Issuu on Google+

ENTRETELONES

La viuda alegre


LA COMPAÑÍA DE DANZA DIRIGIDA POR JULIO BOCCA COMPARTIÓ LA INTIMIDAD DE SU OBRA MÁS RECIENTE. BAILARINES, VESTUARISTAS Y ESCENÓGRAFOS MOSTRARON LO QUE SUBYACE DETRÁS DE CADA FUNCIÓN. POR YELLY BARRIOS. FOTOGRAFÍAS AGUSTÍN PAULLIER.


El coreógrafo británico Ronald Hynd participó del proceso.

El bailarín español Igor Yebra.


C

00

OCTUBRE I 2012 I PAULA

uando un bailarín sube al escenario son los movimientos de su cuerpo los que marcan la historia. En La viuda alegre, la puesta en escena del Ballet Nacional del Sodre, la anécdota que se narra gira en torno al primer amor. Pocos en el auditorio Adela Reta no sucumbieron ante el ángel de la obra. Inducidos por ese espíritu la compañía compartió los entretelones del proceso creativo de la mano de la uruguaya María Riccetto y de los bailarines internacionales invitados: José Carreño e Igor Yebra. En los vestuarios Mariela Gotuzzo readaptó cada uno de los atuendos que llegaron en préstamo desde el South African Ballet Theater, convirtiéndolos en verdaderas obras de arte. Tras bambalinas el ensamble de las piezas de la escenografía requirió una labor de ingeniería perfecta. Disfrute este fotorreportaje que expone las facetas menos visibles de un proyecto signado por el romanticismo de una época memorable. ¿Quién no se entregaría de similar manera cuando se encuentra ante un gran amor?

Mariela Gotuzzo, la gran artista del vestuario.

María Riccetto se prepara para el entrenamiento.


"LA DANZA ES EL COMPENDIO DE TODAS LAS ARTES. NOSOTROS ESCULPIMOS CON NUESTROS CUERPOS, PINTAMOS EN EL ESCENARIO FIGURAS CON EL MOVIMIENTO, LO HACEMOS A TRAVÉS DE LA MÚSICA Y CONTANDO UNA HISTORIA LITERARIA”, RESUMIÓ YEBRA.

El cubano José Carreño, un talento internacional.


“HE ENCONTRADO EL AMOR EN LO PERSONAL; EL DE FAMILIA Y AMIGOS. ME SIENTO COMPLETA”, CONTÓ LA BAILARINA MARÍA RICCETTO AL HABLAR DE SU PRESENTE.

00

OCTUBRE I 2012 I PAULA

Planos originales de la escenografía.

Ismael Aries y Rosina Gil interpretan a los protagonistas de la historia.


La Viuda Alegre