vivienda, alimentación adecuada y balanceada, vacunas al día, espacios de recreación, vestido, amor, etc. Taller: El coordinador invita a los niños y niñas a que en hojas de block pinten sus derechos y dibujen niños felices. Luego, con la ayuda del coordinador realizan una cartelera lo mas grande posible, donde pegarán sus dibujos y con pinturas plasmarán las manos de cada niño y niña. A este gran cartel le pondrán como título “LOS NIÑOS Y LAS NIÑAS SOMOS EL PRESENTE Y EL FUTURO”, Realizarán comparsas a favor de los derechos de los niños y las niñas y en contra de los abusos y la vulneración de sus derechos.


Realizarán un desfile por las calles cercanas al lugar del MONAIN, donde los niños y las niñas expresen la felicidad de ser protegidos y amados. Reto para el regreso A cada niño se le entrega una tarjetica (puede utilizarse el modelo que se presenta) que llevarán a sus papás, a fin de invitarlos al MONAIN del próximo día.

Jesús nace en nuestros corazones y en nuestra vida; mañana tendremos una celebración maravillosa donde mis papás son invitados especiales. La venida de Jesús nos congrega y haremos una gran fiesta:


Señor Jesús, en la calle muchas personas atentan contra nuestra dignidad; la guerra, el secuestro, la delincuencia, el desempleo, el abuso sexual, el maltrato; protégenos y cuídanos. Jesús, mi buen amigo, te quiero pedir hoy por todos los niños que viven en la calle, que están solos, abandonados, desprotegidos; sin un papá o una mamá que los cuide y los quiera.  Ayúdame a descubrir tu rostro en cada niño que sufre y enséñame a ser solidario; enséñame a sentir que puedo y quiero ayudar.  Que no viva indiferente. Dame fuerzas para vivir  un amor grande como el tuyo. Reflexión día 8


DÍA 9. LA PRESENTACIÓN DEL NIÑO JESÚS Brújula: La presentación del Niño Jesús en el templo, significa presentarlo ante la sociedad como hijo de Dios. Nosotros los bautizados, fuimos presentados ante Dios, puesto en sus manos, para que nos acompañe en el transcurrir de la vida. Qué alegría sentimos los bautizados por ser hijos de Dios, por ser reconocidos como tal y por contar con la bendición divina para vivir con la paz del Señor. Al celebrar tu nacimiento, recordamos que estás en nuestras vidas y en nuestras familias. Bendícenos y protégenos. Caminemos: Consideración Día 9. Lucas 2, 22 “Llevaron al niño a Jerusalén para presentarlo al Señor” Cuando se cumplieron los días, llevaron al niño a Jerusalén para presentarlo al Señor, como lo dice la ley: Todo primogénito varón será consagrado al Señor. En aquella época los padres de los recién nacidos llevaban a sus bebés al templo como muestra de agradecimiento por esa nueva vida que llegaba a su hogar, a la vez que llevaban una ofrenda. Realizada esta presentación, como muestra de la presencia viva de Jesús, regresaron a Galilea, a su ciudad de Nazaret. La presentación de los niños, es una tradición que hoy se sigue realizando aunque de manera diferente, ahora es por medio del bautismo; generalmente, nuestros papitos eligen un nombre para nosotros y nos llevan al templo para recibir el sacramento del bautismo. Así, el bautismo es la puerta de entrada a la Iglesia, es nuestra presentación a la sociedad como cristianos, como Iglesia viva y como hijos de Dios. Los niños y las niñas de hoy, merecemos un reconocimiento especial en la sociedad, merecemos que nuestros padres se sientan felices por nuestra existencia y que la sociedad respete nuestros derechos.


Niño Jesús, hoy, la Iglesia y la comunidad celebra tu nacimiento en nuestras vidas; queremos que así como a Tí, te presentaron ese día en el templo, hoy te presentamos y ponemos en tus manos a todos los niños y niñas del mundo, para que sus papitos los amen, los cuiden y los protejan de los peligros que los rodean, para que la sociedad aprenda a respetar sus derechos y para que los niños y las niñas sientan tu presencia en sus vidas y así tengan en sus corazones el amor, la alegría y la esperanza que nos enseñaste en estos días de preparación espiritual para tu venida. A la sombra del árbol: Lucas 2, 22 “Llevaron al niño a Jerusalén para presentarlo al Señor” Los niños y niñas son sujetos de derechos, ante la sociedad deben ser visibles como tal; no podemos seguir siendo indiferentes ante el sufrimiento de quienes son el presente y el futuro. Los niños y las niñas son vulnerables, requieren de cuidado, de amor y de reconocimiento. En la consideración realizada hoy –el último día de la novena– se hace énfasis especial en la presentación del Niño Jesús ante Dios y la sociedad; acción que pese a ser realizada hoy con el sacramento del Bautismo, en ocasiones olvidamos el verdadero significado del mismo. Los papás llevan a su hijo a presentarlo ante Dios y ante los hermanos por el amor; en este momento la sociedad entera se alegra, le dan la bienvenida al mundo; pero prontamente olvidan que somos hijos de Dios, hermanos en el Señor y somos prójimo, y dejamos de lado la responsabilidad que tenemos con los niños y niñas, permitimos que trabajen desde muy temprana edad, que no vayan a la escuela, que sean abusados y maltratados. Taller: En este momento invitamos a los papás a reflexionar sobre el rol que ejercen de cuidadores y protectores de los niños y niñas (puedes realizar las siguientes preguntas y otras): ¿Soy buen padre? ¿Protejo a mi hijo o hija de los peligros de la sociedad? ¿Acompaño a mi hijo o hija en su proceso de crecimiento? Mientras realizamos estas reflexiones con los padres de familia, los niños y las niñas por medio de una lluvia de ideas, responderán la siguiente pregunta: ¿Para qué tenemos papás?


Como forma de hacer el cierre de esta actividad, se realiza una reflexión con todos los participantes, sobre la responsabilidad de proteger a los niños, de hacerlos sujetos visibles y de derechos ante la sociedad, la necesidad de amarlos y respetarlos. Se finaliza la actividad con la celebración de la Eucaristía, que se propone realizarla de manera especial, que permita la unidad de la familia, la consolidación en el amor y la celebración de la navidad.  

Ayúdame Padre Bueno a crecer como Jesús. A ser más bueno cada día, y querer a todos los que me rodean. Ayúdame a estudiar con juicio en la escuela y a ser buen amigo y compañero. Quiero aprender mucho, llenarme de las cosas de Dios como lo hizo Jesús. Quiero aprender a rezar, a hablar contigo, a vivir como Jesús vivió. Enséñame a seguir sus pasos y a dejarme llenar por el Espíritu de Dios. Que todo lo que aprenda, Señor, pueda también darlo a conocer, que no me lo guarde para mí, sino que lo comparta con los demás, como Jesús. ¡Que así sea! Reflexión día 9



Manual de coordinadores