Issuu on Google+

Magazine


4

32

PEREZA

18

LUJURIA

SOBERBIA

40

Koro V茅lez Estefani L贸pes

8

Sara Lopez Cristina Dior

ENVIDIA Sara Lopez Cristina Dior

12

Koro V茅lez Estefani L贸pes

GULA

24 AVARICIA Sara Lopez

Sara Lopez Cristina Dior

48

IRA

ANEXO

Sara Lopez

Sara Lopez

Cristina Dior


•PEREZA•


P

ereza (latín: acedia, accidia, pigritia), es la negligencia, astenia, tedio o descuido en realizar acciones, movimientos o trabajos. Se le conoce también como gandulería, flojera, haraganería, holgazanería, entre otros términos que pueden incluso llegar a ser peyorativos. La religión cristiana, clasifica la pereza como un vicio capital ya que genera otros pecados, si bien antiguamente se la denominaba acedía o acidia, concepto más amplio que tenía que ver con la tristeza o la depresión.Existe la idea generalizada de que, en muchos casos, los vagos los son porque les da la gana, no ponen suficiente de su parte o les es más ventajoso ser así. Ha ocurrido en muchas ocasiones, que personas con enfermedades poco conocidas, han sido o son consideradas vagas, incluso por médicos. Algunos ejemplos de enfermedades o condiciones que suelen ser confundidas con pereza son.


Había una vez un pajarito simpático, pero muy, muy perezoso.

T

odos los días, a la hora de levantarse, había que estar llamándole mil veces hasta que por fin se levantaba; y cuando había que hacer alguna tarea, lo retrasaba todo hasta que ya casi no quedaba tiempo para hacerlo. Todos le advertían constantemente: -¡Eres un perezoso! No se puede estar siempre dejando todo para última hora... - Bah, pero si no pasa nada.-respondía el pajarito- Sólo tardo un poquito más que los demás en hacer las cosas Los pajarillos pasaron todo el verano volando y jugando, y cuando comenzó el otoño y empezó a sentirse el frío, todos comenzaron los preparativos para el gran viaje a un país más cálido. Pero nuestro pajarito, siempre perezoso, lo iba dejando todo para más adelante, seguro de que le daría tiempo a preparar el viaje.

Hasta que un día, Como todos los días, varios amigos habían tratado de despertarle, pero él había respondido medio dormido que ya se levantaría más tarde, y había seguido descansando durante mucho tiempo. Ese día tocaba comenzar el gran viaje, y las normas eran claras y conocidas por todos: todo debía estar preparado, porque eran miles de pájaros y no se podía esperar a nadie. Entonces el pajarillo, que no sabría hacer sólo aquel larguísimo viaje, comprendió que por ser tan perezoso le tocaría pasar solo aquel largo y frío invierno. Al principio estuvo llorando muchísimo rato, pero luego pensó que igual que había hecho las cosas muy mal, también podría hacerlas muy bien, y sin dejar tiempo a la pereza, se puso a preparar todo a conciencia para poder aguantar solito el frío del invierno. Primero buscó durante días el lugar más

protegido del frío, y allí, entre unas rocas, construyó su nuevo nido, que reforzó con ramas, piedras y hojas; luego trabajó sin descanso para llenarlo de frutas y bayas, de forma que no le faltase comida para aguantar todo el invierno, y finalmente hasta creó una pequeña piscina dentro del nido para poder almacenar agua. Y cuando vio que el nido estaba perfectamente preparado, él mismo se entrenó para aguantar sin apenas comer ni beber agua, para poder permanecer en su nido sin salir durante todo el tiempo que durasen las nieves más severas. Y aunque parezca increíble, todos aquellos preparativos permitieron al pajarito sobrevivir al invierno. Eso sí, tuvo que sufrir muchísimo y no dejó ni un día de arrepentirse por haber sido tan perezoso. Así que, cuando al llegar la primavera sus antiguos amigos regresaron de su gran viaje, todos se alegraron sorprendidísimos de encontrar al pajarito vivo, y les parecía mentira que aquel pajarito holgazán y perezoso hubiera podido preparar aquel magnífico nido y resistir él solito. Y cuando comprobaron que ya no quedaba ni un poquitín de pereza en su pequeño cuerpo, y que se había convertido en el más previsor y trabajador de la colonia, todos estuvieron de acuerdo en encargarle la organización del gran viaje para el siguiente año. Y todo estuvo tan bien hecho y tan bien preparado, que hasta tuvieron tiempo para inventar un despertador especial, y ya nunca más ningún pajarito, por muy perezoso que fuera, tuvo que volver a pasar solo el invierno. Y cuando vio que el nido estaba perfectamente preparado, él mismo se entrenó para aguantar sin apenas comer ni beber agua, para poder permanecer en su nido sin salir durante todo el tiempo que durasen las nieves más severas. Y aunque parezca increíble, todos aque-

6

llos preparativos permitieron al pajarito sobrevivir al invierno. Eso sí, tuvo que sufrir muchísimo y no dejó ni un día de arrepentirse por haber sido tan perezoso. Así que, cuando al llegar la primavera sus antiguos amigos regresaron de su gran viaje, todos se alegraron sorprendidísimos de encontrar al pajarito vivo, y les parecía mentira que aquel pajarito holgazán y perezoso hubiera podido preparar aquel magnífico nido y resistir él solito. Y cuando comprobaron que ya no quedaba ni un poquitín de pereza en su pequeño cuerpo, y que se había convertido en el más previsor y trabajador de la colonia, todos estuvieron de acuerdo en encargarle la organización del gran viaje para el siguiente año. Y todo estuvo tan bien hecho y tan bien preparado, que hasta tuvieron tiempo para inventar un despertador especial, y ya nunca más ningún pajarito, por muy perezoso que fuera, tuvo que volver a pasar solo el invierno. Así que, cuando al llegar la primavera sus antiguos amigos regresaron de su gran viaje, todos se alegraron sorprendidísimos de encontrar al pajarito vivo, y les parecía mentira que aquel pajarito holgazán y perezoso hubiera podido preparar aquel magnífico nido y resistir él solito. Y cuando comprobaron que ya no quedaba ni un poquitín de pereza en su pequeño cuerpo, y que se había convertido en el más previsor y trabajador de la colonia, todos estuvieron de acuerdo en encargarle la organización del gran viaje para el siguiente año. Y todo estuvo tan bien hecho y tan bien preparado, que hasta tuvieron tiempo para inventar un despertador especial, y ya nunca más ningún pajarito, por muy perezoso que fuera, tuvo que volver a pasar solo el invierno. •


