Issuu on Google+

AMAR A DIOS=AMAR AL PRÓJIMO

Jesús le dijo: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente. Mateo 22:37

El amor que profesamos tenerle a Dios debe reflejarse en nuestro amor hacia los demás. En 1Juan 4:21b dice: “El que ama a Dios ame también a su hermano”. Es imposible llamarnos cristianos y decir amar a Dios si no valoramos a quienes nos rodean. El amor a nuestro prójimo debe ir más allá de nuestras palabras o buenos deseos, el amor implica acción y sacrificio. La palabra de Dios en 1Juan 3 1718 nos dice: “Pero el que tiene bienes de este mundo y ve a su hermano tener necesidad, y cierra contra él su corazón, ¿cómo mora el amor de Dios en él? Hijitos míos, no amemos de palabra ni de lengua, sino de hecho y en verdad”. Si amamos a Dios, pero somos insensibles a las necesidades de quienes nos rodean, nuestro amor no es de hecho ni verdadero. Cuando vemos a alguien necesitado ¿qué hacemos? Al-

gunos pueden contestar, “Yo les digo que Dios les ama”, otros pueden abogar “Yo siempre les digo ¡Dios te bendiga!”, pero ¿Crees que eso es todo lo que nos toca hacer? Piénsalo, creo que hemos desarrollado un mecanismo automático de decir algunas frases por querer “cumplir”, pero se nos escapa tener en cuenta las necesidades de esas personas a quienes le hablamos. Mira este ejemplo: Salgo por la mañana y me encuentro con un amigo en la calle y le digo, “Hey Cristo te ama” y sigo caminando,15 minutos más tarde, le paso por al lado a un indigente que no ha comido nada y ni siquiera lo miro. Es totalmente inconsistente para mí no tener misericordia hacia los demás y al mismo tiempo disfrutar de la misericordia que ha tenido Dios conmigo e ignorar la realidad de le gente. Quizás el caso de la pobreza y la indigencia te parezca muy exagerado, sin embargo, ¡cuánta pobreza espiritual hay a nuestro alrededor! Olvídate de los pobres por un momento si quieres. Va-

mos a concentrarnos por un momento en las necesidades espirituales de la gente. ¿No te parece que los jóvenes tienen cada vez más problemas emocionales?¿No has visto jóvenes llenos de vida y con muchos talentos sumergidos en la depresión? ¿No crees que la falta de amor hace a los jóvenes ser violentos hacia sus padres, profesores y compañeros, y muchos buscan el cariño y la aprobación que carecen en sitios erróneos? Creo que tu respuesta a todas ha sido un triste, Sí. Existen muchas organizaciones, no necesariamente cristianas, que se preocupan por ayudar en las necesidades físicas de la gente, construyendo viviendas y ofreciendo ayuda médica, pero también hay muchas otras que hacen consultas psicológicas, ayudan con las adicciones, tratan de sacar prostitutas de la calle ¡Cuánto más la iglesia de Dios! Estamos partiendo de la premisa de que amamos Dios, de que tenemos una relación de amor con él, ese es el versícu-

Por: Ángel & Yamel Cardo

za lo principal de este mes. Si amamos a Dios se nos hará más fácil amar al prójimo. En el libro Mi experiencia con Dios, Henry Blackaby propone unas cuantas preguntas prácticas que podemos hacer a las personas que Dios pone en nuestro camino para demostrarle nuestro interés: ¿Cómo puedo orar por usted? ¿Qué petición puedo hacer por usted en mi oración? ¿Le gustaría hablar al respecto? Abramos los ojos a las necesidades de nuestro prójimo y estemos dispuestos a brindar amor y a alentar y ayudar a otros en su crecimiento. No sólo digamos “Cristo te ama”, digamos con nuestros hechos por el amor de Cristo en nosotros… Yo te amo porque Dios te amó primero. Todo se enfoca en el amor, amamos a Dios, amamos a nuestro prójimo, si no sabes cómo hacerlo pídele a Dios que aumente tu amor hacia Él y hacia los demás.

Creo que Dios quiere que amemos tanto a los demás que vayamos hasta los extremos para ayudarles. Creo que Él quiere que seamos conocidos por nuestro dar, de nuestro tiempo, nuestro dinero y nuestras capacidades y que comencemos un movimiento de iglesias “dadoras”. Al hacerlo, podemos aliviar el sufrimiento del mundo y cambiar la reputación de la iglesia….

Francis Chan “Loco Amor“

www.francischan.org

Trabajo arduo, frutos evidentes Azua, República Dominicana

Raúl y su esposa Zanza tienen 11 años trabajando en la Comunidad del Prado en la ciudad de Azua y llevando el mensaje de la Palabra de Dios. Desde hace 9 años empezaron a pastorear la Iglesia Cristiana de la Comunidad del Prado, compuesta principalmente por jóvenes, niños y adolescentes. El prado es una comunidad relativamente pequeña, nos cuenta Raúl que es muy común que desde los 12 y 13 años de edad las adolescentes ya tengan familia o estén dedicadas a la prostitución. Támbien nos dice que muchos de los jóvenes ven el narcotráfico como su única fuente de entrada. Estas reaVisítanos en la Web:

lidades hacen que la pobreza, el desorden y la violencia sea cada vez más generalizada. El trabajo de Raúl y Zanza junto a sus dos niños en esta pequeña comunidad de Azua, no termina ahí. “En nuestra

escuela, Centro Evangélico El Prado, hemos estado enseñando a niños con problemas de aprendizaje. Le damos un tratamiento especial hasta que podemos ayudarlos a ser alfabetizados”, nos

de la comunidad. Gracias a Dios, muchos de los jóvenes que asistieron al Centro Evangélico El Prado, hoy día son profesores, otros misioneros y otros profesionales. Raúl nos puso al tanto de otro hecho sobresaliente; ninguno de los profesores de la escuela había estudiado para ser maestros, en el caso de las mujeres todas eran amas de casas y hoy ya casi todas están terminando su carrera en Educación.

“En nuestra iglesia tenemos la bendición de que muchos de nuestros jóvenes han aprendido el inglés como segundo idioma y también muchas de nuestras niñas y de nuestros jóvenes, han aprendido a tocar la guitarra”. Nos dice con certeza, que el grupo más grande de personas que habla inglés y toca guitarra de la comunidad entera, ha sido instruido en la iglesia.“El señor nos ha dado la oportunidad de que nuestros jóvenes hayan hecho un esfuerzo para aprender y dar testimonio a otros”. Oremos por el trabajo de estos misioneros en Azua, Raúl se despidió diciendo “Es un trabajo arduo pero sabemos que los frutos de los que trabajan para el Señor se van a ver”.

cuenta Raúl. En el momento, el Centro cuenta con 120 estudiantes a partir de los 2 años y medio. Dios los ha utilizado la enseñanza cristiana para ministrar a los estudiantes y a través de ellos los demás habitantes

generaciondecambios.com o envíanos tus preguntas o comentarios a correo@generaciondecambios.com

Este mes recomendamos el libro “Loco Amor” del pastor Francis Chan. “Loco Amor” o “Crazy Love” nos hace un llamado a buscar con urgencia una relación íntima con Dios y a vivir una vida apasionada por Él. Chan describe el lamentable estado de los cristianos “tibios” que luchan por una vida caracterizada por el control, la seguridad y la ausencia de sufrimiento. En marcado contraste, el libro ofrece historias reales de creyentes que han dado todo su tiempo, dinero, salud e incluso su vida en obediencia al llamado de Cristo.

www.crazylovebook.com


Gente Joven ABRIL