Page 1

ARTE EN LIMA

B

arranco es la síntesis de la vida cultural contemporánea en Lima. Sus calles se alejan del bullicioso tránsito de otras vecindades. Los fines de semana la zona tiene un ritmo todavía más pausado en el que se ven a las parejas de enamorados caminar de la mano, a familias pasear en tándem por el malecón, a niños corriendo tras sus globos de helio de todas las formas y colores, incluso hasta luminosos. Es un barrio bohemio con atractivos turísticos de visita obligada como el Paseo Sáenz Peña, el Mirador Catalina Recavarren, la Ermita, el Puente de los Suspiros o el restaurante Cantarana. No es casualidad entonces que el fotógrafo Mario Testino eligiera estas coordenadas para poner en marcha un proyecto que presenta su obra internacional en su Perú natal. La

idea se concretó en 2012 como MATE, una referencia a las primeras sílabas de su nombre y su apellido, en una casona republicana de finales del siglo XIX. La historia del proceso inicial cuenta que el fotógrafo tuvo participación activa en todas las etapas: cuál sería la sede y cómo su restauración, los arquitectos y artesanos que trabajarían en eso, así como el montaje de las ocho salas expositivas de la colección permanente y de las dos destinadas a las propuestas itinerantes. “La intención de Mario fue contribuir a la revalorización de Barranco y por eso eligió estar aquí. La casa es hoy Patrimonio de la Nación por su proceso de cuidado y reciclaje que conserva los materiales constructivos como pisos, techos y fachadas”, cuenta Alejandra Nieto del equipo de comunicación del museo, quien recibió a PAULA durante la visita.

El precio de la entrada para acceder a las colecciones permanentes del museo es casi simbólico tomando en cuenta el valor de la obra. Con eso y todo, es interesante mencionar que existe una tarifa diferencial entre visitantes peruanos y extranjeros: 10 soles para los primeros y 25 soles para los segundos (unos 3 dólares y 8 dólares respectivamente). No es una circunstancia exclusiva de MATE, es una constante en varios puntos de interés turístico en Perú, donde se dan diferencias tarifarias de consideración. Pese a ello el museo cuenta con entradas bonificadas para estudiantes, discapacitados y mayores de 65 años. El pase a las salas de exhibición temporal es gratuito.

Ser famoso

La colección permanente ocupa ocho salas expositivas. Cada una de

JULIO i 2018 i paula

Por: Yelly Barrios. Fotografías: Fundación Mate & García Tores.

00

00

JULIO i 2018 i paula

MATE el museo de Mario Testino

Considerado uno de los fotógrafos de moda más influyentes de las últimas décadas, es responsable de imágenes emblemáticas que hoy se exhiben en su propio espacio. Pese a que hoy atraviesa un momento de cuestionamientos éticos, su obra sigue vigente y es venerada.


“Tomar fotografías es como desarrollar músculos para una carrera; tanto el fotógrafo como el velocista quieren ser lo más rápidos posible. Conocer el valor de un milésimo de segundo es el resultado de años de entretenamiento”. La frase se lee en el museo. Instantáneas tomadas por Testino con cámara en mano.

Iluminación: sala de videoinstalación.

ellas exhibe trabajos que corresponden a momentos particulares de la obra del fotógrafo, quien muestra desde retratos, campañas y fotos editoriales hasta imágenes espontáneas de las fiestas del star system. Si bien cada una de estas fotografías forma parte del acervo de MATE, cada cierto tiempo se cambian para ofrecer nuevas alternativas a los visitantes interesados en la fotografía. Cada una de las salas tiene un nombre que intenta reflejar el ADN de Testino como profesional. La primera de las salas recibe el nombre de Presencia. Allí se exhiben imágenes que reflejan a las celebrities en grupo, en diversas situaciones. Son mundos elitistas y de glamour, poblados por gente linda y de carácter. “Durante 40 años Testino ha realizado la más delicada de las transacciones: el artista equilibra lo tradicional con la creatividad, la atemporalidad con la transitoriedad. De su alquimia de opuestos aparece la imagen perfecta”, comentó a propósito de estas obras el historiador y escritor británico Robin Muir. En la sala contigua, Performance, hay fotografías de gran formato en las que el lente de Testino intentó captar lo que

