Issuu on Google+


© De las autoras que participan en la antología - Título: MUJERES POETAS DEL MUNDO (Volumen II) - Autora de portada: Eleonor Pérez - Selección y presentación: Xabier Susperregi - Edita: Biblioteca de las Grandes Naciones bibliotecadelasgrandesnaciones.blogspot.com/ Libro º 16 Correo de contacto y colaboraciones: xsusperregi@gmail.com Oiartzun, País Vasco, Julio de 2013

2


3


4


NUESTRAS POETAS DEL MUNDO Volumen II

Autora de la portada: ELEONOR PÉREZ Selección y presentación: XABIER SUSPERREGI

5


6


PRESENTACIÓN El dolor no es más que el fracaso de una forma de amor y la antesala a otra forma de amar.

Rosse Marie Caballero

Apenas un abrir y cerrar de ojos y aquí tenemos el segundo volumen de nuestra antología. Todo se debe a que el sueño o idea inicial, de reunir a autoras de todo el mundo, tratando de que no fuese algo puntual, tratando de alguna forma de que la culminación de la edición formara parte de todas las personas que la han hecho posible, con sus valiosas colaboraciones. Ese profundo deseo, sin duda se ha fraguado y reflejo de ello es la correspondencia que he mantenido con las protagonistas de esta hermosa historia y sus opiniones respecto a la antología y a formar parte de ella. Las valiosas colaboraciones recibidas inicialmente tampoco tuvieron espacio suficiente en el primer volumen, por lo que resultaba casi imprescindible completar este segundo. Ojalá que el año próximo podamos volvernos a reunir preparando un tercer libro. Pero quiero dedicar el espacio de esta breve presentación a mencionar las publicaciones que tenemos en marcha y también a lanzar un pequeño desafío, para quien se vea con motivación suficiente como para llevarlo a cabo.

En primer lugar tenemos la antología de: Mujeres en la historia, especial homenaje a la mujer y a mujeres cuyas vivencias han quedado como ejemplo para la humanidad, para la que aún queda un mes para preparar los poemas, cuya portada, a la izquierda, es autoría de la pintora Florence Karayan.

En segundo lugar, otra antología maravillosa. Poemas por Palestina que también contará con decenas de autoras y autores que han enviado ya sus poemas y en la que se podrá participar hasta el 30 de Septiembre y que además, contará con varias decenas de ilustraciones en color de importantes autoras y autores palestinos, en una edición irrepetible. 7


En tercer lugar estamos preparando ya el tercer volumen de: Mil y un poemas saharauis, en el que sería maravilloso contar con la colaboración de nuestras poetas del mundo, uniendo sus voces en favor del oprimido y olvidado pueblo saharaui, ojalá que tengan en cuenta estas palabras. Esta antología también llevará numerosas ilustraciones, en este caso, de autores saharauis y podrán enviarse poemas hasta el 15 de Noviembre. Y el desafío que es más bien otro sueño o deseo, sería que alguna de las autoras que participa en estas antologías, que son parte de las publicaciones de la Biblioteca de las Grandes Naciones, pudiera tomar la iniciativa de preparar alguna antología de poetas de su tierra de origen y poderlas publicar también en esta Biblioteca de todas y todos, donde tendrán también su valiosa cabida las obras dedicadas a las tradiciones de los pueblos. Mencionar también mi profundo agradecimiento a las autoras cubanas, porque en ocasiones ha resultado ciertamente complicado mantener correspondencia con ellas y lograr también que les lleguen las publicaciones. Y ahora quédense con lo más valioso de este libro, que son los poemas de nuestras poetas del mundo, retales se sus vivencias, de lo que han construido con su imaginación, de lo que han aprendido, de lo que han sufrido, de lo que desean cambiar, de lo que añoran, de lo que muchos no logramos ver porque nos hemos dejado encadenar como el resto de la sociedad que nos rodea, casi sin darnos cuenta. Nos hemos convertido en marionetas que más que hilos, portamos pesadas cadenas y casi, repito, sin darnos cuenta. En estas páginas, en estos poemas está la llave del candado que sujeta nuestra cadena, el mensaje de lo que está delante nuestro y no logramos ver, porque desean que no lo veamos. Espero que puedan encontrar su llave, porque yo ya lo he hecho y de verdad, que yo también he aprendido mucho en estos meses, de respeto, de amistad y creo que sobre todo, de libertad.

Xabier Susperregi, 8 de Julio de 2013

8


TE PRESTO MI VOZ, HERMANA Por Arabella Salaverry, poeta costarricense Te presto la escasa lucidez ...de este siglo vestido de torturas Te presto mareas por si se te ocurre deshacer las rocas Te presto lo visceral del grito de algunos animales los que habitan el destierro los que doblan el recodo del olvido Te presto también mi voz para que hablés por ejemplo de los espejos donde no se refleja tu impotencia Para que denunciés la presencia invisible de tus sueños

9


Para que nombrés el pan ausente que frecuenta tu mesa Te presto mi voz para que hablés en nombre de los niños borrados y mencionés si te parece su desesperada esperanza Te presto mi voz para que denunciés la fría bayoneta de la muerte invitada imprescindible de las guerras Te presto lo que tengo y lo que no tengo Lo que soy y lo que quisiera ser Lo que el tiempo ha dejado de lo humano lo que los dioses han perdido en el camino Te presto estos poemas

Del poemario “Chicas Malas” URUK Editores

10


QUÉ SUEÑAN LOS REBELDES Por Marta Oliveri, poeta argentina ¿Qué sueñan los rebeldes En su confinamiento de utopías Qué templo ha de elevarse En esta oscuridad ¿Donde el poeta es mensajero del silencio? Morir de muerte propia Danzar la redundancia Del límpido aquelarre Que bendice al fetiche Ensimismar el ser A la gloriosa angustia Arder en soledad El simultáneo infierno Del ser y la conciencia. Por qué muere el poeta Si ayer fue primavera Y al dar la cinco en punto Volverá el sol naciente.

11


PIES DE LODO Por Paula Martínez, poeta colombiana Hoy... camino... camino mi ciudad con mi piel dolida en el dolor de otros... las calles polvorientas se mezclan con las lágrimas de sus caminantes, mis pies descalzos resbalan en el lodo, mis pasos tiemblan sin fuerzas, se hunden en el barro de los amigos de marcha... tengo la mirada gacha y los bolsillos vacíos, abro las manos, como buscando mensajes de pequeños papelitos blancos... "duelen los pasos en la ciudad de nadie" Sólo espero no desfallecer, en tanto río de sangre... levanto la cara y pido al cielo una lluvia de estrellas alegres, que ponga luz en sus nuevas caminatas....

12


EL POETA Por Sara Castro Méndez, poeta costarricense Es una planta que muda y se arraiga sobre tierras como animal de distintos vocablos que reposa entre pechos silvestres y sus células se impregnan en el vientre del destino. Es un pájaro azul que trasplanta sus versos desde la cerca de púas hasta las alas del hombre y deja que su cuello se expanda para tatuar su manifiesto aún cuando se enfrenta con el linde que separa la muerte de la vida.

13


EL NEÓN DE MIS PASOS Por Rossana Estrada Búcaro, poeta guatemalteca No bebo tequila ni cerveza tampoco altero la conciencia me bebo la noche sorbo a sorbo con su ritmo electrónico su impecable repetividad marca cada latido en la penumbra podríamos pensar que estamos en California pero no, es Guatemala city al salir de este antro no aparecerá superman ni los x men solo el neón de mis pasos maullará los semáforos y las ambulancias xq vivimos en territorio de sueños y violencia

14


DESPUÉS DEL LABERINTO Por Ayliñ Mawvn, poeta mapuche Camino hacia el horizonte luego de tanto laberinto cotidiano camino disolviéndome en un rosa amable que traga mi silueta limpia mis pasos cuando retroceden. Abro puertas de luces tras fríos barrotes de hierro punzante desplazando el espacio empujones de aire cruzan mi cuerpo soplando antiguos cantos con reflejo de raíz, cantos perfumados en tierra húmeda, cantos lejanos que habitan en mi oído despiertan cuando duermo. Encuentro el lecho que construirá mi sueño y sin creer en la magia ni en la vida ni en las fuerzas sin creer siquiera en los sueños me duermo en un día prematuro doliente de invierno que se cuela en un otoño resistente a guardar su luz. Cierro los ojos y se abren los del alma, vuelo tan lejos a tierras de mis abuelos tierras verdes tan extensas, tierras preñadas de paz que vieron caer grandes dolores donde escupieron el odio homicida, verdugo de lo verde. Vuelo en neblina blanca para acariciar el corazón de mujeres que crecen bajo el vientre de la luna rebosantes de luz lloran mis ojos espirituales desde el centro del corazón de tierra en un encuentro infinito con manos hermanas que acarician mi energía en este viaje de vida.

15


OLVIDO Por Salka Embarek, poeta saharaui Porque no olvido, podrán pasar ejércitos de palabras cosiendo negativas en mi alma, podré escuchar versos cadenciosos, negando mi origen, justificando que duerma. No consiento, no transijo. Vendrán a mí, hombres anunciando ser justos para hastiar de nubes mi razón, y en los ojos y oídos descansando su olvido, me dirán que no existo, que el dolor fue un sueño, que nunca hubo cárceles de niños, ni muertos, ni hambres de conciencia, que nunca hubo río, ni de agua, ni de sangre, ni barrios de protesta en la calle, que los hombres son arena de desierto, y no aúllan las barreras del silencio. No consiento. Me dirán que mi piel se desvanece, que mi padre no fue y no nací, que no hubo exilio, ni guerra, ni campos de la miseria, ni palabras en mi boca, ni sal en los ojos, ni en mi sangre venas, que la verdad no es eterna, como el amor, que me olvide, que todo lo olvide, que fue un sueño. No consiento. Olvido en español, pero no en hassanía.

16


LA INDIA Y LA NEGRA QUE LLEVO POR DENTRO Por Siboney del Rey, poeta venezolana La india y la negra que llevo por dentro, hacen de mi sangre fuego, de mi sentimiento, un grito rebelde y justiciero. Me llena con aromas de amaranto, de azahar, de cacao, de café, de canela, de caña dulce, de maíz… ¡Porque despierto la vida cuando es delicia de verdad! ¡Soy hija de la tierra! ¡Soy hija de la noche! ¡Soy hija de la luna y del sol! Guardo junto a ellos infinitos secretos, al sentirme libre como el viento.

17


La india y la negra que llevo por dentro, hacen de mi canto, una hermosa resistencia. Hacen de mi poesía, mil batallas que nunca terminan. Hacen de mi cuerpo, la más perfecta obra de arte. Hace de mi alabanza, una bendición de los dioses. Cuando siento que retumban los tambores, encienden mi espíritu libertario, mi fuerza, mi batalla, mi sueño, mi alegría, mi encanto… que me dieron mis ancestros. ¡Y por eso tengo la india y la negra que llevo por dentro! Orgullosa es la raza, cuando se lleva con dignidad y esmero, con identidad y respeto. ¡Así muera blanca también tengo la india y la negra que llevo por dentro!

18


FLORES ANARANJADAS Por Ailén Betania, poeta argentina Te compré flores. ¿Por qué? ¿Para qué? Supongo que es porque no puedo dártelas Porque no sé si alguna vez podré regalarte flores A mí me encantan las flores. Éstas en particular Son muy hermosas Con gruesos y alargados pétalos de color anaranjado Las miro sosteniéndolas con mis dos manos y tu cara Comienza germinar como una semilla Brota, florece Renace y revive ante mis ojos Te pienso Sabiendo que pasó mucho tiempo Que creciste Ahora sos un hombre Lejano Distinto Extraño Ajeno… Tantos fueron los momentos en que estuve junto a vos. A lo largo de los años te vi Te contemplé Hasta te amé durante noches, Tardes, Amaneceres

19


Te besé tiernamente en la boca sin que te dieras cuenta, Sin importar las situaciones que transcurrían a mi alrededor -mi esposo llegando del trabajo, el café que le llevé a mi jefa, desnuda bajo la ducha caliente, fumando un cigarrillo junto a la ventana, o jugando con mi hija entre mamaderas y cambios de pañalNo podrías siquiera darte una idea de la cantidad de veces que te sostuve entre mis brazos Te vi, te contemplé, te besé, te escuché, te sonreí, te lloré Dormida, despierta, fumando, tomando mates, yendo a trabajar, volviendo a casa, cocinando, frente al espejo, mi esposo, mi hija, mi jefa… frente a mis propias manos llenas de oscuridad. Fuiste mío infinitamente mío Entre las miles y extensas imágenes que mi memoria guarda en su cofre. Me pregunto si acaso vos sentiste algo así Si aun te acordás de mí Si se te dio por pensar a dónde fueron mis pasos Si me amaste en un recuerdo o me hiciste el amor en algún sueño Creo que nunca voy a saber

20


Por eso me dirigí al vendedor de flores de la esquina sin pensar en los precios y nombres elegí el más bello ramo de flores entre todos los ramos que observé y con ellas continúo mi camino Ya no miro a la gente, los árboles, las veredas, los colectivos, los perros Sólo las flores anaranjadas que me susurran que estás en algún lugar en alguna parte Con tu familia, tus amigos, tu novia, y tus amantes, con hijos o sin hijos la música… las fiestas… cerveza tras cerveza, humo de cigarrillos y marihuana en una casa o en el parque en este país o en otro andando en bicicleta o a pie de cara al sol o bajo el viento y la lluvia Durmiendo… estudiando, trabajando, haciendo el amor… Dando vueltas, giros, vuelos… Por aquí… Por allá… No lo sé… Pero en algún lugar… Estás viviendo, igual que yo Y te compré flores por si te encuentro. (“Flores anaranjadas”. Poema perteneciente al libro de poesías inédito de Ailén Betania Rodríguez, titulado “Oro demencia, y escoria” 2010, Rosario. Argentina)

21


PARA TI, POETA Por Ana Maritza Aguirre, poeta peruana Para ti, Poeta, que tu reino son las letras, con las que armas, ordenas, desordenas, juegas, creando círculos de poesía imaginaria, creando versos de avenidas muy largas. Para ti, Poeta, que te viene el arte por las venas, no te cansas de escribir ni te fatigas, sólo disfrutas en tu reino de locura, escribir y escribir más poesía. El tiempo no pasa como los años, te mantienes fresco como hierba de mayo, quedará tu reino para otros indomable, para que tú, Poeta de versos inmortales, amases letras que salgan, como pan recién horneado. Para ti, Poeta de todos los tiempos, para ti, Poeta que marcaste historia, para ti, Poeta conocido y aún desconocido, para ti, Poeta torrente manantial de inspiraciones, te dedico mi homenaje y mi respeto.

22


MADRE TIERRA Por Queta Navagómez, poeta mexicana Pájaros risueños Tatei Yurianaka nuestra madre tierra la pequeña flor de colores tibios y resecas manos nos está esperando. Habrá que decirle: falda anochecida sobre lomeríos sarta de colores verde flor de lluvia guárdame en tu carne Tatei Yurianaka. Cuando cada paso golpe sea en los huesos cuando de tan vieja -alta caña secase doble mi espalda y herido de luz apague los ojos mi huarache guía hacia tu regazo madre Yurianaka.

23


Para amortajarme despliega tu manto color sembradío. Con dedos de polvo pulirás mis huesos madre de huicholes madre del wirrárika. . Piedras son tus ojos subterránea tu alma. Tatei Yurianaka la de entraña oscura guárdame en tu seno como una semilla.

Del libro, “Canto para desplegar las alas de los niños pájaro” poemario sobre ritos y mitos huicholes. Tatei Yurianaka es la Madre Tierra.

24


AMERICA LATINA Por María Esthela Astudillo, poeta ecuatoriana Con mi mano en la frente y pensando cómo hacer un poema, me encuentro a solas preguntándole a la historia que marcó tu vida, dejando huellas que heredarán nuestros hijos, huellas de sangre, de sudor, de muerte, de dolor. Hoy recuerdo a José Martí, al Padre Camilo Torres, que celebrando misa con mochila al hombro, trataba de ganarle al tiempo segundos de oro; para impedir que tus arterias, Colombia, sangraran por dentro, por cuchilladas de fuera, tan filosas y mortales como los prestamos del Fondo Monetario, que te endeudan por vida, y más allá de la muerte. “Pagaré con mi vida la lealtad de mi Pueblo”, decía Salvador Allende. El terrorista para los de ultra derecha y hermano de sangre... para aquellos que no saben que es comer un pan, por no tener para dos.

25


Terminaron con su vida en una emboscada perfecta, donde las botas y grilletes pisotearon la poesía; donde los cascos y fusiles derribaron girasoles; pero allí, entre los escombros, germinó la rebeldía de un pueblo oprimido que gritó al mundo la felonía con que a Chile se marcó. Está cercano el día que la estrella solitaria tendrá la compañía de todo un pueblo enardecido, que gritará: ¡VIVA CHILE!… aunque después se pague con la vida. ¡Qué hablar de ti Brasil y de ti Bolivia: saqueadas, ultrajadas! Cerro Rico debió cambiar de nombre. ¡Desde hace cuánto sufrís! ¡Desde hace cuánto lloráis! Y que decir de ti Cuba. La Cuba de Fidel. Te batiste como leona defendiendo a sus cachorros, ante el cazador malvado que no usó fusil ni flecha. Sorprendió con cañones y bombarderos, pero allí, de pie, te mantuviste siempre. De pie, no de rodillas.

26


Para el asombro del mundo limpiaste el honor de la Habana: tantas veces mancillada, convertida en cabaret. Hoy eres Cuba, mañana serás Cuba, y por siempre serás Cuba… ¡La Cuba de Fidel! Mi Patria grande, América Latina. En ella late un rojo corazón, de nombre Ecuador. No puedes parar ni un segundo, tienes que avanzar. No puedes retroceder, tienes que cruzar la infame muralla del imperialismo mortal; expulsar a los corruptos y a esos padres de la patria que nunca tuvieron hijos; expulsar esa carroña, engendro del cáncer económico. Abórtalos en el vacío absoluto y lucha por parir hijos con sangre india que gocen por una paz sin trabas, que añoren una patria íntegra, que no se entreguen al matrimonio de unos cincos garantes, que se divorcien de la hipocresía, que se rasguen las vestiduras y que enseñen al mundo que en el pecho tatuado llevan a mi Patria grande, América Latina. Ecuador, mi tierra amada.

27


Cómo no hacerte poemas si has sido tan mancillada. A mi Patria grande, América Latina, le dedico estos versos. A ti que naciste del amor carnal de nuestros ancestros, que sembraron en ti hijos fuertes y guerreros; que depositaron sus semillas en úteros fecundos para germinar hombres y mujeres, conquistadores de justicia …Que un día no lejano, en la época de siega, cortarán las mieses y cogerán sus frutos con sabor a miel; que deleitarán a las almas de toda mi Patria grande, ¡América Latina unida!

28


DUERME NOMÁS Por Irina Ráfols, poeta uruguaya Señor, le explico: ella duerme nomás. Duerme. Que está algo cansada de vivir y de ser tan amada puede ser… ¿pero muerta? ¡Jamás! No sé por qué lloran sus padres. ¿Qué hace esa cruz, ese cirio prendido, si yo tengo tibio todavía el oído de los requiebros de amor de esta tarde? Dormida así, parece una princesa esperando el gran beso de un príncipe querido, que rompe un hechizo que la apresa, que vence la crueldad del tiempo y del olvido. Dormida así, parece una paloma que el ala del sueño, serena ha vencido, que esconde su ternura cobijada y sola en esa caja negra que hace de nido. No le digo adiós porque sé que está dormida. Por eso hablo quedo. Por eso sonrío como en una boda. Por eso a nadie digo que estoy de duelo. Me dieron tantas sonrisas esos labios que ahora fuera injuria no reírme. Tanto amor no puede rendirme. Aquí el dolor sigue de paso.

29


¿Ve esa sensación de paz? ¿Ese semblante blanco como la luna? ¿No le dice eso que sueña, nomás? Esa mujer fue amada como ninguna. Por eso entienda: no está muerta, de mi amor un instante reposa. Esa amada que Dios me dio del cielo me promete muy pronto ser mi esposa. ¡No! ¿Qué hace usted? ¿Qué hace? ¡Deje esa tapa quieta! En un momento me llamaran sus labios. Hace frío en esta casa de piedra y querrá aferrarse entonces a mis brazos. Si yo creyese, señor, por un momento, que está muerta, que no descansa de mis besos, plena, tomándose un reparo de mi amor, entonces, señor, permita que me acomode en su cajón, sobre su cuerpo frío dejaré de a poco que se apague mi espíritu, ya loco, que la acompañe bien asido a sus brazos, apoyada mi cabeza en su pecho mudo, se caiga sobre mí un silencio raso, ¡y cierre usted la tapa con seguro!

30


TIERRA DE NADIE Por Mariene Lufriú, poeta cubana Tuvimos que fundar un país con la suma precaria de dos sábanas de hotel. Demasiado pequeño aquel país tanto que dejamos fuera tus relojes cargados de reuniones y notas de oficina mis amores antiguos anclados a la culpa la certeza de tu esposa atada como un musgo a tu costado mi pasaporte y un boleto de regreso que borraba la silueta de tus costas la ignorancia graciosa de nuestros cumpleaños la promesa de la próxima cita el dolor que sobreviene en el momento del adiós. Angosto y miserable aquel país tanto que imaginamos eterna la huella de olor en nuestra piel la abstinencia que escogimos para no ser convencionales el temblor de los dedos que vacilan antes de marcar el número telefónico del otro la aparente indiferencia que inventábamos delante de la gente.

31


Hace poco tus relojes mis amores tu esposa mi pasaporte han atacado el país que fundamos y allanaron todo lo que creímos nuestras conquistas. Nos dejaron únicamente la piel despojada de la huella la abstinencia un par de números telefónicos unos dedos que ya no tiemblan ni los marcan y la indiferencia que hoy nace espontánea como el más dócil de los manantiales. Demasiado pequeño aquel país demasiado angosto y miserable tanto que duró más poco que una luna y nunca tuvo una bandera ni un himno que nos cante hoy al oído ningún símbolo sagrado ni perverso ni una guerra siquiera que avivara el curso de la sangre. Se escurrió entre circunstancias que no pudimos trascender y un mar imperdonable impuso toda su majestad a nuestro abrazo. Ahora lo comprendo Amor: dos sábanas de hotel son poco para fundar un país tanto que la más indolente empleada de limpieza llegó al amanecer y sin ningún remordimiento visible nos arrebató el país para mezclarlo con el resto de la ropa sucia

32


SOY LO QUE VES Por María Jesús Alvarado, poeta española Soy lo que ves y no me escondo. No necesito guardar secretos para sentirme libre. No me oculto tras ningún velo, ni deseo disimular mis huellas. Mi rostro es el que ves, éste, el que rehúsas mirar para que no te descubra.

33


YO ÁRBOL Por Milena Chaves, poeta costarricense Soy árbol de semillas migratorias. Soy las raíces que me han florecido y muerto en tantos suelos. Soy árbol y si me podan, crezco y si me queman las raíces ya habrán nacido desde otro brazo de la lluvia. Soy frutal, exótico, caducifolio, apenas tronco. Soy árbol sombra árbol leña árbol papel y lápiz de versos árbol que rompe el cemento de las aceras árbol hamaca árbol casa árbol refugio. Soy árbol que muta su camino. Árbol en su viaje interminable hacia la luz.

34


LAS(LOS) QUE AMAMOS EN EXCESO Por Cristina Sainz Sotomayor, poeta mexicana Los que amamos en exceso corremos el riesgo de parecer locos sordos y/o ciegos y quedarnos solos los que amamos en exceso somos parad贸jicos dicen que misteriosos yo dir铆a que claros no andamos con rodeos el tiempo es corto y decimos te amo pronto porque sin amor los que amamos en exceso no sobrevivimos se nos hunde el barco si nos dejan se nos quema el alma por unos labios hacemos un poema

35


y lloramos pero también reímos y reímos llorando y lloramos riendo y se confunden con los que amamos en exceso y se asustan los serios y se ríen los relajientos los que amamos en exceso decimos hágase el amor y se hace el amor que llevamos dentro los que amamos en exceso podemos parecer sabios o tontos pero no somos ni lo uno ni lo otro sino todo lo contrario y nadie entiende por qué no mentimos si nadie se enteraría si mintiéramos y perdemos diciendo y decimos perdiendo los que amamos en exceso

36


agarramos defensas de los microbios de los que no nos aman de los que nos desprecian y de los que nos levantan falsos y parece que nos matan a los que amamos en exceso pero nos inmunizan y nos hacen mĂĄs fuertes a los que amamos en exceso nos dan un premio por amar en exceso nos dan un beso y se alejan pero nos inmortalizan porque al final todos quieren ese beso los que amamos en exceso no sĂłlo tenemos un premio por amar en exceso tambiĂŠn un castigo volver a enamorarnos.

37


FANTASÍA Linda Margarita Redondo Lindamar, poeta hondureña Todo esto fue una fantasía... Nada de esto fue real Cuantos días desgastados Cuantas alegrías a medias Vienes por donde pensaste había camino Y ahora huyes cual ladrón de sustento Dejando mi alma sin aliento Cierras con tus esquivas El espacio infinito de este sueño Despiertas en mí el deseo incontrolable De encontrar la salida y sin dudar Sigues encantando mis sentidos Deposito en el silencio vacío de tu ausencia, Rodeado del recuerdo vivo de nuestras complacencias, El juego intenso de nuestras miradas, el calor de tu cuerpo, El sonido de tu voz, la inquietud de tus labios Y con una calida despedida llena de esperanza… Me desprendo del maldito encanto de mis ideas Lamentando la ironía de mi fantasía… porque al fin y al cabo… Eso es lo que es…. una dulce… pero fatigante ¡FANTASÍA!

38


ESTACIONES DEL ALMA Por Zahra Hasnaui, poeta saharaui Invierno doliente, en la distancia. Invierno, otoĂąo y primavera. Solidarias aladas portan tu misiva invisible. Aromas de madera en mis sentidos heridos, vientos a todo galope en la bruma de mis primaveras, aguas de colores en el estĂ­o de mis recuerdos.

39


Releo tu mensaje recostada en el laberinto de los sue単os. Y mientras, invierno, oto単o y primavera pasan, consciente me pierdo y me hallo inconsciente.

40


Y TÚ, ¿SABES QUIÉN ERES? Amira Al Awda, poeta palestina Tú, que dices llamarte israelí, dime: ¿de dónde eres? Tú, que dices llamarte israelí, dime: ¿conoces Al Nakba? Tú, que utilizaste las armas para exiliarnos, Tú, que robaste nuestros olivos, y nuestros naranjos, Tú, que puedes viajar libremente, Tú, que no sabes lo que es la tortura, salvo cuando la practicas. Tú que dices que esta tierra te pertenece, y que siembras el terror por donde pasas, dime: ¿de qué tienes miedo? dime: ¿de qué te proteges tanto? Yo sé quien soy, pero y tú, ¿sabes quién eres?

41


SOMBRAS Por Marisol Flamenco, poeta salvadoreña Quise con mis versos abrazar la luna, y me abrazó el silencio dejando sin voz la noche. Enfriando con su crueldad mi corazón desnudo. La luna ya no estaba se escapó en la madrugada. Mientras yo, cual trovador trataba de despertar los versos que yacían esparcidos en las sombras. Antes que llegue el alba, me gritaban. Yo me sacudí el hielo, y seguí versando.

42


LEGADO Por Nora Noemí Zeliz Pirillo, poeta mapuche En esta alma poseo tu recuerdo porque lo dejaste en las pupilas que me guían por senderos azules por eso te debo más que la vida. Mi memoria te trae continuamente Padre mío aún resuena tu voz en mí recuerdo tu frase: La distancia es grande; pero el amor perdura ahí. Creía que vivirías siempre a mi lado estos simples versos me traen tu amor la sonrisa ancha y el brillo en tus ojos. Recordarte hoy y no en días marcados vivirte en mí a través de mí, padre de tu sabiduría aprendí, la legaré.

43


MESTIZADA Por Maribel Lacave, poeta española Hijas del sol y de la sombra somos tú y yo, Paula. Derramamos leche y miel en la roca sagrada resistimos altivas en Ansite nos ahogamos en el mar de las esclavas traicionamos al cielo y escondimos orgullosas nuestro llanto en una celda de Córdoba cautivas. Somos un murmullo creciente que se eleva del mar y toca el cielo Somos la cruz y el gánigo la espada y el banot la luz, la sombra. Vencedoras. Vencidas. Mestizadas.

De su último poemario: “Mestizada. Susurros para Paula”

44


TRAVESÍA Por Micaela Gonzales, poeta peruana La vida de cada hombre es un camino hacia sí mismo, el intento de un camino, el esbozo de un sendero. Hermann Hesse

Si los caminos conducen a algún lugar dime a dónde va el mío si a través de las líneas marcadas piso sobre ellas sin encontrarlo conducen tal vez al infinito donde sólo el silencio se halle los caminos son angostos estrechos en su magnitud las huellas se fueron borrando con la lluvia de un invierno frío con el calor agobiante de tu verano tus manos que estrujaron mis pasos hoy quieren acompañarme me señalan mil caminos más todas con tus pasos ya marcados ahí donde me espera el amor ahí donde me espera el vacío.

45


AMAZONÍA Por Alejandra Segovia, poeta venezolana A Ronny Velásquez y Eddy Gómez

Lejos de todo, plena en todos serpenteas el aire Entre reservas internacionales sube tu precio colocado entre el devenir del ser paraíso y la avasallante angustia del tener Hay algunos que insisten en amarte sin fracturarte sin etiquetarte “compañía” sigue estando para la sed Oramos por ti, por la Pachamama Permaneces en el culto ancestral que te respeta y honra…

46


ESTRATEGIA Por Montserrat Artavia, poeta costarricense Aléjate del libro que amanece en la almohada, en medio de nosotros y tu insomnio. La lectura ligera de los vacíos fortuitos que suceden al tedio de la fila del banco al semáforo en rojo y otras desilusiones cotidianas. No. Léelo por completo. Los libros envejecen alfabéticamente una vez desnudados sus finales.

47


ESTIGMA Por Alejandra Flores, poeta hondureña Desde pequeña me llamaron nombres llenos de aceite que nublaba mi vista Fui yo quien levantó mi casa Otras mujeres y yo construimos la vereda y siguen llamándome nombres hirientes intentando menoscabar mis fuerzas Yo, orgullosa extirpe de mis antepasados reconstruimos el pueblo y lo sostenemos mujeres luchadoras estigmatizadas como yo por tanta incomprensión y ruindad

48


Más duro mientras más duro y difícil es más resisto y más lucho Ningún huracán logrará vencer la angostura de este deseo de dignidad y futuro... Venceré huracanes abriré caminos reconstruiré vidas

49


MI PIEL Por Susana Riviere, poeta argentina En mi piel negra, todavía corren límpidos ríos, tengo claveles encendidos, mi poesía en espera de tus pasos lánguidos, tu mirar lejano, ...tus manos de niño. Mi piel encierra un desierto, lleno de arena, cada grano de ella, guarda: lagrimas, sangre, y ...la humedad del rocío, como en la flor del cactus, ....cada piedrita de arena, según su tamaño, dice si es de amor, ...o de pena, angustia ...son arenas doradas, ...doradas por el sol, por el calor del desierto, ...mi piel negra guarda, mis hijos recién nacidos, ...mi juventud aniñada, mi piel negra, guarda un corazón libre, esclavo de música y poemas.

50


SUPÓN QUE DESNUDO Por Francesca Randazzo, poeta hondureña Supón que desnudo la manzana apretada de mi boca al hechizo de tu saúco. Lirio de invierno que entonas caracolas entrelazando una cúpula de miel y un viejo paraíso. Laurel hospitalario, crepitas allí donde el canto no ha parado de crecer; y yo anido en ti como orquídea llamando ese polen tuyo. Sierra nevada: tú ves el sol que enciende entre mis mares tímidas luciérnagas, innombrables caricias.

51


ABRIL EN MIS RECUERDOS Por Ninfa Duarte, poeta paraguaya Corría abril en mis sentires remotos y me hablaste de quereres nuevos; no sé si fue un capricho un decir, o una rutina pero el resplandor de un lucero alumbró mi ventana y dentro de mi pecho habló la esperanza porque fue lindo el decir de tus labios… Y me dieron ganas de creer en ti, te vestí de arco iris, te canté baladas te sentí poeta, compañero, amigo, y el vino de la entrega me subió a la cabeza para seguir soñando en tenerte junto… tan solo una noche tan solo un día… pero desperté con el alba y tú ya no estabas...

52


Soy la mujer que ayer conociste la que espera el día de la esperanza y sueña un atardecer compartido, soy la que cree y vuelve a creer, porque la vida es un sueño ya soñado y un lejano amanecer sin soles… Eres el varón inquieto que busca agitado la aventura en paisajes nuevos un dulce gemido al caer la tarde y tener el mundo postrado a tus pies. Hay un acre presagio que me vive, un indicio vedado que sopla en mis oídos negándome punzante el derecho de vivir en ti… días de alegría, con soles dorados, un amor bello vistiendo mi piel… y un suave “te quiero” al salir el sol… No dejes que mi sino sucumba ante el juicio…

53


BAJO LA MISMA MANO Elaine Vilar Madruga, poeta cubana A Maikel. Porque sí...

Teníamos miedo de que el sueño no fuera más que las excusa de decirnos las piedras son imposibles, imposibles también las alas y las tablas de la muerte donde todos nos agarramos como náufragos. Ahora sé que el miedo es esa bestia magnífica que otros llaman Tiempo, el aplauso acompasado de la espera en que quise amarte y no pude. Ya tú tenías otro nombre y el afán inerte de los desconocidos. Yo venía mintiéndome los pasos: tenía la vocación del soldado y los ojos jubilosos de las brujas. El sueño se nos escapó a ambos como huye de todos. Ya no tuvimos excusa para el polvo y las palabras eran palabras, que no niebla, y todo en derredor un silencio a gritos prometido. No supimos dominar la bestia. La dentellada de la costumbre vino a mordernos los huesos, ese cáncer de la espera que engulle los lamentos. Al final, el sueño era sólo un miedo enorme de encontrarnos bajo la misma mano. 54


VOLVERTE DE PAPEL Por Mónica Suárez, poeta mexicana In memoriam a mi amado hermano Eduardo

Voy a quedarme quieta un rato, a permanecer inmóvil, con la mirada cerca de tus pasos: aún me dueles. No logro rescatarte todavía, volverte de papel, hacerte niño, jugar de nuevo a verte. Voy a intentar de nueva cuenta armar tu corazón con estos trazos, tocar por un instante tu cuerpo lacerado, acercarte el alivio con las manos, rescatarte del fuego. Voy a volverme un poco tu ceniza, a morirme también contigo unos momentos con los ojos abiertos bajo el telón de mar que te cobija. Voy a intentar acercarme otra vez muy lentamente, con cuidado, para no despertarte con mi llanto.

55


SOLEDAD Por Zulma Quiñones Senati, poeta portorriqueña Fui sol,

luna, lluvia, tormenta, sequía, manantial, rocío, tierra, agua, aire, nubes, oscuridad densa y claridad que atormenta. Estaba en la luz cegadora. Me sembré en mí. Soñé con muchedumbres, que habitan en otros mundos. Y moré en esta tierra tan verde y azul, repleta de seres sin alas.

56


En la noche me oculté entre las sombras. Fui la sombra de mi sombra. Caminé solitaria entre las multitudes. Vi que deambulan dispersas, desnudas, desiertas, deshechas, desconsoladas, desasidas de la vida, descosidas del amor, disipadas en el aire, diluidas en el misterio, distantes, dolientes, desalentadas, dormidas…

¡Tantas y tan desoladas! ¡Tantas y tan lastimosas!

57


MUNDO EN QUIMERAS Por Marietta Cuesta Rodríguez, poeta ecuatoriana Con alas de papel y ojos de viento, despertó mi Quimera y luego preguntó llena de asombro, si todo sigue igual, ¡pero no estaba! ya nada estaba igual. No sé a dónde se fue ¿mi mundo-paraíso? de adánicos paisajes y orquestas de canarios se me fue a otro DÓNDE, buscando otra pregunta, persiguiendo otro azul? Ni una cometa de paz al horizonte, el cielo en nubarrones desteñido con águilas de sol muriendo ignotas Ya nada estuvo igual, ya nada estuvo se me fue a no sé CUÁNDO, el viento en su rugido de león y hasta el volcán echando lava a las ciudades, praderas calcinadas, o, escondiendo en su fango, la codorniz, la liebre, el puma herido… Sin saber no sé CÓMO!!!, los manantiales muertos de nostalgia sin fauna, sin anfibios, sin manglares y los mares, océanos y glaciares marchando hacia el desierto. Qué hicimos del Planeta ¿del cormorán, del grizzli, su universo y qué piensan los niños de este tiempo que en desamor remiendan su equipaje? Con alas de papel va mi Quimera rebuscando el PORQUÉ y no sé hasta CUÁNDO, sin recordar el CÓMO… se violentan los hombres. NO despiertes Quimera! , no despiertes! sigue soñando-sueños, con tus ojos de lluvia.

58


LA LLUVIA Por Luz Lescure, poeta panameña La lluvia a veces fluye a veces se congela sobre mi dermis fría regresa a mí, a mi origen volátil me arranca un poco de piel cada vez que me roza voy con ella hasta el fondo del mar a esa húmeda caverna que se eleva hasta el viento y luego se hace niebla -ese cosquilleo húmedo en mi cuerpo que me habla de la vida en otros tiempos del fresco rocío de las nubesse acerca a mi rostro y cubre de una sonrisa eterna mi dureza de piedra.

(De: El árbol de las mil raíces, 1998)

59


POESÍA Por Marcela Pedrieri, poeta argentina

Una elección un paso en falso y esa eterna disposición a la tristeza

60


TENUE AZUL Por Meriam, poeta argentina Un tenue azul marca un círculo en el cuarto como un trozo de cielo me inventaré un espacio una atmósfera propia al menos esta noche y abriré una guirnalda de ángeles rosados o campanillas de seda con las manos cansadas de tejerme sin hilos de guisarme sin cuenco de caerme al vacío o de elevarme a Dios. Y una o dos sonrisas en el techo colgaran sus faroles las más bellas bocas cruzadas de silencio luego de atiborrarse de palabras pequeñas. Tal vez canten para mí seguramente dejarán que caiga suavemente como guijarros o plumas como lluvia o bendiciones indefectiblemente sobre mí la noche.