L

os perezosos siempre hablan de lo que piensan hacer, de lo que harรกn; los que de veras hacen algo no tienen tiempo de hablar ni de lo que hacen.an de lo que piensan hacer, de lo que harรกn; los que de veras hacen algo no tienen tiempo de hablar ni de lo que hacen.

7


•ENVIDIA•


L

a Envidia es considerado como un pecado capital porque genera otros pecados, otros vicios; El término “capital” no se refiere a la magnitud del pecado sino a que da origen a muchos otros pecados y rompe con el amor al prójimo que proclama Jesús. San Gregorio Magno (*ca. 540 en Roma – †12 de marzo de 604), fue el sexagésimo cuarto Papa de la Iglesia católica romana; fue quien seleccionó los siete pecados capitales, y se mantuvo por la mayoría de los teólogos de la Edad Media. Dante Alighieri en el poema de El Purgatorio, define la envidia como “Amor por los propios bienes pervertido al deseo de privar a otros de los suyos.” El castigo para los envidiosos es el de cerrar sus ojos y coserlos, porque habían recibido placer al ver a otros caer. En la edad media el famoso cazador de brujas, el cardenal Peter Beasbal le atribuyó a la envidia el demonio llamado Leviatán, un demonio marino y que era sólo controlado por Dios.


A

sí que, cuando al llegar la primavera sus antiguos amigos regresaron de su gran viaje, todos se alegraron sorprendidísimos de encontrar al pajarito vivo, y les parecía mentira que aquel pajarito holgazán y perezoso hubiera podido preparar aquel magnífico nido y resistir él solito.

10


•IRA•


L

a ira o rabia es una emoción que se expresa con el resentimiento, furia o irritabilidad. Los efectos físicos de la ira incluyen aumento del ritmo cardíaco, presión sanguínea y niveles de adrenalina y noradrenalina.1 Algunos ven la ira como parte de la respuesta cerebral de atacar o huir de una amenaza o daño percibidos.2 La ira se vuelve el sentimiento predominante en el comportamiento, cognitivamente, y fisiológicamente cuando una persona hace la decisión consciente de tomar acción para detener inmediatamente el comportamiento amenazante de otra fuerza externa.3 La ira puede tener muchas consecuencias físicas y mentales.


El enfado puede ser de uno de los dos tipos principales: ira pasiva e ira agresiva

E

n la sociedad moderna, la ira es vista como una respuesta inmadura o incivilizada a la frustración, la amenaza, violación o pérdida.[cita requerida] Por el contrario, mantener la calma ante una provocación se considera admirable.[cita requerida] Este condicionamiento puede causar expresiones inapropiadas de ira como los estallidos de violencia incontrolada, la ira mal dirigida o la represión de todos los sentimientos de ira, cuando estos, en teoría serían una respuesta adecuada a la situación. La ira que está co nstantemente “embotellada” puede conducir a la persistencia de los pensamientos o acciones violentas, las pesadillas y los síntomas, incluso físicos[cita requerida]. La ira también puede agravar enfermedades de salud mental, problemas como la depresión clínica[cita requerida]. La ira puede avivar las llamas de la paranoia y el prejuicio, incluso en condiciones normales y situaciones cotidianas.[cita requerida] La gente tiende a expresar su ira pasiva o agresiva a través del comportamiento de atacar o huir. En la ira pasiva o “de huida”, la respuesta es la represión y la negación del comportamiento agresivo. Sin embargo, la ira agresiva se caracteriza por el comportamiento agresivo, que está asociado con la respuesta de “atacar”, así como el uso de la fuerza física y verbal de la ira, a los abusos y herir a otros.

rabia se conceptualiza como pre-verbal, pre-cognitivo, el mecanismo de defensa psicológico que se origina en la primera infancia como una respuesta al trauma sufrido cuando el entorno del niño no responde a sus necesidades.

La rabia es interpretada como un intento de pedir ayuda por un niño que experimenta el terror y cuya supervivencia misma se siente en peligro. El niño no puede manejar las emociones abrumadoras que se activan y necesitan un cuidador que se adapte a ellos, para evaluar con precisión cuáles son sus necesidades, que los reconforte y los calme. Si reciben el apoyo suficiente de esta manera, los niños terminan por aprender a procesar sus propias emociones. Los problemas de rabia se conceptualizan como “la incapacidad de procesar las emociones o experiencias de la vida” (ibid), ya sea porque la capacidad de regular las emociones (Schore, 1994)11 no ha sido suficientemente desarrollada (el más común) o porque se ha perdido temporalmente debido a un trauma más reciente. La rabia es entendida como “un montón de sentimientos tratando de salir de una vez” (Harvey, 2004)12 o priman las emociones no diferenciadas, que se derraman cuando un acontecimiento de la vida no puede ser procesado, no importa lo trivial, pone más tensión en el organismo de lo que puede soportar. La elaboración de la rabia de esa manera tiene implicaciones para el trabajo terapéutico con personas con tales dificultades. Si la rabia es aceptada como pre-verbal, como fenómeno pre-cognitivo (y la mayoría de los pacientes la describen coloquialmente como “perder el hilo”) se deduce que las estrategias cognitivas, los compromisos de provocar un comportamiento diferente, o programas educativos (las formas más comunes de las intervenciones en el Reino Unido en la actualidad) son contra-indicados. Parker Hall propone una relación terapéutica empática para apoyar a los clientes para desarrollar o recuperar su capacidad organísmica (Rogers, 1951)13 para procesar sus a menudo multitud de traumas (eventos de la vida no-procesados). Este enfoque es una crítica alas intervenciones dominantes de la rabia en el Reino Unido, incluyendo la libertad condicional, la prisión y los modelos de la psicología, la cual argumenta, no se ocupa de la rabia en un nivel suficiente de •

