Page 130

o la institución de formación docente debe conocer los parámetros, los estándares y los lineamientos para la incorporación de las TICs a la formación docente. También es importante que cuenten con acceso a herramientas que permitan a la institución evaluar en qué medida se ha logrado integrar las TICs a estos programas. Antes de comenzar a elaborar el plan, pueden utilizarse –o adaptarse de acuerdo a las necesidades específicas– algunas herramientas que pueden resultar útiles al equipo de planificación para evaluar el grado de integración de la tecnología a su programa de formación docente. Estas herramientas ayudarán a determinar en qué estado se encuentra el programa por medio de las siguientes preguntas: • ¿Cuáles son los recursos y las instalaciones tecnológicas de que dispone el programa? • ¿Qué conocimientos y aptitudes tecnológicas poseen el cuerpo docente y el personal? • ¿Cuáles son los recursos disponibles para la capacitación tecnológica del personal y el apoyo técnico? Como se observa en la Tabla 6.1, existe una serie de herramientas disponibles en internet para ayudar al equipo de planificación o a las instituciones de formación docente a evaluar su progreso en la incorporación de las TICs a sus programas. La tabla muestra que algunas de estas herramientas son específicas para los programas de formación docente e instituciones de educación superior, mientras que otras están diseñadas para evaluar la integración de la tecnología o la disposición hacia la misma en las escuelas del ciclo K-12. Los instrumentos de sondeo diseñados para la evaluación del ciclo K-12 a menudo han sido utilizados o adaptados para producir información que sirva para evaluar el grado de incorporación de la tecnología en la formación docente. Varias de las herramientas de evaluación que figuran en la tabla se utilizan a través de la web, permitiendo la presentación online de los formularios y el análisis automático de las respuestas. Los educadores de docentes pueden utilizar algunas de las herramientas para diseñar esquemas de autoevaluación del uso de la tecnología y de los conocimientos y aptitudes relacionados con él. Otras herramientas han sido diseñadas para brindar un esquema de evaluación para toda una escuela, universidad o programa de formación docente, y pueden ser útiles indicadores de la disposición a integrar la tecnología al programa. Si se prefiere, muchos de los formularios también pueden completarse del modo tradicional, es decir, con lápiz y papel. El TechBuilder de Edmin (2002) consiste en un paquete de herramientas y una base de datos específicamente diseñados para obtener y analizar información relativa al desarrollo de un plan tecnológico. Si bien fueron diseñados para las escuelas del ciclo K-12, las instituciones de formación docente pueden utilizar estas herramientas para elaborar un plan tecnológico integral.

132

tics  

tecnologia informacion y la comunicacion

Advertisement