61


CORDÓN DE PLATA Por Cecilia Nahuelquin Nahuelquin, poeta mapuche Madre Tierra, has parido a tus hijos memoria lastimada. Madre Tierra ¿te han herido, aún sangras? quisiera ver el color de tu sangre quisiera sentir cuando lloras ¿es acaso mi sangre el retrato de la tuya y tu llanto como el de mi madre? Sueño y canto que soy el susurro de tus manantiales y en ellos me inundo sueño que me reflejo en tus aguas y en tu rostro azul profundo. Fue el Poeta quien nos sacudió las almas y de tu dolor, hiló el cordón de plata. Porque tú, madre tierra, no ves, tú siempre sientes. Fue la luna creciente sus horas, sus imágenes, su manto su luz propia a quien canto, quien hizo brillar nuestras sendas cual ruca- madre, abrazos acogidos hembras como tú, raíces colmadas de suspiros.

62


Resplandece el cordón de plata quien liberó las cuatro noches en tu vientre y en el mío. Hembra será eternamente quien abrigue a tus hijos del frío. Dulce manifestar entre el lazo perdido de mi identidad. ¿Te alegras con mi canto y mi danza? Soy heredera parida en la ruca-tierra soy de tu color infinitamente húmedo y a tus fragancias mi piel se aferra. Soy palabra desnuda que abrigó tu llamado íntimo y verdadero. Soy amante despierta . Escucha dulce madre . Porque tú, Madre Tierra, no nos ves, tú siempre nos sientes.

63


CONNOTACIÓN POÉTICA Por Natacha Santiago, poeta cubana ...las calles más remotas por donde el amor continúa hallando el aliento imborrable de este poema. Lina de Feria

Un país espiritual fascinante vislumbré en ti Disfruté tu inesperada compañía con la seguridad de alguien muy cercano en singular grito interno primitivo y espontáneo como catarsis ante la melodía de tu naturaleza Iluminado misterio en mi existencia que provocó sensaciones emergentes con estridencia conectada entre pulsos En aparición incidental sofocando el dolor de la vida bosquejaste un resguardo universal con tus hormonas facilitando la espontánea amistad con la expresividad de tu imaginería impresionista que hizo bullir en mí la adrenalina que salva y promete Respondimos a un simple toque de los astros como orgasmo inaudito del intelecto al proclamar tú la marca descubierta de la diferencia y el disfrute común de la vibración de nuestras auras en su proximidad demencia de un preludio que anunció la posibilidad del espléndido colapso final repetido a nuestro antojo porque tropezaste con la filantropía de una mirada franca que aquilató tu ser existencial capaz de generar la poesía que en vigilia conmovida entre espasmos quiméricos concebí por ti

64


ELOY ALFARO Por Martha Yolanda Garcés, poeta ecuatoriana Eres un cóndor sobrevuelas los caminos de los Andes, te aproximas a las poblaciones llegas en reposado vuelo. Atizas la chispa de libertad, construyes nuevos senderos. Soñador, taladraste en roca las libertades de tu pueblo. Te imagino cabalgando hacia el sol sobre tu corcel de plata en un cielo salpicado de ¡libertades y glorias! Mártir de tus ideas libertarias remontaste el vuelo, mas, tus ideas se perpetuarán por siempre en los corazones latinoamericanos. Gran luchador por los derechos e igualdades. Hoy renaces de las cenizas de la cruel hoguera bárbara, para convertirte ¡en fuego ardiente de rebelión y libertad universales!

65


BENDITA LOCURA Por Patricia Garza, poeta mexicana Alma de cristal de espuma y mar verso de pasión alas frente a mi balcón… lágrima que cae íntima oración… risa que seduce mi mejor canción... aire, fuego agua… amor beso, ternura sentimiento… bendita locura ...inspiración.

66


POEMA Por Aida Parraga, poeta salvadoreña Yo me imagino ser Una palmera de sueltas greñas, Con el viento salado de la noche Besando la apacible desnudez De las arenas Me imagino más cerca De lo alto, De lo dulcemente azul Que nos rodea Y contemplarlo… Soy palmera hundiéndome en las nubes, En la soledad de plumas nacaradas, En el callado viento que murmura Historias de sangre, sal y barcos. Soy la única palmera que subsiste, La única sobreviviente a la sequía Sola, erguida en esta isla Sin más testigos que la espuma, Que la arena y que los astros. Espiga sin voz que va arrullando El dormirse tranquilo de las horas, Verde que sostienen las gaviotas, Verde que se estira hasta más verde Y que a veces También llora

67


TODAVÍA Por Lilyán de la Vega, poeta mexicana Todavía conservas mi cuaderno, el de las hojas en blanco para llenar de fantasmas, el del espejo estrellado como de universo maya, el de las mil y una noches de insomnios a cuatro manos, el de los tantos caminos andados en mil orgasmos... Todavía tienes mis palabras enhebradas en tus líneas y yo, yo todavía tengo tu risa entrelazada entre mis piernas.

68


SI VUELVES A PASAR... Por Corina Bruni, poeta salvadoreña No sé si fue en un marzo, un junio o un febrero... sólo recuerdo que te miré aproximarte cual gitano agorero. Sin reparos, espiaste por las finas rendijas del seto de bambú que bordea los límites del jardín de mi casa, y me dije: “Un viajero que pasa...” No obstante, mi puerta -apenas entornadaaguardó tu llegada, mas no quisiste entrar..., mejor así..., de beber me pediste y yo te di. Errante y peregrino te aferraste a tu credo, yo, a mi sino... y te animé a seguir por tu camino. ¿Algo quieres saber? Todo está bien, el seto de bambú ya se ha tupido, el jazmín y el clavel han florecido. Si vuelves a pasar, hazlo de largo... Aunque te suene raro, he aprendido a vivir y a bregar con mis tristezas..., y mientras lo he logrado, he decidido no intentar ya armar rompecabezas

69


FUE UN SUEÑO… Afaf Malainin Talebuya, poeta saharaui Lo toqué con ternura acariciando cada rincón con dulzura, lo besé a más no poder como si temiera volverlo a perder; me tumbé en su piel morena y le sonreí a la luna llena. Observé su frescura y la grandeza de su verdura. Lloré en sus mares para alejarme de todos los males. Borramos el exilio y los duros años que pasamos pidiendo auxilio. Alzamos con fuerza nuestra bandera dándole la bienvenida a la nueva era. Cantamos a la nación riéndonos de la ya muerta represión. Homenajeamos a los héroes que sufrieron la tortura por haber mantenido nuestra cultura. Demostramos al mundo lo justa que es nuestra causa y por fin pudimos gritar sin ninguna pausa: ¡Marruecos escucha, la RASD ha ganado la lucha!

70


DESPOJO Susana Boéchat, poeta argentina Un soplo apenas una línea delgada De un sueño a otro ¿Dónde tus planes? el casamiento de la nieta un nuevo libro un premio nacional un reconocimiento pleno Pero todo ello morirá ojos sordos de parientes y amigos inmensidad de la calma Sólo los que te han querido levantan en sus pechos un monumento de amor que desaparecerá en la rueda del tiempo en el frenesí de la Nada Aún presente. De su último libro: "Desde la iridiscente oscuridad"

71


POEMAR Por Lya Naranjo, poeta ecuatoriana Buscar la poesía, es algo duro. Casi siempre desencanta. Es como huir de una misma. Escaparse sin escape; Encontrarse y darse vuelta. Poemar es algo triste. Hurgar el yo, el tú, el nosotros, Escarbar sin tregua ni medida Hasta perderse. Es ir y venir por la misma Y conocida senda Buscando siempre otro camino. Es herirse las arterias para Llegar al germen de todas las protestas. Construir diques en las olas, Para inventar palabras como cactos. Poemar también es algo dulce Más dulce que la lluvia sobre un prado tierno.

72


Crecer en la ternura, estallar de amor y recoger, místicamente palabras como hostias. Poemar es descarnarse. Inventar desde las células Solitarios malabares; buscar, buscar El metal más ágil, un trapiche de cristal, Un panal de soles con sílabas ardientes. ¿Ve usted? Poemar es muy difícil Es tañer con cien campanas Mil voces de cristal sobre mi vida… ¡Quizá un día, cuando nade libremente En la burbuja de mí misma, Con toda mi inconsciencia y su espejismo, Encuentre por fin La poesía!

73


MUNDO MÍO AJENO Por Juana Celeste Pochet (Juanita), poeta cubana Hubiera podido ganar la batalla, pero equivoqué las armas” Cira Andrés Esquivel

Entonces cuando hablé de conflagración el diluvio abofeteó mi rostro y se esparció olor a piel roída la indiferencia fue el reto de supuesta sabiduría que iniciaba caminos de sueños rotos. A partir de ese momento las moléculas equivocaron su espacio una ligera llama incendió el universo y se hicieron cenizas los senderos al cielo OH mundo mío ajeno Dejamos de ser sonrisas que danza, lluvia fina que desciende voz que suena imposible música sorda que deambula laberintos que envejecen. Todos desconocieron los rincones de mi territorio, pueblo de palomas agasajado con tus manos, pero equivoqué las armas

74


Ahora saben que inventé colores a las flores Y simulé el llanto de las nubes en noches de insomnios Ellos saben que la nostalgia se posa de rama en rama manchando los cristales de la luna entre brumas violáceas, que mi voz no fue suficiente aún cuando rajara el cielo A pesar de todo, me hubiera gustado encontrar peces de oro a orillas de este mar del pensamiento pero surgen las sales, las serpientes, la flema atravesada y estos ajados remordimientos OH mundo mío tan ajeno El aire enfermizo padece de asma todo ha sido nada, todo se ha hecho burdo falsas apariencias, amigos que no son los mismos reconquistas, condecoraciones, enjambre de mentiras La vida en copa sangrada, desnudando sombras.

75


¿DÓNDE VA LA MÚSICA? Por Graciela Vera, poeta uruguaya La sinfonía llora; el acetato estalla arrastrando quimeras; la música se escribe en un criptograma de sangre, entre mariposas azules prisioneras de una escala. Se torna cromática la melodía. Doncellas, matronas y mujerzuelas sin castidad en la postrimería de la jornada entronizan la virginidad salmodiando monótonas arias. ¿Dónde va la música cuando las notas mueren? Las respuestas se esconden, jacarandinas en ridícula canonización entre florilegios cuasi olvidados. La batuta cae de la mano, disonancia que no pide indulto; indómita cabalga la amazona, Pegaso abre sus alas y la noche deglute pentagramas en un festín de aberraciones. ¿Dónde va la música cuando las notas mueren?

76


CORAZÓN DE JAGUAR Por Martha Elena Hoyos, poeta colombiana Cada vez, cuando estuve cerca de la Pirámide supe del jaguar. Entonces el Balaam dormía y mi paso olfateaba la huella de su memoria… Un día, de regreso, Sol resplandeciente jaguar despierto atiné abierta la puerta del encuentro. Temblor de paloma fueron mis manos cuando ascendí palpitando por el túnel al cotejo de Ojos de Jade. Y vi al jaguar sediento de mi corazón latente felino hambriento de anunciado vuelo poderoso Chac que mi poder quería para devolverme luego el corazón entero bañado en la sangre de sus vuelos nocturnos envuelto en las estrellas de su manto universal ungido y masticado por la savia eterna de sus fauces.

77


¡CÓMO QUISIERA SER TIERRA! Por Yanni Mara Tugores, poeta uruguaya ¡Cómo quisiera ser tierra! Profunda… suave… ondulada recibiendo en mi interior a veces todo; otras, nada. Sentir el viento soplar despeinando la arbolada saciar la sed con la lluvia a largos sorbos tragada. Asistida por el sol sería reconfortada; pero… tirano tal vez en el desierto acaba. ¡Aun así! ¡Cómo quisiera ser tierra! Verde… seca…o agrietada. Mis pies descansan en ella y en ella seré enterrada. Creceré en los girasoles por la brisa acariciada. En su aroma y sus colores me vería reflejada. El espíritu se eleva en raíces enlazadas. Y otra vez ¡tierra seré! ¡Mi tierra agreste y amada!

78


GEOGRAFÍA HUMANA Por Nurya González, poeta guatemalteca En la geografía de mi cuerpo Tengo un mapa de mujer Con montañas y con llanos Con cerros, lomas y prados Con mucho por recorrer Con vida plena a generar. En la geografía de mi cuerpo Hay océanos y mares Ríos, quebradas y norias Como vertientes vivas De sangre que genera vida. En la geografía de mi cuerpo No todo se deja ver Y se cubre con un rostro Que brota al volverse piel. En la geografía de mi cuerpo Falta aún por explorar Mis ideas y deseos Mis sentimientos más bellos Lo que soy y lo que pienso Y por eso, SOY MUJER.

79


AL AMANECER Por Nuria de Espinosa, poeta española La luz fluye más allá de la sangre de mis venas surcando el canto cotidiano que alimenta mis entrañas y la virtud deshoja los días de fría lluvia que acaricia el inclinado destino de los pensamientos. El matiz que cubre mis pupilas resuella en un silencio rociado de golondrinas que se desperezan con el tronar de las campanas adormecidas aún en la madrugada. En un instante los pájaros cantan en las cumbres de un altivo cielo, brillante y perezoso, y el rumor se forja en un parloteo malva que abriga la mañana, la campiña y las montañas.

80


POEMA de Rosse Marie Caballero, poeta boliviana Inti, sal del viento, sal del mar, sal espolvoreada en el aire. Sazona mi sangre con tu sabor, sal salina, salada, salerosa, sabrosa, sal blanca del salar, sal de nieve, sal nube, camino de sal. Sal bella, sal lumbre, sal brillo, sal perfume, sal de piel, sal. Sal de inti, brillante, salada, amarilla con rayos del sol, sal caliente en tus manos, se escurre blanca hacia el polen de hierbas, de flores, de cerezos. Me lames, te lamo, sal. Aurora, rosada, celeste, salinĂĄcea, salicĂ­lica, saliva, salivar. Sal luna, sal sol, sal viento, sal agua, sal penumbra, sal nĂĄcar, sal vida, ideas y pan, salario, salobre. Sal dios, lucero, centella, sal sol, mi sal, mi sol, sal Inti, tu sal en las ondas lejanas del mar.

81


DE PIE SOBRE LAS MEDUSAS Por Laura Martínez Coronel, poeta uruguaya Ahora no alumbras fósil en tierra helada es un cansancio sin escrúpulo un quejido estéril de extraviada vigilia desolada, absurda de pie sobre las medusas adherida en pánico a la inmovilidad de la madera ahora no alumbras paquidérmica, amarga abierta extraña tan muñón de mi lenguaje posesa incorpórea nonata sobre los libros la cabellera escasa, mustia la falsa secreta hendidura no descansa expone temblorosa su arteria de mentira sideral. Supongo que de verdad el pan es todo y se expulsa mordisco tras mordisco de los tendones azules de la mano inútil la textura de un pentagrama la casa que escucha cerrarse el ojo de la madera. Ya te oculté, tu sombrero es un recuerdo sin importancia una bandera en jardines que se buscan pulpa dentaria como juncos sonoros hundida sobre la espalda que contiene el follaje silencioso de la muerte.

82


La noche tiene sueĂąo acunarla para resistir la selva que sangra dorado molusco de resplandores mudos cae en el mar explosivo, ardiente. La llave rueda por el suelo estrĂŠpito inclemente abro la carne solitaria con un pincel de escarabajo avasallante pero la mentira cruje como quien pisa el futuro en la piel tendida de una estremecida humedad oscura Todo los destrozos hablan de las hojas blindadas destruidas por los volcanes furiosos de tus pies. Eres innumerable, malherida y delirante. Sol mansamente apagado por la luz.

83


LLANTO Por Sara Castro Méndez, poeta costarricense Válvula de escape, luz de esta especie de animal. Tinta imborrable de versos preámbulo de una sonrisa. Estímulo bandera marrón, purga de humores alivio a la ingenuidad. Moneda universal con el rostro de cristo. Trueque para ser perdonado, remordimientos resignación. Antibiótico del ayer. Órbitas unidas. Dréname hasta que moquee la última lágrima. Extiéndete por mis conductos lentamente, evaporízame como si el alma vomitara su composición.

84


DIME MI NEGRA Por Ninozka Chacón, poeta nicaragüense Dime, mi negra, ¿qué haces que no dormís?, el lecho está frío y mi pecho se angustia sin tu calor. ¡Negra bendita! ¿Por qué no venís? ¿es que no sentís que todos están dormidos y solo estamos despiertos vos y yo?. Vení mi negra, mi fruta de pan madura, contemos las perlas de la laguna hasta encontrar alguna que se parezca a vos. Negra linda, pelo de turrón, aquí está tu costeño pescador, el que te ama de verdad y te canta cada día su gran amor.

85


VIOLENCIA DE GÉNERO Por Adela Vila, poeta española ¡No! no quiero entrar ahí... ¡no me obligues! no ates mis manos, no vendes mis ojos. Aprende de tacto, de cortejo, no de violencia ni ensañamiento, no de escarpado ni abrojo. Pide generosidad, cortesía, hospitalidad, ¡misericordia!, si te la dan. ¡Pide versos! implora cantatas de amor, tal vez alguien te las conceda; yo ya no. Porque eres violento y la violencia llevas repujada entre tus sucias venas, ¡y más y más engendras!

86


Maldigo este destino desatinado, culpo a tus ojos faltos de honor, ¡esclavizaste mi existencia! Desatino el mío, ese destino que nos unió... ¡Tenso mi ira! Corto toda relación, todo aliento, todo soplo... todo átomo que tenga que ver contigo. ¡Fuiste a matarme!, no conseguiste rematarme; alguien me salvó, ahora… Adiós no es suficiente despedida, mas no encuentro la palabra adecuada para decirte ¡sal de mi vida!, porque, nunca naciste.

87


TE SIENTO Por María Graciela MUÑOZ, poeta uruguaya A la vez que me descubro,te siento a la vez que te siento... crece en mi una necesidad imperiosa de amarte y saciarte de mil formas infinitas Dices que quieres mis temores y amas mis risas que… anhelas mis niñerías y te enloquece mi pasión bien sabes que eres el dueño en este momento de mi loco corazón Las rosas espinadas de tus regalos me desgarraron la piel sabes... que necesito tus besos para volver a amanecer.

88


En las interminables noches la fiebre de mi femineidad es implacable como anhelo sofocarme entre tus avideces... morirme en tu carne... Así renovada de amapolas mis pechos son tus panales adictivos bebe de ellos la droga añejada como el vino… bebe en mi colmena con tus mil besos lascivos. Rocía mi jardín con la dádiva de tu perfumado cimo como el caudal de tu virilidad entregado sin prisa en mi cántaro estremecido Así te descubro.... así me siento..... caliente en este fuego vivo donde eres inflamable donde me consumo y te derribo

89


MAWIZA PVJV Por Ayliñ Mawvn, poeta mapuche Wecuntu mew kiñe wagvben mew ñamkonvn tvfaci pewma mew tati mogen alvtuy ka xemvy tati rvpv gvlay tati pu mawida geymu tayiñ kvme xekan yenewy tayiñ pvjv xepelelu doy newegey tayiñ pu ge kiñe kvrvf epe fill newen mew iñciñ tayiñ rakizuam amuyiñ xekayiñ Ta wenu xukurtuy alvpura nvruftuy fey ti kuyfirofvlen dipayeye mew kiñe xuyueymew kuwv ko mew liftukukan piwke mew Tayiñ pu kalvl kagetukey dewpuntukukeygvn iñciñ ta ilogewelayiñ re foro mvten iñciñ ta kiñewen mvten karvgeyiñ kolvgeyiñ xogligeyiñ ka moxigeyiñ

90


picigeyiñ re fvxageyiñ liqkajfvgeyiñ fanelageyiñ re fanelageyiñ Tayiñ pu mvpv gvmentuwuy pu mpgen mew tayiñ pvjv gvnituy alvxipay pvle kiñe nvxam “mvleyiñ tañi ruka mew” pi tayiñ pu peñi ka ñi pu lamgen kom, tayiñ pu reñma pu mogen putu ajkegvn ñi fey xepeyiñ mogen mew Nvmuy wilxaf mapu mew tayiñ xawa kiñe lig ka pod xukur ka ta kejeñ mawigey pu kuwv rowgey pu hamuh folilkonkvlelu kuyfi antv amuyiñ taci mapu gelay antv (ka kom pu antv mvlen) peweyiñ pen tañi kuwv tañi karv cagvj kiñe xogligey ge tati lifkvley kvga putu xipa pen ti pu rvpv yewpowlu tañi maxacagvj kuwv gvwetuwuy alvpvra cew mvley tañi wagvben cew mvley tañi kvyeh lamgen xexiluy tvfaci mawvn liq ge, ka azi ti karv makuñ.

91


ESPÍRITU DEL BOSQUE Por Ayliñ Mawvn, poeta mapuche En la punta de una estrella me sumerjo en este sueño. La vida se extiende y brota; el sendero se abre cuando el espíritu del bosque nos recibe. Nuestros pasos respetuosos son guiados; nuestros espíritus despiertos se fortalecen. Nuestros ojos adquieren profundidad y un torbellino de colores, de newen se posa en nuestras mentes. Avanzamos, caminamos... El cielo se cubre, en lo alto se cierra y el abrazo milenario fraternal nos alcanza con una suave caricia, con manos de agua transparente que limpian el corazón. Nuestros cuerpos se transforman, se entremezclan, ya no somos sólo de carne, sólo de hueso.

92


Hoy somos un todo entrelazado. Ahora también somos verdes, marrones, delgados y gruesos, pequeños, gigantes, celestes, livianos, muy livianos. Hoy nos elevamos y nuestras alas se extienden a la vida. Nuestro espíritu vuela más allá de lo tangible, más allá de lo posible. Una frase lo resume: “Estamos en casa” con nuestros hermanos, con nuestra familia. Los sentidos se agudizan y comenzamos a percibir, comenzamos a vivir. Olor a tierra húmeda es nuestra piel. Una neblina blanca y espesa nos cubre pero no nos tapa, nos protege y limpia nuestra visión.

93


Las lรกgrimas son lluvia y las manos ramas. Los pies enraizados nos trasladan al pasado... en este lugar sin tiempo (o con todos los tiempos posibles) nos reencontramos. En la oscuridad sin ver el cielo, encontramos la claridad. Veo mis manos: hoy mis dedos son verdes, con la forma de un ojo con esquinas delgadas y centro mรกs ancho... las transparencias son sรณlidas a simple vista... pero los caminos se entrecruzan y las nervaduras de mis dedos se extienden a las alturas; donde esta mi estrella, donde esta mi hermana luna. La misma que se refleja en estos ojos de lluvia transparente. La misma que ordena el verde manto que se extiende.

94


ACARICIANDO LO BLANCO Por Ivana Szac, poeta argentina Esa mano quiere derribar una pared atrapar su sombra cruzar en El mundo es un delirio constante en el coraz贸n de muchos. Esa mano dice miel no se esconde en la profundidad naranja. Esa mano golpea al universo con dedos met谩licos huesos de marioneta. Esa mano construye poemas de hierro en las paredes.

95

b l a n c o.


SAHARA Por Salka Hamma Amideh, poeta saharaui Aquel desierto que no mentía, un desierto despedazado. Sahara, arena viento y olvido. Aquel inhóspito lugar que de vez en cuando dejaba de existir. Sahara, aquella mancha de tres colores en mitad de África, lugar de medias verdades y mentiras infinitas. Desierto arenoso con sabor a humildad, a dignidad.

96


Lugar donde el viajero siempre volvía, sin saber el cómo ni el porqué, pero siempre volvía. Sahara aquel desierto que gritaba a media voz. Gritos de silencio en forma de Libertad, de seguir a las nubes allá donde fueren. Sahara, desierto de lucha, de sangre derramada en su bandera. Aquel lugar mágico, resistente a 38 años de lucha. Sahara, mi querida Sahara...

97


CANTA EL TAMBOR Por María Alejandra García, poeta colombiana Canción de tambores. Preparan el ritual. A la luz, duermen en susurros los labios en las sombras, las voces anuncian el festín. El fuego les invita rodea sus contornos llama a sus cuerpos. Ella, pinta su cintura de sal al compás del tambor. Él aplasta a los dioses de colores con la danza del pez Canta el tambor. El fuego no abandona. Sus manos marcan el peso del pasado. Ahora él atiende a su propio Dios y el agua de sus bosques será atendido por las sombras.

98


LIBERTAD AMORDAZADA Por Esperanza Jaén, poeta española A los presos políticos saharauis

La memoria no es el olvido. Los recuerdos son una puerta entreabierta que deja que te asomes a la dura realidad. El sufrimiento de tantos años rompe el disfraz de la falsa verdad, ésa que quieren que creamos, la que intenta poner mordaza a nuestra boca y romper la unión de nuestras manos. Hoy los barrotes amenazan más que nunca, las mentiras van tejiendo su tela de muerte, los torturadores quieren sepultar bajo cenizas la memoria de víctimas inocentes. Ánimo, compañeros la justicia siempre vence, aunque se empeñe en dibujar puertas cerradas, la solidaridad con su fuerza, rompe muros, lima barrotes y abre todas las ventanas. La verdad llegará con la justicia para dejar de ser causa olvidada. La memoria de los años tras las rejas por gritar que es posible soñar sin el olvido, hará florecer la primavera y vendrá la libertad, abriendo todos los caminos.

99


ENCUENTRO CON EL LIMÓN CARACOL Por Edna Aponte, mexicana Camino sobre las piedras Ocojales de este valle El valle es así... bosque a ocote y ocojal duro, blando, lavanda, árbol flor naranja, verde tierra sagrada Las piedras son formas bajo tus pies dolor para los míos, huesos tallados -de dónde llegó tanta herida al caminarCamino en la luz camino de arrebol camino del sol, tantos rayos para mi cabeza camino sólido, pedregal antiguo camino de miradas, voces, tantas voces camino de ti, por cada piedra empinado el empedrado

100


camino sobre la blandura de una trucha alcachofa, eneldo desde tu boca. camino de mañana que será río Agua correrá al centro agua de lluvia para estas piedras despojadas ya limpias sagrado material de tus manos agua ya vienes, frescura sobre la piel dura hondonada del camino reminiscencia del camiño, airiño entre río y río, sólo la pureza caminaré río arriba es la hora del agua ríos para nuestros pies pares de piedras limpias pies de camino, junten agua lean las piedras, encuentren encuentren la llegada.

101


CASA TRISTE Por Leda García Pérez, poeta costarricense La cama se hizo ancha, el sillón reclinable está desierto, las paredes inquietas enmudecen de ayeres y yo recuerdo que ya no están aquí tus pasos despistados, que tus medias se fueron persiguiendo zapatos tempraneros, que lo tuyo no está siendo tan mío, que esta casa es mi sombra arrodillada porque falta tu cuerpo en las esquinas. Y aquel rincón tan nuestro, lecho provisional de tanto amanecer entrelazados, se me viene a la espalda con su puñal certero, amor y me desangro. Es que te evoco, te evoco... El espejo lo sabe y mis ojeras y esta noche de noches incongruentes que adelgaza tu foto hasta el letargo, y esta lágrima diaria que te llama, y tu voz que se pierde, que me pierde... De su próximo libro: “Poemas locos que andas sueltos”

102


CONFIDENCIA Por Amalia Isabel Daibes, poeta argentina Existe un sendero intemporal y anónimo, incompleto, desgajado sin tus pájaros, el río, el jardín y los espejos, la tarde en los versos de los árboles, con el sol resbalando en tus pupilas y los sueños apretados en las manos Sin ausencia en las calles perpetuando deseos con balcones cerrados, y tú, el hombre, queriéndome.

103


REPERCUSIÓN DE LO MÁGICO Por Carmen del Pilar Serrano, poeta cubana Nunca fuiste real, bajo tu pelo claro, sobre tus grandes pies, melodías antiguas arrullan el presagio que tanto repercute. El viento hala tormentos y fatigas, el plomo de las piernas hace hondas las huellas, y la pitonisa viaja en la manta que vuela a través del misterio. Tu imagen viene y va prendida de la rama que te salvaguarda por la cuerda tendida a través de los años.

104


BIOGRAFÍA DE UNA ROSA Por Dinorah Coronado, poeta dominicana Nací prematura en un jardín preñado de dudas Rocío de suspiros humedece mis días. Empujo las raíces hacia el seno de la tierra Amamanto con su savia mis tiernos capullos. Juego a colores en medio de margaritas Absorbo la esencia del lirio vecino Toco su polen, me froto con sus pétalos Y recuesto mi cabeza, sin clavarle las espinas.

105


NOCHES DESNUDAS Por Darak Mohamed, poeta saharaui Medio siglo vivo sin infancia, medio siglo no conozco la ignorancia, medio siglo de la distancia, medio siglo esperando la independencia; ¡en medio de la nada! No puedo reír y no tengo que elegir entre vivir y morir, sólo tengo que sufrir ¡ésa es la loca suerte! Preguntar al tiempo por el daño que hay que pagar, cruzando los caminos de la vida, luchando contra el maldito destino, luchando por mi mundo perdido, donde quiero estar, allí donde quiero disfrutar. Es el recuerdo que quiero llevar, es la madre que quiero amar, es la tierra que quiero abrazar hoy antes que mañana.

106


ME DUELE Por Zully García, poeta uruguaya Me duele La humanidad enceguecida por los que no ven y por los que no dejan ver. Me duele cada niño que muere, me duele la falta de humanidad, me duele el alma por los que matan… y por los que mueren, me duele el ser humano. Me duele Me duele La crueldad, la indiferencia, la codicia, el deseo de poder. La ignorancia, la inconciencia, que detiene en la oscuridad a una humanidad que así no puede crecer. Me duele.

107


Me duele… Y entonces busco desesperada a los que llevan una antorcha encendida mostrándonos los caminos de vida enseñando la evolución, que se logra vida tras vida aprendiendo a lograr lucecitas que se agregan al al alma y al corazón. Porque si no busco cambiar ya, sentiré que he vivido en vano, que nunca tomé a alguien de la mano, que nunca me ayudé ni pude ayudar, que no supe que somos todos hermanos, y que por algo en esta vida nos debíamos de cruzar. Me duele La humanidad enceguecida, y quiero tomar yo la antorcha para poder desde esa pequeña luz alumbrar. … Entonces ya no sentiré dolor.

108


TRIÁNGULO Por Yolanda Rossman, poeta nicaragüense Soy algo más Escúchame bien, Soy algo más que esa forma geométrica cubierta de musgo y rocío que hurgas frenético entre los pilares de mi geografía corpórea. Soy algo más. Que esa forma geométrica… Explórame…descúbreme, Soy MUJER.

109


POR LAS FISURAS Por Raquel Mart铆nez, poeta uruguaya Y estas ansias de amar con las v铆sceras estall贸 rompiendo el gastado odre que incontinente derram贸 su contenido por las fisuras de mi piel. Del poemario: Fruto prohibido

110


MUJERES Por María Fernanda Ceballos, poeta colombiana Hay mujeres combatientes, mujeres de carne, mujeres de hueso. Existen mujeres que son más que mujeres mujeres indómitas, tercas, que se fastidian con este azar de imperturbable silencio... Hay mujeres valientes, hechas de fuego de las últimas brasas que en el carbón se escondieron; y despojadas de sus vestiduras corrieron al encuentro de su intimidad sin caer en los excesos... Mujeres que todos los días se levantan con el sueño sin despertar, con la cara puesta al sol sin dar la espalda, mujeres que se parten más que el alma el puño de la victoria que significa reír en medio de la batalla...

111


Hay mujeres de esas que a uno lo sorprenden, mujeres ciertas, mujeres necias. Mujeres que se enfrentan sin necesidad de una espada, mujeres que con caricias nos dejan con la boca cerrada... Ay mujeres! ¿por qué tanto escepticismo en nuestra asonada? ¿por qué se nos burlan cuando reclamamos pan, en medio de migajas? Ay mujeres! continuad con la lucha con la afrenta, aquella que nos augura más que usar falda! Seguid mujeres caminad descalzas, libres de ataduras callos y malas pisadas de los tacones del imperio de los zapatos que tanto tallan...

112


EN DEUDA Por Socorro Trejo Sirvent, poeta mexicana Nunca te di un trozo de mi falda con el aroma frutal de mis caderas. En deuda estoy contigo. Ni un guardapelo recamado con sueños de mi insomnio. Ni te tejí bufandas para guardarte del frío del olvido. Ni te leí El cantar de los cantares bajo una luna fugitiva a la orilla del Sueño. Y tú en deuda estás conmigo porque nunca tus labios me llamaron Helena y no desaté guerras en ningún territorio y no fuiste el guerrero a quien llamaran Paris. De nosotros no poseemos nada ni los rescoldos del incendio porque jamás ardimos juntos.

113


VOLVERÉ A MI CAMINO María Huenuñir Antihuala, poeta mapuche Volveré a caminar, en mi propio camino. Florecerá mi sabiduría, olvidada en los bosques. Despertarán los ecos, que estaban dormidos, en los cuatro vientos se oirá mi voz. El canto de mis abuelos, la sabiduría de mi papay, los surcos de mi pasado, en mi alma se harán inmortal. Sembraré en el tiempo ¡todo mi saber! para que el respeto, al fin se deje ver.

114


INA TREKAN KOMPUAN María Huenuñir Antihuala, poeta mapuche Ina trekan kompuan kisu ñi rupu meu, rayituai ñi kimun upekonlu lemu meu. Trepetuay fei chi aukiñ umautulefulu, meli kuruf meu alkigñeai ñi sungu. Kom trem keche tañi elkantun, ñi papay tañi kimun fey chi lolenrupu rupalu. Kisu ñi am meu mongueleay, rumell ta nagkonai kom tañi kimun fey mu tachi shakinguen rumellma peutunkonai.

115


TRASTOCADA DE TI Por Lucía Alfaro, poeta costarricense Me desordeno amor, me desordeno cuando voy en tu boca demorada... Carilda Oliver

Me desordenas, y amanezco tan plena, tan tuya, tan ajena de mí y de mis contornos, con ese aroma a café recién chorreado humeando entre tus muslos. Soy campo de batalla mientras la sábana compite con tus dedos: carboncillos ingrávidos ruboreando mi cuello, mi cintura, mi pubis, mis íngrimas crecientes; y me gobiernas adverbio inexcusable en el arrodillado grito de tu cuerpo.

116


Oh eslabĂłn del cielo, que en el cielo me toca y me trastoca, cruzada fervorosa franqueando en pleno mis montaĂąas. Me desordenas toda, tan esperado, tan mĂ­o, tan preciso.

117


HECHICERA Por Juana Pochet, poeta cubana Después de andar enferma del dulce mal del tiempo la memoria pliega sus alas y vuela despacio sobre blandas piedras. En lugar de apagarme me alimenta el color palpitante de las rosas, la inocente sonrisas de los niños, vuelos de gaviotas. Quiero decir: en silencio se ha gestado este nuevo camino que retrata el mar en mis ojeras, mientras las olas se enroscan y se deslizan para acabar en espuma. Quiero decir: que mis dedos intentaron alcanzar la franja del horizonte, pero no fue suficiente tanta premura, los derroteros están a la caza y otean las sombras, vaguedades simulan los beneficios del tiempo. Quiero decir: cada loco inventa las mejores escenas a su historia y logra ser el más perfecto actor en cada escena, las tragedias son servidas como postre y la cena es la codicia de los impostores. Quiero decir: cada mente teje su forma de amar y yo inventé la mía bajo una luna distraída y que ni Dios opine. Esta noche los nibelungos asisten a la subasta de los sentimientos pero he cerrado el cielo. Llego de la muerte a la vida de la vida a la vida hechicera que estrena su última magia.

118


MARÍA LA CONSERJE Mariamalia Sotela, poeta costarricense Decir María la conserje es mucho menos que decir solamente María. Porque decir María la conserje es decir María la que me abre la puerta y sonríe obligatoriamente todas las mañanas desde la estancia pequeña de su mundo alquilado. Pero decir María solamente es abrir un nombre como una flor Es María la que abre la puerta de su casa y mira con todos sus ojos la estancia íntima y sueña con no abrir más puertas ajenas. Por eso yo digo que decir María la conserje así con adjetivo es mucho menos que decir María a secas María a lágrimas María a historias de niñez María a sueños truncados por puertas de ascensor. Decir María la conserje es quitarle a María su nombre y cambiarlo por un manojo de llaves que abren las puertas de todos los vecinos pero no la propia.

119


Decir sólo María es algo mucho más completo, pienso, que decir María la conserje la que cuida las plantas de la entrada y mira por el ojo de la cerradura quién entró a deshoras ese día. María, no olvides tú misma que decir María es mucho más que decir, así completo, María la conserje. Si no te quitaran tu casa te diría festejemos, vayamos a la playa olvida la puerta del ascensor, el cobrador. Hoy vas a recordar que tu nombre no es María la conserje. Tú te llamas más. Te llamas María solamente.

120


EN EL ALMA DE SUMACO Por María Belén Muñoz, poeta ecuatoriana Susurros de la biosfera arrullando el sueño de Sumaco, Como en los claros días de la selva infancia El piar de las aves buscando el calor de las humaredas, El mugido de las bestias en el Napo, El croar de los sapas en los charcos de los contornos, La sinfonía persistente de los grillos sabaneros Y aquel silencio hondo, De soledades infinitas. Clamando desde la profundidad de la tierra, El renacer de sumaco, Custodiada por el alma volcánica y la cuenca amazónica Irradiando grandeza en la flora que le abraza Se dice de ti, que te alojas en el corazón de la selva, Quizás porque lates, tras el sonido de las tángaras, Despertando los brazos Descubriendo tu selva alma. Del vientre vegetal surgiste Del llanto dormido bajo la luna, Del eco que sigue los susurros de preservación De una conservación infinita. Tras la sombra azul que se apuesta al pié de tus árboles, La hierba se aprieta contra la tierra, Los esteros te aclaman Te celan, te cantan Tras el verde paisaje que te acoge, Mi alma pretende guardarte Cuidando tu intacta grandeza. Sumaco!