Una mirada alternativa Las palabras ira y rabia se han imaginado estar en extremos opuestos de un continuo emocional, una leve irritación y molestia en un extremo y la rabia, o furia asesina en el otro, los dos están indisolublemente vinculados en el idioma Inglés con una referencia a la otra en la mayoría de las definiciones del diccionario. Recientemente, (2008 Sue Parker Hall)9 ha desafiado esta idea, que conceptualiza la ira como una emoción positiva, pura y constructiva , que siempre es respetuosa de los demás, sólo utilizada para protegerse a sí mismo en dimensiones física, emocional, intelectual y espiritual en las relaciones. Ella sostiene que la ira se origina a la edad de 18 meses a 3 años a fin de proporcionar la motivación y la energía para la etapa de individualización del desarrollo en que un niño comienza a separarse de sus cuidadores y afirmar sus diferencias. La ira surge en el momento mismo que el pensamiento se desarrolla por lo tanto, siempre es posible acceder a las capacidades cognitivas y sentir ira, al mismo tiempo. Parker Hall (2008)10 propone que no es la ira lo que es problemático, pero la rabia, es un fenómeno totalmente diferente; la

14


}

15


•La ira puede ser descrita como un sentimiento no ordenado, ni controlado, de odio y enojo. Estos sentimientos se pueden manifestar como una negación vehemente de la verdad, tanto hacia los demás y hacía uno mismo, impaciencia con los procedimientos de la ley y el deseo de venganza fuera del trabajo del sistema judicial (llevando a hacer justicia por sus propias manos), fanatismo en creencias políticas y generalmente deseando hacer mal a otros.•

16


X

ito y el fracaso depende dea sabidurĂ­a y la inteligencia, que nunca pueden funcionar apropiadamente bajo la influencia de la ira. Depende de la sabidurĂ­a y la inteligencia, que nunca pueden funcionar apropiadamente bajo la influencia de la ira.

17


•SOBERBIA•


20


21


SOBER

S

i alguien te puede hablar con propiedad --vaya que no lo digo con el mayor de los orgullos-sobre la arrogancia, soberbia y orgullo soy yo. Por años, como consecuencia implícita de mi inseguridad, complejos de inferioridad y baja autoestima que viví, la soberbia y yo fuimos íntimos y grandes amigos. Quizás de pronto no era tan consciente como lo soy ahora de que lo fui, pero lo bueno es que te puedo asegurar que se puede trabajar y soltar, alejarnos de todo eso que no es nada agradable y que nos roba la paz y hasta entorpece las relaciones con nuestra familia, amigos, compañeros de trabajo, entorno en general. La soberbia es vivir uno miso creyéndose mejor que los demás. Una personas orgullosa, soberbia y arrogante, es aquella que tiene un exceso de autoestima y menos precia a los demás. Alardea incluso de características que carece. Generalmente es la gente que tiene más, es decir, posee un alto cargo en su trabajo, goza de una economía abundante y se les olvida que la la vida les ha llevado a obtener todo eso, creen que lo logran por si solos no reconocen que algo superior, Dios, la fuente, la energía, el universo, la vida, es quien les ha concedido todo. En cierto modo, se creen dioses. Para entender mejor, te comparto algunas características de las personas soberbias, las cuales te ayudarán a analizar si andas transitando ese camino o si para nada el tema tiene que ver contigo: Deseo compulsivo por solicitar piropos o alabanza de la gente. Son personas que están buscando y desean con anhelo te-

6 pasos para detectar si eres una pe altivez, altanería, arrogancia, vanidad los siguientes: humildad ner reconocimiento, distinción, alabanzas por parte de los demás. Se pasan buscando que los demás les admiren y les hagan ver todo lo que han logrado y todo lo que tienen. Y acá muchas veces los demás caen el punto de querer obtener algún beneficio de esa persona, incluso hay quienes se prestan a alabar a alguien con tal de decirse su "amigo" porque eso les abre puertas. Una cosa es que tengas el talento para algo y otra que los demás te digan algo para congraciarse contigo. Por lo general son personas que dicen: "qué bueno que soy esto", "nadie como yo", "tengo un cuerpo espectacular", "soy tan inteligente", y situaciones parecidas. Están buscando que les digan:

"Qué bien que te ves", Te la pasas hablando de tus logros y éxitos. Todos tenemos dones y talentos que se nos fueron dados. Hay quienes los usan, mientras que otros ni se apuran por descubrirlos o no los trabajan, pero hay otros que se la pasan haciendo un recuerdo y no de los daños, como diría Gloria Trevi, sino de todos sus logros. Son esas personas que se te la pasan diciendo: "es que tengo tal cosa", "viste lo que me compré", "vengo llegando de...". Aún así lo tengas, no es necesario que lo estés diciendo, se nota y punto. Cuando les hablas más de ti, de lo que eres, de todo lo que logras, a los demás, eres soberbio. Lo que tienes no es para com-