en esencia hace que Cara Delevingne, Kate Moss, Rihanna, Mick Jagger, Kristen Stewart, Taylor Swift, Michael Fassbender, Gisele Bündchen y otros tantos más, sean estrellas veneradas por millones de simples mortales a lo largo del mundo. Otras obras expuestas a continuación captan a varios de esos mismos personajes en fiestas. La aspiración del artista es encontrar un costado auténtico; con lo espontáneas que puedan ser figuras de esta talla en público. Luego vienen Apariencia primero y después Resplandor, salas en las que se aprecian imágenes que pretenden mostrar la otra cara de las celebridades, el lado que trasciende a la pose. Testino tiene el don de encontrar el destello que los distancia de los dioses y los humaniza. A continuación, en Iluminación, se encuentra una videoinstalación con proyecciones que exploran las influencias y experiencias a las que Testino recurre para crear imágenes que contengan desde la efervescencia cultural de Perú hasta la bohemia del Londres, de la década de 1980. Mientras las proyecciones se repiten como un caleidoscopio,

Arriba y abajo, sala Alta Moda con fotos que realizó Testino en varios distritos de Cusco.


transcurre un corto de quince minutos en el que el artista –en entrevista dirigida por Jesse Dylan– repasa lo que le importa de su carrera, lo que le hizo ser el fotógrafo de moda que es. Finalmente la sala Observación es la que cierra esta etapa del recorrido. En espacios diferentes, a los que se accede por la parte trasera de la casona, hay dos áreas más de gran importancia para su obra. En primer lugar está el salón consagrado a la Alta Moda en donde se muestra una faceta completamente diferente del artista, resultado de una investigación fotográfica, aún en curso, sobre las tradiciones peruanas. La serie exhibe retratos de cusqueños vestidos con trajes tradicionales, cotidianos y festivos. Cierra este recorrido un salón dedicado a un gran momento en la carrera

del profesional: su encuentro con Lady Di, no solo por lo que ella significó para él, sino porque además, las fotos que le tomó fueron las últimas de la princesa de Gales antes de su muerte, el 31 de agosto de 1997. Las imágenes fueron publicadas por la revista Vanity Fair ese mismo año. En ese espacio que lleva su nombre, se aprecian los retratos y una réplica del vestido Versace que usó durante la sesión fotográfica.

Las salas itinerantes

Inserto en su contexto, MATE también trabaja con programas de extensión cultural, visitas guiadas y jornadas educativas, realizan talleres formativos y piensan estrategias expositivas que integren la comunidad creativa limeña con la extranjera. Ejemplo de eso es la muestra Mundo Sandía de la estadouni-

dense Katherine Bernhardt. La arista llegó a Perú por primera vez el año pasado y decidió viajar por varios puntos del país, como Cusco y Machu Picchu. A su regreso a Barranco realizó la obra. La impronta artística que la carcteriza suele estar marcada por una paleta de colores potentes a los que, en este caso, combinó con la fuerza cultural de Perú. Su intervención aquí fue delinear el contorno de cada una de las obras con spray de color rosa furioso y después guiar a los voluntarios, no necesariamente artistas, a que completaran los dibujos. Durante varias jornadas se abrieron las puertas del museo con este fin y el resultado fue una explosión de conceptos y colores que se puede visitar hasta el próximo 7 de octubre. “La visión del museo en estas salas es la misma que en las permanentes: integrar a Lima con propuestas internacionales”, remarcó Alejandra Nieto.