121


AUGURIO Por Darlin Elena Arias, poeta nicaragüense Menciono tu nombre, tu nombre que se escapa que se filtra en espiral que me succiona y vomita que no me deja asirme a ti. Retorno a dudas aguijonazos rencorosos en mi cóncavo pensamiento a enigmas, inevitables torturas diurnas. Y es tu sombra, tu frío tacto el que eriza mi piel; es augurio, presagio del inevitable viaje sin regreso. Eres mito, hoy eres cadáver en intransigentes horas ácido que corroe mi cuerpo despojo inservible de mí. Aguardo, mi espera inconsciente se torna eterna. minutos se ahogan, horas se decapitan; el tiempo muere. el tiempo suicida me relega al plano donde perpendicular soy línea, línea que se extiende y sin límite se desvanece.

122


Escucho tu voz, susurro que me ata a suplicios veneno que quema en el que ardo en el que soy yo, y tú, tú ya no existes. Te busco, no te encuentro. Vuelves hacia no sé donde Me relegas al infierno a llamas al olvido a la condena de la mortalidad. Te busco, trato de hallarte en osamentas armar con ellas replicas de ti enterrarlas en abismos. Soy Todo, Todo se destruye, Todo es nada Nada eres tú.

123


ÁFRICA Fátima Galia M. Salem, poeta saharaui En África con cada muerte se apaga una estrella. Con cada niño que muere, muere una esperanza. Con cada joven que muere, muere una generación. Con cada hombre que muere, muere una fuente. Con cada mujer que muere, muere un pueblo entero. Con cada anciano que muere, muere una historia. Con cada historia que muere, en África termina un pasado, un presente y un futuro.

124


LOS ANUNCIADORES DEL FUEGO María Elena Solórzano, poeta mexicana Para las víctimas del Holocausto. El carbón dibuja los gestos, merodea la noche entre los brazos. Resquebrajados labios donde brota el beso pervertido. Del silencio -entraña desgajada-, lumbre que dejan los pasos y las botas, caos amontonando trazos y palabras. Entre las piernas escurren las entrañas, a cada instante junto mis pedazos, a cada instante miro un cielo roto. Bandadas de frustradas risas, los cuerpos descansan en alas de ceniza. La mirada del sol se escabulle entre la densidad del humo. Salgo del ghetto a una miseria de estertores. Qué no me toquen los indómitos segundos. Qué no me mire el cardumen de cadáveres. No, no cuenten una a una mis costillas. No, no palpen mi sexo habitante del alumbre. Mi “yo” se diluye en la sangre de mi hermano. Vienen los anunciadores del fuego, nos forman con simetría de hoja. En su delirio invocan al progreso.

125


Taladra el cerebro su diabólico discurso. Ósculos desenfrenados, carne viva. Carcomido demonio ¿A quién entregarás mi alma, mi cuerpo de ceniza? ¿Qué mancha indeleble en mi vestido? ¿Qué pecado insólito endosan a mi raza? Vientos de catástrofe, El gas se instala en el cerebro y todo se paraliza en el páramo helado del martirio El recuerdo extraerá el último jugo de los muertos. Las víctimas de este holocausto las tengo tatuadas en la frente, no las ha borrado el espasmo del tiempo ni la distancia deslíe sus contornos. ¿Por qué no acaban de morirse? ¿Por qué están presentes todavía en mi memoria? Niña de azafrán y siempreviva, resplandeciente espora de tan negra. Toma este jabón y perfuma tu sexo, canta con las otras (cuencas vacías de esperanza). Ofrece tu pubis, qué todos lo miren con enfermo deseo.

126


Aquí no tienes nombre, eres un número sin fecha, un marinero sin registro, un hilo de la herida. eres la marca de tu sombra. Enervados, violentos, la desvirgan a las doce de la noche. Siembran su semilla en el vientre inmaduro de la niña. Todos cabalgan sobre sus caderas, el fuego revive una y otra vez entre las piernas de los hombres. Ella es el racimo de uvas para degustar esa madrugada. Gritos con sordina en la techumbre del viento, entre los anhelos pervertidos de los arios. Viejas mujeres entran a la cámara, hay un cielo con las fauces abiertas, las manos arañan las paredes. Hilanderas del futuro ¿qué conjuros pronunciar para salvar a vida de los nietos? Retumban los cánticos, inflaman el tránsito a la muerte. Con la mansedumbre reflejada en las pupilas de limpia hierbabuena. Entran y cantan, son una sola voz, espiral de luz que aniquila lobregueces.

127


Mancilladas violetas, escurre hidromiel de sus fosas nasales. Aparece un horizonte de grafito. Con mustios badajos las campanas. Los cuerpos se retuercen, se calcinan, bailan en ascuas convertidos. Desgarradores gritos ocultan los parlantes. Tempestad de fuego, se desatan los ruidos, un galope en el pecho. Se abre el camino de los escorpiones. La noche enhebra dagas. Los demonios engarzan alacranes y el agua se pudre con la sangre. Crepita la carne se calcina la esperanza Infierno tatuado en la piel del moribundo. Se retuercen, se retuercen, la linfa no amortigua los ardores, el horror resucita en cada ojo. Se retuercen, se levantan con el dolor en cada uno de sus poros, con astillas en cada una de sus uĂąas. Se retuercen, se levantan. Los muertos vivirĂĄn mientras los recordemos con su talega de recuerdos oxidados.

128


La memoria rompe el hilo del tiempo. El pasado regresa hasta el presente como la ola a la playa solitaria. Pero es imposible recordar todo el infinito. Es necesario mutilar las horas, los minutos. La ausencia nos carcome las neuronas. Nuestra realidad claudica ante los otros que nos muestran sus rostros descarnados. El salitre todo lo desmorona. Soy estatua de sal. Siento un hueco inmenso en medio de la cara. El silencio pesa como si todo el mar llegara de repente, como si todo el cielo cayera en mis espaldas. La memoria trae a nuestros muertos al plano del presente, los dibuja con tiza de neblina, flotan y ríen sobre los dorados trigos o entre el hormigón de las ciudades. Sólo el ángel lo ve todo: cadáveres, los puentes rotos, los escombros del pasado y el brillo lacerante del futuro.

129


¿DÓNDE ESTUVE? Por Feilah Mohamed-Ahmed, poeta saharaui Hoy mi corazón descansa Porque mil y una estrellas le guían Hoy mi corazón descansa Porque tiene lo que más ansía Esta tierra, por la que acepté luchar Por la que desplegué mis alas y eché a volar En busca de mi destino De saber quién soy De encontrar mi camino Hoy, cierro los ojos Inspiro hondo ¿Dónde estoy? Que recién mi alma se descubre ¿Dónde estuve? Que nunca me sentí tan libre Vuelvo a abrir mis ojos Despierto de un largo sueño La imagen se materializa de a poco Mi Desierto en la Nada La Nada inundada por el siroco Un par de acacias en la Nada Esa Nada de la que soy dueño Vago bajo un sol Que tiñe de dorado la tierra

130


Sobre una arena Que se adapta a mis pasos Con una brisa Que me susurra Y con un paisaje Que plasma el peor de los castigos Estuve tan lejos de casa Que me sentí desintegrar No me supe encontrar Hasta que un día me dije “Abre tus alas Y echa el vuelo ¿Que a dónde irás? Rápido, abraza tu sino No mires al suelo Al frente con decisión No te cuestiones más Abre tus alas Y echa a volar” Y ahora cada minuto que pasa Y cada paso que doy Solo hago preguntarme ¿Dónde estoy? Que recién mi alma se descubre ¿Dónde estuve? Que nunca me sentí tan libre

131


DESEOS DE KAVAFIS Por Jeannette L. Clariond, poeta mexicana Pues me pongo con esos cuerpos muertos enterrados en hermosos mausoleos con lágrimas aún en los ojos, / porque se han ido/ sin saber/ si lo que más amaban o anhelaban/ queda en la tierra yerta/ o si acaso algo de ese polvo de oro y tierra/ los acompañará/ por siempre/ en su tumba.

132


NATURALEZA Por Justina Cabral, poeta argentina El mar tiene su perfume… ¡Su encanto así descubrí! El viento fue a visitarlo… ¡En un velero lo vi! Bostezan selvas y bosques mientras canta un colibrí… ¡Contemplando maravillas en sueños verdes dormí! Y las montañas suspiran encima de mi nariz enamoradas de Julio y yo me siento feliz.

133


ME PAREZCO MÁS Por Lucía Morán, poeta guatemalteca Cada vez que rompo un miedo el mundo conocido se me expande dejo de ser yo en alguna parte me parezco más a la mujer que he soñado.

134


JALEA DE PÁJAROS (Extractos) Por Adriana Tafoya, poeta mexicana

I

¡No juegues con las profundidades del otro! L.Wittgenstein

Exprimir pájaros amargos picaflores dulces para extraerles el canto y su néctar zumo muerto que mancha del negro color de las ojeras

II Se esparce el humo aroma del canto perfume de pájaros exprimidos calladamente amortajados con pirul dentro de la olla

135


III Déjenme morir sin dios No claven pájaros en mi cabeza Quiero caer llorar gruñendo gritar al verme sin piernas ni manos Que el dolor y el pánico me enciendan la mente que mis pájaros sangren al estrellarse contra el hocico del miedo y sólo quede tizne tiznón del perverso canto que miente y dice caerá el sol sobre la tierra y aún moribundo arrasará los campos Sufrir, quiero retorcerme y sufrir en el concreto del cráneo que me trisque la nada en la amargura de la niebla que venga la muerte a humedecerme con la mordida del dolor Sólo déjenme morir solo tranquilo en la sombra sin la estúpida intromisión de dios

136


IV Jamás podremos herir al cielo pero sí a sus pájaros derribarlos uno a uno con los truenos de un rojo y pequeño revólver de gatillo brillante: vértebra del trueno relámpago Y no será sangre lo que salpique a las manos sino un azul terrible inmenso porque la mar no se repliega nunca mar fue manso pensar en su hechura da miedo porque el mar es la muerte porque la muerte todo el tiempo fue agua y el agua todo tiempo ha sido cielo

137


LA HERIDA Por Sara Vanegas, poeta ecuatoriana de tu casa a mi casa solo hay una herida larga cansina sin brillo una herida blanca como la luna en febrero herida de sal y siemprevivas tímida sin aroma y sin crepúsculo húmeda como los ojos de las golondrinas errantes entre tu casa y mi casa cada vez más lejanas

138


LOS LIBROS MUERTOS Por Betty Chiz, poeta uruguaya Basta. No más. Ya lloré los libros muertos y me hice de coraje/ una coraza / un peto. El miedo me temblaba entre los muslos la rabia estremecía mis entrañas allí mismo ante una estufa ardiente callados / agónicos íbamos quemando uno a uno los más queridos clásicos : ¿Qué hacer?, Lenin comunicador (según término actual) nos inducía al mensaje; el Diario del Ché día por día mate y termo y muerte; un principito aviador de otro planeta invitando al asombro y la ternura Bertolt Brecht y el círculo de tiza caucasiano España en el corazón, tamaño tabloide. . ***

139


Mariposas de papel volaron por los barrios resistiendo clandestinos apenas vos y yo tembladeral gorriones cómplices. Acontecían los hechos estaba escrita la mañana en las paredes ventana curiosa entre visillos. **** Algunas veces se enredaban nuestras piernas, nuestro expediente corría ante despachos de oscuras intenciones jerarcas repletos de medallas (beodos de terror) se mecían inquietos ante montañas de fojas: vos y yo amanecíamos jugados a cara o cruz /decidían nuestra suerte/ (la vida era un hilo débil por entonces). *** Ya lloré los libros muertos los que ofrendé página a página a las llamas de una estufa de Pocitos por donde bajaron insistentes mis fantasmas del cuarenta/ horca y combate/ partisanos

140


PEGADO AL SENO IZQUIERDO Por Elizabeth Reinosa, poeta cubana En éxtasis, masturbatorio, recrea la ausencia la divide y reparte el áspero sabor sobre la lengua. Ofrece la limpia sangre de los corderos para hundir las manos y borrar los deslices de la noche. Este rictus de amor te pertenece como la piedra volcánica del cuello y la marca del metal sobre la espalda… Tú que pediste el barro y el instante, acaba de ser esa figura que ve su esencia destruida en otros dedos. Invéntate una estación donde el agua no pueda con tus actos de cordura. Sueña en retrospectiva, compra una coraza, una concha, un sarcófago egipcio que pueda hacerte inmune.

141


Alimenta las razones para no creer en los espejos que te invitan a asentir, a olvidar las horas perdidas detrรกs de una pared. Guarda tu edad bajo una piedra, deja que el tiempo apague el brillo adquirido por un rayo de luna. Di que odias el deseo (en un lugar donde te escuchen). Pretende una mentira mรกs cierta que el temblor bajo tus labios. Abrรกzate a la idea de no ser y prueba una vez mรกs el sabor de tu derrota.

142


POEMA Por Rosa Montero, poeta costarricense Atada a esa tu tibia caricia, tienes la llave del murmullo de mis brazos. Todo nace al filo de las sombras en este remanso y oculto nido, a tu lado el tiempo mejor es hoy, tus caricias encausan mi pasión. Vuelve mañana amor te esperaré jovial con mi sonrisa nos regocijaremos en los recuerdos, y de nuevo, entibiaremos las sabanas, para luego descubrir como anatema yo tan tuya y tu tan mío nos somos ajenos.

143


DOBLE VÍA Por Rossana Estrada Búcaro, poeta guatemalteca Me hice inmensa con la luz de la mañana dibujé payasos sonrientes en las nubes traspasé montañas y esmeraldas y regresé puntual a las 8 menos l5 para perderme en una fila de autos de gente responsable

144


CUEVA EN LAS HOJAS Por Ayliñ Mawvn, poeta mapuche A diez pasos de la unión de los cuatro vientos comienza mi sueño, despertando en tu lecho repleta de telares, de prendas de plata, de alientos azules en aromas de humo, en sombras de boldos. Me entregan el camino de un telar preñado de anhelos oscuros senderos circulares de tierra en blancas nubes de algodón que nacieron de aquel ojo de agua. El brillo del sol me encandila y te encuentro a mi lado enredado en mis trenzas de colores más pequeño de lo que imaginaba y más conmigo de lo que esperaba ¿quién sos? me pregunto y descubro tu silueta padre de mis flores me cantas en melodías perfumadas a hierba. Abuelo fuego nos comparte su caricia en agua caliente y presiento a lo lejos amenazantes tropillas que bordean nuestro río. Con lengua de tierra te advierto de aquel presentimiento, señalo el río mientras mi vientre se fortalece. Lees mis ojos corriendo hacia el río sintiendo en nuestros pies descalzos hojas deshaciéndose en el suelo brazos del sol se escapan entre las ramas alimentando el pasto.

145


Este bosque tan antiguo vio nacer a nuestros antepasados vio crecer en arrugas mi gente y hoy nos protege a nosotros, a nuestras flores… Transparente agua nos encuentra iluminada de amor corre montaña abajo humedeciendo todas las vidas entregando más vida en cada paso que la aleja; piedras de colores brillando al sol azules, verdes, marrones… Nos sumergimos encontrando humeantes siluetas negras que bloquean nuestros pasos, hacedores de la muerte los enfrentamos dignos y erguidos con telares coloridos azulinos cubriendo nuestros cuerpos. Pienso en derrumbes de montañas, mientras mi pensamiento crece tomas mi mano entregándome la paciencia que nos hará eternos. Vuelan piedras silbando en nuestros oídos, corriendo hacia el bosque la fuerza que protejo me entrega tranquilidad y certeza de esta vida infinita. La certeza de encontrar mi lugar indicado, la certeza de no crear más dudas, la certeza de los consejos nacidos de este bosque en este círculo de ojos profundos. Caminamos de la mano hacia la salida del sol mi pequeña hija crece bajo mi faja y hablando con el canelo a través de mi ombligo entona cuentos en mi pecho que crecen en este eco: …siempre brotaremos en esta orilla del río… Despierto de madrugada en este bosque de sol y me sigo preguntando ¿quién sos?

146


AMÉRICA…MI AMÉRICA por Silvia Loustau, poeta argentina a todos los compañeros que sueñan con la Patria Grande. S.L.

américa mi america joven mujer tendida esperando que te fecunde trigo y luz madera y fuego esperando quien saque de tus pechos pájaros libres surcando cielos de justicia. américa mi américa mujer memoria dolorida en un pañuelo blanco.

147


américa mi américa amor que no puedo dejar de amarte mi cuerpo fecundará tu tierra. américa mi américa me duele tu dolor tu furia riega la esperanza. yo sé que un día triunfarán tus pobres tus ollitas de barro los hambreados los torturados los soñadores todos crecerán fecundados desde tu vientre de tierra américa mujer

148


VOLVER Por Salka Hamma Amideh En la profundidad de la noche, sombras y penumbras rompen el silencio de la noche. El Aiun duerme ajeno a su cercana tragedia y en un parpadeo su gente se encuentra bajo el manto frĂ­o del desierto, perseguido por indeseadas sombras rojas. Y a lo lejos una lĂĄgrima saharaui bajando por la duna, deseosa de volver, volver a esa celestial arena, volver rompiendo las fronteras de la miseria. Y volver, volver a la inmensidad del Aiun. Los ruidos de la infancia, la paz y la bondad que caen por sus dunas. Y dejar atrĂĄs el exilio, y volver, volver a mi adorado Sahara.

149


MEMORIAS Por María Alejandra García, poeta colombiana Se conservan palabras anidadas en el más intangible de los sueños… los recuerdos revolotean entre dedos clavados en el pecho; desangrando las teclas del piano y así inmortalizar el alma de los hombres.

150


¿A QUÉ HUELE TU PIEL, MUJER? Por Siboney del Rey, poeta venezolana La piel de nuestras mujeres huele a selva, a llanura, a cordillera andina, a mar caribe... La piel de nuestras mujeres huele a frutas tropicales, a flores, a caramelo, a toronjil, a azahar... ¡hechas para amar! La piel de nuestras mujeres huelen a las amazonas. Huelen a una combatiente que día a día se levanta temprano, y ve con optimismo el sol del nuevo día. La piel de nuestras mujeres huelen a pueblo alegre, solidario y enternecido. Cuando construimos la patria que soñamos. ¡Nuestra piel es pura resistencia! ¡Por que la patria es mujer! Tan sagrada es, que ningún profanador atacará con injusticias. ¡Ni con la más baja ironía, ni discriminación, podrán saquearnos la dignidad! La piel de nuestras mujeres, huele a vida, hecha revolución.

151


NACIMOS DEL OTRO LADO Por Amira Al Awda, poeta palestina Nacimos del otro lado, el de los desposeídos, de los expoliados, del lado de los que no tienen nada que perder. Escribe mi nombre sobre esta tierra, y escribe que no me vendo a nadie. Escribe que seguiremos luchando, siempre, y que por cada piedra hay una nueva esperanza. Nacimos del otro lado: el de los desposeídos, de los expoliados, del lado de los que no tienen nada que perder. En cada casa un mártir, en cada pueblo ruinas, ciudades impasibles que se alzan sobre los escombros, millones de exiliados esperando volver a su tierra. Dime al menos ¿cuál es el sabor de nuestro aceite?, ¿qué se siente al vivir en la casa del otro? Dime ¿qué se siente al practicar la barbarie? Está bien, no digas nada, Dime sólo, que os marcharéis pronto.

152


HOY SOY RAÍZ Por Nora Noemí Zeliz Pirillo, poeta mapuche Soy mujer, soy la tierra mi vientre late al son del Kultrun soy, estoy doy vida la mantengo. Los frutos que te doy cuídalos, de mi útero comes piñones y miel. Óyeme pu lamgem Si me sigues matando Dónde encontrarás carne y la sangre de los ríos no apagarán la sed de tus hijos Soy madre soy Ñuque. Hoy nace el sol un nuevo ciclo empieza cuida tu herencia. Wiñoy Tripantu Pu logko Pu Machi Newén Newén.

153


ESOTÉRICO Por Irina Ráfols, poeta uruguaya Tengo ganas de esperar al heroísmo de que descuelgues ese laboratorio de dudas, de lunas y espejismos, de tu cara pasada de velorios, para ver tus dolores transitorios fugándose detrás de tus preguntas, y ver como te vienen las lagunas y cómo te salvas de ti mismo. ¡Mejor que te dejes de historias de sufíes, y te calces tus mentales pies de esoterismo! Tengo miedo de que agarres un abismo y que de pronto te resfríes. ¡Anda!, y quítate esos \'ismos\' que te saltan de la cara, remójate un poquito con la clara y saludable distensión de los silencios... ¡Ah!, y si vas a salir, pon tus misterios bien debajo de la cama, que si quedan tirados me tropiezo. Y no vayas enojado de ex profeso, para mostrar que tu circuito está de drama; porque yo te ando tirando de los sesos. La luna de amarillo intenso, se quedó de grana, de verte pasar como si nada, bajo su luz, con tu mirada lejos; viendo lo lejos que queda la distancia.

154


CÁLCULO DE PROBABILIDADES Por Mariene Lufriú, poeta cubana Políticamente nuestro amor es posible: manejo con oficio los hilos de la oralidad y tú practicas perfecta la demagogia. Católicamente nuestro amor es loable: somos hombre y mujer para continuar la especie como Dios manda en la más autorizada heterosexualidad. Lingüísticamente nuestro amor es plausible: compartimos un idioma en el que te invoco y desde él me devuelves las mentiras más hermosas. Históricamente nuestro amor es probable: celebramos adultos la llegada del nuevo milenio y en el siglo XXI nos tocará morir a los dos. Geográficamente nuestro amor es perverso: un mar insobornable nos borra en sus orillas; unas olas eternas

155


DE POETAS Por Arabella Salaverry, poeta costarricense Hemos ido recogiendo palabras formando ramilletes ordenándolas: Tamaño, forma, perfume, color perfección de sus genes las complementamos en acuerdo con su destino impostergable Les lavamos las caras las vestimos de gala algunas veces terminamos maquillándolas o bien las disfrazamos: antifaz, máscara gárgola pura dolor de más allá del dolor dolor, y siempre dolor que el discurso es ajeno y tanto afán y todo el trajinar, que siempre es mucho y tanto afán no valen para nada La muerte sigue siendo la misma Se dice sin palabras

156


POEMAS Por Diana Annabel Espinal Meza, poeta hondureña 1Ardo sin consumirme En esta hoja jade Ardo intervalo a intervalo Almeja y balcón Ardo como cardo en fauces invisibles y nocturnas Columna a columna Ombligo y candileja Ardo porque soy Adán y Eva Surtidora de arcabuces y de aguas tendidas Ardo porque como el arrebato del páramo Me visto de escaleras y pérgolas --2Este desfiladero de lenguas Es como ventarrón desollado de escamas Pulso acelerado Luces de bengala Ondulación de entrecruzados Reptil cinabrio Semen y vagina Este desfiladero de lenguas va del gris al bermejo De la convulsión a la osamenta Del contrabajo a lo obtuso Tiene Una insignia de sobresueldos Dos pausas risueñas Y Un fermento infrarrojo en el peciolo de nuestros titanios

157


---

3Hay gemidos que tienen encaje acantilado de trueno monosĂ­labo Hay gemidos Que se asemejan a dos soles parados en una piedra Hay gemidos Cual suburbios plomizos que nos llevan de la mano Al etcĂŠtera y del fusilazo al puntillismo Hay gemidos cual vaivĂŠn de mordaza Nos matizan de insuficiencia Y Nos capacitan en demencia y tambores Hay gemidos Que nos aguijonean de improvisto Y Nos promueven al cartel del vatio

158


CONJURO A LA LUNA Por Ninozka Auxiliadora Chacón, poeta nicaragüense Luna de octubre, Luna llena, te conjuro en nombre del amor. Conjuro tus huecos oscuros y al hombre lunar que se ríe desde tu cara y me provoca con su flujo seminal. Rozaré con mis labios la miel del cielo, o sangraré mis venas en las arenas de tus desiertos, más no dejes luna llena que perezcan mis sueños en el triste olvido de los muertos.

159


MEA CULPA, MEA GRAVÍSIMA CULPA Por Jenny Londoño López, poeta ecuatoriana

I Desde el principio de todos los principios aceptaste la culpa, cargaste maldiciones, Fuiste la recatada mujer de escapulario, con su vetusta suma de desfalcos y engaños, de supuestos que acrecen un mito milenario. Te diste por entero, a plazos o a pedazos cercenando la vida que no pudiste gozar a borbotones. Fuiste un ventarrón chocando con las rejas, una sombra estirándose detrás de las ventanas para mirar el fuego robado a Prometeo. II Ser o no ser. Esa es la cuestión. ¿Una exótica rosa que exhala sus aromas? ¿Ilusión de poetas que recrean un mito? ¿Cuerpo de angustia y miedo trastocado en destino? ¿Imagen fantasmal que desliza su tedio por la casa, eternamente ausente del grave discurrir de la política, cosiendo los silencios y sus trampas?

160


III ¿Qué identidad, qué nombre, qué certezas? ¿La que llegó sin fiesta y sin banquete? ¿La que bebió las hieles para parir los días y enajenó su canto sin derechos ni halagos? ¿La autómata que calla y ha perdido sus alas? ¿La madre que se inmola en espiral creciente? ¿La que miente y silencia las voces de la ira? ¿La que nunca se queja y un día al fin se escapa? ¿La que resurge siempre del fondo del abismo? ¿La que arma sin saberlo menudas tempestades? ¿La que trueca dolores en placeres prohibidos? ¿La que rompe los muros con sueños y palabras? IV Princesa que defiende su reino de oropeles. Roedora de anhelos, marchante de ansiedades, Las horas amasadas en tropeles, enhebrando en las noches la lista del mercado, palideciendo auroras sobre blancos cordeles que orean la rutina, respirando un oxígeno ajeno, bebiendo a pesadillas el ajenjo del otro, resintiendo el descanso que se escapa de nuevo como un amante esquivo.

161


V Aferrada al olor de las especias, al blanco de las sĂĄbanas, a la sal suficiente, a la mesa que se arregla y se deshace una vez y dos veces y mil veces y tantas, que termina reventando la palabra infinito, se enajena, se dona, se olvida de vivir. VI Una sombra que pasa corriendo temerosa, desdibujando el nudo de las horas inertes, cargando sobre el lomo de los siglos una jaula dorada o herrumbrosa. Castigos y torturas, perversiĂłn de los gĂŠneros, se enredan en el nudo carceleros y vĂ­ctimas, se entrampan en un juego que les roba la savia se queman en el fuego sagrado del abismo. Una llama que apagan para evitar la hoguera. Una voz que silencian para matar el miedo ante la hembra rotunda que temen y desean, que rechazan y aman, que necesitan y odian.

162


VII Mariposa que danza con las alas trizadas, Estrujando el deseo que nos muerde la carne como boa tres equis, apretando los labios, cancerberos de fuego, cerrando las compuertas contra los huracanes, conjurando retruécanos de los que ofrecen quemarnos en el horno para purgar la culpa, más larga que la vida. Mea culpa, mea culpa, mea gravísima culpa!

Primer premio en el concurso Fanny Cordero de León

163


MI SINO... Por Ninfa Duarte, poeta paraguaya No encuentro razones valederas a este deambular sin rumbo fijo buscando verbos y adjetivos en mis veredas dibujando versos, adornando estrofas, donde plasmar mis sentires verdaderos... para luego abdicar por miedo, por rutina o por desnudez de sentires, al borde de mi sino‌ No entiendo los perfiles del tiempo errabundo siempre ajeno siempre lejano, siempre remiso, que sortea maneras de envolver quereres falacias, burlas sutiles‌ en remolinos de sensibilidades y apetencias para dimitir apenas a un paso de algún triunfo merecido o NO, pero mío.

164


No

llego a comprender el sabor de lo vivido esperando, soñando, mintiendo sonrisas en humildes lechos, oliendo a pobreza, en mesas frugales zapatos viejos; momentos fugaces de esperanzas raídas … y recuerdos desteñidos de dulces palabras apenas para crear una ilusión... No tengo el don de asimilar este porqué cargado de soñares y alimentar palabras con dejo de nostalgias, ausencias silencios, falsedades, sofismas, de algo que nunca fue...

165


No

quiero llegar a la última curva apretando el freno llorando discursos, secando lágrimas con los codos, llevando a cuesta un cargamento frívolo de amores vedados, fingidos o inventados, que a nadie alimentó el corazón... y que a cambio dejó mi alma tatuada de rebeldías, por cada NO en mi camino, por cada noche sin dormir… No llevo recuerdos vanos en mi alforja, ya para qué? no hay sentires mal habidos en mi alma; sólo aquellos que dejaron circunstancias y memorias de un instante, robados a mi sino. Sólo tengo un gran vacío bien lleno, de NO sin historia, sin futuro ni por qué... No tengo recuerdos malos, no tengo recuerdo alguno, no tengo suspiros en el alma, sólo un amor impar, y mucho dolor despierto, que me grita por las noches NO y en las mañanas bien temprano ensaya otra sonrisa para seguir la ruta del destino que por fortuna o fatalismo me tocó vivir…

166


MAGDALENAS Por Marcela Pedrieri, poeta argentina Las sábanas sucias la resaca el olor a sexo entre los dientes El veneno solo

aguardando el gato que comparte la cocina los aparejos la semana por reconstruir Ningún crucifijo en el vía crucis ningún presagio Sin falta ni culpa los viernes duermen siesta las señoras

167


CRUJE UN CRISTAL Por Meriam, poeta argentina Cruje un cristal de frĂ­o un manto de olvido lo cobija.

168


DESIERTO Cecilia Nahuelquin Nahuelquin, poeta mapuche Desierto... hubo un día En que conocí a mis hermanos Y vi en sus ojos amargura y pesadumbre Borrarlos quisieron, borrar sus ojos Borrarlos desde afuera hacia adentro. Sus ojos, eran caminos recelosos Con frialdad y desconsuelo Una señal que no me parecía ajena Era la mirada propia de mi madre. Lo que antes, había sido un bosque virginal Ahora era un camino hostil y pedregoso De espíritus libres castrados, reducidos Dañados, sin anfitriones en el umbral. Desierto... oí un canto a lo lejos Muy despacio y muy dentro de sus ojos Lo seguí, había una huella Que me llevó a un sendero extenso Donde había rastros, que eran cicatrices y nudos Y en medio de un oscuro pantano, Un pabellón infecundo De antiguos árboles copudos.

169


Desierto... hacía frío se movían las piadosas nubes Y difusamente en lo alto Vi unos cóndores heridos que caían en las orillas de la huella Y en lo bajo, despojos de pumas y huemules Desierto... el canto se hizo suave un hielo sentí en mi espalda Porque vi más abajo, en el suelo sagrado Unos arroyos como ríos profundos Eran sepulcros de restos óseos inundados De sus abuelas y abuelos... También estaban los míos Desierto... eso duele y aún oigo el canto Y ese dolor llegó hasta mis entrañas Ellos, habían sido heridos con saña Por tamaño verdugo lustroso Que no concebía que tuviesen alma Desierto... estoy dentro de sus ojos Escucho el canto, seguiré este camino Porque el alma tiene deseo de abrigo No de desprecios, ni enemigos Ni de contratos truhanes Firmados en oculto y a espaldas de los míos Por tamaña bravura indolente Dueña de poetas, del dinero De las tierras, de las aguas, de los árboles y del destino

170


Desierto... no será fácil La lucha ante tamaña opulencia Tanta ciencia e indiferencia En este delgado suelo Que flagela con premura el alma De mis hermanos y abuelos Desierto... se siente el hielo Que me hace arder el alma Como el humo en los ojos Cruda realidad, omisión de risas y sueños Usurpación del espacio Donde ellos tenían derecho de identidad y parpadeo Desierto... está escrito que los ojos Son la lámpara del alma y del cuerpo Y el sufrimiento, es el frío por dentro Desierto... aún oigo el canto Y el camino es extenso Espero no entumecerme Porque sólo estoy en el comienzo Llevaré el ropaje que hoy abriga mi alma Llevaré también mis cantos suaves Te lo cuento, por si me escuchas... por si te olvidas desierto... De una cosa: nuestro futuro no se congela.

171


ME PARÍ A MÍ MISMA Por Gloria Elena Palacios, poeta nicaragüense Hoy me parí a mí misma. No fue fácil. Sentí salirme de adentro. Terremoto, diluvio, erupción de volcanes. Pegué un grito. Me vi ensangrentada. Nací de pronto, con el despertar de la conciencia, con ardor de mujer. Me vi en mi cuerpo. La cabellera húmeda de susto. La vista pérdida. Las manos tiernas y vacías, sin tener a quien tocar. Lamí la placenta. Mordí el cordón umbilical. Tomé mi parto, la vestí con un camisón blanco de algodón y juntas nos perdimos por un camino de lluvia y suelo de esponjas.

172


MI ABUELO Por Elizabeth Montero, poeta cubana ¿Qué es ese resplandor, que se asoma tras el vuelo de aquel lindo ruiseñor cuya libertad es estreno? ¿Qué es ese corazón que late a tal extremo que al oír una canción se siente como nuevo? ¿Qué es esa dulce voz que con un suave:'te quiero' abre las puertas al sol al aroma y al aire bueno? El que protagonizó todo este gran revuelo, ése el que, con amor yo siempre llamo: ABUELO.

173


CASI AZUL Por Paula Martínez, poeta colombiana Hoy el cielo tenía estrellas, saltó una lágrima sonriente y lloré por un segundo, arañando suavemente el velo de mis párpados perdidos entre silenciosas horas a media luz... Pensé... quisiera ver una de esas fugaces; pero esas cosas nunca me pasan a mí, así que sólo se me ocurrió hacer un pequeño avión de papel usado en donde te digo en secreto; "baila conmigo esta noche", no te duermas, abandona me de este rincón que me aleja de ti, di me cosas bonitas mientras bailamos, así sepamos que ese nunca será tu estilo... Y un dos tres... jo... qué bello y triste...

174


ESPANTAPÁJAROS Por Lya Naranjo, poeta ecuatoriana Bajo el sol dorado de aquel mediodía En la verde ecuación de los trigos de junio, Te encontré paciente, dulcemente triste, Espantapájaros amigo, desafiando el viento. Con aquel sombrero fijo al pelambre hirsuto, Los ropajes rotos, la mirada ausente Igual que yo impasible, bajo el cielo rojo Ejercitas adioses con las manos mustias. Pequeñas historias, avecillas errantes, Poblaron de sueños tu cabeza de trapo Y al deshilachar tus días, de pie frente al campo, Como yo esperas, un inútil milagro. Solo el viento llega, espantajo triste, Con su furia ciega a ceñirte el talle, Soñoliento entonces, tu corazón de alambre Como yo se queda tiritando, tiritando… Bajo tus harapos. Nos parecemos tanto, espantapájaros del campo: Los dos, eternamente, con los abiertos brazos, Conversando ternuras a la distante luna; Con esa actitud estoica ante el vendaval, Ante la lluvia, con el frío de las noches tristes. Y tenemos alma adentro, marchito el sentimiento De tanto amar impunemente.

175


ECLIPSE Por Marisol Flamenco, poeta salvadoreña Recordando cosas de mi infancia... El cielo comenzó a nublarse de tal forma que mi cuerpo comenzó a temblar. Mis piernas perdieron el equilibrio, Mi corazón palpitaba sin parar. Mis ojos se perdían en la oscuridad del día. Invadida por una inesperada melancolía. Un silencio aterrador se pronunciaba la tarde en la que el sol se nos escapaba de las manos.

176


Un aro de luz iluminando, Un anochecer anunciado En medio de una tarde Incrédula y abandonada En la que mis ojos, y mi alma Eran testigos de la unión Apasionada de dos viejos y entrañables amantes. El Sol y la Luna Que por unos segundos se amaban. Eclipse de amor/ Aro de luz Una tarde de mi infancia, inolvidable.

177


SOY EL SAHARA Por Salka Embarek, poeta saharaui Seré guerra y cuando sea necesario, seré paz. seré la paz de la guerra y el límite entre ambos lo marcaré yo. Que no vuelvan a llamarme fanfarrona, que no vuelva ningún ministro a provocarme, que durante los años de mi tragedia, ya le derribé algunos muros y logré hacer caer sus falsos estandartes. No hay gobierno usurpador, ni cruel, ni rey tan soberano que pueda mirarme a los ojos, y negarme que no es culpable. No podrá porque no ha olvidado las veces que le he enfrentado, le he descubierto y ganado.

178


Mírame bien, porque el timón está en mis manos, y el viento sopla a mi favor, no seré yo la que tema, no seré yo la que pierda, ni oirás mis palabras en vano. Ya soy vieja, treinta y cuatro años han pasado pisando mi cuerpo, bajo metros de tierra enterrado. Más de treinta años han dejado en mi boca sabores amargos, algunos ya no los siento, otros se han vuelto brazos, de líderes desconocidos, de mujeres en esperanza, brazos de mártires que vuelven extendidos a la superficie, acudiendo a mi llamada, al de esta vieja que soy yo, y que ahora vuelve joven y renovada. Que no me llamen fanfarrona, porque mis hijos le responden, que mi voz no es una sola, soy el Sahara, ¡ESCUCHA BIEN MI NOMBRE!

179


NUEVAS SEMILLAS Por Ana Maritza Aguirre, poeta peruana Sería muy lindo que nos hermanáramos, cruzar las fronteras, y con nuestros brazos formar sólo uno, construir caminos, sembrar nuevas vidas, nuevas esperanzas para el mañana, sembrar nuestros campos con nuevas semillas, quedarán cosechas prósperas y ciertas, sembrar inquietudes, barrer las trincheras, y todos al fin marchar como hermanos.