22

petir. Pero, hay muchas personas que viven en plena competencia por lo que los demás poseen, logran, dicen o hacen. Y créeme -por experiencia propia- eso de andarse comparando es complicado, como lo vimos ya en un blog anterior. Cuando esto ocurre, tratas de ver a todos por debajo de ti y haces sentir mal a los demás, bueno, a quienes eligen sentirse menos, cuando te dedicas a sacarles los ojos con tus logros. Cuando miro atrás, por ejemplo, en lo personal, recuerdo parecer un marinero contado sus historias, anclado en decirles a todas las personas qué había logrado y hasta dónde había llegado. Casi era una réplica de aquél personaje de la telenovela "Café con Aroma de Mujer", que se empeñaba en decirles a todos, que aunque estaba de secretaría, ella había cursado "seis semestres de finanzas en la San Marino". En mi caso era: "yo tal cosa, yo tal otra, yo esto y yo aquello". Qué pena, pero qué bendición es poder hoy reconocerlo y haberlo superado. Valgo por quien soy, no por lo que tengo, ando, visto, gozo o he logrado, porque además nada ha sido si no más que la obra de Dios en mi vida. Siempre deseas tener el control. Esto cobija a todas las personas que desean controlar a los demás, que no aceptan que cada quien tenga su propia opinión o un gusto diferente. Quieren que la gente sea a su imagen y semejanza, que piensen como piensan, que hagan o digan lo que él haría o diría. Son aquellas personas que deciden por los demás, casi son como dictadores porque no aceptan nada que no sea lo que ellos imponen:


RBIA

ersona soberbia. Otros sinónimos son: d etc. Como antónimos pueden citarse d, modestia, sencillez, etc. si van al cine es la película que ellos eligen, le dicen a las personas cómo vestir, qué poner, ellos eligen a dónde comer, qué tipo de carro, qué deben comprar los demás y así. Claro está para que esto suceda la persona debe ser sumisa o insegura a tal modo que permite una manipulación de ese tipo. Así que mucho ojo, ¡aguas! por ambas partes. Regocijarse por el fracaso de otros y resentirse por el éxito de los demás. Así de simple, otra de las señales de que somos arrogantes, soberbios y orgullosos es cuando las personas se alegran del mal ajeno, de lo mal que la están pasando los demás. "

Qué bueno que le pasó eso", "bien merecido que se lo tenía", "algo habrá hecho para merecerse eso", "cosechas lo que siembras", "cada quien su vida", son algunas frases típicas para identificar a estas personas. Son aquellas personas que se regocijan alguien fracasa y se alegran cuando a alguien le va mal, hacen leña del árbol caído. Quién no haya caído en esto, me supongo que no es de este mundo, porque hasta la persona más buena creo que en algún momento aunque no lo haya dicho, de pensamiento ha juzgado a otro, es inevitable somos seres humanos y para algunos eso, es deporte. Deseo de defenderse de la crítica. Si

yo tuve todo lo anterior, acá desarrollé maestría, en mis tiempos de soberbia y por años (gracias a Dios ya no) me excusaba de todo, no reconocía mis errores, siempre trataba de tener una explicación o de encontrar un culpable para cuando me equivocaba y buscaba la forma de convencer a los demás con justificaciones. No tenía la capacidad de analizar la crítica para al menos discernir si porqué había surgido esa llamada de atención y si en algo podía sacar provecho de eso, que me aportara. No era capaz de recibir corrección. Así que si tú eres así, eres soberbio. Te cuesta pedir perdón. Una persona que ha permitido que la soberbia habite en su vida, no reconoce que se ha equivocado, por eso a veces, las bendiciones que la vida le tiene se demoran, porque ofende, se equivoca y no pide perdón, lastima corazones, destrozamos a algunas personas con nuestros actos o palabras y no pedimos perdón y por eso de pronto no logran lo que desean o a pesar de tener todo lo material que desean no gozan de una vida plena, de paz interior. Hay que ser humildes y pedir perdón pero ante todo, perdonarnos a nosotros mismos porque es así como reconocemos y aceptamos nuestras culpas. Casi siempre es más valioso el perdón a nosotros mismos que el ajeno. Conociendo estas características que describen perfectamente a una persona soberbia, orgullosa, arrogante, tienes dos caminos para abandonar este patrón de conducta que has venido quizás por años teniendo: o le bajas unas cuantas rayitas y emprendes un cambio en

23

tu vida reconociendo y haciendo todo lo contrario a lo descrito anteriormente o la vida en algún momento te dará un trancazo para lo asumas. Como bien dijo Francisco De Quevedo: "La soberbia nunca baja de donde sube, pero siempre cae de donde subió". La soberbia y la vanidad no sirven de nada. Bien dijo Salomón que "donde hay soberbia, allí habrá ignorancia; pero donde hay humildad, habrá sabiduría". O como dijo San Agustín: "La soberbia no es grandeza sino hinchazón; y lo que está hinchado parece grande pero no está sano". Deseo de defenderse de la crítica. Si yo tuve todo lo anterior, acá desarrollé maestría, en mis tiempos de soberbia y por años (gracias a Dios ya no) me excusaba de todo, no reconocía mis errores, siempre trataba de tener una explicación o de encontrar un culpable para cuando me equivocaba y buscaba la forma de convencer a los demás con justificaciones. No tenía la capacidad de analizar la crítica para al menos discernir si porqué había surgido esa llamada de atención y si en algo podía sacar provecho de eso, que me aportara. No era capaz de recibir corrección. Así que si tú eres así, eres soberbio. Te cuesta pedir perdósu vida, no reconoce que se ha equivocado, por eso a vne se demoran, porque ofende, se equivoca y no pide perdón, lastima corazones, as. Casi siempre es más valioso el perdón a nosotros mismos que el ajeno.•


•AVARICIA•


Q

que tiene mucho desea mรกs, lo cual demuestra que no tiene bastante; pero el que tiene bastante ha llegado a un punto al que el rico no llega jamรกs. cual demuestra que no tiene bastante; pero el que tiene bastante ha llegado a un punto al que el rico no llega jamรกs.


