Page 1

1


YESSICA PAOLA OROZCO NORIEGA

CUENTOS INFANTILES

2


INDICE Prologo..........................................................................pag 4 Dedicatoria....................................................................pag 5 Los Geniecillos Holgazanes........................................pag 6-7 La Gratitud De La Fiera...............................................pag 8-9 La Humilde Flor............................................................pag 10-11 El Avaro Mercader.......................................................pag 12-13 Piel De Oso...................................................................pag 14-15

3


PROLOGO Este es un libro de cuentos que intenta hacer que los lectores experimentados se sientan atraídos a leerlo más de una sola vez y que las personas que apenas se están acercando a lo que es el mundo de la lectura, se interesen y les dé ganas de continuar con sus primeros pasos hacia un mundo de cultura, y sabiduría el cual si se llega a entender de una manera realmente profunda los acercara a una vida culta y mucho más entretenida. Este libro contiene diversos tipos de cuentos, con distintos temas, distinto vocabulario, diversos autores y de diferentes épocas por lo que es un poco difícil dar un resumen personal de todo el contenido de la presente obra ya que cabe mencionar que son varios cuentos más sin embargo le puedo asegurar a cualquier lector que esté dispuesto a adentrarseen las maravillosas historias y cuentos de la presente obra, que no se cansara de leer y repasar cada una de las páginas de cada cuento de este maravilloso libro puesto que lograra hacer que su imaginación vuele en diversos mundos, diversas historias y distintos personajes, pues esta es una obra muy entretenida y que con cada lectura incita más y más al lector a que continúe leyendo. Esta obre es especialmente buena para personas que apenas se están introduciendo al mundo de la lectura, pero que enserio les interese aunque claro que también es muy apta para aquellos que solo quieren distraerse un momento aunque claro que lo recomendable siempre va a ser que intenten continuar adentrándose en este hermoso vicio que es la lectura. Este tipo de lectura también es muy apta para los lectores experimentados que solo quieren distraerse un poco, con una lectura más simple de la que acostumbren. En realidad este pequeño libro de cuentos es totalmente apto para todo tipo de persona siempre y cuando la persona esté totalmente dispuesta a entender y a valorar la lectura como lo que es; una excelente y hermosa manera de cultivarse y crea una verdadera comprensión lectora. 4


DEDICATORIA “La vida se hace más sencilla cuando nos damos cuenta, que al igual que pasa con los libros, en algún momento debemos pasar página y empezar otro capítulo”

5


LOS GENIECILLOS HOLGAZANES

Erase unos duendecillos que vivían en un lindo bosque. Su casita pudo haber sido un primor, si se hubieran ocupado de limpiarla. Pero como eran tan holgazanes la suciedad la hacía inhabitable. -Un día se les apareció la Reina de las hadas y les dijo: Voy a mandaros a la bruja gruñona para que cuide de vuestra casa. Desde luego no os resultará simpática. Y llegó la Bruja Gruñona montada en su escoba. Llevaba seis pares de gafas para ver mejor las motas de 6


polvo y empezó a escobazos con todos. Los geniecillos aburridos de tener que limpiar fueron a ver a un mago amigo para que les transformase en pájaros. Y así, batiendo sus alas, se fueron muy lejos... En lo sucesivo pasaron hambre y frío; a merced de los elementos y sin casa donde cobijarse, recordaban con pena su acogedora morada del bosque. Bien castigados estaban por su holgazanería, errando siempre por el espacio... Jamás volvieron a disfrutar de su casita del bosque que fue habitada por otros geniecillos más obedientes y trabajadores.

7


LA GRATITUD DE LA FIERA

Un pobre esclavo de la antigua Roma, en un descuido de su amo, escapó al bosque. Se llamaba Androcles. Buscando refugio seguro, encontró una cueva. A la débil luz que llegaba del exterior, el muchacho descubrió un soberbio león. Se lamía la pata derecha y rugía de vez en cuando. Androcles, sin sentir temor, se dijo: -Este pobre animal debe estar herido. Parece como si el destino me hubiera guiado hasta aquí para que pueda ayudarle. Vamos, amigo, no temas, vamos...

8


Así, hablándole con suavidad, Androcles venció el recelo de la fiera y tanteó su herida hasta encontrar una flecha profundamente clavada. Se la extrajo y luego le lavó la herida con agua fresca. Durante varios días, el león y el hombre compartieron la cueva. Hasta que Androcles, creyendo que ya no le buscarían se decidió a salir. Varios centuriones romanos armados con sus lanzas cayeron sobre él y le llevaron prisionero al circo. Pasados unos días, fue sacado de su pestilente mazmorra. El recinto estaba lleno a rebosar de gentes ansiosas de contemplar la lucha. Androcles se aprestó a luchar con el león que se dirigía hacia él. De pronto, con un espantoso rugido, la fiera se detuvo en seco y comenzó a restregar cariñosamente su cabezota contra el cuerpo del esclavo. -íSublime! ¡Es sublime! ¡César, perdona al esclavo, pues ha sojuzgado a la fiera! -gritaron los espectadores El emperador ordenó que el esclavo fuera puesto en libertad. Lo que todos ignoraron fue que Androcles no poseía ningún poder especial y que lo ocurrido no era sino la demostración de la gratitud del animal. 9


LA HUMILDE FLOR

Cuando Dios creó el mundo, dio nombre y color a todas las flores. Y sucedió que una florecita pequeña le suplicó repetidamente con voz temblorosa: -i No me olvides! ¡No me olvides! Como su voz era tan fina, Dios no la oía. Por fin, cuando el Creador hubo terminado su tarea, pudo escuchar aquella vocecilla y se volvió hacia la planta. 10


Mas todos los nombres estaban ya dados. La plantita no cesaba de llorar y el Señor la consoló así: -No tengo nombre para ti, pero te llamarás “Nomeolvides”. Y por colores te daré el azul del cielo y el rojo de la sangre. Consolarás a los vivos y acompañaras a los muertos. Así nació el “nomeolvides” o miosota, pequeña florecilla de color azul y rojo.