180


TIERRA QUE REMECE Por Micaela Gonzales, poeta peruana Aletargados los cimientos que remecen en sequedad absoluta gestos angustiados en rostros perplejos no engullen miles de ojos azorados una ciudad desde sombras coaguladas avenidas que se pierden en el fango naturaleza agobiada pierde la calma sollozos bajo el concreto vidas extintas en horas inciertas sonrisas convertidas en llanto nada queda ya un desierto detrรกs del mar la llanura sobre cuerpos perdidos reconstruyo imรกgenes una posibilidad absoluta entre ruinas y escombros una vida renace.

181


INSOMNES Por Queta Navagรณmez, poeta mexicana

No somos la muralla que inventamos; detrรกs de la pared, estamos solos. Solos ante recuerdos y temores.

En las noches oscuras se desgarran las mรกscaras y lloramos amores y silencios Afuera estรก la calle, los amigos, la luz de las esquinas, el silencio en astillas.

Adentro nuestra angustia, nuestra mรกscara rota; la noche interminable.

Del libro, Fantasmas de ciudad

182


A TI QUE MULTIPLICAS PANES Por María Esthela Astudillo, poeta ecuatoriana Con tu permiso gran Señor te lanzo esta poesía: son versos del alma mía. Fruto de una sociedad impía, idólatra y farisea, que día a día se golpea el pecho contando pecados ajenos, mientras los propios invaden el cielo, que festeja el hecho con gran algarabía. A ti Señor que multiplicas panes. A Ti, que caminas sobre el agua. A Ti, que te elevas sobre las nubes. A Ti, que eres materia y espíritu. A Ti, Señor, te lanzo esta poesía: son versos del alma mía. Que escudriñan Biblias de hambre y verdad. En ellos te cuento que aquí en la Tierra la gente se mata por falta de pan; los niños enfermos se mueren, se mueren, si no tienen dinero para ingresar al lujoso mundo de un privado hospital.

183


Te contaré que mis hermanos indios y negros no saben leer, tampoco escribir, mientras allá lejos, los patrones gringos, clavando banderas, conquistando el espacio, violando a la Luna, queriendo dar vida a quien nació muerta… sin saber por qué. Mientras que en la Tierra hay tanto que hacer. Reniego mi piel blanca, hermano negro, hermano indio. Si vuestra sangre es roja, la mía también. Clamamos justicia, derecho y verdad. Y a ti Cristo que multiplicas panes: Te equivocaste, tendrás que volver a sumar, a restar y a multiplicar, porque tus tablas en la Tierra saben fallar…

184


INDULTO A LOS PRESOS MAPUCHES Por Nora Noemí Zeliz Pirillo, poeta mapuche Interrogo al aire y pide Indulto y desde la lejanía del Wall Mapu respiro la furia triste de mi pueblo Indulto para los presos políticos No más años, ni meses, cómo soportar un día más sin la libertad del viento del perfume de las flores, las luces de las estrellas, piden Indulto Ha los que tienen el poder sobre mi pueblo aprendan que somos parte de cada piedra, de la hoja que el viento lleva. Indulto ruegan mis ancestros que el General Roca mató sin piedad. Indulto por las familias rotas. Los hijos sin sus padres, la mujer sin su hombre. El hombre sin su libertad, indulto, Indulto... Clamo, grito con la fuerza de la verdad, indulto.

185


EL ESQUELETO Por Irina Ráfols, poeta uruguaya Buscando conversación por el pasillo de una escuela, le vi parado junto al pizarrón. Era un tipo puro huesos y sin muelas. Qué esfinge. Qué garbo presuntuoso… No obstante, nadie lo miraba. Pero yo llegué, y algo receloso volteó la cara. ¡Cómo me miró el susodicho! - Perdón… -le dije, educada y decidida¿Le molesto si le hago compañía? Y cruzamos algunos entredichos. Me senté a su lado, y él, con hidalguía, permaneció de pie. Entonces, como no me interrumpía, toda mi vida le conté.

186


¡Cómo me escuchaba con esos ojos atentos por los que el aire frío se colaba, y sin hacer un solo gesto! ¡Qué gusto hablar de tantas cosas! Aquél hombre sí que me entendía. Y así pasaron muchas horas, hasta que, por fin, le dije un día: - Caballero, mi Señor… Sería en vano hablarle de amor? ¿Sería en vano ponerme en sus manos? - Bueno… -dijo él, alegando su razónsi no le importa que no tenga corazón y algunos otros implementos necesarios, venga usted, ¡y entrégueme sus labios! ¡Qué romance, qué idilio, qué pasión! No se habrá visto tanta dicha ni amor más completo para una mujer que busca conversación, cuando la sabe escuchar un esqueleto.

187


PECERA Por Mariene Lufriú, poeta cubana No pude ser el pez; no tuve el arte aún cuando mi espacio es la burbuja, la gota estrecha, el ojo de la aguja, la agónica manía de extrañarte. No pude anclar la rabia a mi costado. Soy torpe en las lecciones de paciencia. Perdona la incisión. Salva la esencia del fruto de este amor recién cortado. Ayer no es cierto, es nada, es tierra yerma. Yo no te quiero más, yo estoy enferma (lágrima, sangre, furia, gana rara) Perdona esta locura transparente. No pude ser el pez. Soy la demente que odia el vidrio gris que nos separa.

188


TEJEDORAS Por Maribel Lacave, poeta española Las manos de mi abuela bordaron hilo por hilo las vainicas de posguerra. Hebra por hebra avanzaron tanteando hacia la oscuridad. Las manos de mi madre acariciaron con suavidad la lana. Danzaron mariposas alegres un punto del derecho, dos vuelos del revés. Mis manos también irremediables tejedoras hilvanan unas con otras las palabras. De su último poemario: “Mestizada. Susurros para Paula”

189


APREMIO Por Milena Chaves, poeta costarricense Me urge ser poeta como me urge a veces un orgasmo. Me urge ser poeta en su ejercicio de la vida, del significado, de las palabras hartas del desmembramiento, de escribirse a medias, de atragantarse en la raĂ­z de la lengua cuesta arriba para saltar de los labios si sobreviven a los dientes. Me urge ser poeta o me urge acaso nada mĂĄs ser libre.

190


DE MUJERES Por Arabella Salaverry, poeta costarricense Soy una lectura de mí misma hecha por los ojos de enfrente Viajo por caminos ajenos con un aleteo de pájaros subiendo desde el vientre a la profunda altura del cerebro Camino al vaivén de otros deseos ignoro mi sed reparto el agua doy pan cuando muero en ayuno empapada de lágrimas ajenas no tengo un sitio seco para llorar la mía Y así igual que yo unidas por el miedo mutiladas recortadas las alas inconexas recorren los caminos en manojos y ramos las mujeres

191


PARA QUÉ Por Alejandra Segovia, poeta venezolana Tantas llaves Tantos autos Tantas intervenciones Tantos atropellos Tantas juntas Tantos duelos Tantas injusticias

tantas tarjetas tantos bombardeos tantas medidas tantos dolores tantas burlas tantos dólares tantas tretas

Tantos para sumar quien tiene más tantos en la batalla del poder para pisotear al más pequeño abofetear la dignidad para saberse dueño Sentirse omnipresente portavoz de la palabra divina al atesorar todas las reservas petroleras mientras se hace “Business” con la tierra ajena, el llanto ajeno la muerte del respeto y probar una vez más porque es necesario defendernos…

192


LIBERTAD CONDICIONAL Por Montserrat Artavia, poeta costarricense Una mujer es libre de sentarse al espejo y atarse cuanto quiera las cuerdas del corsé que la tortura Eva y el arte de la persuasión Sostendré una larga conversación con Dios a ver si entiende que no quiero ser hombre en la siguiente vida que por favor mujer en cualquier parte donde el himen le sirva de alimento a los gatos donde el ácido venga en cómodas botellas de perfume donde sea la hombría una razón de peso para apedrear los senos desangrados Aún así no voy a convencerlo Él tiene el argumento de la otra costilla Él habló y fue la luz y el infinito Pero Dios nunca husmea detrás de las hendijas de una habitación adolescente no usa la omnipresencia de modo indecoroso no juega a ser el padre tras los confesionarios no cruza los espejos del probador de ropa y hace falta no todas las mujeres posan en los altares hace falta para que ya no escuche lo que pido ni los rezos de nadie más

193


¿QUÉ IMPORTA? Por Leda García Pérez, poeta costarricense Qué importa mi vestido roto, el arete sonto, los zapatos viudos, la pulsera esmaltada en el espejo, el bolso de tela y los secretos que esconde. Qué importa el chunchero* que duerme en el armario, los libros desvestidos faltando a la moral y a las buenas costumbres, la revista porno y el vibrador gritando los orgasmos. ¿Qué importa? Y si el amor corrió junto a la calle para esconderme el beso de la esquina? Y si él no volvió con la promesa mentirosa en los bolsillos… Si a mí no me importa, ¿Qué importa?

Chunchero: dícese de aquellos objetos que se guardan descuidadamente en algún lugar del closet.

194


HURACANES DE SIEMPRE Por Alejandra Flores, poeta hondureña Desde las desgarradas entrañas de esta tierra mis entrañas palpitaron cual corazón del mundo vientos de huracán El huracán ha azotado mi vida desde que era niña de diferentes maneras arrancándome raíces árboles caminos despojándome de certidumbre de certezas

195


Después del huracán de vientos que querían arrancarme ya a mi edad que quería arrancarme mis hijos y mis pocos sembríos con manos y pies construí un camino de esfuerzos todas mujeres abrazadas protegimos la vida de los seres queridos y con nuestras manos y el latido de nuestras fuerzas con esfuerzo sobrehumano nos levantamos sobre el destino adverso de nosotras para preparar la cuna de nuestros hijos

196


ESTE REGRESO HACIA LO QUE FUE Por Carmen del Pilar Serrano, poeta cubana Hay dolencias peores que las dolencias, hay dolores que no duelen, ni en el alma pero que son dolorosos más que los otros. Fernando Pessoa

Hiere el viento que trae figuras macilentas desde el final del patio. Y sopla el perfume de las flores silvestres con las que hice coronas para mi reino. Este regreso hacia lo que fue es solo el ala rota de la paloma, eterna impulsora de todas mis visiones. Agradezco a los nuevos habitantes que me hayan permitido este allanamiento a su morada, para cruzar fronteras hasta acercarme al humo del café de la abuela. Dicen que el mamoncillo murió hace tan poco. Pero aún bate su aire en el costado del cuerpo de este ahogado temblor o sobrecogimiento provocado por el sagrado Dios de las evocaciones.

197


HAY UN RINCÓN Por Dinorah Coronado, poeta dominicana En la casa donde habita la canción hay un rincón donde tu presencia pinta caricias el insomnio se alarga, se agigantan los sueños rey y reina se pasean a su antojo sin escolta de alfiles un rincón donde se esconden las palabras se descomponen los deseos y tras la batalla, dos cuerpos labran su paz a la orilla de un suspiro.

198


QUE ALCANCE Por Cristina Sainz Sotomayor, poeta mexicana Para arreglar cerebros y disponer corazones para derribar muros y construir puentes para tortillas en México en Somalia para curar el SIDA y el cáncer para que dejen de andar en la luna y piensen primero en sanear nuestra tierra para ablandar al soldado que va al medio oriente a matar a su hermano para gobernar con justicia y prohibir armas químicas y biológicas para darle oportunidad a la vida que comienza y dignidad a la que termina

199


para dosificar de conciencia y terminar con el sobresalto del sueño del anciano y del despertar del niño para que en lugar de muertes se sostengan vidas palabras de aliento agua comida para cesar los lamentos de guerras absurdas éticas y políticas que envenenan almas para los duros de valores oscuros supuestos genios de falsa vestidura que manipulan genéticas y descomponen biologías para que se de la mano todo ser humano y deje en el tintero errores pasados que alcance y sea el plato fuerte el amor.

200


ANTES DE MARCHAR Por Darak Mohamed, poeta saharaui Antes de marchar en silencio recuerda amigo que hay sola una sociedad te esta esperando, lágrimas de unas madres, gritos de pequeños niños, sufrimiento de débiles viejos. Antes de marchar en silencio recuerda amigo que todos te esperan muerto o vivo, en cada mirada te esperan, en cada mirada te preguntan, en cada mirada te quieran, en cada mirada te aman. Antes de marchar en silencio recuerda amigo que puedes hacer por ellos... por ellos nada es prohibido, por ellos nada deja de ser valido, por ellos nada es imposible, por ellos nada es increíble.

201


Antes de marchar en silencio recuerda amigo que eres un gran luchador saharaui, no conoces el imposible, subes las montaĂąas, llevas el cielo en tu mano. Puede ser que naciste sin nada y vives sin nada pero no vas a morir sin nada, porque vas a ganar las batallas, la guerra te puede matar pero vivir sin victoria y gloria es morir todos los dĂ­as. Antes de marchar en silencio recuerda amigo, antes de partir en silencio recuerda amigo, antes de partir en silencio recuerda amigo que eres saharaui.

202


HIPOCRESÍA Por Zully García, poeta uruguaya Quisiéramos ser fabricantes de sueños, seguir esperando cosas que no buscamos, estrecharles a todos las manos, ganarnos lo que merecemos, amar a todo el mundo. …Pero no podemos. ¿No podemos?… Quisiéramos ser aprendices de todo, ser maestros de lo que no enseñamos, sentirnos pequeños, sentirnos grandes, esgrimir nuestros derechos humanos. …Pero no podemos

203


¿No podemos?… Cambiar esta sociedad de: secretos, tabúes y misterios, ¿No podemos?… De negamos, de no sé, de no fuimos, de no oímos, de no somos, de no vimos… De… ¡No me importa! ¿No podemos?… Ser tejedores de historias ¿No podemos?… Ser ejemplo y mostrarnos ¿No podemos?… Gritar lo que pensamos ¿No podemos?… ¡NO PODEMOS!...

204


COMUNIÓN Por Yolanda Rossman, poeta nicaragüense Este es mi cuerpo Ese es el tuyo… Comamos y bebamos de él, pues así lo ha dispuesto Quien todo lo ha creado, lengua húmeda otorgó, tibieza… sabor nos dio. Somos, a su imagen y semejanza, ¡Regocijémonos! Tu cuerpo Mi cuerpo… Comamos y bebamos de él.

205


¿DE QUÉ COLOR SON MIS ALAS? Por Ninozka Auxiliadora Chacón, poeta nicaragüense Mis alas son grandes, erectas plumosas y prestas a volar al mínimo aleteo del viento, para llegar al cielo besar las nubes y empaparme por dentro. Vibrar con energético sol deslumbrar mis ojos con truenos tardíos y el retumbo del tifón. Son mis alas largas y afiladas para romper la Palabra, son rojo volcánico y etéreas como los sueños inciertos o reales titubeantes o intrépidos lúbricos, amorosos, sensuales... Son atrevidas, sagaces odiosas y amantes pero son mías, mis propias alas de carne y hueso que viven realidades, pero que también sueñan ¡aún estando bien despiertas!

206


MORDEDURA DE TU BOCA Por Raquel MartĂ­nez, poeta uruguaya En un instante ansĂ­o deshacer el dobladillo del tiempo, para sentir la mordedura de tu boca incendiando mi boca. Del poemario: Fruto prohibido

207


CONSIGNA LIBERTARIA Por María Fernanda Ceballos, poeta colombiana La resignación es un suicidio cotidiano Honoré de Balzac.

Un grito de libertad una consigna libertaria. Un panfleto que incendie toda la tremenda “paz” de los que callan. Agonizan los estruendos del régimen que acalla, patrocinado por las fuerzas que mutilan y avasallan. ¿Qué enfermedad adolece -qué febril victoria vanaun pueblo que sucumbe ante la idiotez de quienes ufanan? Yo me visto de colores, me engalano con la asonada. No me hablen de rencores, sólo de consignas libertarias. Mi tesis no está en teorías mis discursos no son de Marx o Vargas Vila, yo construyo mis valías más allá de lo que se idealiza.

208


Y canto un canto franco un blues como consigna un estribillo que pretende ser algo más que poesía. Nos confinan al abuso, vacían nuestras arcas; las banderas de nuestras justas se izan a media asta. Humillan nuestras luchas, nos apabullan con sus lágrimas ¡despertad oh pueblo del sueño que oprime y mata! Claro es el destino de quienes se resignan y pierden la esperanza. Desechad el imperio de la miseria y la lástima. Que el olvido se quede allí donde no se recuerda sólo se escarba; que la verdad se apadrine en quienes hablan palabras sensatas. Que no me tapen la boca, que no me pierda en la marcha, que mi voz no cese de fraguar una consigna libertaria…

209


REPETIDO HOLOCAUSTO Por Marta Oliveri, poeta argentina Preámbulo de mí estas cenizas Esperanza de un fénix Que no alarà tus sueños Qué saber tan errante avizorar los límites de la orfandad extrema que implora desmesura. Pero el mundo “es un patio” Poeta de los grises y el corazón sangrando en la piedad “santa” del cepo: Tan simple es el digno entramado de un reino que conjuga la eterna Babilonia. ¿Será que ya no es tiempo De llorar ante el Ángel Que se esparce en las calles con semblante uniforme Ni han de alertar tus horas Los vestigios de un crimen esparcido en harapos y camastros de sierpes?

210


Todo fue consumado: Caen cenizas en Berlín ya no hay más nombres. Allí donde se enrosca la ignominia en virtuales arquetipos: plasma impecable Y ya no importa el llanto mudo de aquellos que han perdido La facultad del llanto. Es el rictus del loco que impone su infinito contra el azul de un cielo que lo enreja

211


AGONIZAS TÚ Linda Margarita Redondo Lindamar, poeta hondureña

¿Agonizas tú o agonizo yo? Tú en tu estado de dolor y lucha y yo en esta angustia y desesperación al verte ahí postrado tan vivo… tan ausente. Te despido mil veces y mil veces te recibo con cada luz de esperanza que nos llega… Alimento frágil para un corazón compungido. Entonces me pregunto… ¿Agonizas tú o agonizo yo? ¿Seré yo quien vela por tus noches o serás tú que velas dormido por las mías? A veces pido a Dios que te levante como el viento a sus hojas, luego me arrepiento de ese deseo reconociendo que mis fuerzas no son como las tuyas.

212


Prefiero quedarme con tu recuerdo fresco en mi memoria en tu partida, Ser yo quien te entregue a la muerte después que tu me entregaste a la vida, a ser yo la que me despida de ti. Y es que en realidad pienso que agonizo yo… y tú solamente dentro de mí. ¿Saldremos de ésta los dos?

213


TRIGAL Por Zahra Hasnaui, poeta saharaui Calla el silencio ante el lindo esplendor la cuna gallarda. Quise gozar, plantar la simiente en el desierto de los desiertos. Me vi maldiciendo al dios de la lluvia, a la tierra taca単a, y a la emboscada que me hizo caer en tanta belleza ausente.

214


21 GRAMOS Por Lucía Alfaro, poeta costarricense

Nunca llueve eternamente… La sombra de los árboles tampoco es eterna, ni los huesos donde flamea este cuerpo, a veces torpemente. No es eterna la piedra ni el gramo de vida que se agitó en las alas de aquel colibrí, cuyo dolor hoy besa el pavimento. No puede ser eterno el grillete que acompañó al unísono gemido de tantas ocarinas, ni los goznes que tensan las compuertas de las dobles conciencias. Quizá esta soledad que siempre antecede mis vigilias. Quizá esta sed de cigarra que trascendió mis muertes y me une al estigma de la llama en el verso. Sé que nada es eterno. Solamente la llama, sin la sed, sin el verso.

215


POETAS DEL MUNDO Por Ninfa Duarte, poeta paraguaya Congéneres del ensueño y la poesía, magos de la palabra, lanzad al viento los vítores ardientes del pensamiento en busca del espectro soñoliento de extrañas inflexiones. goces terrenales encerrados en los repliegues del alma, cuál fúlgida llamarada prendida en las luces de la aurora, en un interminable grito que ruega y canta LIBERTAD!! Hermanos del arte, escudos dorados del sentimiento, dueños del estío vagoroso que recorre los riscos señeros, hirvientes emociones y gigantes corazones preñados. Sed astros de un mundo sin mentiras y sin odios, sobre las cenizas del ocaso revestido de miserias. ¡Poetas del mundo!, fecundad las mieses del amor suspendido del astro agonizante, llenad los ámbitos dormidos de negras pupilas impetuosas, decid con estentóreas voces los amplios dolores y tormentas, pero también las mieles y los besos hasta el límite dorado, con lúgubre acento de aves plañideras, o simples gemidos que horadan las piedras. El aliento púrpura y oro que bordea el horizonte del nuevo día, tiene el color del alba de la humanidad naciente y hermosa, capullo de soles que flota en la arena sedienta del medio día, palabras ardientes para despertar la simiente futura y lozana. Todo es fuerte, soberbio, imponente en nuestras voces libertarias, es grito que hiende el aire cual saeta omnipotente y bella, es audacia y es deseo, es mañana y esperanza, es sueño y es presente. ¡Sed poetas forjadores de Libertad!

216


ANAGNÓRISIS I Elaine Vilar Madruga, poeta cubana “Ganado tengo el pan: hágase el verso…” José Martí

I Ganado tengo el pan: hágase el verso sobre el último resquicio. Demasiadas veces hemos comido de sus manos. Demasiadas veces hemos desnudado al tiempo. Demasiadas veces construimos la espada con la carne, y la carne con la espada. Ganado tengo el pan, y el verso se abre como una matriz de herrumbre. Sumergida en el óxido dije ábrase el espacio/ destrúyanse las eras/ descúbranse las aguas. Ganado tengo el pan, y el verso es una tumba de tierra y semen. La transfiguración limita el vuelo de la esperma, en un segundo van a volar las estructuras de los puentes, en el próximo segundo voy a violar las cifras. En el próximo tendré ganado el pan. Y el verso: su mordida. II He de inclinarme, y beber, y morir, y acaso también he de encontrarlo. Al surco. Al escorzo. A Dios bajo la mugre. Al pasto de los años donde deambulan animales inservibles. Al temblor. A la osadía. Al orgasmo de la sombra. Pero he de inclinarme y beber primero. Luego, el aullido.

217


III Me duelen los dientes de tanto masticar los versos. Su corteza de sangre. IV Ganada tengo la poesĂ­a, y el pan de la palabra en mi garganta desciende poco a poco. Muy poco a poco. Casi lentamente. Como vidrio. V

MĂ­os son. El hierro. Y la materia. Y los residuos de la historia. Y el verso: animal transparente. Escudo.

218


LOS PODEROSOS VIENEN Por Mónica Suárez, poeta mexicana Al pueblo iraquí

Los poderosos se han reunido otra vez, vienen rasgando el cielo: encúbrete, aldea, que sus razones escupen fuego. Los poderosos llegan en sus buitres de acero: escápate, niño, que la muerte no sepa que estás indefenso. Los poderosos siembran en la tierra su infierno: guárdate madre, que tu vientre no sepa que es cementerio. Los poderosos coleccionan almas como recuerdo: ocúltate, hermano, que tu cabeza no sepa que es ya trofeo. Los poderosos no se detienen, cazan al vuelo: cúbrete, hermana, que tu cuerpo no sepa que es botín fresco. Los poderosos jamás descansan, tejen y tejen cadena y cepo: escóndete, padre, que tu semilla no sepa que tiene dueño. Los poderosos nunca nos mienten, llevan la paz del sepulturero: escabúllete, vida, que los poderosos te tienen miedo.

219


BURBUJAS Por Zulma Quiñones Senati, poeta portorriqueña Somos burbujas. Danzamos. Levitamos. Nos rompemos al menor contacto. Llevamos tatuada la fragilidad transparente del cristal soplado. Cabalgamos sobre las crines del viento. ¡Eolo enjaulado! Sin timón navegamos rutas que se abren a nuestro paso. Burbujas, plagadas de memorias, de presentes escapados, de futuros, d i f u m i n a d o s. ¡Burbujas! Solo aliento atrapado. Nuestra vida: brizna flotante. La muerte: rasgar de burbujas, viaje tronchado.

220


BOSTEZO DE VIENTO Por Marietta Cuesta Rodríguez, poeta ecuatoriana Poesía es la alada paz que vuela desde el alma con el motor del pensamiento transformado en mariposa, en flor , en esperanza, entre el latido gris de los insomnios como amor que se duerme en la ternura, siendo fresca caricia de la brisa que sopla como beso en la enramada. Viene a ser paraíso de jardines tapizados con todos los colores escritos entre aroma y sentimiento, es la explosión dormida entre los soles el nido que despierta en los abriles, es esa soñolencia del pétalo que nace de su primer capullo, es la ventana abierta a los jilgueros que cruzan horizontes, el bostezo del viento, la frescura del agua, el brillo de la nieve amanecida en un volcán andino, la mirada clavada en la distancia oteando el horizonte de lilas y de ocasos en los ojos que sueñan con mirarte es el libro y el árbol, el ángel o del demonio que esclaviza tu tiempo y te nostalgia a veces, es el pájaro azul hechizado en los trinos de hadas peregrinas que escapan en el sueño , se convierte en insomnio, aleteando de amores silueteado en las letras la canción de luceros en el cielo y un corazón de fuego entre la luna… para volar de nuevo al clarear la mañana y sentir que tu vida florece en POESÍA.

221


ORACIÓN Por Luz Lescure, poeta panameña Ojalá que la duda me asalte siempre para no caer en la tentación de adueñarme de esta, aquella o cualquier verdad; para mantenerme incrédula, insegura y libre, libre del pecado de la certidumbre total.

(De: La quinta soledad)

222


IDENTIDAD Por Marcela Pedrieri, poeta argentina Es una palabra de sexo femenino cotidiana simple como una taza o la lluvia sobre las violetas de mi patio Un sustantivo en fuga lo sĂŠ pero no lo hallo Cierro los ojos Tal vez me encuentre

223


DAJLA Por María Jesús Alvarado, poeta española He vuelto al mar de arena, donde sopla el viento salado. Vengo sola; perdida como un náufrago. Y espero. Bajo este sol, que hace suyo todo lo que cubre, espero. En silencio, como se espera en este lugar. Con los ojos abiertos y los labios sellados por un beso embustero. Espero mientras me queman los pies y escucho el canto de los alacranes. ...Al fin, la caravana se divisa a lo lejos. Mañana me habré ido con ella y empezaré en cualquier otro lugar. Insh-Allah!

224


SUPONIENDO TERNURAS Por Natacha Santiago, poeta cubana La utopía de la vida es premiada con golpes de suerte así Leo precipitó un encuentro estelar Complemento de almas íntegras la tuya la mía desconcertadas por el fulgor nocturno donde el sueño era vivido con ojos sonrientes como el gusto por la singular fruta jugosa compartida a pequeños sorbos en un radio de acción conocido y diferente por el inusual desinterés de dos

candencia

cuyo alborozo sensual interesaba con

aquella fabulosa noche juntos en la céntrica soledad. Cuando no imaginaba ni la hora despejamos con aliento las tinieblas y volví a la tierra más alada sobrecogida con la dualidad de tu talento al experimentar la inexactitud del tiempo relativo y sorprender con el transcurso de todo en un segundo que abarcó desde la medianoche hasta el albear trastornando relojes y latidos.

225


GUARDIANA DEL VIENTO Por Martha Yolanda Garcés, poeta ecuatoriana Soy guardiana del viento. Resurrección en forma y palabra. Desencuentro de naturalezas polares. Semilla de formas y vacíos ¡espacio! Imagen sustentada en el aire nunca caerás en la bruma de las tinieblas.

226


SON LAS DIEZ Por Patricia Garza, poeta mexicana Son las diez y tu recuerdo sigue latente todavía. Navega mi interior la nave gris de la melancolía. El río aquél que traspasamos, dejó las notas de su cauce delirante. Y en el compás de mi poesía una caricia ha perpetuado en mí su travesía. Ya son las diez de un nuevo día y sigo en ti pensando... todavía.

227


A LA MITAD DE LA MURALLA CHINA Por Lilyán de la Vega, poeta mexicana Quisiera encontrarte a la mitad de la muralla china así, al azar y a sabiendas, como si desandar el empedrado fuera un conjuro incomprensible que nos pusiera una vez más en el camino. Quisiera encontrarte a la mitad de cualquier calle así, sin saberlo y a propósito, como si desandar la banqueta fuera justo lo necesario para mirarnos otra vez sin recordarnos. Quisiera encontrarte a la mitad y sin pretextos o que me encontraras tú con miles de ellos, como si el mero hecho de encontrarnos las miradas pudiera desentrañar los sinsentidos.

228


F A N T A S Í A Por Corina Bruni, poeta salvadoreña A los padres de familia y a los maestros

En un mar de vidrio y fuego navegan duendes de plata; forman figuras de nubes y las pintan de escarlata. Hadas bajan a La Tierra en sus carruajes de cielo; sus deseos vuelven flores las sonrisas y el anhelo. Y otras hay que se mecen en los columpios de estrellas, y escriben en los planetas con la luz de las centellas. Gnomos, ondinas y silfos -que danzan en espiralesarrancan al pentagrama rojas notas musicales. Fantasía rosa y gualda, verde, violeta y azul, ¡no dejes que un niño crezca sin habitar en tu luz! De su libro para niños, titulado LUNA DE ALGODÓN

229


LA APARECIDA Susana Boéchat, poeta argentina En el marasmo de las sombras la aparecida se sienta en mi lugar es la otra que no fui desbautizada en el ritual de mi propio útero que la renace para que ocupe mi largo desmayo donde olvidé los nombres.

230


EN LA CIUDAD DEL VIENTO Por Fรกtima Galia En la ciudad del viento, veo lo que nadie ve, siento lo que nadie siente, lo digo, lo repito con el viento y no me arrepiento. El desierto me hace sentir como una princesa en la ciudad del viento. En la ciudad del viento, hay palacios de piedras y castillos de arena, como en los cuentos de hadas. El desierto me hace sentir como una princesa en la ciudad del viento. Ando descalza sobre una alfombra de arena, suave como la seda y dorada como el ORO.

231


Vivo bajo un cielo grande e inmenso, cubierto por un velo azul, azul como el mar. En la ciudad del viento la libertad nació sin dueño. En este horizonte lejano y sin límite, como un sueño, cuando posa la mirada, la vista navega libremente. El desierto me hace sentir como una princesa en mi palacio de lona, rodeado de espejismos, como cascadas y fuentes de agua, que se deslizan de las montañas... espejismo brillante, con destellos, como el diamante que brota de repente desde el fondo de la tierra... Tierra, yerma y querida, madre del fuego, del aire, del frío, del silencio, del nómada y del viento.

232


El desierto me hace sentir como una princesa en la ciudad del viento. El sol, mi hada madrina, cada dĂ­a me quiere, me guĂ­a y me protege. La luna, mi espejo mĂĄgico, que me escucha, me mira y me mima. Las estrellas, luces de vecinos y pueblos de princesas, cercanas y lejanas, cada noche me iluminan, me vigilan y me amparan. El desierto me hace sentir como una princesa en la ciudad del viento. En la ciudad del viento veo lo que nadie ve, siento lo que nadie siente. Lo digo, lo repito con el viento y no me arrepiento. El desierto me hace sentir como una princesa en la ciudad del viento.

233


SIN NOMBRE Por Paula Martínez, poeta colombiana Después de todo siempre es nada

Nada es todo.

La vida se reduce a adioses sin voz El sexo por el sexo es un baba tonta que sólo cura heridas por encima. ¿Donde el guiño verdadero? Nadie es. Solamente se está dentro de sí mismo. No hay cura que no tenga que sangrar; el remedio es su propio dolor...

234


MI RETRATO Por Graciela Vera, poeta uruguaya Pintaste mi rostro con palabras silabeadas desde pinceles de letras y paletas de cristal. Con hebras de luna dibujaste mis cabellos y detrás de cada pupila hiciste el ámbar centellar. Déjame amarte artífice de dulce retórica; esboza mi corazón moldeando su palpitar; tú que acuñaste sofísticas palabras tatuando en mi alma el ansia de la violeta, por florecer en rosa y ser fuego. Alcánzame una charca que la lluvia haya modelado con lágrimas de diamantes y destellos de sueños, déjame ver tu obra terminada, regodearme en ese yo, que un día hiciste posible, trepando en nubes de rubíes reflejadas en un atardecer; que delineaste con tus manos cuando en un suspiro, dijiste que me soñabas.

235


TIERRA Por Nurya González, poeta guatemalteca Tierra Tienes género de madre De mujer y de persona. Tienes nombre de potencia De quien lucha siempre sola Por la vida y descendencia Aunque todo vaya adverso. Tienes nombre de guerrera De la luna y de mi abuela De esperanza y de mañana. Tienes nombre de confianza De vida montaña y agua De abundancia y de vivencia Tienes nombre de proeza Tienes nombre de poesía De alama llana que canta De niña genuina y tierna De madre, hermana y amiga Eres una camarada.

236


EL TIEMPO Y LA ESPERA Por Esperanza JaĂŠn, poeta espaĂąola Esperando la sentencia de los inocentes de Gdeim Izik

El tiempo es una losa pesada cuando se espera con miedo, es un camino oscuro, que nunca se acaba, lleno de brazos que intentan detenerte, de ojos que te miran sin verte, repleto de corazones que esperan que el sol alumbre y la oscuridad cese, que los brazos abracen y que la libertad llegue.

237


EL VUELO DE LA MARIPOSA Por Nuria de Espinosa, poeta española Hoy, que la vida me desgrana como un coro de voces que irrumpe en el alma, el viento susurra en un melódico canto que armoniza las teclas del piano, de tono en tono de verso en verso junto a una suave melodía que se introduce en el corazón. Hoy, que la vida parece un escenario que no hay teclas sin piano ni colibrí sin su árbol ni árbol sin hojas Hoy, solo hoy, seré una hermosa mariposa.

238


UN ENCENDIDO MUNDO Por Laura Martínez Coronel, poeta uruguaya Un encendido mundo lleno de esporas irradiadas, de lámparas acuosas, sangre abierta de las máscaras. Un pliegue en el sueño con sus muros azules, atesorando bocas, aprisionando nombres, sacudiendo lágrimas en la niebla del bosque. Pájaros muertos, tierra abandonada, intangible, festines de odio, muchachas desdibujadas en las paredes, monigotes de ausencia, muñones de la angustia. La miseria de los saltamontes. En las puertas bárbaras del antropofágico sol sostenido de los pentagramas temerosos están las llagas desoladas de mi boca. Reptil desfragmentado, basta mirar el puente que cae como durmiendo. Los mendigos -esas criaturas indigestas- son disparados por el mar, los caracoles silenciosos, los maderos extraviados testigos de las botellas diminutas, verdes, que se mecen entre sonidos carta de nadie, y caen en los sótanos como peces sustentados por el solsticio indescifrable de esas ciudades esponjosas que nacen desde los faros. Testigo de naufragio. Busco el gemido imposible de la mujer a la intemperie de su vida. Busco el espejo para no traicionar el indómito pellejo ambiguo entre viscosos desenlaces sorprendentemente maliciosos. Ahora gritaría.

239


La epidermis opaca, el olor de la sangre, los huesos entre clavicordios, los cuadros con determinados olores a cielo sin música. Atmósfera irrespirable. No lúcida. Ahora veo cómo se descalza lentamente de su mano la mujer cuyo nombre de semilla imprudente gesta el árbol del misterio. Lo hace con lentitud, con mansedumbre ciega, entre murmuraciones de templo imaginario. Me acerco. Es dulce en su ebriedad de azufre, con el útero vuelto copa y estambre, emigra de sí, devastada. No necesito más que un breve tiempo de ausencia, mientras todo huele a desborde de fragua. He mordido el rugido de la fruta, sentido el cosquilleo delicado del parto de la tormenta. Los amantes estaban en el centro de la voz, la efigie desgarrada, como criaturas desoladas. Y yo descendía por la calle del alma, empapada de olvido, con siete venas rotas y jamás perdonada. Muy pronto anocheció. Todo muerto me mata.

240


NIÑOS DE CARTÓN Por Sara Castro Méndez, poeta costarricense Avecitas migratorias que huyen del invierno para reciclar su destemplanza. Portales inadvertidos que se cobijan bajo esa brújula nublada que nunca, nunca guía a sus reyes. Carbunclos en la desidia cada vez que baja el sol en el paisaje urbano. Sorbos podridos de maná que sueñan mientras miran un libro roto de Pinocho con dejar de ser cartón, para ser niños, solamente niños.

241


MOBBING LABORAL Por Adela Vila, poeta española Querida Sociedad de tejedores, ¡impuestos para nóminas de fascistas! No dormiré más aquí, oigo… ¡después de Dios, nos. Loado sea nuestro Señor! ¡Simonías! Vaciaré la mente, regia y forme de civil pobre. Ésa que quiere abrirse camino y no la dejan, que enciende una antorcha de madera de desesperación paupérrima. Y el embotamiento gana terreno formando parte del todo. Debería estarse quieto, o cederle el paso al criterio, pero ni el aire le pertenece. De borne en borne, día tras día ¡sangría! Extirpaciones, meticulosas actuaciones. Parece que cesan… ¡mentira podrida! Desaparecen, reaparecen… continuamente.

242


Entrelazan miradas ¡algo traman, algo viene…! Efectivamente, mi descrédito como ser humano. El de trabajador ya me lo han arrebatado. Me sangran las encías de tanta impotencia. ¿Qué pasó de mi aliento?, ¡devolvédmelo, sé que es mío! Abortasteis hasta mi Libertad. Desgraciado indeseable. ¡Me pesan los ojos! Pero nunca jamás, una tercera vez, tus asquerosos dedos encima de mi piel. Papá, ya no pregunto ni por el mañana… Sencillamente, ¿tendré hoy para comer?