26


27


AVAR

La avaricia es el afán o deseo desorde para atesorarlas. La codicia, por su par necesidad de que

L

a avaricia (en latín, avaritia) es —como la lujuria y la gula—, un pecado de exceso. Sin embargo, la avaricia (vista por la Iglesia) aplica sólo a la adquisición de riquezas en particular. Tomás de Aquino escribió que la avaricia es «un pecado contra Dios, al igual que todos los pecados mortales, en lo que el hombre condena las cosas eternas por las cosas temporales». En el Purgatorio de Dante, los penitentes eran obligados a arrodillarse en una piedra y recitar los ejemplos de avaricia y sus virtudes opuestas. «Avaricia» es un término que describe muchos otros ejemplos de pecados. Estos incluyen deslealtad, traición deliberada, especialmente para el beneficio personal, como en el caso de dejarse sobornar. Búsqueda y acumulación de objetos, robo y asalto, especialmente con violencia, los engaños o la manipulación de la autoridad son todas acciones que pueden ser inspiradas por la avaricia. Tales actos pueden incluir la simonía. La avaricia (en latín, avaritia) es —como la lujuria y la gula—, un pecado de exceso. Sin embargo, la avaricia (vista por la Iglesia) aplica sólo a la adquisición de riquezas en particular. Tomás de Aquino escribió que la avaricia es «un pecado contra Dios, al igual que todos los pecados mortales, en lo que el hombre condena las cosas eternas por las cosas temporales». En el Purgatorio de Dante, los penitentes eran obligados a arrodillarse en una piedra y recitar los ejemplos de avaricia y sus virtudes opuestas. «Avaricia» es un término que describe muchos otros ejemplos de pe-

cados. Estos incluyen deslealtad, traición deliberada, especialmente para el beneficio personal, como en el caso de dejarse sobornar. Búsqueda y acumulación de objetos, robo y asalto, especialmente con violencia, los engaños o la manipulación de la autoridad son todas acciones que pueden ser inspiradas por la avaricia. Tales actos pueden incluir la simonía. La avaricia (en latín, avaritia) es —como la lujuria y la gula—, un pecado de exceso. Sin embargo, la avaricia (vista por la Iglesia) aplica sólo a la adquisición de riquezas en particular. Tomás de Aquino escribió que la avaricia es «un pecado contra Dios, al igual que todos los pecados mortales, en lo que el hombre condena las cosas eternas por las cosas temporales».

Purgatorio de Dante los penitentes eran obligados a arrodillarse en una piedra y recitar los ejemplos de avaricia y sus virtudes opuestas. «Avaricia» es un término que describe muchos otros ejemplos de pecados. Estos incluyen deslealtad, traición deliberada, especialmente para el beneficio personal, como en el caso de dejarse sobornar. Búsqueda y acumulación de objetos, robo y asalto, especialmente con violencia, los engaños o la manipulación de la autoridad son todas acciones que pueden ser inspiradas por la avaricia. Tales actos pueden incluir la simonía. La avaricia (en latín, avaritia)

28

es —como la lujuria y la gula—, un pecado de exceso. Sin embargo, la avaricia (vista por la Iglesia) aplica sólo a la adquisición de riquezas en particular. Tomás de Aquino escribió que la avaricia es «un pecado contra Dios, al igual que todos los pecados mortales, en lo que el hombre condena las cosas eternas por las cosas temporales». En el Purgatorio de Dante, los penitentes eran obligados a arrodillarse en una piedra y recitar los ejemplos de avaricia y sus virtudes opuestas. «Avaricia» es un término que describe muchos otros ejemplos de pecados. Estos incluyen deslealtad, traición deliberada, especialmente para el beneficio personal, como en el caso de dejarse sobornar. Búsqueda y acumulación de objetos, robo y asalto, especialmente con violencia, los engaños o la manipulación de la autoridad son todas acciones que pueden ser inspiradas por la avaricia. Tales actos pueden incluir la simonía. La avaricia (en latín, avaritia) es —como la lujuria y la gula—, un pecado de exceso. Sin embargo, la avaricia (vista por la Iglesia) aplica sólo a la adquisición de riquezas en particular. Tomás de Aquino escribió que la avaricia es «un pecado contra Dios, al igual que todos los pecados mortales, en lo que el hombre condena las cosas eternas por las cosas temporales». En el Purgatorio de Dante, los penitentes eran obligados a arrodillarse en una piedra y recitar los ejemplos de avaricia y sus virtudes opuestas. «Avaricia» es un término que describe muchos otros ejemplos de pecados. Estos incluyen deslealtad, trai-


RICIA

enado y excesivo de poseer riquezas rte, es el afán excesivo de riquezas, sin erer atesorarlas. ción deliberada, especialmente para el beneficio personal, como en el caso de dejarse sobornar. Búsqueda y acumulación de objetos, robo y asalto, especialmente con violencia, los engaños o la manipulación de la autoridad son todas acciones que pueden ser inspiradas por la avaricia. Tales actos pueden incluir la simonía. La avaricia (en latín, avaritia) es —como la lujuria y la gula—, un pecado de exceso. Sin embargo, la avaricia (vista por la Iglesia) aplica sólo a la adquisición de riquezas en particular. Tomás de Aquino escribió que la avaricia es «