11


EL AVARO MERCADER

Erase un mercader tan avaro que, para ahorrarse la comida de su asno, al que hacía trabajar duramente en el transporte de mercancías, le cubría la cabeza con una piel de león y como la gente huía asustada, el asno podía pastar en los campos de alfalfa. Un día los campesinos decidieron armarse de palos y hacer frente al león. El pobre asno, que estaba dándose el gran atracón, rebuznó espantado al ver el número de sus enemigos. -Es un borrico! -dijeron los campesinos-. 12


Pero la culpa del engaño debe ser cosa de su amo. Sigámosle y descubriremos al tunante. El pobre asno emprendió la gran carrera hasta la cuadra del mercader; y tras él llegaron los campesinos armados con sus palos propinando tal paliza al avaro, que en varios días no pudo moverse. Al menos la lección sirvió para que aquel avaricioso alimentase a su asno con pienso comprado con el dinero que el fiel animal le daba a ganar.

13


PIEL DE OSO

Un joven soldado que atravesaba un bosque, fue a encontrarse con un mago. Este le dijo: -Si eres valiente,dispara contra el oso que está a tu espalda. El joven disparó el arma y la piel del oso cayó al suelo. Este desapareció entre los árboles. -Si llevas esa piel durante tres años seguidos -le dijo el mago- te daré una bolsa de monedas de oro que nunca quedará vacía. ¿Qué decides? El joven se mostró de acuerdo. Disfrazado de oso y con dinero abundante, empezó a recorrer el mundo. De todas partes le echaban a pedradas. Sólo Ilse, la hermosa

14


hija de un posadero, se apiadó de él y le dio de comer. -Eres bella y buena, ¿quieres ser mi prometida? -dijo él. -Sí, porque me necesitas, ya que no puedes valerte por ti mismo -repuso llse. El soldado, enamorado de la joven, deseaba que el tiempo pasase pronto para librarse de su disfraz. Transcurridos los tres años, fue en busca del mago. -Veo que has cumplido tu promesa -dijo éste-. Yo también cumpliré la mía. Quédate con la bolsa de oro, que nunca se vaciará y sé feliz. En todo aquel tiempo, llse lloraba con desconsuelo. -Mi novio se ha ido y no sé dónde está. -Eres tonta -le decía la gente-; siendo tan hermosa, encontrarás otro novio mejor. -Sólo me casaré con “Piel de Oso” -respondía ella. Entonces apareció un apuesto soldado y pidió al posadero la mano de su hija. Como la muchacha se negara a aceptarle, él dijo sonriente: -¿No te dice el corazón que “Piel de Oso” soy yo? Se casaron y no sólo ellos fueron felices sino que, con su generosidad, hicieron también dichosos a los pobres de la ciudad.

15


EL NUEVO AMIGO

Erase un crudo día de invierno. Caía la nieve, soplaba el viento y Belinda jugaba con unos enanitos en el bosque. De pronto se escucho un largo aullido. ¿Que es eso? Pregunto la niña . Es el lobo hambriento. No debes salir porque te devoraría le explico el enano sabio. Al día siguiente volvió a escucharse el aullido del lobo y Belinda , apenada, pensó que todos eran injustos con la fiera. En un descuido de los enanos, salio, de la casita y dejo sobre la nieve un 16


cesto de comida. Al día siguiente ceso de nevar y se calmo el viento. Salio la muchacha a dar un paseo y vio acercarse a un cordero blanco, precioso. ¡Hola, hola! Dijo la niña. ¿Quieres venir conmigo? Entonces el cordero salto sobre Belinda y el lobo, oculto se lanzo sobre el, alcanzándole una dentellada. La astuta y maligna madrastra, perdió la piel del animal con que se había disfrazado y escapo lanzando espantosos gritos de dolor y miedo. Solo entonces el lobo se volvió al monte y Belinda sintió su corazón estremecido, de gozo, mas que por haberse salvado, por haber ganado un amigo.

17


EL CASTIGO DEL AVARO

Erase un hombre muy rico, pero también muy avaro. Un día acudió a la feria, donde le ofrecieron un jamón muy barato. -Se, lo compro! Después de todo, hago un negocio, pues con ese dinero ni patatas hubiera adquirido. Y se dio el gran atracón de jamón, manjar que nunca probaba. Resultó que estaba podrido y al día siguiente, aquejado de fuertes dolores, hubo de llamar al médico. 18


-Qué habéis comido? -le preguntó el galeno El avaro, entre suspiros, mencionó su compra barata. -¡Buena la habéis hecho! -se burló el médico-. Entre la factura de la botica y la mía, caro va a saliros el jamón podrido.

19


20

Yessica orozco- cuentos infantiles  

cuentos pequeños, para grandes imaginaciones

Yessica orozco- cuentos infantiles  

cuentos pequeños, para grandes imaginaciones

Advertisement