243


INÚTIL Por Sara Vanegas, poeta ecuatoriana inútil la espera y la esperanza inútil la carcajada roja de la tarde demasiado tarde para recuperar el anillo plateado de su risa la gaviota sin cuerpo que cruzó mi espalda a la mañana y se perdió por siempre en la arruga impiadosa de los días

244


VOCACIÓN DE SAMARITANA Por Elizabeth Reinosa, poeta cubana Hoy la Pompadour me habló del agua, de su tinte rojizo en las aceras, del rubor de amar la calle y sus hombres que escapan del diluvio. Yo no supe de tormentas que asolaran una Isla, un país de orillas negras pegadas a otro cuerpo. No supe del dilema existencial, de la saliva, de la esperma en complot con los saludos. No me hablaban los ángulos de la pirámide invertida, el cansancio de los pies, las azoteas. Nunca vi la paz en la bandera de la cama. Pudieron ser mortales el placer y los excesos, la memoria colectiva, los deslices. Ahora siento cómo quema el fuego en la garganta. Hoy la Pompadour me habló de la inocencia…

245


TRENZO ROSAS ROJAS EN MI PELO Por Rossana Estrada Búcaro, poeta guatemalteca

Extiendo los brazos y el alma las manos atraviesan el viento la luna reflejada en los ojos cada paso movimiento el ritmo por el camino de la vida la palabra acaricia con su filo primitivo recorre la ciudad y los suburbios para definir la llama que alienta aunque a veces bebamos nuestras lágrimas experimentar la intensidad de estar vivos -es genialpor eso ahuyentamos mariposas negras de nuestros umbrales trenzo rosas rojas en mi pelo y la cintura e ideas en la frente se alimenta la poesía de sonidos silencio y tiempo… rompo absurdos trasciende el barro y el sol que talla mi sangre y mi pasión

246


POEMA Por Ivana Szac, poeta argentina La violencia deshace los colores lo oscuro se vuelve tentaci贸n El asesino destroza todo se oculta y huye hasta la muerte. N谩useas de un amor no deseado. Nadie ve tu dolor. El cielo grita el gemido final

247


SAHARAUI Por Susana Riviere, poeta argentina Saharaui dimensi贸n del desierto donde se empuja para vivir, por la ense帽anza de contar la historia de un rinc贸n del planeta, con sabor de soledad, de llantos y gritos al viento. Arrullando un ni帽o acuna la arena en el lomo de un camello, un hombre de dunas de camino ondulante en el desierto se vuelve el norte sur. Sonrisa lista a brindarse cuando la ternura campanillea. Vuelo de poetas cercan el viento para abrazarte.

248


MUJER Por Silvia Loustau, poeta argentina A todas mis compañeras de género

Yo nunca quise ser la reina de la casa sí la reina de algunos corazones. no me importa la eficiente espuma de los detergentes sí el arco iris reflejado en las burbujas de jabón. no me interesan los pisos brillosos sí mi piel brillante de caricias. no quiero lujos orientales sí mil y una noches de amor. no me interesan los diamantes / ni las perlas / ni las sábanas de raso / sí las quiero ajadas de pasión. quiero mis pies descalzos y la seguridad de mi desnudez si alguien me besa el cuerpo. no quiero preocuparme por mi pelo al acostarme

249


y prefiero mis líneas de emoción en el rostro señal de que estoy viva. nunca quise sexo por compromiso sí sensualidad y ternura porque me despiertan como a una manzana. no quiero joyas / ni vajilla / ni status / quiero la libertad de amar la intuición de un hombre su compañerismo. no quiero máscaras ni actuación quiero que acepten todos mis roles. no quiero ser “señora” ni “señora de” quiero ser yo misma mujer. 1º Premio “POEMAS A LA MUJER” – Rosario- Santa Fe

250


251


NUESTRAS AUTORAS

252


ILUSTRADORA Leonor Pérez Bustos, ilustradora chilena

Leonor Pérez Bustos (1973). Nació en Santiago de Chile. Estudió las licenciaturas en Arte y Pedagogía en Artes Visuales en la Universidad Católica de Chile.

F ue pr of e sor a d e niño s y jó ve ne s po r s ie te años h as ta 2005; posteriormente decidió dedicarse por completo a la ilustración. En 2008 realizó el diplomado de Ilustración en la Universidad Autónoma de México. Ha trabajado para la mayoría de las casas editoriales en Chile y ha colaborado para editoriales en México, Estados Unidos, España y Corea. Fue seleccionada por sus libros Tres veces tres la mar y El vuelo de Francisca para la exposición de ilustradores “Le immagini della fantasia 2012” (Italia). Obtuvo segunda mención en la convocatoria Catálogo Iberoamericano de Ilustración 2012 (México). Hoy, además de ilustrar, ha retomado la docencia e imparte clases de ilustración infantil en el diplomado de Ilustración de la Escuela de Diseño de la Universidad Católica de Chile.

253


ADELA VILA, poeta española

Adela Vila, poetisa social, humanista, crítica, de ideología comprometida. Amante de la Paz, la concordia y el entendimiento. En definitiva, de cualquier valor derivado de todo ello. Ferviente defensora del amor entre los seres humanos y entre los pueblos.

Libros publicados: “Simples palabras” (ISBN 84-96104-93-1), “Vuelo de palabras” (ISBN 978-84-89268-42-5), “En tres palabras” (ISBN 978-8489268-68-5), “Naces de palabras” (ISBN 978-84-936980-0-3), “Cauce de palabras” (ISBN 978-84-936984-1-9), “Salto de palabras” (ISBN 978-84-938500-6-7).

254


ADRIANA TAFOYA, poeta mexicana

Poeta y Editora. México. 1974. Libros publicados: Animales Seniles (2005), Enroque de flanco indistinto (2006) —poemario sobre ajedrez— que le valió jugar contra Garry Kasparov en las simultaneas para celebridades en "La Gran fiesta Internacional del Ajedrez 2010", Sangrías (Ediciones el Aduanero, 2008), El

matamoscas de Lesbia y otros poemas maliciosos (Ediciones Pasto Verde, 2009 / segunda edición Bitácora 2010), Diálogos con la maldad de un hombre bueno (Editorial Ultramarina Cartonera, España, 2010). Malicia para niños, (Colección Mi Primer Bakunín 2012), El derrumbe de las Ofelias (selección poética, Inferno Ediciones, 2012), Viejos rituales para amar a un anciano (Casa Maya de la Poesía, Colección Rosa Náutica No. 93/Campeche México 2012) y Los cantos de la ternura, (colección poesía sin permiso, 2013).

Obtuvo el segundo lugar en el Concurso Nacional de Poesía El Laberinto (2004), el primer lugar en el I Slam de Poesía organizado por la Alianza Francesa (2007), el tercer lugar en el Certamen Relámpago Internacional de Poesía Bernardo Ruiz (2008) y finalista en el Premio Nacional de Poesía temática Tinta Nueva (2010). Fue conferencista en el Festival Internacional de Ajedrez 2006, organizadora de los Miércoles Itinerantes de Poesía y creadora del Torneo de Poesía Adversario en el cuadriláterO (07/13). Ha sido incluida en 36 antologías poéticas, entre ellas el Anuario de poesía 2007 Selección de Julián Herbert, (FCE 2008) y Cantar Bajo la Nieve, Edición Conmemorativa el Encuentro Internacional de Poetas y Escritores del Nevado "Toluca Bicentenario",(H. Ayuntamiento de Toluca/Centro Toluqueño de Escritores, A.C. Selección de Oliverio Arreola, 2012). Es compiladora, junto con Andrés Cardo, de 40 Barcos de Guerra, Antología de Poesía (Coedición de 42 Editoriales Independientes, 2009). También ha colaborado en suplementos y revistas de México, Argentina, Venezuela, Nicaragua, Chile y España. Es editora de la revista y editorial VersodestierrO, y fue consejo editorial de Metáfora, hoja de poesía en el periodo 2002-2013. Su poesía ha sido traducida al Náhuatl y al Portugués.

255


AFAF MALAININ TALEBUYA, poeta saharaui

Es una joven saharaui de 20 años cumplidos en enero, estudiante de Enfermería en la Universidad del País Vasco/EHU, cuyo interés por la lectura comenzó a los ocho años y sus primeros poemas ya los crea con tan sólo diez años. Pasa gran parte de su vida en los campamentos de refugiados y el fin que persigue con sus creaciones literarias es el de dar a conocer la situación que vive su pueblo saharaui. Tiene un blog donde va colocando sus relatos y poemas: “Nevar en el desierto, esquiar en la arena” rasdexiste.blogspot.com/ Su obra irá apareciendo también próximamente en: “Mil y un poemas saharauis” y “Relatos del País de los saharauis”

256


AIDA PÁRRAGA, poeta salvadoreña

Poeta, narradora, actriz, productora y conductora de "La Bohemia" programa radial de YSUCA por más de 17 años.

Publicaciones: Letralia/ Fantasmas en Guerra/ Café, ¿Sexo o Chocolate?/ Celofán y Vidrio/ El Espirítu del viento. Incluido su trabajo en muchas antologías tanto nacionales como internacionales. Ha representado a las letras salvadoreñas en importantes encuentros de Poetas como El Festival Internacional de Poesía de Medellín, Colombia y el Festival Mundial de Poesía de Caracas, entre otros.

257


AILÉN BETANIA, poeta argentina

Ailén Betania. Seudónimo de Ailén Betania Rodríguez. Nacida en Rosario, Argentina el 10 de octubre de 1985. Poeta y pintora autodidacta. Publicó sus trabajos en forma independiente. Participó en diversas antologías poéticas: “Dibujarte” poema publicado en “Con otra voz, antología poética latinoamericana”, 2010, EEUU. “Parajes extraños” y “Desamparar” publicados en “Sentimientos compartidos” en la antología poética rosarina, 2012 Argentina. También colaboró para Revista literaria “Entre líneas” mes de septiembre de 2012, EEUU, entre otras. También fue galardonada con el primer lugar en el Concurso Internacional puente de palabras, 2013 Argentina, por su pintura “Mujer con flores de cerezo”

258


ALEJANDRA FLORES, poeta hondureña

Tegucigalpa, Honduras, 1957 Es Antropóloga de la Universidad de los Andes, Bogotá, Colombia. Convivió un año con la comunidad indígena ARHUACA de la Sierra Nevada de Santa Marta, Colombia, participando en la elaboración de un programa de educación indígena (1977).

Ha publicado once títulos: Destino ultrajado (poemario, 1992), Exilios interiores (poemario, 1996), Cantos de barro (cuentos para niños, 2000, ilustrado por la autora), Sobretodo (poemario, 2001), Rimas y rondas (poemario infantil, 2005), Sol pétreo (Hombre Nuevo Editores, Medellín, Colombia, poemario, 2007), Por la vereda (narrativa lírica, ilustrado por la autora, basadoen "las aldeanas" personajes de sus pinturas, 2007), Cartas al Mago (poemario de corte erótico, 2008), Viaje a La Guaira, (poemario, 2009), En busca de Polaris un norte imaginario (poemario, 2010), Este cultivo de anémonas (poemario, 2011). Tiene dos libros inéditos: Marañón Y Nance (cuentos para niños) y un poemario. Ha sido traducida al inglés, portugués y sueco. Su obra aparece en Stigar Senderos por Luz Lescure (Antología de poesía de mujeres centroamericanas, Biblioteca Real de Estocolmo, Suecia, 2003), entre otras. Su obra aparece en revistas nacionales e internacionales como Saudade de Portugal, Safo de Chile e Ixbalam de Honduras. Actualmente pinta y prepara más poemarios y cuentos infantiles.

259


ALEJANDRA SEGOVIA, poeta caraqueña

Cofundadora del colectivo de Mujeres Poetas “Toda la poesía en la voz”. Lic. Artes (U.C.V) Promotora de lectura. Profesora universitaria de Etica y Metodología de la investigación (U.B. V). Investigadora sobre la Diversidad Cultural. Tesista del Doctorado en Cultura Latinoamericana y Caribeña (U.P.E.L) . Ha participado en II y III Festival Mundial de Poesía de Caracas. II y III Festival de poesía alternativa de Riohacha (Colombia), XII Encuentro de mujeres poetas de Cereté (Colombia) , VII Encuentro de Escritores Horas de Junio en Hermosillo (México), Voces del Bicentenario en Córdoba (Argentina) , Encuentro de escritores Letrarte en Tucuman(Argentina)y en la II Feria del libro de La Paz (Bolivia). Su primer libro publicado: Entre la miel y el látigo (2006) y Entre goznes y afanes a la espera de un editor. Ha sido miembro de la Comisión de Concurso de Oposición de la Universidad Bolivariana de Venezuela y activa militante de la palabra poética. Actualmente adelanta trabajos voluntarios con adultos mayores en la parroquia San Juan de Caracas. Escribe su tesis doctoral sobre “La teatralidad en tres manifestaciones culturales de la Semana Santa caraqueña”.

260


AMIRA AL AWDA, poeta palestina

261


AMALIA ISABEL DAIBES, poeta Argentina

Nació en Guaminí, (Bs. As.) Argentina. Docente. Vive en Pehuajó (Argentina). Antologías: Haciendo lo posible II” (1987), V. Alsina, (Bs.As). Edit. Pegaso ediciones- Rosario. 1ra 2da y 3ra. Pehuajenses. Premios: 3er. premio de la Asociación Cultural Sanmartiniana de San Martín. 2008: 2º premio Café Literario de H. Irigoyen, Antología del Rotary (Sta Fe). 1ra Mención de Honor Concurso Literario Berisso (La Plata) y Mención en Merlo (Bs. As) 2009: Mención Biblioteca “Héroes de Malvinas” Lobos. Bs. As. Mención de Honor en poesía, "Concurso Literario Internacional "Junín País 2009".2011: 2do premio cuento breve Necochea.(FUED). Mención en Las Varillas–Córdoba. Seleccionada en Santo Tomé (Sta Fe). Colabora con la Revista Infantil "Dos Islas... Dos mares" de La Habana, Cuba. 2005 al 2008. Participa del “Encuentro Internacional Comunitario de Escritores “Entretejiendo desde el hacer de las Palabras" de San Juan. Invitada al 2º Encuentro Internacional de Escritores Tarija 2009, Declarada "Visitante Distinguido" por el Concejo Municipal de la Ciudad de Tarija y la Provincia Cercado y "Dilecto Amigo de la Cultura Tarijeña. Grado Honorífico de "Embajador Universal de la Cultura" por la Unión de Escritores y Artistas de Tarija (UEAT) y la Unión Latinoamericana de Escritores (ULATE); Socia y Miembro de la Unión de Escritores y Artistas de Tarija, Bolivia. Participante del 2° y 3° Encuentro Internacional de Escritores Tarija. Integrante de Poetas del Mundo (2010) y participante del Encuentro internacional “Camino al Sur” en Chile en 2011. Medallas a la labor Cultural de la Secretaría de Cultura de Pehuajó (2004-2005). Socia fundadora y actual Secretaria del Círculo de Escritores Pehuajenses e Integrante del grupo de narradores “Voceros del Viento”. Participante en la 33ª y 34ª feria Internacional del Libro. Libros:

Las Alas del Angel: hilando sueños. Animales no tan raros, solo uno de regalo (cuentos infantiles). 2011, Pinceladas de pueblo chico. Coautora de Programa “Y volverán a ser árboles” del Primer Congreso Internacional Literario Ecológico “Por la Paz y el Equilibrio Natural”.

262


ANA MARITZA AGUIRRE GUTIÉRREZ, poeta peruana

Yo soy Ana Maritza, nombre escogido por mi padre y me siento muy feliz de llevarlo. Nací en la ciudad de los algarrobos y de los tamarindos, donde el sol se puede tocar con las manos y por la noche en su costa playera, la luna se mece con el vaivén de sus olas. Salí “churre” (niña) de mi cálida Piura y residí en diferentes ciudades. Soy peruanaespañola. Casada, con dos hijos, residente en Alemania. Con mi poema “Yo soy” me resumo así: Yo soy la mujer que mi país, Perú, hizo. Un día descansaré y el recuerdo se habrá hecho realidad, los geranios serán siempre geranios y su perfume perdurará. Desde muy joven, junto a mi poesía, voy y vengo, vengo y voy por los caminos que sueño. Me inspiras tú y la vida misma a escribir Poesía. De profesión Bióloga-Microbióloga. Graduada en Control Mental Silva, MeditaciónRelajación-Terapias Alternativas. Chica Zen. Mi centro es mi familia, mi amiga es la Poesía, la Meditación es mi refugio, camino hacia la espiritualidad, encuentro con la energía divina, Dios. Integrante de Poetas del Mundo, del Club de las Poetisas y del Taller Poesía Soy Yo, de Facebook. “Somos Energía, Luz y Amor”

263


AYLIÑ ÑANCUCHEO, poeta mapuche

Es kona del Lofce Newen Mapu de Neuquén Capital, Puel Mapu (Argentina). Estudiante de Licenciatura en Sociología, desarrolla su trabajo en Kona Producciones, equipo de comunicación dedicado a la difusión de la cultura y la lucha del Pueblo Mapuche desde el año 2001 hasta la actualidad. Allí ha aportado fundamentalmente a la construcción de artículos escritos vinculados a la educación y cultura mapuche, publicados en diversas revistas y diarios, y guiones de radios y spots de difusión. Conforma el equipo de producción del Noticiero Cultural Mapuche “Mapuradio” emitido por una de las radios más escuchadas de la ciudad, durante 3 años consecutivos. Actualmente integra el grupo de rock mapuche “Puel Kona”. Desde el año 2007 comenzó a incursionar en el terreno de la escritura poética. Sus poemas han sido publicados en diversos espacios mapuche de internet como el blog “Poesía Mapuche”, poemario: Sembrando vida, Wallmapu entre imágenes y poesía (2007), Antología: Voz de Mujer. Poesía de mujeres mapuche para todos (2008); y en la Antología Poetas Mujeres Mapuche: Küme Dungun/Küme Wirin (2011). Participó en noviembre de 2012 en el, Kvpa Magniel Niejeinmu Ta Tufaci Unel Xawvn Kawintun Wallkvpvle, (Primer Festival Internacional de Poesía del Wallmapu) realizado en Temuko, Gulu Mapu (Chile).

264


ARABELLA SALAVERRY, poeta costarricense

Escritora y actriz. Realiza estudios de Artes Dramáticas, Filología y Teatro en diversas universidades latinoamericanas (México, Venezuela, Guatemala y Costa Rica) Ha participado como actriz protagónica y de reparto en más de 40 montajes de diversas instituciones. Ha trabajado en producción y actuación para radio, cine y televisión. Se ha desempeñado como Gerente General y de Mercadeo en el sector universitario. Dirige talleres literarios y de comunicación. Presidenta de la Asociación Costarricense de Escritoras, ACE 2008-2010 Integrante del grupo El DUENDE de Gestión Cultural. Ha publicado: Continuidad del Aire, Editorial de la Universidad de Costa Rica, 2009 Chicas Malas, Editorial Uruk, 2009 Breviario del deseo esquivo, Editorial Costa Rica, 2005 Arborescencias, Dirección de Cultura del Ministerio de Cultura, Juventud y Deportes, 1999 Dónde Estás Puerto Limón, EUNED (Editorial Universidad Estatal a Distancia) Violenta Piel, URUK Editores Erótica, Erotomanías. Barcelona Tres poemarios así como un libro de cuentos y una novela inéditos. Su obra literaria ha sido considerada en diversos periódicos, revistas, blogs literarios y antologías tanto en el país como en México, Ecuador, España, Colombia y Argentina . Ha ofrecido recitales en Costa Rica: en Santiago en la Casa del Escritor y la Biblioteca Nacional y Valparaíso, Chile; en Colombia, en Panamá, en México y en Sao Paulo, Brasil. Poemas suyos han sido traducidos al inglés, italiano, polaco, catalán y al húngaro. Invitada a diversos Encuentros y Festivales de Escritores Nacionales e Internacionales. Jurado en Primer Concurso de Narrativa La Voz de la Palabra Escrita Internacional. Jurado de Concurso de Poesía Universidad Nacional Región Brunca. Jurado de Poesía Voces Nuestras, Costa Rica. Concurso Mesoamericano Luis Aragón. http://arapalabras.blogspot.com y http://sites.google.com/site/arabellasalaverry/

265


BETTY CHIZ, poeta uruguaya

Fotógrafa, escritora, periodista… Nació en 1935 en Yaguarón e Isla de Flores, Barrio Sur de Montevideo. Coordinadora del grupo Espacio Mixtura (interdisciplinario y multicultural) desde hace seis años. Es socia de Asociación de Plásticos Unidos del Uruguay. Integró la Comisión Directiva de la Casa de los Escritores del Uruguay. Integró la Comisión Directiva de la Casa Cultural Bertolt Becht. Integra el Consejo Editor de la Revista de Poesía: ¿Lo que vendrá? que dirige Diego Rodríguez Cubelli. Ha publicado libros de poesía y está presente en antologías de narrativa y poesía en Uruguay, Chile, México y Brasil. Se presentó con ponencias en los Encuentros de aBrace (Uruguay, Cuba, Porto Alegre) y en Chile en el Encuentro de Asolapo. Participó en la I Bienal Internacional de Poesía en Brasilia, e integra la edición conmemorativa. Participó en el I Encuentro Latinoamericano de Estudiantes de Literatura en Brasilia Como periodista colaboró con diversos medios de prensa en Uruguay, tanto en periódicos como revistas. En radio colaboró con una columna dedicada a recomendar espacios culturales, artísticos y conmemoraciones semanales. Es columnista de la Revista aBrace Internacional. Participó como jurado en diversos concursos de poesía y narrativa. Sus textos poéticos fueron musicalizados por varios autores, entre ellos un poema editado en el CD Universar por el músico Leonardo Figuera. Ha obtenido premios y menciones en concursos de poesía (entre otros en los Primeros Juegos Florales del siglo XXI, Montevideo, Uruguay).

266


CARMEN DEL PILAR SERRANO COELLO, poeta cubana

Holguín, (1939) Miembro de la UNEAC. Licenciada en Filología en la Universidad de Oriente. Fue miembro de la comisión Jóvenes Escritores de Oriente, Premio en el concurso “José María Heredia” con el libro Por Este Medio. Mención en el concurso “XX Aniversario” con el libro Consecuencias. Premio Regino Boti en Poesías para niños, Finalista en el II Certamen Internacional de Poesías Sant Jordi 2006 y otros premios. Ha sido jurado en varios concursos de poesía, escribió programas infantiles y juveniles para las emisoras Radio Mambí y CMKC de la antigua provincia de Oriente. Ha participado en eventos de poesías. Fue miembro de la Brigada Hermanos Saíz y delegada a su primer congreso. Tiene múltiples publicaciones en periódicos revistas y antologías. Tiene inéditos el decimario No me quiten lo vivido, el libro de poesías para niños titulado Por el agua del sueño nada un pez, y con prólogo de Virgilio López Lemus y en proceso de edición por la editorial Letras Cubanas el poemario Un remo contra el agua. Ha publicado los poemarios: Por este medio (Premio José María Heredia) 1973 Por el Cauce de mi río, (Antología) Unión, 2003 Una Paloma de Espuma, (poesía para niños) Editorial Holguín, 2008. Por aquí andan mis ángeles (Colección Mariposa de la Editorial Oriente, 2008. Esas ovejas que nos balan dentro (La rueda Dentada, Ediciones Unión) 2010. Concierto para arrullar a un árbol (Editorial Extramuros) 2011. Vuelvo a discurrir con el agua (Editorial Holguín) 2012. La princesa de las aguas y el paisaje (Novela para niños Editorial Trafford USA 2013).

267


CORINA BRUNI, poeta salvadoreña

Nació en nacida en la campiña Santaneca, El Salvador,C.A. el 28 de febrero de de 1930. Es una distinguida escritora de estas tierras. Cultiva la prosa y la poesía y se dedica exclusivamente a las letras, colaborando también en las páginas culturales de varios periódicos locales, tales como Latino y el Diario de Hoy.

En cuanto a su obra, no sólo se encuentra en libros individuales, sino que también ha aparecido en revistas culturales y en algunas antologías. Ha escrito libros para niños, novelas para adultos y numerosas poesías. Entre sus obras más importantes se encuentran: Luna de Algodón, Leyendas y algo más y Prisionera en el Planeta. Hasta hoy tiene publicados 17 libros (de los cuales 12 son para niños). Libros inéditos: 3 para adultos y uno más para niños.

268


CRISTINA SÁINZ SOTOMAYOR, poeta mexicana

Cristina Sáinz Sotomayor es una verdadera Poeta, no le mueven intereses mundanos. Escribe para que su corazón sobreviva. Nació en Huatabampo Sonora, México. Estudió para profesora de educación primaria. Y varios diplomados en Creación Literaria. Aparece en una antología de SIPEA (Sociedad Internacional de Escritores y artistas), en Poetas del mundo. Y en encuentros de escritores como “Horas de junio” “Mujeres en su tinta” “El asedio de los signos”. En periódicos y revistas impresos y digitales como: Creatividad Argot Aisthesis...

Internacional,

Así mismo han leído sus letras en algunas radios de España como “Ripollet Radio”. Y aunque su especialidad es escribir “de puro” amor, a veces escribe “de pura” protesta.

269


DARAK MOHAMED, poeta saharaui

Nació el 28 de enero de 1993 en Techla, Auserd. Estudió lenguas extranjeras en la Universidad de Wergla, en Argelia.

Joven poetisa saharaui capaz de expresar sus inquietudes en varios idiomas, con una gran sensibilizad también por preservar el patrimonio cultural y tradicional saharaui. Ha publicado varios poemas en la antología: “Mil y un poemas saharauis”.

270


DARLIN ELENA ARIAS, poeta nicaragüense

Ingeniera de Sistemas de la Universidad Nacional de Ingeniería. Inicia su vida literaria en los talleres del poeta Iván Uriarte en la Universidad Nacional de Ingeniería, Nicaragua.

Su poesía ha sido incluida en Antologías nacionales e internacionales: (Perú, Chile, México). Ha publicado en revistas de literatura nacionales. Participante del XVII Encuentro de Mujeres Poetas en el País de las Nubes, México 2009. Libro publicado:

Última balada antes del Silencio

271


DIANA ANNABEL ESPINAL MEZA, poeta hondureña

1964. Tegucigalpa Honduras, C.A. Radicada en Ciudad Juárez. Lic. En Literatura por la Universidad Pedagógica Nacional “Francisco Morazán.” Diplomado en Historia de México. Universidad Autónoma de Ciudad Juárez. (UACJ) 2011. Diplomado en Poesía, Barcelona España. Representante Internacional de la Casa del Poeta peruano en Honduras. Representante Internacional de la ANDEH (Asociación Nacional de Escritoras de Honduras) en México. Miembro fundador de la Sociedad Paso del Norte por la Cultura de la Historia AC. Ciudad Juárez, Chihuahua. México. Autora de los Poemarios: Reiteración de Cornisas. (Inédito a publicarse en Ciudad Juárez.) 2013. Del ladrido del sombrero a la escama del sol. (2007) Tras Los Hilos. (2004) Eclipse de Agujas. (2000)

Trabajo de Investigación Literaria: 1830: Vida y obra del Poeta Justo Pérez. Tegucigalpa Honduras. (Inédito.)

Traducida al Catalán por: Peré Bessó. (2008). Mis poetas contemporáneos en catalán. Es invitada y asiste a numerosos encuentros Internacionales: En Ciudad Obregón, Ciudad Juárez, Veracruz, Chimbote en Perú, Guatemala, Panamá, Ecuador, Oaxaka en México, San Salvador. Ha recibido numerosos premios literarios. Articulista libre, para El Heraldo, Honduras. Articulista libre, para la Revista de Literatura y Arte “Olandina” del Perú. Promotora Cultural, para La Tribuna. Honduras. Ha sido antologada en numerosas publicaciones: Papalotzi27, Paso del Río Grande del Norte, Palabra Iluminada, Los Amantes llegan al Puerto, Los Ángeles también cantan, Voces sin fronteras, Libros sin tapa, Letras del Desamor, Poesía de Raíces mágicas, Como ángeles en llamas, Cintura de América, Misioletras.com, Revista de poesía PARADOJA 7, BUJALANCE, El coloquio de los perros, Revista ANIDE, Diccionario de Literatos Hondureños y Revista de Letras, Festival Mundial de poesía, Revista Isla Poética, Revista Honduras Literaria y Sección Correntina.

272


DINORAH CORONADO, poeta dominicana

Dinorah Coronado es poeta, narradora y dramaturga nacida en la República Dominicana. Ha publicado los poemarios: Andanzas poéticas e Interioridades. A su vez, obtuvo el Premio otorgado por la Asociación Cultural Latinoamericana en New Jersey, EEUU.

273


EDNA APONTE, poeta mexicana

Escritora, maestra de escritura creativa nacida en 1968. Estudió Letras Hispánicas en la UNAM. Especializando su formación profesional con los géneros: cuento mexicano, poesía japonesa y escritura creativa. Estudió en los talleres de Escritura Creativa de Fuente Taja, España. Así como en el Instituto de estudios Tibetanos: Ligmincha, métodos de meditación para paz mental. Ganó el premio al radio-teatro novohispano de la Dewtsche Welle, Alemania (1999). Trabajó en INBA Literatura y en IMER. Ha publicado libros de Poesía:

Fados como Nudos, Boca de Manzanilla, Jardines para Hadas desnudas, Haiku que asciende a la montaña, Enigma para un limón, Palabras Nómada. Recopiló la obra Camino al Haiku antología de Haiku Hispanoamericano, con el apoyo de la Fundación Japón de Méx. y librería Torre de Lulio (2004). Desde hace 10 años imparte talleres relacionados con la literatura para la Univ. La Salle, Casas de Cultura, Escuela taller-de para formación de escritores (Valle de bravo) Los alumnos de sus talleres han publicado libros objeto como una expresión del cuerpo de su obra y la presencia de su palabra. Fue becaria de Alas y Raíces, Conaculta en Baja California Sur: trabajó con niños y jóvenes sudcalifornianos. Actualmente imparte talleres de Escritura creativa en coordinación con la Dirección de Cultura de la Cafebrería el Péndulo.

274


ELAINE VILAR MADRUGA, poeta cubana Elaine Vilar Madruga (Ciudad de La Habana, 3 de abril de 1989) Narradora, poeta y dramaturga. Estudiante de Dramaturgia del Instituto Superior de Arte. Coordinadora y fundadora del Taller de Literatura Fantástica Espacio Abierto. Entre sus premios se encuentran: Ganadora del Decimosegundo premio “Indio Naborí 2008” de décima. También, el Premio Extraordinario del Concurso Internacional “Garzón Céspedes” 2008. Premio Internacional de Poesía Fantástica Minatura 2009, Caballo de Fuego de poesía 2009, de la Beca de creación La Noche 2010, Primer Premio del Concurso Internacional de Cartas de Amor 2010 “Escribanía Dollz”, del Premio Farraluque de Poesía Erótica (2011 y 2013), Premio de Poesía Especulativa “Oscar Hurtado 2011”, Segundo Premio Internacional de poesía mitológica “Evohé La Revelación 2011”, Segundo Premio del III Certamen Internacional de Poesía “El mundo lleva alas”, Premio Especial de monólogo teatral hiperbreve del certamen “Garzón Céspedes 2011”, Premio (modalidad de castellano) del I Certamen Internacional de Cuentos Infantiles Carmen Ros 2012, Segundo Premio Internacional de Tanka Grau Miró 2012, Premio del IV Concurso de Glosa Jesús Orta Ruiz 2012, Premio de cuento breve para adultos de los XI Juegos Florales del Tercer Milenio 2012. Además, conquista los Premios Internacionales del certamen “Garzón Céspedes” 2012 de microficción dramatúrgica, soliloquio teatral hiperbreve, monólogo teatral hiperbreve, y monoteatro sin palabras hiperbreve. Además, obtiene Premio Thalía de Dramaturgia en el Concurso Internacional de Teatro ART(E) T(H)EATRO XXI, por la obra Alter Medea. En el 2013, alcanza el Premio Calendario de ciencia-ficción, con la noveleta Salomé, y el Premio Calendario de literatura infantil y juvenil, con el libro de cuentos Dime, bruja que destellas; así como el Premio Pinos Nuevos 2013 de Narrativa, con el texto La hembra alfa. Ha organizado los Eventos Teóricos de Arte y Literatura Fantástica “Behíque 2009”, así como las dos ediciones de “Espacio Abierto 2010, 2011, 2012 y 2013.” Co-editora de la revista de literatura de Ciencia- ficción y Fantasía cubana “Korad”. Ha publicado la novela Al límite de los Olivos, Editorial Extramuros 2009; Axis Mundi: antología de cuentos cubanos de fantasía, Editorial Gente Nueva 2012. Su obra ha sido publicada en diversas antologías en España, Inglaterra, Italia, Venezuela, Argentina, Uruguay, México, Estados Unidos, Chile, Brasil, Puerto Rico y Cuba. Cultiva los géneros de novela, cuento, poesía, literatura fantástica y de ciencia- ficción, teatro y literatura para niños y jóvenes.

275


ELIZABETH MONTERO VALDÉS, poeta cubana

Nace el 21 de agosto de 1996. Ciudad de La Habana. Estudiante del noveno curso escolar. Especialmente escribe poesía y narraciones. Es seguidora del sitio Poetas del Mundo, a cuyo manifiesto se ha acogido de la mano del escritor Gerardo García. Participa sistemáticamente en concursos de literatura creativa y especialmente comparte con su generación, la pasión por la poesía.

276


ELIZABETH REINOSA ALIAGA, poeta cubana

Holguín, 1988 Ingeniera en Ciencias Informáticas. Miembro de la Asociación Hermanos Saíz (AHS) y egresada del XIII Curso de Técnicas Narrativas Onelio Jorge Cardoso. Premios José Antonio Echeverría (2006), Décima al Filo en el XI concurso Ala Décima (2011) y Nieves de Mayabeque (2011). Segundo y Tercer lugar en los concursos de poesía Regino Pedroso (2012) y Farraluque (2012). Mención en el Wolsan- Cubapoesía (2012). Finalista en los concursos internacionales Caminar entre Sueños (poesía, 2008) y La Pereza (minicuento, 2013). Ha publicado en la Revista Río Hondo (México, 2007), y las antologías: Homenaje a Gloria Fuertes (España, 2007), Cuarta Dimensión de la Tarde (Cuba-Honduras, 2011), el Libro Verde de Cuba (2012) y Diez por ciento y más (concurso internacional de minicuentos La Pereza, 2013). Autora del cuaderno de décimas En la punta del Iceberg, de la editorial La Luz (Holguín, 2011).

277


ESPERANZA JAÉN, poeta española

Nació en Lebrija, en la primavera del año 1957. Su vocación desde muy pequeña ha sido y es la Educación. Es profesora desde hace muchos años en el mismo Instituto en el que antes fue alumna. Vicepresidenta de la Plataforma por la Solidaridad de Lebrija y activista pro-saharaui. El año 1994 surgió el flechazo con la causa, al acoger por primera vez a una niña saharaui. Ahora, ese flechazo se ha convertido en un enamoramiento en toda regla. Amante de la poesía, escribe poemas cuando se lo pide el alma. Su casa huele a puchero andaluz, sobaíto cántabro y cuscús saharaui. Es una pequeña ONU en la que se anuncia y se vive que otro mundo es posible. Sus poemas van a aparecer próximamente en la antología: Mil y un poemas saharauis.

278


FÁTIMA GALIA, poeta saharaui

Fátima Galia Mohamed Salem. Periodista, escritora y poetisa de origen saharaui afincada en Bizkaia desde hace más de 20 años. Licenciada por la Universidad del País Vasco. Contadora de cuentos, ofrece recitales poéticos… Ha publicado:

Lágrimas de un Pueblo Herido (1998), editado por la Universidad del País Vasco. Pueblos de Sabios, Pueblos de Pocas Necesidades, La henna y sus maravillas (2001) y Nada es eterno (2009). En pocas semanas aparecerá su último trabajo libro, poemario contra las injusticias sociales titulado: La Dignidad Una Corona de Oro. Además colaboró en una publicación de Mujeres del Mundo en su libro de poemas:

Palabras desde la distancia. También ha escrito, dirigido y publicado una obra de teatro titulada: Monólogos

con África.

279


FRANCESCA RANDAZZO, poeta hondureña

(Tegucigalpa, 1973) Doctora en Sociología (Universidad de Santiago de Compostela, 2012), Máster en Ciencias Sociales (FLACSO, Guatemala, 2005) y Licenciada en Lenguas (UNAH, Honduras, 1999).

Ha publicado los siguientes libros:

Roce de Tierra (Tegucigalpa, 1997 A mar abierto (Tegucigalpa, 2000) Compás de Luz (Guatemala, 2003) Honduras, patria de la espera (Tegucigalpa, 2006) Barcos en el Aire (Tegucigalpa, 2008) Mirares/ Ollares (Bubok, 2010)

280


GLORIA ELENA PALACIOS MORA, poeta nicaragüense

Poeta de veintiséis años. Originaria de Masaya, Nicaragua. Escribe prosemas y minicuentos. Ha publicado en los suplementos culturales y literarios de Nicaragua. Obra publicada:

La mujer andante (Poesía. Sello Editorial Foro Nicaragüense de cultura. 2010).

Incluida en la antología:

Nicaragua en las redes de la poesía (Anamá). Miembro de la Junta Directiva del Foro Nicaragüense de Cultura.

281


GRACIELA VERA, poeta uruguaya-española

Vive sobre el Mediterráneo y escribe por el placer de cantarle al azul y al sol. Le gusta hablar de la vida y del amor, cree que la pasión no puede separarse ni de la una ni del otro. Y pasión es erotismo y erotismo es uno de los más nobles sentimientos, dignificado en el arte cuando lo cantamos sin cruzar la delgadísima línea que lo convertiría en vulgaridad.

282


IRINA Rテ:OLS, poeta uruguaya

Nacionalidad uruguaya, residente en Paraguay. Escribe cuentos, poesテュas, novelas, teatro. Columnista de diarios y revistas. Profesora de castellano y tambiテゥn de literatura.

283


IVANA L. SZAC, poeta argentina

Ivana L. Szac nació el 9 de septiembre de 1980 en Ramos Mejía, (Bs. As).

Es docente de estudiante de bibliotecología.

nivel primario, y la carrera de

Su primera publicación fue en una antología de poemas y cuentos: Manantial de los Espejos (1998). Luego con el grupo: Gente de Lunes, 2006, 2007, 2009.