Un pecado contra Dios al igual que todos los pecados mortales, en lo que el hombre condena las cosas eternas por las cosas temporales». En el Purgatorio de Dante, los penitentes eran obligados a arrodillarse en una piedra y recitar los ejemplos de avaricia y sus virtudes opuestas. «Avaricia» es un término que describe muchos otros ejemplos de pecados. Estos incluyen deslealtad, traición deliberada, especialmente para el beneficio personal, como en el caso de dejarse sobornar. Búsqueda y acumulación de objetos, robo y asalto, especialmente con violencia, los engaños o la manipulación de la autoridad son todas acciones que pueden ser inspiradas por la avaricia. Tales actos pueden incluir la simonía. La avaricia (en latín,

avaritia) es —como la lujuria y la gula— , un pecado de exceso. Sin embargo, la avaricia (vista por la Iglesia) aplica sólo a la adquisición de riquezas en particular. Tomás de Aquino escribió que la avaricia es «un pecado contra Dios, al igual que todos los pecados mortales, en lo que el hombre condena las cosas eternas por las cosas temporales». En el Purgatorio de Dante, los penitentes eran obligados a arrodillarse en una piedra y recitar los ejemplos de avaricia y sus virtudes opuestas. «Avaricia» es un término que describe muchos otros ejemplos de pecados. Estos incluyen deslealtad, traición deliberada, especialmente para el beneficio personal, como en el caso de dejarse sobornar. Búsqueda y acumulación de objetos, robo y asalto, especialmente con violencia, los engaños o la manipulación de la autoridad son todas acciones que pueden ser inspiradas por la avaricia. Tales actos pueden incluir la simonía. La avaricia (en latín, avaritia) es —como la lujuria y la gula—, un pecado de exceso. Sin embargo, la avaricia (vista por la Iglesia) aplica sólo a la adquisición de riquezas en particular. Tomás de Aquino escribió que la avaricia es «un pecado contra Dios, al igual que todos los pecados mortales, en lo que el hombre condena las cosas eternas por las cosas temporales». En el Purgatorio de Dante, los penitentes eran obligados a arrodillarse en una piedra y recitar los ejemplos de avaricia y sus virtudes opuestas. «Avaricia» es un término que describe muchos otros ejemplos de pecados. Estos incluyen deslealtad, trai-

29

ción deliberada, especialmente para el beneficio personal, como en el caso de dejarse sobornar. Búsqueda y acumulación de objetos, robo y asalto, especialmente con violencia, los engaños o la manipulación de la autoridad son todas acciones que pueden ser inspiradas por la avaricia. Tales actos pueden incluir la simonía. La avaricia (en latín, avaritia) es —como la lujuria y la gula—, un pecado de exceso. Sin embargo, la avaricia (vista por la Iglesia) aplica sólo a la adquisición de riquezas en particular. Tomás de Aquino escribió que la avaricia es «un pecado contra Dios, al igual que todos los pecados mortales, en lo que el hombre condena las cosas eternas por las cosas temporales». En el Purgatorio de Dante, los penitentes eran obligados a arrodillarse en una piedra y recitar los ejemplos de avaricia y sus virtudes opuestas. «Avaricia» es un término que describe muchos otros ejemplos de pecados. Estos incluyen deslealtad, traición deliberada, especialmente para el beneficio personal, como en el caso de dejarse sobornar. Búsqueda y acumulación de objetos, robo y asalto, especialmente con violencia, los engaños o la manipulación de la autoridad son todas acciones que pueden ser inspiradas por la avaricia. Tales actos pueden incluir la simonía. La avaricia (en latín, avaritia) es —como la lujuria y la gula—, un pecado de exceso. Sin embargo, la avaricia (vista por la Iglesia) aplica sólo a la adquisición de riquezas en particular. os otros ejemplos de pecados. muchos otros ejemplos de pecados. •


•LUJU


URIA•


•La lujuria (e ‘abundancia’, ‘e usualmente con el pecado prod pensamientos naturaleza sexu sexuaontrla se considera ilusión sexua al sexo. entran dent categoría el y la v el a y laT entran de esa c el adulter violación. n sexual, o u sexuaontrla se considera ilusión sexua al sexo. Tam dentro de esa adulterio y l adulterio y laT dentro de es adulterio y l 34


en latín, luxus, exuberancia’) es nsiderada como ducido por los excesivos de ual, o un deseo actualidad lujuria a la al o adcción También tro de esa l adulterio violación. adulterio También dentro categoría rio y la naturaleza un deseo actualidad a lujuria a la al o adcción mbién entran a categoría el la violación.el También entran sa categoría el la violación• 35


36


"Me pierde el sexo turbulento, me pierde el son de sol, sol de cuando llegas son de cuando voy son de tu cadencia, son de como soyse deja llevar" 37


38


p e c a d o producido por los pensamientos sexual. - La Lujuria es buscar de manera desordenada el placer sexual. - Eres lujurioso cuando buscas el placer sexual por si mismo, porque se siente a todo dar, no importando que sea antes o fuera del matrimonio, no importando que ofendas a tu pareja, no importando que solo tu sientas bonito y tu pareja no , no importando a ver que te tomas para no quedarte panzona. - Eres lujurioso no solo cuando eres infiel, también cuando ves revistas o programas pornográficos, cuando te comes viva a la mujer que va pasando. - Recuerda que Dios ideó el sexo como algo hermoso y que tiene dos fines : a) unir a la pareja --- por eso sólo se vale dentro del matrimonio. b) ser el medio para procrear --- por eso el acto sexual siempre debe estar ¨abierto a la vida¨ y no se vale tomar pastillas, ponerse aparatos dentro del útero ... - La virtud que debes de cultivar para atacar la lujuria es LA CASTIDAD. La castidad es también cuidar mis ojos ,libros, piensa : ¿ Qué piensa Dios de mi en este momento ? - Eres lujurioso no solo cuando eres infiel, también cuando ves revistas o programas pornográficos, cuando te comes viva a la mujer que va pasando. - Recuerda que Dios ideó el sexo como algo hermoso y que tiene dos fines : a) unir a la pareja --- por eso sólo se vale dentro del matrimonio. b) ser el medio para procrear --- por eso el acto sexual siempre debe estar ¨abierto a la vida¨ y no se vale tomar pastillas, ponerse aparatos dentro del útero. La castidad es también cuidar mis ojos ,libros, piensa : ¿ Qué piensa Dios de mi en este momento ?•