Tienda con curaduría

La Bodega MATE es más que una tienda de recuerdos. Fiel al propósito de calidad y exigencia de Testino aquí hay un trabajo de selección de objetos y artesanías muy cuidado, que se ajusta a un concepto de lujo. Allí se exponen cual si fueran piezas de arte, accesorios y prendas de moda confeccionados con materiales tradicionales inspirados en

la cultura latinoamericana. Las piezas de diseño contemporáneo, tienen una dimensión adicional porque cuentan las historias de sus raíces. La selección es responsabilidad de la curadora Mónica Sordo, diseñadora venezolana que recorrió varios países del continente en busca de los mejores exponentes. En la tienda abarcan 36 marcas de nueve países, a saber: Ana María Guiulfo de Perú, Gala is love y Mercedes Salazar de México, Voz de Chile, Palorosa de Guatemala, The Nomadic Collector de Costa Rica y Magnetic Midnight de Colombia, entre otros. Además de prendas y accesorios se encuentran objetos decorativos, libretas temáticas y libros que reproducen distintas etapas de la vida de Testino. Uno de los más recientes es Fina estampa que retrata a los

chalanes, adiestradores de los caballos de paso, una raza oriunda de Perú. Corona la visita, la cafetería, un lugar delicado y pequeño que ofrece una carta integrada por recetas internacionales que se combinan a sabores locales. Lo más representativo son los macarons de pisco sour y los de lúcuma, una fruta local.

Un presente polémico

Este 2018 la vida profesional del fotógrafo de moda latinoamericano más celebrado de las últimas décadas se puso en el foco de los medios. El profesional pasó a estar delante de la cámara, en el centro de las críticas, luego de que trece modelos y asistentes masculinos le denunciaran por acoso sexual. La noticia se divulgó en The New

York Times en enero pasado. La editora de Vogue, Anna Wintour, nada más conocerse las acusaciones emitió una carta pública en la que informó que ninguna de las revistas de la compañía trabajará con Testino —ni con Bruce Weber, fotógrafo sobre el que también pesan hechos similares— hasta que no se aclaren los hechos, informó El País de Madrid, ese mismo mes. Desde entonces poco se ha sabido de la evolución del caso, aunque en su edición de mayo la revista Harper's Bazaar confirmó que las oficinas creativas de Testino en Nueva York cerraron y que las de Londres están realizando ajustes. El caso, que tiene varias aristas, aún está abierto. Sin embargo, en Barranco, en la Avenida Pedro de Osma 409, donde se encuentra el museo, la actividad se mantiene activa y con afluencia de público. Quizás este sea un buen caso para poner en debate qué pasa con la valoración de la obra de un artista cuando su ética personal está en duda. Allí por el momento las puertas siguen abiertas y la obra de Testino expuesta, con el cuidado y dedicación que le hicieron famoso.

00

00

JULIO i 2018 i paula

MINI BIO Mario Testino nació en Lima el 30 de octubre de 1954. Intentó estudiar derecho pero rápidamente se dio cuenta que su camino no estaba allí. Así fue que en cuanto pudo emigró a Londres donde comenzó a forjar su carrera. Sus fotografías han sido publicadas en Vogue, Magazine y Vanity Fair. Durante su carrera realizó imágenes emblemáticas para marcas como Gucci, Burberry, Chanel y Lancôme. La obra de Testino se exhibió también en grandes museos, como la National Portrait Gallery de Londres y el Museo Metropolitano de Tokio. Se publicaron más de diecisiete libros con recopilación de su obra, entre ellos: MaRIO de Janeiro Testino, Kate Moss by Mario Testino, Alta Moda y Fina Estampa. Más info en www.mate.pe

JULIO i 2018 i paula

Bodega MATE se diferencia de la típica tienda de museo, por el tipo de objetos y artesanías que allí se venden, todas con firma de autor.

Profile for Yelly Barrios

Mate, el museo de Mario Testino  

Considerado uno de los fotógrafos de moda más influyentes de las últimas décadas, es responsable de imágenes emblemáticas que transmiten emo...

Mate, el museo de Mario Testino  

Considerado uno de los fotógrafos de moda más influyentes de las últimas décadas, es responsable de imágenes emblemáticas que transmiten emo...

Advertisement