En el 2009 publicó su primer libro: Gritos en mis ojos, con Ediciones La Cultura. En el 2012 salió como una de las ganadora del concurso: Una joven maleta llena de ho-jas, organizado por Carlos Kuraiem y Mónica Angelino. Participó en la Antología: Poesía bajo la autopista, organizado por Gito Minore. Presentó su segundo libro: Mujeres y tabaco para la luna, de Ediciones Árbolanimal, (2012) en el ciclo “Poetas y musiqueros” en la ciudad de Rosario. Participó en varios eventos de “Grito de Mujer”, realizados en Bs. As. y Rosario. Actualmente, colabora con las literarias Perros Sueltos (2010-2011-2012), Diario de los Poetas, La Boca Rota, entre otras. Y en forma virtual publica en distintas páginas.

284


JEANNETTE L. CLARIOND, poeta mexicana

Poeta, ensayista y traductora. Ha impartido conferencias en centros de enseñanza superior en Salamanca, Murcia, Nueva York o Líbano. Ha estado como invitada huésped en universidades de París, Rumania, Italia, así como en Amberes y el Instituto Cervantes de Madrid, entre otros. Entre su obra destacan:

Mujer dando la espalda, Newaráriame, Desierta memoria, Nombrar en vano, Todo antes de la noche, Amonites, Los momentos del agua y Leve sangre.

Entre sus reconocimientos destacan: Premio Nacional de Poesía Ramón López Velarde (1992); Premio Nacional de Poesía Efraín Huerta (1996); Premio de Poesía Gonzalo Rojas (2001); Beca Fundación Rockefeller-Conaculta (2004); Beca de Traductores Banff (2004), Premio de apoyo a la traducción del Instituto Italiano de Cultura (2008). Algunos de sus libros y parte de su obra han sido traducidos al inglés, francés, rumano, italiano, búlgaro, árabe.

285


JENNY LONDOÑO LÓPEZ, poeta ecuatoriana

Nacida en Guayaquil, 1952. Vivió durante varios años en Medellín, Colombia, la tierra de su padre. Reside en Quito, Ecuador desde hace 30 años. Maestra en Ciencias Sociales. Licenciada en Sociología y Ciencias Políticas. Miembro de la Academia Nacional de Historia del Ecuador y de la Casa de la Cultura Ecuatoriana, integrante de la Sociedad Ecuatoriana de Escritores. SEDE, dirigenta y fundadora de organizaciones de mujeres, como Acción por el Movimiento de Mujeres, Coordinadora Política de Mujeres Ecuatorianas (CPME). Fue Secretaria del Frente Continental de Mujeres contra la Intervención, Capítulo Ecuador. Ha publicado libros de historia de las mujeres, DDHH de las mujeres, género, narración y poesía. Su poema Reencarnaciones se puede encontrar en varias versiones recitadas en You Tube. Ha obtenido numerosos premios literarios, incluido el Premio Nacional Gabriela Mistral, de poesía, Quito, 1992. Ha publicado:

Las Mujeres en la Economía Colonial, Casas de la Cultura Ecuatoriana (CCE), marzo 2010.

Propietarias y trabajadoras, Secretaría de Pueblos, Movimientos Sociales y

Participación Ciudadana. Diciembre, 2009. Las Mujeres en la Independencia, Campaña Nal. Eugenio Espejo. Quito, mayo 2009. Entre la sumisión y la resistencia, las Mujeres en la Real Audiencia de Quito , Edit. Abya-Yala, Quito, 1997. ¿Ángeles o Demonios? Las mujeres y la Iglesia en la Audiencia de Quito, Ed. CDS, Quito, 1995. Programa Andino, Derechos Humanos y Democracia, Plan País, Coordinadora Política de Mujeres Ecuatorianas, CPME, Quito, agosto de 2005. Ha participado en varios libros colectivos sobre historia del Ecuador, DDHH y género.

Pinta, canta…

286


JUANA CELESTE POCHET CALA (Juanita), poeta cubana

Santiago de Cuba. Poeta, periodista, escritora, guionista de programas de radio y televisión. Promotora cultural cubana. Licenciada en Artes y Letras en la especialidad de Periodismo por la Universidad de Oriente, Cuba. Ha realizado postgrado en Comunicación, filosofía, pensamiento latinoamericano y oratoria, teoría y análisis socio-cultural entre otros. En 1997, nombrada Ciudadana Ilustre de la Ciudad de La Plata. Desde 1998, trabaja como Relatora e investigadora en la Dirección de Estudios e Investigaciones, La Plata, Buenos Aires. Pertenece a la Unión de Escritores y Artistas de Cuba desde 1998 y a la Sociedad Cultural José Martí. Miembro de La Voz de la Palabra Escrita Internacional. Integra la Red Mundial de Escritores. (REMES) (Sede en España) y la Red Poetas en el Mundo. (Sede en Chile) Trabajos suyos aparecen en diversas antologías, revistas y páginas Web de Latinoamérica y Europa. Algunas de sus poesías traducidas al Inglés, francés, portugués e italiano. Escritos suyos aparece en distintas páginas Web y en sus blog: http://www.cantosdeamoryesperanza.blogspot.com http://www.andares.hispanoramaliteraio2.ning.com http://www.ternurarota.1001poemas.ning.com Libros publicados: Estaciones, (Poesía) (Editado por el Centro del libro de Santiago de Cuba, 1991) Franqueza, (Poesía) (Editado por el Instituto del Libro de la Editorial Oriente, 1994) Desempolvando Sueños (Poesía) Argentina, 1995 La Luna en el Bolsillo, (Poesía) 1997, Impreso en los Talleres de Ferrograf, La Plata, Argentina. El Libro de los Silencios, (Poesía) 2000, Editorial Universidad de La Plata. Argentina. Pantalón Cortito o El Arca de los Sueños (Testimonio), 2001 .Honorable Cámara de Diputados de la Provincia de Buenos Aires. (Otorgándole el derecho autoral de la obra) POETA- 2012-Integra sus tres primeros poemarios, a veinte años de Estaciones, su primer libro.

287


JUSTINA CABRAL, poeta argentina

Escritora por vocación y diseñadora gráfica por oficio, nacida el 29 de Abril de 1987 en la ciudad de Mar Del Plata, Argentina.

Socia de la Sociedad de Escritores Latinoamericanos

y

Europeos,

y

miembro del movimiento cultural Poetas del Mundo.

Publica sus poesías y cuentos en diversos sitios de internet, revistas, diarios, y antologías grupales.

También editó su libro individual: Dulces y limón en Estados Unidos de América bajo el sello de “Editorial portilla”.

Ha ganado varios premios, entre ellos: Segundo premio y mención en el “Quinto concurso literario y de ilustración” en la categoría de poesía, organizado por la Asociación Cultural “La Era del Caos” (España). Segundo premio en el concurso “La natividad” organizado por el grupo literario “Castillo mágico de poetas” (Perú). Tercer premio en el concurso “Quiero curar la tierra” organizado por el grupo literario “Poetas del mundo Ning” (Estados Unidos de América). Finalista en el concurso de relato corto “Los cuentos navideños de la abuela Amelia” organizado por el grupo literario “La cesta de las palabras” (España). Finalista en el concurso de poesía “Desde el corazón” organizado por el grupo literario “La cesta de las palabras” (España).

288


LAURA MARTÍNEZ CORONEL, poeta uruguaya

Escritora nacida en Melo, Cerro Largo, Uruguay. Poetisa, docente y narradora oral, trabaja con personas de contexto social crítico, discapacitados motrices y también con talleres de rehabilitación psicosocial. Con varios premios literarios en su haber, asistencia a congresos y participación en varias antologías, publicó seis libros de poesía y uno de narrativa infantil. Co-fundadora de la Asociación de Escritores de Cerro Largo, integrante de la Casa del Poeta Latinoamericano y de la Casa del Escritor del Uruguay.

Libros publicados: 1998 - Eclipse De Mar Y Sangre 1999 - El Tiempo De La Lluvia 2001 - En La Piel De Un Relámpago 2007 - El Sueño de Andrea 2011 - Una Bandada de Dados 2012- Sólida en el incendio

289


LEDA MARIA GARCIA PEREZ, poeta costarricense

Nació en San José, Costa Rica, pero es también española por derecho materno. Escritora, abogada, comunicadora, actriz, productora y directora de Radio y TV. Integra las asociaciones literarias más importantes de sus países de origen. Corresponsal de Prometeo De Poesía, España. Presidenta para Costa Rica de Casa del Poeta Peruano, coordinadora por Costa Rica del I Congreso de Escritores de Centro América, co-fundadora de ADECA (Asociación de escritoras y escritores de Centro América), enlace ADECA CR, Directora y creadora de El Vagón, espacio cultural cibernético en Prensamérica. INTERNACIONAL.COM, Directora de los espacios radiofónicos:"Al rojo vivo", "El rincón de los notables” y “Fútbol en la cuerda floja”. Directora-fundadora del Festival Internacional de poesía: “Hojas sin tiempo”. Miembro fundadora del Grupo Litarario Poiesis. Obras editas:

Conmigo al desnudo, Voces de olvido, Poemas inevitables, Cantos de piedra y pétalo, Memoria infiel, Poemas sonámbulos, Elogio de la costumbre, Poemas infieles. Obras inéditas:

Ojos Darianos, Poemas para leer sobre una cama desierta, La mujer del paisaje, Cuentos para arrullar estrellas (literatura infantil) Mi vida en cartas, Fuga y silencio, Poemas locos que andan sueltos. Conferencista y tallerista internacional. Ha representado a Costa Rica en Ferias Internacionales del libro, congresos literarios y encuentros dentro y fuera del país. Traducida al Inglés, italiano y francés. Su obra está presente en los lugares cibernéticos de mayor prestigio. Jurado de importantes certámenes literarios nacionales e internacionales. Ha obtenido importantes galardones y reconocimientos por su obra. Ha participado en antologías en América Central, América del Sur y Europa.

290


LILYAN DE LA VEGA, poeta mexicana

Nací el año en que el hombre llegó a la luna. Tal vez por eso nuestro satélite fue mi primer pretexto para escribir poesía. Escribo desde siempre: diarios, cartas, poemas, revistas, periódicos, blogs, redes sociales. Existo a través de lo que puedo plasmar con palabras: me ayudan a ordenarme el pensamiento y a acomodar las emociones, me ayudan a soñar y a concretar los sueños, en forma escrita son mi manera favorita de expresión. Soy mamá de dos seres luminosos y pacientes que me miran escribir y custodian mi silencio. Sabina de 12 y Renato de 5 me acompañan por la vida y me dan más pretextos para agarrar la pluma. Lo que estudié en la universidad no determinó mi actividad profesional, fueron las palabras las que me jalaron, necias, hacia su terreno. Hoy, tengo la fortuna de dedicarle todo mi tiempo productivo a escribir: mi primer libro, 4 lecciones para volar, está por salir de la imprenta en este año, 2013. Ya cocino el siguiente. Además coordino la estrategia de comunicación en medios electrónicos de una empresa de consultoría en desarrollo humano y organizacional, escribo libros y me preparo para convertirme en facilitadora en el Cultivo del Balance Emocional bajo la filosofía budista. Una actividad que atraviesa como eje implacable mi vida es la poesía. La pienso todo el tiempo, la escribo en papelitos, en mi celular o en un cuaderno cuando me da por ser disciplinada. La escribo sin querer y a propósito, cuando las musas se apoderan de mí por amor o por desamor, o con cualquier pretexto. Aprendo cada día más a disfrutar la incertidumbre; soy conciente de lo fugaz de la vida y hago mía la cita de una poeta oriental a la que admiro, Issa: "Nada es mío, sólo la paz del corazón y la frescura del aire." (Imagen de Lilyan de la Vega del fotógrafo Luis Inzunza)

291


LINDA MARGARITA REDONDO

Lindamar, poeta hondureña

Tegucigalpa, Honduras. Licenciada en Mercadotecnia y diplomado en Gestión de Calidad. Escritora y Gestora Cultural Independiente. Agente de desarrollo productivo V Región Chile. "Representante en Chile del Movimiento Mujeres Poetas Internacional MPI, mediante coordinación del Festival Grito de Mujer en las ciudades de Santiago y San Antonio 2013. Poeta reconocida por el Gobierno de Honduras como Embajadora de la Cultura de la República de Honduras. Premio Embajadores de la Cultura, mediante entrega de la medalla de ORO por la Secretaría de Cultura, Artes y Deportes, y pergamino de Honor en reconocimiento al engrandecimiento de la cultura de Honduras en el extranjero. Miembro de la Sociedad Literaria de Honduras (SOLIHO). Miembro de la Agrupación Literaria Regional Villa Alemana ALIRE. Invitada de honor al 27 aniversario ALIRE. Poesía “Agonizas tu” Primera obra literaria publicada en Revista conmemorativa. Julio – 2012. Otras participaciones Literarias: - Relato-cuento “El Ermitaño” en el libro: A Corazón abierto, donde también como editora de artes. El Quisco V Región – Chile 2010. - Primera poetisa Hondureña que destaca en Chile mediante participación en concurso de poesía organizado por la agrupación ALIRE, ganadora de tercera mención para el Bicentenario de Chile con su obra: Despertar de una Forastera. - Escritora, compiladora y editora de la obra: Antología Poética en homenaje al destacado médico, actor y artista hondureño Ricardo Antonio Redondo Licona. - Participación en la Primera Antología del Pensamiento Hondureño. Organizada por SOLIHO, el Ministerio de Cultura, Artes y Deportes y Graficentro Editores Abril del 2012.

292


LUCÍA MORÁN, poeta guatemalteca.

Poeta y Defensora de derechos humanos. Integrante de la Colectiva de Mujeres en las Artes.

Fundadora y catedrática del Seminario de Literatura Feminista en Guatemala. Al momento ha publicado 14 poemarios. Sus poemas han sido recopilados en 8 antologías, publicadas en Guatemala, México, Estados Unidos y España.

293


LYA NARANJO, Poeta ecuatoriana Lya María Edith Naranjo Ribadeneira Rectora del Instituto Tecnológico Superior “Luis Napoleón Dillon”. Quito 2009 hasta la presente. Magíster en Docencia en Instituciones de Educación Superior. Doctora en Lengua Española y Literatura. Licenciada en CC. EE. Especialidad Lengua española y Literatura. Profesora de Educación Media. Especialidad Lengua y Literatura. Bachiller en Ciencias de la Educación.

Libros publicados:

Manual de Lenguaje, Comunicación y Literatura. Primero de Bachillerato. Manual de Lenguaje, Comunicación y Literatura. Segundo de Bachillerato. Manual de Lenguaje, Comunicación y Literatura. Tercero de Bachillerato. Poema de la Soledad (Canto a Nueva York) Premio “Platero 95” (poesía) Tiempo de Colores. (poesía) 1998 Antología: País de las Nubes. XV Encuentro de Mujeres Poetas. México 2007 Antología

Poética:

Libertadora

Manuela

Sáenz.

Asociación

de

Poetas

Contemporáneas del Ecuador. 2008 Antología: Desde la Pasión. México “2008. Obras inéditas:

Pedagogías Innovadoras, Guía Didáctica del Texto Pedagogías Innovadoras, Ortografía Primer Nivel, Comunicación Oral y Escrita, Lenguaje y Comunicación II, Redacción I, Redacción II, Redacción Comercial, Luzombra (poesía) y Jamboree (poesía) Numerosos premios entre los que destacan: Premio Nacional de Poesía “Gabriela Mistral”. Quito, 1994 Primer Premio “Poesía Inédita”. Distrito Metropolitano de Quito. 1994 Primer Premio “La soberanía ecuatoriana y la paz”. Quito, 1995. Premio “Platero 95” Libro en Español de Las Naciones Unidas ONU. Ginebra, Suiza. 1995. Primer Premio de poesía “Concurso Manuel Cañizares” Quito, 2001.

Numerosos merecimientos y reconocimientos, participaciones en congresos y recitales internacionales y cursos y ponencias

294


LUCIA ALFARO, poeta costarricense Lucía Alfaro nace en San José setiembre de 1959.

de Costa Rica el 20 de

Estudió Administración de Empresas y Filología en la Universidad de Costa Rica. Es Gestora Cultural del Grupo Literario Poiesis; Secretaria de la Asociación Costarricense de Escritoras.

y

Es funcionaria de la Universidad de Costa Rica Ha participado en encuentros de escritores nacionales e internacionales, en los que se han incluido sus poemas y ensayos en las respectivas antologías. Obtuvo mención honorífica con la serie de poemas Inevitable Huida en el Certamen Lisímaco Chavarría, 2007, cuyo compendio se publicó un año después. Su primer poemario:

Nocturno de Presagios se publicó en el 2010, por la editorial EUNED. Conserva inéditos cuatro libros de poemas, uno de relatos cortos, un libro de ensayos y está preparando su primer novela.

295


LUZ LESCURE, poeta panameña

Panamá, 1951. Es licenciada en Relaciones Internacionales de la Universidad de Panamá, con estudios de postgrado en la Universidad de Oxford, Inglaterra. Ha tenido una larga carrera diplomática en las embajadas de Panamá en Francia, Nicaragua, Guatemala, Cuba y Suecia. Ha ejercido la docencia en la Universidad de Panamá, en la Universidad Francisco Marroquín de Guatemala y en Folkuniversitet en Suecia. Ha laborado como investigadora y luego como directora encargada en la oficina de Relaciones entre Panamá y los Estados Unidos de la Universidad de Panamá, y ha sido investigadora asociada del Instituto Latinoamericano de la Universidad de Estocolmo. Ha publicado artículos y ensayos en revistas y periódicos de Panamá, Nicaragua, Guatemala y Noruega. Sus libros han sido editados en los distintos países donde ha vivido: Los poemarios Trozos de ira y ternura (Panamá, 1991) La quinta soledad (Panamá, 1992) Añoranza animal (Guatemala, 1998) El árbol de las mil raíces (Guatemala, 1998) Volvería a ser mujer (Cuba, 2000) Peces y mariposas (Cuba, 2003) Lumea este o Tácere (2012) Y las colecciones de cuentos: El obelisco de mi abuelo (Guatemala, 2013) La sonrisa de la primavera (Guatemala, 2013).

296


MARCELA PREDIERI, poeta argentina

Nació en Buenos Aires, Argentina en 1960 y reside en Mar del Plata, desde hace veinte años. Ha publicado los siguientes poemarios:

Sangre de Amarras, Invierta Un Hijo, La Pancarta, Los Andamiajes del Miedo y Ébano.

Participó en numerosas antologías de poemas, cuentos, relatos y novela experimental tanto en su país como en el extranjero. Como defensora de la integración de las artes coordina distintos ciclos del tipo “Café Cultural”, muestras de escritores con artistas plásticos, músicos y actores; asiste regularmente a colegios e instituciones para fomentar el acercamiento del lector al libro; se ha especializado en arte y salud mental, y creado talleres interdisciplinarios –psicología y letras- adaptando los clásicos talleres literarios para su inclusión en clínicas psiquiátricas. Este trabajo la hizo merecedora de diversos premios y distinciones en reconocimiento a su aporte a las Letras de su ciudad. Es ingeniera naval pero se desempeña, en forma exclusiva, como coordinadora de “DELAPALABRA” Grupos De Estudio y Creación Literaria en la Biblioteca Depositaria de Naciones Unidas; tiene a su cargo la colección DELAPALABRA de poetas, narradores y dramaturgos marplatenses (más de 70 títulos publicados) y desde el año 2000, dirige la revista de Arte y cultura La Avispa (literatura, cine, teatro, plástica, música, fotografía, humor y opinión). Revista LA AVISPA -Arte y Cultura- www.delapalabra.com.ar/revistaLA.htm DELAPALABRA -Grupos de Estudio y Creación Literaria- www.delapalabra.com.ar

297


MARÍA ALEJANDRA GARCÍA MOGOLLÓN, poeta colombiana

Nació en Bogotá 1983 Coordinadora del Nodo Caribe de la Red Relata, dirige los talleres adscritos a RELATA en el departamento de Sucre, en el municipios de Sincelejo con Páginas de Agua y los talleres del programa Libertad Bajo Palabra en la cárcel La Vega en Sincelejo, adscritos al Ministerio de Cultura desde el año 2008. Dirigió el taller del municipio de Corozal el taller Laberinto desde el año 2008 al 2012. Ha trabajado con el Concurso Nacional de cuento RCN y MEN como tallerista y jurado en la segunda fase desde el año 2008 al 2012. Colaboradora en diversas revistas nacionales e internacionales y en el espacio web del Mincultura. Participó en las Antologías: Laberintos del gallinero, En 1 millón de Poemas por la paz. Sus textos poéticos han sido publicados en diversas revistas y leídos en programas radiales internacionales. Productora radial del programa literario Cafeletreando. Especialista en la Administración de la Informática Educativa. Licenciada en Educación Básica con Énfasis en Educación Artística. Técnico en música. Gestora cultural certificada por la Universidad del Rosario y el Ministerio de Cultura. Se ha desempeñado como directora de talleres literarios, mediadora de lectura, productora y locutora de programas radiales. Se desempeñó como Auxiliar de Asuntos Culturales en el Banco de la República y corresponsal de INFOBANCO de la agencia cultural, del año 2010 al 2012. Coordinadora del programa de Música de la Fundación Mujer Siglo XXI, en Sincelejo 2009.

298


MARÍA BELÉN MUÑOZ, poeta ecuatoriana

Joven poeta y narradora de Ecuador, nació un 6 de abril de 1983. Es la quinta de 6 hermanos. Es conocida en el mundo de las letras como: Mía, la poeta de las luces. Su niñez estuvo marcada por la creatividad poética a tal punto que sus primeros versos fueron escritos a los 12 años de edad. Sus poemas han sido publicados en países como Argentina, Chile, Perú, entre otros. María Belén le escribe al amor, cada uno de sus trazos poéticos describen la frescura de sus campos, de las verdes montañas que posee El Carmen, tierra que la vio nacer. Es ingeniera Agropecuaria y Magíster en Desarrollo Ambiental. En la actualidad se desempeña como Directora del Departamento de Investigación Y Catedrática de la Universidad Laica Eloy Alfaro de Manabí, extensión en “El Carmen”. María Belén ha sido una destacada Oradora de su Cantón y su provincia en general. Entre sus méritos se destacan reconocimientos importantes dentro de este ámbito.

299


MARÍA CECILIA NAHUELQUIN, poeta mapuche

Nace en Valparaíso en 1963. Hija de madre mapuche. Pintora, artesana, poeta cuenta cuentos, educadora intercultural, dirigenta mapuche, Directora de la Asociación Taihuel de Mujeres Indígenas V Región. Escribió su primer libro: El Hui, cantos de libertad de una mujer mapuche, en Valparaíso, en el año 2006. Ha expuesto sus obras artísticas en Intendencia Regional, Consejo de la Cultura y las Artes, Universidad de Valparaíso, Museo de Quillota, liceos y colegios de la región de Valparaíso.

Ha participado en la Antología de Mujeres Mapuche Siglo XX: Küme Dungun/Küme Wirin. Editorial Lom. Se ha presentado en diferentes escenarios poéticos de Valparaíso, Santiago, Talca, Temuco, Pto. Williams. Actualmente se prepara como educadora tradicional y se presenta en diferentes ferias indígenas con sus artesanías y como educadora en charlas de Cosmovisión en colegios de la región.

300


MARÍA ELENA SOLORZANO, poeta mexicana

María Elena Solórzano Carbajal. Nace el 9 de abril de 1941 en la Cd. de Delicias Chihuahua. Profesora de Educ. Primaria, Bióloga egresada de la Escuela Normal Superior de México, Lic. en Letras Hispánicas (UNAM). Poeta y Cronista de Azcapotzalco. Libros publicados:

.

Ecos, Piscis (1980), Poema inconcluso (1985), Arco iris de papel (1996), Sirimiris (1997), Eterna amante (1997), En un rincón (1998), Trueque al alba (1999), Miradas del ayer (1999), Viento de obsidiana (2000), Vestigios de luz (2002) Gruta de espejos (2003) Gruta de espejos (2004), Los cánticos del ángel (2005), Salmo de Luz (2006), Los secretos del enebro (2007), Arena Luminosa (2007), Fridamariposa (2007) Los transtextuales en México (2009) y Sueños de Luna (2009). Ha publicado poesía en: Arena, suplemento cultural de Excélsior, en las revistas La pluma del ganso, Alforja, Oráculo, Citlalli, La hormiga roja, La hormiga O culta. En numerosos portales de internet: Cajón de Letras, Cayo Mecenas, Los mejores Haiku… Aparece en decenas de antologías:

Torre de Babel (I, II), Agua en el tercer milenio, Hasta agotar la existencia (I, II), Poesías de la Pluma, Mujeres Poetas en el País de las nubes (2002, 2003, 2005), Letras mexicanas, Mariposas, mujeres sin capullo, Pearls of the past, Voces de Lunas, Anthology World Congress of poets, III Antología Hispanoamericana, Como ángeles en llamas, CEN editores, El rastro de las mariposas, Poesías de la Pluma, Al filo del gozo, Anuario de Mujeres Poetas en el País de las nubes (2007 y 2008), Coro de llamas para el Ché, Epopeya del 68, Agua lluvia de letras, Treinta poéticas, Mujeres poetas de México, La mujer rota, Camino Literario, Abrevadero de dinosaurios, Potrancas y Grañones, Soles de abril, 10 años de aBrace, 40 barcos de guerra, Antología Premio Giulia Gonzaga 2009 La siembra del verbo,Alas de lluvia, Al filo del poema, Antología premio Simón Bolívar 2010, Arco iris de sabores, Tocan a La puerta. Algunos poemas traducidos al inglés, italiano, francés, portugués y náhuatl. Su poesía ha sido merecedora de numerosos premios y reconocimientos. La ciudad de Delicias, Chih. le brinda un homenaje y le entrega un reconocimiento por su trayectoria como poeta y la nombra hija dilecta (abril de 2006) Participa en numerosos Encuentros Poéticos Internacionales.

301


MARÍA ESTELA ASTUDILLO, poeta ecuatoriana

Maestra. ¿Por qué mis poemas? Porque soy una mujer que si pudiera cambiar al mundo... lo haría. El día que un pueblo se postre de rodillas ante el imperialismo... estará siendo predestinado de su propia miseria. "Ni toda el agua de los océanos podría apagar el fuego de mis pensamientos" "Quiero cambiar este mundo, y pienso... el presente ya es pasado y el futuro está hipotecado".

Los que le conocen saben que es persona rebelde, muy rebelde y su inspiración la logra de la vida, de los seres que la rodean, de los niños recicladores, de las cosas que pasan y dejamos pasar, los niños que limpian los parabrisas, su madre… por eso su poesía, es sencilla pero rebelde.

302


MARÍA FERNANDA CEBALLOS, poeta colombiana

Seudónimo: La Realidad. Nace hace 34 años, un sábado 1 de Julio en la ciudad de Cali, Valle. Siendo muy pequeña siente fascinación por la literatura, los libros, las palabras inventadas, los cuentos, las historias y la imaginación la cual alimentarían en edad adulta sus escritos. Expresa que a sus cuatro años leyó de memoria un cuento de García Márquez titulado “Un señor muy viejo con las alas muy enormes”, el cual inquietó su capacidad para la literatura y la escritura. Su ímpetu en la poesía despertó con el trajinar de los años, los cuales le han servido para investigar y fortalecer el ejercicio de escritura. Siendo adolescente sus primeros escritos lograron cautivar a propios y cercanos, quienes la motivaron a hacer hincapié en esta labor y forjar su futuro como escritora. Autores como José Asunción Silva, Neruda y Nervo se constituyeron en pilar para sus primeros escritos. Ya después Borges, Paz, Benedetti, Sabines, Lorca, Mistral y Belli; orientaron el destino de sus letras y ayudaron para una escritura mucho más profunda y sensata acerca de su sentir y el verso. Socióloga de profesión y poeta de corazón; escribe acerca del amor, el desamor, los sentimientos y las realidades políticas y sociales de su ciudad y país. De igual modo gusta de la crítica política y el activismo social. Ha estado inmersa en organizaciones y movimientos sociales de base así como en causas por la defensa y promoción de los Derechos Humanos. Actualmente espera publicar una obra con recopilación de sus poemas y participa de la Antología Poética: Amores Urbanos. Hace parte del Colectivo Trébol de Cuatro Hojas con el cual publicará una colección de poesía y participa de la Comunidad del Megáfono Cali, escenario a través del cual se promueve y propicia la lectura de poesía con megáfono en espacios públicos. Ha participado en recitales en Cali, Bogotá y Popayán… Su poesía “existencialista y melancólica. Su poesía fue leída por la poeta ya fallecida María Mercedes Carranza. Publicaciones: Revista BG Magazine, No. 26, Artículo “Cali: retrato de una ciudad – Cali: portrait of a city”, Edición Especial ‘Musas’, p. 72, Cuenca, Ecuador, junio de 2007. Revista Plenilunio No. 34, en Homenaje a la poeta caleña Amparo Romero Vásquez, Enero - Febrero de 2010, Fundación Plenilunio. Antología Poética Amores Urbanos. Ediciones Mango Biche. Cali Colombia. Blog: notasobrelescritorio.blogspot.com

303


MARÍA GRACIELA MUÑOZ, poeta uruguaya

Nacida en Montevideo. De padres obreros. Criada en el torbellino de un mundo cambiante. Llega a quinto curso de la Facultad de Leyes cuando se da cuenta de que la cárcel jamás será la profilaxis del delito y abandona.

Escribe en varias publicaciones estudiantiles y ya de mayor, varios libros, entre ellos:

El mundo de “U”, Xa los choclos, 20 poemas de amor, Desde las tierras imperecederas etc. Luego es aceptada su membresía en la Voz Escrita de la Palabra Escrita Internacional, Remes, Desván Literario… Actualmente se desempeña como trabajadora de enseñanza secundaria.

304


MARÍA HUENUÑIR, poeta mapuche

María Huenuñir Antihuala, nacida el 10 de Enero de 1968 en la localidad de Cayumapu Alto en la Decimocuarta Región de los Ríos al interior de Panguipulli. En el año 1985 llega a Santiago donde permanece hasta hoy. En el año 2003 se comienza a conocer su poesía en Organización Mapuche de Lo Prado, año también en que se publica su primer texto bajo el titulo de: Malen Mapu (niña de campo). El año 2004 se publica su segundo texto: Más allá de ser Mapuche con reedición el año 2008. Además sus obras han sido incluidas en diarios, revistas, antologías e incluidas en CD uno de ellos en la Presencia Ancestral del grupo Kalfumalen, en miniserie de tv como Mi diario de Residencia de María Graham producido por suricato y compartido en Chilevisión Febrero 2013, además en una obra de teatro binacional México - Chile Aves y Cenizas estrenada el año 2012. En la actualidad se desempeña como ElCI en el Jardín Infantil Los Aromos de Pudahuel y realizando este trabajo tuvo el encargo en el año 2010 de crear un Cd de Música Infantil Mapuche con el titulo de Wilüf Aukin Pichikeche (brillo en la voz de los niños) para respaldo de las experiencias intercultural a nivel regional en donde participaron otros Sabios/as Mapuche y los niños. Junto a todo esto a viajado a otros países como, Argentina, Colombia, Canadá, México, Perú y Paraguay representando la identidad de la mujer y el pueblo Mapuche.

305


MARÍA JESÚS ALVARADO, poeta española

Nacida en Canarias, pasó su infancia y adolescencia en el Sahara, lugar al que ha dedicado gran parte de su obra. Es psicóloga clínica de profesión y escritora de vocación, además de transitar por el cine y el teatro.

Ha publicado los libros: Suerte Mulana, Extraña estancia, Geografía accidental, Al sur de Zagora, Isla Truk y Sorimba que se encuentra en plenas presentaciones, además de participar en numerosas publicaciones colectivas. En breve comenzará también con las presentaciones de su último poemario titulado Grietas. Premio a la Mejor Aportación Historiográfica en Memorimage-07 por el documental: La puerta del Sahara.

306


MARIAMALIA SOTELA, poeta costarricense

Lic. Mariamalia Sotela Borrasé. Presidenta de la Asociación Costarricense de Escritoras (ACE). Pintora, poeta… Algunos de sus poemas y pinturas pueden encontrarse en el blog: http://elmaralzaravuelo.blogspot.com/ Cuenta que nació en 1945, ¡pero en diciembre…! “Decirles en voz baja que amo a mi país, pero en especial, para ser honesta, más su naturaleza que sus instituciones, pretensiones y costumbres. Decirles, además, que soy periodista por título, pero actriz por vocación, escritora por necesidad y poeta para rescatar algo de mi cordura… Aquí estoy, ubicada y establecida sobre este presente, después de haber deambulado por la Plaza Roja, por Las Ramblas de Barcelona, por Parque Central y Sabana Grande en Caracas, y después también de haber degustado bellezas para los ojos y para el paladar en muy diversas latitudes, pero contar todo eso sería ya exhibicionismo… Me gusta compartir mi bandera y rescatando la palabra, entusiasmándonos, clavando banderillas con poemas en todo lomo valiente que quiera recibir ese poema como una denuncia, como una caricia sacrificial, como una carcajada o como un duelo…”

307


MARIBEL LACAVE, poeta española

Poeta, narradora y ensayista, nació en las Islas Canarias en 1951 y pasó gran parte de su infancia en el desierto del Sahara. De niña publica ya poemas en la prensa de las islas y en revistas literarias como: Azor, Poesía Toda o Caracola. Más tarde colaboró habitualmente en: Sansofé y El Puntal.

Gran parte de su obra se recoge en grabaciones discográficas y antologías tanto de poesía como de narrativa. Muchos de sus poemas han sido musicalizados por cantautores españoles, latinoamericanos y africanos, en discos como: Señas de identidad de Nancy San Martín o Pasiones de Mary Carmen Mulet. Graduada Social, con estudios de Derecho. Luchadora incansable desde las filas del Frente Polisario por la independencia del Sahara Occidental (a cuyo pueblo está destinada gran parte de su obra). Ha participado en numerosos Congresos, Ferias del Libro y Eventos Literarios recibiendo numerosos reconocimientos y premios literarios. Desde 1998 reside en el sur de Chile, donde ha impartido diversos talleres literarios y desde donde sigue colaborando con diversas publicaciones tanto latinoamericanas, saharauis como españolas. Miembro de la Agrupación Canaria de Escritores, Presidenta de la Agrupación Cultural “El Rodezno de Curaco de Vélez, Directora de la Agrupación Chilota de Escritores (ACHE), miembro del Comité Editorial de la revista “Cuaderna Vía” y Coordinadora de los Encuentros de Poetisas de Chiloé. Entre sus publicaciones destacan: Con toda la mar en los bolsillos (1984), Donde sólo media luna (1988), Sin fronteras (2001), Dos para un tango (2002), en colaboración con Constantino Contreras. Como florece el Dafne en el invierno (2004), Cuentos de la abuela Majareta (2006), Los canarios del Lago Budi (2007), Los mundos de Gali (2008), Isla Truk (2011), junto a María Alvarado. Mestizada-Susurros para Paula (2013), Insulares al alimón, actualmente en imprenta.

308


MARIENE LUFRIÚ, poeta cubana

Pinar del Río, Cuba, 1987, reside actualmente en USA). Poeta y narradora. Licenciada en Filología (Universidad de La Habana). Escribe, además, literatura para niños. Su obra ha merecido varios premios, entre éstos: el Internacional de Poesía NOSSIDE CARIBE 2003 y los nacionales cubanos Farraluque 2006 (literatura erótica), Mangle Rojo 2007 (cuento) y Calendario 2008 (poesía). Ha publicado los poemarios: La ruta incierta (Ediciones Loynaz, Cuba, 2008), Todos los semáforos en rojo (Casa Editora Abril, Cuba, 2009) Academia de fugas (Latin Heritage Foundation, EUA, 2011) y Los mapas interiores (Indómita Editores, Puerto Rico, 2012). Textos suyos figuran en antologías, revistas y periódicos de España, Italia, México, Venezuela y Perú. Es miembro de la UNEAC en Cuba.

309


MARIETTA CUESTA RODRÍGUEZ, poeta ecuatoriana

Reconocida a nivel internacional y mundial, poeta, pintora, novelista. Con más de veinte libros en su haber de poesía, cuento, investigación, y novela para adultos y el público infantil, constando en Antologías Nacionales, Internacionales y Mundiales. Colaboradora de diarios y revistas virtuales de España, Israel, Chile, Argentina, Perú, Colombia, México, Miami y otros.

Última novela: Karma y Reencarnación de Otilia Barahona, último Poemario: Base

Triangular de Alquimia.

Acreedora a reconocimientos mundiales por su trayectoria literaria y promoción cultural, once medallas de oro entre los más destacados “Pablo Neruda” “César Vallejo;” Mercedes Hidalgo de Prócel”.Trofeos de oro en festivales mundiales con letras triunfadoras en los reconocidos concursos de la canción folclórica en California y otros certificados. Premio único y laurel de Oro poesía para niños. Primer Premio Nacional de Poesía 2004. Segundo Premio Internacional en Primeros Juegos Florales Montevideo Uruguay 2004. Segundo Premio Mundial en Poesía – Córdova –Argentina 2005. Segundo lugar en el Concurso Juegos Florales de Tijuana México 2010. Primer Premio Mundial en el concurso de Poesía “ALMAFUERTE” Buenos Aires-Argentina.2011 y otros. Miembro Fundador y Honorario de Naciones Unidas de las Letras. Miembro Honorario de la Fundación Internacional Argentina. Presidente de UHE en Ecuador. Cónsul de Poetas del Mundo. Embajadora de la Paz en EcuadorPaziflac. Socia Honoraria de la Sociedad de Arte de Bolivia y otros. Presidenta Nacional de UHE en Ecuador. Delegada Cultural en Ecuador de Naciones Unidas de las Letras. (Sede BOGOTÁ). Embajadora Universal de la Cultura. Hija Predilecta de SIPEA Iberoamericana (Sede MÉXICO). Varias exposiciones pictóricas.