39


•GU


ULA•


42


43


44


45


GUL

Siempre deseas tener el control. Esto c controlar a los demás, que no aceptan qu o un gusto Actualmente la gula (en latín, gula) se identifica con la glotonería, el consumo excesivo de comida y bebida. En cambio en el pasado cualquier forma de exceso podía caer bajo la definición de este pecado. Marcado por el consumo excesivo de manera irracional o innecesaria, la gula también incluye ciertas formas de comportamiento destructivo. De esta manera el abuso de substancias o las borracheras pueden ser vistos como ejemplos de gula. En La Divina Comedia de Alighieri, los penitentes en el Purgatorio eran obligados a pararse entre dos árboles, incapaces de alcanzar y comer las frutas que colgaban de las ramas de estos y por consecuencia se les describía como personas hambrientas. - Eres lujurioso no solo cuando eres infiel, también cuando ves revistas o programas pornográficos, cuando te comes viva a la mujer que va pasando. - Recuerda que Dios ideó el sexo como

A l g o hermoso que tiene dos fines a) unir a la pareja --- por eso sólo se vale dentro del matrimonio. b) ser el medio para procrear --- por eso el acto sexual siempre debe estar ¨abierto a la vida¨ y no se vale tomar pastillas, ponerse aparatos dentro del útero ...

- La virtud que debes de cultivar para atacar la lujuria es LA CASTIDAD. La castidad es también cuidar mis ojos ,libros, piensa : ¿ Qué piensa Dios de mi en este momento ? - Eres lujurioso no solo cuando eres infiel, también cuando ves revistas o programas pornográficos, cuando te comes viva a la mujer que va pasando. - Recuerda que Dios ideó el sexo como algo hermoso y que tiene dos fines : a) unir a la pareja --- por eso sólo se vale dentro del matrimonio. b) ser el medio para procrear --- por eso el acto sexual siempre debe estar ¨abierto a la vida¨ y no se vale tomar pastillas, ponerse aparatos dentro del útero ... - La virtud que debes de cultivar para atacar la lujuria es LA CASTIDAD. La castidad es también cuidar mis ojos ,libros, piensa : ¿ Qué piensa Dios de mi en este momento ? - Eres lujurioso no solo cuando eres infiel, también cuando ves revistas o programas pornográficos, cuando te comes viva a la mujer que va pasando. - Recuerda que Dios ideó el sexo como algo hermoso y que tiene dos fines : a) unir a la pareja --- por eso sólo se vale dentro del matrimonio. b) ser el medio para procrear --- por eso el acto sexual siempre debe estar ¨abierto a la vida¨ y no se vale tomar pastillas, ponerse aparatos dentro del útero ... - La virtud que debes de cultivar para atacar la lujuria es LA CASTIDAD. La castidad es también cuidar mis ojos ,libros, piensa : ¿ Qué piensa Dios de mi en este momento ?- Eres lujurioso no solo cuando eres infiel, también cuando

46

ves revistas o programas pornográficos, cuando te comes viva a la mujer que va pasando. - Recuerda que Dios ideó el sexo como algo hermoso y que tiene dos fines : a) unir a la pareja --- por eso sólo se vale dentro del matrimonio. b) ser el medio para procrear --- por eso el acto sexual siempre debe estar ¨abierto a la vida¨ y no se vale tomar pastillas, ponerse aparatos dentro del útero ... - La virtud que debes de cultivar para atacar la lujuria es LA CASTIDAD. La castidad es también cuidar mis ojos ,libros, piensa : ¿ Qué piensa Dios de mi en este momento ?- Eres lujurioso no solo cuando eres infiel, también cuando ves revistas o programas pornográficos, cuando te comes viva a la mujer que va pasando. - Recuerda que

Dios ideó el sexo como algo hermoso y que tiene dos fines : a) unir a la pareja --- por eso sólo se vale dentro del matrimonio. b) ser el medio para procrear --- por eso el acto sexual siempre debe estar ¨abierto a la vida¨ y no se vale tomar pastillas, ponerse aparatos dentro del útero ... - La virtud que debes de cultivar para atacar La castidad es también cuidar mis ojos ,libros, piensa : ¿ Qué piensa Dios de mi en este momento ?


LA

cobija a todas las personas que desean ue cada quien tenga su propia opinión diferente. - Eres lujurioso no solo cuando eres infiel, también cuando ves revistas o programas pornográficos, cuando te comes viva a la mujer que va pasando. - Recuerda que Dios ideó el sexo como algo hermoso y que tiene dos fines : a) unir a la pareja --- por eso sólo se vale dentro del matrimonio. b) ser el medio para procrear --por eso el acto sexual siempre debe estar ¨abierto a la vida¨ y no se vale tomar pastillas, ponerse aparatos dentro del útero ... - La virtud que debes de cultivar para atacar la lujuria es LA CASTIDAD. La castidad es también cuidar mis ojos ,libros, piensa : ¿ Qué piensa Dios de mi en este momento ? - Eres lujurioso no solo cuando eres infiel, también cuando ves revistas o programas pornográficos, cuando te comes viva a la mujer que va pasando. - Recuerda que Dios ideó el sexo como algo hermoso y que tiene dos fines : nir a la pareja --- por eso sólo se vale dentro del matrimonio. b) ser el medio para procrear --por eso el acto sexual siempre debe estar ¨abierto a la vida¨ y no se vale tomar pastillas, ponerse aparatos dentro del útero ... - La virtud que debes de cultivar para atacar la lujuria es LA CASTIDAD. La castidad es también cuidar mis ojos ,libros, piensa : ¿ Qué piensa Dios de mi en

este momento ? - Eres lujurioso no solo cuando eres infiel, también cuando ves revistas o programas pornográficos, cuando te comes viva a la mujer que va pasando. - Recuerda que Dios ideó el sexo como algo hermoso y que tiene dos fines : La tradición judeocristiana, cuya