310


MARISOL FLAMENCO, poeta salvadoreña

Salvadoreña de nacimiento y ciudadana del mundo. Amante de la literatura y del teatro. Ha dedicado gran parte de su vida a sus pasiones: escribir, actuar y enseñar. Ha participado en numerosos concursos de poesía, relatos y cuentos.

Destacándose entre sus escritos su primer libro: Kinyal de Pasiones, una evocación de recuerdos, un canto al amor, un homenaje a los olvidados, un derroche de pasión. Sus poesía, relatos y cuentos han sido publicados en diferentes revistas literarias, tales como: noticias literarias, Letralia, Eventos VIPpass, Rimemos, Autorneto. Recientemente se publicó uno de sus relatos en el libro: 100 historias reales y más. Marisol Flamenco también se destaca en el área como actriz e instructora del programa Experiencia Teatral del Teatro De La Luna, donde también interviene como asistente de dirección en las producciones de temporada. Ha intervenido en Festivales de teatro y otros eventos como bailarina de danza folklórica y como actriz invitada en un proyecto de Eharts Production. Se la ve en TV/video y además prestó imagen a un proyecto de la comunidad de Pakistán en Laurel, Maryland. Ha trabajado en un proyecto de modelaje con el fotógrafo Marcos Mendizábal.

311


MARTA OLIVERI, poeta argentina

Nació en Buenos Aires en 1959. Novelista, ensayista, poeta…

Premios y auspicios obtenidos: 1989 Premio Fondo Nacional de las Artes, por la novela: El Confinamiento. 1990 Auspicio del F.N.A. por el libro de poemas: La Última Estación. 1995: Faja de Honor de la S.A.D.E (Sociedad Argentina de Escritores) por el ensayo: Hacia una Nueva Literatura Infantil. 2000. Auspicio del Ministerio de Educación de la Nación por la antología: Nuevos Poetas del 2000: convocatoria nacional para niños poetas entre 8 y 11 años. Editado por VerMar ediciones. Presentado en el Centro Cultural San Martín. Algunas de sus publicaciones: La Primera Fuente. Ed. La Rosa Blindada (poesía) 1976 Poemas. Ediciones del autor. 1981 Poemas Inútiles. Ed. La Lámpara Errante. 1984 Shiltarnic. Ed. Actilibro. Colección. Barquito de Papel (Cuento infantil) 1985 Tránsito. (Poesía) Ediciones Botella al Mar. 1986 Oditas. E.D.A: Ediciones Docentes Argentinas (Poemas infantiles) 1987 La Niña Azul. Ed. Ergón (Novela corta juvenil) 1987 El Confinamiento. Ed. Legasa (Novela) 1989 La Ultima Estación. Ed. Vinciguerra (Poesía) 1990 Memorias del Ángel Caído. Ed. Legasa (Novela) 1993 Hacia una Nueva Literatura Infantil. Ed. Legasa. (Ensayo) 1995 La Otra Mirada. Ed. Galerna (Ensayo) 1996 El Hombre Prescindible. Ver-Mar ediciones (Ensayo) 1998 Los Poemas de la Noche Ver- Mar ediciones (Poesía infantil) 1998 Ceremonias del Silencio Ver-Mar ediciones (Poesía) 1998 Memorias de un Inicio. Ed. Magíster Eos (novelas) 2005

312


MARTHA ELENA HOYOS, poeta colombiana

Cantautora, poeta e investigadora cultural. Nació en Bucaramanga, Colombia y vive en las montañas del Quindío, zona cafetera de su país. Directora de la Fundación cultural “América en mi Piel”.

Es una de las creadoras de Agenda Mujer Colombia, que se edita de manera continua desde 1996, y donde se han publicado muchos de sus textos, poemas y reflexiones. Martha Elena es una caminante de la historia y las músicas de América Latina. Públicos diversos la han escuchado en conciertos y recitales, talleres y conferencias, tanto en Colombia, Argentina, México y otros lugares del continente. En su poesía y creaciones, afloran sus conexiones internas con el pulso de su sangre criolla y las voces que la asisten desde los universos de la tradición y el mito. Es la autora del personaje de caricatura Mayra. En 2013 expande en Colombia el tradicional Encuentro de Oaxaca “Mujeres poetas en el país de las Nubes” y es una asidua participante del Encuentro de Poetas con la Gente del Festival de Cosquín, Argentina. Publica en 2013 El canto de las Urdimbres.

313


MARTHA YOLANDA GARCÉS AGUILAR, poeta ecuatoriana

Nació en Quito-Ecuador.Dra. en Ciencias Internacionales Msc. En los años 2005 – 2007, perteneció a los Talleres de la Casa de la Cultura: “Babel y Ultimátum”. Ha participado en Encuentros Literarios en Pacasmayo y Lima-Perú. Ha participado en el Encuentro Literario Internacional, realizado en el año 2007, en IguazúMisiones-Argentina. Ha participado en el Segundo Encuentro Internacional del Movimiento de Poetas del Mundo, realizado en Santiago, Viña del Mar, Valparaíso, Isla Negra y Melipilla. Ha sido ganadora de dos Concursos de Relato y poesía “José de la Cuadra”, convocado por la Superintendencia de Bancos y Seguros, entidad donde prestó sus servicios profesionales. Ha publicado relatos y poesías en las Revistas Literarias “Babel” y “Ultimátum”. Coautora del libro de narrativa: Luz Lateral, de la Casa de la Cultura Ecuatoriana. Ha publicado un Poemario titulado: Evocación del Instinto. Pertenece a la Asociación de Escritoras Contemporáneas del Ecuador. Ha sido una de los diez Ganadores del Segundo Concurso Nacional de Poesía, Retorno 2011, organizado por el Taller Cultural Retorno. Ha publicado en la Antología de Relatos: Al fin del retorno, 2012, con el Taller Cultural Retorno. Ha participado en varios recitales a nivel nacional e internacional. Es Activista en defensa de los Derechos Humanos.

314


MERIAM, poeta argentina

Cora Miriam (Meriam). Nació en Buenos Aires en un hogar sionista, cuya niñez quedó marcada por las historias que escuchaba sobre el trágico drama que provocó el nazismo y a pesar de jamás haber recibido educación religiosa el estado ocupante de Israel le concedió pasajes, estudio, vivienda, etc, por el sólo hecho de ser "judía". En época de desapariciones en Argentina, es cuando decide marchar a la Palestina ocupada. Es allí, donde comienza a entender la gran mentira del sionismo, descubriendo entonces que existía un pueblo Palestino del cual jamás le habían hablado y ni de las atrocidades que sufría por parte de Israel. Aprendizaje que hizo en el devenir de los días y por lo que sus ojos vieron y su corazón sintió. Descubierto el disfraz y quitada esa venda que a tantos y tantos no les deja ver, desde entonces se siente también responsable de que la realidad que se vive en Palestina se conozca y se trasmita.

315


MICAELA GONZALES, poeta peruana

Micaela Gonzales, seudónimo con el cual firma sus creaciones literarias Marisol Gonzales Pérez. Nació en Lima-Perú. Es Licenciada en Ciencias de la Educación. Ha publicado las plaquetas: Eco en la penumbra (2004), Misterio (2005) y el poemario: Melodías disonantes (2012).

Algunos de sus poemas figuran en las antologías:

Sacra Cofradía, ramillete de poesía peruana actual (2011), Punto & aparte. Muestra de poesía hispanoamericana (2012), Letra Ñ (2012), Simplemente amor (2012), Metamorfosis del verso (2012), Amor al rojo vivo (2013) y en la revista de literatura peruana Palabra en libertad (2013). En microrrelato en la antología:

Basta. 100 mujeres contra la violencia de género (2012). Ha participado en diferentes eventos y recitales poéticos. Obtuvo Menciones honrosas en poesía en el XIX y XX Concurso Nacional Horacio en los años 2010 y 2011, respectivamente.

316


MILENA CHAVES MATAMOROS, poeta costarricense

San Ramón, Alajuela, Costa Rica, 19 de diciembre de 1988. Actualmente realiza su trabajo de graduación para optar por la Licenciatura en Administración y Gerencia de la Cooperación Internacional en la Universidad Nacional, en Heredia, Costa Rica. En 2011 realizó su Práctica Profesional en el Ministerio de Cultura y Juventud, colaborando como asistente del Despacho del Ministro.

Desde 2007 es miembro de la Asociación Popular de Arte y Cultura Ramonense (APACUR). Ha formado parte del equipo coordinador de diversas actividades culturales, como los Encuentros Internacionales de Poesía organizados por APACUR desde 2008; la participación en el Festival Internacional Palabra en el Mundo (2009, 2010, 2013) y la participación en San Ramón del I Encuentro Internacional de Poesía Hojas sin Tiempo (2013), dirigido por la poeta Leda García. Representa a APACUR en la Subcomisión de Cultura de la Municipalidad de San Ramón. Desde diciembre de 2012 es presidente de la Comisión Coordinadora Provisional de APACUR. Poesía suya ha sido publicada en la Revista de la Cruz Roja de San Ramón y en la Revista literaria “Orquídea del Acero”, Edición N°2, Año II/2012, de la Sociedad Nicaragüense de Jóvenes Escritores (poema Invierno).

317


MONICA SUÁREZ, poeta mexicana Mónica Josefina Suárez Romero, mejor conocida como Mónica Suárez. México, 1965. Egresada de la Escuela de Escritores de la Sociedad General de Escritores de México (SOGEM). Integrante de la Revista-Club La Pluma del Ganso y del Taller de Poesía Cartago. Su poesía ha sido publicada en diversas revistas y periódicos nacionales y extranjeros, así como en diversas revistas virtuales por Internet. Ha participado en diversos encuentros de escritores y poetas. Algunos de sus poemas se editaron en las memorias del IX Encuentro Internacional de Poetas y Escritores de Zamora, Michoacán, 2005. Y en la memoria del IV Encuentro Internacional de Escritores Homenaje a Andrés Henestrosa de Salvatierra, Guanajuato, 2007. Participó también en La Feria Internacional del Libro del Palacio de Minería 2013 en el Encuentro de Mujeres poetas: El puño es una sílaba, organizado por la editorial Verso Destierro. Libros en donde ha participado: 100 Poetas del Mundo. Antología Poética. Zamora, Michoacán. México, 2006. Senderos de Dido. Poemario: Poemas al filo de la pluma pp. 157 – 206. Antología Poética del Taller de Cartago, editado por la UNAM y Facultad de Estudios Superiores, Zaragoza, 2007. Mujeres Poetas de México (1940-1965). Antología Poética, 2008. Editorial Atemporia, México. La Mujer Rota. Antología Poética, homenaje a Simone de Beauvoir en el centenario de su natalicio, por Literalia Editores, 2008. Antología Poesía y Vino –clásicos y contemporáneos-, por Victoria Romero Silva. Benett Productions S.A. de C.V. León, Guanajuato. México, 2009. 40 Barcos de Guerra (Antología de Poesía y sus Editoriales), por Edición Independiente. México, 2009. Prologo del libro: Tren de Madrugada y otros hechizos. Poesía, del poeta Alejandro Joel, editado por la UNAM y Facultad de Estudios Superiores, Zaragoza, México, 2010. Poemas para un poeta que dejó la poesía. Antología, Literatura, Cuadernos EL Financiero, 2011. Cenzontle de papel. Antologadora, Teresa Dey, Colección Editorial El Zócalo, 2011. Instrucciones para buscar en la niebla. Poesía. Mónica Suárez, Colección Las Cenizas del Quemado, editado por Verso Destierro, 2011. Florecer en la Plaza Mayor. Antologadora, Teresa Dey, Colección Editorial El Zócalo, 2012

318


MONTSERRAT ARTAVIA, poeta costarricense

(San Ramón, Costa Rica, 1982). Poeta y gestora cultural. Graduada en la Enseñanza del Castellano y la Literatura. Fue co-directora del taller de poesía Carbunclo. Organizadora del Encuentro Internacional de Poesía Occidente en sus ediciones 2008, 2009, 2010, 2011 y 2012. Miembro fundador del Colectivo Literario Quelites. Premio Letra Joven (2002 y 2003) Premio español Harawiku de poesía breve (2009). Ha publicado en revistas, periódicos y medios electrónicos desde el 2001. Ha publicado el libro de poesía Transporte Público (Editorial Metáfora 2013, Colección Volcán). Actualmente cursa un postgrado en la Enseñanza de las Artes, Cultura y Ciudadanía.

319


NATACHA SANTIAGO, poeta cubana

La Habana, Cuba. Licenciada en Pedagogía y Psicología. Diplomada en Historia, escritora, profesora universitaria, miembro de la Asociación de Escritores de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba UNEAC. Guionista de radio y TV. Promotora cultural. Su obra poética ha sido premiada en varios concursos. Ha publicado los poemarios: Estado de Gracia (México, 2001) El Poder de la hormiga (Cuba, 2002); Reflejo del Caos (México, 2006); El Mal de Casandra (Cuba, 2009), Desde el centro del Vórtice (México, 2012). En proceso de edición: Este mundo entre sus lanzas, en Perú. Cuenta con varios libros de poemas inéditos. Libros suyos se encuentran en Universidades de España, México y Estados Unidos. Ha sido traducida y antologada en varios países. Ha publicado artículos en la revista digital “La Jiribilla”, en el sitio web de la UNEAC “Unión Nacional de escritores y artistas de Cuba y en el de la Radio y la TV cubanas entre otros. Es Coordinadora del Proyecto Cultural NUESTRO ESPACIO de poesía y trova creado hace 10 años, que ha llevado su arte a la comunidad, centros de trabajo y hospitalarios. Activista por la liberación de los Cinco Héroes cubanos prisioneros en EE.UU. Ha participado en la mayoría de los Festivales Internacionales de Poesía celebrados en Cuba, en alguno de los cuales fue miembro de su Comité Organizador y en otros eventos de esa índole en particular los vinculados al Poeta Nacional Nicolás Guillén organizados por la Fundación que lleva su nombre. Cuenta con la Medalla de la Alfabetización y la Distinción por la Educación Cubana entre otras condecoraciones. Por su actividad cultural ha recibido reconocimientos de instituciones del Ministerio de Cultura, el Poder Popular y la CTC, entre otros.

320


NINFA ESTELA DUARTE TORRES, poeta paraguaya

(Ca’acupe, Paraguay). Docente, correctora, escritora y poeta, vive en Asunción y es Profesora Normal Superior (3er.nivel), con cursos de Postgrado realizados en: EEUU y CHILE.

Lleva publicado varios libros relacionados con la didáctica de la enseñanza de la lengua y Literatura española, entre ellos: Manual Práctico de Ortografía (Nivel Medio), Caminemos (Lecturas para Nivel Primario), San Lorenzo, su historia, su gente (investigación histórica), El Chaco, mi Patria (Textos para la Comprensión Lectora), Mitos Guaraníes, cuentos y leyendas (Asunción, 2006), Duetos y abrazados. -Diálogos románticos- en colaboración con Rafael Ángel Cortés, poeta de Puerto Rico, Edit. En Córdoba, Argentina, 2005) Semblanza de un Luchador, Ciriaco Duarte (San Salvador, 2011) Cabe citar, además, sus colaboraciones en las "Antologías compartidas": Lenguaje de Pluma y Tinta (Ed. Novelarte 2004),

Colores en Tiempos Literarios (Ed. Cenediciones 2005), Conjugando las Artes (Ed. Novelarte 2005), Navegando Sueños (La Barca de Fredy, San Salvador, 2010), Horizontes Azules (La Barca de Fredy, San Salvador, 2010), Un Poema para Neruda (Navegando Sueños, San Salvador, 2011) Mil poemas para Neruda (Alfred Asís . Chile 2011) El Rostro Secreto de Eros (Parnassus, Buenos Aires, 2011), Latidos del corazón (Astrid Pedraza de la Hoz – Colombia - 2010) Poemas Oceánicos (La Barca de Fredy, San Salvador, 2011) Antología de La revista de Marcela (Edit Monsieur James – Canadá 2011) Ha resultado ganadora en Concursos Internacionales de Poesía Cenediciones y Novelarte, que se celebró en Córdoba, Argentina, durante tres veces consecutivas. Puede leerse parte de su producción literaria en sus blogs: http://ninfaduarte.blogspot.com/ , http://mispalabrasazules.blogspot.com; http://ninfacuentameuncuento.blogspot.com. Colaboradora de la revista GIBRALFARO de la Universidad de Málaga – España

321


NINOZKA CHACÓN BLANDÓN, poeta nicaragüense

Managua, Nicaragua, 1947. Poeta, Narradora, y Editora de Nicaragua. Su poesía figura en 15 Antologías a la fecha, tanto en Nicaragua como en Argentina, Colombia, Costa Rica, Perú y Brasil y 5 Virtuales y en diversos libros de escritores nacionales e internacionales.

Cultiva la prosa, poesía, cuentos y leyendas de Nicaragua. Escribe poesía en el dialecto miskito, y estudia la lengua antigua de los indios Matagalpa. Parte de su obra se lee en portugués, italiano, alemán, francés y en el dialecto Miskito y Matagalpán. Además de renombrada Poeta, es Narradora de Leyendas de Nicaragua y narrativa humorística, entre otras. Ha editado libros de escritores nacionales e internacionales. Invitada a numerosos festivales y recitales poéticos, congresos y encuentros internacionales de Nicaragua, México, Costa Rica, Cuba, Colombia, Venezuela, Perú, El Salvador, España… Es miembro de 10 asociaciones de escritores y Vicepresidenta de la Mesa Redonda Panamericana de Managua. Libros publicados: Perfume de luna (2003) Rostros (2008) Creadora, analista y editora de: Antología Auroras (2013) Posee a su vez varios libros inéditos pendientes de su publicación. Ha sido galardonada a su vez con numerosas premiaciones en prestigiosos certámenes literarios.

322


NORA NOEMÍ ZELIZ PIRILLO, poeta Mapuche

Nacida el 19 Agosto de 1953 en Santos Lugares Buenos Aires Argentina. Licenciada en ciencias de la educación. Año 2005 Facultad Rovira i Virgili. Participa en varios foros de literatura, se formó en la poesía con maestros como Juan José Mestre y Silvia Spinoza, Radames Buffa… Le gusta la fantasía y el surrealismo en la poesía, lo alternativo como culturas Étnicas y chamánicas. Escribe bajo seudónimo de Noemí Alas. Modera "Contacto Mapuche Indígena" Su Web de Noemí Alas. www.noemialas.com Sus poemas están en castellano: Poemas por palestina Antologías de Sipea “Poesía Iberoamericana del siglo XX1/ Tomo 1, Tomo 2, Tomo 3… Administra en Corazón de poeta y el Hada de tus sueños http://www.corazondepoeta.com/ Antología Todas las manos Juntas Ganó un concurso de poesía incentivado por el ayuntamiento de Constantí. “Los Cuentos de Gwyllion” son poemas y cuentos breves de Hadas, duendes, elfos ...

323


NURYA GONZALEZ RUIZ, poeta guatemalteca

Lugar y fecha de Nacimiento: Cobán Alta Verapaz, 2 de mayo de 1971. Guatemalteca. Académica, Poeta, escritora y profesional de las ciencias sociales. Ha sido docente universitaria por 10 años. También ha trabajado en temas de Desarrollo Comunitario, Atención y Prevención de Niños y Jóvenes en alto riesgo social. Ha realizado investigaciones sociales de género en actividades políticas, productivas y de desarrollo en Alta Verapaz. Desde niña mostró interés por la poesía y gustaba de participar a declamar en actos especiales. A los 16 años gana un concurso departamental. Escribe poesía y temas para mujeres, desde los 16 años de edad y ha publicado en diferentes revistas de su departamento, de su país y fuera de él. En la revista “El heraldo verapacense” cuenta con su columna denominada "Con Criterio de Mujer", desde allí publica temas, artículos y reflexiones para mujeres, desde hace más de 12 años. Ha publicado cuatro libros de poesía “Con nombre propio”, “Nostalgias y relatos”, “Soy mujer pido la palabra, así pienso y así siento” y “Versos negros de mujeres blancas”. Sus dos últimas publicaciones, cuentan con el respaldo académico del Instituto Universitario de la Mujer de la Universidad de San Carlos de Guatemala IUMUSAC. Ha sido invitada a España a dictar conferencias sobre “La situación y condición de la Mujer Guatemalteca”, y a leer poesía, en varias ciudades de españolas, de El Salvador y de Guatemala. Ha participado en festivales de poesía nacionales e internacionales, lo que le ha otorgado un reconocimiento especial, tanto en la sociedad Cobanera, como guatemalteca en general. Actualmente la Fundación Guatemala, le ha becado en la UNAM (Univ. Nac. Autónoma de México) para sacar el post grado en ESTUDIOS DE GENERO Y FEMINISMOS, por sus méritos como escritora y poeta nacional.

324


NURIA DE ESPINOSA, poeta española

Escritora autodidacta nacida en Rubí, Barcelona.

Ha publicado una novela de misterio:

No estoy sola.

Un libro biográfico sobre un suceso real:

La catástrofe qué marcó un pueblo y cuatro poemarios.

Ha participado en las antologías de relatos: Cruzar el río, Aquella otra navidad y en ocho antologías poéticas. Fundadora y presidenta de “Mujeres Creativas del Vallés” ha sido homenajeada en varias revistas de literatura y colabora con varias revistas de literatura digitales y en papel, así como jurado en varios certámenes de literatura. Premio a la mejor poeta en 2009 por la web de escritores “Cerca de ti” y “Las Letras”. 1er premio del Certamen internacional de literatura de Argentina en 2010. 1er premio de poesía en octubre 2011 por la web de poetas “Universo poético”. 2º premio del Certamen de poesía del club de escritores “Palabra sobre palabra”. 3er premio del Certamen XI de Josep Domingo y Ferre mayo 2013 y finalista de varios certámenes de poesía y relato. Ha participado en varias exposiciones con poesía grafica, pintura y escultura y participado en varios recitales de poesía.

325


PATRICIA GARZA, poeta mexicana

Patricia Garza Soberanis Autora del poemario: La Rosa de Plata. Coautora de: Cuatro Generaciones y De Tequila y

Ron.

Su poemario De Espuma y Mar, está próximo a editarse. Socia fundadora y ex-presidente de la Sociedad Internacional de Poetas, Escritores y Artistas de Acapulco (SIPEA); miembro de la Academia Mundial de Arte y Cultura (WAAC) y delegada en México de The Cove/Rincón International. Ha participado en diversos recitales y Encuentros de Poetas en México, Estados Unidos, Chile, Argentina, Mongolia e India. Fue Vice-Presidente del XXVIII Congreso Mundial de Poetas (WAAC) que tuvo lugar en Acapulco, México en octubre 2008. Obtuvo Mención de Honor durante el XXV Congreso Mundial de Poetas (WAAC) en Los Ángeles (USA). Medalla de Oro durante el XXXI Congreso Mundial de Poetas (WAAC) en Kenosha, Wi. USA. Su poesía se ha traducido al albanés y publicado en la revista Obelisk en Tirana, Albania. Su poesía se encuentra también en diversas antologías a nivel internacional, así como en medios de comunicación escritos y digitales.

326


PAULA MARTÍNEZ, poeta colombiana

Paula Andrea Martínez (Bogotá-Colombia)

Los que llegan no me encuentran, los que espero no existen. Alejandra Pizarnik.

Soy tanto escribo y callo, dejo detrás de los ojos en no se es permitido hablar, humana. La poesía, como pequeños espacios de mi espiritual.

la poesía para mí es como esa puerta de entrada al yo que la calle, es como sentir esa urgencia de re-lectura de lo que esa necesidad de "curar" el dolor profundo de la existencia lugar de reflexión, de líneas, que intento registrar en vida y de mi aliento, reivindicando el anhelo de libertad

327


QUETA NAVAGOMEZ, poeta mexicana

Nació en Bellavista, Nayarit, México, el 2 de enero de 1954. Es licenciada en Educación Física. Representó a México a nivel internacional en carreras de 800 y 1500 metros. Escribe cuento, poesía y novela. Ganadora del II Certamen Literario Inter5nacional de la revista Marie Claire 1995. Premio Nacional de Cuento “Álica de Nayarit” 1995. Premio Nacional Bienal de Poesía “Alí Chumacero” 2003-2004. Premio Nacional de Cuentos Campiranos, U. A Chapingo 2007. Premio Nacional de Novela “José Rubén Romero”, Bellas Artes 2008. Primer lugar nacional del VIII Concurso de Poesía del Pitic, 2009. En su cuento huichol: Purificación está basado el cortometraje “La voz de las cigarras”, de Sergio Tovar Velarde, que ganó una Diosa de Plata en 2006. Concluyó el Diplomado en Creación Literaria, en la Escuela de Escritores, de la Sociedad General de Escritores de México (SOGEM) Generación XXXV Tiene publicados:

Aquí no ha terminado, cuentos brevísimos. Fantasmas de Ciudad, poesía. Hizo la antología de Cien cuentos brevísimos de Latinoamérica, Cuadernos Politécnicos de Difusión Cultural, serie Nuestra Palabra, En busca de un alma, (cuentos huicholes) Tukari Temai, el Hacedor de Lluvias, (novela huichola) Destiempo, sonetos. De mujer la hoguera, cuentos. Canto para desplegar las alas, poesía. Hadas ebrias, cuentos mínimos. Balón y Astillas, cuento. Raíces de mangle, poesía. El tigre del Nayar, novela histórica. Huichol, la rebelión del Máscara de Oro, novela histórica. Piel de Niño, cuentos.

328


RAQUEL MARTÍNEZ, poeta uruguaya

Raquel Martínez Martínez, oriunda de Montevideo, República Oriental del Uruguay. Ex Inspectora de Educación Inicial, cursó la Licenciatura en Letras en la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación.

Tiene 17 libros editados, que tocan diferentes temas: poesía, cuento, narrativa histórica, novela. Tres de ellos: Primer premio del Ministerio de Educación y Cultura y del Concurso Dr. Pedro Freire. Dicta charlas y conferencias en centros educativos nacionales y extranjeros e integra Jurados literarios del medio. Su obra ha sido galardonada dentro y fuera de fronteras y ha participado en Congresos en varios países del mundo. El 6/4/13 recibió el Trofeo Mujer notable: “Cecilia Meireles” en Itabira, Belo Horizonte, BRASIL. Es presidente de CHADAYL y como activista cultural organizó en Uruguay cinco Encuentros Internacionales de Artes y Letras.

329


ROSA MONTERO, poeta costarricense

San Ramón, 10 de octubre 1962. Costa Rica. Gestora cultural, miembro del taller carbunclo desde el año 2008. Miembro de la Asociación Popular de Arte y Cultura Ramonense.

Poemas publicados en diversas revistas de interés nacional y en la revista Literaria “ORQUIDEA DEL ACERO” de la Sociedad Nicaragüense de jóvenes escritores. Ha participado en las cuatro ediciones del Encuentro Internacional de Poesía Occidente en Costa Rica de los cuales también ha fungido como organizadora. En el 2012 fue invitada a participar en la IX edición del festival de poesía El Turno de Ofendido en El Salvador. En el 2012 publica su primer poemario: Gritos Guardados.

330


ROSSANA ESTRADA BUCARO, poeta guatemalteca Académica, comunicóloga, estratega comunicacional y poeta guatemalteca, dedicada a la investigación científica social, la docencia y la poesía. Fue productora y presentadora de televisión, trabajó en Japón con NHK. Ha sido gestora cultural, habiendo creado y dirigido Fundarte, desarrolló varios proyectos de arte y literatura en Centroamérica. Actualmente dirige el Centro de Estudios en Comunicología de la Escuela de Ciencias de la Comunicación, de la Universidad de San Carlos de Guatemala. Su trabajo ha sido reconocido por diversas instituciones. Investigadora del Año 2009 en premio a la Excelencia en Investigación de la Universidad de San Carlos de Guatemala. Bibliografía publicada: La Isla de mis pupilas. Editorial Universitaria. USAC. 2013. Guatemala Comunicación Alternativa. Ediciones de DIGI. USAC. 20013. Guatemala.

Transitando entre la Subjetividad poética y la comunicación. Antología de poetas guatemaltecas y análisis semiótico-dialéctico. USAC. 2009. Guatemala. Sueños de Guatemala. Fundarte. 2004 (Fotografía y poesía) Guatemala. Voces de pos-guerra. Embajada de Suiza. 2001 (poesía) Guatemala. En clave de luna. Editorial Cultura. 2001 (poesía) Guatemala. Cantos de Agua. Oscar de León Palacios. 1999. (poesía). Guatemala. Además ha participado en innumerables lecturas de poesía, festivales, congresos académicos y literarios, incluida en diversas antologías nacionales e hispanoamericanas con sus textos poéticos y por esa razón la han traducido al inglés, francés, quiche y polaco. Ha publicado en revistas, periódicos e incluida en varios portales literarios en la web. En el área de investigación sobre comunicación, ha publicado: Ensayos y entrevistas publicados en la revista: Fascículos de la Comunicología, del Centro de Estudios en Comunicología de la Universidad de San Carlos de Guatemala:

Análisis Hermenéutico sobre el primer periódico realizado por mujeres en Centro América. El Ideal de 1877. (2011) Historia de la Comunicología. (2010) Entrevista a Richard Lanigan de la Universidad de Washington. (2010) Entrevista a Jesús Galindo de la Universidad Autónoma de Guadalajara (2010)

331


ROSSE MARIE CABALLERO, poeta boliviana

Rosse Marie Caballero Vega vive en Santa Cruz de la Sierra, Bolivia. Poeta, narradora y columnista de prensa. Trabaja como docente en Escuela Superior de Formación de Maestros “Enrique Finol” de la Ciudad de Santa Cruz.

Para esta escritora la existencia es un compromiso en continuo reajuste, su lucidez y pasión garantizan sus experiencias, así como su constante introspección y autoconocimiento, generando situaciones inquietantes sobre la existencia cotidiana con inéditas miradas. Tiene siete libros publicados: Poesía: Antítesis (Cochabamba, 1998), Hojas de Eva (Santiago de Chile, 2004) In versos: funerales de la poesía (Cochabamba, 2006) Enigmas de la esfinge y otros relatos (Cochabamba, 2007) El vuelo de la esfinge (novela, Cochabamba, 2009) Los vagidos del gato (relatos, Santa Cruz, 2009) Mujer que no fuma (relatos, Miami Florida, 2012)

332


SALKA EMBAREK, poeta saharaui

De lo que más orgullosa está Salka es de haber nacido en el Aaiun, Sahara Occidental, y por desgracia haber vivido la terrible Marcha Verde. Siente que es una mezcla entre saharaui y española y esa fusión cultural le ha hecho amar tanto al pueblo que le vio nacer, como al pueblo que después la acogió. Después se licenció en Filología Hispánica y más tarde en Periodismo. Luchadora infatigable por los derechos del pueblo saharaui, que queda de manifiesto en su contundente poesía. Pertenece a la Generación de la Amistad, junto a los que ha publicado algunos trabajos como: La primavera saharaui. Escritores saharauis con Gdeim Izik. Preside una importante Asociación Cultural Hispano-Saharaui. También ha publicado algunos poemas y artículos en revistas especializadas y poema suyos contribuyen a que la antología: Mil y un poemas saharauis, sea ya una realidad.

333


SALKA HAMMA AMIDEH, Poeta saharaui

Joven poeta saharaui de veinte años. Nacida en los campamentos refugiados, lleva ya dos terceras partes de su vida en España.

Su gran pasión y a lo que va a dedicarse, es a la Psicología. Descubrió su fascinación por la poesía a los 12 años y mi primer poema fue para su abuelo que nunca conoció y que vive en los Territorios Ocupados. Tal vez algún día podamos conocer ese poema para su abuelo y otros muchos más que irá escribiendo.

334


SARA CASTRO MÉNDEZ, poeta costarricense

San Ramón, Alajuela, Costa Rica, 1972 Poeta, gestora cultural. Ha publicado su primer poemario: 69 Lat!dos en el 2012. Participó como invitada en el Festival Mesoamericano de Poesía en Chiapas México en el 2013.

Algunos de sus poemas han sido publicados en la revista nicaragüense "Orquídea de Acero" y algunas revistas locales. Amante de las artes manuales, estudiante de fotografía, ha trabajado como tallerista en el tema de reciclaje a través del programa de Becas Taller del Ministerio de Cultura y Juventud de Costa Rica. Integrante de la Asociación Popular de Arte y Cultura Ramonense (APACUR) y del taller de poesía de esta Asociación. Colaboradora en la organización del Encuentro Internacional de Poesía de Occidente.

335


SARA VANEGAS, poeta ecuatoriana

Nació en Cuenca, Ecuador Domina el español, alemán y tiene buen conocimiento de inglés. Doctora en Filología Germánica, Profesora de Lengua y Cultura Alemanas, Gran Diploma Alemán (Munich, Alemania). Magíster en Docencia Universitaria, Especialista en Docencia Universitaria, Profesora de Segunda Enseñanza, Especializada en Lengua y Literatura, Licenciada en Humanidades Modernas (Cuenca, Ecuador). Profesora de Lengua y Literatura Española (Madrid, España).

Publicaciones, creación literaria: 90 Poemas. Casa de la Cultura Ecuatoriana, Cuenca, 1981. Luciérnaga y otros textos. (Poesía y relatos), Cuenca, Universidad de Cuenca, 1982. Entrelíneas. (Poesía), Quito, Universidad Central, 1987. Indicios. (Poesía), Cuenca, Casa de la Cultura Ecuatoriana, 1988 PoeMAR. (Poesía), Cuenca, Casa de la Cultura Ecuatoriana, 1994. Mención Especial, Rosario, 2000. Más allá del agua. (Poesía), Guayaquil, Manglar, 1998. Antología personal. (Poesía), Guayaquil, Casa de la Cultura Ecuatoriana, 2000. Premio Nacional de Poesía, "Jorge Carrera Andrade", año 2000. Al andar. Quito, Libresa, 2004. Premio Nacional de Poesía, "Jorge Carrera Andrade", año 2004. Versos Trashumantes, Cuenca, Universidad de Cuenca, Casa de la Cultura Ecuatoriana, 2004. Yo soy chica (novelita infantil), Cuenca, Municipalidad de Cuenca, 2005. Numerosos premios y distinciones: Universal Peace Ambassador in Universal Ambassador Peace Circle (Ginebra, 2006) Participación en la serie de videos documentales sobre escritores representativos de Ecuador. En la serie La belleza de sentir. (2010) Diploma de Excelencia, Asociación Prometeo de Poesía, Madrid, 2010. Participación en el programa “Mujeres creadoras: su obra, su vida” (disco 2), Premio Nacional de Poesía "Jorge Carrera Andrade", Quito, 2004 Premio Hoja de Encina, Asociación Prometeo de Poesía, Madrid, 2001 Premio Nacional de Poesía "Jorge Carrera Andrade", Quito, 2000

336


SIBONEY DEL REY

Nació en Caracas, el 17 de enero de 1976. Poeta, trabajadora, luchadora social, ama de casa, madre, estudiante universitaria. Sus padres fueron de origen campesino. Es la mayor de cinco hermanas. Creció bajo el apego a la fe cristiana, el amor, el respeto a la familia, a la escuela y a la patria. Marcha a Caracas, a la edad de 15 años, y prepararse comenzando pronto a trabajar en una empresa privada, sufriendo de cerca las injusticias, las humillaciones, y la violación de sus derechos como trabajadora. A los 19 años de edad, viaja a La Habana, su hogar adoptivo, una familia de luchadores sociales y desde ahí, cultiva el verdadero trabajo poético, como lucha social. En el año 2001, fue fundadora del Banco de Desarrollo de la Mujer. Canta a la justicia social, a la paz, a la solidaridad con los pueblos del mundo, contra la injusticia y la guerra... cantos al amor, a la esperanza, y a la ternura. En los años 1999 al 2003, tuvo un radial de poesía: “El Rincón de Siboney. En la actualidad, son más de ochocientos [800] poemas, y doce [12] cuentos cortos, que forman parte de su trabajo artístico. Colabora con diversas organizaciones de derechos humanos, mujeres, culturales y sociales. Embajadora por Venezuela del Movimiento de Poetas del Mundo. Difunde sus obras en entrevistas televisivas, programas radiales, prensa impresa y digital [esta última, a nivel nacional e internacional]. En diciembre del año 2008, publica su primer libro de poesía "Besos al Viento", por la Cooperativa Editorial Giraluna. Ha presentado con éxito sus recitales, en infinidad de organismos del Estado como la Asamblea Nacional, Parlamento Latinoamericano, Parlamento Andino… y en Embajadas de las Repúblicas de: Argelia, Bolivia, Cuba, y República Árabe Saharaui Democrática. También ha compartido escenarios con infinidad de agrupaciones musicales, y cantores venezolanos . Ha sido condecorada con la orden “MUJER DE ORO” [Estado Miranda, 08/03/08], y ”HEROÍNA DE LA PATRIA”. Madre de dos niñas: Alba Inés y Ludmila Ayelén. Pacifista, luchadora, amante de la causas de los pueblos de África, Medio Oriente, Latinoamericano y Caribeño; es conocida como “La Embajadora venezolana de la poesía por la paz, solidaridad y unidad con los pueblos.

337


SILVIA LOSTAU, poeta argentina

Mar de Plata. Escritora, traductora. Coordinadora de Talleres de talleres de Escritura creativa y Análisis de textos. En 1973 gana el Primer Premio de Narrativa del Centro Editor de América Latina quien publica sus narraciones. 1975- Obtiene faja de honor a Obra inédita, otorgada por la S.E.P. Filial La Plata. 1998- 1º Premio Nacional De Cuento. 2003- 1º Premio Nacional de Narrativa. 2003- Publica el poemario Mandala. 2006- 1º Premio Nacional de Narrativa. 2007 – Publica su poemario Espejo de los días. 2009 - Obtiene Mención Especial, otorgada por la Editorial de los Cuatro Vientos por su trabajo Hechicera empurpurada. Se Presenta en la 35º Feria del Libro de Buenos Aires el libro publicado por la Secretaría de Cultura de Tres de Febrero. Se filma un cortometraje sobre su cuento El Huésped. Publicación del libro de poemas : De Mar y Madres (bilingüe castellano- francés). 2010 – Publica su novela Mariposas Rojas, Mariposas Negras, Ed Punto de dialogo. 2010-2011. Invitada a integrar Antología de Poetas Contemporáneo, editada por la Casa de la Poesía de la Universidad de Poitiers – Francia. 2011 –Textos Oníricos, con prólogo de Luis Benítez-Ed. Martin- Colección La Pecera. Colabora con NN- Proyecto Desaparecidos. Colabora con Madres de Plaza de Mayo Integra la Comisión de Índhigo, presidida por la licenciada Susana Méndez, en la tarea por los DD.HH. y La Memoria.-Comisión Provincial por la Memoria. Varios de sus poemas están expuestos en el Museo del ex campo de Concentración de La Perla, Córdoba o en La Casa de La Memoria, La Plata Ha sido publicada en las siguientes Antologías: Antología de la poesía femenina (Bulgaria), Antología de poetas latinoamericanas, Antología latinoamericana (México) Antología nuevos poetas argentinos. Y varias Antologías de Argentina. Sus poemas han sido traducidos al catalán, rumano, sardo, francés, alemán. Colabora en revistas y periódicos nacionales e internacionales. Colabora en varios sitios Web., Corresponsal, de Letras, (España) Miembro de Poetas del Mundo, Unión Hispanoamérica Escritores (Venezuela) Dirige su propio blog: www.silvialoustau.blogspot.com Ha publicado: Breve Ensayo sobre el Surrealismo en la Argentina; Análisis de la poesía de Amelia Biagioni, solicitados por la Revista Círculo de Poesía, México: teniendo en preparación una aproximación a la poética de Francisco (Paco Urondo).

338


SOCORRO TREJO SIRVENT, poeta mexicana

Es originaria de Tuxtla Gutiérrez, Chiapas. Poeta, promotora cultural y coordinadora de talleres literarios. Entre sus libros publicados de poesía se encuentran:

Para decir mañana, Luna de agua, Música de siglos, Cinco poemas de Socorro Trejo, Soles de agua, Oleajes, Antología Personal, Ventanas interiores, La señal de la noche, Un alma desnuda, Antología poética y Ánfora del corazón. Su obra ha sido traducida al inglés, francés y portugués y publicada en antologías en México, Francia, Canadá, Suiza, Ecuador y Perú. El escritor y traductor Claude Couffon, tradujo textos suyos al francés y publicados en los libros Poetas de Chiapas y Poetas de México, los cuales fueron editados en Francia y Suiza. Ha publicado los siguientes libros de investigación literaria: La poesía chiapaneca escrita por mujeres en el siglo XX –Ensayo y Antología-, en Lecturas Chiapanecas de la SE; Los poetas chiapanecos escriben para Jaime Sabines, en Viento al hombro y Edyssis; Al filo del gozo, Antología de Poesía Erótica (escrita por mujeres de habla hispana), esta última en coautoría, Editorial Viento al Hombro; y Cuando sopla el viento –Antología poética de autores chiapanecos que han tratado temas sobre mitos, leyendas, tradiciones y costumbres de Chiapas, publicada con la beca del PACMYC. Ha sido becaria del Fondo Estatal para la Cultura y las Artes en la categoría de creadores con trayectoria en el área de Letras. Ha obtenido los siguientes premios literarios: Segundo Lugar en el Concurso de Poesía Universitaria convocado por la UNAM (1977), Segundo Lugar en el Premio Estatal de Poesía “Rodulfo Figueroa” (1979), así como la Primera y Segunda Mención en el Premio Sureste de Poesía “José Gorostiza” (1991 y 1994). Ha participado en encuentros nacionales e internacionales de escritores, tanto en México como en el extranjero. Estudió la carrera de Periodismo y Comunicación Colectiva en la UNAM y tiene un diplomado en Periodismo Cultural por la Universidad del Claustro de Sor Juana. Es presidenta de la corresponsalía en Tuxtla del Seminario de Cultura Mexicana e integrante del grupo literario Décima Musa.

339


SUSANA RIVIERE, poeta argentina

Mujer, madre, abuela… “Pinta sentimientos, con letras de principiante, siempre de principiante, la montaña de la vida, no se termina de escalar”. Cuenta con sesenta años, y mil recuerdos que afortunadamente, a veces, convierte en poemas.

340


SUSANA BOÉCHAT, poeta argentina

Nacida en Buenos Aires, Argentina. Escritora, Profesora en Lengua Española, Latín y Literatura. Master en Lengua y Literatura en la Universidad Nacional de Rosario. Psicóloga Social. Posgrado en Ciencias de la Educación. Directora de la Escuela Normal de Campana… Poeta, cuentista y ensayista. Ha ocupado puestos relevantes en la Sociedad Argentina de Escritores, ha sido Coordinadora del Instituto Cultural y Literario Hispánico de California, actualmente es Presidente del Instituto Amigos del Libro Argentino y Americano. Ha intervenido con sus cuentos, ensayos y poemas en casi un centenar de Antologías como escritora invitada dentro y fuera del país. Traducida al portugués, inglés y alemán. Ha recibido numerosos premios y distinciones… En el 2002 fue nombrada Académica por la Academia de Letras y Artes Brasilia, Brasil, ocupando el sitial Jorge Luis Borges. Declarada ciudadana de honor de la ciudad de Arequipa, Perú, en el año 1998.

de

Ha colaborado y colabora en distintos diarios y revistas literarias nacionales y del extranjero, como Bibliograma, Letras de Buenos Aires, Ala de cuervo… Ha dado conferencias en las más prestigiosas universidades de Argentina, España, Brasil, Uruguay, Venezuela, EEUU, Cuba y Chile. Obras escritas por la autora:

Yo porque sí, Requiem para una soledad, Poemas de Amor y Desamor, Buenos Aires con Amor, La puerta abierta, Poemas de la Sin Razón, Abuela Gringa, La Niña y el Milagro, Enturbiadamente amor, Hasta el hueso, Islas, mujeres y tiempo, De vuelos y partidas (poemas) De Borges y Otros, Marta Lynch, Pasión y Política, Mercosur Literario, integración y escritura, Juana, siempre Juana. María Granata, Realismo mágico y Humanismo. Desde la incandescente oscuridad (poemas), y el ensayo inédito: Mario Benedetti, el hombre total.

341


YANNI MARA, poeta uruguaya

Yanni Mara Tugores Tajada Montevideo el 08/05/195.

nació

en

Reside en La Paz Departamento de Canelones. Se desempeño como secretaria del “Proy.Cult.Decires” durante 3 años. Integra A.D.E.P (Asociación de Escritores Paceños ambos en dicha ciudad. Miembro de CHADAYL, que es el (Centro Hispanoamericano de Artes y Letras) aBrace Cultura y Espacio Mixtura y GRUPO ERATO uno de los grupos más antiguos de su país, todos en Montevideo y comparte los té literarios organizados por la escritora y artista plástica y gran hacedora de cultora Virginia Bintz.

Sus primeras tres obras publicadas fueron en en el libro colectivo “DECIRES II” y participó en 15 Antologías: en Uruguay, Argentina, Brasil, Chile, Venezuela, Honduras, México y Australia. En el año 2010 obtuvo 2do. premio en Cuento Infantil en A.E.D.I (Asociación de Escritores del Interior) Uruguay. En 2011 reconocimiento a la calidad poética en Cañada de Gómez Santa Fe Argentina, 3º Premio Narrativa Histórica Nacional Uruguay, Mención Especial en Narrativa en CHADAYL Uruguay. Mención de Honor en Narrativa en Argentina. En 2012 1º Premio en Poesía y 3 Menciones de Honor en Narrativa, 7ma Mención Especial en Narrativa todos en Argentina. 1 Mención Especial en el Club Leones de Pinar Uruguay, premio Amandú en Narrativa en el Club Leones de Rocha, Mención especial en Poesía en Libertad San José, 3er. Premio en Poesía en Espacio Mixtura, Mención especial en Narrativa Histórica, todos estos en Uruguay, además fue seleccionada para intervenir en los premios Canarios Destacados 2012. En 2013 obtuvo cuatro Menciones de Honor en Poesía en Argentina, 2do premio en Poesía en Junín Argentina. 1er premio en Poesía y 1er premio en Narrativa en Australia y una Mención en Narrativa en Uruguay. Miembro de REMES y de la Asociación Internacional de Poetas del Mundo.

342


YOLANDA ELIZABETH ROSSMAN TEJADA, poeta nicaragüense

Socióloga, antropóloga social y poeta. Nace el 15 de octubre de 1961 en el Municipio de Rosita, Región Autónoma Atlántico Norte-RAAN. Secretaria General de ANIDE (Asociación Nicaragüense de Escritoras). Ha participado en festivales y recitales nacionales e internacionales (Nicaragua, El Salvador, Costa Rica y Austria) y publicado poesía y cuentos breves en diversas revistas y suplementos culturales del país.

Recibió Mención Especial por su cuento Ngaliis, en el V Concurso de Libros para niños 2009. Premio de literatura infantil La Cabra Antonia. Forma parte de las antologías: La Magia de los Cuentos y La Magia de la Poesía del escritor y poeta guatemalteco Enrique Godoy Duran. Antología Mujer y Poesía de la poeta y escritora Christian Santos entre otras. En el 2008 publicó su primer poemario: Lágrimas sobre el musgo (CNE). En Convocatoria 2010 (CNE) es seleccionado su segundo poemario: Nocturnidad del Trópico. El Centro Nicaragüense de Escritores (CNE) le otorga reconocimiento público en el Día Nacional del Escritor (8 de Enero del 2011). En el 2012 recibe una medalla de reconocimiento como portadora cultural, otorgado por los Consejos de los Gobiernos Regionales Autónomos de la Costa Caribe de Nicaragua, en el marco del 25 aniversario de la aprobación de la Ley de Autonomía.

343


ZHARA HASNAUI, poeta saharaui

Nació en el Aaiún, antigua capital del Sahara Occidental. Al terminar sus estudios de Filología Universidad Complutense, se trasladó campamentos de refugiados saharauis trabajó, entre otras cosas, en la Nacional.

en la a los donde Radio

En 2005, se constituyó la Generación de la Amistad, una nueva tribuna para la difusión de la causa y la cultura saharauis. Zahra ha colaborado en las antologías de poesía y relatos breves: Aaiún, gritando lo que se siente, Um Draiga, Treinta y Uno, el Quijote Saharaui, La Voz de Saguia, y Gdeim Izik, la primavera saharaui. La colaboración se extiende a las charlas y ponencias en territorio español, Europa y Estados Unidos. Actualmente vive y trabaja de profesora en España.

344


ZULLY GARCÍA, poeta uruguaya

Nació el 20 de agosto de 1957 en Montevideo. Reside en Atlántida- Canelones-Uruguay. Está presente en más de 60 libros (Antologías) internacionales con diferentes premios.

En la Búsqueda del azul. Leyendas y Poesías -2000 (Bianchi Ediciones) Rozando Nubes. Cuentos y Leyendas -2006 (Editorial Mis Escritos) Bs. As.

“Reflejos de rocío azul” Cuentos, Poesías y Leyendas 2012 Tradinco Ediciones Antologías con el grupo “Nubes” compuesto por tres escritores Estanislao Riera Elda Alonso y Zully García. Antologías con diferentes premios. Citando algunos: En la Sociedad egiptológica de (París) en España, México, Chile, Argentina, Brasil, Perú, Cuba y en Estados Unidos,(Washington). Certificado de Apreciación de la Oficina del Alcalde y la Junta de Comisionados del Condado de Miami Dade- Florida EE: UU: “III Encuentro Literario Internacional” “Luz del Corazón” ELILUC 11 de Diciembre de 2011 y 2012. “Un café con literatos” Narrativa infantil -Promocionado por la embajada de España en Cuba. Primer premio en poesía, en el primer concurso latinoamericano de poesía y cuento en Lima – Perú- 2012 “Revista el Parnaso del nuevo mundo”- UNIVERSIDAD DE SAN MARCOS junio 2012. Jurado de la misma revista del II Concurso de Cuentos y Poesías 2013.

345


ZULMA QUÑONES, poeta portorriqueña

Zulma I Quiñones Senati nació en Yauco, Puerto Rico. Cursó estudios en la Universidad Católica de Puerto Rico en Ponce, donde completó su Bachillerato en Educación en el 1970.

Ha incursionado en la narrativa donde ha publicado: De mariposa a crisálida, 2001. La barca en el tiempo, 2005. El rostro oculto, 2008. Su poemario: Fugaz fue premiado con un segundo lugar en el Certamen Gautier Benítez en el 2012. Sus narraciones se han publicado en varias antologías y han sido premiadas en certámenes.

346


ÍNDICES

347


ÍNDICE POEMAS TE PRESTO MI VOZ, HERMANA Por Arabella Salaverry, poeta costarricense, pp. 9 QUÉ SUEÑAN LOS REBELDES - Por Marta Oliveri, poeta argentina, pp. 11 PIES DE LODO - Por Paula Martínez, poeta colombiana, pp. 12 EL POETA - Por Sara Castro Méndez, poeta costarricense, pp. 13 EL NEÓN DE MIS PASOS Por Rossana Estrada Búcaro, poeta guatemalteca, pp. 14 DESPUÉS DEL LABERINTO - Por Ayliñ Mawvn, poeta mapuche, pp. 15 OLVIDO - Por Salka Embarek, poeta saharaui, pp. 16 LA INDIA Y LA NEGRA QUE LLEVO POR DENTRO Por Siboney del Rey, poeta venezolana, pp. 17 FLORES ANARANJADAS - Por Ailén Betania, poeta argentina, pp. 19 PARA TI, POETA - Por Ana Maritza Aguirre, poeta peruana, pp. 22 MADRE TIERRA -Por Queta Navagómez, poeta mexicana, pp. 23 AMERICA LATINA - Por María Esthela Astudillo, poeta ecuatoriana, pp. 25 DUERME NOMÁS - Por Irina Ráfols, poeta uruguaya, pp. 29 TIERRA DE NADIE - Por Mariene Lufriú, poeta cubana, pp. 31 SOY LO QUE VES - Por María Jesús Alvarado, poeta española, pp. 33 YO ÁRBOL - Por Milena Chaves, poeta costarricense, pp. 34 LAS(LOS) QUE AMAMOS EN EXCESO Por Cristina Sainz Sotomayor, poeta mexicana, pp. 35 FANTASÍA - Linda Margarita Redondo Lindamar, poeta hondureña, pp. 38 ESTACIONES DEL ALMA - Por Zahra Hasnaui, poeta saharaui, pp. 39 Y TÚ, ¿SABES QUIÉN ERES? - Amira Al Awda, poeta palestina, pp. 40 SOMBRAS - Por Marisol Flamenco, poeta salvadoreña, pp. 41 LEGADO - Por Nora Noemí Zeliz Pirillo, poeta mapuche, pp. 43 MESTIZADA - Por Maribel Lacave, poeta española, pp. 44 TRAVESÍA - Por Micaela Gonzales, poeta peruana, pp. 45 AMAZONÍA - Por Alejandra Segovia, poeta venezolana, pp. 46 ESTRATEGIA - Por Montserrat Artavia, poeta costarricense, pp. 47 ESTIGMA - Por Alejandra Flores, poeta hondureña, pp. 48 MI PIEL - Por Susana Riviere, poeta argentina, pp. 50 SUPÓN QUE DESNUDO - Por Francesca Randazzo, poeta hondureña, pp.51

348


ABRIL EN MIS RECUERDOS - Por Ninfa Duarte, poeta paraguaya, pp. 52 BAJO LA MISMA MANO - Elaine Vilar Madruga, poeta cubana, pp. 54 VOLVERTE DE PAPEL- Por Mónica Suárez, poeta mexicana, pp. 55 SOLEDAD - Por Zulma Quiñones Senati, poeta portorriqueña, pp. 56 MUNDO EN QUIMERAS - Por Marietta Cuesta, poeta ecuatoriana, pp. 58 LA LLUVIA - Por Luz Lescure, poeta panameña, pp. 59 POESÍA - Por Marcela Pedrieri, poeta argentina, pp. 60 TENUE AZUL - Por Meriam, poeta argentina, pp. 61 CORDÓN DE PLATA Por Cecilia Nahuelquin Nahuelquin, poeta mapuche, pp. 62 CONNOTACIÓN POÉTICA - Por Natacha Santiago, poeta cubana, pp. 64 ELOY ALFARO - Por Martha Yolanda Garcés, poeta ecuatoriana, pp. 65 BENDITA LOCURA -Por Patricia Garza, poeta mexicana, pp. 66 POEMA - Por Aida Parraga, poeta salvadoreña, pp. 67 TODAVÍA - Por Lilyán de la Vega, poeta mexicana, pp. 68 SI VUELVES A PASAR... - Por Corina Bruni, poeta salvadoreña, pp. 69 FUE UN SUEÑO… - Afaf Malainin Talebuya, poeta saharaui, pp. 70 DESPOJO - Susana Boéchat, poeta argentina, pp. 71 POEMAR - Por Lya Naranjo, poeta ecuatoriana, pp. 72 MUNDO MÍO AJENO Por Juana Celeste Pochet (Juanita), poeta cubana, pp. 74 ¿DÓNDE VA LA MÚSICA? - Por Graciela Vera, poeta uruguaya, pp. 76 CORAZÓN DE JAGUAR - Por Martha Elena Hoyos, poeta colombiana, pp.77 ¡CÓMO QUISIERA SER TIERRA! Por Yanni Mara Tugores, poeta uruguaya, pp. 78 GEOGRAFÍA HUMANA - Por Nurya González, poeta guatemalteca, pp. 79 AL AMANECER - Por Nuria de Espinosa, poeta española, pp. 80 POEMA de Rosse Marie Caballero, poeta boliviana, pp. 81 DE PIE SOBRE LAS MEDUSAS – Por Laura Martínez Coronel, poeta uruguaya, pp. 82 LLANTO - Por Sara Castro Méndez, poeta costarricense, pp. 84 DIME MI NEGRA- Por Ninozka Chacón, poeta nicaragüense, pp. 85 VIOLENCIA DE GÉNERO -Por Adela Vila, poeta española, pp. 86 TE SIENTO - Por María Graciela Muñoz, poeta uruguaya, pp. 88 MAWIZA PVJV - Por Ayliñ Mawvn, poeta mapuche, pp. 90

349


ESPÍRITU DEL BOSQUE - Por Ayliñ Mawvn, poeta mapuche, pp. 92 ACARICIANDO LO BLANCO - Por Ivana Szac, poeta argentina, pp. 95 SAHARA - Por Salka Hamma Amideh, poeta saharaui, pp. 96 CANTA EL TAMBOR - Por María Alejandra García, poeta colombiana, pp.98 LIBERTAD AMORDAZADA - Por Esperanza Jaén, poeta española, pp. 99 ENCUENTRO CON EL LIMÓN CARACOL Por Edna Aponte, mexicana, pp. 100 CASA TRISTE - Por Leda García Pérez, poeta costarricense, pp. 102 CONFIDENCIA - Por Amalia Isabel Daibes, poeta argentina, pp. 103 REPERCUSIÓN DE LO MÁGICO Por Carmen del Pilar Serrano, poeta cubana, pp. 104 BIOGRAFÍA DE UNA ROSA Por Dinorah Coronado, poeta dominicana, pp. 105 NOCHES DESNUDAS - Por Darak Mohamed, poeta saharaui, pp. 106 ME DUELE - Por Zully García, poeta uruguaya, pp. 107 TRIÁNGULO - Por Yolanda Rossman, poeta nicaragüense, pp. 109 POR LAS FISURAS - Por Raquel Martínez, poeta uruguaya, pp. 110 MUJERES - Por María Fernanda Ceballos, poeta colombiana, pp. 111 EN DEUDA - Por Socorro Trejo Sirvent, poeta mexicana, pp. 113 VOLVERÉ A MI CAMINO María Huenuñir Antihuala, poeta mapuche, pp. 114 INA TREKAN KOMPUAN María Huenuñir Antihuala, poeta mapuche, pp. 115 TRASTOCADA DE TI - Por Lucía Alfaro, poeta costarricense, pp. 116 HECHICERA - Por Juana Pochet, poeta cubana, pp. 118 MARÍA LA CONSERJE - Mariamalia Sotela, poeta costarricense, pp. 119 EN EL ALMA DE SUMACO Por María Belén Muñoz, poeta ecuatoriana, pp. 121 AUGURIO - Por Darlin Elena Arias, poeta nicaragüense, pp. 122 ÁFRICA - Fátima Galia M. Salem, poeta saharaui, pp. 124 LOS ANUNCIADORES DEL FUEGO María Elena Solórzano, poeta mexicana, pp. 125 ¿DÓNDE ESTUVE? - Por Feilah Mohamed-Ahmed, poeta saharaui, pp. 130 DESEOS DE KAVAFIS - Por Jeannette L. Clariond, poeta mexicana, pp. 132 NATURALEZA - Por Justina Cabral, poeta argentina, pp. 133

350


ME PAREZCO MÁS - Por Lucía Morán, poeta guatemalteca, pp. 134 JALEA DE PÁJAROS - Por Adriana Tafoya, poeta mexicana, 135 LA HERIDA - Por Sara Vanegas, poeta ecuatoriana, pp. 138 LOS LIBROS MUERTOS - Por Betty Chiz, poeta uruguaya, pp. 139 PEGADO AL SENO IZQUIERDO Por Elizabeth Reinosa, poeta cubana, pp. 141 POEMA - Por Rosa Montero, poeta costarricense, pp. 143 DOBLE VÍA- Por Rossana Estrada Búcaro, poeta guatemalteca, pp. 144 CUEVA EN LAS HOJAS - Por Ayliñ Mawvn, poeta mapuche, pp. 145 AMÉRICA…MI AMÉRICA - Por Silvia Loustau, poeta argentina, pp. 147 VOLVER - Por Salka Hamma Amideh, pp. 149 MEMORIAS - Por María Alejandra García, poeta colombiana, pp. 150 ¿A QUÉ HUELE TU PIEL, MUJER? Por Siboney del Rey, poeta venezolana, pp. 151 NACIMOS DEL OTRO LADO - Por Amira Al Awda, poeta palestina, pp. 152 HOY SOY RAÍZ - Por Nora Noemí Zeliz Pirillo, poeta mapuche, pp. 153 ESOTÉRICO - Por Irina Ráfols, poeta uruguaya, pp. 154 CÁLCULO DE PROBABILIDADES Por Mariene Lufriú, poeta cubana, pp. 155 DE POETAS - Por Arabella Salaverry, poeta costarricense, pp. 156 POEMAS - Por Diana Annabel Espinal Meza, poeta hondureña, pp. 157 CONJURO A LA LUNA Por Ninozka Auxiliadora Chacón, poeta nicaragüense, pp. 159 MEA CULPA, MEA GRAVÍSIMA CULPA Por Jenny Londoño López, poeta ecuatoriana, pp. 160 MI SINO... - Por Ninfa Duarte, poeta paraguaya, pp. 164 MAGDALENAS - Por Marcela Pedrieri, poeta argentina, pp. 167 CRUJE UN CRISTAL - Por Meriam, poeta argentina, pp. 168 DESIERTO - Cecilia Nahuelquin Nahuelquin, poeta mapuche, pp. 169 ME PARÍ A MÍ MISMA Por Gloria Elena Palacios, poeta nicaragüense, pp. 172 MI ABUELO - Por Elizabeth Montero, poeta cubana, pp. 173 CASI AZUL - Por Paula Martínez, poeta colombiana, pp. 174 ESPANTAPÁJAROS - Por Lya Naranjo, poeta ecuatoriana, pp. 175 ECLIPSE - Por Marisol Flamenco, poeta salvadoreña, pp. 176 SOY EL SAHARA - Por Salka Embarek, poeta saharaui, pp. 178

351


NUEVAS SEMILLAS - Por Ana Maritza Aguirre, poeta peruana, pp. 180 TIERRA QUE REMECE - Por Micaela Gonzales, poeta peruana, pp. 181 INSOMNES - Por Queta Navagómez, poeta mexicana, pp. 182 A TI QUE MULTIPLICAS PANES Por María Esthela Astudillo, poeta ecuatoriana, pp. 183 INDULTO A LOS PRESOS MAPUCHES, Por Nora Noemí Zeliz Pirillo, poeta mapuche, pp. 185 EL ESQUELETO - Por Irina Ráfols, poeta uruguaya, pp. 186 PECERA - Por Mariene Lufriú, poeta cubana, pp. 188 TEJEDORAS - Por Maribel Lacave, poeta española, pp. 189 APREMIO - Por Milena Chaves, poeta costarricense, pp. 190 DE MUJERES - Por Arabella Salaverry, poeta costarricense, pp. 191 PARA QUÉ - Por Alejandra Segovia, poeta venezolana, pp. 192 LIBERTAD CONDICIONAL Por Montserrat Artavia, poeta costarricense, pp. 193 ¿QUÉ IMPORTA? - Por Leda García Pérez, poeta costarricense, pp. 194 HURACANES DE SIEMPRE Por Alejandra Flores, poeta hondureña, pp. 195 ESTE REGRESO HACIA LO QUE FUE Por Carmen del Pilar Serrano, poeta cubana, pp. 197 HAY UN RINCÓN - Por Dinorah Coronado, poeta dominicana, pp. 198 QUE ALCANCE - Por Cristina Sainz Sotomayor, poeta mexicana, pp. 199 ANTES DE MARCHAR - Por Darak Mohamed, poeta saharaui, pp. 201 HIPOCRESÍA - Por Zully García, poeta uruguaya, pp. 203 COMUNIÓN - Por Yolanda Rossman, poeta nicaragüense, pp. 204 ¿DE QUÉ COLOR SON MIS ALAS? Por Ninozka Auxiliadora Chacón, poeta nicaragüense, pp. 206 MORDEDURA DE TU BOCA - Por Raquel Martínez, poeta uruguaya, pp. 207 CONSIGNA LIBERTARIA Por María Fernanda Ceballos, poeta colombiana, pp. 208 REPETIDO HOLOCAUSTO -Por Marta Oliveri, poeta argentina, pp. 210 AGONIZAS TÚ Linda Margarita Redondo Lindamar, poeta hondureña, pp. 212 TRIGAL - Por Zahra Hasnaui, poeta saharaui, pp. 214 21 GRAMOS - Por Lucía Alfaro, poeta costarricense, pp. 215

352


POETAS DEL MUNDO - Por Ninfa Duarte, poeta paraguaya, pp. 216 ANAGNÓRISIS I - Elaine Vilar Madruga, poeta cubana, pp. 217 LOS PODEROSOS VIENEN - Por Mónica Suárez, poeta mexicana, pp. 219 BURBUJAS - Por Zulma Quiñones Senati, poeta portorriqueña, pp. 220 BOSTEZO DE VIENTO - Por Marietta Cuesta, poeta ecuatoriana, pp. 221 ORACIÓN - Por Luz Lescure, poeta panameña, pp. 222 IDENTIDAD - Por Marcela Pedrieri, poeta argentina, pp. 223 DAJLA - Por María Jesús Alvarado, poeta española, pp. 224 SUPONIENDO TERNURAS - Por Natacha Santiago, poeta cubana, pp. 225 GUARDIANA DEL VIENTO Por Martha Yolanda Garcés, poeta ecuatoriana, pp. 226 SON LAS DIEZ - Por Patricia Garza, poeta mexicana, pp. 227 A LA MITAD DE LA MURALLA CHINA Por Lilyán de la Vega, poeta mexicana, pp. 228 F A N T A S Í A - Por Corina Bruni, poeta salvadoreña, pp. 229 LA APARECIDA - Susana Boéchat, poeta argentina, pp. 230 EN LA CIUDAD DEL VIENTO - Por Fátima Galia, pp. 231 SIN NOMBRE - Por Paula Martínez, poeta colombiana, pp. 234 MI RETRATO - Por Graciela Vera, poeta uruguaya, pp. 235 TIERRA - Por Nurya González, poeta guatemalteca, pp. 236 EL TIEMPO Y LA ESPERA - Por Esperanza Jaén, poeta española, pp. 237 EL VUELO DE LA MARIPOSA Por Nuria de Espinosa, poeta española, pp. 238 UN ENCENDIDO MUNDO Por Laura Martínez Coronel, poeta uruguaya, pp. 239 NIÑOS DE CARTÓN Por Sara Castro Méndez, poeta costarricense, pp. 241 MOBBING LABORAL - Por Adela Vila, poeta española, pp. 243 INÚTIL - Por Sara Vanegas, poeta ecuatoriana, pp. 244 VOCACIÓN DE SAMARITANA Por Elizabeth Reinosa, poeta cubana, pp. 245 TRENZO ROSAS ROJAS EN MI PELO Por Rossana Estrada Búcaro, poeta guatemalteca, pp. 246 POEMA - Por Ivana Szac, poeta argentina, pp. 247 SAHARAUI, Por Susana Riviere, pp. 248 MUJER – Por Silvia Lostau, pp. 249

353


ÍNDICE AUTORAS

354


ADELA VILA, poeta española, pp. 86-87, 242-243 y 254 ADRIANA TAFOYA, poeta mexicana pp. 135-137 y 255 AFAF MALAININ TALEBUYA, poeta saharaui pp. 70 y 256 AIDA PÁRRAGA, poeta salvadoreña pp. 67 y 257

AILÉN BETANIA, poeta argentina pp. 19-21 y 258

ALEJANDRA FLORES, poeta hondureña pp. 48, 195-196 y 259 ALEJANDRA SEGOVIA, poeta venezolana pp. 46, 192 y 260 AMIRA AL AWDA, poeta palestina pp. 41, 152 y 261 AMALIA ISABEL DAIBES, poeta Argentina pp. 103 y 262 ANA MARITZA AGUIRRE GUTIÉRREZ, poeta peruana pp. 22, 180 y 263 AYLIÑ ÑANCUCHEO, poeta mapuche pp. 15, 90-94, 145-146 y 264 ARABELLA SALAVERRY, poeta costarricense pp. 9-10, 156, 191 y 265 BETTY CHIZ, poeta uruguaya pp. 139-140 y 266 CARMEN DEL PILAR SERRANO COELLO, poeta cubana pp. 104, 197 y 267 CORINA BRUNI, poeta salvadoreña pp. 69, 229 y 268 CRISTINA SÁINZ SOTOMAYOR, poeta mexicana pp. 35-37, 199-200 y 269 DARAK MOHAMED, poeta saharaui pp. 106, 201-202 y 270 DARLIN ELENA ARIAS, poeta nicaragüense pp. 122-123 y 271 DIANA ANNABEL ESPINAL MEZA, poeta hondureña pp. 157-158 y 272 DINORAH CORONADO, poeta dominicana pp. 105, 198 y 273 EDNA APONTE, poeta española pp. 100-101 y 274

ELAINE VILAR MADRUGA, poeta cubana pp. 54, 217-218 y 275

ELIZABETH MONTERO VALDÉS, poeta cubana pp. 173 y 276 ELIZABETH REINOSA ALIAGA, poeta cubana pp. 141- 142, 245 y 277 ESPERANZA JAÉN, poeta española pp. 99, 237 y 279 FÁTIMA GALIA, poeta saharaui pp. 124, 231-233 y 279

FEILAH MOHAMED-AHMED, poeta saharaui pp. 130-131 FRANCESCA RANDAZZO, poeta hondureña pp. 51 y 280

GLORIA ELENA PALACIOS MORA, poeta nicaragüense pp. 172 y 281 GRACIELA VERA, poeta uruguaya-española pp. 76, 235 y 282 IRINA RAFOLS, poeta uruguaya pp. 29-30, 154, 186-187 y 283

IVANA SZAC, poeta argentina pp. 95, 247 y 284

JEANNETTE L. CLARIOND, poeta mexicana pp. 132 y 285

355


JENNY LONDOÑO LÓPEZ, poeta ecuatoriana pp. 160-163 y 286 JUANA CELESTE POCHET CALA (Juanita), poeta cubana pp. 74-75, 118 y 287

JUSTINA CABRAL, poeta argentina pp. 133 y 288

LAURA MARTÍNEZ CORONEL, poeta uruguaya pp. 82-83, 239-240 y 289 LEDA MARIA GARCIA PEREZ, poeta costarricense pp. 102, 194 y 290 LEONOR PÉREZ, ilustradora chilena pp. 253 LILYAN DE LA VEGA, poeta mexicana pp. 68, 228 y 291 LINDA MARGARITA REDONDO

Lindamar

poeta hondureña, poeta hondureña pp. 38, 212-213 y 292 LUCÍA MORÁN, poeta guatemalteca pp. 134, 215 y 293

LYA NARANJO, Poeta ecuatoriana pp. 72-73, 175 y 294 LUCIA ALFARO, poeta costarricense pp. 116-117, 215 y 295 LUZ LESCURE, poeta panameña pp. 59, 222 y 296 MARCELA PREDIERI, poeta argentina pp. 60, 167, 223 y 293 MARÍA ALEJANDRA GARCÍA MOGOLLÓN, poeta colombiana pp. 98, 150 y 298 MARÍA BELÉN MUÑOZ, poeta ecuatoriana pp. 121 y 299 MARÍA CECILIA NAHUELQUIN, poeta mapuche pp. 62-63, 169-171 y 300 MARÍA ELENA SOLORZANO, poeta mexicana pp. 125-129 y 301 MARÍA ESTHELA ASTUDILLO, poeta ecuatoriana pp. 25-28, 183-184 y 302 MARÍA FERNANDA CEBALLOS, poeta colombiana pp. 111-112, 207-208 y 303 MARÍA GRACIELA MUÑOZ, poeta uruguaya pp. 88-89 y 304 MARÍA HUENUÑIR, poeta mapuche pp. 114-115 y 305 MARÍA JESÚS ALVARADO, poeta española pp. 33, 224 y 306 MARIAMALIA SOTELA, poeta costarricense pp. 119-120 y 307 MARIBEL LACAVE, poeta española pp. 44, 189 y 308 MARIENE LUFRIÚ, poeta cubana pp. 31-32, 155, 188 y 309 MARIETTA CUESTA, poeta ecuatoriana pp. 58, 221 y 310 MARISOL FLAMENCO, poeta salvadoreña pp. 42, 176-177 y 311 MARTA OLIVERI, poeta argentina pp. 11, 210-211 y 312 MARTHA ELENA HOYOS, poeta colombiana pp. 77 y 313 MARTHA YOLANDA GARCÉS AGUILAR, poeta ecuatoriana pp. 65, 226 y 314 MERIAM, poeta argentina pp. 61, 168 y 315 MICAELA GONZALES, poeta peruana pp. 45, 181 y 316

356


MILENA CHAVES MATAMOROS, poeta costarricense pp. 34, 190 y 317 MONICA SUÁREZ, poeta mexicana pp. 55, 219 y 318 MONTSERRAT ARTAVIA, poeta costarricense pp. 47, 193 y 319 NATACHA SANTIAGO, poeta cubana pp. 64, 225 y 320 NINFA ESTELA DUARTE TORRES poeta paraguaya pp. 52-53, 164-166, 216 y 321 NINOZKA CHACÓN BLANDÓN, poeta nicaragüense pp. 85, 159, 205 y 322

NORA NOEMÍ ZELIZ PIRILLO, poeta mapuche pp. 43, 153, 185 y 323 NURYA GONZÁLEZ, poeta guatemalteca pp. 79, 236 y 324 NURIA DE ESPINOSA, poeta española pp. 80, 238 y 325 PATRICIA GARZA, poeta mexicana pp. 66, 227 y 326 PAULA MARTÍNEZ, poeta colombiana pp. 12, 174, 234 y 327 QUETA NAVAGOMEZ, poeta mexicana pp. 23-24, 182 y 328 RAQUEL MARTÍNEZ, poeta uruguaya pp. 110, 206 y 329 ROSA MONTERO, poeta costarricense pp. 143 y 330 ROSSANA ESTRADA BUCARO, poeta guatemalteca pp. 14, 144, 246 y 331 ROSSE MARIE CABALLERO, poeta boliviana pp. 81 y 332 SALKA EMBAREK, poeta saharaui pp. 16, 178-179 y 333 SALKA HAMMA AMIDEH, poeta saharaui pp. 96-97, 149 y 334 SARA CASTRO MÉNDEZ, poeta costarricense pp. 84, 241 y 335 SARA VANEGAS, poeta ecuatoriana pp. 138, 244 y 336 SIBONEY DEL REY, poeta venezolana pp. 17-18, 151 y 337 SILVIA LOSTAU, poeta argentina pp. 148-148, 249-250 y 338 SOCORRO TREJO SIRVENT, poeta mexicana pp. 113 y 339 SUSANA RIVIERE, poeta argentina pp. 50, 248 y 340 SUSANA BOÉCHAT, poeta argentina pp. 71, 230 y 341 YANNI MARA, poeta uruguaya pp. 78 y 342 YOLANDA ELIZABETH ROSSMAN TEJADA poeta nicaragüense pp. 109, 205 y 343 ZHARA HASNAUI, poeta saharaui pp. 39-40, 214 y 344 ZULLY GARCÍA, poeta uruguaya pp. 107-108, 203-204 y 345 ZULMA QUÑONES, poeta portorriqueña pp. 56-57. 220 y 346

357


358


Todos los libros de la colección pueden leerse gratuitamente en el Blog de la Biblioteca de las Grandes Naciones.

1- CUENTOS TRADICIONALES SAHARAUIS

2- RELATOS DE PAÍS DE LOS SAHARAUIS

359


3- MIL Y UN POEMAS SAHARAUIS

4- ANTIGUOS CUENTOS DE テ:RICA

360


5- CUENTOS Y LEYENDAS DE ZUGARRAMURDI

6- CUENTOS DE ESCOCIA

361


7- XANA

8- TRASGU

362


9- HADAS DE IRLANDA

10- RELATOS DEL PAÍS DE LOS SAHARAUIS. LIBRO II

363


11- CUENTOS DE PALESTINA

12- Fテ。ULAS VASCAS

364


13- NUESTRAS POETAS DEL MUNDO

14- TRADICIONES NICARAGÜENSES

365


15- MIL Y UN POEMAS SAHARAUIS (LIBRO II)

PRÓXIMAMENTE

366


367


NUESTRAS POETAS DEL MUNDO II