F u e n t e fundamental es la Biblia ha entendido el pecado, en términos generales, como el alejamiento del hombre de la voluntad de Dios. De acuerdo al Tanaj o Antiguo Testamento, esta voluntad está representada por la Ley (Torah), preceptos y estatutos dados por Dios al pueblo de Israel, y registrados en los libros sagrados. Aun hoy, para el judaísmo no existe un pecado genérico a manera de naturaleza subyacente en los actos de los hombres, sino solo transgresiones objetivas y concretas (no pensamientos o intenciones del corazón) que se cometen voluntariamente. En cambio, de acuerdo con el Nuevo Testamento, y la tradición del cristianismo, existe una naturaleza pecaminosa en el ser humano, heredada de la primera transgresión de Adán. mo han elaborado de distinta forma la doctrina que sustenta esta concepción.•

47


•ANE


EXO•


ANEXO

Deseo compulsivo por solicitar piropos o alabanza de la gente. Son personas que están buscando y desean con anhelo tener reconocimiento.

L

a Biblia y la tradición eclesiástica definen y se refieren a las diferentes clases de pecados: El pecado en general, consiste en una transgresión libre y deliberada de la Ley de Dios. Por leve que sea, es pecado cualquier desviación de los mandatos divinos. La naturaleza esencial del pecado es la rebelión contra Dios, y es pecaminoso cualquier acto en el cual la voluntad humana se opone a la voluntad divina conocida ya sea por un mandamiento revelado o por la conciencia sembrada por Dios en cada ser humano. El pecado, con excepción del pecado original, se llama pecado actual y se divide en pecado venial y pecado mortal de acuerdo a la gravedad de la transgresión y con el grado de voluntad y deliberación.[cita requerida] Los pecados en contra de la sociedad, que según la Biblia "claman justicia al cielo", y en ocasiones implican culpas colectivas son, entre otros: el derramamiento de sangre inocente, oprimir viudas y huérfanos, el defraudar de su jornal al trabajador, y la inmoralidad sexual crasa, como en el caso del relato de Sodoma y Gomorra. Los pecados capitales no solo llevan a la muerte física, sino a la condenación eterna, como el "pecado contra el espíritu santo", también los hay que han sido definidos por la Iglesia y son: la soberbia, la avaricia, la lujuria, la ira, la gula, la envidia y la pereza. La Biblia y la tradición eclesiástica definen y se refieren a las diferentes clases de pecados: El pecado en general, consiste en una transgresión libre y deliberada de la

Ley de Dios. Por leve que sea, es pecado cualquier desviación de los mandatos divinos. La naturaleza esencial del pecado es la rebelión contra Dios, y es pecaminoso cualquier acto en el cual la voluntad humana se opone a la voluntad divina conocida ya sea por un mandamiento revelado o por la conciencia sembrada por Dios en cada ser humano. El pecado, con excepción del pecado original, se llama pecado actual y se divide en pecado venial y pecado mortal de acuerdo a la gravedad de la transgresión y con el grado de voluntad y deliberación.[cita requerida] Los pecados en contra de la sociedad, que según la Biblia "claman justicia al cielo", y en ocasiones implican culpas colectivas son, entre otros: el derramamiento de sangre inocente, oprimir viudas y huérfanos, el defraudar de su jornal al trabajador, y la inmoralidad sexual crasa, como en

"El caso del relato de Sodoma y Gomorra" Los pecados capitales no solo llevan a la muerte física, sino a la condenación eterna, como el "pecado contra el espíritu santo", también los hay que han sido definidos por la Iglesia y son: la soberbia, la avaricia, la lujuria, la ira, la gula, la envidia y la pereza.

50

La Biblia y la tradición eclesiástica definen y se refieren a las diferentes clases de pecados: El pecado en general, consiste en una transgresión libre y deliberada de la Ley de Dios. Por leve que sea, es pecado cualquier desviación de los mandatos divinos. La naturaleza esencial del pecado es la rebelión contra Dios, y es pecaminoso cualquier acto en el cual la voluntad humana se opone a la voluntad divina conocida ya sea por un mandamiento revelado o por la conciencia sembrada por Dios en cada ser humano. El pecado, con excepción del pecado original, se llama pecado actual y se divide en pecado venial y pecado mortal de acuerdo a la gravedad de la transgresión y con el grado de voluntad y deliberación.[cita requerida] Los pecados en contra de la sociedad, que según la Biblia "claman justicia al cielo", y en ocasiones implican culpas colectivas son, entre otros: el derramamiento de sangre inocente, oprimir viudas y huérfanos, el defraudar de su jornal al trabajador, y la inmoralidad sexual crasa, como en el caso del relato de Sodoma y Gomorra. Los pecados capitales no solo llevan a la muerte física, sino a la condenación eterna, como el "pecado contra el espíritu santo", también los hay que han sido definidos por la Iglesia y son: la soberbia, la avaricia, la lujuria, la ira, la gula, la envidia y la pereza. La Biblia y la tradición eclesiástica definen y se refieren a las diferentes clases de pecados: El pecado en general, consiste en una transgresión libre y delito. •



Seven sins pdf